Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Entradas etiquetadas como ‘ropa’

La moda también quiere ponerle freno a la crisis climática

Un planeta, una solución (One planet, one solution) es el nombre de una serie de acciones organizadas por empresas y asociaciones de moda sostenible que quieren presentar en Madrid lo que se está haciendo en el sector para contribuir a ponerle freno a la crisis climática, convencidas de que si se transforma la industria textil, se transforma la sociedad.

La primera de esas acciones es una exposición de marcas sostenibles nacionales e internacionales que se mostrará del 1 al 14 de julio en la capital. Será presentada el día 5 acompañada de una serie de conferencias sobre la situación del textil y las innovaciones que se están introduciendo.

La empresa The Circular Project como nexo de unión de otras cinco compañías ha organizado Un planeta, una solución, como un compromiso y alianza de las ciudades contra el cambio climático utilizando una poderosa herramienta: la moda respetuosa con el medio ambiente.

Y de ese compromiso forma parte otra de las acciones previstas para el mes de septiembre: la unión de dos ciudades, Madrid y Nueva York, que se hermanarán para realizar un desfile de moda sostenible, que se presenta en esta ocasión “como un potente motor del cambio hacia unas ciudades inteligentes: mejor vestidas y mejor habitadas”, en palabras de Paloma García, el alma mater de The Circular Project.

“La industria textil abarca un amplio número de sectores de actividad desde que se planta la semilla que dará vida al tejido hasta que llega al consumidor que usa y desecha una prenda. Si cambiamos este ciclo de vida de nuestra ropa, si lo hacemos responsable, ética y ecológicamente, transformaremos el mundo”, señala.

Madrid – New York será el comienzo de una serie de actuaciones con las que se quiere remarcar la importancia de actuar coordinadamente en la lucha contra el cambio climático, poniendo el acento en la industria textil, “porque el problema es el mismo para todos independientemente de la ciudad que habitemos pero la respuesta es sencilla, un industria textil cada vez más responsable”. Para ello, se escenificará con un desfile que sucederá en paralelo y se podrá ver en streaming en ambas ciudades.

Exposición: 1 al 14 de julio
Lugar: centro Moda Shopping
Av. General Perón, 40. Madrid.

Pantalones a 19,99 euros: a alguien le están pagando muy poco o nada por hacerlos

Este martes 21 de mayo, la Casa Encendida de Madrid proyectará el documental The true cost, del estadounidense Andrew Morgan, sobre el impacto y las consecuencias que tiene el sector de la moda en aquellos que la producen a muy bajos costes.

La campaña Ropa Limpia, de la Coordinadora de Comercio Justo, organiza la proyección de la película que tendrá lugar a las 19 horas. Un documental que refleja una situación que no por ignorada por el mundo occidental es menos dolorosa. En algún lugar de la cadena de producción de unos pantalones a 19,99 euros a alguien le están pagando muy poco o nada, señala el filme.

“Y una vez que entendemos que podemos llenar el armario sin que la tarjeta se desangre, las preocupaciones desaparecen”. Es la llamada Moda rápida (Fast Fashion), una industria valorada en tres trillones de dólares que Andrew Morgan zarandea en The True Cost  y revela con imágenes e historias, la miseria que el brillo del glamour y las lentejuelas no nos deja ver.

Aunque el precio de la ropa ha estado cayendo durante décadas, los costes humanos y mediambientales han crecido dramáticamente y The True Cost tira de la manta y nos hace meditar sobre quién paga realmente el precio de la ropa. Andrew Morgan ha filmado en países de todo el mundo, entrevista a líderes mundiales de este campo incluidas Stella McCartney, Livia Firth y Vandana Shiva y nos invita a echar un ojo al mundo y a las vidas de mucha gente que está detrás de lo que vestimos.

Tras el accidente ocurrido en 2015 en un edificio de talleres textiles de Bangladesh, en el que murieron 1.129 personas y otras 2.515 resultaron heridas, Andrew comenzó a investigar el sector de la producción y comercialización de textiles e indumentaria y durante un año y medio recorrió países de Asia y Europa para contar la penosa situación que afecta a 40 millones de trabajadores textiles, de los cuales, alrededor de cuatro millones, la gran mayoría mujeres, trabajan en las 5.000 fábricas de Bangladesh por un salario mínimo de menos de 3 dólares al día.

