BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Archivo de la categoría ‘Consumo colaborativo’

Conviértete en el tío de una mascota con DogSurfing

Pako Rodríguez es un consultor y emprendedor especializado en economía colaborativa, conector de Ouishare, un think tank para una sociedad colaborativa, autor del blog startupscolaborativas y coordinador de SharingMadrid.

Hoy es la firma invitada en este blog para contar qué es DogSurfing, una red social para los amantes de los perros:

 

DogSurfing es una red social para amantes de los canes. Su objetivo es cubrir las necesidades de todos aquellos que no pueden llevar a su mascota de viaje y que buscan alojamiento para perros sin la frialdad de una residencia canina. La plataforma conecta a dueños con amantes de los perros que ofrecen compañía y alojamiento en un ambiente ideal para que los mejores amigos no echen tanto de menos a sus dueños.

Nuestros estilos de vida están cambiando en los últimos tiempos a una velocidad vertiginosa. La tecnología y los avances son, en cierto modo, parte de la causa de estos cambios debido a la inmediatez que ofrecen y el uso que hacemos de estas herramientas. Esto afecta de manera notable y directa al tiempo que pasamos en casa o el que le dedicamos al ocio. Ahora, entre otras muchas cosas, viajar está al alcance de casi cualquier bolsillo y cualquier móvil y los desplazamientos por ocio o negocio están a la orden del día.

En este sentido, y como suele ser habitual en esto del emprendimiento, tras un proyecto suele haber una historia de necesidad personal de la persona fundadora, unida a la búsqueda de una solución que sirva para muchas otras en la misma situación.

Sara Barragán es una emprendedora en serie cuyo foco está en el sector digital y colaborativo. Su intención es el empoderamiento de los usuarios y la mejora de sus vidas o negocios. Con DogSurfing intenta dar respuesta a la necesidad de muchas personas que, como ella, tienen o desean tener mascotas y, por diversos motivos, pasan poco tiempo en casa y muchas noches fuera del hogar. Hasta ahora la solución pasaba por renunciar a la compañía del mejor amigo del hombre. Ella quiere ofrecer una alternativa, y de ahí esta plataforma colaborativa.

Alternativa para el cuidado de los mejores amigos

DogSurfing ofrece una solución P2P poniendo en contacto a personas con mascota con cuidadores temporales que ofrecen su casa y su cariño de manera desinteresada. Para los primeros, esta plataforma ofrece una solución para esos días que no pueden estar en casa y no tienen con quién dejar a su perro. Para los segundos, permite disfrutar de la compañía de un can de manera temporal, sin la responsabilidad que conlleva el tener uno propio. Además, para estos últimos, también abre la posibilidad de conocer esta alternativa y, quizás, dar el paso para adoptar a un nuevo mejor amigo y hacer uso de la plataforma desde el otro lado.

Por supuesto, y dado lo delicado del sector, las valoraciones entre los usuarios son básicas de cara a aumentar la confianza de los mismos. Tras cada transacción se da la oportunidad de comentar cómo ha sido la experiencia, de tal manera que el siguiente dueño sabrá con quién deja a su mascota, o bien el siguiente cuidador sabrá a quién va a cuidar.

Algunos datos de DogSurfing

Con pocos meses de vida, ya disponen de métricas que indican que la idea ha tenido buena acogida y que soluciona un problema real. Son ya cientos los usuarios que se han animado a hacer uso de esta web, ya sea solicitando un cuidador o bien ofreciendo cuidados temporales. Tras el proyecto piloto de estos meses, durante los cuales la fundadora ha participado en el programa internacional European Coworking Betahaus en Berlín, la versión 2.0 está a punto de salir. Mientras, participa en un programa de incubación del EOI.

A diferencia de otros marketplaces en los que se ofrecen este tipo de servicios, como por ejemplo Dogbuddyo Gudog, no se trata, hasta la fecha, de un modelo de negocio en el que la plataforma se queda un tanto por ciento de la transacción a cambio de asegurar el pago y ofrecer servicios extra como seguros de responsabilidad y veterinario.

Actualmente, están volcados en crecer y crear una comunidad de dueños y cuidadores sin mediar dinero entre ellos. La vía de monetización de la startup aún no está clara, aunque está sobre la mesa una membresía para usuarios que dé acceso a servicios relacionados con la actividad, como son los necesarios seguros. En este sentido, ya hay conversaciones abiertas con varias de las aseguradoras que apuestan por este sector.

Si las otras plataformas nombradas anteriormente son “las Airbnb” de las mascotas, a esta podríamos denominarla como “la Couchsurfing” -de ahí su nombre- de los perritos. Estos dos grandes estandartes del alojamiento colaborativo son ejemplos de que hay mercado para todos los gustos y diferentes modelos de negocio a aplicar para un mismo servicio.

Planes a corto y medio plazo

En su etapa actual, la creación de masa crítica y el fomento de las interacciones para crear liquidez son los objetivos primarios. Junto a estos, la mejora de su web y la búsqueda de financiación son otros de los objetivos marcados.

