BLOGS
Lo que no nos cuentan Lo que no nos cuentan

"Cerré mi boca y te hablé de mil maneras silenciosas". Rumi

¿Cómo detectar el dolor en personas que no pueden expresarlo o quieren fingirlo? ¿Y en los animales?

Codificación facial de la expresión de dolor en humanos y animales.

Codificación facial de la expresión de dolor en humanos y animales. Fotografía de la Asociación Internacional del Estudio del Dolor.

La evaluación del dolor en los seres humanos se basa en el auto-informe, pero bebés, ancianos, niños y mayores con algún trastorno del lenguaje, autismo, carencias en la capacidad intelectual y un largo etc, no pueden expresar con palabras lo que experimentan en su interior, y el dolor en esta incapacidad comunicativa es una de las emociones con mayor trascendencia. También están las personas que pueden expresarlo pero quieren fingirlo por algún interés especial en ello, y por último los animales, que por razones obvias, no se pueden expresar verbalmente y su lenguaje corporal (que también lo tienen) será fundamental para identificar en sus caras sensaciones fundamentales para la supervivencia, como el dolor.

La expresión facial de este sufrimiento ofrece una oportunidad importante para una mejor comprensión, evaluación y control del dolor. Ciertos movimientos de los músculos faciales serán predictores sensibles y específicos de la presencia y gravedad de dolor. Esta configuración concreta de la cara de dolor se ha demostrado como relativamente consistente a través de desarrollo humano (desde la infancia a la edad adulta), entre los seres humanos de diferentes culturas y en animales, lo que da cuenta de la universalidad de esta emoción.

Este enfoque fue posible gracias a la creación del Sistema de Codificación Facial de Ekman y Friesen, en el cual se estructuran los movimientos de los músculos faciales humanos en ‘unidades de acción’ (AUS). Ciertas configuraciones de estas unidades corresponden de forma fiable a los diferentes estados emocionales de los humanos. Como vemos en la imagen, la cifra correspondiente identifica las unidades administrativas más comúnmente asociadas con el dolor en recién nacidos (Figura A) y adultos (Figura B). El estudio de la expresión facial de dolor en bebés, usando el Sistema de Codificación Facial Neonatal (NFCS), proporciona una evidencia objetiva en un momento en que muchos dudaron de la capacidad de los niños para percibir el dolor. La expresión facial del dolor es en gran parte una reacción espontánea a los estímulos nocivos pero, en cierta medida, está sujeto a un control voluntario; los niños a partir de 8 años de edad son capaces de manipular su expresión facial del dolor.

Teniendo en cuenta la comunicación no verbal similar entre los bebés y los animales no humanos, la expresión facial del dolor parece proporcionar una solución a los segundos, especialmente teniendo en cuenta a Darwin y su predicción directa de continuidad evolutiva de la expresión facial de las emociones. Langford y su equipo adaptó la NFCS humana al ratón para crear una escala de la expresión de ratón, con las AU similares a los humanos, pero con los cambios específicos propios de los roedores (en el bigote y la posición del oído) (Figura C). Esta escala se ha adaptado posteriormente a la rata, conejo, caballo (Figura D), y gato. La cuantificación del dolor a través de la expresión facial en estas especies ha demostrado tener una alta precisión y fiabilidad, es útil para indicar tanto procesos como postoperatorios dolorosos, así como para evaluar la eficacia de los analgésicos. Este enfoque está siendo adoptado cada vez más en la investigación y cuidado veterinario.

 

 

 

 

*Fuente de referencia: Ontogeny and phylogeny of facial expression of pain. Christine T. Chambers and Jeffrey S. Mogilb.

4 comentarios

  1. Dice ser Gris

    Al final, los animales son más humanos que los propios humanos

    11 Abril 2016 | 10:10 am

  2. Dice ser José Luis

    Muy buen artículo, me ha gustado mucho poder leerlo, enhorabuena a la autora.
    Es lo que se espera en un blog de este tipo. Esto y no el sensacionalismo de si los coreanos tienen cara de yo que sé qué (obviando sesgos sociales y culturales en la expresión de la emoción) buscando solo sensacionalismo sin informar de nada (pero bueno, sus visitas habrá tenido. Todo por la “audiencia”. También aquí).
    Con este cualquiera ha aprendido algo de su lectura. Gracias.

    11 Abril 2016 | 11:53 am

  3. Dice ser pimpam

    excelente articulo

    11 Abril 2016 | 2:47 pm

  4. Dice ser liliana Monsivais Guzman

    excelente información estoy tomando un curso de comunicación efectiva y comportamiento no verbal y vemos que con el lenguaje sólo expresamos un 10% de nuestras emociones lo demás es comportamiento no verbal. Gracias por compartir.

    11 Abril 2016 | 8:23 pm

Los comentarios están cerrados.