Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Archivo de marzo, 2019

Talleres y desfiles para aprender a reutilizar y transformar ropa

Este sábado 30 de marzo se celebra en Madrid Tejiendo Descosíos, un acto sobre moda sostenible que cuenta con talleres de transformación de ropa, un desfile de diseñadores consagrados, una pasarela con creadores emergentes y un desfile final de Lapili, artista conocida por su música y baile y creadora de moda sostenible.

Esta actividad, que reivindica la importancia de la moda sostenible y la reutilización para luchar contra el consumo exacerbado de moda, ha sido promovida por la Fundación Humana, una organización que desde 1987 promueve la protección del medio ambiente a través de la reutilización textil y lleva a cabo programas de cooperación al desarrollo en África, América Latina y Asia así como de apoyo local en España.

Con Tejiendo Descosíos. Patrones de moda sostenible, Humana apuesta por la moda sostenible y de segunda mano, con especial foco en las técnicas de transformación de residuos en objetos de valor (Upcycling). “Será un encuentro para disfrutar de una moda creativa, sostenible, artesana y profesional. Los participantes podrán demostrar que son posibles otras formas de consumo y de emplear la moda como vehículo de expresión cultural”, señalan los organizadores.

Desde las 16h se realizarán talleres de transformación de prendas a cargo de Altrapo Lab, también habrá un desfile con la ropa de creadores de la Asociación de Moda Sostenible de Madrid y de la diseñadora catalana Sylvia Calvo y una pasarela con cinco diseñadores emergentes seleccionados gracias a un concurso convocado en redes sociales. Los creadores (procedentes de Jerez de la Frontera, Granada, Madrid, Guadalajara y Barcelona) presentarán sus colecciones siguiendo criterios de sostenibilidad, durabilidad, con materiales orgánicos o reciclados, y aportando una visión nueva a las técnicas de transformación.

Humana aportará el material textil necesario y un jurado formado por expertos en moda y sostenibilidad elegirá al ganador de la pasarela.

También se ha organizado el desfile Mercaíllo, alta costura de Pilar Robles, más conocida como Lapili, artista multidisciplinar, creadora de moda sostenible y transformación de materiales, que al final del evento presentará su nuevo tema musical, cuyo vídeo ha sido grabado en la planta de preparación para la reutilización de Humana en Madrid.

La industria de la moda es una las más contaminantes del Planeta. Es responsable del 8% de las emisiones totales mundiales. Cada año se fabrican 80.000 millones de prendas nuevas, según datos de la Ellen MacCarthur Foundation. Y parece que el futuro a corto plazo es igual o más preocupante: del modelo fast fashion se está pasando ya al ultra fast fashion.

La cita tendrá lugar este sábado 30 de marzo en el Espacio Ecooo (C/ Escuadra, 11. Madrid). Cuenta además con la colaboración de Altrapo Lab y la Asociación de Moda Sostenible de Madrid.

Los bancos de tiempo celebran su 20 aniversario

Este año se celebra el 20 aniversario de la puesta en marcha del proyecto Banco de Tiempo en España y para celebrarlo, los días 5 y 6 de abril se celebrará en Madrid una jornada conmemorativa, Pasado, presente y futuro de los Bancos del Tiempo, en la que participarán representantes de bancos de tiempo de Reino Unido, Estados Unidos, Ecuador, Francia, Portugal, Italia y España.

La organización de estas jornadas correrá a cargo de la Asociación para el Desarrollo de los Bancos de Tiempo, que preside Julio Gisbert, y la Asociación Salud y Familia, con el apoyo de Medialab Prado Madrid y otras organizaciones.

Un Banco de Tiempo es una herramienta con la cual un grupo de personas puede crear una alternativa económica social para intercambiar habilidades entre los miembros sin utilizar dinero, únicamente se contabilizan las horas de servicio prestado y recibido.

La convocatoria contará con la presencia de los principales exponentes de los bancos de tiempo, el más significativo de ellos es Edgar Cahn, fundador y creador de este movimiento social. Además, se realizarán actividades  que mostrarán de una manera práctica a la ciudadanía de Madrid las habilidades de las personas vinculadas a los bancos de tiempo y otros proyectos colaborativos como el Repair Café, mercadillos de trueque, etc.

