Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Entradas etiquetadas como ‘sostenibilidad’

Los gestores culturales también se apuntan a la sostenibilidad

El Compromiso de la Cultura con la Agenda 2030 es una declaración que han suscrito los agentes e instituciones culturales, impulsados por el Instituto Cervantes y por Red Española para el Desarrollo Sostenible (REDS), bajo la premisa “Sin Cultura no hay desarrollo sostenible” y con el  compromiso del sector para que en 2030 se cumplan los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) acordados por las Naciones Unidas en 2015.

Imagen: Instituto Cervantes.

El marco de los ODS hace referencia a la cultura en los Objetivos relacionados con la educación, el logro de ciudades sostenibles, la seguridad alimentaria, la protección del medio ambiente, el crecimiento económico, las pautas de consumo y producción sostenibles y la promoción de sociedades inclusivas y pacíficas. Y en este sentido, el sector cultural -consideran sus promotores- “tiene la capacidad y la responsabilidad, a través de sus múltiples disciplinas y canales de expresión y de comunicación, de ayudar a la ciudadanía a comprender los desafíos mundiales que afronta la Humanidad y el vital papel que podemos desempeñar para superar estos retos”.

Con esta declaración, los gestores culturales firmantes se comprometen a defender la cultura como parte fundamental de la vida y de la relación con el medio que nos circunda; reconocer el poder de las expresiones culturales como vehículo transmisor de la experiencia humana en la Tierra y su capacidad para transmitir ideas, modificar comportamientos y mejorar la calidad de vida de las personas y a considerar el valor de la cultura en los ODS de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

La declaración de la Cultura en apoyo de la Agenda 2030 se acaba de presentar en unas jornadas organizadas por el Instituto Cervantes y la RESD, en las que han participado agentes culturales reunidos en la plataforma #CulturaSostenible.

La Declaración propugna una transformación global hacia modelos de desarrollo incluyentes y sostenibles, y resalta la virtualidad de la cultura para contribuir a la mejora global en aspectos como la educación, alimentación, desarrollo urbano, igualdad, inclusión, paz, prosperidad o crecimiento económico.

El Instituto Cervantes presentará próximamente un Libro Verde de Sostenibilidad y gestión cultural y reforzará la sostenibilidad como uno de los temas capitales de los actos culturales de este año.

Este libro servirá de guía para una acción más sostenible y respetuosa con el medio ambiente en todos los ámbitos, desde la edición a la producción de exposiciones. Además, los centros del Instituto organizarán este año conferencias y encuentros sobre sostenibilidad

Se buscan empresas sostenibles promovidas por mujeres

Con motivo del  8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer, y además aniversario de su constitución, la asociación empresarial Sannas, celebrará el jueves 7 de marzo la XIV Cosecha Sannas, una actividad con la que se pretende visibilizar empresas y proyectos promovidos por Mujeres.

Sannas es una asociación empresarial que tiene como objetivo extender una nueva forma de entender la actividad económica: aquella que considera que hay un balance económico, otro ecológico y otro social y sus llamadas cosechas son  espacios para comunicar el trabajo de Sannas como una asociación que defiende la Igualdad de sexos, el 5º Objetivo de Desarrollo Sostenible, presente en todas sus decisiones, afirman sus responsables.

Cosechas Sannas 2018.

Para esta cosecha, se buscan empresas y proyectos de triple balance desarrollados por mujeres y tienen abierto hasta este martes 26 de febrero la  recepción de propuestas de empresas que cumplan con los requisitos de sostenibilidad en lo social, ecológico y económico.

Las Cosechas Sannas nacieron con el objetivo de dar a conocer a empresas que optan por una forma alternativa de desarrollo, enfocado en ese triple balance y bajo los pilares de la cooperación y la sostenibilidad.

Esta XIV Cosecha Sannas se celebrará en Internacional Lab de Madrid,  un centro de referencia del Ayuntamiento de Madrid en innovación e internacionalización, situado en la calle Bailén de la capital y donde el gobierno local trabaja con diversos representantes del sector privado, aunando iniciativas de apoyo al sector empresarial.

Madrid International Lab ofrece a las startups  la posibilidad de disponer de manera gratuita alojamiento y servicio de asesoramiento personalizado y se centra especialmente en proyectos con carácter internacional e innovador.

