Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Archivo de la categoría ‘Campañas de ahorro’

Las compras colectivas llegan a los seguros de salud

El comparador de precios Selectra ha puesto en marcha la I Compra Colectiva de Seguros de Salud, con la que pretende que todos los usuarios ahorren en su póliza médica.  

La iniciativa busca que todos los consumidores disfruten de las mejores coberturas sanitarias a la mejor relación calidad-precio, dada la preocupación actual por la salud. En concreto, en 2018, las primas de estas pólizas en España aumentaron un 5,59% con respecto al año anterior  y alcanzaron los 8.520 millones de euros.

Los interesados en participar pueden apuntarse ya, de manera gratuita y sin compromiso, rellenando un formulario. Una vez que esté constituido el grupo de interesados, Selectra negociará con las aseguradoras y seleccionará aquella que ofrezca mejores condiciones.

La fuerza de este tipo de iniciativas de ahorro radica en la unión, por ello, el objetivo es conseguir el mayor número de inscritos para poder negociar mejores condiciones con las aseguradoras. Tras este plazo de negociaciones, se comunicará a las personas apuntadas el progreso de las negociaciones y se designará al ganador.

Selectra tiene experiencia en la organización de compras colectivas, principalmente en el sector energético. Desde que lanzara en 2016 su primera operación nacional, la empresa ha conseguido unir a más de 75.000 usuarios interesados en reducir sus facturas de luz y gas. El ahorro medio anual obtenido para quienes decidieron contratar las diferentes ofertas ganadoras ronda los 180€. También ha realizado compras colectivas para reducir precios en Internet y móviles.

Con la nueva propuesta, la plataforma pretende fortalecer su compromiso por el ahorro de los hogares y que los usuarios ahorren en las tarifas energéticas y ahora también en los seguros de salud.

Actualmente, Selectra tiene más de 800 empleados repartidos en los nueve países en los que tiene presencia.

Comienzo de curso: Programas de acceso a libros de texto gratuitos

Los alumnos que acudan este próximo curso académico a la educación pública gastarán por término medio 1.176 euros; quienes vayan a un colegio concertado, 2.617 euros; y quienes acudan a un centro privado, 6.171 euros. Las familias se gastarán  de media 1.993 euros por hijo.

Así lo señalan los datos de una encuesta realizada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) a más de 1.000 padres y madres con hijos de 3 a 18 años para conocer el gasto medio que tendrán que afrontar como consecuencia de la actividad escolar de sus hijos este curso que empieza.

Los resultados revelan además la diferencia de gasto medio que los padres tienen que asumir en función del tipo de centro educativo (público, concertado o privado) y de la etapa educativa en la que estén escolarizados sus hijos (infantil, primaria, secundaria y bachillerato).

Para reducir el gasto, esta organización recuerda que algunas comunidades autónomas cuentan con programas de acceso a libros de texto gratuitos, a pesar de que cada una tiene sus normas y criterios propios.

El sistema utilizado y, sobre todo, los fondos destinados para estos programas hacen que se pueda hablar de gratuidad universal de libros de texto en algunas comunidades autónomas -dice OCU- o de becas para las familias más necesitadas en otras.

Lo que sí que es una pauta común es hacerlo mediante la fórmula de préstamos de libros gestionados por cada colegio:  

– Los destinatarios de estas ayudas son los alumnos de enseñanza pública y concertada; y casi siempre centrados en los cursos de enseñanza obligatoria: Primaria y ESO.

– Algunas comunidades autónomas incluyen expresamente la FP Básica y, también, es habitual que se incluya el material de alumnos con necesidades especiales. No obstante, algunas regiones limitan de forma importante el número de beneficiarios.

-El modelo utilizado en todos los casos es el de préstamo de libros, los cuales los alumnos deben devolver al finalizar el curso.

– Los programas prevén el reemplazo de libros cada cuatro años. En el caso de los dos primeros cursos de Primaria (e Infantil si cuentan con programa de gratuidad), el sistema de préstamos y reemplazo se hace cada año.

– La participación de los colegios es muy activa en algunas comunidades autónomas, hasta el punto de que son ellos los que gestionan los fondos de los libros y la inclusión o no en el programa.

– La adquisición de los libros que hay que reponer depende de las regiones. Ahora bien, si no hay fondos suficientes para un determinado curso, en algunos casos, se hará con la colaboración de los padres que recibirán un cheque para su adquisición y, en otros, será el propio colegio quien gestione la compra.

– La implantación del programa se hace progresivamente para que el presupuesto sea suficiente para cubrir cada año la sustitución de los libros y reponer los que estén en mal estado.