Con una base de datos de usuarios amplia y la financiación necesaria, a medio plazo los planes para esta plataforma pasan por incluir nuevos servicios  -ya estaríamos hablando del desarrollo del modelo de negocio- y la internacionalización.

My two cents

384 animales son abandonados cada día en España. O lo que es lo mismo, 137.000 casos de abandono animal en 2015. De esos, más del 66% son encontrados en la calle y el resto llevados directamente a entidades de recogida. En periodos vacacionales, como Semana Santa, el número se incrementa en un 40%.

Si bien las nuevas tecnologías no van a evitar que continúen existiendo este tipo de personas, aplicaciones como DogSurfing ofrecen una solución muy interesante que suaviza los efectos de tener una mascota. La responsabilidad está clara y está ahí. Quien adopta un compañero sabe lo que gana y lo que pierde.

Hoy día, gracias a la innovación y la economía colaborativa, esta pérdida de libertad puede llegar a convertirse en la oportunidad de formar parte de una comunidad de amantes de los animales y seguir, al mismo tiempo, cumpliendo con obligaciones profesionales o disfrutando en lugares donde no aceptan mascotas, mientras sabes que la tuya está en buenas manos.

Los cambios en el estilo de vida que estamos experimentando no son una excusa para esos 137.000 abandonos. No querer la responsabilidad de tener un nuevo compañero es completamente legítimo. Una vez aceptada, no es legítimo deshacerse de él de cualquier manera.

Por suerte, la tecnología, causa en buena parte de esos cambios, también nos ofrece buena parte de las soluciones. Por otra parte, desde Europa – nuevamente Europa – nos llegan noticias sobre cómo dejar de ser el país con la mayor tasa de abandono de animales en el continente. A ver si entre todos lo conseguimos.

 

Trueque, donación o precios ajustados de material escolar para el próximo curso

Los alumnos madrileños de Primaria, Secundaria y Formación Profesional Básica tendrán libros de texto gratis desde el curso 2018/2019.

La medida beneficiará  a más de 615.000 alumnos de centros públicos y concertados, mediante un sistema de préstamo gratuito de libros de texto que será universal, ya que hasta ahora el sistema de ayudas se aplicaba en función de la renta, y supondrá un ahorro de entre 250 y 300 euros por niño y curso académico.

Los padres interesados tendrán que donar los libros de texto de sus hijos en buenas condiciones al final del próximo curso 2017/2018 para que otros niños puedan usarlos.

Mientras esta medida, que no funciona en todas las comunidades autónomas, se pone en marcha, hay otra serie de fórmulas para que la adquisición de los libros de texto no suponga una carga tan pesada para las familias en el comienzo del curso.

El intercambio, el reparto que hacen algunas organizaciones  y plataformas digitales o los sorteos y rebajas de las tiendas convencionales también ayudan a sobrellevar lo que cuesta la vuelta al cole.

Estas son algunas:

Relibrea: comunidad online para comprar, vender y descubrir libros de segunda mano y con motivo del lanzamiento de su nueva web rinden un homenaje a los libros que les vieron nacer, los libros de texto, con un sorteo entre todos sus usuarios, a través de sus redes sociales, para que el ganador pueda conseguir gratis los libros para el curso 2017-18.

Truequebook: Una red de trueque, puesta en marcha por una madre, en la que se pueden intercambiar y conseguir no solamente libros sino también uniformes, patines, maillot de gimnasia rítmica, kimonos de karate, raquetas de pádel…todo lo que hemos utilizado durante el curso escolar y ahora está en un armario ocupando espacio porque  da pena tirarlo.

Bolsa de libros: Web destinada al intercambio de libros de texto usados. Se pueden encontrar libros escolares de segunda mano, ofrecidos por padres y alumnos y contactar con ellos de forma directa y sin intermediarios. De igual forma, el usuario puede ofrecer sus libros usados y darles nueva utilidad.

No sin mis libros de texto (Fundación Melior): Un año más, esta fundación no quiere que las familias que no pueden hacer frente a los costes de la vuelta al colegio se queden sin el material necesario. Para ayudarlas, del 1 de junio al 31 de agosto, puedes donar tus libros de texto y material escolar en su sede de la calle Cedros, 39, de Madrid (de lunes a viernes de 9:00 a 16:00 horas) o en cualquiera de las librerías solidarias (ver horario en librosmelior.org).

En la segunda fase, del 1 al 30 de septiembre, se entregarán los libros y material escolar a las familias que lo hayan solicitado. Las familias interesadas deben de estar en situación de desempleo o cobrando algún tipo de ayuda o subsidio. Será necesario acreditar tarjeta de desempleo o documentación que justifique dicha situación.

Bookint.eu, una aplicación diseñada para la gestión del intercambio de libros de texto en los centros de enseñanza: escuelas, universidades, etc. Además de una plataforma de intercambio, permite el envío de comunicados y circulares vía correo electrónico a sus usuarios y también a través de mensajes de texto SMS.