La rentabilidad de la banca ética triplica la de la banca tradicional

El grupo Banca Etica ha presentado en Bruselas, en el Parlamento Europeo, el  informe Las finanzas éticas y sostenibles en Europa, que analiza la estructura, el crecimiento y el rendimiento de los 23 bancos éticos y sostenibles en Europa (identificados como aquellos que pertenecen a la Global Alliance for Banking on Values y a la Federación Europea de Banca Ética y Alternativa), comparándolos con 15 bancos europeos tradicionales de relevancia sistémica identificados por la Autoridad Bancaria Europea (EBA).

Junto con la inversión, el informe estudia el crédito y mide el volumen de financiación sostenible con el que trabajan los bancos al dar crédito a las personas y las empresas (la llamada economía real) y apoyar la creación de valor y empleo, respetando el medio ambiente, la legalidad y los derechos humanos.

En los últimos 10 años, según este informe, mientras Europa luchaba, y todavía lo hace, por recuperarse de los efectos de la crisis financiera, los bancos éticos han continuado recogiendo depósitos y otorgando préstamos mientras que los bancos tradicionales sistémicos (aquellos demasiado grandes para quebrar) se han dedicado más a otras actividades (inversiones de valores, servicio financieros, etc.). En 2017, la concesión de préstamos representó casi el 77% del total de activos para bancos éticos y sostenibles y el 40’52% para los grandes bancos tradicionales.

Los bancos éticos mostraron además un mejor rendimiento. El informe explica que entre 2007 y 2017, los bancos éticos y sostenibles rindieron tres veces más que los tradicionales, con una rentabilidad media anual (en términos de ROE – Return on Equity) de 3’98% frente al 1’23% de los bancos tradicionales.

“De hecho -indican-, hasta 2006/2007 los bancos tradicionales pudieron beneficiarse de la especulación y el endeudamiento, pero esa fase ha terminado. Los bancos tradicionales, que contribuyeron a la crisis con instrumentos cada vez más sofisticados de especulación, tuvieron que dedicarse a ordenar sus activos para no ser abrumados por el estallido de las burbujas, dejando también de dar crédito a la economía real. Mientras, los bancos éticos han encontrado aún más espacio para el crecimiento y han podido inyectar crédito a personas y empresas”.

Con la crisis, el crecimiento de los gigantes bancarios europeos se ha detenido o, como mínimo, se ha ralentizado, señala el estudio. En cambio, los activos, depósitos, préstamos y capital de los bancos éticos y sostenibles aumentan con porcentajes en torno al 10% anual. De 2007 a 2017, los activos (y por lo tanto el total de las inversiones, los créditos y la liquidez) de los bancos éticos han crecido una media del 9,66% al año, frente al -1% anual de los bancos tradicionales.

También han seguido creciendo los fondos de inversión socialmente responsables, que son aquellos que invierten en acciones y obligaciones de empresas que cotizan en bolsa, o en títulos de deuda soberana, seleccionados en base a una serie de criterios ambientales y sociales. En Europa, el patrimonio invertido en fondos éticos ha subido una media del 9% anual entre 2015 y 2017, rozando los 600.000 millones de euros.

Con la presentación de este informe, la banca ética pretende urgir a los países y a la Unión Europea a que aprueben normativas que reconozcan las diferencias entre los dos tipos de entidades bancarias. En este sentido, la investigación analiza cómo ha cambiado el sistema financiero diez años después del estallido de la crisis, cuánto pesan los lobbies financieros en las decisiones políticas y cuántas oportunidades de reforma se han perdido en los últimos años, “con el regreso de un viento de involución y conservadurismo inquietante a ambos lados del Atlántico”.

El movimiento de las finanzas éticas espera un mayor coraje por parte de la Comisión Europea, “que hasta ahora parece querer centrarse únicamente en los aspectos ambientales, poniendo los criterios sociales fuera de plano. Un error de perspectiva que los bancos éticos estáná tratando de cambiar con la presentación de enmiendas al proyecto de reforma”.

Precisamente, el informe se presenta cuando la Comisión Europea está trabajando en la aprobación de un Plan de Acción Europeo para definir la regulación y promover una financiación sostenible en Europa.

 

Para regalar, apuesta por lo sostenible

Con motivo de las navidades, diferentes organizaciones de la economía social, de la economía circular y colaborativa nos aconsejan, a la hora de hacer regalos, optar por alternativas que garanticen los derechos humanos y la protección del medio ambiente y sin esclavitud ni trabajo infantil. Siguiendo esta recomendación, traigo aquí algunas ideas que responden a esos criterios:

Mesa hecha con palets.

