Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Entradas etiquetadas como ‘medio ambiente’

La ONU lanza la Alianza de las Naciones por la moda sostenible

La Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, que se celebrará el próximo mes de marzo, analizará soluciones pioneras para abordar los desafíos ambientales, bajo el lema Piensa en el planeta, vive simple.

En este foro, ONU Medio Ambiente lanzará formalmente la Alianza de las Naciones Unidas sobre la Moda Sostenible para alentar al sector privado, a los gobiernos y a las organizaciones no gubernamentales a reducir los impactos negativos de la industria de la moda en lo social, económico y ambiental, y a convertir a este gremio en un impulsor de la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Imagen de International Trade Centre.

Las agencias de la ONU ya están trabajando para hacer que la moda sea más sostenible, desde la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que protege las tierras cultivables, hasta la Iniciativa de Moda Ética establecida por el Centro de Comercio Internacional, y ONU Medio Ambiente, que fomenta prácticas de fabricación sostenibles.

Algunos diseñadores y organizaciones ya están diseñando moda sostenible y España es un buen ejemplo de ello. La Asociación de Moda Sostenible de España o la Asociación de Madrid o Barcelona dan a conocer y fomentan la moda sostenible, su creación, producción, venta y su uso y facilita a los creadores el acceso a materias primas, producción y comercialización de sus creaciones.

Es muy relevante también el trabajo que lleva a cabo The Circular Project, que fue la primera tienda de moda sostenible en la capital y que también representa a un sinfín de marcas de otras provincias para darles visibilidad en Madrid. Es una plataforma que trabaja para promover la moda ética y responsable desde el enfoque integral del triple balance, que hace hincapié de igual forma en los aspectos social, económico y ecológico.

En España, son ya numerosas las empresas que ya están trabajando en moda ética y sostenible, con el respeto al Medio Ambiente como idea principal de sus creaciones. Aquí recojo algunas de ellas, pero quedan otras muchas que luchan para concienciar al público de que no hay vuelta atrás.

Ecoalf hace zapatos con algas y plástico reciclado como parte de su colección Upcycling the Oceans. Fundada en 2012, Ecoalf recolecta basura marina plástica de 33 puertos y convierte la basura en zapatos, ropa o bolsos.

Hemper fabrica y comercializa sus mochilas sostenibles y complementos fabricados a mano con cáñamo en Nepal. Con ello, da trabajo digno a comunidades locales para llevar a cabo la producción íntegra de sus productos.

Ternua,  empresa guipuzkoana, elabora prendas de ropa para actividades al aire libre en favor de la sostenibilidad. Una de sus líneas de actuación es la reutilización de cáscaras de nueces para elaborar tintes naturales.

Sylvia Calvo BCN, creada en Barcelona en 2015, utiliza procesos de producción artesanales. Emplea materiales ecológicos, tanto orgánicos como reciclados, como son los trozos de sacos de café, para elaborar sus piezas de ropa. Sus prendas son elaboradas a mano y con un diseño exclusivo que da una segunda vida a materiales considerados como residuos.

Bolso de Araceli García.

Araceli García illustration. Artista que apuesta por el trabajo artesano con el que fabrica su obra y fusiona nuevas tecnologías que permiten captar momentos y mantenerlos en el tiempo para así disfrutar de ellos de forma atemporal. Acaba de presentar en Madrid su colección de bolsos Perception, una edición limitada de 50 piezas con la que liberarse del automatismo impuesto por las producciones masivas.

Deus ex Machine es una marca de accesorios con ua colección innovadora, a base de materiales reciclados (neumáticos de vehículos, banners publicitarios, sacos de arroz entre otros), que pretenden revolucionar como alternativa el mundo de la moda.

L’autre sac realiza bolsos con papel Tyvek®, que es un material 100% reciclable, impermeable, resistente y muy ligero, y los fabrica en un taller de Colombia que da trabajo a mujeres con riesgo de exclusión laboral.

ONU Medio Ambiente señala que la industria de la moda produce el 20% de las aguas residuales mundiales y el 10% de las emisiones globales de carbono, más que todos los vuelos internacionales y el transporte marítimo. La industria textil es la segunda industria más contaminante de agua del mundo; por ejemplo, para fabricar un pantalón vaquero se necesitan casi 8.000 litros de agua. Y también está el negativo aspecto humano de esta industria con trabajadores, muchas veces niños, a los que se les paga sueldos mínimos por producir masivamente en países en desarrollo.

