Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Archivo de la categoría ‘economía social’

Nace la Escuela de Activismo Económico

La Escuela de Activismo Económico es un espacio de colaboración, creatividad y acción para atraer y formar en economía social y solidaria a los jóvenes universitarios a través de la metodología learning by doing (aprender haciendo).

Tras tres sesiones de formación a través de charlas en las que se presentarán las iniciativas, el alumnado participará directamente en una de las organizaciones que forman parte de la Escuela (La Osa, Fiare y Mercado Social de Madrid), por un periodo que va desde los dos hasta los ocho meses.

Imagen: Escuela de Activismo Económico.

Los días de la semana, los horarios, el grado de implicación y la duración concreta de la actividad se acuerdan entre la persona y la entidad. Durante esta actividad principal, también se llevarán a cabo sesiones periódicas de acompañamiento para compartir experiencias, píldoras informativas y que el alumnado pueda disfrutar de un espacio donde continuar tejiendo lazos.

La Escuela pretende así ofrecer una educación económica y empresarial a los jóvenes “para que puedan llegar a funcionar de manera fluida en el modelo de consumo y de producción de la economía social y solidaria”, señalan sus promotores.

La economía social y solidaria es una alternativa económica que se basa en
la equidad, un valor que reconoce a todas las personas como sujetos de igual dignidad; el trabajo, con dimensión humana, social, política, económica y cultural; la sostenibilidad ambiental, para reducir significativamente la huella ecológica humana en todas las actividades; la cooperación en lugar de la competencia entre las entidades; sin fines lucrativos; y el compromiso con el entorno, participando en el desarrollo local y comunitario del territorio.

La Osa es un supermercado cooperativo que fomenta el consumo de productos de proximidad, ecológicos y de calidad. Es una entidad sin ánimo de lucro en el que sus cooperativistas son consumidores, copropietarios y participantes.

Fiare Banca Ética es la banca cooperativa de referencia en Europa con más de 42.000 personas socios entre Italia y España. Garantizan una gestión democrática y un compromiso ético con la participación de las personas socias bajo el principio “una persona, un voto”.

El Mercado Social de Madrid es una red de producción de bienes y servicios, distribución, consumo y aprendizaje común, que funciona con criterios éticos, democráticos, equitativos, ecológicos y solidarios.

Más información en http://escueladeactivismoeconomico.org/

Mares, el programa europeo que ha transformado la economía social de Madrid

Después de casi tres años de ejecución, el proyecto europeo Mares de Madrid llega este mes  a su fin. En estos  más de 1.000 días, se han llevado a cabo medidas y se han puesto en marcha iniciativas para transformar la ciudad de Madrid, haciendo crecer un tejido productivo social y ambientalmente responsable en cinco sectores estratégicos: movilidad, alimentación, reciclaje, energía y cuidados.

Mares Madrid ha sido un programa de transformación urbana a través de la economía social y solidaria, con el que se ha buscado fomentar iniciativas productivas y cambiar la ciudad de Madrid incidiendo en los cinco sectores citados. Ha sido financiado en su mayor parte por la iniciativa Urban Innovative Actions de la Comisión Europea, que apoya proyectos que desarrollan soluciones innovadoras para afrontar retos urbanos y se ha llevado a cabo entre el 1 de noviembre de 2016 y el 31 de octubre de 2019.

 Mares fue uno de los 18 proyectos seleccionados entre los 378 que se presentaron a la primera edición del programa europeo.

Durante este tiempo, más de 300 iniciativas económicas han formado parte del ecosistema Mares. Se han constituido 45 entidades, bajo los criterios de la economía social y solidaria y se han recuperado tres espacios de distritos que estaban en desuso para la ciudad.

También se ha colaborado con más de 140 agentes económicos, sociales y educativos en los cuatro distritos donde ha tenido más presencia y más de 13.000 personas han participado en las actividades que se han puesto en marcha con las iniciativas, incluyendo cerca de 1.000 actos sectoriales que han contribuido a dinamizar la ciudad.