También se presentará el nuevo Banco de Tiempo del Barrio de las Letras liderado por el laboratorio de innovación en Bancos de Tiempo TimeLab, así como el libro Dar y recibir: Cómo los bancos de tiempo están transformando la salud, de David Boyle y Sarah Bird, que prefigura el futuro de estas asociaciones hacia una economía solidaria de cuidados en entornos urbanos con una población cada vez más envejecida.

Durante los dos días de las jornadas podrá visitarse la exposición Ciudadanía a partes iguales – los Bancos de Tiempo cedida por la Asociación Salud y Familia y que se expondrá en el mismo espacio de celebración de las jornadas, tanto para asistentes como para público en general.

Por otro lado, un mes después, los días 3, 4 y 5 de mayo, los bancos de tiempo celebrarán en Barakaldo (Vizcaya) el V Encuentro Estatal, en el que participará una treintena de organizaciones de todo el Estado.

Ropa deportiva fabricada con plásticos recogidos de los océanos

The Running Republic es la primera marca de ropa deportiva sostenible para corredores, con sede en el Maresme, en Premià de Dalt, que  elabora las prendas con materiales reciclados y producción ética y que va a ser lanzada al mercado este martes 26 de marzo en la plataforma de microfinanciación colectiva Kickstarter.

 

Las prendas de esta primera colección están diseñadas con tejidos hechos de botellas y basura de plásticos recogidos en los océanos y se elaboran en industrias locales y fábricas certificadas y que ha conseguido reducir al máximo la huella de carbono.

La producción de todas las prendas se realiza en España y Portugal y todas tienen atributos técnicos para garantizar la práctica deportiva como ligereza, elasticidad en cuatro direcciones, compresión muscular, protección UV y anti-olor, según señala Paolo Quagliotti, responsable de la empresa.

The Running Republic se creó en diciembre de 2018, aunquensus fundadores llevan trabajando en el proyecto desde dos años antes, entre investigación de materiales y recursos, búsqueda de proveedores, desarrollo de producto y test del mismo.

La producción se llevará a cabo entre Mataró y Oporto en función de los volúmenes de fabricación y las previsiones apuntan a que acabarán trabajando un 80% en Portugal y un 20% en Mataró.

Para el lanzamiento se han elaborado siete modelos de hombre y otros tantos de mujer, cada uno de ellos. Se trata de diferentes modelos para correr, desde camisetas hasta sudaderas técnicas, pantalones cortos y leggings  y una chaqueta cortaviento con un tejido italiano de plana de polyester reciclado de botellas de post consumo con un 24% de elastán. Es una prenda muy elástica con un acabado impecable.

Con el lanzamiento en Kickstarter pretenden validar el producto y el modelo de negocio directamente con el consumidor, y por otro lado buscar financiación por micromecenazgo “que garantice, al no tener financiación externa, el mantenimiento de los compromisos con los valores de sostenibilidad y cumplir con las expectativas del accionariado. Además, creemos que Kickstarter es una plataforma que ha empujado a proyectos muy potentes relacionados con la sostenibilidad y que allí se encuentra nuestro target”, explica Paolo Quagliotti.

La campaña estará activa esta tarde y se mantendrá hasta el 2 de mayo (38 días). Si se alcanzan los 50.000€ de financiación, automáticamente se abrirá la posibilidad de elegir no solo los modelos sino dos colores de cada modelo, en la promoción que han abierto en la plataforma.

 

 

 

 

 

Micromecenazgo para una novela solidaria con los animales sin hogar

Mastín y la chica del galgo es una novela juvenil, escrita por la periodista Melisa Tuya, que acaba de abrir en la plataforma Verkami una campaña de micromecenazgo para poder publicarla en papel y con sus ventas ayudar a conseguir una nueva oportunidad para perros y gatos abandonados

La campaña durará todavía unos 37 días y en los pocos que lleva activa ha recaudado la mitad de los 8.000 euros que se necesitan.

