BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Entradas etiquetadas como ‘sostenibilidad’

La economía circular, una prioridad de los investigadores

La economía circular, el sistema de aprovechamiento de recursos donde prima la reducción, la reutilización y el reciclaje de los elementos, es desde hace años una prioridad para la Comisión Europea,  que  ha adoptado medidas para ayudar a las empresas y a los consumidores europeos en la transición a una economía más sólida y circular, donde se utilicen los recursos de modo más sostenible.

En esta línea, instituciones, universidades y empresas han introducido la economía circular como objetivo prioritario y fomentan estudios e investigaciones que cambien el “producir, usar y tirar” por el “reducir, reusar y reciclar”.

Es el objetivo del  Programa de Generación de Ideas, una iniciativa para dotar de herramientas a investigadores y doctores en la creación de soluciones innovadoras en economía circular, que promueven la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y la Generalitat de Catalunya.

El proyecto Greene3D, que combina innovación y economía circular y que propone el desarrollo de material sostenible destinado a la impresión 3D a partir de residuos orgánicos y bioplástico, ha sido premiado en la 8ª edición del Programa de Generación de Ideas.

Este proyecto, realizado por Laura López Mir, doctora en física de Materiales, y Beatriz Espinosa Aquino, doctoranda en el Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la UAB, ha obtenido los  2.500 euros del premio y seis meses de incubación en el edificio Eureka del Parc de Recerca de la UAB.

Greene3D  utiliza como residuo el hueso de aceituna, un recurso muy abundante y accesible en España. Actualmente, el hueso de aceituna ya se utiliza como biocombustible, como aditivo para cemento y cerámica o como filtro de metales pesados. Las dos investigadoras le añaden la ventaja de la fabricación a medida que ofrece la tecnología 3D. Entre las potenciales aplicaciones del material se encuentran la absorción de metales pesados, el filtrado de aire o las piezas industriales ligeras con propiedades de aislamiento acústico y térmico.

El segundo premio (1.500 euros y 6 meses de incubación en el edificio Eureka) ha sido para Cerclab, impulsado por Marta Santamaría, investigadora de la Universidad Politécnica de Barcelona, y Gerardo Ezequiel y Erica Volpini, socios fundadores de Semilla. Se trata de un laboratorio 4.0 que tiene el objetivo de aprovechar el plástico reciclado para crear nuevos productos de valor.

En el programa de Generación de Ideas se han desarrollado otros proyectos como:

Acurem: desarrolla un producto biológico que permite descontaminar acuíferos contaminados por compuestos organoclorados. El tratamiento que propone se basa en un consorcio natural altamente enriquecido con bacterias que pueden transformar compuestos tóxicos y cancerígenos como el tricloroetileno y diclorometano en compuestos inofensivos como el etileno y acetato.

BeWater: una planta de desalinizadora flotante descentralizada, que permite obtener agua potable a partir de agua del mar. Es una plataforma móvil situada en el mar cerca de la costa y alimentada por molinos eólicos que podrá abastecer las demandas de agua estacionales de las ciudades costeras.

Water Filter & Feathers: proyecto que amplía la vida útil de las plumas de aves de corral a través de un sistema de economía circular. Propone utilizar las plumas como filtros para limpiar las aguas residuales de la industria textil, permitiendo su reutilización dentro del proceso de fabricación.

ZIN: Se basa en la creación de una única red multilingüe de operadores de servicios de recursos humanos y de turismo de negocio que sea al máximo sostenible, responsable socialmente y de acuerdo con la economía circular.

El primer ‘cohousing’ ecosocial de Madrid financia su obra con bancos éticos

Entrepatios Las Carolinas, la primera promoción de viviendas bajo el modelo de derecho de uso en Madrid capital, acaba de firmar un acuerdo de financiación con dos bancos éticos, Triodos Bank y Fiare Banca Ética, para la construcción de 17 viviendas ecológicas en régimen de cooperativa de cesión de derecho de uso en el distrito de Usera.