Los trabajos  han sido coordinados por el Ayuntamiento de Madrid y ocho  entidades de la economía social y solidaria: Dinamia, Grupo Cooperativo Tangente, Estudio SIC, Vivero de Iniciativas Ciudadanas, Ecooo, Todo por la Praxis, Agencia para el Empleo y Acción contra el hambre, que  han atendido de forma prioritaria a la movilidad, alimentación, reciclaje, energía y cuidados, con un Mar ubicado en un distrito: movilidad en Vallecas, alimentación en Villaverde, reciclaje en Vicálvaro y energía en Centro. Los cuidados han sido un sector transversal y presente en los cuatro mares.

Ahora llega el momento de compartir las herramientas innovadoras diseñadas por Mares, según sus promotores, que quieren poner en común los aprendizajes y reflexionar sobre los resultados. Para ello, se ha elaborado una memoria final, que sintetiza los principales procesos desarrollados y los resultados alcanzados durante la vida de este proyecto piloto de innovación urbana.

Nueva cosecha de empresas de triple balance: social, económico y medioambiental

El domingo 27 de octubre, la asociación empresarial Sannas y el  Another Way Film Festival celebrarán la XV edición de la Cosecha Sannas, una reunión de encuentro y conocimiento de las personas y empresas con ánimo de cambio hacia una economía de triple balance.

Las cosechas Sannas nacieron con el objetivo de dar a conocer a las empresas que optan por una forma alternativa de desarrollo, enfocado en el Triple Balance (social, económico y medioambiental) y bajo los pilares de la cooperación y sostenibilidad. En su temporada de otoño, se realiza en colaboración con Another Way Film Festival (AWFF), el festival de cine documental y progreso sostenible de Madrid.

Son empresas sociales con espíritu de cambio y transformación hacia un modelo de negocio sostenible y altavoces de un consumo diferente.

En la cosecha de este año se presenta una variedad de ejemplos de Triple Balance muy enriquecedora. Las empresas que van a exponer cómo logran un equilibrio económico, ecológico y social y combaten el escepticismo en su sector empresarial son SERYES, de seguros éticos; Calor Renovable, de energía sostenible; MiPoppins, de moda responsable; Debuencafé, de producción consciente; Despierta, buscador de negocios responsables; Pepita&Grano, alimentación ecológica; ConectaMovel, movilidad sostenible;   BIKO, consultoría para el bien común; y Teamlabs, campus de innovación y emprendimiento social.

Sannas es una asociación empresarial que tiene como objetivo extender una nueva forma de entender la actividad económica: aquella que considera que hay un balance económico, otro ecológico y otro social. En su manifiesto,  señalan que su objetivo es unir a todas las empresas que comparten la visión del Triple Balance (económico, ecológico y social) y transformar el modelo empresarial tradicional para construir una sociedad más sostenible, más justa y equitativa.

La XV Cosecha Sannas se celebrará el domingo 27 de octubre a las 17:30h en la Cineteca de Matadero de Madrid.

El efecto beneficioso de la crema corporal Charity Pot

La empresa LUSH Cosmetics SL está celebrando este año el 10º aniversario de la introducción en España de la crema corporal Charity Pot, con cuya venta recauda dinero para distintas organizaciones no gubernamentales y benéficas de todo el mundo.

“Se trata de una crema rica y generosa -dicen sus productores-  que no sólo hace que tu piel luzca como nunca, sino que también es un rayo de esperanza para las pequeñas Ong locales con las que trabajamos, puesto que todas las ganancias van para ellas”.

Con cada venta de Charity Pot, se dona el 100 % del precio (menos el IVA) a pequeñas asociaciones locales que necesitan la ayuda para continuar con su trabajo. Según Lush, Los principios de estas organizaciones coinciden con los suyos en lo que respecta a la conservación del medio ambiente, el bienestar animal y los derechos humanos.

El proyecto llegó a España en 2009 y en esta década han llegado a 286 asociaciones de este país, a las que han donado 1.185.000 euros.

