BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Archivo de la categoría ‘economía social’

‘C2C Conversaciones’, un foro para avanzar en la economía social y solidaria

La segunda edición de C2C Conversaciones, un  foro de promoción del tejido económico social y solidario y un encuentro estatal de promotores de Economía Social y Solidaria, se celebrará en Madrid los días 15 y 16 de febrero.

Es  un foro promovido por la Red de Economía Alternativa y Solidaria de Madrid y otras organizaciones de Economía Social y Solidaria que forman parte de REAS red de Redes, en un contexto de crecimiento de la visibilidad y de las medidas de apoyo a esta economía, en el que sus promotores consideran necesario pararse a mirar cómo, con quién y para qué se están haciendo las cosas. Un foro de profesionales, activistas y organizaciones que desarrollan acciones de promoción y acompañamiento de iniciativas de Economía Social y Solidaria.

A lo largo de cuatro sesiones, trabajarán en cuatro ejes de trabajo que serán coordinados por personas y organizaciones de referencia en cada uno de ellos y son el resultado de una reflexión acumulada por parte de las organizaciones promotoras para poder avanzar sobre los principales retos y bloqueos que detectan en sus prácticas.

Analizarán y debatirán  sobre la transformación de empresas a la ESS; la financiación y escalabilidad de los proyectos, la creación de modelos de iniciativas vinculadas a personas que trabajan en precariedad y cómo el trabajo colectivo puede mejorar sus condiciones, y avanzar sobre los modelos de emprendimiento.

Programa e información actualizada en: https://emprendes.net/c2c

Formulario de inscripción

 

Las empresas de la nueva economía que priman a las personas

Sannas, la asociación empresarial que tiene como objetivo extender una nueva forma de ejercer la actividad económica: la que considera que hay un balance económico, otro ecológico y otro social, se ha consolidado durante 2017 como un referente de las nuevas economías y de cara al 2018 pretende seguir creciendo y fortaleciéndose con sus compañías asociadas y continuar siendo la plataforma de divulgación de estudios, herramientas, casos… que en su labor vaya generando y un lugar de encuentro profesional vivo y libre.

La organización cuenta ya con 65 empresas asociadas de diferentes dimensiones, sectores, ámbitos y orígenes y tiene como fin fundamental dar voz a organizaciones empresariales conformadas dentro del marco de una economía basada en los pilares del Triple Balance (Económico-Ecológico-Social). Busca así constituirse como una escuela de pensamiento empresarial, apoyándose en el conocimiento acumulado por sus asociados pero también enriqueciéndose del acervo de otros colaboradores y agentes, señalan sus responsables.

En Sannas piensan que solo las organizaciones empresariales diseñadas y gestionadas con los principios básicos de una moral universalmente aceptada sobrevivirán a largo plazo en el mercado, “ese lugar que necesariamente volverá a ser de concurrencia antes que de competencia y donde los negocios serán validados –o juzgados- por un cliente cada vez más consciente de los retos planteados por una visión holística·.

“Nuestra era, la del conocimiento compartido y de una sociedad colaborativa –añaden-, se prefigura como el tiempo de una empresa cuyo capital no es solo financiero, sino además humano, natural, tecnológico, cultural, relacional, simbólico, etc. Y esta es su fuerza como factor productivo pero también como ente eminentemente social”.

La asociación huye de la consideración de la empresa como una unidad de organización dedicada a actividades industriales, mercantiles o de prestación de servicios lucrativos y considera que hoy es imposible pensar que la empresa es solo una forma de producir y que la maximización del beneficio es su leitmotiv.

Para sus asociados, es principal tener en cuenta que la empresa es un grupo de personas que se relacionan diariamente y que tienen sueños, problemas, circunstancias, necesidades: “No somos capital humano, ni un recurso más: damos el sentido a las empresas. Además, no solo importan las personas que creamos, dirigimos o trabajamos en las empresas, también las que se relacionan con ellas: clientes, proveedores, colaboradores…”.