Por comunidades:

  • Andalucía, Navarra, y Comunidad Valenciana son las únicas regiones que tienen en la actualidad libros de texto gratuitos para todos sus alumnos de Primaria y ESO. La primera y la tercera, además, incorporan a los alumnos de FP Básica.
  • La Rioja y Murcia iniciaron el año pasado sus programas de gratuidad de libros de texto. Madrid lo hará por primera vez durante este curso 2019-2020. Todavía son muchos los alumnos que en este próximo curso tendrán que adquirir sus propios libros de texto. Serán necesarios varios años para que todos los cursos se puedan beneficiar de ello.
  • País Vasco tiene un modelo mixto. Su modelo no es gratuito totalmente, ya que los padres tienen que abonar una “franquicia” de hasta 45 euros, según el curso, para acceder a los libros gratuitos. Pero, además, se trata de un programa de gratuidad limitado, puesto que dejan fuera a los dos últimos cursos de ESO y la FP Básica. La digitalización de la enseñanza y el trabajo con nuevos materiales está provocando también una reducción del presupuesto para este programa.
  • Ceuta y Melilla también cuentan con programas de gratuidad, aunque son muy limitados. En el caso de Ceuta, afecta a Infantil y Primaria (no a ESO) y solo para las asignaturas identificadas como troncales. En el caso de Melilla, solo a Infantil y Primaria, y para todas las materias.
  • Cantabria, por el momento, tiene poco más que la normativa que debe utilizar el programa de gratuidad.

Hay comunidades que están lanzando programas de gratuidad como alternativa o complemento a las ayudas directas (becas). Se trata de regiones como, por ejemplo, Extremadura, que incluye ya un programa gratuito de libros de texto para familias numerosas; o Aragón, Asturias, Canarias, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Galicia, para hogares con menores rentas.

Cataluña no dispone de programa de gratuidad de libros, aunque mantiene como alternativa un sistema de becas y Baleares ofrece una deducción autonómica en la declaración del IRPF por la adquisición de los libros de texto.

La nueva compra colectiva de luz y gas genera un ahorro de medio millón de euros

La III Compra Colectiva organizada por la Asociación Nacional de Ahorro y Eficiencia Energética (ANAE) y el comparador de tarifas Selectra se ha saldado con más de 4.000 contrataciones de las ofertas de luz y gas negociadas con las comercializadoras Podo – luz- y Endesa – gas y dual-, generando un ahorro para los mismos de más de medio millón de euros (528.000€).

Uno de cada 6 inscritos se han interesado únicamente por la luz, mientras que los restantes se han decantado por una oferta de gas o dual, aquella que incluye luz y gas.

Las potencias contratadas más habituales en las tarifas de luz han sido las

comprendidas entre 3,45 y 6,9kW y la media total es de 4,3kW, la más habitual en los hogares españoles.

De estos, el 44,7% ha solicitado una tarifa con el mismo precio para todo el día, mientras que el 53,7% ha preferido contratar una tarifa con discriminación horaria, o de dos precios. Con respecto al gas, más de las mitad (57%) ha contratado una tarifa 3.1, dirigida a clientes con un consumo anual inferior a 5.000 kWh . El resto de los interesados (43%) suscribió una tarifa 3.2, aquella para consumos mayores a 5.000 kWh y hasta 50.000kWh.

La III Compra Colectiva de la Asociación ANAE y Selectra, lanzada el 26 de enero, ha contado con más de 28.000 interesados de todos los lugares de España, sobre todo de Andalucía, Madrid y la Comunidad Valenciana.

Las compras colectivas han demostrado ser herramientas eficientes a la hora de conseguir mejores condiciones económicas en las facturas, tanto en España como otros países europeos, según afirman los organizadores.

Las dos anteriores Compras Colectivas de ANAE y Selectra suman más de 45.000 personas inscritas y el ahorro medio obtenido por cada usuario fue de 180€ al año.

Un ahorro de 215 euros al año en la compra colectiva de telefonía e internet de OCU

La compañía MásMóvil ha sido la ganadora de la III Compra Colectiva de Telecomunicaciones organizada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), tras  haber ofrecido las mejores condiciones de todas empresas telefónicas que han participado en esta iniciativa, a la que se han apuntado ya más de 18.300 personas.

La oferta  de MásMóvil permite añadir un 8% de descuento a cualquiera de sus tarifas y supondrá un ahorro de hasta 215 € al año para los usuarios que ya se han inscrito en esta iniciativa y para aquellos que lo hagan hasta el próximo 30 de agosto, de forma gratuita y sin compromiso.