Si nada cambia, para 2050 la industria de la moda consumirá una cuarta parte del presupuesto mundial de carbono. Lavar la ropa también libera al océano medio millón de toneladas de microfibras cada año. Por fortuna, son muchos los que ya están trabajando para cambiar este negro panorama.

Fuentes: Fundación por la Economía Circular
The Circular Project

 

Empresas B Corp, la economía más inclusiva y sostenible

En España ya hay más de 50 compañías B Corp, que se suman a las más de 2.600 empresas que poseen la certificación B Corp en el mundo. Todas ellas son entidades comprometidas que generan un impacto positivo en la sociedad y en el planeta.

Estas empresas acaban de celebrar en Zaragoza la tercera edición del B Good Day, para explorar nuevos caminos de gestión y de transformación empresarial, tan necesarios en el entorno incierto que rodea a las empresas y a la sociedad.

El B Good Day es la cita anual de la comunidad B Corp en España y reúne a todas las empresas certificadas como B Corp y aquellas que están en proceso o interesadas en realizar un cambio de paradigma hacia un modelo sostenible y responsable. El sello B Corp reconoce el cumplimiento de buenas prácticas sociales, medioambientales, de gobierno y transparencia por parte de las empresas.

Responsables de distintas empresas con certificación como Holaluz o Triodos Bank señalan que estas compañías están llevando a cabo “una transformación empresarial que va mucho más allá de la responsabilidad social corporativa: el movimiento B Corp está redefiniendo el ADN y la función de la empresa del siglo XXI en la sociedad y el planeta. Más allá de los beneficios económicos, las B Corp utilizan su fuerza como empresas para hacer frente a los desafíos y problemas sociales y ambientales del presente”.

Este cambio también implica a las personas y cada vez son más quienes buscan negocios comprometidos con las comunidades y el medioambiente. Y todo apunta que no dejarán de aumentar. “La generación Z lleva el sello B Corp en la frente”, afirma Nieves Segovia, directora de Institución Educativa Sek.

Durante la celebración del B Good Day, distintas empresas como Ecoalf, Veritas y Ecodes compartieron con los asistentes cómo están transformando el sector textil, agroalimentario y TIC industrial respectivamente a través de la economía circular, mientras que con otras, como Triodos Bank, Creas, Transcendent o Ecodes, se exploraron las opciones reales y efectivas para escalar el impacto empresarial con una financiación ética y con valores.

B Corporation es un movimiento global de personas que utilizan la fuerza de las empresas para resolver los problemas sociales y ambientales del siglo XXI. A diferencia de las empresas que sólo persiguen fines económicos, las empresas con la certificación B Corp cumplen con niveles elevados y verificados de desempeño social y ambiental, transparencia pública, responsabilidad legal y compromiso de impacto positivo.

El movimiento está presenta en España y B Corp Spain ya cuenta con más de 50 empresas orientadas a generar impacto positivo.

Nueva campaña para pedir IVA cero a la venta de bienes de segunda mano

Las organizaciones Amigos de la Tierra y Aeress-Red de recuperadores de Economía Solidaria se han unido para reclamar a la Administración una reducción del IVA a las tiendas y comercios de productos reparados y reutilizados.

No es la primera vez que estas asociaciones piden esta medida en campañas anteriores y ahora se unen para fomentar ambas un consumo sostenible y responsable que permita prolongar la vida útil de los productos.

A la iniciativa también se ha sumado Oxfam Intermón, Ong que contribuye a reducir los residuos textiles y a concienciar sobre la importancia de la reutilización a través de sus tiendas de Segunda Oportunidad. Juntos pretenden alcanzar un modelo de Economía Circular que abandone el modelo lineal de usar y tirar a favor de un consumo más responsable, consciente y sostenible, basado en la reducción del uso de recursos naturales y la igualdad de oportunidades.

La red de tiendas de segunda mano de Aeress vende productos que han sido gestionados para evitar que se conviertan en residuos, a la vez que hacen un acompañamiento a la inserción sociolaboral y dan trabajo a personas en riesgo de exclusión, y los comercios de segunda mano, reparación y alquiler agrupados en el directorio de Amigos de la Tierra, Alargascencia, contribuyen a un mismo objetivo, alargar la vida útil de los productos, luchar contra la obsolescencia y reducir la cantidad de residuos, protegiendo el medio ambiente.