La novela, muy necesaria para conocer el mundo de la protección animal,  va dirigida, sobre todo y no exclusivamente, a  chavales a partir de unos catorce años, tiene 400 páginas, y ya fue publicada online, por entregas, hace cuatro años en el blog  En busca de una segunda oportunidad, alojado en 20minutos. Todos los beneficios que se generen serán donados a perros y gatos sin hogar.

“Martín tiene diecisiete años y un pitbull, un perro viejo y bueno pero que hace que muchos se cambien de acera cuando los ven paseando juntos. Anda un poco perdido sobre qué hacer con su vida. Y conocer a una nueva vecina, una chica de veintiséis años con un galgo, le conducirá a ser voluntario en una protectora y le ayudará a encontrar su norte. Los perros protagonistas son un pitbull y un galgo”, dice el argumento.

“Me gustaría –señala Melisa Tuya- que este libro llegase al mayor número posible de lectores porque quiero creer que puede contribuir cambiar un poquito el mundo a mejor de diferentes maneras. Estoy convencida de que con los cuentos y los libros es posible ayudar a los animales, despertando una mayor sensibilidad y respeto por ellos, que se traduce también en bondad y empatía hacia otros seres humanos”.

 

La autora concibe este reto como un proyecto solidario y será la Fundación Amigos del Perro, que opera en Asturias desde hace dos décadas y tiene la concesión de la perrera municipal de Gijón, la organización que reciba los beneficios directamente de Verkami.

El dinero de los patrocinadores irá destinado a imprimir 1.500 copias del libro, a las recompensas asociadas, los gastos de maquetación, registro del libro e ilustraciones, envíos, los impuestos correspondientes y los gastos de Verkami.

El  libro ya está maquetado, con todo preparado para mandar a imprenta en cuanto se consiga el dinero suficiente y durante la segunda quincena de mayo comenzarían los envíos.

Las recompensas previstas, entre ellas, la edición digital, la imprea, marcapáginas, pegatinas o poner nombre a un animal, se entregarán a la vez que el cuento, en el mismo envío. Las relacionadas con los dibujos de María Gago, autora de la portada, pueden retrasarse, pues dependerán de la demanda

Los particulares también pueden invertir en renovables

Fundeen es una startup de Ávila que permite a usuarios particulares invertir en proyectos de energías renovables hasta ahora reservados a las grandes compañías eléctricas y fondos de inversión.

La plataforma acaba de obtener el 100% de la financiación de sus primer  proyecto, una instalación fotovoltaica en Málaga, en menos de 24 horas, con aportaciones de particulares.

Creada por los hermanos Nacho y Adrián Bautista, y con autorización de la CNMV, Fundeen ofrece a usuarios particulares poder invertir en proyectos de energías renovables, desde 500 euros. Un sector rentable que además favorece la transición energética a un modelo más sostenible. 

La startup nació en 2017, tras recibir sus creadores el galardón del programa de emprendimiento Santander Yuzz de la Universidad Alfonso X, que les dio la oportunidad de viajar a Silicon Valley. “Nuestra generación -señala Nacho Bautista- tiene la responsabilidad de generar su propio impacto positivo en el medio ambiente, algo que se puede conseguir apoyando el desarrollo de tecnologías limpias. Por eso, Fundeen pretende democratizar la inversión en proyectos de energía renovable y hacerlo accesible a todos y cada uno de nosotros”.

Fundeen busca que los particulares puedan, si quieren, participar en el sector de las energías renovables, ya que en España, tradicionalmente, estas inversiones las realizaban los fondos de inversión y las compañías eléctricas, al tratarse de proyectos muy grandes que precisan una inversión potente. “A día de hoy, con la tecnología, es factible crear sociedades que tengan muchos participantes que pueden hacer pequeñas aportaciones“, explica Bautista.

A través de la plataforma se puede invertir cantidades desde 500 euros de dos maneras: o haciendo un préstamo promotor o adquiriendo participaciones de una sociedad. El objetivo de los promotores es doble: “Por un lado, aportar a los inversores una rentabilidad anual de en torno al 7%; y por otro, que lo hagan apostando por un activo que genera un impacto muy positivo en la sociedad, al ayudar a hacer una transición energética hacia un modelo mucho más sostenible”.