Artilujos, el portal de los muebles reciclados, dedicado a la venta de muebles  recuperados. Todos sus productos son fabricados por artesanos y asociaciones españolas que dan trabajo a personas en riesgo de exclusión social. En este portal se pueden encontrar muebles, menaje y objetos de decoración, todos hechos con materiales reutilizados.

 

Zero Jewels es una startup española que diseña joyas inteligentes que aúnan diseño y tecnología y que están hechas a mano con materiales de calidad. Acaba de lanzar al mercado con su primera colección, Única, una colección de colgantes inteligentes capaces de almacenar recuerdos y darles vida con solo acercar el móvil. Cada colgante está equipado con tecnología NFC que puede incluir en su interior hasta un máximo de 10 recuerdos, ya sea en foto, vídeo o audio.

Palopalú,  empresa  vizcaína de  juguetes de madera elaborados de forma artesanal, a mano con mimo y respeto a los materiales. Es un proyecto cooperativo de la restauradora Rosalía Fernández y la ilustradora Elena Murillo.

Ecoalf  hace zapatos con algas y plástico reciclado como parte de su colección Upcycling the Oceans. Fundada en 2012, Ecoalf recolecta basura marina plástica de 33 puertos y convierte la basura en zapatos, ropa y bolsos.

Hemper fabrica y comercializa sus mochilas sostenibles y complementos fabricados a mano con cáñamo en Nepal. Con ello, da trabajo digno a comunidades locales para llevar a cabo la producción íntegra de sus productos.

Ternua,  empresa guipuzkoana que elabora prendas de ropa para actividades al aire libre en favor de la sostenibilidad. Una de sus líneas de actuación es la reutilización de cáscaras de nueces para elaborar tintes naturales.

utiliza procesos de producción artesanales. Emplea materiales ecológicos, tanto orgánicos como reciclados como son los trozos de sacos de café para elaborar sus piezas de ropa. Son prendas elaboradas a mano y con un diseño exclusivo que da una segunda vida a materiales considerados como residuos.

Araceli García Illustration. Artista que apuesta por el trabajo artesano con el que fabrica sus objetos y fusiona nuevas tecnologías que permiten captar momentos y mantenerlos en el tiempo para así disfrutar de ellos de forma atemporal. Su colección de bolsos Perception es una edición limitada y muy personal de 50 bolsos  con la que liberarse del automatismo impuesto por las producciones masivas.

Deus ex Machine es una marca de accesorios con una colección innovadora a base de materiales reciclados (neumáticos de vehículos, banners publicitarios, sacos de arroz entre otros), que pretende revolucionar el mundo de la moda. La colección está formada por carteras, bolsos, monederos, brazaletes, collares, realizados artesanalmente.

L’autre sac realiza bolsos con papel Tyvek®, que es un material 100% reciclable, impermeable, resistente y muy ligero, y los fabrica en un taller de Colombia que da trabajo a mujeres con riesgo de exclusión laboral. Es un proyecto personal de Mariana Feged, colombiana asentada en España.

Biocraciaempresa de ropa y tejidos orgánicos, que nace como una alternativa a la industria textil convencional. Sus prendas y productos textiles son 100% ecológicos, de algodón orgánico y fibras naturales teñidas solo con tintes naturales provenientes de plantas medicinales. Hacen tejidos para diseñadores, toallas y sábanas  orgánicas, uniformes ecológicos de algodón orgánico para colegios y prendas de moda.

Tapp water fabrica un filtro de agua para el grifo de carbón activado, una tecnología 100% natural y sostenible que filtran más de 70 contaminantes diferentes, entre ellos el cloro, los pesticidas y metales pesados como el cobre o el hierro. La idea nació en Barcelona en 2015 de la mano de cinco socios con un objetivo común: ofrecer un agua del grifo más limpia, sana y con el mínimo impacto medioambiental. Su meta es evitar 1.000 millones de botellas de plástico hasta el 2020.

Tiendas de Comercio justo.  En nuestro país existen 150 tiendas y puntos de venta  y 11 tiendas on-line especializados en Comercio justo gestionadas por las organizaciones de la Coordinadora Estatal. En ellas se puede encontrar desde alimentos como el café, té o cacao, y también artesanía, ropa, cestas, bisutería… Objetos que tienen detrás una historia positiva, una historia de dignidad, de superación de la pobreza y la injusticia.

Alerta ante la vorágine consumista de las navidades

La Coordinadora Estatal de Comercio Justo lanzará en estas fiestas navideñas la campaña Un regalo, una historia (#UnRegaloUnaHistoria), una iniciativa con la que quiere dar a conocer a las organizaciones campesinas y artesanas de comercio justo.

