BLOGS
Lo que no nos cuentan Lo que no nos cuentan

"Cerré mi boca y te hablé de mil maneras silenciosas". Rumi

¿La lengua de signos es comunicación no verbal?

En este vídeo tenéis un bello ejemplo para apreciar la transmisión y la interpretación de un mismo mensaje a través de la canción de forma oral y a través de la gestualidad propia del lenguaje de signos. Lo que me hizo plantearme si esta forma de comunicación puede encajar en la definición y concepto de comportamiento no verbal.

La lengua de señas, o lengua de signos, es una lengua natural de expresión y configuración gesto-espacial y percepción visual (o incluso táctil por ciertas personas con sordoceguera), gracias a la cual los sordos pueden establecer un canal de comunicación con su entorno social, ya sea conformado por otros sordos o por cualquier persona que conozca la lengua de señas empleada. Mientras que con el lenguaje oral la comunicación se establece en un canal vocal-auditivo, el lenguaje de señas lo hace por un canal gesto-viso-espacial.

La lengua de señas, o lengua de signos, es una lengua natural de expresión y configuración gesto-espacial y percepción visual (o incluso táctil por ciertas personas con sordoceguera), gracias a la cual los sordos pueden establecer un canal de comunicación con su entorno social, ya sea conformado por otros sordos o por cualquier persona que conozca la lengua de señas empleada. Mientras que con el lenguaje oral la comunicación se establece en un canal vocal-auditivo, el lenguaje de señas lo hace por un canal gesto-viso-espacial.

No creáis que es una cuestión sencilla. Hay bastante controversia al respecto, incluso yo misma he tenido que cambiar mi hipótesis inicial cuando me realicé esta pregunta e investigué sobre el tema. Yo pensaba que sí, que la lengua de signos formaba parte de la comunicación no verbal ya que en la primera no se emiten sonidos y es icónica y que la segunda la podemos definir como ‘toda conducta que no sea verbal’. Pero la lengua de signos tiene unas particularidades especiales que la encuadran realmente como comunicación verbal:

  • En primer lugar hay una razón fisiológica: el cerebro se divide en dos hemisferios, el izquierdo controla lo relacionado con la información lingüística y el derecho lo relacionado con la información espacio-situacional. Dentro del hemisferio izquierdo hay dos áreas diferenciadas: Brocca (encargada de la producción de mensajes) y Wernicke (encargada de la comprensión de mensajes). Se ha demostrado que cuando una de estas áreas se ve afectada se produce una incapacidad al expresar o comprender un mensaje, y esto es independiente de si la persona utiliza una lengua oral o una lengua de signos. 
  • Además, la lengua de signos está formada por un código totalmente autónomo con respecto a la lengua oral. Los signos que se utilizan no son espontáneos ni individuales, son gestos completamente lexicalizados.
  • Por otro lado, la lengua de signos tiene una estructura lingüística propia. Al igual que los fonemas existen en español oral, la lengua de signos española posee «parámetros», unidades mínimas en las que puede dividirse cada signo: configuración de las manos, orientación de la palma de cada mano, punto de contacto, localización, plano, movimiento, dirección y componente no manual. También tiene unas normas en cuanto a la estructura sintáctica: se empieza por expresar lo general y se termina con lo específico, los verbos van al final, etc.

  • La persona que utiliza la lengua de signos también utiliza a la vez una comunicación no verbal propia: Y ésta sí que es individual y específica de cada uno. Este uso ‘particular’ del lenguaje no impide utilizar elementos de la comunicación no verbal, como la postura que se adopta al interaccionar con alguien, lo ‘grandes’ que se hagan los signos (si signas sólo delante de la cara y apenas moviendo las manos y los brazos indicas que eres una persona tímida o que no estás seguro de lo que estás diciendo, pero si signas usando todo el espacio de ‘signación’, configuras perfectamente los signos y haces movimientos seguros y amplios, indicas que eres una persona segura o que estás convencida de lo que estás diciendo), las expresiones faciales que se realizan de forma automática cuando se está pensando, etc.
  • Al igual que las lenguas orales, están sujetas al proceso universal de cambio lingüístico que hace que evolucionen con el tiempo y eventualmente una misma lengua puede evolucionar en lugares diferentes hacia variedades diferentes. No es universal, hay lengua de signos americana, mexicana, francesa, británica o alemana. En España coexisten tres diferentes: española, catalana y valenciana. Que todas las lenguas de señas son parecidas es falso. Las lenguas de señas difieren entre sí, tanto en el léxico (conjunto de señas o signos gestuales) como en la gramática, tanto como difieren entre sí las lenguas orales.

Nos queda claro, las lenguas de señas son lenguas naturales que tienen estructuras gramaticales perfectamente definidas. De hecho, existen personas, incluso oyentes, cuya lengua materna es una lengua de señas. El proceso de adquisición lingüística estudiado en niños que tienen por lengua materna una lengua de señas sigue etapas totalmente análogas a la adquisición de las lenguas orales (balbuceo, etapa de una palabra, …). Además, los procesos de analogía morfológica, la elipsis, los cambios ‘fonológicos’ o la asimilación también se dan de idéntica forma en las lenguas de señas.

 

 

*Fuente de consulta: Blog de la especialista en tradución e interpretación Nazaret Reyes Bugarín.

 

 

4 comentarios

  1. Dice ser De lunes

    Impresionante artículo/video!!! Realmente interesante todo lo que se refiere y todo un mundo por descubrir!

    20 Junio 2016 | 12:05 pm

  2. Dice ser Yo mismo

    la lengua de signos es un “idioma” al que no le prestamos casi atención hace unos años,pero que hoy en día se encuentra en uno de sus momentos más importantes al haberse “descubierto” como un elemento indispensable en la comunicación de las personas que sufren algún tipo de problema que les impide comunicar como se hace “normalmente”.

    ánimo y gracias por iniciativas tan bonitas como esta

    20 Junio 2016 | 8:19 pm

  3. Dice ser Arasta

    La lengua de signos Sí es comunicación verbal como la lengua ora porque la primera tiene una estructura lingüística propia. Al igual que los fonemas existen en español oral. Un saludo.

    20 Junio 2016 | 9:45 pm

  4. Dice ser David

    Es un error muy típico (incluso en los libro de texto de centros escolares) el confundir el concepto lenguaje verbal con lenguaje oral. La lengua de signos es indudablemente lenguaje verbal pero no oral, sino signado

    21 Junio 2016 | 10:16 am

Los comentarios están cerrados.