En el coloquio posterior intervendrán Eva Kreisler, responsable de la Campaña Ropa Limpia, y Marta Lozano, directora de la Coordinadora Estatal de Comercio Justo.

La Campaña Ropa Limpia es una red de Ongs, sindicatos y organizaciones de consumidores que trabaja para mejorar las condiciones de los trabajadores de la industria global de la confección. Presente en 17 países europeos, colabora con más de 200 organizaciones de trabajadores y trabajadoras de todo el mundo.

Empieza la II Semana de Moda Sostenible de Madrid

El proyecto europeo Mares, a través del Mar de Reciclaje, ha organizado la II Semana de Moda Sostenible, que se celebra del 23 al 28 de abril, en la que participarán más de 15 marcas, entre ellas, el colectivo La Textilería.

Durante las jornadas, habrá píldoras formativas sobre Packaging sostenible. También, la presentación del intercambio de socios entre La textilerie en París y La Textilería en Madrid, un taller de aplicaciones de la fabricación digital al diseño de complementos sostenibles o la mesa redonda Tú te vistes, tú decides, en la que participan la periodista especializada en sostenibilidad  Brenda Chávez y miembros de la Textilería.

La mesa estará centrada en el aprendizaje del tipo de etiquetado y de tejidos, para conocer el impacto que tienen en el planeta las prendas de ropa que compramos, y darán pistas sobre las decisiones de compra sostenibles con el medio ambiente a la hora de adquirir ropa.

La Textilería es un colectivo de moda sostenible cuyo propósito es fomentar la artesanía y técnicas tradicionales desde un enfoque moderno, dando valor al diseño y al uso de nuevas tendencias y tecnologías.

Surge como un espacio de encuentro donde aprender sobre el textil y la sostenibilidad y para generar una red de colaboración entre los consumidores y las marcas que redefina la moda responsable.

Este colectivo busca también facilitar el intercambio de moda sostenible, brindando difusión y visibilidad a las marcas locales y generando puntos de venta para que los consumidores puedan acceder a productos exclusivos. Además, ayudan a diseñadores a realizar sus colecciones y combaten el consumo desmedido.

La semana finalizará con  el Mercado de Moda Sostenible, el fin de semana del 27 y 28 de abril, en el espacio de la Fundación El Puente, en La Casa del Lector de Matadero Madrid, donde quienes acudan  encontrarán productos locales 100% trazables, proyectos sociales o de comercio justo, ecodiseñados o artesanales, realizados con materiales sostenibles y reciclados y ediciones limitadas y hechas con mucho cuidado y cariño.

MARES es un proyecto piloto innovador de transformación urbana a través de iniciativas de economía social y solidaria, de la creación de empleo de cercanía y de calidad y de la promoción de otro modelo de ciudad. Interviene en cuatro distritos de Madrid: Villaverde, Vicálvaro, Puente de Vallecas y Centro.

Cada vez nos importa más quién fabrica nuestra ropa y en qué condiciones

. La mayoría de los consumidores cree que la ley debería exigir que las marcas declaren si pagan un salario justo y digno.

Una encuesta sobre lo que pensamos los consumidores europeos de las condiciones en las que se produce la ropa que compramos y su impacto medioambiental, elaborada por Fashion Revolution y encargada por la Coordinadora Estatal de Comercio Justo, señala que ocho de cada diez compradores consideran que se debería obligar por ley a las marcas a respetar los Derechos Humanos de todas las personas que intervienen en la elaboración de sus artículos.

Imagen: Efe

La encuesta, que se ha elaborado con las opiniones de 5.000 personas con edades entre los 16 y los 75 años, de los cinco principales mercados europeos: Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y España, señala que la mayoría de los consumidores -el 72%- de estos cinco países cree que la ley debería exigir que las marcas de ropa declaren si están pagando un salario justo y digno a sus trabajadores y trabajadoras. Esta misma exigencia se eleva a un 76% en el caso de la población encuestada en España.

Además, el 81% de los consumidores españoles cree que la legislación debería exigir a las marcas de ropa que adopten medidas para proteger el medio ambiente en cada una de las etapas de fabricación de sus productos.