El Comercio Justo reivindica  unas condiciones de trabajo dignas y seguras, el pago de un salario adecuado, el mismo para ellos y para ellas ante las mismas tareas, la no explotación laboral infantil y la producción a través de procedimientos respetuosos con el entorno natural.

Por eso, esta plataforma, que agrupa a 27 organizaciones, recomienda optar por alternativas que garanticen los derechos humanos y la protección del medio ambiente. Una de ellas es el comercio justo, que garantiza que los artículos que compramos han sido producidos en condiciones de igualdad o sin dañar nuestro entorno natural.

“Con estas pequeñas acciones al alcance de todos –señalan sus responsables-, dignificamos el trabajo y las vidas en las comunidades del Sur y contribuimos a grandes objetivos como erradicar la pobreza y contribuir a un mundo más justo. Evitamos, por ejemplo, las condiciones de explotación laboral, especialmente en la infancia”.

El consumo responsable es además uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, que incide en la necesidad del consumo y la producción sostenibles y en fomentar el uso eficiente de los recursos y la energía y la creación de empleos ecológicos, justamente remunerados y con buenas condiciones laborales. Además, la ONU advierte que, con nuestro nivel de vida actual, en 2050 necesitaríamos los recursos naturales tres planetas para abastecernos.

El anuncio de la Comisión Europea de poner fin a la emisión de gases de efecto invernadero a mediados de siglo abunda en lo evidente de esta urgencia que también justifican los datos: El sector de la alimentación, por ejemplo, representa alrededor del 30% del consumo total de energía en el mundo y genera el 22% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Por otro lado, la alta demanda de consumo incide aún más en la explotación laboral que sufren millones de personas, unas condiciones que en determinados sectores son cercanas a la esclavitud. La Organización Internacional del Trabajo calcula que cerca de 25 millones de personas padecen condiciones de trabajo forzoso y una gran parte de ellas en la agricultura.  En este sector es donde además se concentra el 70% de la explotación laboral infantil que afecta a 152 millones de menores. A esto hay que añadir la precarización del trabajo en todo el mundo. Actualmente, casi un tercio de la clase trabajadora (780 millones de personas) vive en la pobreza.

En España existen 150 tiendas y puntos de venta y 11 tiendas on-line especializadas y gestionadas por las organizaciones de la Coordinadora.

La ONU lanza la Alianza de las Naciones por la moda sostenible

La Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, que se celebrará el próximo mes de marzo, analizará soluciones pioneras para abordar los desafíos ambientales, bajo el lema Piensa en el planeta, vive simple.

En este foro, ONU Medio Ambiente lanzará formalmente la Alianza de las Naciones Unidas sobre la Moda Sostenible para alentar al sector privado, a los gobiernos y a las organizaciones no gubernamentales a reducir los impactos negativos de la industria de la moda en lo social, económico y ambiental, y a convertir a este gremio en un impulsor de la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Imagen de International Trade Centre.

Las agencias de la ONU ya están trabajando para hacer que la moda sea más sostenible, desde la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que protege las tierras cultivables, hasta la Iniciativa de Moda Ética establecida por el Centro de Comercio Internacional, y ONU Medio Ambiente, que fomenta prácticas de fabricación sostenibles.

Algunos diseñadores y organizaciones ya están diseñando moda sostenible y España es un buen ejemplo de ello. La Asociación de Moda Sostenible de España o la Asociación de Madrid o Barcelona dan a conocer y fomentan la moda sostenible, su creación, producción, venta y su uso y facilita a los creadores el acceso a materias primas, producción y comercialización de sus creaciones.

Es muy relevante también el trabajo que lleva a cabo The Circular Project, que fue la primera tienda de moda sostenible en la capital y que también representa a un sinfín de marcas de otras provincias para darles visibilidad en Madrid. Es una plataforma que trabaja para promover la moda ética y responsable desde el enfoque integral del triple balance, que hace hincapié de igual forma en los aspectos social, económico y ecológico.

En España, son ya numerosas las empresas que ya están trabajando en moda ética y sostenible, con el respeto al Medio Ambiente como idea principal de sus creaciones. Aquí recojo algunas de ellas, pero quedan otras muchas que luchan para concienciar al público de que no hay vuelta atrás.

Ecoalf hace zapatos con algas y plástico reciclado como parte de su colección Upcycling the Oceans. Fundada en 2012, Ecoalf recolecta basura marina plástica de 33 puertos y convierte la basura en zapatos, ropa o bolsos.

