Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Entradas etiquetadas como ‘medio ambiente’

Circulecon, un proyecto para fomentar la economía circular en empresas y consumidores

Circulecon, Fiscalidad y Economía Circular es un proyecto de investigación de la Universidad de Castilla La Mancha dirigido a fomentar la economía circular y conseguir un modelo productivo circular para un desarrollo económico sostenible que respete el medio ambiente y optimice el uso de los recursos naturales, principalmente los no renovables.

La investigadora principal del proyecto es la profesora titular de Derecho Financiero y Tributario de la Universidad de Castilla-La Mancha, Gemma Patón, que explica que lo que se pretende con Circulecon es “fomentar el interés por la economía circular e incentivar que se adopten las estrategias de economía circular por todos los sectores productivos” y que las instituciones adopten medidas proclives a esta estrategia.

Como la sociedad aún se encuentra en un momento inicial con respecto a la economía circular, el proyecto llama a despertar el interés de los consumidores y también de los modelos productivos para que la economía circular vaya avanzando y se fomente el cambio de transición ecológica y ambiental.

La estrategia de la política europea ha situado la economía circular en el centro del debate y sugiere la necesidad de impulsar medidas que colaboren en el fomento de la circularidad económica para provocar un cambio de conductas y procesos productivos y facilitar la sostenibilidad y la conservación de bienes y productos en su ciclo de vida.

El objetivo del proyecto de investigación Circulecon, concedido por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, parte del análisis de los instrumentos financieros y tributarios que actualmente se destinan a fines de protección y/o conservación ambiental para avanzar hacia propuestas de reformulación y diseño jurídico de esos mismos fines que permitan conseguir un modelo productivo circular y un desarrollo económico sostenible que respete el medioambiente y optimice el uso de los recursos naturales esencialmente no renovables.

El proyecto tiene tres ejes de actuación: en el primero, los investigadores analizarán y revisarán los mecanismos financieros tradicionales para la protección y conservación ambiental, con especial atención a los sectores de residuos, aguas y suelos. El segundo eje se centrará en el debate actual sobre la reforma fiscal que debe adoptarse de forma progresiva para colaborar en la sostenibilidad ambiental de acuerdo a la estrategia de economía circular; y el tercero, estudiará la operatividad y eficacia de los instrumentos financieros y fiscales como revulsivo de la responsabilidad social ambiental que permita incidir en el comportamiento de empresas y consumidores, que son los agentes protagonistas de la economía circular.

Circulecon tiene, según su responsable, un marcado carácter internacional ya que en el mismo participan académicos y profesionales de Latinoamérica, área geográfica de interés para la aplicación de los resultados que se obtengan. Según Gemma Patón, “en los países latinoamericanos existe una inmensa riqueza natural en reservas de la biosfera y una concentración de recursos naturales y materias primas que tienen relevancia de primer orden en su desarrollo socioeconómico. Esto, junto a las dificultades propias para la obtención de ingresos fiscales, hace que adquiera prioridad nuestro interés para aplicar los resultados del proyecto”.

El carro de la compra es una forma de carro de combate

España está en el Top 10 mundial en volumen de mercado interior y crecimiento interanual de productos ecológicos, propiciado por un importante aumento del número de consumidores  y el consumo per cápita nacional  se sitúa en este momento en 46’5 euros/Hab/año.  Un importante crecimiento del gasto interior en productos ecológicos (10,1%), que supera  por primera vez la barrera del 2% del gasto alimentario total.

Son datos facilitados por la Asociación Vida Sana, organizadora de BioCultura, el gran escaparate del comercio ecológico que se celebra estos días en Madrid.

Cerca del 30% de los consumidores de productos bio tienen menos de 35 años. Los llamados  millennials son los principales compradores de productos ecológicos en España y la tendencia es similar en otros países. Su mayor concienciación hacia hábitos de compra y consumo más saludables, el hecho de ser los nuevos padres de núcleos familiares y su previsible mayor renta disponible influye positivamente en estos datos de consumo nacional, según el Ministerio de Agricultura y Alimentación.

El 8,7 % de la superficie agraria útil en España se dedica ya a la producción en biológico y ya hay 44.282 productores, elaboradores y comercializadores de estos productos. También han aumentado un 9,1%  los puntos de venta disponibles para los consumidores de productos ecológico y en un 20,6% los comercializadores.