Su primer proyecto ha sido Calanova Solar, una instalación fotovoltaica que se construirá en la provincia de Málaga y que ha alcanzado el total de la financiación necesaria en menos de 24 horas, el 70% de la misma en las primeras cinco horas tras el lanzamiento del proyecto.

La planta permitirá cubrir el 20% de la demanda energética del club Calanova, y convierte a sus 38 inversores en socios de la sociedad propietaria de la instalación y obtienen así participaciones y una rentabilidad anual estimada del 7,47%. Además, la startup acaba de cerrar una ronda de financiación de 150.000 euros para realizar inversiones en sectores como I+D.

Entre sus próximos proyectos se encuentra La Línea Solar, una instalación fotovoltaica de autoconsumo que produciría energía para cubrir el 20% de la demanda energética de la fábrica que el consumidor tiene en Cádiz; y Cadí-Moizeró, el primer proyecto de biomasa de Fundeen, instalado en un hotel en Cataluña.

Cada vez nos importa más quién fabrica nuestra ropa y en qué condiciones

. La mayoría de los consumidores cree que la ley debería exigir que las marcas declaren si pagan un salario justo y digno.

Una encuesta sobre lo que pensamos los consumidores europeos de las condiciones en las que se produce la ropa que compramos y su impacto medioambiental, elaborada por Fashion Revolution y encargada por la Coordinadora Estatal de Comercio Justo, señala que ocho de cada diez compradores consideran que se debería obligar por ley a las marcas a respetar los Derechos Humanos de todas las personas que intervienen en la elaboración de sus artículos.

Imagen: Efe

La encuesta, que se ha elaborado con las opiniones de 5.000 personas con edades entre los 16 y los 75 años, de los cinco principales mercados europeos: Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y España, señala que la mayoría de los consumidores -el 72%- de estos cinco países cree que la ley debería exigir que las marcas de ropa declaren si están pagando un salario justo y digno a sus trabajadores y trabajadoras. Esta misma exigencia se eleva a un 76% en el caso de la población encuestada en España.

Además, el 81% de los consumidores españoles cree que la legislación debería exigir a las marcas de ropa que adopten medidas para proteger el medio ambiente en cada una de las etapas de fabricación de sus productos.

El informe  también concluye que la mayoría de la población consumidora quiere saber en qué condiciones se fabrica su ropa. Así lo ha señalado el 59% de la muestra encuestada y en España este porcentaje asciende al 62%.

En concreto, un 69% de la ciudadanía española está interesada en conocer qué hacen las marcas de ropa para proteger los Derechos Humanos de los trabajadores y trabajadoras de toda la cadena de producción, cifra que se eleva al 73% en el caso de las mujeres españolas.

El  66% considera importante que las marcas de ropa publiquen información detallada sobre los salarios y las condiciones de trabajo de los empleados en su cadena de suministro global. Y un 80% cree que las marcas de ropa deberían publicar qué fábricas utilizan para la confección de sus prendas.

En relación con la igualdad, el 84% de los consultados afirma que es importante que las empresas atenúen su impacto a largo plazo abordando el problema de la pobreza mundial, la protección del medio ambiente -un 88%- y la desigualdad de sexos -un 77%-. En este sentido, tres de cada cuatro personas en España creen que las marcas deberían contribuir en mayor medida a mejorar la vida de las mujeres que fabrican su ropa, zapatos y accesorios, y que constituyen la mayor parte de su fuerza laboral.

En cuanto a las actitudes ante la compra, casi el 40% tiene en cuenta las repercusiones sociales y ambientales de la fabricación de las prendas de moda. Pero cerca del 60% de la población no se plantea este tipo de cuestiones.

Entre los aspectos que los consumidores tienen en cuenta a la hora de comprar, el más importante es el pago de un salario justo y digno a los trabajadores, seguido de cerca por la protección del medio ambiente o las condiciones de trabajo. Criterios como la producción local o el uso de materiales reciclados resultan de menor relevancia para los consumidores.

El informe concluye con recomendaciones a los gobiernos para que den prioridad a la producción y consumo de moda sostenible en sus políticas y presupuestos, a las marcas para que incluyan más información en el etiquetado y a la ciudadanía para que se pregunte quién hace su ropa.