Y para estas empresas es fundamental también tener en cuenta el entorno y los recursos naturales que no son infinitos. De ahí que además del Balance Económico, Sannas haya introducido en su forma de hacer los balances Social y Ecológico huyendo de la antigua consideración de la empresa sólo como un ente productivo.

 

#SeMerecenUn10, petición para rebajar el IVA a las tiendas de reparación

Como parte de la campaña Alargascencia, con la que está creando un directorio de establecimientos de todo el país donde se repara, se alquila y se vende de segunda mano, Amigos de la Tierra ha lanzado una petición al Ministerio de Hacienda para que reduzca  al 10% el IVA de los servicios de reparación, alquiler y segunda mano.

Esta organización considera que las empresas de servicios de reparación, alquiler y segunda mano realizan una imprescindible labor social y medioambiental y son clave para terminar con la obsolescencia programada. Por eso, pide acciones de promoción de estos establecimientos y una de ellas sería  la reducción del IVA aplicado a estos servicios, que debería pasar del 21% actual al 10%.

“Al reducir la carga impositiva sobre estos servicios, y por tanto su precio, se fomentará la práctica de la reparación y la reutilización frente a la compra de productos nuevos, y se incentivará a los fabricantes para que sus productos sean reparables y duraderos”, precisan.

Entre las motivaciones de su petición, señalan que más reparación supondrá dejar de producir millones de toneladas de residuos; la generación de menos residuos supondrá un ahorro de costes de gestión para las administraciones públicas, recursos que podrán destinar a educación o sanidad; y productos con vidas útiles más largas y servicios de reparación menos costosos supondrán un ahorro para familias y empresas.

Dado que la mayoría de servicios de reparación se hacen en pequeños comercios locales, su fomento será un impulso para las pyme, la principal fuente de empleo en España. Además, añaden que la reducción de residuos hará menos necesarios vertederos e incineradoras responsables de la degradación de numerosos espacios y de emisiones con graves impactos sobre la salud. Y será una importante contribución a la lucha contra la exportación ilegal de residuos hacia países empobrecidos.

También precisan que permitirá reducir la extracción de minerales que, en varios países del Sur, está asociada a impactos negativos sobre los ecosistemas y los derechos humanos; y reducirá el consumo de agua, un recurso cada vez más escaso. Como ejemplo, citan la producción de un teléfono móvil, que requiere de más de 12.000 litros de agua y más de 40 minerales diferentes.

Se reducirá el uso de energía para la producción de nuevos bienes de consumo, con la consiguiente menor contribución al cambio climático y disminuirá la presión sobre determinados recursos naturales, como el coltán, fuente de conflictos armados.

Con la campaña Alargascencia, Amigos de la Tierra ha elaborado un directorio con un millar de  establecimientos ya que alargan la vida útil de los aparatos, arreglando, compartiendo, reparando, alquilando, intercambiando o utilizando productos de segunda mano. Una alternativa al consumo lineal, que han impuesto los mercados y las grandes empresas, y a la obsolescencia programada y percibida.

 

Una guía didáctica para dar a conocer la economía social en la ciudad de Madrid

Mares, un proyecto innovador de transformación urbana, ha elaborado una guía didáctica para dar a conocer qué es la economía social y solidaria en la ciudad de Madrid.

Consideran sus responsables que aunque una parte de la sociedad está vinculada directa o indirectamente a iniciativas de economía social y solidaria, este modelo económico es desconocido para la mayoría de la población. “Por eso -dicen-, es fundamental dar a conocer su filosofía, modo de funcionamiento y experiencias, para transmitir a las personas la capacidad y el poder que tenemos para contribuir a generar una economía más justa y solidaria”.

La guía didáctica sobre economía social y solidaria es una herramienta para trabajar en la dirección de este modelo económico y su objetivo  es dar a conocer y fomentar la economía social  en el conjunto de la sociedad, pero especialmente en el ámbito de la educación, con una doble perspectiva: la del consumo consciente y la del emprendimiento colectivo.

Se dirige al profesorado de educación secundaria y formación profesional, a personal técnico de formación para el empleo y a entidades, proyectos y asociaciones que deseen llevar a cabo formaciones sobre economía social.

Está estructurada en cuatro módulos: una introducción; los principios y valores de la economía social y solidaria; el emprendimiento social; y una introducción a modelos de consumo alternativos. Incluye múltiples recursos de apoyo, entre los que destaca una selección de vídeos disponibles en el canal de Youtube de Mares.

El proyecto se enmarca dentro de una de las líneas de actuación de Mares, que consiste en sensibilizar sobre la existencia de otra economía. Varios de estos materiales se pueden consultar en su página web. Además, para difundir la guía, se impartirán cuatro talleres de apoyo pedagógico, uno en cada distrito, para la incorporación de estos materiales en el currículo de los centros educativos.

Mares significa movilidad, alimentación, reciclaje, energía y cuidados y es un proyecto piloto de transformación urbana a través de iniciativas de economía social y solidaria, de la creación de empleo de cercanía y de calidad y de la promoción de otro modelo de ciudad.

Entre sus objetivos está la creación de empresas, la generación de tejido productivo y comunitario y la promoción de buenas prácticas ciudadanas e institucionales que lleven a una ciudad mucho más sostenible, saludable y cooperativa.

Para ello se centra en cinco sectores diferentes en cuatro distritos de la ciudad de Madrid: movilidad en Vallecas, alimentación en Villaverde, reciclaje en Vicálvaro y energía en Centro. El quinto sector, que atravesará todos los distritos, es el sector de los cuidados que, al igual que la economía social y solidaria, pone en el centro el mantenimiento y la sostenibilidad de la vida.

Mares está promovido por el Ayuntamiento de Madrid junto a ocho socios: Dinamia, Estudio SIC, Vivero de Iniciativas Ciudadanas, Ecooo, Todo por la Praxis, Agencia para el Empleo, Acción contra el Hambre y Tangente, y fue uno de los 18 proyectos seleccionados entre más de 300 propuestas en la convocatoria de la iniciativa Urban Innovative Actions de la Comisión Europea, dirigida a financiar soluciones urbanas innovadoras.

Hasta el martes 14, se pueden votar la Estrategia de Economía Social para Madrid

El próximo martes 14 de noviembre finaliza el plazo para que los madrileños y madrileñas pueden votar las medidas que quieren que el Ayuntamiento de Madrid ponga en marcha para que la economía de la capital tenga nuevos valores y principios éticos, una economía que busca la cooperación frente a la competitividad y que sitúa a las personas en el centro.

La Estrategia de Economía Social 2018-2025 ha sido diseñada por el Ayuntamiento madrileño, después de un proceso de análisis, diálogo y reflexión con entidades y organizaciones sociales, grupos políticos municipales, cooperativas, empresas de inserción, sociedades laborales y asociaciones.

El  documento incorpora 79 medidas para convertir en realidad que la economía social y solidaria sea un agente clave en el desarrollo territorial de la capital, fomentando su crecimiento, diversificación y fortalecimiento desde la innovación y el conocimiento e introduciéndola en la política municipal.

Entre los agentes que han participado en la fabricación de esta estrategia figuran, además del personal municipal de distintas áreas, expertos del ámbito de la economía y de la universidad, cooperativas, sociedades laborales, centros especiales de empleo, iniciativas ciudadanas y asociaciones relacionadas con la economía social, y empresas de inserción. También ha participado REAS, la red de redes de la economía social.

Imagen de SETEM, Ong para el desarrollo.

Los ciudadanos pueden decidir sobre el conjunto de 79 medidas propuestas: 19 son de carácter estructural para dar orden y coherencia al desarrollo de la estrategia. Sin ellas, el resto de medidas no podrían llevarse a cabo, por lo que su ejecución está asegurada. En el caso de las otras 60 propuestas, las 50 que reciban más apoyos serán prioritarias en la programación y asignación presupuestaria que se realice para el desarrollo de la Estrategia.

Entre las acciones planteadas, están las de formación en Economía Social y Solidaria (ESS) incluida en los talleres y cursos de la Agencia para el Empleo y otros organismos municipales; también la formación del personal municipal en ESS; facilitar la accesibilidad y concurrencia de las entidades de economía social en la contratación municipal; ayudas económicas a la capitalización de las mismas; puesta en marcha de cooperativas escolares como modelos de interacción para diseñar en las aulas o conseguir empleo público para mayores de 45 años con responsabilidades familiares y en paro de larga duración.

También, posibilitar el acceso de iniciativas de economía social a los puestos de los mercados municipales mediante acuerdos con las asociaciones de comerciantes; fomentar la participación de empresas de economía social en los grupos sectoriales y económicos impulsados por el Ayuntamiento; el diseño de programas y proyectos con universidades, centros de formación profesional y otros ámbitos de innovación para desarrollar iniciativas piloto de economía social; o elaborar un catálogo actualizado de las iniciativas existentes..

Además de apoyar las actuaciones originalmente planteadas, se pueden proponer otras nuevas acciones que, a su vez, podrán ser apoyadas por la ciudadanía que quiera intervenir en este proceso.

El documento final de la Estrategia de Economía Social y Solidaria, que dará prioridad y programará el conjunto de acciones a partir de este proceso de votación, será aprobado por la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid.

Toda la información está disponible en https://decide.madrid.es/legislation/processes/26/proposals

Hogares de 14 comunidades, en la primera compra colectiva de instalaciones fotovoltaicas

La primera compra colectiva de instalaciones solares fotovoltaicas para el autoconsumo en viviendas, organizada dentro de los valores de la economía social y solidaria, ha conseguido  completar con éxito su primera edición, promoviendo instalaciones  en 62 municipios y sumando 100 nuevos hogares a la energía positiva.

Ecooo, la empresa que promueve y desarrolla proyectos a favor de un nuevo modelo energético sostenible y en manos de las personas, ha sido la promotora de la campaña Oleada solar, que buscaba en una primera etapa encontrar cien hogares que de manera conjunta apostaran por generar su propia energía.

Seis meses después del lanzamiento de la primera Oleada solar, en abril de 2017, el proyecto cuenta con instalaciones solares fotovoltaicas en 14 comunidades autónomas, impulsando el autoconsumo fotovoltaico en viviendas gracias a la compra colectiva y apoyándose en el poder de la comunidad. Entre ellas, destacan por el volumen de participación Madrid y Cataluña.

Imagen de Som Energia.

Para impulsar la promoción de un nuevo modelo energético que luche contra las consecuencias del cambio climático desde la movilización ciudadana y la fuerza de la acción colectiva, la campaña popone la compra colectiva en una fórmula que establece que al alcanzar las 100 solicitudes de hogares solares, las personas participantes podrán disfrutar de un ahorro del 30% sobre el precio final de la instalación. De este modo, quienes activen su participación disfrutarán de la energía limpia producida por seis módulos fotovoltaicos policristalinos, capaces de generar, en apenas 10 m2 de superficie del tejado, energía suficiente para abastecer buena parte de los consumos diurnos durante los próximos 30 años.

Un generador fotovoltaico como el que propone la campaña cuesta 6.785€ si se compra individualmente. Pero si se compran 100 instalaciones de forma colectiva, se ahorra 2.035€ por hogar, un 30% de ahorro.

El proyecto incluye una gestión completa del proceso de instalación solar fotovoltaica, teniendo en cuenta los valores de la economía social y solidaria y poniendo en valor el trabajo de una red completa de instaladores locales.

Ecooo, organización de no lucro, impulsa otra manera de hacer economía, centrada en las personas y respetuosa con el entorno, cuenta con más de 12 años de experiencia en proyectos que activan la participación ciudadana en el ámbito energético. Gracias a ello, este proyecto común se ha construido con los criterios de calidad, cuidado, acompañamiento y participación y un equipo de ingenieros expertos en energía solar y eficiencia energética está detrás del diseño de la instalación fotovoltaica para garantizar la máxima calidad técnica.