Con estas cifras, el sector encara el futuro con perspectivas muy positivas con el objetivo de consolidar el crecimiento actual y superar los 2.500 millones de volumen de mercado actual.

BioCultura sigue siendo, después de 35 años, una buena oportunidad para observar y promover un poder de transformación social, que ahora ya es imparable, lo señala Ángeles Parra directora del certamen y de la asociación Vida Sana, promotora de BioCultura.

“El carro de la compra ya es una forma de carro de combate, como dicen algunos, que sirve para plantarle cara a un sistema que está destrozando el planeta y las sociedades humanas. La rebelión hacia un mundo más sostenible y justo empieza en nuestro consumo diario. Se trata de consumir ecológico no sólo por una cuestión de salud personal, es un kit completo. Como consumidores conscientes, queremos proteger la biodiversidad, repoblar los entornos rurales, cuidar la salud propia y la ajena, proteger al campesinado, conservar las tradiciones y las economías locales, las tiendas eco, el KM0 …”.

En la feria BioCultura, que se celebrará hasta el domingo 10 de noviembre, participan 800 expositores y se espera la visita de 74.500 personas. Paralelamente a la exposición, se celebrarán más de 400 actividades para el público.

BioCultura Feria de Productos Ecológicos y Consumo Responsable.
Feria de Madrid – IFEMA (Pabellónes 8 y 10)
7, 8, 9 y 10 de Noviembre de 2019
35ª Edición.

Más alternativas ecológicas a la industria textil convencional

Biocracia es una empresa de ropa y tejidos orgánicos, con base en España, creada por Bárbara Rasso, que nació hace dos años como una alternativa a la industria textil convencional y promueve la sostenibilidad y el desarrollo de todas las personas implicadas en el proceso de fabricación.

Sus productos son prendas y productos textiles 100% ecológicos de algodón orgánico y fibras naturales, teñidas exclusivamente con tintes naturales obtenidos de plantas medicinales. También es una empresa de Triple Balance, que es aquella que entiende la actividad económica atendiendo al balance económico, al social y al ecológico y ofrece una solución integral basada en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

Trabajan con proveedores en la India con los que comparten, según afirma Bárbara Rasso, los mismos códigos éticos y deseo de cambio, garantizando unos salarios justos para los trabajadores, la igualdad de género y en condiciones de comercio justo.

“Entendemos que trabajando en equipo somos más fuertes y las relaciones empresariales internacionales pueden ser honestas, plurales y sostenibles. Juntos trabajamos para satisfacer las necesidades de nuestros clientes contribuyendo a mejorar nuestro mundo y de este modo, le damos un nuevo significado a la palabra globalización“, señalan.

Los tejidos de Biocracia son 100% orgánicos, con certificación GOTS/OEKOTEX, se fabrican en la India. Las prendas de ropa se fabrican en España y se apoyan en talleres locales porque quieren así recuperar el tejido industrial español, “tan dañado hoy en día por el traslado masivo de las empresas a países con costes menores laborales y medioambientales, como la India”.

Para contribuir a erradicar las consecuencias de estas prácticas, donan un 10% de los beneficios a ONGs tanto de India como de España, para cumplir su compromiso de ayudar a erradicar de la pobreza y proporcionar una vida digna a través del trabajo.

Llega Biocultura, la feria del consumo responsable

Este próximo jueves, 7 de noviembre, comienza en Madrid BioCultura, la feria de productos ecológicos y consumo responsable más importante del estado español, que espera la participación de 800 expositores y 74.500 visitantes.

Paralelamente a la exposición, se celebrarán más de 400 actividades: catas, degustaciones, concursos, presentaciones… Pero no todo es alimentación ecológica. También hay ecocosmética, textil sostenible, consumo consciente… Y conciertos, actividades para familias, huerto, talleres…

La Feria se celebrará en los pabellones 8 y 10 de la Feria de Madrid (Ifema), del 7 al 10 de noviembre. El primero de los pabellones incluye moda sostenible; ecomateriales, muebles y decoración para la vivienda; energías renovables; bienestar y salud; ahorro y reciclaje; ecología; medio ambiente; turismo rural y casas de reposo; juguetes; artesanías; música; libros y revistas. Y el pabellón 10 estará dedicado a las más de 18.000 referencias de productos de alimentación ecológica, acompañado de otros sectores como son productos para la higiene y la cosmética con ingredientes certificados.