“Nuestro único objetivo es ayudar a las personas que trabajan de forma incansable para hacer del mundo un lugar mejor, aquellas que tienen un papel clave para generar el cambio”, señala Mark Constantine, cofundador de Lush.

 

A día de hoy se han donado 66 millones de euros a un total de más de 6.500 asociaciones de todo el mundo.

 

 

Quioscos de ayer para servicios de ahora

El Ayuntamiento de Barcelona, a través del Instituto Municipal de Personas con Discapacidad (IMPD), está poniendo en marcha un proyecto piloto para recuperar diez quioscos de la ciudad en desuso y ponerlos en funcionamiento a través de una cooperativa que al mismo tiempo permita la inclusión laboral de personas con diversidad funcional.

Tras seleccionar los quioscos y después de un proceso de investigación en el que, en colaboración con el Observatorio de la Urbanización de la Universidad Autónoma de Barcelona, se ha analizado la situación mundial de los quioscos y se ha diseñado el nuevo modelo de quiosco para la ciudad, el Instituto Municipal de Personas con Discapacidad del Ayuntamiento de Barcelona ha puesto en marcha esta iniciativa que cuenta con dos objetivos: Explorar cómo puede ser el modelo futuro de quioscos en la ciudad de Barcelona, transformando sus usos desde la venta de prensa y revistas hacia otros modelos de negocio con más perspectivas de futuro y menos vinculados a la publicidad y conseguir una mayor inclusión laboral de las personas con discapacidad que viven en la ciudad.

Imagen: Boletín de Economía Social.

Cada uno de estos quioscos contará con un plan de viabilidad individual que tendrá en cuenta aspectos concretos como su entorno, el tejido asociativo preexistente o el resto de actividades económicas más cercanas. Actuarán como banco de pruebas piloto de una serie de nuevas actividades, más allá de la tradicional venta de prensa y revistas, que se testarán para ver si son viables con la voluntad de que sean incorporadas en el futuro modelo de quioscos de la ciudad de Barcelona.

Entre los servicios que podrán ofrecer estos nuevos quioscos, se plantea que puedan ser:

Puntos de actividad económica alternativa y circular: Recogida de alimentos y productos de kilómetro cero; centros de almacenaje y recogida de compras online, guardaequipajes para turismo, servicio de portero/a del vecindario, venta de productos vinculados al barrio y a su tejido asociativo, etc.

Espacios de prestación de servicios culturales: Exposiciones de artistas locales, puntos de memoria histórica, espacios de diálogo intercultural ,etc.

Espacios de prestación de servicios sociales: Comedores solidarios, espacios de cesión de libros o juegos de mesa, apoyo médico nocturno, actividades de apoyo escolar, etc.

Espacios de prestación de servicios ambientales: Punto de almacenaje y reparación de bicicletas, distribución de semillas para agricultura urbana, electrolineras, etc.

Puntos de información para atender las consultas de la ciudadanía sobre los servicios y recursos existentes en la ciudad.

Además, esta iniciativa representa un proyecto socioeconómico de inserción sociolaboral de personas con diversidad funcional en el mercado laboral: 25 personas serán formadas y asesoradas para convertirse en cooperativistas de una empresa de inserción que será la que gestione los quioscos recuperados.

Durante los primeros meses de formación, que se hará con el apoyo del IMPD y agentes del mundo cooperativo, los participantes recibirán una ayuda de formación compatible con las ayudas de discapacidad y una vez se pongan en marcha los quioscos – a mediados del 2019 – recibirán un sueldo mínimo de 1.000 euros.

Fuente: Boletín de Economía Social.

Se buscan emprendedores para una cooperativa de reparto sostenible de mercancías

Este jueves 4 de abril, la cooperativa de reparto de mercancías Tuk Tuk Cargo va a realizar una sesión informativa dirigida a buscar nuevos socios que ayuden a desarrollar el modelo de negocio sostenible y comenzar la actividad.