La petición conjunta para solicitar a las administraciones públicas una reducción fiscal conlleva dos medidas; por un lado, IVA cero a la venta de bienes de segunda mano que provienen de la preparación para la reutilización llevado a cabo por entidades sociales; y por otro, una reducción del IVA del 21% al 10% para el resto de comercios locales con servicios de reparación, compra-venta de segunda mano y alquiler.

Cada vez más países se están sumando a las reducciones fiscales para este tipo de productos y servicios. Es el caso de Bélgica, Suecia, Francia, Países Bajos, Irlanda y Reino Unido, “que se han dado cuenta de sus ventajas sociales y ambientales, así como del nicho de empleo que representa”, afirman estas organizaciones que estiman que por cada 1.000 toneladas de residuos gestionados se pueden llegar a crear hasta 296 empleos locales, promoviendo al mismo tiempo el empleo de inserción”, afirman.

Amigos de la Tierra y Aeress han solicitado una reunión con los ministerios de Hacienda y de Transición Ecológica para trasladar la petición, que se enmarca dentro de las políticas de Economía Circular y la aplicación de la correcta gestión de residuos establecida por la Unión Europea, “promocionando la prevención, la reutilización y por último el reciclaje, una máxima que debe guiar a las administraciones de los Estados miembros a la hora de legislar, y establecer las políticas fiscales alineadas con estos principios”.

La campaña incluye también una llamada a otras entidades para que se sumen a la iniciativa en el siguiente enlace. Por el momento ya se han suscrito a la petición Economistas Sin Fronteras, Ecologistas en Acción, ReZero y Surfrider

Amigos de la Tierra y Aeress advierten de que no somos conscientes del ahorro que supone darle una segunda, tercera oportunidad a un objeto: el ahorro en la extracción de materias primas, en la energía y agua que se necesita para su fabricación, en las emisiones de CO2 resultantes de todo el proceso, en el transporte para su distribución, los materiales para su embalaje, o en la gestión de residuos. Y ponen un ejemplo: “tan solo para fabricar una camiseta de algodón se necesitan de media 3.900 litros de agua”, señala Alodia Pérez, responsable del área de Recursos Naturales y Residuos de Amigos de la Tierra.

Laura Rubio, directora de Aeress, señala que “una fiscalidad ambiental que incentive los mejores hábitos de consumo y que favorezca la reutilización puede ser tremendamente eficaz para avanzar hacia una verdadera economía circular y socialmente justa”.

Comienza Biocultura, con un protagonismo especial de la moda sostenible

Biocultura, la feria de productos ecológicos y consumo responsable más importante del estado español se celebra este fin de semana -de jueves 1 a domingo 4 de noviembre- en los pabellones 8 y 10 de la Feria de Madrid, IFEMA, y espera la participación de más de 800 expositores y la visita de casi 75.000 personas.

El pabellón 10 concentrará unas 18.000 referencias de productos de alimentación ecológica y de higiene y cosmética con ingredientes certificados. Y en el pabellón 8 expondrán firmas de textil orgánico, de ecomateriales, muebles y decoración para la vivienda, energías renovables; salud; ahorro y reciclaje; ecología; medio ambiente; turismo rural; juguetes; artesanías; y música; libros y revistas.

En esta edición, habrá 71 expositores, entre artesanos y empresas, de moda sostenible. Un sector que en cinco años ha alcanzado un crecimiento del 344%, lo que indica que hay un interés real del público por los artículos de vestir que son respetuosos con el medio ambiente, más allá de los ya consolidados como la alimentación ecológica y la cosmética eco-natural, señalan los responsable de Biocultura.

Se podrá ver las elaboraciones artesanales de diversos zapateros que realizan sus productos con piel en curtición vegetal y tintes naturales, como son los casos de Martín Natur, Zapatari o Pinrel, o bien utilizando productos para un acabado cien por cien vegano, como Ecoalkesan, Bioworld Vegan, etc…

También, los colores primarios y tintes naturales en algodón orgánico, la lana y sus aplicaciones proveniente de ganadería ecológica o restos de madejas y joyas artesanales elaboradas con plata, oro y piedras semi-preciosas, además de las confeccionadas con tejidos, en madera o realizadas con la hierba dorada de Brasil.