Textolibros.com es un comparador para encontrar libros de texto al mejor precio, mediante un sencillo buscador por ISBN (el número de 13 dígitos que define inequívocamente un libro) que permite encontrar todos los libros de texto de la lista del colegio y conocer su precio en distintas páginas web.

Donaz: es otra plataforma de intercambio de libros que pone en contacto a quienes quieren desprenderse de los libros y a quienes lo quieren adquirir.

Uniformes y libros: Portal de donación e intercambio de libros de texto, uniformes y material escolar, creado por una madre asturiana. También ofrece servicios de clases particulares, recogida y cuidados de niños y campamentos.

Por otro lado, también hay librerías y grandes almacenes que ofrecen precios más ajustados y sorteos para facilitar la compra. Es el caso de Casa del libro, que sortea libros de texto para el próximo curso. Para participar, los interesados solo tienen que poner su nombre en la página del sorteo y luego darle a me gusta a la publicación de Facebook. Se podrá participar también en Twitter. Toda la información del sorteo está disponible en este enlace: Libros de Texto Gratis

Un mapa colaborativo con las iniciativas de economía solidaria de Cataluña

Pam a Pam es un mapa colaborativo que incluye iniciativas de economía solidaria y consumo responsable en Cataluña.

Muestra dónde se puede encontrar ropa confeccionada sin explotación laboral, comida ecológica y de comercio justo o cómo cubrir las necesidades de la vida cotidiana (vivienda, educación, ocio…) fuera del mercado capitalista.

Este mapa es una iniciativa impulsada por Setem Catalunya, una asociación de denuncia de la injusticia global que plantea  alternativas para una economía solidaria, y por Xarxa d’Economia Solidària de Catalunya (XES), que promueve la creación de empresas eficaces, democráticas, equitativas y sostenibles.

Cada vez hay más alternativas que ofrecen productos de proximidad, que permiten invertir nuestro dinero en una banca coherente con nuestros valores, el suministro de energía verde y renovable en el hogar… y Pam a Pam ofrece información sobre todas las que están cerca de casa.

“La elaboración del mapa ha sido una respuesta a la inquietud de muchas personas que se acercaban a Setem a preguntar cómo podían consumir de forma más responsable y vivir de manera más coherente con sus valores”, señalan.

Así es como se dieron cuenta de la necesidad de poder mostrar todas las alternativas que existen y lo hicieron con las organizaciones que forman parte del movimiento de la economía solidaria. En un primer momento, Pam a Pam nació como una iniciativa de Setem Catalunya en la ciudad de Barcelona, en los sectores de alimentación, textil y la banca.

En paralelo, la Xarxa d’Economia Solidària (XES) ha sido el punto de encuentro cada vez más amplio de personas y entidades con ganas de fortalecer este movimiento en toda Cataluña. “Y es así cómo Setem y la XES deciden encontrarse para pensar juntas cómo dar respuesta a ambos aspectos. Por un lado, cómo visibilizar alternativas a la ciudadanía y, por otro, la forma de articular iniciativas de la economía solidaria en el territorio, conocerlas mejor y saber cómo podemos trabajar juntas”.

El mapa colaborativo permite buscar las iniciativas de consumo responsable y de economía solidaria por tres filtros: Criterios, con 15 características que definen un punto Pam a Pam; Sectores, los 12 ámbitos económicos que hallarás en el mapa; y el Territorio, que incluyen las 41 comarcas de Cataluña.

Por Criterios, se pueden localizar, por ejemplo, alternativas de proximidad, horquilla salarial, comercio justo, ecología y sostenibilidad, democracia interna, eficiencia energética…

Los 12 ámbitos económicos que incluye son: vivienda, educación, financiación, comunicación y tecnología, ropa, cuidados, asesoramiento, logística, alimentación, ocio, cultura y espacios y redes.

Y en el filtro Territorio, se encuentran las 41 comarcas de Cataluña.

El mapa está abierto a nuevas incorporaciones de puntos de interés de las que vaya informando la gente.

El alojamiento y el transporte, los dos sectores de la economía colaborativa más fuertes en España

El 55% de los españoles han utilizado servicios de economía colaborativa al menos una vez en el último año; la mayoría de ellos ( 35%-40%), a través de plataformas de compraventa de bienes de segunda mano.

Son datos reflejados en el primer informe sobre las cifras de la economía colaborativa en España, adelantados esta semana durante la celebración de Sharing Madrid, las jornadas sobre innovación con impacto positivo, organizado por la Asociación Española de la Economía Digital (Adigital) y Sharing España, colectivo que agrupa a las empresas y plataformas de economía colaborativa, bajo demanda y de acceso.

El estudio, que nace impulsado por Adigital, Círculo de Empresarios, Fundación de Estudios Financieros y Cotec, sitúa el alojamiento y el transporte entre los otros dos sectores en los que la economía colaborativa ha penetrado con más fuerza. Aglutinan, en concreto, a un 30-35% y un 10-15% de los usuarios, respectivamente.