BioCultura es la feria de productos ecológicos por excelencia en España. Es una feria de referencia en Barcelona (26 ediciones), Sevilla (3 ediciones), Valencia (7 ediciones) y Bilbao (6 ediciones); y esta será  la 35ª edición en Madrid.

Para Ángeles Parra, directora de la feria, “está claro que somos lo que compramos, lo que comemos, lo que hacemos, lo que sentimos. Cada uno de nosotros, con sus hábitos de consumo, puede decantar el mundo hacia una sociedad más justa y respetuosa con la Naturaleza o, por el contrario, puede contribuir a la degradación de nuestra tierra. Nosotros decimos: quizás no seamos capaces de salvar el planeta, pero, desde luego, no vamos a contribuir a su destrucción”.

La Asociación Vida Sana es la organizadora de BioCultura. Los organizadores no son una empresa, sino un grupo de ecoactivistas que ha traído e impulsado en España el movimiento de la cultura biológica. Llevan cerca de 40 años denunciando y anunciando, con antelación, escándalos que se han ido sucediendo y, al mismo tiempo, construyendo formas de producción viables y rentables para agricultores, ganaderos e industriales; y sanas para la salud y el medio ambiente.

Vida Sana lleva a cabo también una importante labor docente, organiza cursos, desarrolla materiales pedagógicos para escuelas, edita la revista The Ecologist y la newsletter El Ecomensajero Digital. Su autofinanciación es la base de la independencia que caracteriza a Vida Sana y, por tanto, también a BioCultura.

BioCultura Feria de Productos Ecológicos y Consumo Responsable.
Feria de Madrid – IFEMA (Pabellónes 8 y 10)
7, 8, 9 y 10 de Noviembre de 2019
35ª Edición.

 

Ropa deportiva fabricada con plástico reciclado

Minimalism Brand es una marca de ropa básica deportiva que  persigue el consumo responsable, la fabricación sostenible y la durabilidad de los productos y elabora sus piezas, fundamentalmente sudaderas, camisetas, cortavientos y complementos, con plástico reciclado.

La empresa fue creada en 2017 por Pepe Martín y Víctor Rodado, quienes afirman que una vida minimalista y responsable es la única capaz de provocar cambios.

“Un usuario alejado del hiperconsumismo, de la moda rápida y estacional, a quien le gusta la moda centrada en la calidad y durabilidad de básicos fabricados de forma sostenible, ese es el público objetivo de Minimalism Brand: Cómprate 10 camisetas al año, muy buenas, no 4 cada 2 meses”, afirma Víctor Rodado.

Cada cortaviento está fabricado al 100% con poliéster reciclado, compuesto por ocho botellas de plástico reciclado, la sudadera está compuesta en un 85% de algodón orgánico y un 15% de poliéster reciclado y la camiseta es 100% algodón reciclado.

“No queremos que la gente compre cosas que no necesita, queremos que nos compren cuando necesiten uno de nuestros productos y que sean conscientes de qué están comprando. Creemos en la compra responsable, por eso ajustamos nuestros precios en los lotes para ser más competitivos”.

La compañía comparte sus números desde sus comienzos y en su web se puede acceder de manera gratuita a todas las métricas de negocio, tráfico, visitas, conversiones, ventas, pedidos, facturación, etc., y sus responsables aseguran que la transparencia es una de las claves de su éxito: “Todo funciona cuando eres transparente con el cliente, tenemos esa responsabilidad con ellos. En Minimalism Brand contamos dónde fabricamos, por qué, dónde invertimos, contamos lo que nos sale bien y lo que nos sale mal”.

Pepe Martín y Víctor Rodado, con las mochilas que fabrican.

El proyecto comenzó como un juego entre amigos que tenían 2.000 euros y se pusieron a vender carteras para poder ir al festival Burning Man, en Nevada, Estados Unidos. Como en un fin de semana vendieron 1.400 unidades, se decidieron a crear una empresa con un único producto. Esto les sirvió para hacerse un hueco en el mercado, vender 40.000 unidades y cerrar el 2018 con 150.000 euros de facturación.