Tuk Tuk Cargo es un proyecto impulsado por la Unión de Cooperativas Madrileñas de Transporte (Transcoop Madrid) para dar respuesta a las nuevas necesidades de reparto de última milla en Madrid. Realiza transporte local eco-sostenible de mercancías mediante la utilización de vehículos eficientes propulsados por energías alternativas y respetuosas con el medio ambiente.

Son  motociclos de tres ruedas cero emisiones, destinados al transporte de mercancías (distribución urbana de última milla), mediante la configuración de un vehículo motor al que se le acopla el habitáculo o caja necesario para el transporte, tanto de carga general como de temperatura controlada, y cuya capacidad alcanza los 2´5 m3, similar a la capacidad actual de los vehículos de distribución urbana de mercancías de propulsión gasolina/diesel.

El habitáculo para las mercancías se separa fácilmente del vehículo motor, lo que permite al socio cooperativista depositar el habitáculo para pasajeros, una vez finalizada su actividad diaria en las instalaciones de aparcamiento facilitadas por la cooperativa y poder utilizar el vehículo motor para su desplazamiento personal.

El vehículo se ha creado en colaboración con la empresa Nuuk Europe SL, con una amplia experiencia en el sector de la movilidad eléctrica,  que ofrece vehículos de alta calidad, con todas las prestaciones necesarias para una conducción segura y comprometida con el medio ambiente.

La cooperativa se enmarcan en Mares Madrid, un proyecto de transformación y promoción de otro modelo de ciudad, incluido, a su vez, en Urban Innovative Actions de la Comisión Europea, dirigida a financiar soluciones urbanas innovadoras.

Tuk Tuk Cargo, impulsada la Unión de Cooperativas de Transporte de la Comunidad de Madrid (Trans Coop Madrid), es una propuesta que aspira a convertirse en alternativa a cualquier vehículo de combustión que tenga como función principal el desplazamiento urbano.

MARES Madrid es un proyecto de transformación urbana a través de la economía social y solidaria, que busca fomentar iniciativas productivas y cambiar la ciudad de Madrid incidiendo en cinco sectores: movilidad, alimentación, reciclaje, energía y cuidados.

Sesión informativa: Jueves 4 de abril.
Hora: 18.00 -20.00 h
Lugar: Sede Transcoop, C/ de Watteau, s/n, Madrid 28045.

 

Una herramienta que mide los impactos social y ambiental de las empresas

La herramienta de Evaluación de Impacto B, accesible a través de una plataforma digital desarrollada por B Lab -organización global sin ánimo de lucro al servicio del movimiento B Corp– está permitiendo a 1.439 compañías españolas empiezan a medir y gestionar su impacto social y ambiental.

B Corporation es un movimiento global de personas que utiliza la fuerza de las empresas para resolver los problemas sociales y ambientales del siglo XXI. A diferencia de las empresas que sólo persiguen fines económicos, las empresas con la certificación B Corp cumplen con niveles elevados y verificados de desempeño social y ambiental, transparencia pública, responsabilidad legal y compromiso de impacto positivo.

La herramienta permite a las empresas evaluar, comparar y mejorar su desempeño social y ambiental. De entre las empresas españolas que han utilizado la herramienta, sólo un 3% ha logrado superar el estándar necesario para obtener el certificado B Corp. Entre ellas, están Patagonia, Ben & Jerry’s, Danone, Veritas o Holaluz.

También, empresas como Ecoalf, Triodos Bank e Impact Hub Madrid aplican esta herramienta  para ser capaces de mejorar la vida de la personas y el planeta a través de los servicios y productos que ofrecen.

Esta implicación creciente del sector privado en la medición y la gestión del impacto responde a la demanda social de conseguir un sector empresarial más inclusivo y sostenible. De hecho, el 66% de los consumidores pagarán más por productos y servicios sostenibles en los próximos años, según datos de Nielsen, según afirman los responsables de B Lab España.

Con más de 2.750 B Corps en 60 países y 130 sectores, el movimiento empresarial B Corp no solo responde a estas demandas crecientes de la población, sino que a través de la certificación B Corporation garantiza que este nuevo tipo de empresas generan un cambio positivo en la sociedad y en el planeta a través de su actividad.