Aunque los resultados finales de este estudio se publicarán dentro de unas semanas, los primeros datos disponibles han servido para corroborar el impacto de la economía colaborativa en nuestro país. Así como lo han hecho las más de 600 personas y entidades que han pasado por Sharing Madrid y que han ofrecido testimonio de la velocidad a la que estos cambios se están produciendo y consolidando en España.

Durante los días 13 y 14 de junio, Sharing Madrid ha conseguido sentar en la misma mesa por primera vez a interlocutores como Uber, Cabify, la aplicación para taxis Micocar, y representantes de la administración pública, como el Ayuntamiento de Madrid, la Comunidad de Madrid, la Generalitat de Cataluña o la representante de la Comisión Europea, Katerina Fortun.

Además, han sido parte igualmente protagonista de esta cita empresas como Blablacar, Airbnb e Emov; Antonio Maudes, director del Departamento de Promoción de la Competencia de la CNMC; y académicos y expertos como el periodista Fernando Gallardo, Juan Ramón Rallo, doctor en Economía y Director del Instituto Juan de Mariana.

Todos ellos han participado en el debate sobre el futuro de la movilidad en las ciudades, el turismo colaborativo, la gestión de las organizaciones, la economía circular o los modelos energéticos distribuidos, además de otros desafíos como la sostenibilidad, el emprendimiento, la gobernanza de nuestras ciudades y la regulación de los nuevos modelos de negocio disruptivos.

A este último tema se ha referido José Luis Zimmermann, director general de Adigital, quien aseguró que Europa y España, en particular, necesitan una regulación inteligente que garantice la protección y competitividad de la economía digital y colaborativa.

Smart regulation significa crear un entorno simple, transparente, claro y predecible para los negocios y la ciudadanía, que se mantenga en el tiempo mientras aparecen soluciones a los desafíos que van surgiendo”, señaló.

Tras esta primera edición, Sharing Madrid pretende convertirse en el punto de partida de un debate abierto en el que participen todos los agentes implicados en el rediseño y reinvención de las ciudades. Un espacio de diálogo que permita avanzar en la búsqueda de soluciones a las fricciones asociadas a los modelos de negocio disruptivos e impulse la innovación con impacto positivo para el desarrollo económico y social.

. Adigital es la Asociación Española de la Economía Digital, formada por más de 500 asociados. Tiene como objetivo promover y apoyar la economía digital en España en sus diferentes aspectos como son el desarrollo de los servicios de la sociedad de la información, el comercio electrónico, marketing y comunicación digital, las aplicaciones móviles, los contenidos digitales, la publicidad digital y otras actividades conexas como son los servicios de contact center, agencias y redes de publicidad, logística o medios de pago.

. Sharing España es un colectivo que nace dentro de la Adigital y que agrupa a diferentes empresas de la economía colaborativa, bajo demanda y de acceso, con el objetivo de analizar y divulgar el impacto que estas nuevas economías y los modelos basados en plataformas tienen en el desarrollo socioeconómico y en la sostenibilidad del país.

El ‘coworking’ de los idiomas ya funciona en Madrid

El mundo de la enseñanza de idiomas se ha buscado un hueco, y no pequeño, en el sector del consumo colaborativo, la startup española Milingual y la empresa International House (IH) han puesto en marcha la iniciativa, Be your Boss, dirigido a profesores de idiomas freelance que pasan su jornada entre domicilios, empresas y cafeterías y gestionan sus sesiones entre whatsApps, cancelaciones y  llamadas.

A ellos, siempre que reúnan los requisitos de profesionalidad exigidos por International House, se les ofrece la posibilidad de desarrollar sus clases de idiomas de manera libre e independiente, sin control académico, con sus propios alumnos, en las aulas de los siete centros de que dispone la escuela en la capital madrileña.

También va dirigido a todas aquellas personas que buscan fórmulas de aprendizaje de idiomas sociales, flexibles y al mismo tiempo profesionales, donde la relación profesor-alumno se produce de forma espontánea.

La plataforma Milingual permite tanto a alumnos como a profesores inscribirse en la sesión preferida por medio de un calendario con flexibilidad.

Además, el alumno dispone de la posibilidad de valorar su experiencia en la plataforma y, al mismo tiempo, recibe un seguimiento online de su progreso y su evolución en los niveles de conversación.

Otra de sus características es el pago por consumo, así el alumno podrá abonar el coste de la sesión que vaya a disfrutar a un precio competitivo y establecido por el profesor.

En esta nueva fórmula Be your boss se aprovecha por un lado la experiencia de IH en reclutar profesores y por otro el espacio de clase más idóneo y deja a cada profesor total libertad a la hora de fijar, preparar e impartir el contenido de sus clases.

En 2017, Milingual han comenzado su desembarco en Reino Unido en ciudades como Londres, Manchester y Liverpool, pero también en Barcelona. Y en 2018 llegará el desembarco en nuevos países y otras ciudades españolas, donde hay margen de maniobra para abrir nuevas vías de negocio, según explica el CEO, Gabriel Pazos.