Hemper fabrica y comercializa sus mochilas sostenibles y complementos fabricados a mano con cáñamo en Nepal. Con ello, da trabajo digno a comunidades locales para llevar a cabo la producción íntegra de sus productos.

Ternua,  empresa guipuzkoana, elabora prendas de ropa para actividades al aire libre en favor de la sostenibilidad. Una de sus líneas de actuación es la reutilización de cáscaras de nueces para elaborar tintes naturales.

Sylvia Calvo BCN, creada en Barcelona en 2015, utiliza procesos de producción artesanales. Emplea materiales ecológicos, tanto orgánicos como reciclados, como son los trozos de sacos de café, para elaborar sus piezas de ropa. Sus prendas son elaboradas a mano y con un diseño exclusivo que da una segunda vida a materiales considerados como residuos.

Bolso de Araceli García.

Araceli García illustration. Artista que apuesta por el trabajo artesano con el que fabrica su obra y fusiona nuevas tecnologías que permiten captar momentos y mantenerlos en el tiempo para así disfrutar de ellos de forma atemporal. Acaba de presentar en Madrid su colección de bolsos Perception, una edición limitada de 50 piezas con la que liberarse del automatismo impuesto por las producciones masivas.

Deus ex Machine es una marca de accesorios con ua colección innovadora, a base de materiales reciclados (neumáticos de vehículos, banners publicitarios, sacos de arroz entre otros), que pretenden revolucionar como alternativa el mundo de la moda.

L’autre sac realiza bolsos con papel Tyvek®, que es un material 100% reciclable, impermeable, resistente y muy ligero, y los fabrica en un taller de Colombia que da trabajo a mujeres con riesgo de exclusión laboral.

ONU Medio Ambiente señala que la industria de la moda produce el 20% de las aguas residuales mundiales y el 10% de las emisiones globales de carbono, más que todos los vuelos internacionales y el transporte marítimo. La industria textil es la segunda industria más contaminante de agua del mundo; por ejemplo, para fabricar un pantalón vaquero se necesitan casi 8.000 litros de agua. Y también está el negativo aspecto humano de esta industria con trabajadores, muchas veces niños, a los que se les paga sueldos mínimos por producir masivamente en países en desarrollo.

Si nada cambia, para 2050 la industria de la moda consumirá una cuarta parte del presupuesto mundial de carbono. Lavar la ropa también libera al océano medio millón de toneladas de microfibras cada año. Por fortuna, son muchos los que ya están trabajando para cambiar este negro panorama.

Fuentes: Fundación por la Economía Circular
The Circular Project

 

Comienza Biocultura, con un protagonismo especial de la moda sostenible

Biocultura, la feria de productos ecológicos y consumo responsable más importante del estado español se celebra este fin de semana -de jueves 1 a domingo 4 de noviembre- en los pabellones 8 y 10 de la Feria de Madrid, IFEMA, y espera la participación de más de 800 expositores y la visita de casi 75.000 personas.

El pabellón 10 concentrará unas 18.000 referencias de productos de alimentación ecológica y de higiene y cosmética con ingredientes certificados. Y en el pabellón 8 expondrán firmas de textil orgánico, de ecomateriales, muebles y decoración para la vivienda, energías renovables; salud; ahorro y reciclaje; ecología; medio ambiente; turismo rural; juguetes; artesanías; y música; libros y revistas.

En esta edición, habrá 71 expositores, entre artesanos y empresas, de moda sostenible. Un sector que en cinco años ha alcanzado un crecimiento del 344%, lo que indica que hay un interés real del público por los artículos de vestir que son respetuosos con el medio ambiente, más allá de los ya consolidados como la alimentación ecológica y la cosmética eco-natural, señalan los responsable de Biocultura.

Se podrá ver las elaboraciones artesanales de diversos zapateros que realizan sus productos con piel en curtición vegetal y tintes naturales, como son los casos de Martín Natur, Zapatari o Pinrel, o bien utilizando productos para un acabado cien por cien vegano, como Ecoalkesan, Bioworld Vegan, etc…

También, los colores primarios y tintes naturales en algodón orgánico, la lana y sus aplicaciones proveniente de ganadería ecológica o restos de madejas y joyas artesanales elaboradas con plata, oro y piedras semi-preciosas, además de las confeccionadas con tejidos, en madera o realizadas con la hierba dorada de Brasil.