La financiación asciende a un total de 3.292.000 euros, y cada una de las entidades financieras apora el 50% de este montante. Por su parte, la cooperativa ha contribuido al proyecto mediante la compra del suelo con fondos propios, lo que convierte a esta promoción en el primer proyecto de cohousing en suelo libre destinado a ser la vivienda habitual de sus personas socias, construida con criterios muy exigentes de sostenibilidad en Madrid. Esta aportación ha supuesto una inversión por parte de cada socio o socia de unos 50.000 euros.

El cohousing es una fórmula habitacional que busca mezclar en un mismo entorno residencial la dimensión privada, común y pública de sus residentes a través de un acceso a la vivienda no especulativo en la que todos los miembros del complejo residencial son socios de una cooperativa, que es la propietaria de las viviendas y que cede a los residentes el derecho de uso de por vida.

La cooperativa Entrepatios ha optado por este régimen de cesión de derecho de uso, que además puede ser indefinido en el tiempo, transmitido y heredado.

Este proyecto responde a una filosofía de vida muy extendida en algunos países del norte de Europa y en otros como Uruguay; las personas socias, en un modelo participativo y asambleario, deciden con el estudio de arquitectura todas las cuestiones relacionadas con el espacio que habitarán, como la ubicación, el diseño o el tamaño de las viviendas. Este modelo de gestión inmobiliaria, inédito en Madrid, es una alternativa al alquiler y la compra.

Leo Bensasón, socio director de Logica’eco, entidad gestora del proyecto, señala que “este modelo de vivienda recupera lo mejor de la convivencia vecinal y evita la especulación con un bien de primera necesidad como es la vivienda. Además, se introduce la visión a largo plazo a la hora de calcular los costes, lo que permite ahorros de hasta un 15% gracias a las medidas de eficiencia energética”.

Para adquirir este derecho de uso, cada miembro de la cooperativa ha realizado una aportación inicial, a la que suma una cuota de uso mensual no retribuible de alrededor de 700 euros por vivienda. Las viviendas tendrán una superficie de entre 60 y 80 m2 y contarán con casi 300 m2 de superficies comunes que incluyen comedor, patio interior, local de juegos y cubierta.

La banca ética como socia financiera

Para completar las necesidades económicas de este proyecto sin ánimo de lucro, los socios de la cooperativa han decidido recurrir a la banca ética para solicitar financiación. Tanto Triodos Bank como Fiare Banca Etica han aportado a partes iguales a este proyecto la cantidad necesaria para la ejecución de la obra.

Este concepto de vivienda parte de una visión ecosocial, que abarca desde la toma de decisiones asamblearia, la participación en grupos de consumo locales o el modo de vida comunitario, con especial atención al desarrollo de zonas comunes en detrimento de espacios de uso privativo, hasta la aplicación de criterios de sostenibilidad en la construcción.

Se pretende experimentar con otras maneras de vivir en el corazón de las ciudades, que tengan en cuenta la sostenibilidad ambiental del edificio y del uso de recursos como el agua o la energía, construyan comunidad de vecinas y vecinos basada en las relaciones de apoyo mutuo y propongan alternativas en un mercado inmobiliario desaforado, en opinión de Belén Macías, portavoz de Entrepatios Las Carolinas.

Construcción sostenible

Los miembros de la cooperativa Entrepatios Las Carolinas han optado por edificar con criterios de construcción sostenible, que les permite además disminuir la generación de emisiones, así como reducir los costes de suministros energéticos de sus hogares. Esto se traduce en una mejor calidad de vida, que incorpora aspectos adicionales como la salud y el confort.

sAtt es el estudio de arquitectura responsable del diseño de la promoción que, junto con la participación de la cooperativa, ha apostado por un edificio de máxima eficiencia energética, lo que se define por un edificio de energía casi nula, además de introducir otras medidas como el uso de materiales ecológicos, la producción de energía renovable y la reutilización del agua.