Milingual ha revolucionado el mundo de los idiomas, ofreciendo clases a precios reducidos con profesores nativos, una organización cuidada y entornos agradables. Fundada por los jóvenes hermanos Gabriel y Andrés Pazos, se inspira en modelos de éxito como Couchsurfing o Airbnb, ejemplos de economía colaborativa.

A través de la plataforma web, los profesores pueden organizar grupos de trabajo y los alumnos, adecuarse a los horarios más cómodos con total flexibilidad.

El objetivo final es aproximar los idiomas –ya sea inglés, francés, alemán, portugués o chino– a quien lo necesite y para ello, eliminan la barrera entre profesor y alumno, cambiando aulas por cafeterías y bares de moda.

Al fomentar la interacción también entre alumnos, se ha convertido en una buena oportunidad para conocer gente con intereses lingüísticos comunes. Porque, según afirma Pazos, “los idiomas ya no se estudian ¡se viven!”.

El 32% de los europeos ya participa en intercambios de bienes y servicios entre particulares

El Observatorio Cetelem de Consumo en Europa 2017, que acaba de publicarse, señala que cada vez más personas se unen a la llamada economía colaborativa que está revolucionando negocios tradicionales y refleja el aumento de la confianza en los intercambios de bienes y servicios entre particulares.

En este sentido, el 32% de los europeos ya participa en intercambios de bienes y servicios entre particulares. La cifra es especialmente alta en Austria (44% participa), Dinamarca (41%), Hungría (40%) y Polonia (39%). En España es el 32%.

En cuanto a los sectores con mayor influencia entre los consumidores, figuran la compraventa entre particulares, utilizada por el 44% de los europeos y con picos del 50% en Alemania y del 49% en Austria, Italia y Francia. En España, el 45% lo utiliza; en este país han nacido algunas compañías durante los últimos años (Wallapop, Chicfy o Vibbo) especializadas en economía colaborativa de compraventa entre particulares.

Sin embargo, a la hora de participar en intercambios o uso compartido de vehículos y casas, la tendencia todavía es baja, según el Observatorio. De este modo, el 16% participa en iniciativas de alquiler entre particulares (como podría ser Airbnb) y el 14% en coche compartido (BlaBlaCar).

En el caso de las viviendas, en Dinamarca utilizan el intercambio o el alojamiento en casas de particulares un 44% de usuarios; en Polonia (41%), Francia (40%) e Italia (39%). España se queda en el 24%. Si se trata de vehículos, el líder es Polonia (21%), seguido del empate entre Francia e Italia (19%) y Dinamarca (17%, explicable por la alta tasa de uso de transporte público y de bicicletas). En España es el 19%.

Confianza en las plataformas

El observatorio también habla de la confianza en las plataformas colaborativas y señala que los europeos se fían de ellas. De hecho, el 59% confía en las que permiten la compraventa de productos y servicios entre particulares, con el 67% en Reino Unido y Francia, el 66% en Dinamarca y el 63% en Rumanía o España.

Si se habla de intercambio de bienes, el 55% de los europeos confía en el sistema, y son los búlgaros, los daneses y los polacos (63, 62 y 60%, respectivamente) los más confiados. España se queda en un 59%.

En el caso de vehículos, el 34% confía en sistemas de coche compartido. Aquí son los franceses quienes destacan (45%), tal vez por ser pionero en esta fórmula gracias a BlaBlaCar. Le siguen Bélgica (45%), Dinamarca (43%), Polonia (42%) e Italia (41%). España está por detrás con el 38%.

En el caso de las viviendas, el 35% de los europeos confía en intercambiarlas con otras personas en forma de alquiler, el 44% en Dinamarca o Francia. En este apartado, sin embargo, destaca el porcentaje que arroja España: 46%, más de diez puntos por encima de la media.

Este estudio se ha elaborado a partir de las encuestas a 12.200 consumidores de 15 países europeos (800 encuestas a españoles) sobre el modo en que entienden la situación actual y futura de sus respectivos países, su intención de ahorrar o consumir o la forma en que se relacionan con las marcas que compran.

Cetelem realiza desde 1997 El Observatorio Cetelem, estudio cuyo objetivo es analizar los comportamientos y hábitos de compra de los españoles y europeos.

 

Tecnología, innovación y economía colaborativa para reinventar Madrid

Colocar a Madrid en el mapa mundial como una de las ciudades que lideren el proceso de transformación hacia una sociedad más inteligente, colaborativa y sostenible es el objetivo de Sharing Madrid, Reinventando las Ciudades; un encuentro internacional organizado por la Asociación Española de la Economía Digital (Adigital) y Sharing España, colectivo que agrupa a las empresas de economía colaborativa.

Blablacar, Airbnb, Uber, Micocar y Cabify… son algunos de los modelos disruptivos que estarán presentes en Sharing Madrid, los próximos 13 y 14 de junio, en los Teatros Luchana, en donde se abordarán temas como la tributación en las plataformas de economía colaborativa, el futuro del trabajo o modelos de emprendimiento para el desarrollo económico y digital.