Con esta nueva compra colectiva, OCU pretende ofrecer a los usuarios la posibilidad de acceder a tarifas más ventajosas en sus servicios de telefonía e internet, teniendo en cuenta que los precios en este sector se han incrementado fuertemente en los últimos cuatro años y que muchos consumidores están sufriendo elevadas tarifas con servicios que ni siquiera necesitan.

Como ventaja añadida, las condiciones contractuales de las tarifas ofrecidas a través de esta compra colectiva están revisadas por el departamento jurídico de OCU, con el fin de que evitar que se incluyan cláusulas abusivas desfavorables para el consumidor.

Como novedad en esta compra colectiva, la Organización de Consumidores ha preguntado a los usuarios sobre lo que no quieren ver reflejado en su tarifa de telefonía o internet. Según los resultados de la encuesta, los consumidores critican algunas prácticas continuas de las compañías que van más allá del precio como las subidas de precio unilaterales, los costes ocultos en el precio y el aumento de servicios a pesar de no hacerlo solicitado expresamente.

La oferta elegida por la compra colectiva de OCU no incluye ninguna de estas prácticas, ya que MásMóvil ha garantizado que no habrá costes ocultos y se ha comprometido a mantener estas tarifas de forma indefinida y sin variaciones en la cuota mensual.

El objetivo de las compras colectivas es facilitar el ahorro a todos los consumidores inscritos. Hasta la fecha, han participado más de 1,1 millón de consumidores españoles en el movimiento de las compras colectivas de OCU, en gastos tan habituales y básicos como la energía, la telefonía o los carburantes.

 

 

La OCU lanza la III compra colectiva de telecomunicaciones

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), ha lanzado la tercera edición de compra colectiva de telecomunicaciones, www.quieropagarmenos.org, a la que ha invitado a participar a todas las compañías telefónicas que ofrecen servicios fijos y móviles para que presenten la mejor tarifa posible para los inscritos.

 

OCU calcula que los consumidores podrán conseguir con esta compra colectiva un ahorro medio de hasta 171 euros al año en internet, fijo, móvil y televisión, según datos de anteriores ediciones.

Los interesados pueden inscribirse hasta el próximo 30 de agosto, de forma gratuita y sin compromiso. Cuantos más consumidores se inscriban, más posibilidades de negociación y mayores serán las posibilidades de ahorro para los usuarios, afirma la organización.

OCU comunicará qué tarifas han resultado ganadoras a partir del mes de junio a todos los inscritos con una valoración del ahorro que obtendrán si las aceptan. Si el usuario lo desea, podrá también elegir entre cualquiera de las otras tarifas disponibles o conservar su tarifa actual, todo sin ningún coste para el consumidor.

Además del ahorro económico, la compra colectiva de telecomunicaciones supone también un ahorro de tiempo y esfuerzo para el usuario en la contratación.

Las condiciones contractuales de las tarifas ofrecidas a través de esta compra colectiva están revisadas por el departamento jurídico de OCU, con el fin de que evitar que se incluyan cláusulas abusivas para el consumidor.

El objetivo de las compras colectivas es facilitar el ahorro a todos los consumidores inscritos. Hasta la fecha, han participado más de 1,1 millón de consumidores españoles en el movimiento de las compras colectivas, en gastos tan habituales y básicos como la energía, la telefonía o los carburantes.

Calzado vegano hecho en España de forma artesanal

Slowwalk Co. es una empresa de calzado sostenible, transparente y responsable con la sociedad que nació hace dos años en Elche con la intención de crear un estilo de vida relajado y pausado.

Slowwalk forma parte de la empresa familiar Caparrós con muchos años de experiencia en la confección de calzado tradicional en Elche, cuya misión se centra en tres puntos: crear valor y marcar la diferencia; hacer del mundo un lugar un poco más verde; y llevar el nombre del calzado de Elche por todo el mundo.

Sus nuevos modelos ecológicos son aptos para los amantes del calzado vegano, con una línea Teemo que ofrece zapatos y zapatillas diseñados únicamente con materias primas renovables de origen vegetal, recicladas y orgánicas.

Se trata de una línea exclusiva y de edición limitada fabricada con retales de lona tintadas de aguas, sin productos químicos, con suelas de goma de latex natural o de caucho procedente de los pisos de otros calzados ya usados. El proceso de fabricación es a mano y artesanal, lo que reduce el consumo energético. De esta manera, se disminuyen las emisiones de CO2. Y además, cuando la vida del zapato llega a su fin, está diseñado de tal forma que se puede separar la suela del corte para que se pueda reciclar.