El informe  también concluye que la mayoría de la población consumidora quiere saber en qué condiciones se fabrica su ropa. Así lo ha señalado el 59% de la muestra encuestada y en España este porcentaje asciende al 62%.

En concreto, un 69% de la ciudadanía española está interesada en conocer qué hacen las marcas de ropa para proteger los Derechos Humanos de los trabajadores y trabajadoras de toda la cadena de producción, cifra que se eleva al 73% en el caso de las mujeres españolas.

El  66% considera importante que las marcas de ropa publiquen información detallada sobre los salarios y las condiciones de trabajo de los empleados en su cadena de suministro global. Y un 80% cree que las marcas de ropa deberían publicar qué fábricas utilizan para la confección de sus prendas.

En relación con la igualdad, el 84% de los consultados afirma que es importante que las empresas atenúen su impacto a largo plazo abordando el problema de la pobreza mundial, la protección del medio ambiente -un 88%- y la desigualdad de sexos -un 77%-. En este sentido, tres de cada cuatro personas en España creen que las marcas deberían contribuir en mayor medida a mejorar la vida de las mujeres que fabrican su ropa, zapatos y accesorios, y que constituyen la mayor parte de su fuerza laboral.

En cuanto a las actitudes ante la compra, casi el 40% tiene en cuenta las repercusiones sociales y ambientales de la fabricación de las prendas de moda. Pero cerca del 60% de la población no se plantea este tipo de cuestiones.

Entre los aspectos que los consumidores tienen en cuenta a la hora de comprar, el más importante es el pago de un salario justo y digno a los trabajadores, seguido de cerca por la protección del medio ambiente o las condiciones de trabajo. Criterios como la producción local o el uso de materiales reciclados resultan de menor relevancia para los consumidores.

El informe concluye con recomendaciones a los gobiernos para que den prioridad a la producción y consumo de moda sostenible en sus políticas y presupuestos, a las marcas para que incluyan más información en el etiquetado y a la ciudadanía para que se pregunte quién hace su ropa.

Esta encuesta, que se ha dado a conocer ahora, procede del estudio Consumer survey report, elaborado por Fashion Revolution y publicado en noviembre de 2018 en el marco del proyecto Trade Fair, Live Fair, financiado por la Unión Europea, en el que también participa la Coordinadora Estatal de Comercio Justo.

Mónica Gómez, vicepresidenta de la Coordinadora Estatal de Comercio Justo, afirma que los consumidores somos cada vez más conscientes de que los productos no aparecen por generación espontánea en las estanterías. “Cada vez pensamos más en las personas que hay detrás, en quién ha elaborado nuestra ropa y en qué condiciones. Y queremos saber y tener garantías de que consumimos sin que haya explotación y sin que nos estemos cargando el planeta. Se ha avanzado bastante en temas de seguridad laboral o el etiquetado, pero en materia de Derechos Humanos, tenemos casi todo por hacer”.

 

Seis de cada diez españoles compran ropa cada mes

El estudio Los españoles y su armario, realizado por Sondea.com para la firma de electrodomésticos AEG, pone al descubierto los hábitos de consumo de los españoles en el sector textil y el conocimiento que tenemos de nuestro propio guardarropa. Los resultados son alarmantes para una industria que es la segunda más contaminante del planeta y responsable del 20% de los tóxicos que se vierten en el agua.

La primera parte de esta encuesta señala que seis de cada 10 españoles compran ropa cada mes y que se gastan 90,50 euros por persona. También dice que ocho de cada 10 desconocen cuánto vale el contenido de su armario, aunque si tuvieran que hacer un cálculo, la media estaría en 2.480,70 euros; y que casi un 59% de los encuestados tiene más de 35 prendas.

En general desconocen de qué material está hecha la ropa que adquieren, excepto la interior y las camisetas que afirman que las compran de algodón.

Paloma García, responsable de The Circular Project.

El estudio señala, por otra parte, que el 47,15% de los encuestados reconoce tener alguna prenda en su armario de más de 10 años de antigüedad, que ese porcentaje en las mujeres llega al 50,59% y que siete de cada 10 españoles se ponen su prenda favorita cada semana.