Estos encuentros quieren resaltar la innovación, basada en el uso eficiente de los recursos en las ciudades, para un desarrollo socio-económico con impacto positivo, y hacer frente así a la necesidad de crear en la capital española un foro de debate sobre los nuevos modelos de negocio, la tecnología, la innovación y las tendencias regulatorias que cuente con la participación de todos los sectores y actores implicados.

El programa girará en torno a cuatro ejes: impacto positivo y sostenibilidad, regulación inteligente y políticas públicas, smart cities y emprendimiento para el desarrollo económico y digital.

 

Sharing Madrid abordará en estas áreas de trabajo y discusión cuestiones como la tributación y el pago de impuestos en la economía colaborativa y bajo demanda, el futuro del trabajo en la era digital, los modelos de gobernanza 2.0, y las nuevas tendencias en movilidad y turismo, con ejemplos como el homesharing, el carpooling o el ridesharing.

Lo hará durante dos días completos, a través de más de 40 sesiones y con la participación de más 60 ponentes nacionales e internacionales que pasarán por los Teatros Luchana para reflexionar y compartir sus experiencias y mejores prácticas.

Entre ellos, destaca la presencia de representantes del sector digital y colaborativo como Jaime Rodríguez, general manager Iberia de Blablacar (carpooling); Ángel Mesado, responsable de Políticas públicas en España y Portugal de la plataforma de alquiler de alojamiento temporal entre particulares Airbnb; Carles Lloret, general manager para el sur de Europa de Uber; Juanma Nieto, CEO y cofundador de la aplicación para pedir taxi Micocar, y Juan Ignacio García Braschi, director general de Cabify para España.

También participarán miembros del sector de las energías limpias y alternativas, como Cote Romero, co-directora en Ecooo, o de la banca con valores, como Sonia Felipe, directora de Comunicación de Triodos.

El programa contará, además, con la presencia de representantes del sector público, como Luis Cueto, coordinador general de la Alcaldía de Madrid, así como con varios miembros de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), entre los que se encuentra Antonio Maudes, director del Departamento de Promoción de la Competencia.

El Foro Económico Mundial señala que en 2050, el 70% de la población mundial vivirá en las ciudades, un panorama que impone numerosos retos pero para los que ya están surgiendo respuestas, en opinión de los responsables de Sharing España.

“Solo en en nuestro país, el carpooling ahorró 2 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera en 2016; un resultado que se acentúa con los coches privados que salen de las carreteras gracias al carsharing. Por su parte, el homesharing ha probado ser capaz de descentralizar el turismo, haciendo que esta actividad genere riqueza en zonas de las ciudades a las que antes no llegaba. De hecho, en 2015, las plataformas colaborativas y sus proveedores generaron unos ingresos brutos de 28 mil millones de euros en la UE, de acuerdo con el informe del Foro Europeo de la Economía Colaborativa”.

De todo ello se hablará los próximos 13 y 14 de junio en Sharing Madrid.

Más información e inscripciones en: sharingmadrid.org

Madrid como ciudad digital, inteligente, colaborativa y sostenible

La Asociación Española de la Economía Digital (Adigital) y Sharing España, colectivo que agrupa a las empresas de economía colaborativa, han organizado Sharing Madrid, una iniciativa internacional que ya funciona en otras ciudades como París y Barcelona y que pretende valorar la innovación, basada en el uso inteligente de los recursos en las ciudades, para un desarrollo económico con impacto positivo.

Dirigido a empresas, administraciones públicas y público en general, Sharing Madrid quiere convertirse en una plataforma única para el intercambio de ideas y tendencias globales y locales en los campos de la innovación, la tecnología y la regulación, así como en la identificación de las oportunidades y retos que estos fenómenos plantean en el contexto de las ciudades.

Bajo el lema Reinventando las ciudades, Sharing Madrid tratará estas cuestiones desde cuatro áreas temáticas principales: el impacto positivo y la sostenibilidad de los nuevos modelos de negocio, la regulación inteligente y políticas públicas adecuadas a las nuevas tendencias, la perspectiva de Madrid como ciudad inteligente (smart city), y el papel del emprendimiento y las startups en el desarrollo económico y digital de España.

A lo largo de sus dos días de duración, más de 60 ponentes nacionales e internacionales reflexionarán y compartirán sus experiencias en turismo sostenible y movilidad limpia, mejores prácticas, nuevos modelos de producción, finanzas alternativas, economía colaborativa, fomento del emprendimiento y mucho más.

Con esta iniciativa, Adigital y Sharing España tienen como objetivo dar a conocer las iniciativas que ya se están llevando a cabo en Madrid y otras ciudades, y colocar a la capital en el mapa mundial como una de las ciudades que lideren el proceso de transformación hacia una sociedad más inteligente y sostenible.

“Es necesario crear un foro de debate sobre los nuevos modelos de negocio, las tendencias regulatorias y la innovación que está teniendo lugar en las ciudades y, para ello, es necesario contar con la participación de todos los sectores, evaluar qué se está haciendo a nivel tanto nacional como internacional y conocer proyectos positivos que puedan ser replicados en diferentes territorios”, señala Sara Rodríguez, coordinadora de estas jornadas.

