Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Archivo de noviembre, 2018

JAK, otra alternativa a la banca convencional

JAK es un proyecto de banca ética y democrática por una soberanía financiera, de origen sueco que también se ha constituido en España. Se trata de una iniciativa de ciudadanos que se asocian para satisfacer mutuamente sus necesidades de financiación por medio de una entidad de propiedad conjunta, controlada de forma democrática y asamblearia y gestionada con transparencia y con una filosofía basada en la solidaridad, la justicia y la ecología.

En Madrid, el proyecto JAK ha llegado a un acuerdo con la Red de Economía Social y Solidaria (REAS Madrid) para ofrecer ayudas reembolsables sin intereses al alumnado del cursoExperto/a en Gestión y Promoción de Empresas de Economía Social y Solidaria, que imparte la Universidad Complutense. El objetivo es facilitar el pago de la matrícula a aquellas personas que lo necesiten.

La iniciativa plantea una alternativa a la banca convencional y reactiva la economía local a través de la autofinanciación. El tipo de servicios financieros que ofrece son ayudas sin intereses vinculados a fondos sin remuneración. Los posibles beneficiarios de estas ayudas son las personas asociadas de JAK, únicamente personas físicas y autónomos.

El proyecto se basa en la experiencia de JAK Medlemsbank, entidad fundada en Suecia en los años 60 y que en la actualidad cuenta con licencia bancaria y unos 40.000 miembros. Además el movimiento de la banca libre de intereses tiene presencia con iniciativas similares en otros países como Finlandia, Italia, Dinamarca o Alemania.

Las siglas JAK son las iniciales de tres palabras en sueco que definen la filosofía del movimiento: Jord (Tierra), identifica los recursos naturale. Arbete (Trabajo), identifica la aportación que hacemos los humanos en creación, conocimiento y transformación de los recursos.Y Kapital (Capital), identifica los productos obtenidos de la Tierra y del trabajo. Se refiere al capital real en oposición al capital financiero.

Los miembros de JAK consideran que una economía justa debe estar basada en el equilibrio de estos tres factores y consideran los intereses como una de las herramientas que contribuyen a desestabilizar este equilibrio, ya que creen que su uso es aprovechar la escasez del dinero para obtener un beneficio; provoca una fuga continua de dinero de la economía real a la economía financiera; y agudiza las desigualdades sociales.

Por el contrario, esta organización entiende que no utilizar intereses es lo justo y ético por los beneficios que genera para la sociedad, pues se retiene la riqueza donde se produce; el dinero está disponible donde es necesario y no donde se ofrecen los intereses más altos;y pasa a estar controlado por la sociedad y no por una minoría.

En cuanto a las ayudas, se conceden a proyectos que respeten los valores de honestidad, transparencia y corresponsabilidad social y medioambiental y da prioridad a aquellos que representen un beneficio social.

El sistema de ayudas va ligado al ahorro, ya que el dinero concedido a unos miembros procede de los ahorros de otros. Cuando un miembro hace uso del sistema tomando una ayuda debe contribuir a la sostenibilidad del sistema, ahorrando. En función de la cuantía y duración de la ayuda, deberá realizar un ahorro obligatorio de una cierta cantidad de dinero.

Para hacer el balance entre los ahorros y las ayudas de cada miembro se utiliza la unidad de medida “puntos de ahorro”: 1 punto de ahorro equivale a ahorrar 1€ durante 1 mes; y 1 punto de ahorro negativo equivale a tener concedido 1€ durante 1 mes.

Empresas B Corp, la economía más inclusiva y sostenible

En España ya hay más de 50 compañías B Corp, que se suman a las más de 2.600 empresas que poseen la certificación B Corp en el mundo. Todas ellas son entidades comprometidas que generan un impacto positivo en la sociedad y en el planeta.

Estas empresas acaban de celebrar en Zaragoza la tercera edición del B Good Day, para explorar nuevos caminos de gestión y de transformación empresarial, tan necesarios en el entorno incierto que rodea a las empresas y a la sociedad.

El B Good Day es la cita anual de la comunidad B Corp en España y reúne a todas las empresas certificadas como B Corp y aquellas que están en proceso o interesadas en realizar un cambio de paradigma hacia un modelo sostenible y responsable. El sello B Corp reconoce el cumplimiento de buenas prácticas sociales, medioambientales, de gobierno y transparencia por parte de las empresas.

Responsables de distintas empresas con certificación como Holaluz o Triodos Bank señalan que estas compañías están llevando a cabo “una transformación empresarial que va mucho más allá de la responsabilidad social corporativa: el movimiento B Corp está redefiniendo el ADN y la función de la empresa del siglo XXI en la sociedad y el planeta. Más allá de los beneficios económicos, las B Corp utilizan su fuerza como empresas para hacer frente a los desafíos y problemas sociales y ambientales del presente”.

Este cambio también implica a las personas y cada vez son más quienes buscan negocios comprometidos con las comunidades y el medioambiente. Y todo apunta que no dejarán de aumentar. “La generación Z lleva el sello B Corp en la frente”, afirma Nieves Segovia, directora de Institución Educativa Sek.