El edificio ha sido diseñado con los criterios del estándar Passivhaus y contará con el certificado del Ecómetro Vivienda. Ambos sistemas recogen los criterios de ecología aplicada a la arquitectura más ambiciosos en los diferentes campos. El edificio es de los primeros que se construye con estructura de madera (sistema CLT) en Madrid. La madera reduce notablemente la huella de carbono y agiliza su construcción.

Las condiciones de orientación y soleamiento de la parcela han favorecido la optimización del diseño bioclimático del edificio, maximiza la captación solar en invierno como calefacción pasiva y permite la protección solar en verano. Las viviendas tendrán un mínimo consumo de energía en climatización, viviendas certificadas A+, un alto grado de confort térmico y una elevada calidad del aire interior gracias a la ventilación mecánica controlada de doble flujo con recuperación de calor de la que disponen. A su vez, se ha tenido en cuenta el impacto de los materiales atendiendo a su análisis de ciclo de vida (fabricación, transporte…). También se han tenido en cuenta certificados para controlar el origen y la gestión de la madera como es el certificado FSC.

Para los casos en los que sea necesario usar energía de fuentes adicionales, será de origen 100% renovable, una parte de producción propia a través de los paneles fotovoltaicos y la aportada a las cocinas solares con las que contará la comunidad, y la restante, a través del suministro de una comercializadora de energía 100% renovable.

El edificio contará con un sistema de recogida de agua de lluvia y dispondrá de un doble circuito de tuberías para reutilizar las aguas grises en cisternas o riego. No va a tener emisiones de CO2 ya que es un edificio totalmente electrificado, de consumo casi nulo, y el poco consumo que va a tener es 100% renovable.

 

La estación madrileña de Príncipe Pío, entre las líderes en sostenibilidad

La estación de Príncipe Pío, en pleno corazón de Madrid, está a la cabeza en materia de sostenibilidad medioambiental, eficiencia energética y medidas de adaptación al cambio climático y entre las 27 estaciones de transporte del mundo analizadas en el Índice de Desarrollos Orientados a la Movilidad 2018 (MODex, por sus siglas en inglés).

Este baremo, presentado por Arcadis, lo lidera la estación de New York Grand Central, por el elevado número de conexiones y tipos de transporte de los que dispone en un área metropolitana de gran densidad, y le siguen las estaciones de Washington DC Union y de Hong Kong HKU. Dentro del top 10, cuatro puestos están representados por estaciones europeas: Paris Gare du Nord, Rotterdam Central Station, London Kings Cross – St. Pancras y Madrid Príncipe Pío.

El Índice analiza 27 núcleos de transporte urbano del mundo y evalúa cuatro indicadores individuales: la conectividad, el entorno urbano, el entorno social y el desarrollo económico de cada núcleo de transporte. El objetivo de este estudio es analizar la eficiencia de las estaciones de transporte y el valor que aportan al entorno, población e inversores.

Príncipe Pío, único centro español presente en este análisis, es la cuarta estación europea del índice y la séptima de las analizadas en el mundo. Encabeza el indicador entorno urbano, que evalúa su sostenibilidad medioambiental, al contar con medidas como la utilización de iluminación LED, puntos de recarga de vehículos eléctricos o sistemas de climatización basado en aerotermia.

Además, en Príncipe Pío se han integrado recientemente varias líneas de autobuses híbridos que unen la estación con el área sur de la Comunidad de Madrid. El índice también destaca la calidad de los espacios públicos cercanos como el parque del Oeste y los Jardines del Campo del Moro, además de su proximidad al Palacio Real. Las siguientes posiciones del indicador entorno urbano las ocupan las estaciones europeas de Rotterdam Central, Berlin Hauptbahnhof y Amsterdam Zuid.

En cuanto al entorno social, la estación madrileña forma parte del top 10 de los centros analizados y ocupa el puesto 8. Destaca por la combinación de los espacios comerciales, de ocio y restauración que crean un centro urbano mixto y enriquecen la calidad de vida de la población y aportan valor económico a la zona, según el estudio.