Un año más se llevarán a cabo los Showrooms de Planeta Moda – proyecto de la Asociación Vida Sana– que a través de diversos expositores o acciones propias propone temas como Moda bio y orgánica en grandes almacenes o la importancia que tiene la ropa interior en orgánico.

Por otro lado, los interesados podrán conocer las pautas para crear una marca e imagen con principios de sostenibilidad, o cómo reutilizar aquellas prendas que no sabemos qué hacer con ellas y darles una segunda vida.

Imagen de Biocultura.

Las firmas de moda sostenible quieren descubrirnos cómo poco a poco podemos ir adquiriendo prendas de algodón orgánico, lana o lino y conseguir un cambio sustancial, ya no solo por los tejidos o el diseño imperecederos de las prendas que podemos usar sin que pasen de moda –al contrario de lo que “obligan” las grandes marcas del Fast Fashion que tanto han contribuido a que la moda sea el segundo sector más contaminante del mundo-, sino que sabremos quién ha realizado la prenda, quien ha cultivado el algodón, pasando la autoría de su diseño, hasta conocer quién ha rematado su confección en un taller social.

BioCultura Madrid. Feria de Productos Ecológicos y Consumo Responsable.

Feria de Madrid – IFEMA (Pabellónes 8 y 10)
1, 2, 3 y 4 de noviembre de 2018
34ª Edición.

 

Traviesas de ferrocarril fabricadas con plásticos y neumáticos reciclados

La empresa italiana Greenrail, con sede en Milán, fabrica traviesas de ferrocarril duraderos, utilizando una mezcla de residuos plásticos de origen urbano y de neumáticos al final de su vida útil. El próximo objetivo del fabricante será integrar los paneles solares a sus productos.

La empresa milanesa Greenrail, creada en 2012, fabrica traviesas de ferrocarril utilizando plásticos reciclados así como neumáticos fuera de uso para la fabricación de su covertura externa, según recoge en su boletín la Fundación para la Economía Circular.

Los productos Greenrail tienen mejor resistencia a la congelación y descongelación -señalan los responsables de esta empresa-, una vida más larga y reduce la vibración y los niveles de ruido generados por el tráfico ferroviario, en comparación con las traviesas estándar actuales en el sector.

Para un kilómetro de ferrocarril, se utilizan 35 toneladas de materiales reciclados, de los cuales, la mitad son neumáticos y la otra mitad plástico reciclado. La compañía italiana está desarrollando actualmente el programa solar Greenrail, que tiene como objetivo integrar paneles solares pequeños en los travesaños. Esta tecnología podría producir de 30 a 35 megavatios hora (MWh) de electricidad anuales, energía suficiente para alimentar a diez hogares al año, según el director de operaciones de Greenrail, Firas Buní.

Para su desarrollo, Greenrail cuenta con el apoyo financiero del programa marco de la Comisión Europea, Horizonte 2020, y de organizaciones como la Fundación para el Desarrollo Sostenible de Italia y la Fundación Politécnico de Milán.

Comienza la feria de la transformación hacia un consumo consciente

Este fin de semana se celebra en Madrid la VI Feria de la Economía Solidaria, organizada por la Red de redes de Economía Alternativa y Solidaria (REAS Madrid) y el Mercado Social de Madrid y en la que estarán presentes más de 100 empresas y entidades y se llevarán a cabo más de 60 actividades. Será en el madrileño barrio de Arganzuela, en la explanada Multiusos Madrid Río (Paseo de la Chopera, 6) (Paseo de la Chopera, 6).

Uno de los grandes temas de la Feria será la transformación hacía un consumo consciente y el poder de los y las consumidoras para generar los cambios que promuevan el desarrollo comunitario y territorial, el respeto del medio ambiente, unas condiciones de trabajo dignas y una alimentación respetuosa con la salud, en palabras de Roberto Valdivieso, presidente del Mercado Social de Madrid.