Las compañías B Corp están obligadas a cumplir con altos estándares sociales y ambientales y a modificar sus estatutos legales para que los empleados, las comunidades y el planeta sean tan importantes como los accionistas en la toma de sus decisiones.

En España, el movimiento B Corp está en pleno crecimiento y listo para emprender el camino del cambio: según su Memoria Anual 2018, en tan solo 5 años se han unido a la comunidad B Corp casi 60 empresas activas en España de 12 sectores distintos .

Holaluz, Specialisterne, WorldCoo, Flor de Doñana, Alma Natura, Change.org, Hemper o Corresponsables son algunas de las que están en esta lista de líderes. “B Corp no solo aporta a las empresas reconocimiento en los medios y entre los clientes y consumidores, sino que es un espacio colectivo de red, identificación y pertenencia que permite sumar esfuerzos para avanzar hacia una nueva era en la que las compañías contribuyan activamente al desarrollo sostenible”, señalan desde la organización.

Empresas que velan por la sostenibilidad

La asociación empresarial Sannas tiene como objetivo divulgar una nueva forma de entender la actividad económica, aquella que considera que hay un balance económico, otro ecológico y otro social y reúne a empresas que llevan a cabo ese triple balance en su gestión.

Imagen: Sannas.

El triple balance contiene la idea de que el funcionamiento general de empresa debería evaluarse teniendo en cuenta su contribución combinada a la prosperidad económica, la calidad del medio ambiente y el capital social y muchas empresas han empezado a ser conscientes de su responsabilidad en estos tres vectores de la gestión.

En Sannas, son ya un centenar de firmas de muy diversos sectores (diseño, moda, energético, urbanismo, cultura, servicios, turismo…) que coinciden en esta visión: les importa ser rentables, pero también impactar positivamente en el entorno social (las personas) y en el medioambiental y con esta premisa pretenden seguir creciendo y  poder tener capacidad de interlocución con la administración y con diferentes instituciones para presionar por un tejido empresarial de triple balance.

En estos dos próximos años, la organización englobará a más de 200 empresas de toda España y estrechará alianzas con redes de Europa y Latinoamérica.

La  organización es multisectorial y agrupa a empresas y profesionales autónomos, creen que las asociaciones empresariales existentes no les representan porque su visión está centrada en la maximización del beneficio económico por encima de todo. Las empresas de Sannas -señalan- quieren ser prósperas y rentables, pero también quieren impactar positivamente en el entorno social y en el medio ambiente; ser el lobby de las empresas que velan por la sostenibilidad.

Funciona de forma democrática y transparente, su estructura es horizontal y aunque promueve la implicación del socio, no se exige más participación que la que cada uno quiera tener. Creen que solo las organizaciones empresariales diseñadas y gestionadas con los principios básicos de una moral universalmente aceptada sobrevivirán a largo plazo en el mercado, “”ese lugar que necesariamente volverá a ser de concurrencia antes que de competencia y donde los negocios serán validados -o juzgados- por un cliente cada vez más consciente de los retos planteados por una visión holística”.

“Nuestra era, la del conocimiento compartido y de una sociedad colaborativa, se prefigura como el tiempo de una empresa cuyo capital no es solo financiero, sino además humano, natural, tecnológico, cultural, relacional, simbólico, etc. Y esta es su fuerza como factor productivo pero también como ente eminentemente social”, afirman.

2,6 millones de euros en ayudas al emprendimiento de personas discapacitadas

La Fundación ONCE acaba de abrir su convocatoria de ayudas económicas destinadas a proyectos de emprendimiento de personas discapacitadas que se otorgarán en los próximos cuatro años.

Son 2,6 millones de euros en ayudas para el periodo de ejecución 2018-2022 que se enmarcan en el Programa Operativo del Fondo Social Europeo de Inclusión Social y Economía Social.

Las distintas convocatorias de este programa, que se lanzó por primera vez en 1988, han permitido que la Fundación ONCE haya apoyado ya a 1.678 personas con discapacidad para que pudieran poner en marcha su empresa.