“Nadie escapa al hecho de ir vestido de la mañana a la noche, le guste o no la moda, y además es un sector que mueve un porcentaje enorme de la economía al abarcar muchos sectores de actividad. Si conseguimos que todo el proceso de fabricación, desde que el agricultor planta la semilla hasta el punto de distribución de la prenda, se haga de modo responsable, sostenible, ético y ecológico, estaremos transformando la sociedad”, explica Paloma García, presidenta de la Asociación de Moda Sostenible de Madrid y CEO fundadora de The Circular Project.

“La implantación del ecodiseño debería venir impuesta por ley y esto significa que se debe tener en cuenta hasta el menor detalle del impacto ambiental y social de cada paso que damos en la cadena productiva”, añade.

El diseñador Juan Duyos  afirma que la industria está en un lado de la cadena de sostenibilidad, pero que en el otro lado está el consumidor, al que anima a tener prendas duraderas. “Un buen vestido puede durar muchos años y pasar incluso de madres a hijas. Y, además, muchas veces podemos reconvertir un vestido de noche en otro de cóctel o cambiarle ciertos detalles y transformarlo en uno nuevo”.

“El Slow Fashion ya no debería ser una opción para nosotros como consumidores”, dice.

La encuesta se ha realizado también en otros cuatro países: Suecia, Italia, Francia y Polonia, que arrojan resultados semejantes.

A excepción de Suecia, los encuestados de los otros tres países compran ropa también cada mes y es Polonia, con un 72,70% de los consultados, el país que lo hace en mayor medida. Italia con un 58,24% y Francia con un 45,61% tienen un comportamiento similar a España. Por el contrario, un 55,40% de los suecos afirma comprar solo anualmente y solo el 36% lo hace cada mes.

Sobre el número de prendas que guardan en el armario, los que afirman que tienen más de 35 son los suecos, en un 66,1%; los polacos, en un 60,84; los franceses, en un 53,3%; y los italianos, en un 50,6%. También la mayoría de los encuestados reconoce tener prendas de más de 10 años en su armario.

En cuanto a la prenda más común en el armario de los españoles, la camiseta (28,49%) es la ganadora, tanto en hombres como mujeres, aunque este porcentaje baja a medida que aumenta la edad. Para las mujeres, la segunda prenda son los vaqueros (15,35% de las consultadas), mientras que la camisa lo es para el 18,82% de los hombres.

Marta Lucas, responsable de Comunicación de AEG dice que con nuestra forma de comprar, “los ciudadanos somos responsables del cuidado del medio ambiente. Compramos mucha ropa con una periodicidad mensual pero luego no sabemos realmente qué coste tiene nuestro armario ni del material del que están compuestas las prenda”.

17.427 toneladas de textil usado en España tendrán una segunda vida

La organización Humana Fundación Pueblo para Pueblo ha recuperado 17.427 toneladas de textil usado en España en 2018.  Esta Ong promueve desde 1987 la protección del medio ambiente a través de la reutilización de textil y lleva a cabo programas de cooperación al desarrollo en África, América Latina y Asia así como de apoyo local en España.

La cantidad recogida equivale a 36 millones de prendas que tienen una segunda vida gracias a la reutilización y el reciclado.

Sin embargo, las donaciones de los españoles aún están lejos de las metas que impone la Unión Europea, afirman responsables de Humana. En España desechamos anualmente un millón de toneladas de textil, pero sólo el 10% (100.000 toneladas), se recoge selectivamente por un gestor autorizado para promover su reutilización o reciclado. Estas cifras distan mucho del 55% fijado por la UE para el año próximo, incluso la Comisión Europea ha advertido a España y a 13 países más de que corren el riesgo de no cumplir este objetivo: “Necesita hacer más para que la ciudadanía y la economía puedan beneficiarse de la economía circular”, señala.

Tras la orgánica, los envases y plásticos, el papel y el cartón, y el vidrio, el residuo textil es la quinta fracción que más generan los españoles y la que presenta el porcentaje de valorización más alto, por encima del 90%. “De ahí la importancia de concienciar a administraciones y ciudadanía de la necesidad de la recogida selectiva. El motivo para el optimismo es la importancia creciente de la economía circular, que define los residuos como recursos. En 2025, la recogida selectiva de la fracción textil será obligatoria por exigencia de la UE, una competencia que es municipal”.