Las más de cien empresas que participan este año ofrecerán a los visitantes una amplia oferta de productos y servicios éticos en sectores muy diversos como las finanzas, la construcción, la moda, la salud, las tecnologías, el turismo, el transporte, la educación, la energía o la alimentación. “Hoy día las empresas y entidades de la Economía Solidaria están presentes en multitud de sectores de la economía y son capaces de cubrir las principales necesidades de las personas para la vida diaria así como lasdemandas específicas en campos muy diversos como la comunicación, la psicología o el reciclaje, señala Sandra Salsón, presidenta de Reas Madrid.

La VI Feria de Economía Solidaria es  además un espacio de encuentro y de intercambio de experiencias a través de los talleres, charlas, actividades lúdicas y culturales que se celebrarán durante el fin de semana y que están articuladas en cuatro temáticas: la educación, la innovación social y el desarrollo comunitario bajo el eje de Comunidades; el ecologismo, consumo responsable y sostenible en el eje de Semillas; la tecnología, comunicación y cultura crítica englobadas bajo el nombre de Miradas; y los feminismos, cuidados e igualdad social dentro del eje de Vidas.

Más de 60 actividades llenarán de vida La VI Feria

Los visitantes podrán asistir a charlas y talleres informativos sobre consumo responsable y sostenible para conocer iniciativas que van desde la creación de supermercados cooperativos especializados en alimentos de producción ecológica, a la autoproducción energética a través de instalaciones fotovoltaicas o de digestores domésticos para generar biogás, a partir de los restos orgánicos que producimos en el hogar. La precariedad laboral, la huella del turismo en los países del sur, la violencia de género digital o las soluciones habitacionales para las personas mayores a través del cohousing también serán abordadas a través de las más de 20 charlas que tendrán lugar durante el fin de semana.

También se han organizado talleres prácticos para interpretar la factura de la luz, conocer las finanzas éticas o poner en marcha propuestas de eficiencia energética para optimizar el uso de los recursos energéticos en el hogar y se realizarán talleres sobre coeducación, perspectiva ecosocial y feminista, la batucada como herramienta educativa o los recursos para la contratación pública responsable, la gestión y promoción de empresas de la Economía Social y Solidaria o conectar alternativas económicas.

Tampoco faltarán actividades para los más pequeños, para quienes se han preparado conciertos, talleres y cuentacuentos, así como actividades lúdicas y culturales para todos los públicos como la ruta de tapas para la degustación de productos de comercio justo, el vermut colaborativo que servirá como espacio de encuentro para nuevas entidades interesadas en participar en el Mercado Social, una ruta en bicicleta por los alrededores del recinto o los conciertos y verbenas.

Durante la Feria se utilizará la moneda social del Mercado Social, que está siendo rediseñada para convertirse en una herramienta de fidelización de consumidores y de visibilización de las ventajas de pertenecer al Mercado Social.

Esta Feria está patrocinada por cooperativas de banca ética como Fiare o Coop57; empresas de seguros éticos como CAES y Sepra; cooperativas eléctricas verdes de gran escala como Som Energía o Ecooo, empresa que impulsa proyectos para un nuevo modelo energético; la Federación de Cooperativas Madrileña (FECOMA); Gredos San Diego GSD, el mayor grupo cooperativo de la Comunidad de Madrid; y la primera institución cooperativa de enseñanza no universitaria de Madrid, la fundación independiente y sin ánimo de lucro FUHEM; el grupo cooperativo Tangente, cooperativa experta en jardinería; y el grupo de medios de comunicación de propiedad colectiva El Salto y la revista La Marea, cooperativa propiedad de lectores y trabajadores.

La economía solidaria en cifras

La Red Estatal de Redes de Economía Alternativa y Solidaria fue creada en 1995 y agrupa a día de hoy a más de 600 empresas y entidades que comparten los principios de la Economía Social y Solidaria: cooperación en lugar de competencia, sostenibilidad ambiental, equidad y reconocimiento de todas las personas como iguales, compromiso con el entorno y desarrollo local sostenible y comunitario, el trabajo como elemento clave en la calidad de vida y sin fines lucrativos.

El pasado año, con cerca de 11.000 personas empleadas, los ingresos de las entidades que pertenecen a REAS a nivel estatal superaron los 421 millones de euros. Asimismo, REAS está presente en RIPESS, la red mundial de redes comprometidas con la economía social y solidaria y forma parte de CEPES, la Confederación Empresarial Española de la Economía Social, que agrupa a 43.000 entidades que emplean directa e indirectamente a 1,8 millones de personas en España y facturan 150.000 millones de euros (lo que equivale al 10-12% del PIB).