“El mercado, los inversores y los gobiernos están empezando a apostar por estos modelos sostenibles, duraderos e inclusivos. Estamos creciendo un 70% más que el año pasado, y llegamos ya a los 350.000 euros de facturación”.

Más que contentos con el desarrollo del producto, ahora han ampliado el catálogo, añadiendo carteras minimalistas y mochilas a las camisetas, sudaderas y cortavientos.

2.500 millones de euros para limpiar los océanos y proteger las costas

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) acaba de lanzar su Estrategia Oceánica Sostenible (Blue SOS), cuyo objetivo es hacer que los océanos sean más saludables, construir costas más fuertes y resilientes y mejorar la sostenibilidad de las actividades relacionadas con los océanos.

Para ello, el banco de la Unión Europea se ha comprometido a duplicar sus préstamos a proyectos sobre océanos sostenibles con una cuantía total de 2.500 millones de euros en los próximos cinco años (2019-2023). Se prevé que esta financiación mueva al menos 5.000 millones de euros en inversiones para la llamada economía azul sostenible, según informa la Fundación para la Economía Circular.

Foto: Efe

La estrategia se basa en el nuevo programa de océanos limpios y sostenibles del BEI, que prevé un aumento de los préstamos, asistencia técnica y servicios de asesoramiento a proyectos de limpieza y saneamiento para lograr océanos sostenibles. Es lo que se ha anunciado en la Conferencia Our Ocean celebrada en Oslo la semana pasada.

El último informe especial del Grupo intergubernamental de expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) señala que se necesitan medidas urgentes para abordar las amenazas sin precedentes que afrontan los océanos y sus recursos y que la crisis climática está causando el aumento del nivel del mar y el calentamiento y la acidificación de los océanos, mientras que la contaminación y la sobrepesca están alterando aún más los ecosistemas oceánicos.

En este sentido, el objetivo de la Estrategia para Océanos Sostenibles del BEI es movilizar inversiones para apoyar a la economía azul y al mismo tiempo preservar la salud de los mares y su biodiversidad. “Esta nueva iniciativa tendrá impactos positivos tangibles en el clima y es un elemento importante de la ambición del BEI en fortalecer su rol como Banco Europeo del Clima”, según afirma Emma Navarro, vicepresidenta del BEI para la Acción Climática y el Medioambiente.

El banco trabajará con empresas, ciudades, gobiernos y otros socios para apoyar sectores clave como la protección costera, la investigación, el desarrollo y la innovación para biotecnologías azules, cadenas de suministro de productos pesqueros y transporte ecológico.

Para promover una economía azul sostenible, el BEI ha adoptado medidas, junto con la Comisión Europea, WWF y el World Resources Institute, tendentes a dirigir a los inversores hacia el uso sostenible de los recursos oceánicos. Estos principios han sido aprobados por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Botellas ‘inteligentes’ contra el consumo de plásticos

Para ayudar a disminuir el consumo de botellas de plástico de un solo uso, la startup valenciana Closca ha lanzado una nueva colección de botellas inteligentes de resistente cristal borosilicato y reutilizables, inspiradas en cuatro iconos de la naturaleza que actualmente se encuentran en peligro de extinción.

Estas botellas cuentan con un chip NFC en su tapón inferior, que cuantifica la cantidad de veces que se rellena, por lo que mide el impacto positivo de cada usuario al no utilizar plástico de un solo uso para beber y le da recompensas por no generar residuos plásticos.

Además, la Closca Water App localiza más de 200.000 puntos para rellenarlas de agua potable en todo el mundo, más de 20.000 en España. Esto permite al usuario encontrar, en cualquier momento y lugar, las fuentes públicas y establecimientos donde es posible rellenar las botellas de forma gratuita.

El lanzamiento de cuatros nuevos modelos de esta botella forma parte de la campaña Consciousness, con la que se quiere dar visibilidad al estado de muchos de los iconos de la naturaleza que se encuentran en riesgo de desaparecer.  

Cada botella inteligente tiene un color (aguamarina, coral, beige y mostaza) que representa: los glaciares  que  se están derritiendo y desapareciendo debido a las altas temperaturas provocadas por el efecto invernadero; los corales que están muriendo y perdiendo su tonalidad debido a las elevadas temperaturas del agua; las playas, afectadas por los microplásticos y la basura; y las sabanas, un hábitat especialmente amenazado por la desaparición de su vegetación y de las miles de especies que dependen de su biodiversidad.