La seguridad de los pasajeros y la resiliencia de la estación son variables que también se han tenido en cuenta a la hora de evaluar este indicador. La densidad del área hace que las estaciones norteamericanas lideren este indicador, encabezado por New York Grand Central Terminal.

En materia de desarrollo económico, la estación de Washington Union se sitúa a la cabeza, debido en gran parte a la elevada concentración de oficinas gubernamentales de la zona. Le siguen estaciones como Hong Kong HKU y New York Grand Central Terminal, ubicadas en áreas urbanas de gran actividad económica. En  estas variables, la estación de Príncipe Pío se encuentra en la segunda mitad del índice.

Marcos Uttley, director general de Arcadis España y Portugal, señala que “las estaciones deben anticipar la forma en la que los futuros desarrollos tecnológicos proporcionarán nuevas formas de transporte de personas, bienes y servicios, construyendo a su vez entornos urbanos sostenibles. De esta forma, se atraerá a personas y negocios, permitiendo así una mayor prosperidad económica en la zona. En definitiva, las terminales de transporte son más que una zona de paso a la que llegan y de la que parten viajeros”.

El intercambiador de ropa, para consumir menos y crear más

Greenpeace, Fashion Revolution y Shareable han propuesto que la próxima semana, entre el 2 y el 10 de diciembre,  declaremos la guerra al consumo, como ya he contado aquí, con una iniciativa denominada “Haz algo”.

Siguiendo el consejo, Altrapo Lab, el laboratorio de reciclaje textil que propone  consumir menos y crear más, se ha sumado a las jornadas que se celebran en el Palacio de Santa Bárbara, en Madrid, el sábado y el domingo 2 y 3 de diciembre.

Es un acto gratuito organizado por Greenpeace con talleres creativos pensados para toda la familia, intervenciones sobre otras formas de consumo, actuaciones musicales, documentales, juegos y muchas sorpresas y diversión.

Entre todas estas actividades previstas, Altrapo Lab ha organizado un intercambiador de ropa al que acudir con las prendas y complementos que ya no te pongas y cambiarlas por otras que te gusten más. “Esto es una nueva forma de concebir el consumo de una manera más sostenible y todos te lo agradeceríamos desde el fondo de nuestros armarios”, dicen sus organizadores.

¿Cómo funciona? Cada participante podrá llevar  un máximo de cinco prendas de las que se quiera desprender. Para el intercambio posterior,  las prendas se cambiarán por puntos. Dependiendo del tipo de prenda se recibirá  un número de puntos.

Serán dos las formas de intercambio:
Recepción previa: Los participantes traen sus prendas dos horas antes del intercambio (de 11 a 13 h) y se llevan un número de puntos dependiendo del tipo de prendas que aporten. De esta manera, se valoran y se etiquetan, para después exponerlas cuando se inaugure el evento. Trayendo la ropa con antelación, se llevarán una bonificación en puntos.

Recepción en directo: Los participantes traen tus prendas el mismo día del intercambio, de manera que tendrán que pasar por el punto de recogida y esperar unos minutos a que hagan la valoración de sus prendas y les den sus puntos correspondientes para canjear por otras.

En el momento en el que las personas dejan su ropa para que entre dentro del circuito del intercambio, no se asegura poder recuperarla, incluso si no se llevan ninguna otra prenda. Sin embargo, podrán conservar los puntos que no hayan canjeado y tener la oportunidad de volver a usarlos en un posible futuro intercambio de ropa.

Toda la ropa que no sea intercambiada será donadaRecumadrid, cooperativa social, integrante de Aeress Recuperadores, cuya actividad principal es la recogida, recuperación y reciclaje de textil, muebles y electrodomésticos.

Al intercambiador se puede llevar todo tipo de prendas a excepción de: ropa interior, calzado, pijamas, ropa de hogar (toallas, sábanas), camisones, ropa infantil, complementos o accesorios como collares por ejemplo. Y todas las prendas tienen que estar en buen estado, sin manchas, ni agujeros, ni excesivamente desgastadas, lavadas y bien presentadas.

