Entradas etiquetadas como ‘vacío’

Ferrari: ¿el vaso medio lleno o medio vacío?

Fernando Alonso ha querido mandar un mensaje de optimismo a sus fans y tras el quinto puesto logrado en el GP de Australia ha colgado en Twitter (alo_oficial) la foto que os paso al principio con el siguiente mensaje:

“Buff, q batallas…! Sabemos q hay q mejorar mucho pero yo hoy veo el vaso medio lleno. ;)) ! Luego os cuento cosas..”

No hay duda de que el optimismo de Alonso es una señal muy positiva y es evidente que el Ferrari F2012 ha ido en carrera mucho mejor de lo que fue ayer en calificación. El quinto puesto es un excelente resultado para Fernando tras el desastre de ayer y su remontada ha sido sencillamente espectacular.

Pero que nadie se engañe. A día de hoy, el Ferrari corre porque Alonso está al volante. Sin el sobresaliente pilotaje del asturiano, el F2012 es un coche del montón que necesita una evolución completa si quiere aspirar a algo.

En Melbourne hemos comprobado que los McLaren y los Red Bull están a otro nivel. Me duele decirlo, pero por ahora son los dos únicos aspirantes al título. Solo nos queda cruzar los dedos para que Button, Hamilton, Vettel y Webber se repartan las victorias de la forma más equitativa posible, mientras Ferrari se pone las pilas en estas primeras carreras.

Williams y Lotus también tienen coches más rápidos que Ferrari, pero el plus que inyecta Fernando a los monoplazas rojos ha permitido dejarlos atrás. Felipe Massa, por ejemplo, no ha podido con ellos y su batalla ha sido contra Sauber, Force India y Toro Rosso.


Mercedes también cuenta con un coche más rápido que el Ferrari, pero solo en calificación. Las flechas de plata han sido las grandes perdedoras al sufrir serios problemas de fiabilidad y de desgaste de neumáticos. Sin embargo, es mucho más sencillo solucionar los problemas de fiabilidad que la falta de velocidad. Pueden recuperarse.

PD. El accidente de Pastor Maldonado con el Williams en la última vuelta cuando intentaba dar caza a Fernando Alonso demuestra lo que puede ocurrir cuando se intenta seguir el ritmo estratosférico del asturiano sin apenas neumáticos.