Bolsas reutilizables, ni de plástico ni de algodón: de telas en desuso

Customizando es una cooperativa madrileña de integración social sin ánimo de lucro que elabora, entre otras muchas prendas, bolsas reutilizables para la compra, realizadas con tejidos en desuso, huyendo de los plásticos y del algodón que tantos litros de agua requiere para su transformación en ropa.

La cooperativa combina la transformación textil artesanal con la capacitación y el emprendimiento colectivo de sus nueve trabajadoras y actúa en el sector del diseño creativo dando una segunda vida a prendas de vestir que ya no se utilizan.

“Estas bolsas aportan muchos beneficios: por un lado, ahorramos agua y no derrochamos recursos naturales; por otro lado, al usar textil desechado, aliviaremos vertederos (el 60% de los textiles que dejamos de usar terminan allí), y además tendremos bolsas únicas que reflejan los valores que defendemos y nos hacen sentir que estamos ayudando al planeta generando menos residuo textil”, señalan.

Su línea de bolsas para congresos, eventos, jornadas… está hecha con telas reutilizadas en optimas condiciones y de esta manera las empresas que las adquieran no sólo estarían ayudando al medio ambiente sino que también apoyarían un proyecto local de empleo de mujeres con dificultades para acceder al mercado laboral convencional. Un proyecto que poco a poco se ha ido consolidando, formando profesionales del corte y la confección, que lucha por los derechos de las trabajadoras y por la dignificación del mundo textil.

Customizando es una iniciativa de la Cooperativa FAM Y LIAS, Recursos para la Diversidad, que impulsa proyectos de inserción de mujeres mediante el autoempleo colectivo y está catalogada como Empresa de Inserción de la Comunidad de Madrid.

Es también una empresa-escuela de tránsito, en la que las mujeres, en un periodo de dos o tres años, adquieren la capacitación para crear su propia cooperativa o desempeñar un rol técnico profesional en la compañía, produciendo y acompañando a su vez a las nuevas trabajadoras –alumnas de la cooperativa.

Customizando tiene entre sus compromisos contribuir  a la moda ética y sostenible cuidando los procesos de producción con la reutilización de recursos y desarrollar procesos productivos respetuosos con los derechos humanos y laborales.

Agua con valores sociales para desarrollar pueblos de África

Auara es  una empresa de agua mineral que invierte el 100% de sus dividendos en llevar agua potable a personas que no la tienen y que además fabrica sus botellas con un 100% de plástico reciclado R-Pet.

Más de 700 millones de personas en el mundo carecen de agua potable en su día a día y más de 1.000 niños mueren cada día por enfermedades derivadas de consumir agua en mal estado. Porque el agua es la base de la vida y su falta genera hambre, enfermedades, falta de higiene,
problemas de escolarización infantil…, esta empresa de carácter social está comprometida con varios proyectos que lleva a cabo en África.

Auara, que significa, en amahárico, idioma etíope, Tormenta de arena en el desierto, también está comprometida con el respeto al medio ambiente y lleva a cabo su compromiso envasando el agua en botellas fabricadas con materiales totalmente reciclados. De esta forma, se ha convertido en la primera marca de Europa y una de las primeras del mundo en fabricar botellas 100% recicladas.

La empresa ha conseguido reciclar 40.000 kilos de plástico, con lo que ha ahorrado 66.000 litros de petróleo. Además, el diseño de la botella está pensado para optimizar el transporte, ya que la base es cuadrada, por lo que en un pallet caben un 20% más de botellas de Aura que botellas tradicionales, una forma ingeniosa de optimizar los recursos de los procesos logísticos.

Todos sus proyectos sociales están basados en el agua, en el acceso al agua potable, en el saneamiento y en la agricultura para intentar reducir el hambre las efermedades y aumentar la escolarización de los niños, dar acceso a la higiene y a la sanidad y favorecer la independencia de las mujeres.

Sus objetivos hasta 2020 son asegurar el acceso a agua potable a 50.000 personas –ahora lo tienen 12.000 personas-, evitar el empleo de 10 millones de litros de petróleo en Pet, invertir 2,5 millones de euros en proyectos sociales, reutilizar el plástico de 90 millones de botellas y concienciar sobre la crisis del agua.