Las prendas recogidas por Humana proceden de los contenedores verdes ubicados en toda España gracias a los acuerdos con más de 2.000 ayuntamientos y entidades privadas. En ellos se deposita la ropa, el calzado, los complementos y el textil de hogar que ya no se utilizan para darles una segunda vida. El servicio de recogida del textil es gratuito y representa un ahorro importante en los gastos de recogida y tratamiento de residuos urbanos.

La reutilización y el reciclado de textil contribuyen al ahorro de recursos, la protección del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático. Reducen los residuos en los depósitos controlados y en las plantas incineradoras, por consiguiente la emisión de gases de efecto invernadero, recuerdan desde Humana. La Comisión Europea calcula que cada kilo de ropa que se reutiliza y no es incinerado evita la emisión de 3,169 kg de CO2.

Las 17.427 toneladas recogidas en España en 2018 representan un ahorro de 55.000 toneladas de CO2 a la atmósfera. Equivalen a la emisión anual de 20.743 coches (que circulen 15.000 km anuales) o a la absorción anual de dióxido de carbono de 414.144 árboles.

Las prendas depositadas en los contenedores de Humana tienen dos destinos: el 61% se trata en las tres plantas de preparación para la reutilización de la fundación (en Madrid, Barcelona y Granada) y el resto se vende a empresas de reutilización y reciclado.

En uanto a las prendas tratadas, el 61% se prepara para la reutilización; y de estas, el 15% se destina a las tiendas secondhand de Humana en España y el 46% se exporta, principalmente a África, para ser vendido a precios de mercado y así generar recursos para la cooperación al desarrollo.

El 29% se encuentra en un estado que no permite su reutilización por lo que se vende a empresas de reciclaje textil para que elaboren otros productos como mantas, aislantes o trapos para la industria de automoción. El 1% son residuos impropios (plástico, cartón, otros) que se pone en manos de los gestores autorizados correspondientes; y el 9% se envía a un centro de tratamiento de residuos para su disposición final ya que no se puede reutilizar ni reciclar ni valorizar energéticamente.

Intercambiador de ropa como alternativa al consumismo del ‘Black Friday’

Bajo el lema “Este Black Friday consume menos“, y como alternativa a este día consumista a ultranza, las organizaciones Altrapo Lab y Greenpeace vuelven a organizar un intercambiador de ropa durante este fin de semana 23, 24 y 25 de noviembre en Madrid, dentro de la acción HAZ cambio.

Cada año se fabrican 100 mil millones de nuevas prendas de ropa en todo el mundo con el correspondiente impacto medioambiental que esto supone. Por eso, proponen HACER algo y ofrecen la posibilidad de que llevemos la ropa que ya no nos ponemos y la cambiemos por la ropa que otra persona ya no se pone. Dicen que es un intercambio beneficioso para todo el mundo, porque siempre hay un tesoro escondido.

¿Cómo funciona el intercambiador?

Cada persona participante podrá llevar un máximo de 5 prendas (Las prendas que una persona ya no quiere puede que alguien las lleve buscando mucho tiempo).

Las prendas se cambiarán por puntos. Dependiendo del tipo de prenda recibirán un número de puntos. Ej; camisetas 1 punto, faldas 2 puntos, chaquetas 3 puntos…

Se podrán traer todo tipo de prendas a excepción de: ropa interior, calzado, ropa de hogar (toallas, sábanas), pijamas ni camisones, ropa infantil, complementos o accesorios como collares por ejemplo.

Las prendas han de estar en buen estado, sin manchas, ni agujeros, ni excesivamente desgastadas. La ropa tendrá que estar lavada y bien presentada.

En el momento en el que la ropa entra dentro del circuito del intercambio, no se asegura poder recuperarla. Sin embargo, se podrán conservar los puntos para usarlos en un futuro intercambio.

Toda la ropa que no sea intercambiada será donada a Recumadrid, cooperativa social, integrante de Aeress Recuperadores, cuya actividad principal es la recogida, recuperación y reciclaje de textil, muebles y electrodomésticos.