Por su parte, Francisco Rodríguez, también coordinador y conector de la red OuiShare, afirma que Madrid es ya un referente internacional. Ocupa el puesto 14 (de un total de 60) en el Índice de Ciudad Digital Europea elaborado por Nesta por su papel en la promoción del emprendimiento y la innovación, “pero aún tiene mucho camino que recorrer para mejorar su posicionamiento”.

La capital española se sitúa, además, a la cabeza en el desarrollo de actividades como compartir casa (homesharing), coche (carsharing) espacios de trabajo (coworking) o los huertos urbanos.

Sharing Madrid se llevará  a cabo en los Teatros Luchana.
Más información e inscripciones en: sharingmadrid.org

Barcelona, una de las seis ciudades más colaborativas del mundo

Relendo, la plataforma que permite el alquiler de productos entre personas que se encuentran en una misma zona, ha elaborado una infografía con las seis ciudades más colaborativas del mundo, que son Seúl, Bristol, San Francisco, Amsterdam, París y Barcelona.

Una serie de factores como son el  impacto de la tecnología, el desarrollo de dispositivos portátiles y una cultura y una ideología que han inculcado en la sociedad valores que fomentan ser más eficientes, han hecho, según Relendo, que los ciudadanos se unan para aprovechar mejor los recursos disponibles.

“Se les llama ciudades colaborativas porque establecen iniciativas públicas y privadas que favorecen la economía colaborativa, que otorgan más poder a las personas, que intentan terminar con las desigualdades sociales y que permiten mejorar la calidad de vida en ámbitos como la movilidad o el turismo, entre otros. Espacios de coworking,  grupos de consumo, coches compartidos y monedas complementarias son ejemplos de que compartir se está convirtiendo en la salida a los problemas urbanos”.

Barcelona

Es la ciudad española con más proyectos relacionados con la economía colaborativa y está tomando la iniciativa como un agente de cambio ejemplar en el escenario europeo.

En Barcelona se desarrolla el sistema FabLab, formado por centros de formación e investigación que pretenden convertir ciudades como ésta en ciudades inteligentes.

La capital catalana se ha caracterizado por acoger numerosas iniciativas colaborativas. El año pasado fue la sede de Procomuns, centrado en la producción entre iguales y en propuestas de políticas públicas. El resultado fueron 122 proyectos municipales de economía colaborativa. Además, acogió la cuarta edición del OuiShare Fest.

Proyectos que también están creciendo  son los conocidos Pop-ups, tiendas y espacios temporales para negocios concretos. La gente alquila de manera puntual espacios para trabajo o reuniones.

Seúl

Sus más de diez millones de habitantes llevan varios años de ventaja en el arte de compartir recursos. En 2012, el Ayuntamiento de la capital puso en marcha el proyecto Seúl, la ciudad que comparte, para combatir el hiperconsumismo y fomentar la aparición de empresas colaborativas. Desde entonces, han nacido medio centenar de empresas que trabajan en diferentes sectores como el del alojamiento, el transporte o el reciclado. Además, otorga ayudas especiales a estas empresas y cuentan con una Escuela de arranque.

El Ayuntamiento incita a los ciudadanos a establecer “estanterías de acciones”:  préstamos de libros, bibliotecas de herramientas o probarse trajes en Open Closet, donde la gente dona la ropa que ya no utiliza y los demás pueden alquilar. ShareHub es la manera de conocer todo lo que se puede compartir en Seúl.

Bristol

Es la capital verde europea. Destacan el programa Food Cities Network, que crea mapas de producción ecológica en el perímetro urbano, el barrio-granja de St. Werbughs, la utopía práctica de la agricultura urbana, o Bristol Solar City, cuyo objetivo es instalar un gigavatio de potencia solar en los tejados y en la periferia de la ciudad de aquí al año 2020.  Por ahora el Ayuntamiento ya está colocando placas fotovoltaicas en los edificios públicos.

Otras iniciativas son  Make Sundays Special, un programa que los domingos convierte cada barrio en una fiesta levantando barreras al tráfico;  Sustrans, que persigue llevar la movilidad a los barrios más desfavorecidos y conseguir que en 2020 cuatro de cada cinco desplazamientos sean a pie, en bici o transporte público; o el Happy City Project, que pretende medir y mejorar la felicidad de los ciudadanos en las comunidades, escuelas, lugares de trabajo, hospitales y hasta en las prisiones. Hacen especial hincapié en educación y sostenibilidad.

Su mayor orgullo local es la libra de Bristol, una moneda social admitida en 750 negocios locales y respaldada por la Cámara de Comercio. Puede ser cambiada por libras esterlinas en varios puntos de la ciudad.

San Fracisco

San Francisco es la cuarta ciudad más poblada del estado de California, con una población de más de 800.000 habitantes.  Es el mayor centro de intercambio de la economía en los Estados Unidos. Esto se debe en gran medida a su proximidad a Sillicon Valley y a un gobierno activo ante la innovación.