La comisaria europea Marian Thyssen con la emprendedora Saioa Aguirre.

Del total de proyectos, el 65,6 por ciento estaban liderados por hombres, por lo que la actual convocatoria introduce criterios específicos para favorecer el emprendimiento de las mujeres con discapacidad.

Este programa pretende fomentar la creación de empleo y la mejora de la empleabilidad y la inserción sociolaboral de las personas con discapacidad, impulsando sus capacidades, su espíritu emprendedor y las necesidades del tejido empresarial, a través de proyectos viables y sostenibles, que respondan a las demandas reales del mercado laboral actual.

De este modo, los solicitantes que cumplan con los requerimientos recibirán una ayuda económica fija y mínima, a fondo perdido, de 3.000 euros. Adicionalmente, esta cantidad se incrementará en función del perfil del emprendedor.

Además, se tendrá en cuenta la situación sociolaboral del solicitante y podrán recibir hasta 2.000 euros más los colectivos con discapacidad con especial dificultad, entre los que se encuentran personas con parálisis cerebral, enfermedad mental o discapacidad intelectual.

También se podrán otorgar otros 1.000 euros más a las mujeres, los parados de larga duración, los mayores de 45 años y los inmigrantes; y hasta 2.000 euros más a las víctimas de violencia machista, las familias monoparentales y para aquellos hogares con todos los miembros en desempleo e hijos menores a su cargo.

El programa de ayudas de la Fundación primará a las empresas que generen empleo para otras personas con discapacidad; a los proyectos que además fomenten el desarrollo de sectores en crecimiento como la agricultura ecológica; a los que contribuyan al desarrollo rural, y a los que tienen que ver con las tecnologías y sociedad de la información, el turismo especializado, servicios de salud, medio ambiente y a los dirigidos a investigación y desarrollo o a la innovación social.
No obstante, la suma total de la ayuda a conceder no será, en ningún caso, superior a los 18.000 euros.

Podrán solicitar la ayuda personas con discapacidad que no hayan recibido ayuda por parte de Fundación ONCE en los últimos cinco años, demandantes de empleo, ya sea por desempleo o por mejora, que tengan previsto o hayan puesto en marcha su propio proyecto empresarial, generando a su vez su propio empleo (de forma individual o como persona jurídica) y siempre que se cumplan los requisitos de la convocatoria.

Los interesados ya pueden consultar las bases de la convocatoria y descargar los formularios para sus solicitudes aquí:  página web de Fundación ONCE.

Comienza la feria de la transformación hacia un consumo consciente

Este fin de semana se celebra en Madrid la VI Feria de la Economía Solidaria, organizada por la Red de redes de Economía Alternativa y Solidaria (REAS Madrid) y el Mercado Social de Madrid y en la que estarán presentes más de 100 empresas y entidades y se llevarán a cabo más de 60 actividades. Será en el madrileño barrio de Arganzuela, en la explanada Multiusos Madrid Río (Paseo de la Chopera, 6) (Paseo de la Chopera, 6).

Uno de los grandes temas de la Feria será la transformación hacía un consumo consciente y el poder de los y las consumidoras para generar los cambios que promuevan el desarrollo comunitario y territorial, el respeto del medio ambiente, unas condiciones de trabajo dignas y una alimentación respetuosa con la salud, en palabras de Roberto Valdivieso, presidente del Mercado Social de Madrid.

Las más de cien empresas que participan este año ofrecerán a los visitantes una amplia oferta de productos y servicios éticos en sectores muy diversos como las finanzas, la construcción, la moda, la salud, las tecnologías, el turismo, el transporte, la educación, la energía o la alimentación. “Hoy día las empresas y entidades de la Economía Solidaria están presentes en multitud de sectores de la economía y son capaces de cubrir las principales necesidades de las personas para la vida diaria así como lasdemandas específicas en campos muy diversos como la comunicación, la psicología o el reciclaje, señala Sandra Salsón, presidenta de Reas Madrid.