Durante la celebración del B Good Day, distintas empresas como Ecoalf, Veritas y Ecodes compartieron con los asistentes cómo están transformando el sector textil, agroalimentario y TIC industrial respectivamente a través de la economía circular, mientras que con otras, como Triodos Bank, Creas, Transcendent o Ecodes, se exploraron las opciones reales y efectivas para escalar el impacto empresarial con una financiación ética y con valores.

B Corporation es un movimiento global de personas que utilizan la fuerza de las empresas para resolver los problemas sociales y ambientales del siglo XXI. A diferencia de las empresas que sólo persiguen fines económicos, las empresas con la certificación B Corp cumplen con niveles elevados y verificados de desempeño social y ambiental, transparencia pública, responsabilidad legal y compromiso de impacto positivo.

El movimiento está presenta en España y B Corp Spain ya cuenta con más de 50 empresas orientadas a generar impacto positivo.

Móviles Km0, contra la obsolescencia y la basura tecnológica

Molo Repair es una empresa de unos emprendedores valencianos que quieren poner fin a la basura tecnológica y a la obsolescencia programada de los dispositivos móviles, alargando la vida de teléfonos, tabletas y portátiles.

La basura tecnológica sigue aumentando. En la actualidad ya se han acumulado 48 millones de toneladas de residuos electrónicos sobre la tierra y esta cifra que podría aumentar exponencialmente si no se encuentran soluciones. Las previsiones son que para 2021 la basura electrónica sea de 50 millones de toneladas de residuos, según un informe de Naciones Unidas.

El consumismo y la obsolescencia programada son dos factores clave para entender esta acumulación de residuos. Por eso, esta compañía se ha propuesto revertir esta situación.

Uno de sus objetivos principales es popularizar el concepto de dispositivos móviles Km0: teléfonos, tabletas y portátiles que han sido reacondicionados con piezas nuevas para su posterior venta, a precios más económicos. Algo que garantiza a los usuarios el óptimo rendimiento, ya que funcionan como si fueran nuevos y acabasen de salir de fábrica.

La mayoría de estos dispositivos han sido utilizados tan sólo unos meses por sus anteriores dueños, sobre todo altos ejecutivos que los han desechado porque quieren lucir constantemente los últimos modelos del mercado.

“La propuesta de MOLO Repair no sólo alarga la vida útil de los dispositivos, sino que ayuda a la Naturaleza, evitando que se acumule la basura tecnológica y reduciendo el impacto negativo sobre el medio ambiente”, señalan sus responsables.

La compañía abrió en 2014 su primera tienda, bajo el nombre de Naranja Center como taller de reparación de dispositivos móviles en Valencia. Sus propietarios han localizado un negocio que en España mueve millones de euros al año. El 87% de la población española posee, al menos, un teléfono móvil según el último estudio de Digital 2018. Actualmente, la empresa cuenta con 30 establecimientos y, según las previsiones, cerrará 2019 con 60 tiendas y alcanzará el centenar en 2020.

Estos establecimientos disponen de un equipo de profesionales y técnicos capaces de reparar cualquier dispositivo móvil, tableta y ordenador, especialmente la alta gama Android y Apple, en talleres propios.

 

Del ‘hospitium’ al turismo 4.0

Del hospitum al turismo 4.0 es el título de un libro que hace un recorrido histórico con los viajes como eje. Desde ese hospitium como punto de partida, pasando por Egipto, las diferentes culturas clásicas, la Edad Media y otras fascinantes civilizaciones. A través de los textos de autores de las diferentes épocas como Heródoto, Séneca o Ibn Battuta, el libro repasa formas de viajar que ahora nos parecerían extrañas o no tanto, porque ya en el siglo XVIII era común poner anuncios en los periódicos para compartir trayecto al más puro estilo BlaBlaCar.

Su autor, Paco Rodríguez, graduado en Turismo y MBA en empresas de servicios, así como consultor en economía digital y colaborativa, pone de manifiesto a lo largo de la publicación que los viajes siempre han sido un instrumento más de paz que de guerra y que el hospitium -o pacto de hospitalidad entre particulares para ofrecer alojamiento en comunidades ajenas– es una prueba de ello y de que los viajes van mucho más allá del inicio del turismo como industria y de internet.

Por ejemplo, a comienzos del siglo XX los nobles, con motivo de la boda del rey Alfonso XIII, se alojaron en casas de otros nobles al no existir aún hoteles de la calidad requerida.

Tras analizar el pasado, Paco Rodríguez disecciona el presente para comprender los cambios que estamos viviendo en cuanto a “gentrificación”, saturación de algunos destinos, nuevas formas de viajar…, muchos de ellos nada nuevos, y el origen y posibles soluciones planteadas por algunos destinos, así como los retos y oportunidades futuras a los que se enfrenta la industria turística

También se plasman otras posibles soluciones a muchas de esas polémicas que vivimos en la actualidad, sugeridas por el propio autor. Por ejemplo, ¿Qué papel desarrolla la economía colaborativa en nuestra forma de viajar? o ¿Qué novedades han traído las nuevas plataformas de alojamiento y transporte?.

Paco Rodríguez analiza también el futuro que nos espera con la industria 4.0 y la tecnología que hace posible la realidad virtual, la inteligencia artificial, blockchain o el big data y cómo afectará al turismo, al empleo y a la sociedad.