BLOGS
Reflexiones de una librera Reflexiones de una librera

Reflexiones de una librera
actualizada y decidida a interactuar
con el prójimo a librazos,
ya sea entre anaqueles o travestida
en iRegina, su réplica digital

Entradas etiquetadas como ‘walter scott’

Bibliopatinas (y mucho) si no lees un novelón como Ivanhoe, de Walter Scott

Cualquier momento es bueno para disfrutar de la obra máxima de uno de los padres de la novela histórica: Ivanhoe, de sir Walter Scott.

Con múltiples adaptaciones a celuloide, televisión, teatro, animación e incluso a un musical, su trama de intrigas palaciegas, torneos medievales, traiciones, damas y caballeros es parte del imaginero popular. Peeero, aún así y por desgracia, es una más de esas novelas imprescindibles que son las grandes no leídas de las letras.

Para prueba mi conversación reginaexlibrislandiana de hace un par de días con un cliente asiduo de la librería:

Cliente: Regina, anda, recomiéndame algo bueno pero entretenido. Algo para disfruar, evadirme y disfrutar como un enano… que me voy una semanita y quiero desconectar.

Regina: ¿Te has leído Ivanhoe, de Walter Scott?

Cliente: ¿Ivanhoe? Pues no. Vi  varias veces la peli de los cincuenta con Liz Taylor. Muy entretenida con las cruzadas, los caballeros y demás.

Regina: Pues es un novelón y, más aún, pionera del género de novela histórica.

Cliente: Mmm, ¿y no será un poco, no sé, densa? ¿No me aburrirá?

Regina: ¿Aburrirte? ¡Querido, es todo un biblioplanazo!

Cliente: ¿Seguro?

Regina: Dímelo tú… ponte el calzón, la cota de malla, el yelmo y el escudo, hazte con tu espada y una maza, conviértete en el azote de los malditos normandos que han aprovechado que estabas de cruzado en Tierra santa para despojarte de todo, vence en un torneo al imbatible Caballero Negro, recupera tu buen nombre y tu herencia, asalta fortalezas y castillos, rescata damas en apuros, recupérate de tus heridas, haz prisioneros a esos traidores, deja que el mismísimo Robin Hood te saque de una mazmorra infecta, ayuda a destronar al usurpador Juan sin Tierra para devolver a Ricardo Corazón de león su legítima corona de Inglaterra… y todo eso en tiempo récord y mientras lidias, eso sí, con dos hermosas mujeres que se disputan tu amor, la judía Rebecca de York, a quien amas, y la aristócrata lady Rowena, colgada de vos. ¿Se puede pedir más para una tarde de asueto y desconexión?

Cliente: ¡Ja, ja, ja, ja! Hombre, claro, es que visto así, Regina… ¡pinta bien!

Al final se la llevó en la edición de Penguin Ramdon House, e iba cargadito de biblioentusiasmo,

Y seguro que no le decepcionará, porque la novela, trepidante de principio a fin, lo tiene todo para brindar una experiencia lectora absolutamente alucinante que no deberías dejar de lado.

Está ambientada en la convulsa Inglaterra medieval, donde, durante el reinado de Ricardo Corazón de León, el país bullía en una lucha continua entre los sajones subyugados y sus nuevos señores normandos, que ejercían su poder con demasiada alegría y muy poca cabeza, mientras exprimían a un pueblo cada vez más y más miserable.

Por ese escenario deambulaban caciques de medio pelo enriquecidos y ebrios de poder, caprichosas y altivas normandas, hermosas damas judías desposeídas de su abolengo y espoleadas por su origen.

También templarios, clérigos, usurpadores de sangre azul y turbias intenciones, consejeros ladinos, nobles déspotas, caballeros imbatibles en torneos a vida o muerte, y antihéroes de alta cuna emperrados, como Robin Hood, en reinstaurar el viejo orden en Inglaterra y acabar con las injusticias, los abusos y el hambre a flechazos.

Así que con el talento brutal de Walter Scott, en ese escenario y con semejantes personajes las luchas encarnizadas, los romances, las emboscadas, los desamores, las traiciones, los asedios a castillos y fortalezas, los torneos de caballeros, las estancias efímeras en húmedas mazmorras, los rescates de damas ultrajadas, las escaramuzas y las aventuras de pelaje múltiple están más que aseguradas a cada salto de línea.

¿Alguien da más en una novela?

Permitidme que lo dude… y mucho, queridos. Palabra de Regina exlibris.

Y para terminar os dejo un aperitivo de celuloide con el trailer de la legendaria adaptación homónima de 1952, con Robert Taylor y Elizabeth Taylor en las pieles de Ivanhoe y de Rebecca de York: