Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Entradas etiquetadas como ‘economía colaborativa’

Del ‘hospitium’ al turismo 4.0

Del hospitum al turismo 4.0 es el título de un libro que hace un recorrido histórico con los viajes como eje. Desde ese hospitium como punto de partida, pasando por Egipto, las diferentes culturas clásicas, la Edad Media y otras fascinantes civilizaciones. A través de los textos de autores de las diferentes épocas como Heródoto, Séneca o Ibn Battuta, el libro repasa formas de viajar que ahora nos parecerían extrañas o no tanto, porque ya en el siglo XVIII era común poner anuncios en los periódicos para compartir trayecto al más puro estilo BlaBlaCar.

Su autor, Paco Rodríguez, graduado en Turismo y MBA en empresas de servicios, así como consultor en economía digital y colaborativa, pone de manifiesto a lo largo de la publicación que los viajes siempre han sido un instrumento más de paz que de guerra y que el hospitium -o pacto de hospitalidad entre particulares para ofrecer alojamiento en comunidades ajenas– es una prueba de ello y de que los viajes van mucho más allá del inicio del turismo como industria y de internet.

Por ejemplo, a comienzos del siglo XX los nobles, con motivo de la boda del rey Alfonso XIII, se alojaron en casas de otros nobles al no existir aún hoteles de la calidad requerida.

Tras analizar el pasado, Paco Rodríguez disecciona el presente para comprender los cambios que estamos viviendo en cuanto a “gentrificación”, saturación de algunos destinos, nuevas formas de viajar…, muchos de ellos nada nuevos, y el origen y posibles soluciones planteadas por algunos destinos, así como los retos y oportunidades futuras a los que se enfrenta la industria turística

También se plasman otras posibles soluciones a muchas de esas polémicas que vivimos en la actualidad, sugeridas por el propio autor. Por ejemplo, ¿Qué papel desarrolla la economía colaborativa en nuestra forma de viajar? o ¿Qué novedades han traído las nuevas plataformas de alojamiento y transporte?.

Paco Rodríguez analiza también el futuro que nos espera con la industria 4.0 y la tecnología que hace posible la realidad virtual, la inteligencia artificial, blockchain o el big data y cómo afectará al turismo, al empleo y a la sociedad.

El trasporte y el alojamiento colaborativos, los sectores que más ingresos generan

La economía colaborativa experimentará una rápida dinamización como sector económico, pasando de los 15.000 millones de ingresos que tuvo en 2015 a 335.000 millones, 22 veces más, según un estudio elaborado por Ostelea School of Tourism & Hospitality en colaboración con EAE Business School, la Universidad de Lleida y la Universidad Rey Juan Carlos.

El estudio, titulado Plataformas de economía colaborativa: una mirada global, señala que el transporte y el alojamiento son los sectores que más ingresos generan, con 1.650 y 1.150 millones de euros, respectivamente, en 2015. Les siguen los sectores de finanzas, de intermediación laboral y de entretenimiento.

El uso de las plataformas colaborativas en la Unión Europea  se sitúa en el 15%, con países como Francia (36%) o Irlanda (35%) a la cabeza. España se sitúa por encima de la media, con un porcentaje de uso del 19%. A la cola de Europa quedan Portugal, Finlandia o Reino Unido, todas con un 8%.

En España, la utilización de las plataformas colaborativas se considera todavía incipiente. El informe dice que apenas un 19% de los españoles ha utilizado alguna vez estas plataformas y la mayoría de ellos son turistas y hombres de negocios, que serían en su caso usuario de plataformas de alojamiento como Airbnb o de transporte como Cabify. En una reciente encuesta, apenas un 21% de personas indicaban que habían empleado plataformas colaborativas en los últimos 30 días. De éstas, la mayoría las había usado para tres actividades principales: Alquilar alojamiento a particulares (10,7%); crowdfunding: financiar colectivamente proyectos aportando dinero (5,7%); y compartir vehículo (4,5%).

No obstante, más de 300 empresas creadas en España muy recientemente se englobarían ya dentro de la economía colaborativa.

Respecto a los ingresos, en toda Europa ha habido un crecimiento exponencial de estas plataformas. Entre 2013 y 2015, el total de transacciones ha pasado de 13.000 millones de euros a 28.000 millones. Mientras que los ingresos han pasado de apenas 1.000 millones a más de 3.600 millones.

El estudio recoge también la polémica que ha rodeado a algunas de estas plataformas y afirma que “después de unos primeros años de simpatía general hacia estos modelos, al identificarlos con los valores y principios de la filosofía colaborativa, últimamente la opinión pública está adoptando posiciones bastante más críticas”.

Señala en este sentido que la radical distinción entre los principios de la economía de mercado convencional y los de la economía colaborativa resulta casi imperceptible cuando se comparan las estrategias empresariales de las compañías convencionales con las de las compañías colaborativas.

Así, el estudio muestra la principal contradicción de estos modelos: por un lado, las bondades de la colaboración, y por otro, los ingresos de las plataformas que son mucho más altos que los de las personas que ofertan sus bienes o servicios a través de ellas. Salvo en el caso de Airbnb, en el resto de plataformas, más del 70% de las personas que las emplean para obtener ingresos ganan menos de 500 dólares al mes.

El caso de Uber es significativo –dice el informe-, por el tamaño e importancia de esta plataforma: 8 de cada 10 de sus conductores ganan menos de 6.000 dólares al año. Airbnb, al operar en el mercado inmobiliario mejora algo más esta ratio; no obstante, casi el 53% de las personas que ofrecen sus viviendas a través de esta web no llegan a los 500 dólares al mes.

Un aspecto que consideran los autores del informe es que al tratarse de plataformas de intermediación, es decir, empresas que no producen ningún bien ni ofertan ningún servicio sustantivo, este tipo de compañías apenas generan valor añadido.

También señala como problema la ausencia de regulación de este tipo de economía. Pero  dice que pese a los denodados esfuerzos de estas plataformas y del conjunto de las nuevas compañías del sector tecnológico para evitarlo, más temprano que tarde las instituciones acabarán por intervenir introduciendo a estas empresas en la dinámica de los mercados regulados.

El informe Plataformas de Economía Colaborativa: Una mirada global, ha sido elaborado por el profesor Albert Beltran i Cangròs, doctor en Ciencias Políticas, y dirigido por María del Pilar Leal, del Centro de Investigación, Divulgación e Innovación en Turismo.

‘Startups colaborativas y otras historias del sector’

Poner de manifiesto la riqueza que ofrece un modelo económico que aún está en fases muy iniciales, pero que presenta mucho potencial ha sido la principal motivación del consultor Pako Rodríguez, fundador de startups colaborativas.com y conector de la red global de economía colaborativa Ouishare, para escribir el libro Startups Colaborativas y otras historias del sector. 

El libro analiza 24 casos de éxito en ámbitos como el turismo, la energía, las telecomunicaciones o la alimentación y su autor ha invertido más de cinco años en la investigación y la inmersión en la economía colaborativa para ofrecer su visión de este fenómeno económico y social.

“Nos encontramos con un sector que necesita aún mucho debate constructivo para seguir creciendo de la manera más sana posible y que requiere de la participación no sólo de emprendedores y usuarios, sino también de las administraciones públicas, las grandes empresas y el mundo académico”, señala Rodríguez.

El libro es una compilación de más de 40 artículos publicados en su blog y diferentes medios de comunicación a lo largo de sus años de andadura en el sector colaborativo, de investigación y conversaciones con las empresas y los emprendedores que hoy son el principal exponente de la economía colaborativa en España.

Pako Rodríguez revisa y actualiza los casos de éxito de 24 startups, tales como Sharing Academy, Planandgo, Ni Las Migas, Yescapa o DogSurfing. A ello se unen más de 20 artículos en los que el autor desmonta mitos, analiza el impacto y externalidades (positivas y negativas) de estos modelos empresariales disruptivos y reflexiona sobre los acontecimientos que están marcado el devenir de la economía colaborativa y bajo demanda en subsectores como el turismo o la movilidad urbana.

“Creo firmemente que podemos encontrar el equilibrio y, mediante el debate constructivo, podemos contribuir a la construcción de una economía con impacto social, económico y medioambiental positivos. Una economía colaborativa de todos, para todos y hecha por todos”, concluye el autor.

Pako Rodríguez es consultor en temas relacionados con la economía digital y colaborativa y trabaja con empresas, startups y la búsqueda de sinergias entre ambas. Es fundador del blog startupscolaborativas.com y conector de la red global OuiShare, speaker y profesor en diversos programas universitarios y MBA y graduado en Turismo e inició su carrera en la economía colaborativa a través del emprendimiento con un proyecto basado en el turismo colaborativo.

La economía colaborativa será la primera opción de los consumidores en 2018

En 2018, los consumidores apostarán más por la economía colaborativa, por hacer sus propios productos y por identificarse con aquellas marcas que coincidan con sus principios y un estilo de vida libre y saludable. Son las conclusiones del informe de previsiones de consumo Top 10 Global Consumer Trends for 2018, realizado por la consuktora de mercados  Euromonitor.

Este año, está previsto que el consumo alcance máximos desde 2011, según recoge el estudio. En línea con el auge de la economía colaborativa, los consumidores cambiarán sus comportamientos y ya no quieren poseer sino compartir, se trate de ropa, servicios de televisión, vivienda o incluso de automóviles. Muestran preferencias por consumir experiencias frente al apego por los bienes materiales y el afán por poseer y apuestan por compartir, el intercambio, el alquiler o el streaming.

Otra tendencia al alza es la personalización, derivada de un deseo incipiente de autenticidad; la sostenibilidad y la irrupción de la tecnología, que desde la realidad aumentada a los test de ADN se articulan como transformadores del mercado.

El estudio destaca el caso práctico que llevó a cabo el centro comercial londinense Westfield, que lanzó un servicio pay-as-you-wear (paga por lo que llevas), un servicio de alquiler de ropa llamado Style Trial. La tienda permitía a los consumidores alquilar ropa de diseñadores y accesorios durante una semana y concluía que el 46% de los consumidores de treinta años están interesados en alquilar bienes más que en comprarlos.

Durante 2018, ganará protagonismo también la personalización de los productos. El informe señala que los nuevos consumidores quieren productos únicos y diferenciales y hace especial hincapié en cómo afecta a la industria de la cosmética y la salud. De ahí que las empresas, según el  estudio, ofrezcan productos personalizados y basados en el ADN del consumidor.

Euromonitor pronostica que las ventas por Internet aumentarán en un 13% en 2018. El aliciente es la comodidad de poder comprar en cualquier lugar. Sin embargo, en 2017 el 88% de las ventas globales todavía se realizaron en la tienda física.

El estudio señala además que en 2018, la sociedad opta por un estilo de vida sano. Son consumidores con fuertes convicciones e ideales, menos tolerantes, dicen no al alcohol, a hábitos de vida que no son sanos, a los productos producidos con animales y a un gasto desmedido.

Diez años después de la crisis económica, y pese al crecimiento de la economía, la brecha entre ricos y pobres sigue patente y la austeridad se ha instaurado. Se mantendrá, según Euromonitor, esta tendencia que ha respondido con un mayor consumo en las tiendas de segunda mano y descuentos y establecimientos que venden a precios muy bajos comprando a granel los excedentes de las fábricas.

El informe destaca que compartir vivienda volverá a ser tendencia en 2018, desde los treintañeros  a los mayores de 65 años, derivada del alza de los precios de la vivienda en los entornos urbanos.

Euromonitor International es una consultoría de investigación de mercado que analiza  miles de productos y servicios alrededor del mundo de manera cuantitativa y cualitativa.

Vuelve el ‘OuiShare Fest Barcelona’ para debatir sobre cambios sociales y tecnología

Desde este miércoles 15 de noviembre al viernes 17 vuelve OuiShare Fest Barcelona al Parc Tecnològic Barcelona Activa.

Sociedad en beta es el lema de esta edición de 2017, que se fija en los retos a los que se enfrenta el nuevo ciudadano empoderado por la tecnología y en cómo está cambiando los hábitos de consumo, comportamientos y la organización de la sociedad.

OuiShare es un think tank que tiene como misión crear y fomentar una sociedad colaborativa justa, abierta y de confianza conectando a personas, organizaciones e ideas. Promueve un discurso crítico constructivo que concilie innovación y progreso social, generando espacios de conversación entre todos los actores que están protagonizando la transformación digital y colaborativa

Durante estos tres días se reunirán en Barcelona innovadores, pensadores, investigadores, start-ups, empresas, emprendedores y administraciones públicas para debatir sobre cuáles son los desafíos, necesidades y oportunidades a los que nos enfrentamos en esta sociedad en transición.

Los temas sobre los que se articularán los contenidos de OuiShare Fest Barcelona 2017 son: Vida consciente: autoconocimiento y cambio de hábitos; Sociedad en transición; El futuro del trabajo: Nuevos modelos de negocio, organizaciones descentralizadas y redes de colaboración; e Innovación educativa: nuevos modelos, aprendizaje activo y habilidades del futuro.

El encuentro incorpora este año un espacio para las  start-ups colaborativas responsables. Las start-ups ganadoras participarán en una exposición de cuatro horas que les ayudará a visualizar su proyecto con la metodología Design Sprint de Google.

Además, este año también se ha organizado el Cinefórum – OuishareFest2017, con dos documentales: In the Same Boat, dirigida por Rudy Gnutti y La Educación prohibida, de German Doin, que abrirán un debate con la presencia de los directores de ambos filmes.

In the same boat es un filme sobre los avances tecnológicos como clave para alcanzar un mundo más justo, si no queremos ver nuestro futuro amenazado, con José Mújica, Zygmunt Bauman y Tony Atkinson entre otros expertos

La educación prohibida es un documental compuesto por más de 90 entrevistas a educadores de ocho países iberoamericanos sobre 45 experiencias educativas. Tiene ocho millones de reproducciones en la red y ha sido un proyecto financiado colectivamente por 704 coproductores a través de Internet.

Más información en http://bcn.ouisharefest.com/

Las webs de compraventa de segunda mano, las más populares entre los españoles

Las plataformas para comprar o alquilar algún producto de segunda mano han sido las más populares entre los internautas españoles, según cuenta el Panel de Hogares CNMC del segundo trimestre de 2017, que toma el pulso a la utilización de webs y aplicaciones de la economía colaborativa.

La encuesta de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) señala que las aplicaciones dedicadas a la venta o alquiler de productos de segunda mano fueron utilizadas por tres de cada diez usuarios habituales de Internet, seguidas de los alojamientos en casas de un particular (12%) y los desplazamientos en coche con un conductor particular a otras ciudades (6,5%). En cambio, las menos populares fueron las plataformas mediante las que se demandan servicios profesionales (3,5%) y los desplazamientos en coche con conductor en el interior de las ciudades (4%).

Los españoles que utilizaron alguna plataforma de economía colaborativa al menos una vez al año aumentaron en cuatro puntos en un año, alcanzando el 30% en 2017.

Imagen de la plataforma Wallapop.

El precio más ventajoso es el principal motivo por el que los usuarios se decantan por las  aplicaciones y webs de economía colaborativa. Dependiendo del tipo de plataforma, este motivo se cita entre un 25% y un 70% de los usuarios.  Como segundo motivo, señalan que estas plataformas se ajustan mejor a sus necesidades y horarios (entre el 15% y el 27%).

Las plataformas que ofrecen alojamiento en la vivienda de un particular y las de venta e intercambio de productos de segunda mano fueron las que más satisfacción produjeron entre los usuarios de estos servicios (con un 63% de satisfechos). No obstante, el resto de las plataformas también gozaron de buena percepción por parte de los usuarios: desplazamientos a otras ciudades en el coche de un particular (53%), buscar a alguien para que realice alguna tarea (50%) y desplazamiento en coche con conductor (47%).

El porcentaje de internautas que ofrecieron productos y servicios a través de plataformas colaborativas se mantuvo prácticamente igual al del año anterior. Un 25% ofertaron productos de segunda mano y un 4% compartieron plazas libres en su coche.

La encuesta de esta quinta oleada se llevó a cabo en el segundo trimestre de 2017 e incluyó a 4.937 hogares y 8.839 individuos.

Los líderes de la transformación colaborativa vuelven a Barcelona a debatir sobre los cambios sociales

Ouishare Fest Barcelona es  la reunión profesional sobre transformación digital colaborativa más importante en lengua castellana y celebra su tercera edición en el Parc Tecnológic Barcelona Activa los días 15, 16 y 17 de noviembre.

Sociedad en beta es el eslogan de este encuentro en el que se analizarán los retos a los que se enfrenta el ciudadano más preparado por la tecnología y cómo están cambiando  los hábitos de consumo, los comportamientos y la organización de la sociedad.

Por tercer año consecutivo, el Ouishare Fest reúne a innovadores, pensadores, start-ups, empresas, emprendedores y administraciones públicas para debatir sobre los desafíos, necesidades y oportunidades que brinda la sociedad en transición en la que estamos inmersos.

El programa pivota en cuatro ejes de discusión: la Innovación educativa, el Futuro del trabajo, la Sociedad en transición y la Vida consciente.

En el primer apartado, Innovación educativa, se analizarán los cambios que están afectando a los estudiantes, que van a necesitar nuevas habilidades, creatividad para ser capaces de innovar constantemente, trabajar de forma cooperativa y por proyectos y la colaboración continúa con personas de diferentes perfiles.

En relación con el Futuro del trabajo, los expertos hablarán de los cambios que ha introducido la economía colaborativa en el modelo de producción y de gestión. Señalan en este sentido que las organizaciones del futuro serán líquidas, tendrán estructuras más flexibles y la gestión distribuida.

El tercer eje de discusión, la Sociedad en transición, hace referencia a que la necesidad de estar en comunidades donde se comparten valores e intereses nunca había sido tan fuerte, según los analistas de Ouishare, que están convencidos de que el cambio vendrá de ciudadanos comprometidos con ese cambio, porque quieren ser cada vez más partícipes de los procesos de creación de los productos y los servicios de las organizaciones con las que se relaciona.

En el cuarto eje de discusión, Vida consciente, se analizará cómo a través del conocimiento y del cambio de hábitos, podremos crear una sociedad más justa e igualitaria para todos.

Los OuiShare Fest están diseñados para ofrecer intercambio social, debates interactivos, estimulación intelectual y emocional y momentos de entretenimiento. Su compromiso es el de construir un discurso crítico constructivo que concilie innovación y progreso social, generando espacios de conversación entre todos los actores que están protagonizando la transformación digital y colaborativa.

Más información: ouisharefest.com

 

Pasado mañana, todos autónomos

Entre un 20 y un 30% de la población en edad laboral en la Europa de los 15 y en Estados Unidos percibe algún tipo de ganancia por su cuenta. De ellos, un 15% -y la cifra va en aumento- utiliza plataformas digitales para obtener esos ingresos.

Son datos del informe Trabajo independiente: elección, necesidad y economía bajo demanda, publicado por McKinsey en octubre de 2016, y que ha servido de base a la Asociación Española de la Economía Digital (Adigital) para reclamar la adecuación de la legislación laboral a las actividades de las plataformas digitales.

Unas empresas sin trabajadores al uso, sino con “prestadores de servicios” que no mantienen con la matriz más relación laboral que la de adaptarse a su objeto de negocio para conseguir unos ingresos por cuenta propia.

En España hay 3.215.086 afiliados al Régimen Especial Trabajadores Autónomos (RETA). Son tan solo una cuarta parte del total de 12 millones de trabajadores independientes que McKinsey atribuye a España.

La consultora coincide con el RETA en que hay tres millones de personas en el país que han escogido voluntariamente trabajar por cuenta propia y esa es su fuente primaria de ingresos. Pero saca de la sombra a otros nueve millones de individuos que, de alguna manera, perciben ingresos a partir de trabajos por cuenta propia.

Cuatro millones de ellos los reciben como suplemento a su actividad habitual, tres millones dependen de esta vía como fuente de ingresos (contra su voluntad), y dos millones recurren a ello por problemas financieros, es decir, complementan su trabajo con fuentes suplementarias por necesidad.

De estos datos se extraen cuatro tipologías en las que McKinsey divide a los trabajadores: Independientes o autónomos: perceptores ocasionales (40%), que utilizan el trabajo independiente para ingresos suplementarios y lo hacen por elección; agentes libres (30%), que eligen activamente el trabajo independiente y esta es su fuente primaria de ingresos; individuos con problemas económicos (16%), que complementan su trabajo con fuentes suplementarias por necesidad; y personas reacias (14%), cuya fuente de ingresos es el trabajo independiente, aunque preferirían empleos tradicionales.

Este es el panorama general que presenta McKinsey, pero el informe va más allá y se centra en la llamada “economía bajo demanda” (gig economy) y en su intersección con la economía colaborativa, a cuyos usuarios mete en el saco de los trabajadores independientes.

“Millones de trabajadores por cuenta propia, autónomos, trabajadores temporales, así como las personas que alquilan habitaciones en Airbnb, conducen para Uber o venden productos en eBay, son parte de esta significativa tendencia”.

El 15% de la fuerza de trabajo independiente (autónomo) ha usado alguna plataforma digital P2P bajo demanda para generar ingresos. Es decir, el 4% de la población en edad laboral.

“Estas plataformas han crecido rápidamente en los últimos años y, a medida que se expanden podrían tener un efecto transformador aplicado al mercado de trabajo”, dice el informe de McKinsey.

Asimismo, un reciente informe sobre la economía colaborativa en España realizado por la Fundación EY -junto con Adigital, Fundación Cotec, Fundación de Estudios Financieros y Círculo de Empresarios- estima que el impacto económico de las actividades colaborativas subyacentes a las plataformas ya supone entre un 1 y un 1,4% del PIB y ascenderá hasta un 2 a 2,9% en 2025. Según este estudio, los servicios de microtareas entre pares son los que tienen un mayor potencial de crecimiento.

Basándose en las propuestas de estudios, expertos y organismos internacionales, y las experiencias de otros países, Adigital propone delimitar el tipo de relaciones existentes entre las plataformas y sus usuarios y defiende la existencia de una relación mercantil –no laboral-, representada mediante la figura del autónomo como el régimen que mejor se adapta a esta realidad en la mayoría de los casos, con algunos matices, señala José Luis Zimmermann, director general de Adigital.

Sin embargo, consideran  que la actual ley que regula el trabajo de los autónomos es en España poco flexible y provoca escasa competitividad por lo que son partidarios de una nueva regulación más amplia a la que se llegue por consenso de todos los agentes sociales, partidos políticos y asociaciones profesionales.

El informe propone también mejorar la colaboración entre los organismos públicos y las plataformas para facilitar los procesos de recaudación tributaria y de gestión de cotizaciones, así como introducir modelos mixtos que combinen la existencia de empleados y autónomos dentro de la plataformas, algo que no es posible en la actualidad y que se considera indicio de laboralidad -que existe una relación laboral entre la plataforma y el usuario-, como ocurre si la plataforma decide ofrecer servicios y coberturas extra u otros beneficios a sus usuarios.

Con ello, Adigital cree que se contribuiría a eliminar la precariedad y a aflorar la economía sumergida.

Adigital y GoVup advierten de que no solo es necesaria una revisión de la regulación vigente, sino también actuar en el plano político para favorecer la transición de la “economía de empleo” actual a una “economía de trabajadores autónomos”.

Trabajo en plataformas digitales.

 

 

Conviértete en el tío de una mascota con DogSurfing

Pako Rodríguez es un consultor y emprendedor especializado en economía colaborativa, conector de Ouishare, un think tank para una sociedad colaborativa, autor del blog startupscolaborativas y coordinador de SharingMadrid.

Hoy es la firma invitada en este blog para contar qué es DogSurfing, una red social para los amantes de los perros:

 

DogSurfing es una red social para amantes de los canes. Su objetivo es cubrir las necesidades de todos aquellos que no pueden llevar a su mascota de viaje y que buscan alojamiento para perros sin la frialdad de una residencia canina. La plataforma conecta a dueños con amantes de los perros que ofrecen compañía y alojamiento en un ambiente ideal para que los mejores amigos no echen tanto de menos a sus dueños.

Nuestros estilos de vida están cambiando en los últimos tiempos a una velocidad vertiginosa. La tecnología y los avances son, en cierto modo, parte de la causa de estos cambios debido a la inmediatez que ofrecen y el uso que hacemos de estas herramientas. Esto afecta de manera notable y directa al tiempo que pasamos en casa o el que le dedicamos al ocio. Ahora, entre otras muchas cosas, viajar está al alcance de casi cualquier bolsillo y cualquier móvil y los desplazamientos por ocio o negocio están a la orden del día.

En este sentido, y como suele ser habitual en esto del emprendimiento, tras un proyecto suele haber una historia de necesidad personal de la persona fundadora, unida a la búsqueda de una solución que sirva para muchas otras en la misma situación.

Sara Barragán es una emprendedora en serie cuyo foco está en el sector digital y colaborativo. Su intención es el empoderamiento de los usuarios y la mejora de sus vidas o negocios. Con DogSurfing intenta dar respuesta a la necesidad de muchas personas que, como ella, tienen o desean tener mascotas y, por diversos motivos, pasan poco tiempo en casa y muchas noches fuera del hogar. Hasta ahora la solución pasaba por renunciar a la compañía del mejor amigo del hombre. Ella quiere ofrecer una alternativa, y de ahí esta plataforma colaborativa.

Alternativa para el cuidado de los mejores amigos

DogSurfing ofrece una solución P2P poniendo en contacto a personas con mascota con cuidadores temporales que ofrecen su casa y su cariño de manera desinteresada. Para los primeros, esta plataforma ofrece una solución para esos días que no pueden estar en casa y no tienen con quién dejar a su perro. Para los segundos, permite disfrutar de la compañía de un can de manera temporal, sin la responsabilidad que conlleva el tener uno propio. Además, para estos últimos, también abre la posibilidad de conocer esta alternativa y, quizás, dar el paso para adoptar a un nuevo mejor amigo y hacer uso de la plataforma desde el otro lado.

Por supuesto, y dado lo delicado del sector, las valoraciones entre los usuarios son básicas de cara a aumentar la confianza de los mismos. Tras cada transacción se da la oportunidad de comentar cómo ha sido la experiencia, de tal manera que el siguiente dueño sabrá con quién deja a su mascota, o bien el siguiente cuidador sabrá a quién va a cuidar.

Algunos datos de DogSurfing

Con pocos meses de vida, ya disponen de métricas que indican que la idea ha tenido buena acogida y que soluciona un problema real. Son ya cientos los usuarios que se han animado a hacer uso de esta web, ya sea solicitando un cuidador o bien ofreciendo cuidados temporales. Tras el proyecto piloto de estos meses, durante los cuales la fundadora ha participado en el programa internacional European Coworking Betahaus en Berlín, la versión 2.0 está a punto de salir. Mientras, participa en un programa de incubación del EOI.

A diferencia de otros marketplaces en los que se ofrecen este tipo de servicios, como por ejemplo Dogbuddyo Gudog, no se trata, hasta la fecha, de un modelo de negocio en el que la plataforma se queda un tanto por ciento de la transacción a cambio de asegurar el pago y ofrecer servicios extra como seguros de responsabilidad y veterinario.

Actualmente, están volcados en crecer y crear una comunidad de dueños y cuidadores sin mediar dinero entre ellos. La vía de monetización de la startup aún no está clara, aunque está sobre la mesa una membresía para usuarios que dé acceso a servicios relacionados con la actividad, como son los necesarios seguros. En este sentido, ya hay conversaciones abiertas con varias de las aseguradoras que apuestan por este sector.

Si las otras plataformas nombradas anteriormente son “las Airbnb” de las mascotas, a esta podríamos denominarla como “la Couchsurfing” -de ahí su nombre- de los perritos. Estos dos grandes estandartes del alojamiento colaborativo son ejemplos de que hay mercado para todos los gustos y diferentes modelos de negocio a aplicar para un mismo servicio.

Planes a corto y medio plazo

En su etapa actual, la creación de masa crítica y el fomento de las interacciones para crear liquidez son los objetivos primarios. Junto a estos, la mejora de su web y la búsqueda de financiación son otros de los objetivos marcados.

Con una base de datos de usuarios amplia y la financiación necesaria, a medio plazo los planes para esta plataforma pasan por incluir nuevos servicios  -ya estaríamos hablando del desarrollo del modelo de negocio- y la internacionalización.

My two cents

384 animales son abandonados cada día en España. O lo que es lo mismo, 137.000 casos de abandono animal en 2015. De esos, más del 66% son encontrados en la calle y el resto llevados directamente a entidades de recogida. En periodos vacacionales, como Semana Santa, el número se incrementa en un 40%.

Si bien las nuevas tecnologías no van a evitar que continúen existiendo este tipo de personas, aplicaciones como DogSurfing ofrecen una solución muy interesante que suaviza los efectos de tener una mascota. La responsabilidad está clara y está ahí. Quien adopta un compañero sabe lo que gana y lo que pierde.

Hoy día, gracias a la innovación y la economía colaborativa, esta pérdida de libertad puede llegar a convertirse en la oportunidad de formar parte de una comunidad de amantes de los animales y seguir, al mismo tiempo, cumpliendo con obligaciones profesionales o disfrutando en lugares donde no aceptan mascotas, mientras sabes que la tuya está en buenas manos.

Los cambios en el estilo de vida que estamos experimentando no son una excusa para esos 137.000 abandonos. No querer la responsabilidad de tener un nuevo compañero es completamente legítimo. Una vez aceptada, no es legítimo deshacerse de él de cualquier manera.