La VI Feria de Economía Solidaria es  además un espacio de encuentro y de intercambio de experiencias a través de los talleres, charlas, actividades lúdicas y culturales que se celebrarán durante el fin de semana y que están articuladas en cuatro temáticas: la educación, la innovación social y el desarrollo comunitario bajo el eje de Comunidades; el ecologismo, consumo responsable y sostenible en el eje de Semillas; la tecnología, comunicación y cultura crítica englobadas bajo el nombre de Miradas; y los feminismos, cuidados e igualdad social dentro del eje de Vidas.

Más de 60 actividades llenarán de vida La VI Feria

Los visitantes podrán asistir a charlas y talleres informativos sobre consumo responsable y sostenible para conocer iniciativas que van desde la creación de supermercados cooperativos especializados en alimentos de producción ecológica, a la autoproducción energética a través de instalaciones fotovoltaicas o de digestores domésticos para generar biogás, a partir de los restos orgánicos que producimos en el hogar. La precariedad laboral, la huella del turismo en los países del sur, la violencia de género digital o las soluciones habitacionales para las personas mayores a través del cohousing también serán abordadas a través de las más de 20 charlas que tendrán lugar durante el fin de semana.

También se han organizado talleres prácticos para interpretar la factura de la luz, conocer las finanzas éticas o poner en marcha propuestas de eficiencia energética para optimizar el uso de los recursos energéticos en el hogar y se realizarán talleres sobre coeducación, perspectiva ecosocial y feminista, la batucada como herramienta educativa o los recursos para la contratación pública responsable, la gestión y promoción de empresas de la Economía Social y Solidaria o conectar alternativas económicas.

Tampoco faltarán actividades para los más pequeños, para quienes se han preparado conciertos, talleres y cuentacuentos, así como actividades lúdicas y culturales para todos los públicos como la ruta de tapas para la degustación de productos de comercio justo, el vermut colaborativo que servirá como espacio de encuentro para nuevas entidades interesadas en participar en el Mercado Social, una ruta en bicicleta por los alrededores del recinto o los conciertos y verbenas.

Durante la Feria se utilizará la moneda social del Mercado Social, que está siendo rediseñada para convertirse en una herramienta de fidelización de consumidores y de visibilización de las ventajas de pertenecer al Mercado Social.

Esta Feria está patrocinada por cooperativas de banca ética como Fiare o Coop57; empresas de seguros éticos como CAES y Sepra; cooperativas eléctricas verdes de gran escala como Som Energía o Ecooo, empresa que impulsa proyectos para un nuevo modelo energético; la Federación de Cooperativas Madrileña (FECOMA); Gredos San Diego GSD, el mayor grupo cooperativo de la Comunidad de Madrid; y la primera institución cooperativa de enseñanza no universitaria de Madrid, la fundación independiente y sin ánimo de lucro FUHEM; el grupo cooperativo Tangente, cooperativa experta en jardinería; y el grupo de medios de comunicación de propiedad colectiva El Salto y la revista La Marea, cooperativa propiedad de lectores y trabajadores.

La economía solidaria en cifras

La Red Estatal de Redes de Economía Alternativa y Solidaria fue creada en 1995 y agrupa a día de hoy a más de 600 empresas y entidades que comparten los principios de la Economía Social y Solidaria: cooperación en lugar de competencia, sostenibilidad ambiental, equidad y reconocimiento de todas las personas como iguales, compromiso con el entorno y desarrollo local sostenible y comunitario, el trabajo como elemento clave en la calidad de vida y sin fines lucrativos.

El pasado año, con cerca de 11.000 personas empleadas, los ingresos de las entidades que pertenecen a REAS a nivel estatal superaron los 421 millones de euros. Asimismo, REAS está presente en RIPESS, la red mundial de redes comprometidas con la economía social y solidaria y forma parte de CEPES, la Confederación Empresarial Española de la Economía Social, que agrupa a 43.000 entidades que emplean directa e indirectamente a 1,8 millones de personas en España y facturan 150.000 millones de euros (lo que equivale al 10-12% del PIB).