Todas las personas que tengan puntos de ediciones pasadas del Intercambiador podrán canjear estos por prendas de esta edición.

La iniciativa HAZ promueve alternativas creativas al consumismo y tomar medidas para mejorar el mundo. Es parte de Make Smthng Week, un festival internacional de creación que desafía la cultura consumista. Es una respuesta al Black Friday: en lugar de ir de compras propone pasar tiempo de calidad con los amigos y la familia y conocer gente nueva.

HAZ es un conjunto de iniciativas y talleres en los que se puede aprender nuevas habilidades y formas creativas de aprovechar al máximo los recursos que nos rodean. Cuando compartimos, reparamos, fabricamos y creamos transformamos las cosas antiguas en algo nuevo y extraordinario. Así, se puede abandonar el sobreconsumo y dar un respiro a nuestro  planeta.

Intercambiador de ropa:
Lugar: Sala Ephimera
Calle Sandoval 3. Madrid.
Metro Bilbao o San Berrnardo.

 

Prendas deportivas tintadas a partir de cáscaras de nueces

La empresa guipuzkoana Ternua, que elabora prendas de ropa para actividades al aire libre, continúa dando pasos en su carrera en favor de la sostenibilidad. Ahora ha presentado su proyecto de reutilización de cáscaras de nueces para elaborar tintes naturales. Una iniciativa que ha contado con el apoyo del Departamento de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Gipuzkoa y  la Asociación de la Sidra Natural de Gipuzkoa.

La idea surgió el año pasado cuando la empresa comenzó a investigar la posibilidad de introducir en sus prendas tintes naturales a partir de residuos agrícolas.

Edu Uribesalgo, director de Innovación de la marca, explica que querían buscar una alternativa para reducir el uso de químicos en sus prendas. “Sabíamos que se podía producir tinte natural partiendo de un desecho agrícola y pensamos en las cáscaras de nueces de las sidrerías. Hablamos con la Asociación de la Sidra Natural de Gipuzkoa y aceptaron colaborar. Nos pusimos manos a la obra, encontramos una empresa donde triturar las cáscaras en Tudela y contactamos con Archroma para valorar la posibilidad de que nos hicieran ese proceso químico de transformación de la cáscara en tinte natural. El resultado final son unas camisetas y sudaderas muy sostenibles“.

Son prendas hechas con algodón reciclado, proveniente de otras prendas ya en desuso, mezclado con poliéster reciclado de PET, y tintadas de forma natural.

Hasta el momento se han recogido 300 kilos de nueces con las que Ternua va a poder hacer hasta 10.000 prendas. La iniciativa es un ejemplo de economía circular y muestra la importancia de trabajar en red entre empresas, entidades y organismos públicos y privados de cara a minimizar el impacto de una actividad industrial en el medio ambiente.

Las prendas sostenibles, tintadas de forma natural a partir de las cáscaras de nueces recogidas en las sidrerías vascas, formarán parte de una colección cápsula dentro de la colección internacional de Ternua para la primavera verano de 2019.

Ternua diseña y elabora prendas deportivas y pertenece al European Outdoor Group, que incluye a las marcas de prendas para actividades al aire libre y montaña más importantes del mundo.

El 100% de su colección textil es PFC free y Commitment, que certifica que la prenda ha sido fabricada con materiales reciclados, biodegradables naturales, con algodón orgánico o con materiales certificados Bluesign. Para la próxima colección, el 28% de prendas se han elaborado con tejidos reciclados como moqueta, redes de pesca, botellas de plástico, pluma, posos de café, lana o cáscaras de nueces; el 61% lleva la certificación Bluesign y el 22,8% lleva tejidos orgánicos.

¡Vuelve otro gran intercambiador de ropa!

La ropa es uno de los residuos que más crece. La forma abusiva de consumir textil para seguir una moda que muere en cada temporada (la llamada fast fashion) supone un abuso de recursos y una amenaza medioambiental.

Por otro lado, como cada vez somos más conscientes de la importancia de alargar el ciclo de uso de nuestras prendas, el laboratorio de reciclaje textil creativo Altrapo Lab propone para este domingo 6 de mayo una forma diferente de renovar nuestro armario. Un nuevo intercambio colectivo de ropa, donde las prendas que una persona no quiera tengan la oportunidad de encontrar un nuevo dueño o dueña, como ya se ha hecho en otras ocasiones.

Imagen de La Casa Encendida.

Será en la Casa Encendida de Madrid y cada persona  puede llevar un máximo de cinco prendas de las que se quiera desprender.  Las prendas se cambiarán por puntos y dependiendo del tipo de prenda se obtendrá un número de puntos.

Se puede llevar todo tipo de prendas a excepción de ropa interior, calzado, pijamas, ropa de hogar (toallas, sábanas), camisones, ropa infantil, complementos o accesorios. Todas las prendas tienen que estar en buen estado, sin manchas, ni agujeros, ni excesivamente desgastadas. Tendrá que estar limpia y bien presentada.

¿Cómo funciona? Las personas  llevan sus prendas el mismo día del intercambio, de manera que tendrán que pasar por el punto de recogida y esperar unos minutos a que se haga la valoración y les den sus puntos correspondientes para canjear por otras.

En el mismo momento en que la gente deja su ropa para que entre dentro del circuito del intercambio, no se asegura poder recuperarla, incluso si no se llevan ninguna otra prenda. Sin embargo, podrá conservar los puntos que no hayan canjeado y tener la oportunidad de volver a usarlos en un futuro intercambio de ropa .

Toda la ropa que no sea intercambiada será donada a RecuMadrid, una cooperativa social integrante de la Asociación Española de Recuperadores de Economía Social y Solidaria (Aeress), cuya actividad principal es la recogida, recuperación y reciclaje de textil, muebles y electrodomésticos.

Dónde: La Casa Encendida. Ronda de Valencia, 2. Madrid. 28012. a partir de las 12.00 h.

Maratón para crear prendas con materiales reciclables

Por tercer año consecutivo, Altrapo Lab ha convocado para artistas del diseño y la aguja el Maratón de reciclaje textil creativo. La Casa Encendida se une así al movimiento Fashion Revolution y los días 24 y 25 de febrero, su patio central se convertirá en un espacio de encuentro donde tendrán lugar diferentes actividades de  reciclaje textil creativoupcycling-, como alternativa de moda sostenible.

El Upcycling, también conocido como supra-reciclaje, consiste en aprovechar materiales reciclables para crear productos que tienen un mayor valor que el que tenía el material original.

Entre las diferentes iniciativas que se llevarán a cabo, se incluye un Espacio de creadores, en el que ocho personas, previamente seleccionadas, tendrán la oportunidad de diseñar y confeccionar un pieza de reciclaje textil creativo (upcycling), con prendas en desuso que seleccionarán de una montaña de ropa instalada en el mismo patio central de La Casa Encendida. También está previsto un espacio con máquinas de coser, maniquíes y todo el material necesario para poder realizar las creaciones.

El maratón comenzará el sábado 24 de febrero, de 16:00-20:00h por la tarde, con un primer encuentro y presentación de todas las personas participantes. Y finalizará el domingo por la tarde, cuando se expondrán las prendas resultantes. Sus autores tendrán la oportunidad de explicar el proceso creativo al público.

La convocatoria está dirigida a diseñadoras/es, escuelas de diseño de moda, colectivos y personas interesadas en el diseño y el reciclaje creativo con conocimientos previos.

El plazo de solicitud finaliza el 4 de febrero, y a partir del 6 de febrero se anunciará el nombre de las ocho personas seleccionadas para elaborar las prendas en el maratón.

Los creadores deberán realizar una prenda que se pueda vestir (poner y quitar del maniquí o persona con relativa facilidad), tendrán que llevar las herramientas que vayan a necesitar, aunque la organización pondrá a su disposición una mesa de trabajo, máquina de coser doméstica y maniquí además de algunos útiles de costura básicos como hilos, agujas y deberán realizar su diseño usando únicamente tejidos seleccionados de la montaña de ropa que se va a instalar en el patio central de la Casa Encendida.

La organización les permite llevar algunos elementos como botones o cremalleras y también patrones ya realizados que sean diseño propio.

FORMULARIO DE INSCRIPCIÓN