Durante todo el fin de semana,  también habrá talleres para hacer muebles, otro de instrumentos reciclados, de juguetes o de costura de guerrilla, entre otras muchas actividades.

Todo el programa, pincha aquí.

AWFF, un festival de cine comprometido con el progreso sostenible

El festival de cine documental y progreso sostenible Another Way Film Festival (AWFF), dirigido por Marta García Larriu, celebrará su tercera edición del 6 al 8 de octubre en la Cineteca, en Matadero Madrid, con el objetivo de sensibilizar e informar al público sobre los retos medioambientales a los que nos enfrentamos y sus posibles soluciones a través de la cinematografía más puntera y arriesgada.

Contará además con diversas actividades centradas en el progreso sostenible y sus tres pilares: social, económico y medioambiental.

La película inaugural será Thank you for the rain, de la directora noruega Julia Dahr y el granjero keniano Kisilu Musya, documental sobre el cambio climático. Dahr y Musya se conocieron de manera casual. De este encuentro surgió la película, que incluye grabaciones realizadas por Musya de su vida, de su familia, su pueblo, los efectos del cambio climático sobre ellos y su conversión en líder de la comunidad y en activista a escala mundial.

El eje principal del festival son las 15 películas documentales, divididas en dos categorías: Sección Oficial e Impacto. Las películas a competición optan a un Premio del Jurado de 650€. Además, las películas de ambas secciones optarán a un Premio del Público, que consiste en un prenda especial de la marca Ecoalf.

Ambos premios se darán a conocer durante la sesión de clausura, el 8 de octubre. Este mismo día también se entregarán los premios a los participantes del concurso de cortos Rueda por el cambio, patrocinado por Signus. Los 22 cortos seleccionados se pueden ver en el canal de Youtube y en la web de AWFF. El más visto conseguirá el Premio del Público.

Además de la programación cinematográfica, el festival ha organizado una serie de actividades sostenibles para adultos, niños, jóvenes y empresas que completarán la programación de este año. Port ejemplo, habrá un master class de yoga y talleres para que los niños tomen conciencia de la importancia de cuidar el medio que les rodea.

Tanto las clases de yoga como los talleres tienen un coste de 10€. La mitad del dinero recaudado con la venta de entradas irá destinado a la financiación del proyecto Del campo al cole, asociación dedicada a fomentar que los colegios sirvan alimentos agroecológicos en los comedores.

Otra propuesta que se celebra por segundo año, en colaboración con la Asociación Sannas, son las Cosechas. En total, 12 empresas seleccionadas presentarán en 7 minutos su modelo alternativo de negocio basado en los pilares del triple balance, la cooperación, la sostenibilidad y el consumo informado. La convocatoria para participar está abierta hasta el 21 de septiembre y el día 25 se anunciarán las empresas participantes.

Durante la jornada del 7 de octubre y por primera vez dentro del marco de Another Way Film Festival se celebrará, en colaboración con Las Espigadoras, el II Encuentro profesional #DocImpacto, que pone en contacto a profesionales del documental y ONGs. Contará con la participación de referentes del documental de impacto.

Además, el domingo 8 de octubre tendrá lugar la mesa redonda Panel Objetivo 11. Cómo hacer de Madrid la ciudad que queremos, en colaboración con la Fundación Alternativas. Tal y como apunta en su título, está basada en el punto 11 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible  marcados por Naciones Unidas, donde se encuentran aspectos tan diversos como vivienda y servicios básicos, transporte, protección del patrimonio cultural y natural, calidad del aire, gestión de residuos, zonas verdes o creación de vínculos sociales.

El 22 de septiembre saldrá publicada la programación completa y la venta de entradas.

Comienzan las ferias de la economía social

El portal de la economía social y solidaria, que promueve REAS (Red de redes de economía alternativa y solidaria) ha organizado una serie de ferias, de la mano de los mercados sociales que operan en distintas ciudades, para promocionar servicios y productos elaborados de forma sostenible y sobre marcos económicos más justos.