Información y reservas: oleadasolar.org

 

 

 

Cosmética natural, artesana, local y de comercio justo

¡Nunca pongas en tu piel algo que no puedas comer! Esta frase forma parte de la filosofía de Ecoeko, una empresa de cosmética consciente, artesanal, local, ecológica y de comercio justo, radicada en Madrid.

Con la premisa de que la piel es el mayor órgano de tu cuerpo y hay que cuidarlo, Ecoeko elabora de manera artesanal y personalizada cosmética natural y ecológica, productos “vivos” que incluso podrías comer, elaborados con ingredientes naturales libres de sustancias químicas artificiales.

“Alimentar nuestra piel con moléculas inertes procedentes de la síntesis química supone considerar la piel como un simple envoltorio inerte que cubre nuestro cuerpo”, señalan quienes están detrás de esta firma, que son conscientes de que la piel es un órgano vivo y complejo, que no todas las pieles son iguales y que una misma piel no tiene las mismas necesidades a lo largo de su vida, ni tan siquiera a lo largo del año.

Vicky Hermida comenzó en la cocina de su casa a fabricar los productos de lo que hoy es Ecoeko y lo que empezó como una necesidad de encontrar cosméticos limpios de tóxicos, pasó a ser, poco a poco, una forma de contribuir al bienestar de su entorno más cercano. Con el tiempo, esa necesidad personal inicial se fue transformando en lo que hoy es su pasión y su proyecto de vida, del que participa un equipo más grande.

Los conocimientos botánicos y la experiencia en grupos de consumo y ecología le  abrieron la puerta al mundo de los aceites vegetales y esenciales, a la aromaterapia y al Ayurveda.Y partiendo de un concepto de belleza asociado a la salud y a la búsqueda del equilibrio cuerpo-mente-espíritu, muy alejado del concepto de belleza artificial que nos hace esclavos de la imagen exterior, comenzó con el estudio de la antigua ciencia de la perfumería y el uso tradicional de las plantas medicinales.

Ecoeko pertenece al Mercado Social, una red de producción, distribución y consumo de bienes y servicios que funciona con criterios éticos, democráticos, ecológicos y solidarios, constituida por empresas y entidades de la economía social y solidaria junto con colectivos y ciudadanos.

También colabora con Ecologistas en Acción, porque creen que apoyar a asociaciones independientes, no a empresas privadas con intereses económicos propios, es la mejor certificación ecológica que se puede tener.

Cuentan con la certificación Bio de Acene, la una asociación española sin ánimo de lucro que garantiza al consumidor que los productos cosméticos que llevan este sello han pasado las verificaciones por parte de un organismo auditor independiente. Aunque señalan que su mejor certificación en la transparencia con la que trabajan, ya que todo el que quiera puede visitar su laboratorio y ver como elaboran los productos.

Además, han obtenido la huella fiscal que proporciona la fundación Knowcosters, para que el consumidor responsable sepa dónde tributan las empresas en las que compra sus productos. Una herramienta básica frente a la evasión fiscal.

Una campaña pide a las marcas de calzado trabajo decente y que dejen los productos tóxicos

Este sábado 7 de octubre organizaciones de todo el mundo se movilizan para exigir salarios dignos y condiciones de trabajo seguras para los trabajadores del sector del calzado.

En la recta final de la campaña de transparencia, la iniciativa Cambia tus zapatos llama a todas las personas concienciadas por el consumo crítico y la justicia global a que sumen su firma a una petición online dirigida a 26 marcas internacionales de calzado, incluyendo a Camper, Prada y Birkenstock.

La campaña europea Cambia tus zapatos reivindica una cadena de suministro del calzado ética, sostenible y transparente, y moviliza a la ciudadanía para que exija la mejora de las condiciones laborales en el sector del calzado de cuero.

Más de 10.000 personas han apoyado ya esta petición y durante estos días, SETEM, la federación de  ONGs de solidaridad internacional,  ha preparado actos públicos para conseguir los últimos apoyos, como una presentación en el Parlamento de Navarra el pasado 4 de octubre o la inauguración en Valencia, Madrid, San Sebastián, Pamplona, Cangas (Pontevedra), Granada y Logroño de una exposición sobre el sector del cuero y el calzado en Bangladesh.