Auara es un agua mineral natural, de mineralización débil cuyo origen es el manantial Carrizal II, en la provincia de León. Su composición mineral posee unas características propias y estables que se conservan intactas, gracias al origen subterráneo del agua. El agua no está sometida a ningún tipo de tratamiento químico ni térmico y es totalmente natural.

Fuente: Ecocircular.

Banca ética y economía social y solidaria: ante todo, las personas

Asociaciones y empresas de la economía social y solidaria y el cooperativismo están saliendo al paso de los ataques que han recibido en los últimos días de algunos medios que les acusan de beneficiarse de una supuesta “trama de corrupción” de subvenciones en el Ayuntamiento de Madrid, gobernado por Ahora Madrid.

REAS Madrid (Red de Economía Alternativa y Solidaria) y sus entidades asociadas o Fiare Banca Ética defienden la economía social y solidaria que pone en el centro a las personas y niegan cualquier trato de favor por parte de ninguna de las administraciones. Consideran irresponsable poner indirectamente a todo un sector en el punto de mira mediático, “al fundar sospechas sobre la legalidad del acceso a las ayudas públicas previstas para la Economía Social y Solidaria y el mundo cooperativo, así como su participación en concursos abiertos y de libre concurrencia”.

Ante tales ataques, Fiare Banca Ética, un banco cooperativo, aclara que trabaja básicamente en la intermediación financiera, recoge ahorro de personas y organizaciones y da crédito a entidades con una clara vocación de transformación social. Además, dispone de una política de transparencia a través de su web donde publica toda la financiación y elabora una publicación anual el Balance social en la que explica las cuentas y servicios con los proveedores.

Los principales clientes del banco son empresas de la Economía Social y Solidaria que trabajan con proyectos con un alto valor añadido para la sociedad y su relación con ellas es de proveedor de servicios, “ofrecemos financiación con intereses, y todo crédito tiene que ser devuelto. También hay organizaciones que sólo tienen sus servicios operativos bancarios habituales”, precisan.

En cuanto a su relación con la política, señalan que trabajan con aquellas administraciones públicas que quieren mejorar la calidad de vida de la ciudadanía y que solicitan algunos de los servicios como cuenta corriente, depósitos de ahorro o líneas de financiación como por ejemplo hacen el Ayuntamiento de San Sebastián o el de Barcelona.

Precisan que los partidos políticos no pueden ser socios ni solicitar financiación, sólo pueden disponer de cuenta corriente, como ha sido el caso de Ahora Madrid. “La relación que hubo con Ahora Madrid, es precisamente esta, la relación que tuvimos al disponer de una cuenta corriente”, añaden.

El convenio con el Ayuntamiento de Madrid tiene como objetivo, según Fiare, conceder ayudas reintegrables para la puesta en marcha de proyectos de emprendimiento social en la ciudad de Madrid. Es un convenio que durará 4 años y al que tendrán acceso diferentes empresas de la ciudad.

Este convenio se firmó después de otra experiencia previa en Valladolid, donde en 2012 la Asociación Fiare Castilla y León firmó un primer convenio con el Ayuntamiento de Valladolid, gobernado entonces por el PP, con ayudas reintegrables a entidades de la economía solidaria. En 2016 se renueva por cuatro años más con el gobierno de coalición presidido por el PSOE.

En 2015 se firma un convenio similar con la Diputación de Valladolid gobernada también por el PP. Este convenio se renueva anualmente. El objetivo es el mismo aunque los proyectos financiables deben venir de poblaciones con menos de 20.000 habitantes para favorecer el desarrollo local de empresas de emprendimiento social.

Por su parte, REAS Madrid es la Red de Economía Alternativa Solidaria de Madrid, asociación sin ánimo de lucro y sin afiliación política creada en el año 2001 que agrupa en Madrid a más de 150 entidades del ámbito de la Economía Social y Solidaria, según sus estatutos.