Además, el 10% de la venta de las botellas se va a destinar a una organización no gubernamental.

Closca fue fundada en 2013 por Carlos Ferrando, un joven ingeniero exalumno de la Universitat Politècnica de València. La compañía está especializada en el diseño y la innovación de productos como cascos y botellas y promueve un futuro más sostenible.

Utilizar los negocios para abordar los problemas sociales y medioambientales

Los días 23 y 24 de septiembre se celebrará la cuarta edición del B Corp Summit en Ámsterdam, organizada por B Lab Europe. La cumbre de este año tiene como slogan Marcando el ritmo (Lead the Beat) para animar a los asistentes a reunir las mejores ideas sobre cómo utilizar los negocios para abordar los problemas sociales y medioambientales de la sociedad.

B Corporation es un movimiento global de personas que utilizan la fuerza de las empresas para resolver los problemas sociales y ambientales del siglo XXI. A diferencia de las empresas que sólo persiguen fines económicos, las compañías con la certificación B Corp cumplen con niveles elevados y verificados de desempeño social y ambiental, transparencia pública, responsabilidad legal y compromiso de impacto positivo.

Actualmente, existen en todo el mundo más de 3.000 Empresas B Corps de 150 industrias y 64 países y más de 50.000 empresas utilizan la Evaluación de Impacto B. En España, hay más de 60 empresas B Corp.

Los responsables de B Corp consideran que las huelgas climáticas, la creciente conciencia sobre la igualdad de oportunidades laborales y la muy discutida  declaración de los altos ejecutivos del Business Roundtable (BR) “subrayan que nunca ha habido una necesidad más urgente que ahora de un cambio de paradigma en la forma en que las empresas definen el éxito y llevan a cabo sus negocios”.

Para el movimiento B Corp, esto no es nada nuevo, pues llevan transformando la manera de hacer negocios y redefiniendo el éxito desde hace más de una década.

Durante los dos días que dura la cumbre, más de 600 líderes globales discutirán sobre las bases de la economía del siglo XXI. Se llevarán a cabo charlas, talleres y sesiones interactivas, sobre temas como la reducción de las emisiones de carbono, la redefinición del liderazgo, la inversión de impacto y otros aspectos relacionados con la nueva economía como por ejemplo, las herramientas para convertir los objetivos de desarrollo sostenible en acciones.

En este sentido y a falta de una década para cumplir con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas, B Lab ha llevado a cabo una alianza con el Pacto Mundial de las Naciones Unidas para desarrollar una plataforma abierta al público, diseñada para ayudar a las empresas a medir, mejorar y lograr un progreso tangible en los ODS para el año 2030.  En la cumbre se dará toda la información sobre esta herramienta y sobre cómo la empresa puede desempeñar un importante papel para lograr estos objetivos.

 

  • La organización Business Roundtable reúne a los presidentes ejecutivos de 181 de las mayores corporaciones de Estados Unidos. Este pasado mes de agosto realizaron una declaración  en la que asumen un cambio de visión radical sobre el objetivo de sus empresas, rompiendo con la política que mantenían desde hace más de 20 años, que daba prioridad a la maximización de los beneficios de los accionistas por encima de cualquier otra consideración.

Más información sobre la cumbre en: www.bcorporation.net

14 empresas españolas premiadas por su impacto social y ambiental

14 empresas españolas, que forman parte del Movimiento B Corp, han sido premiadas por el principal impulsor de la economía sostenible con sede en EE UU, B Lab, por su impacto social y ambiental y las ha incluido en la lista de Mejores empresas para el Mundo.

B Lab es una organización sin ánimo de lucro, con base en Pensilvania, Estados Unidos, que creó la certificación B Corporation, otorgada a empresas cuyo desempeño tiene un alto impacto social y ecológico y que son una muestra de transparencia y responsabilidad en sus actividades diarias.

Las empresas B Corp se someten a una evaluación de impacto rigurosa  que mide su quehacer en cinco categorías: comunidad, trabajadores, medio ambiente, gobernanza y clientes; y cada año,  B Lab reconoce a las que tienen la mejor puntuación.