Esta encuesta, que se ha dado a conocer ahora, procede del estudio Consumer survey report, elaborado por Fashion Revolution y publicado en noviembre de 2018 en el marco del proyecto Trade Fair, Live Fair, financiado por la Unión Europea, en el que también participa la Coordinadora Estatal de Comercio Justo.

Mónica Gómez, vicepresidenta de la Coordinadora Estatal de Comercio Justo, afirma que los consumidores somos cada vez más conscientes de que los productos no aparecen por generación espontánea en las estanterías. “Cada vez pensamos más en las personas que hay detrás, en quién ha elaborado nuestra ropa y en qué condiciones. Y queremos saber y tener garantías de que consumimos sin que haya explotación y sin que nos estemos cargando el planeta. Se ha avanzado bastante en temas de seguridad laboral o el etiquetado, pero en materia de Derechos Humanos, tenemos casi todo por hacer”.

 

Redondeo solidario para financiar proyectos sociales

El Redondeo solidario en caja es un nuevo mecanismo de recaudación solidaria puesto en marcha por la startup Worldcoo, que permite redondear el importe final de nuestra compra y donar los céntimos restantes a una causa social siempre que paguemos con tarjeta.

Desde su puesta en marcha, a finales de 2018, más de 500 establecimientos comerciales ya ofrecen esta opción. En total, se han realizado más de un millón de donaciones a través de este nuevo sistema, pionero en España, lo que equivale a más de 300.000€ recaudados.

El Redondeo solidario ofrece a los clientes la oportunidad de colaborar con la financiación de diferentes proyectos sociales, impulsados por ONG locales e internacionales.

El funcionamiento es sencillo: antes de introducir el código PIN, el mismo datáfono pregunta, de forma automática, si se quiere redondear el importe final de la compra. Para colaborar, simplemente se tiene que apretar el botón verde y continuar con el proceso de compra habitual.

Cada compañía que ha adoptado el sistema colabora con una causa concreta y entre ellas están la Fundación Arrels que garantiza un alojamiento digno a personas sin hogar;  Educo, que otorga becas comedor a niños en riesgo de pobreza y exclusión social; la  Federación Española de Enfermedades Raras (Feder).  También, la Fundación Pasqual Maragall que pretende financiar la nueva Unidad de Investigación Clínica en Prevención de la Demencia, o Casal dels Infants, entidad que da soporte escolar a niños en situación vulnerable.

Imagen: Worldcoo.

La herramienta, gratuita para los comercios que la quieran implementar, ya está disponible para diferentes sistemas de pago. Para su puesta en marcha, Worldcoo ha firmado acuerdos de colaboración con las principales compañías tecnológicas líderes en sistemas de pago como Ingénico, Verifone, Saima o Siam.

La startup desarrolla diferentes canales de recaudación con el objetivo de ayudar a las ONG a encontrar los recursos económicos necesarios para financiar sus proyectos sociales. Lo consigue gracias a la colaboración de empleados y clientes de empresas de diversa índole, quienes tienen la oportunidad de mostrar su compromiso solidario con micro-donaciones (desde céntimos) en pasarelas de pago o plataformas online.

Desde su creación en 2012, ha financiado más de 250 proyectos gracias al más de medio millones de donantes de 35 países distintos. La empresa forma parte del movimiento B Corporation y cuenta con el respaldo de la Comisión Europea al haber formado parte de su programa Horizon 2020.

Los gestores culturales también se apuntan a la sostenibilidad

El Compromiso de la Cultura con la Agenda 2030 es una declaración que han suscrito los agentes e instituciones culturales, impulsados por el Instituto Cervantes y por Red Española para el Desarrollo Sostenible (REDS), bajo la premisa “Sin Cultura no hay desarrollo sostenible” y con el  compromiso del sector para que en 2030 se cumplan los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) acordados por las Naciones Unidas en 2015.

Imagen: Instituto Cervantes.

El marco de los ODS hace referencia a la cultura en los Objetivos relacionados con la educación, el logro de ciudades sostenibles, la seguridad alimentaria, la protección del medio ambiente, el crecimiento económico, las pautas de consumo y producción sostenibles y la promoción de sociedades inclusivas y pacíficas. Y en este sentido, el sector cultural -consideran sus promotores- “tiene la capacidad y la responsabilidad, a través de sus múltiples disciplinas y canales de expresión y de comunicación, de ayudar a la ciudadanía a comprender los desafíos mundiales que afronta la Humanidad y el vital papel que podemos desempeñar para superar estos retos”.