Cambia tus zapatos está pidiendo a las marcas de calzado que muestren que están dispuestas a ser responsables de las condiciones de trabajo en sus cadenas de suministro, publicando detalles de todos sus proveedores y asegurando medidas de respeto a los derechos humanos de todas las personas que hacen sus zapatos.

Además, la petición traslada a las principales marcas de zapatos la necesidad de reducir el uso de productos químicos tóxicos en la producción de zapatos. El 85% de todo el cuero vendido en Europa está curtido al cromo. El cromo VI, que  se puede desarrollar a partir del uso de cromo III en el proceso de curtido, puede causar asma, eccema, cáncer y otras enfermedades graves. Cuando se transfiere a las aguas residuales la contaminación es nefasta para el medio ambiente y para las comunidades que viven y trabajan cerca.

La petición se puede firmar hasta el 18 de octubre y será entregada a las marcas a finales de este mes, para mostrarles que hay apoyo público para el cambio.

Como resultado de la presión de grupos de defensa de los derechos laborales, muchas grandes marcas de moda han publicado información sobre sus proveedores (como Nike, Adidas y Levi’s).

“Respecto a las de ropa, las marcas de calzado están rezagadas,  aunque es alentador ver que se están dando algunos primeros pasos, por ejemplo con los recientes compromisos de la británica Clarks así como de Camper, de publicar información sobre sus proveedores”, señalan los responsables de la campaña, que confían en poder iniciar un diálogo con Camper para que cumpla con el total de las demandas de la petición.

“No es fácil que las marcas de calzado quieran dialogar con nosotros sobre las condiciones de trabajo en sus cadenas de suministro, ya que hasta ahora la opacidad les ha permitido desmarcarse de las vulneraciones de derechos en los eslabones más débiles de sus cadenas, como las trabajadoras a domicilio y las curtidurías de cuero. Gracias al incremento de presión pública esto está cambiando”, afirma José Luis Mariñelarena, coordinador de Cambia Tus Zapatos en el Estado español.

Un llamamiento a 72 empresas con productos de marca propia de ropa y calzado también incluía demandas de mayor transparencia, a través del Compromiso de Transparencia, impulsado por una coalición internacional en la que participa la Campaña Ropa Limpia. Esta coalición ha cerrado recientemente la petición #GoTransparent con más de 70.000 firmas dirigidas a Primark, Armani, Urban Outfitters, Walmart y Forever 21, como empresas líderes en sus sectores de mercado, y prepara ahora la entrega de firmas.

Máster para emprender en sectores de la Economía Social

La Universidad Complutense comenzará el 23 de octubre la segunda edición del máster en Gestión y Promoción de Empresas de Economía Social y Solidaria. Un postgrado que comenzó a impartirse el curso pasado para formar a personas interesadas en emprender en los sectores de la otra economía.

El máster, de un curso académico de duración, va dirigido a graduados universitarios y, de manera especial,  a quienes están interesados en emprender en el sector de la Economía social y solidaria; a personas vinculadas a entidades de  esta economía que quieran adquirir competencias de gestión y planificación empresarial; a personal técnico de las administraciones públicas; y a personas con experiencia en otros ámbitos empresariales, que quieran dar el paso hacia la Economía social.

Su objetivo es proporcionar al alumnado una amplia base de conocimiento (tanto teórico como práctico) sobre la Economía Social y Solidaria. Conocer sus diferentes vertientes y sectores, sus principios, su historia y su realidad actual, tanto local, como nacional e internacional y dotarle de las capacidades para analizar y mejorar la gestión de las empresas y otras entidades de Economía Social y Solidaria en todos sus ámbitos: filosófico-politico, estratégico, organizativo, de gestión, financiero, fiscal, legal, contable y estatutario.

Los responsables del máster consideran que en el contexto actual, la Economía Social se presenta como una alternativa consolidada y en crecimiento, que valora proyectos sostenibles y socialmente responsables, demostrando que es posible otra forma de entender la economía.