Pertenece a su vez a la Red de Redes de Economía Alternativa y Solidaria, compuesta por 594 entidades entre las 18 redes que forman parte del conjunto de la Red. 10.864 personas contratadas y 33.843 personas voluntarias. Con un volumen de ingresos de 421 millones de euros: el 66% por volumen de facturación, el 20% procedente de subvenciones y un 14% de otros ingresos (datos de 2017). Forma parte de La Confederación Empresarial Española de Economía Social (CEPES) y también de RIPESS, la red mundial de redes continentales comprometidas con la promoción de la economía social y solidaria.

Los cooperativistas han señalado que “es bastante irresponsable poner indirectamente a todo un sector en el punto de mira mediático, al fundar sospechas sobre la legalidad del acceso a las ayudas públicas previstas para la Economía Social y Solidaria y el mundo cooperativo, así como su participación en concursos abiertos y de libre concurrencia. Para hacernos una idea, estas empresas, que crean empleo, y que también trabajan en el sector privado, suponen el 5% del PIB del Estado y, entre ellas, se encuentran entidades insignia y fundamentales dentro del tejido productivo español. Es extremadamente grave que se utilice a la Economía Social y Solidaria como una herramienta de ataque”.

La Economía Solidaria es un enfoque de la actividad económica que tiene en cuenta a las personas, el medio ambiente y el desarrollo sostenible y sustentable, como referencia prioritaria por encima de otros intereses. Sus iniciativas son independientes con respecto a los poderes públicos, actúan orientadas por valores como la equidad, la solidaridad, la sostenibilidad, la participación, la inclusión y el compromiso con la comunidad y también son las promotoras de un cambio social.

Campaña para que nos animemos a separar los beneficiosos residuos orgánicos

Distintos colectivos vecinales y ecologistas de la Comunidad de Madrid han lanzado la campaña Quiero un marrón, con la que pretenden explicar y concienciar en los barrios, ciudades y pueblos madrileños de la necesidad de conseguir una correcta separación de la materia orgánica en los domicilios. Además, busca el compromiso de las corporaciones municipales para implantar sistemas eficientes y eficaces de separación.

Para los colectivos participantes, la recogida selectiva de la materia orgánica y su correcto tratamiento son fundamentales para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, la contaminación de los suelos por la presencia de vertederos, la producción masiva de materiales fertilizantes que provienen del petróleo y para cumplir con los objetivos europeos de reducción y reciclaje en 2020.

En la campaña participan la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid, Amigos de la Tierra, Asociación para la Recuperación del Bosque,  Ecologistas en Acción, el Grupo de Acción para el Medio Ambiente, Economías BioRegionales y los  colectivos sociales Coopera y Composta y Red de Huertos Urbanos Comunitarios de Madrid.

La Directiva 2008/98/CE, así como la ley española 22/2011 de Residuos y suelos contaminados, marcan el año 2020 como fecha límite para alcanzar un porcentaje de reciclaje del 50% de los residuos domésticos. La cercanía de esta fecha se está traduciendo en que algunos municipios hayan comenzado a introducir la recogida selectiva de la materia orgánica, al igual que sucede con las fracciones de papel y cartón, vidrio, envases, ropa, aceites vegetales usados, pilas y otros residuos. Para los organizadores, estas actuaciones suponen un avance, pero consideran que su puesta en marcha debe ir acompañada de una amplia participación vecinal activa que en pocos casos se está realizando.

“Estas campañas –dicen-, si no van acompañadas de una amplia información y participación, están abocadas al fracaso en su funcionamiento y en sus objetivos”.

Del total de los residuos domésticos, la materia orgánica supone un 40% (170 kg/año por persona). La gran mayoría de este porcentaje se recoge mezclado con otro tipo de residuos y es tratado como simple basura, es decir, su destino es el vertido o la incineración. Conseguir una adecuada y eficiente separación y recogida selectiva es urgente para cumplir con las exigencias de la normativa europea y evitar futuras multas a ayuntamientos.

Además, la transformación de estos residuos en un compost de calidad tiene numerosos beneficios como la disminución de la creciente contaminación del entorno que acelera las consecuencias del cambio climático, la colmatación y creación de nuevos vertederos, un incremento del contenido de materia orgánica en nuestros suelos agrícolas, un ahorro del coste económico del uso de fertilizantes de síntesis y de la degradación ambiental que supone su uso.

“Quiero un marrón” cuenta con una página web (www.quierounmarron.org) que contará con contenidos didácticos y noticias sobre los avances de la campaña.