Con esta declaración, los gestores culturales firmantes se comprometen a defender la cultura como parte fundamental de la vida y de la relación con el medio que nos circunda; reconocer el poder de las expresiones culturales como vehículo transmisor de la experiencia humana en la Tierra y su capacidad para transmitir ideas, modificar comportamientos y mejorar la calidad de vida de las personas y a considerar el valor de la cultura en los ODS de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

La declaración de la Cultura en apoyo de la Agenda 2030 se acaba de presentar en unas jornadas organizadas por el Instituto Cervantes y la RESD, en las que han participado agentes culturales reunidos en la plataforma #CulturaSostenible.

La Declaración propugna una transformación global hacia modelos de desarrollo incluyentes y sostenibles, y resalta la virtualidad de la cultura para contribuir a la mejora global en aspectos como la educación, alimentación, desarrollo urbano, igualdad, inclusión, paz, prosperidad o crecimiento económico.

El Instituto Cervantes presentará próximamente un Libro Verde de Sostenibilidad y gestión cultural y reforzará la sostenibilidad como uno de los temas capitales de los actos culturales de este año.

Este libro servirá de guía para una acción más sostenible y respetuosa con el medio ambiente en todos los ámbitos, desde la edición a la producción de exposiciones. Además, los centros del Instituto organizarán este año conferencias y encuentros sobre sostenibilidad

Una herramienta que mide los impactos social y ambiental de las empresas

La herramienta de Evaluación de Impacto B, accesible a través de una plataforma digital desarrollada por B Lab -organización global sin ánimo de lucro al servicio del movimiento B Corp– está permitiendo a 1.439 compañías españolas empiezan a medir y gestionar su impacto social y ambiental.

B Corporation es un movimiento global de personas que utiliza la fuerza de las empresas para resolver los problemas sociales y ambientales del siglo XXI. A diferencia de las empresas que sólo persiguen fines económicos, las empresas con la certificación B Corp cumplen con niveles elevados y verificados de desempeño social y ambiental, transparencia pública, responsabilidad legal y compromiso de impacto positivo.

La herramienta permite a las empresas evaluar, comparar y mejorar su desempeño social y ambiental. De entre las empresas españolas que han utilizado la herramienta, sólo un 3% ha logrado superar el estándar necesario para obtener el certificado B Corp. Entre ellas, están Patagonia, Ben & Jerry’s, Danone, Veritas o Holaluz.

También, empresas como Ecoalf, Triodos Bank e Impact Hub Madrid aplican esta herramienta  para ser capaces de mejorar la vida de la personas y el planeta a través de los servicios y productos que ofrecen.

Esta implicación creciente del sector privado en la medición y la gestión del impacto responde a la demanda social de conseguir un sector empresarial más inclusivo y sostenible. De hecho, el 66% de los consumidores pagarán más por productos y servicios sostenibles en los próximos años, según datos de Nielsen, según afirman los responsables de B Lab España.

Con más de 2.750 B Corps en 60 países y 130 sectores, el movimiento empresarial B Corp no solo responde a estas demandas crecientes de la población, sino que a través de la certificación B Corporation garantiza que este nuevo tipo de empresas generan un cambio positivo en la sociedad y en el planeta a través de su actividad.

Las compañías B Corp están obligadas a cumplir con altos estándares sociales y ambientales y a modificar sus estatutos legales para que los empleados, las comunidades y el planeta sean tan importantes como los accionistas en la toma de sus decisiones.

En España, el movimiento B Corp está en pleno crecimiento y listo para emprender el camino del cambio: según su Memoria Anual 2018, en tan solo 5 años se han unido a la comunidad B Corp casi 60 empresas activas en España de 12 sectores distintos .