En concreto, se premia al 10% de las B Corps de todo el mundo con mayores puntuaciones verificadas de la Evaluación de Impacto B (EIB), una plataforma digital gratuita utilizada por más de 70.000 compañías que evalúa el impacto de la empresa en las cinco categorías citadas.

Los 14 ganadores han obtenido una puntuación récord  en sus respectivas industrias y sirven de ejemplo a seguir para otras compañías que buscan generar un impacto positivo en la sociedad y el planeta. Las empresas premiadas han sido Veritas, Alma Natura, Visualfy, Bikonsulting, Roots for Sustainability, Specialisterne Spain, Farmidable, Adhara Organics, Maremyc, Steelter, Cuento de Luz, WorldCoo, 21 Gramos e Integral de Affectio Group.

Pablo Sánchez, director  de B Lab en España, señala que “estas empresas tan inspiradoras están construyendo una nueva economía, una economía inclusiva y regenerativa, que agrega valor para todas las partes interesadas y no solo para los accionistas”.

B Corporation es un movimiento global de personas que utilizan la fuerza de las empresas para resolver los problemas sociales y ambientales del siglo XXI. A diferencia de las empresas que sólo persiguen beneficios económicos, las empresas con la certificación B Corp cumplen niveles elevados y verificados de desempeño social y ambiental, transparencia pública, responsabilidad legal y compromiso de impacto positivo.

Desde sus comienzos en 2014, la comunidad B Corp española cuenta con casi 60 empresas orientadas a generar impacto positivo.

B Lab tiene  en el mundo más de 3.000 miembros en 64 países y 150 industrias.

 

Iniciativas ciudadanas por una movilidad sostenible

Electric Sun Mobility (ESM) es una cooperativa de consumidores y usuarios de cargadores de vehículos eléctricos, una iniciativa ciudadana, sin ánimo de lucro, que trabaja por una movilidad en las ciudades más sostenible y un cambio de modelo energético y consume energía verde.

Junto con el  Mar de Energía de Madrid, ESM ha organizado el próximo sábado 27 de julio en Madrid, una jornada informativa a ciudadanos que quieran trabajar por conseguir la transición hacia una movilidad eléctrica y de origen renovable cada vez más sostenible.

Entre sus objetivos, figuran lograr que los usuarios de vehículos eléctricos que vean la necesidad del cambio de paradigma en la movilidad eléctrica sean socios de la cooperativa; crear una red completa de puntos de carga rápida y de origen renovable por todo el territorio nacional; llegar a acuerdos con otras cooperativas tanto energéticas como de movilidad para alcanzar sinergias; y prestar servicios complementarios de asesoramiento, financiación y adquisición de productos asociados a la movilidad eléctrica y al autoconsumo fotovoltaico doméstico y compartido.

Electric Sun Mobility, empresa basada en la  economía colaborativa y compartida, instala  puntos de recarga de vehículos eléctricos por toda la geografía nacional, con suministro eléctrico de origen renovable y con instalaciones cubiertas con pérgolas solares que producen buena parte de la electricidad suministrada por dichos puntos.

Sus promotores y socios consideran que el actual modelo de movilidad basado en la quema de combustibles fósiles es insostenible y que se necesita ya un sistema de movilidad de energías renovables de manera eficiente, transparente y responsable.

El Mar de Energía, que forma parte del proyecto madrileño MARES, potencia las energías renovables, el ahorro y la eficiencia. También, ofrece información para conocer cómo utilizamos la energía y las alternativas que tenemos para reducir su uso, su coste y sus impactos ambientales.

MARES es un proyecto de transformación urbana a través de iniciativas de economía social y solidaria, de la creación de empleo de cercanía y de calidad y de la promoción de otro modelo de ciudad. Un proyecto promovido por el Ayuntamiento de Madrid junto a ocho socios que son cooperativas y empresas de la economía social, que interviene en cuatro distritos de Madrid: Villaverde, Vicálvaro, Puente de Vallecas y Centro y entre sus funciones está la creación de empresas, la generación de tejido productivo y comunitario y la promoción de buenas prácticas ciudadanas e institucionales que lleven a una ciudad mucho más sostenible, saludable y cooperativa.

Jornada Hacia una movilidad más sostenible.
Sábado 27 de julio, de 11 a 19 h
Lugar: Calle Toledo 108 y en la plaza de la calle de La Paloma.