Por suerte, la tecnología, causa en buena parte de esos cambios, también nos ofrece buena parte de las soluciones. Por otra parte, desde Europa – nuevamente Europa – nos llegan noticias sobre cómo dejar de ser el país con la mayor tasa de abandono de animales en el continente. A ver si entre todos lo conseguimos.

 

El alojamiento y el transporte, los dos sectores de la economía colaborativa más fuertes en España

El 55% de los españoles han utilizado servicios de economía colaborativa al menos una vez en el último año; la mayoría de ellos ( 35%-40%), a través de plataformas de compraventa de bienes de segunda mano.

Son datos reflejados en el primer informe sobre las cifras de la economía colaborativa en España, adelantados esta semana durante la celebración de Sharing Madrid, las jornadas sobre innovación con impacto positivo, organizado por la Asociación Española de la Economía Digital (Adigital) y Sharing España, colectivo que agrupa a las empresas y plataformas de economía colaborativa, bajo demanda y de acceso.

El estudio, que nace impulsado por Adigital, Círculo de Empresarios, Fundación de Estudios Financieros y Cotec, sitúa el alojamiento y el transporte entre los otros dos sectores en los que la economía colaborativa ha penetrado con más fuerza. Aglutinan, en concreto, a un 30-35% y un 10-15% de los usuarios, respectivamente.

Aunque los resultados finales de este estudio se publicarán dentro de unas semanas, los primeros datos disponibles han servido para corroborar el impacto de la economía colaborativa en nuestro país. Así como lo han hecho las más de 600 personas y entidades que han pasado por Sharing Madrid y que han ofrecido testimonio de la velocidad a la que estos cambios se están produciendo y consolidando en España.

Durante los días 13 y 14 de junio, Sharing Madrid ha conseguido sentar en la misma mesa por primera vez a interlocutores como Uber, Cabify, la aplicación para taxis Micocar, y representantes de la administración pública, como el Ayuntamiento de Madrid, la Comunidad de Madrid, la Generalitat de Cataluña o la representante de la Comisión Europea, Katerina Fortun.

Además, han sido parte igualmente protagonista de esta cita empresas como Blablacar, Airbnb e Emov; Antonio Maudes, director del Departamento de Promoción de la Competencia de la CNMC; y académicos y expertos como el periodista Fernando Gallardo, Juan Ramón Rallo, doctor en Economía y Director del Instituto Juan de Mariana.

Todos ellos han participado en el debate sobre el futuro de la movilidad en las ciudades, el turismo colaborativo, la gestión de las organizaciones, la economía circular o los modelos energéticos distribuidos, además de otros desafíos como la sostenibilidad, el emprendimiento, la gobernanza de nuestras ciudades y la regulación de los nuevos modelos de negocio disruptivos.

A este último tema se ha referido José Luis Zimmermann, director general de Adigital, quien aseguró que Europa y España, en particular, necesitan una regulación inteligente que garantice la protección y competitividad de la economía digital y colaborativa.

Smart regulation significa crear un entorno simple, transparente, claro y predecible para los negocios y la ciudadanía, que se mantenga en el tiempo mientras aparecen soluciones a los desafíos que van surgiendo”, señaló.

Tras esta primera edición, Sharing Madrid pretende convertirse en el punto de partida de un debate abierto en el que participen todos los agentes implicados en el rediseño y reinvención de las ciudades. Un espacio de diálogo que permita avanzar en la búsqueda de soluciones a las fricciones asociadas a los modelos de negocio disruptivos e impulse la innovación con impacto positivo para el desarrollo económico y social.

. Adigital es la Asociación Española de la Economía Digital, formada por más de 500 asociados. Tiene como objetivo promover y apoyar la economía digital en España en sus diferentes aspectos como son el desarrollo de los servicios de la sociedad de la información, el comercio electrónico, marketing y comunicación digital, las aplicaciones móviles, los contenidos digitales, la publicidad digital y otras actividades conexas como son los servicios de contact center, agencias y redes de publicidad, logística o medios de pago.

. Sharing España es un colectivo que nace dentro de la Adigital y que agrupa a diferentes empresas de la economía colaborativa, bajo demanda y de acceso, con el objetivo de analizar y divulgar el impacto que estas nuevas economías y los modelos basados en plataformas tienen en el desarrollo socioeconómico y en la sostenibilidad del país.