Un año más se llevarán a cabo los Showrooms de Planeta Moda – proyecto de la Asociación Vida Sana– que a través de diversos expositores o acciones propias propone temas como Moda bio y orgánica en grandes almacenes o la importancia que tiene la ropa interior en orgánico.

Por otro lado, los interesados podrán conocer las pautas para crear una marca e imagen con principios de sostenibilidad, o cómo reutilizar aquellas prendas que no sabemos qué hacer con ellas y darles una segunda vida.

Imagen de Biocultura.

Las firmas de moda sostenible quieren descubrirnos cómo poco a poco podemos ir adquiriendo prendas de algodón orgánico, lana o lino y conseguir un cambio sustancial, ya no solo por los tejidos o el diseño imperecederos de las prendas que podemos usar sin que pasen de moda –al contrario de lo que “obligan” las grandes marcas del Fast Fashion que tanto han contribuido a que la moda sea el segundo sector más contaminante del mundo-, sino que sabremos quién ha realizado la prenda, quien ha cultivado el algodón, pasando la autoría de su diseño, hasta conocer quién ha rematado su confección en un taller social.

BioCultura Madrid. Feria de Productos Ecológicos y Consumo Responsable.

Feria de Madrid – IFEMA (Pabellónes 8 y 10)
1, 2, 3 y 4 de noviembre de 2018
34ª Edición.

 

Nueve empresas sostenibles, en la 4ª edición del Another Way Film Festival de Madrid

 

Del 4 al 7 de octubre se celebra la IV edición del Another Way Film Festival, el festival de cine sobre el progreso sostenible, en la Cineteca de Matadero de Madrid. Su objetivo es informar, educar y sensibilizar a la ciudadanía sobre los retos y las soluciones medioambientales a las que nos enfrentamos a través del cine más puntero y de las diferentes actividades paralelas.

El eje principal del festival es la programación de películas documentales que muestran temáticas como el activismo, el cambio climático, el movimiento verde, el acaparamiento de tierras, los derechos humanos o la protección de las especies y se presentan en dos categorías competitivas: Oficial e Impacto. Los títulos estarán acompañados de charlas con cineastas y expertos en las diferentes materias de la sostenibilidad. Con esta iniciativa, AWFF trata de impulsar la actuación del público hacia un desarrollo sostenible.

Una de las actividades programadas es la presentación de las nueve empresas sostenibles que participarán el sábado 6 de octubre en las “Cosechas”, celebradas por tercer año dentro del festival. Se trata de un lugar de encuentro para aquellas empresas con espíritu de cambio cuyo objetivo principal no sea la maximización del beneficio económico y cuya actividad se base en el triple balance: económico, social y medioambiental. Durante sus 13 ediciones, las “Cosechas” han estado impulsadas por Sannasuna asociación empresarial que difunde una nueva forma de entender la actividad económica: aquella que considera que hay un balance económico, otro ecológico y otro social.

De las 17 empresas presentadas a la convocatoria de este año, un equipo formado por Another Way Film Festival y la Asociación Sannas ha seleccionado a las nueve que presentarán sus proyectos y su modelo alternativo de negocio: Verdes Digitales, Biocracia, Energy Flow Concept, Resilient Design, Esgoa, Impact Hub Madrid, Costumizando, El Gatoverde y Souji.

Las empresas seleccionadas están enfocadas en las siguientes líneas de negocio: Verdes Digitales es una agencia de marketing y comunicación ambiental y social; Biocracia, empresa de ropa y tejidos orgánicos; Energy Flow Concept, una consultoría de energía y consultoría; Resilient Design, combina diseño y economía circular a partir de residuos urbanos o industriales; Esgoa, moda sostenible, ética y ecológica; Impact Hub Madrid, espacio de coworking, formación e impulso de la innovación y emprendimiento; Costumizando, cooperativa con tres áreas de negocio: taller textil, elaboración de productos costumizados, y formación ocupacional; El Gatoverde Producciones, productora cinematográfica basada en temática medioambiental, solidaridad y sostenibilidad; y Souji, reciclaje de aceite vegetal usado en jabón y  detergente.

La economía circular, una prioridad de los investigadores

La economía circular, el sistema de aprovechamiento de recursos donde prima la reducción, la reutilización y el reciclaje de los elementos, es desde hace años una prioridad para la Comisión Europea,  que  ha adoptado medidas para ayudar a las empresas y a los consumidores europeos en la transición a una economía más sólida y circular, donde se utilicen los recursos de modo más sostenible.