Son ferias con fuerte impacto social, donde se puede conocer entidades que producen bajo los valores de la Carta de Principios de la Economía Solidaria, que son los de la equidad, la sostenibilidad ambiental, la cooperación y el compromiso con el entorno.

Durante este mes y los próximos, desde Mallorca hasta Guipúzcoa, pasando por Sevilla, Madrid, Zaragoza, Pamplona, Logroño y Barcelona, darán visibilidad a esta otra forma de producir y consumir.

Se trata de una posibilidad para conocer un sinfín de iniciativas de sectores tales como las finanzas éticas, la agroecología, el comercio justo o la movilidad sostenible, que forman ya una sólida alternativa de mercado.

REAS es una plataforma que pretende “crear unas estructuras económicas solidarias no excluyentes, no especulativas, donde la persona y el entorno sean el eje, el fin y no el medio para conseguir una condiciones dignas para todas las personas”.

Y lo hace a través de los mercados sociales, una red de producción, distribución y consumo de bienes y servicios que funciona con criterios éticos, democráticos, ecológicos y solidarios y que está formada por empresas y entidades de la economía social y solidaria junto con consumidores individuales y colectivos. Su objetivo es “cubrir una parte significativa de las necesidades de sus participantes y desconectar la economía solidaria de la economía capitalista  tanto como sea posible”.

En la última década, la economía solidaria se ha consolidado con una alternativa sólida y estable, ha crecido en número de empresas, facturación y puestos de trabajo y ha integrado a nuevos sectores como la energía o las telecomunicaciones.

Calendario de ferias aquí.

 

 

Vacaciones ‘Consuma’ consciencia

La asociación sin ánimo de lucro Transitándonos, promotora de ConSuma Consciencia, ha organizado unas vacaciones colaborativas, con alojamiento y manutención gratuitas, para las personas interesadas en participar en el desarrollo de la plataforma y sus contenidos.

Serán estancias de cinco días en la casa rural El Torreón de la Bruna, un alojamiento situado en la localidad navarra de Grez. Allí, los asistentes combinarán el trabajo voluntario de búsqueda intensiva de datos sobre el desempeño de empresas del ámbito de la electricidad y la banca, así como tareas de comunicación y posicionamiento web, con excursiones en el pre-pirineo navarro, yoga y meditación.

Las fechas de los encuentros y los sectores que se abordarán  son:

–          Julio / Electricidad: del domingo 9 al viernes 14 y del domingo 16 al viernes 21

–          Septiembre / Banca: del domingo 3 al viernes 8 y del domingo 10 al viernes 15

ConSuma Consciencia es una plataforma online que compara el desempeño de entidades que ofrecen productos o servicios en ámbitos cotidianos de la vida como energía, banca, telecomunicaciones o moda. Esta herramienta permitirá comparar, bajo el prisma de responsabilidad compartida, a todo tipo de empresas, desde pequeñas cooperativas a grandes transnacionales.

El acceso a la información será gratuito. El objetivo es que el usuario final tenga un recurso que le facilite tomar decisiones sobre su consumo más conscientes, razonadas y razonables. “En pocas palabras -dicen-, la iniciativa es una mezcla entre el rastreator y la wikipedia del modus operandi de las empresas”.

Para lograr este objetivo, el equipo promotor de ConSuma Consciencia ha desarrollado una metodología propia, basada en indicadores que permite visibilizar cómo operan las empresas.

Devtopía, socio tecnológico para el desarrollo de ConSuma Consciencia, está desarrollando el programa informático que permite el volcado, análisis y visibilización de la información. Con estos medios, la plataforma está preparada para realizar una búsqueda rigurosa y sistematizada de la información.

“Los encuentros organizados son una oportunidad única para conocer a otras personas  interesadas en el cambio social y contribuir a crear una sociedad más consciente en un ambiente mágico”, señalan.

Todos los detalles en: http://consumaconsciencia.org/vacaciones-csc/.