La Economía Social está integrada por cooperativas y empresas de los más variados sectores, que apuestan por una economía centrada en las personas, guiada por principios y valores éticos, solidarios, democráticos y ecológicos y que están demostrando, además, una gran fortaleza económica que se basa sobre todo en su capacidad de reinventarse y aprender de sus propios procesos, los cuales se convierten en fuente de conocimiento para resistir de manera creativa los envites de la crisis.

Esa fortaleza está basada también en la toma de decisiones conscientes y guiadas por valores cooperativos, lo que resulta esencial para resistir frente a las incertidumbres de los mercados; y en un apoyo institucional, que en España se recoge en la Ley 5/2011 de 29 de marzo de Economía Social, que apuesta por el desarrollo, la visibilidad y el reconocimiento de este modelo económico.

El curso, impartido por la Complutense, con la colaboración de REAS, Mercado Social y el Ayuntamiento de Madrid, se presentará el 10 de octubre en el Espacio La Traviesa, en la calle Duque de Fernán Núñez 2,  de Madrid. El plazo de inscripción finalizará en noviembre.

Más información: Centro Superior de Estudios de Gestión.

 

Papel de usar y plantar

Sheedo es una pequeña empresa de productos promocionales ecológicos, creada por tres jóvenes, que ha sustituido el papel de usar y tirar por el de usar y plantar. Su papel está hecho artesanalmente en España y tiene semillas en su composición, lo que permite plantarlo tras su uso y cerrar así el ciclo del consumo.

El papel lo hacen en un molino papelero situado en un pueblecito de Girona. Lo producen maestros papeleros, a partir de fibras de algodón residuales de la industria textil. Gracias a eso, evitan el uso de celulosa y por lo tanto, la tala de árboles y los químicos para el blanqueamiento. El resultado es un papel 100% sostenible que se transforma en posavasos, etiquetas de empresa, acreditaciones, envoltorios…

Pero su magia reside en que tiene semillas en su composición, lo que permite plantarlo tras su uso y cerrar así el ciclo del consumo.

“Devolvemos a la tierra los recursos más preciados que nos regala y activamos una experiencia inolvidable en cada persona que reciba un Sheedo: tiene la oportunidad de crear vida“, señalan sus creadores.

Producen el papel con una máxima: respetar a las personas y la naturaleza y utilizan materias primas de primera calidad y semillas de petunia, hierba de San Juan, manzanilla, zanahoria, césped, cebollino o pepino, entre otros.

Gonzalo Mestre, Gloria Gubianas y Gala Freixa comenzaron juntos hace dos años esta aventura y decidieron revolucionar la industria papelera, uno de los principales responsables de la contaminación en el planeta. Y empezaron con un maestro papelero, que dio con la fórmula perfecta para crear el papel plantable, sustituyendo la celulosa por el algodón residual, las máquinas por las personas y los químicos por las semillas.

“Nos juntamos en la universidad –señalan- porque compartíamos la misma preocupación por cuidar el medio ambiente y creíamo y creemos que se puede hacer empresa respetando el medio ambiente y favoreciendo a la sociedad que nos rodea”.

Hoy, ya son un equipo de seis personas con una misión en común: ser una empresa de triple balance: económico, social y medioambientalmente sostenible y con un próximo objetivo, la expansión a Francia, Alemania e Inglaterra, donde ya están teniendo las primeras ventas.

Su campaña de Navidad ya está en marcha, con el lema Los deseos que se plantan, se cumplen. Este año quieren poner especial esfuerzo en que las grandes empresas apuesten por una campaña más sostenible, como hizo Danone las navidades pasadas, que decidieron hacer sus tarjetas con el papel de Sheedo.

La campaña se centrará en la concienciación sobre el cuidado del planeta en unas fechas donde prima el consumismo y el uso excesivo de papel, plástico y otros envoltorios. Para ello, han fabricado regalos plantables y personalizables: tarjetas navideñas de usar y plantar, kits para plantar tu propio abeto, calendarios para plantar los deseos del año nuevo o bombas con semillas de huerto navideño, que se pueden encontrar en su página web.