Entre sus muchos proyectos, destaca el City Car Share, la mayor plataforma para compartir coche en América del Norte. También se han potenciado y ampliado programas para alquilar plazas de aparcamiento infrautilizadas en zonas muy pobladas con descuentos de hasta el 50%.

Su programa verde es el Urban Forest Map, que tiene el objetivo es crear un espacio colaborativo en el que monitorizar las zonas verdes de la ciudad y ver así su crecimiento e impacto ambiental. Hay otras iniciativas para aprovechar  la tierra y fomentar la agricultura en huertos urbanos.

En San Francisco surgieron, entre otras muchas plataformas colaborativas, Airbnb y Uber, referentes en economía colaborativa mundial.

Amsterdam

La economía del compartir llegó a Amsterdam, irrumpiendo en sectores como la salud, el transporte o los seguros. Gracias a la iniciativa ShareNL, Amsterdam ha sido elegida la primera Ciudad Sharing de Europa. ShareNL fue lanzado en 2013 para impulsar el consumo colaborativo y conseguir que los ciudadanos conocieran la economía del compartir.

Intercambio Ciudad es otra iniciativa que busca aprovechar las oportunidades  en las áreas de la sostenibilidad, cohesión social y economía. Uno de los proyectos más recientes surgidos en esta ciudad es la plataforma Comoodle, para alquilar salas en edificios municipales.

En Holanda hay 15.000 km de carril bici que cubren todo el país.

París

La ciudad que acogió el primer Ouishare Fest en 2012, se ha convertido en el epicentro del crowdfunding, del coworking, de la producción en código abierto, de los bancos de tiempo, de los coches compartidos, del foodsharing, del intercambio de casa entre particulares y de todo aquello que huela a economía colaborativa.  OuiShare está repartido actualmente entre más de 50 países, con cita obligada cada año.

Mucho antes de que se escuchara el término sharing economy, París fue la cuna de los jardines compartidos, precursores de la agricultura urbana.

Con proyectos como Reinventar París, la ciudad se ha colocado en el corazón de la innovación urbana del mundo y pretende ser la capital de las smart cities colaborativas.

Importantes  plataformas nacidas  en París son Bla Bla Car, el referente mundial del coche compartido, que nació en 2009, y La Colmena que dice sí, un fenómeno que pone en contacto directo a consumidores y productores y que existe ya en muchas ciudades españolas.

Más información en Relendo.com

 

 

 

Otras formas de consumo y de cooperativismo en el I Congreso madrileño de Economía Social

Las diferentes entidades de la Economía Social y Solidaria: empresas, cooperativas, asociaciones, fundaciones, trabajadores y consumidores de la Comunidad de Madrid participarán en el I Congreso madrileño de Economía Social y Solidaria, que se celebrará los días 24 y 25 de marzo, viernes y sábado, en el centro cultural Eduardo Úrculo, en Tetuán.

Organizado por la Red de Economía Alternativa y Solidaria (REAS), el congreso propone una serie de objetivos para consolidar proyectos socioeconómicos en los que se plantean otras relaciones de producción y consumo basadas en valores como la cooperación, la reciprocidad y la equidad, al servicio del bienestar de las personas y de la reproducción de la vida en el planeta. Es una alternativa real a la economía capitalista.

Entre los temas que se tratarán en estas jornadas de debate, figura el tipo de cooperativismo que quieren fomentar las entidades de la economía social, ya que es la forma de empresa más común en este sector.

“En un momento en el que está en discusión la adaptación de la ley de cooperativas, nos parece fundamental discutir sobre sinergias posibles entre la Universidad y la creación de tejido cooperativista, de tal forma que se puedan introducir procesos de investigación y desarrollo aplicado en la Economía social y solidaria”, señalan.

Otro de los puntos que se van a tratar, en colaboración con las redes de economía feminista, es la revalorización y visibilización del trabajo doméstico y de cuidados y su importante papel para la reproducción y sostenibilidad de la vida. Además, las diferentes fórmulas que se están poniendo en marcha en las organizaciones incluidas en lo que llaman el cooperativismo de los cuidados.

Por último, en el congreso habrá un espacio para debatir sobre el tipo de consumo que promueve REAS, en el que  las personas consumidoras son una de las figuras principales de la economía social, de las nuevas formas de consumo y de las líneas de trabajo y alternativas que existen para un consumo sostenible y ético.

También se analizará el impacto causado por las nuevas formas de consumo colaborativo y sus efectos en la generación de confianza en esta fórmula. En este sentido, los participantes en el congreso analizarán cómo mejorar la confianza de las personas consumidoras hacia las opciones de consumo de la economía social y solidaria, tales como la moda sostenible, cosmética natural, finanzas éticas, seguros solidarios, educación y formación, energías renovables, construcción y ecoeficiencia,  transporte sostenible o alimentos agroecológicos sanos y de proximidad, entre otros.

I Congreso Madrileño de Economía Social y Solidaria
24 y 25 de marzo 2017
Viernes 19:30 – 21h.  Sábado 10 – 21h.
Lugar: Centro Cultural Eduardo Úrculo
Plaza de Donoso, 5 – Tetuán