En esta línea, instituciones, universidades y empresas han introducido la economía circular como objetivo prioritario y fomentan estudios e investigaciones que cambien el “producir, usar y tirar” por el “reducir, reusar y reciclar”.

Es el objetivo del  Programa de Generación de Ideas, una iniciativa para dotar de herramientas a investigadores y doctores en la creación de soluciones innovadoras en economía circular, que promueven la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y la Generalitat de Catalunya.

El proyecto Greene3D, que combina innovación y economía circular y que propone el desarrollo de material sostenible destinado a la impresión 3D a partir de residuos orgánicos y bioplástico, ha sido premiado en la 8ª edición del Programa de Generación de Ideas.

Este proyecto, realizado por Laura López Mir, doctora en física de Materiales, y Beatriz Espinosa Aquino, doctoranda en el Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la UAB, ha obtenido los  2.500 euros del premio y seis meses de incubación en el edificio Eureka del Parc de Recerca de la UAB.

Greene3D  utiliza como residuo el hueso de aceituna, un recurso muy abundante y accesible en España. Actualmente, el hueso de aceituna ya se utiliza como biocombustible, como aditivo para cemento y cerámica o como filtro de metales pesados. Las dos investigadoras le añaden la ventaja de la fabricación a medida que ofrece la tecnología 3D. Entre las potenciales aplicaciones del material se encuentran la absorción de metales pesados, el filtrado de aire o las piezas industriales ligeras con propiedades de aislamiento acústico y térmico.

El segundo premio (1.500 euros y 6 meses de incubación en el edificio Eureka) ha sido para Cerclab, impulsado por Marta Santamaría, investigadora de la Universidad Politécnica de Barcelona, y Gerardo Ezequiel y Erica Volpini, socios fundadores de Semilla. Se trata de un laboratorio 4.0 que tiene el objetivo de aprovechar el plástico reciclado para crear nuevos productos de valor.

En el programa de Generación de Ideas se han desarrollado otros proyectos como:

Acurem: desarrolla un producto biológico que permite descontaminar acuíferos contaminados por compuestos organoclorados. El tratamiento que propone se basa en un consorcio natural altamente enriquecido con bacterias que pueden transformar compuestos tóxicos y cancerígenos como el tricloroetileno y diclorometano en compuestos inofensivos como el etileno y acetato.

BeWater: una planta de desalinizadora flotante descentralizada, que permite obtener agua potable a partir de agua del mar. Es una plataforma móvil situada en el mar cerca de la costa y alimentada por molinos eólicos que podrá abastecer las demandas de agua estacionales de las ciudades costeras.

Water Filter & Feathers: proyecto que amplía la vida útil de las plumas de aves de corral a través de un sistema de economía circular. Propone utilizar las plumas como filtros para limpiar las aguas residuales de la industria textil, permitiendo su reutilización dentro del proceso de fabricación.

ZIN: Se basa en la creación de una única red multilingüe de operadores de servicios de recursos humanos y de turismo de negocio que sea al máximo sostenible, responsable socialmente y de acuerdo con la economía circular.

El primer ‘cohousing’ ecosocial de Madrid financia su obra con bancos éticos

Entrepatios Las Carolinas, la primera promoción de viviendas bajo el modelo de derecho de uso en Madrid capital, acaba de firmar un acuerdo de financiación con dos bancos éticos, Triodos Bank y Fiare Banca Ética, para la construcción de 17 viviendas ecológicas en régimen de cooperativa de cesión de derecho de uso en el distrito de Usera.

La financiación asciende a un total de 3.292.000 euros, y cada una de las entidades financieras apora el 50% de este montante. Por su parte, la cooperativa ha contribuido al proyecto mediante la compra del suelo con fondos propios, lo que convierte a esta promoción en el primer proyecto de cohousing en suelo libre destinado a ser la vivienda habitual de sus personas socias, construida con criterios muy exigentes de sostenibilidad en Madrid. Esta aportación ha supuesto una inversión por parte de cada socio o socia de unos 50.000 euros.

El cohousing es una fórmula habitacional que busca mezclar en un mismo entorno residencial la dimensión privada, común y pública de sus residentes a través de un acceso a la vivienda no especulativo en la que todos los miembros del complejo residencial son socios de una cooperativa, que es la propietaria de las viviendas y que cede a los residentes el derecho de uso de por vida.

La cooperativa Entrepatios ha optado por este régimen de cesión de derecho de uso, que además puede ser indefinido en el tiempo, transmitido y heredado.