Holaluz, Specialisterne, WorldCoo, Flor de Doñana, Alma Natura, Change.org, Hemper o Corresponsables son algunas de las que están en esta lista de líderes. “B Corp no solo aporta a las empresas reconocimiento en los medios y entre los clientes y consumidores, sino que es un espacio colectivo de red, identificación y pertenencia que permite sumar esfuerzos para avanzar hacia una nueva era en la que las compañías contribuyan activamente al desarrollo sostenible”, señalan desde la organización.

Seis de cada diez españoles compran ropa cada mes

El estudio Los españoles y su armario, realizado por Sondea.com para la firma de electrodomésticos AEG, pone al descubierto los hábitos de consumo de los españoles en el sector textil y el conocimiento que tenemos de nuestro propio guardarropa. Los resultados son alarmantes para una industria que es la segunda más contaminante del planeta y responsable del 20% de los tóxicos que se vierten en el agua.

La primera parte de esta encuesta señala que seis de cada 10 españoles compran ropa cada mes y que se gastan 90,50 euros por persona. También dice que ocho de cada 10 desconocen cuánto vale el contenido de su armario, aunque si tuvieran que hacer un cálculo, la media estaría en 2.480,70 euros; y que casi un 59% de los encuestados tiene más de 35 prendas.

En general desconocen de qué material está hecha la ropa que adquieren, excepto la interior y las camisetas que afirman que las compran de algodón.

Paloma García, responsable de The Circular Project.

El estudio señala, por otra parte, que el 47,15% de los encuestados reconoce tener alguna prenda en su armario de más de 10 años de antigüedad, que ese porcentaje en las mujeres llega al 50,59% y que siete de cada 10 españoles se ponen su prenda favorita cada semana.

“Nadie escapa al hecho de ir vestido de la mañana a la noche, le guste o no la moda, y además es un sector que mueve un porcentaje enorme de la economía al abarcar muchos sectores de actividad. Si conseguimos que todo el proceso de fabricación, desde que el agricultor planta la semilla hasta el punto de distribución de la prenda, se haga de modo responsable, sostenible, ético y ecológico, estaremos transformando la sociedad”, explica Paloma García, presidenta de la Asociación de Moda Sostenible de Madrid y CEO fundadora de The Circular Project.

“La implantación del ecodiseño debería venir impuesta por ley y esto significa que se debe tener en cuenta hasta el menor detalle del impacto ambiental y social de cada paso que damos en la cadena productiva”, añade.

El diseñador Juan Duyos  afirma que la industria está en un lado de la cadena de sostenibilidad, pero que en el otro lado está el consumidor, al que anima a tener prendas duraderas. “Un buen vestido puede durar muchos años y pasar incluso de madres a hijas. Y, además, muchas veces podemos reconvertir un vestido de noche en otro de cóctel o cambiarle ciertos detalles y transformarlo en uno nuevo”.

“El Slow Fashion ya no debería ser una opción para nosotros como consumidores”, dice.

La encuesta se ha realizado también en otros cuatro países: Suecia, Italia, Francia y Polonia, que arrojan resultados semejantes.

A excepción de Suecia, los encuestados de los otros tres países compran ropa también cada mes y es Polonia, con un 72,70% de los consultados, el país que lo hace en mayor medida. Italia con un 58,24% y Francia con un 45,61% tienen un comportamiento similar a España. Por el contrario, un 55,40% de los suecos afirma comprar solo anualmente y solo el 36% lo hace cada mes.

Sobre el número de prendas que guardan en el armario, los que afirman que tienen más de 35 son los suecos, en un 66,1%; los polacos, en un 60,84; los franceses, en un 53,3%; y los italianos, en un 50,6%. También la mayoría de los encuestados reconoce tener prendas de más de 10 años en su armario.

En cuanto a la prenda más común en el armario de los españoles, la camiseta (28,49%) es la ganadora, tanto en hombres como mujeres, aunque este porcentaje baja a medida que aumenta la edad. Para las mujeres, la segunda prenda son los vaqueros (15,35% de las consultadas), mientras que la camisa lo es para el 18,82% de los hombres.

Marta Lucas, responsable de Comunicación de AEG dice que con nuestra forma de comprar, “los ciudadanos somos responsables del cuidado del medio ambiente. Compramos mucha ropa con una periodicidad mensual pero luego no sabemos realmente qué coste tiene nuestro armario ni del material del que están compuestas las prenda”.