Juguetes sin plásticos, realizados con materiales sostenibles en un taller social

Son juguetes creados con maderas de bosques sostenibles y pinturas sin químicos y producidos en un taller social que da empleo a 43 personas en situación de vulnerabilidad. Están alojados en FairChanges, el mercado online de los proyectos sostenibles. El lugar que reúne las propuestas de consumo medioambientalmente responsables, sin intermediarios y producidas sin esclavitud ni trabajo infantil.

Los hace Wodibow, una pequeña empresa que diseña y produce juguetes de madera en Segovia  y cuyo objetivo es llevar el diseño y la sostenibilidad a los juguetes para hacer algo nuevo con materiales tradicionales y ecológicos.

El proyecto nació en un garaje de esas capital castellana, con una máquina CNC casera y pequeña y muchas maderas de palets para testar posibilidades.

En Wodibow, reinventan las formas de jugar con puzzles utilizando imanes junto con la madera, hacen juegos de construcción pintando la superficie de pizarra para poder pintar con tizas y aprovechan todo lo que ya han aprendido y desarrollado, aplicando las nuevas tecnologías sin llenarlo de plástico.

Wodibow utiliza maderas de bosques sostenibles y sus pinturas no contienen químicos. En todo intentan ser 100% responsables con el medio ambiente y colaboran en la producción con una asociación que da trabajo a personas con discapacidad. Ellos también han empleado a personas que estaban sin trabajo.

“Nos entristece el uso irresponsable y desmedido que muchos hacen del plástico, -dicen sus creadores-, un material que nuestro planeta no sabe digerir. Por eso en Wodibow no contamos con él para nada y sí con productos naturales que no llevan cosas raras que contaminen ni perjudiquen al planeta, al hombre y a los animales. Además, nuestros productos no solo no le hacen daño al medio natural, sino que le caen bien, muy bien, porque proceden directamente de él”.

Los productos van dirigidos a todos los públicos y especialmente, a padres que quieren juguetes en los que haya algo que aportar, con inquietudes medioambientales y con un gusto por lo estético.

Seis pasos para ser más sostenible y ahorrar

Llevar un modo de vida más sostenible y, por lo tanto, más respetuoso con el medio ambiente no es difícil. A pesar del consumismo exagerado que estamos acostumbrados a ver a nuestro alrededor, cada vez hay más alternativas que te llevan por el camino de la sostenibilidad.

El hervidero de ideas propone seis sencillos pasos para conseguirlo. Estos son:

Comprar a granel
Existen miles de razones de por qué consumir a granel: ahorro de envases, apoyo del comercio local, ayuda a comprar sólo lo que necesitamos, reducción de residuos, elección del producto, etc. Hay muchas cosas que se pueden comprar a granel: café, té, legumbres, fruta, verdura, carne, pescado, embutido, queso… entonces, ¿por qué comprar todo envasado? Lo mejor para poner en práctica esta idea es recorrer el barrio o zona e ir descubriendo pequeños comercios que ofrecen productos sin envasado.

Elimina el plástico de tu vida
El plástico es el cáncer de la sostenibilidad, la cantidad de residuos que producimos es tan grande que ya no tenemos capacidad de gestionarlos y reciclarlos, por lo que una de las primeras cosas que debemos hacer si queremos ser más sostenibles es eliminar en la medida de lo posible el plástico. Es necesario eliminar las bolsas de plástico y acostumbrarnos a decir que no queremos bolsa cuando compremos. La solución es llevar una bolsa de tela para evitar el uso de las de plástico. Además muchas de las cosas que son de plástico y usamos en nuestro día a día, pueden ser sustituidas por alternativas más sostenibles.

Reduce tus residuos
Si empiezas a llevar a cabo los dos pasos anteriores, conseguirás reducir la cantidad de residuos que produces. Minimizando lo que consumimos y reutilizando antes de comprar lograremos producir menos basura y contaminar menos. Muchos desperdicios se pueden reutilizar utilizando la creatividad y el ingenio.