Este proyecto responde a una filosofía de vida muy extendida en algunos países del norte de Europa y en otros como Uruguay; las personas socias, en un modelo participativo y asambleario, deciden con el estudio de arquitectura todas las cuestiones relacionadas con el espacio que habitarán, como la ubicación, el diseño o el tamaño de las viviendas. Este modelo de gestión inmobiliaria, inédito en Madrid, es una alternativa al alquiler y la compra.

Leo Bensasón, socio director de Logica’eco, entidad gestora del proyecto, señala que “este modelo de vivienda recupera lo mejor de la convivencia vecinal y evita la especulación con un bien de primera necesidad como es la vivienda. Además, se introduce la visión a largo plazo a la hora de calcular los costes, lo que permite ahorros de hasta un 15% gracias a las medidas de eficiencia energética”.

Para adquirir este derecho de uso, cada miembro de la cooperativa ha realizado una aportación inicial, a la que suma una cuota de uso mensual no retribuible de alrededor de 700 euros por vivienda. Las viviendas tendrán una superficie de entre 60 y 80 m2 y contarán con casi 300 m2 de superficies comunes que incluyen comedor, patio interior, local de juegos y cubierta.

La banca ética como socia financiera

Para completar las necesidades económicas de este proyecto sin ánimo de lucro, los socios de la cooperativa han decidido recurrir a la banca ética para solicitar financiación. Tanto Triodos Bank como Fiare Banca Etica han aportado a partes iguales a este proyecto la cantidad necesaria para la ejecución de la obra.

Este concepto de vivienda parte de una visión ecosocial, que abarca desde la toma de decisiones asamblearia, la participación en grupos de consumo locales o el modo de vida comunitario, con especial atención al desarrollo de zonas comunes en detrimento de espacios de uso privativo, hasta la aplicación de criterios de sostenibilidad en la construcción.

Se pretende experimentar con otras maneras de vivir en el corazón de las ciudades, que tengan en cuenta la sostenibilidad ambiental del edificio y del uso de recursos como el agua o la energía, construyan comunidad de vecinas y vecinos basada en las relaciones de apoyo mutuo y propongan alternativas en un mercado inmobiliario desaforado, en opinión de Belén Macías, portavoz de Entrepatios Las Carolinas.

Construcción sostenible

Los miembros de la cooperativa Entrepatios Las Carolinas han optado por edificar con criterios de construcción sostenible, que les permite además disminuir la generación de emisiones, así como reducir los costes de suministros energéticos de sus hogares. Esto se traduce en una mejor calidad de vida, que incorpora aspectos adicionales como la salud y el confort.

sAtt es el estudio de arquitectura responsable del diseño de la promoción que, junto con la participación de la cooperativa, ha apostado por un edificio de máxima eficiencia energética, lo que se define por un edificio de energía casi nula, además de introducir otras medidas como el uso de materiales ecológicos, la producción de energía renovable y la reutilización del agua.

El edificio ha sido diseñado con los criterios del estándar Passivhaus y contará con el certificado del Ecómetro Vivienda. Ambos sistemas recogen los criterios de ecología aplicada a la arquitectura más ambiciosos en los diferentes campos. El edificio es de los primeros que se construye con estructura de madera (sistema CLT) en Madrid. La madera reduce notablemente la huella de carbono y agiliza su construcción.

Las condiciones de orientación y soleamiento de la parcela han favorecido la optimización del diseño bioclimático del edificio, maximiza la captación solar en invierno como calefacción pasiva y permite la protección solar en verano. Las viviendas tendrán un mínimo consumo de energía en climatización, viviendas certificadas A+, un alto grado de confort térmico y una elevada calidad del aire interior gracias a la ventilación mecánica controlada de doble flujo con recuperación de calor de la que disponen. A su vez, se ha tenido en cuenta el impacto de los materiales atendiendo a su análisis de ciclo de vida (fabricación, transporte…). También se han tenido en cuenta certificados para controlar el origen y la gestión de la madera como es el certificado FSC.

Para los casos en los que sea necesario usar energía de fuentes adicionales, será de origen 100% renovable, una parte de producción propia a través de los paneles fotovoltaicos y la aportada a las cocinas solares con las que contará la comunidad, y la restante, a través del suministro de una comercializadora de energía 100% renovable.

El edificio contará con un sistema de recogida de agua de lluvia y dispondrá de un doble circuito de tuberías para reutilizar las aguas grises en cisternas o riego. No va a tener emisiones de CO2 ya que es un edificio totalmente electrificado, de consumo casi nulo, y el poco consumo que va a tener es 100% renovable.