Cosume con coco
A la hora de comprar, hay que platearse si se necesita, si es necesario que sea nuevo, si se puede comprar de segunda mano o alquilarlo o si existe un alternativa sostenible.
Nuestra compra es la manera de apoyar un tipo de empresa, negocio, consumo, de trabajo e incluso de sociedad, comprando productos eco de marcas sostenibles estamos fomentando el desarrollo sostenible, la mejora y conservación del Medio Ambiente y la inserción de personas en riesgo de exclusión social; apoyando un conglomerado de empresas más variado  y ayudando a preservar oficios de toda la vida.

Busca una cooperativa de alimentación en tu barrio
Las cooperativas de alimentación son una buena opción para fruta y verdura fresca y de temporada cultivada de forma sostenible. No tenemos más que buscar qué cooperativas hay por nuestra zona y hacer la compra allí, para empezar a ser más eco.

Ahorra agua y energía
Tienes muchas vías para convertir tu casa en un hogar sostenible, todo es ir paso a paso. Los puntos básicos que hay que tener en cuenta son estos: calefacción,, asilamiento, electrodomésticos, iluminación, aire acondicionado, agua caliente y ordenadores.

Cambiando pequeños aspectos dentro de cada campo, la vivienda podrá ser cada vez más sostenible y tener un consumo más eficiente: cambiar las bombillas normales por bombillas LED, no dejar ningún aparatos en standby, instalar doble ventana, regular la temperatura de la calefacción y el aire acondicionado, cocinar grandes cantidades y congelar para ahorrar energía…

El Hervidero de Ideas es una empresa creativa que pone en marcha proyectos e iniciativas innovadoras para la mejora social y medioambiental impulsando empresas que quieran ser más sostenibles y promoviendo el consumo y hábitos responsables. También se dedica a crear programas formativos y educativos, así como espacios e iniciativas que fomenten la sostenibilidad. Acerca la sostenibilidad a consumidores y empresas a través de la creatividad, señalan sus responsables, María Nagro Barroso y Beatriz González Dopico.

El primer informe español sobre economía circular propone un cambio desde la escuela

La Fundación Cotec ha publicado el primer informe sobre economía circular en España. Un informe pionero que explica la situación y evaluación de la economía circular de nuestro país.

La economía circular es una filosofía de organización de sistemas inspirada en los seres vivos, que persigue el cambio de una economía lineal (producir, usar y tirar) hacia un modelo circular, tal y como ocurre en la naturaleza y plantea una sociedad del reciclado con el fin de reducir la producción de residuos y utilizarlos como recursos.

Una de las cuestiones a las que da prioridad el informe es la referida al cambio de mentalidad desde la escuela. Así, para la transición a este nuevo modelo económico, los expertos plantean la necesidad de que el sistema educativo promueva la concienciación, el uso responsable de recursos y la generación de nuevos perfiles profesionales relacionados con la economía circular.

También pide normas coherentes y armonizadas entre sectores y territorios, establecer incentivos fiscales y modelos de compra pública verde e innovadora, y contar con la ciencia y la tecnología para responder a estos retos.

El informe ha sido coordinado por la Cátedra UNESCO de Sostenibilidad de la Universidad Politécnica de Catalunya (UPC), en colaboración con la asociación internacional Reciclar Ciudad, (RECNET) y la Asociación para la Sostenibilidad y el Progreso de las Sociedades, (ASYPS).

La Comisión Europea calcula que la aplicación de toda la normativa vigente en materia de residuos crearía más de 400.000 empleos en la UE, 52.000 de ellos en España. También sitúa a España entre el grupo de países con una mayor productividad de los recursos junto con Reino Unido, Países Bajos, Luxemburgo e Italia, según se recoge en el informe.

El proyecto analiza los indicadores disponibles de este modelo económico, que supone un cambio radical en los sistemas de producción y consumo actuales, y propone la creación de una hoja de ruta que incluya un sistema integrado de evaluación e indicadores de seguimiento para medir y comparar la circularidad de las economías.

Informe completo aquí.