Las nuevas creaciones de Slowwalk cuentan con el certificado de protección animal Vegan Approved de PETA (Personas por el Trato Ético de los Animales) y Animal Free, que asegura su fabricación completamente libre de cualquier componente animal, por lo que Teemo  es un calzado 100% Animal Friendly, respetuoso con la vida de los animales . El concepto sostenibilidad se estira al máximo con el envoltorio y packaging, puesto que está fabricado con cartón 100% reciclable.

Con tiendas propias en Corea del Sur, España, Taiwan y China, también está presente en países como Italia, Francia, México o Chile.

“Cada día se cuestionan más los métodos de fabricación de ropa y calzado, el mundo evoluciona, y la industria también, y se han presentado en los últimos años creaciones que no utilizan materiales de origen animal. El calzado Veggy, cada día es más común, y Slowwalk, con una línea Teemo, ofrece unos modelos diseñados únicamente con materias primas renovables de origen vegetal, recicladas y orgánicas”, señalan en su web.

OCU lanza la III Compra Colectiva de Carburante y reanuda su campaña “Quiero pagar menos luz”

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) acaba de lanzar la III Compra colectiva de carburante y ha reanudado la campaña “Quiero pagar menos luz”.

Cualquier persona puede registrarse para beneficiarse de los descuentos que se obtengan en esta tercera edición, a través de www.quieropagarmenosgasolina.org.  Hay que dejar los datos, el combustible que se utiliza y la organización se encarga de encontrar la mejor oferta. En las pasadas I y II ediciones de esta compra colectiva, 300.000 personas se sumaron a la iniciativa para ahorrar en gasolina.

En España a pesar de la liberalización del mercado de la distribución, las diferencias de precio entre estaciones de carburantes no permiten ahorros significativos para los consumidores.

La OCU lo ha denunciado en reiteradas ocasiones así como también las diferentes velocidades a la hora de revisar los precios de los carburantes según suba o baje el precio del petróleo. La traslación al precio es prácticamente inmediata ante las subidas del precio del barril, mientras que los consumidores tienen que esperar para notar las bajadas en el surtidor cuando se abarata el precio del petróleo.

Esta situación contrasta con lo que ocurre en Europa donde sí que hay competencia. Por eso OCU demanda al Gobierno y a los organismos reguladores, medidas estructurales eficaces para conseguir una competencia real en este mercado.

En la actualidad el mercado español se divide entre muy pocos operadores en el territorio nacional y son muy escasos los ejemplos de operadores pequeños. Por la escasa competencia existente, ha comenzado esta III Compra Colectiva para que los consumidores unan sus fuerzas en conseguir descuentos y ventajas competitivas que les ayuden a ahorrar en su presupuesto de carburante.

La página para inscribirse es www.quieropagarmenosgasolina.org. El funcionamiento es el mismo que en las ediciones anteriores, y OCU negociará directamente con las compañías interesadas en nombre de los consumidores inscritos. Se consigue un ahorro seguro de 7 céntimos por litro de carburante.

Por otro lado, la organización también ha reanudado su campaña “Quiero pagar menos luz”, que pretende reivindicar mejoras en la posición de los consumidores en el mercado eléctrico, ya que considera que la falta de claridad y transparencia es una constante.

Durante los últimos tres años, más de 600.000 familias han participado en el movimiento Quieropagarmenosluz, mediante el cual la OCU ha logrado descuentos medios de 150 euros al año en la factura eléctrica.

El mercado de la electricidad, no obstante, es opaco, cerrado e insuficiente para las necesidades de los consumidores, por eso, la organización de consumidores pide un cambio más necesario que nunca y se ha dirigido a los consumidores para que sean ellos quienes señalen sus prioridades.

Los usuarios consultados han destacado 5 prioridades:

– Perseguir prácticas comerciales abusivas (17%)

– Auditoría del sistema eléctrico (15%)

– Promover un mercado más competitivo (13%)

– Establecer una tarifa social y medidas dirigidas a luchar contra la pobreza energética (11%)

– Modificar las normas de autoconsumo (11%)

 La OCU ha realizado en esta ocasión un estudio de los diferentes cargos que se ocultan en la factura de los consumidores y sus conclusiones apuntan a la necesidad de que se lleve a cabo una auditoría del sistema eléctrico.

Campaña para pedir a Educación que baje el precio de los libros de texto

La plataforma GuiaONGs ha puesto en marcha una campaña de firmas, promovida por José Ortega, dirigida al Ministerio de Educación para que los libros de texto sean más baratos.

Los libros de texto no pueden ser tan caros, por eso pide a los ciudadanos que apoyen con su firma esta acción para que el Ministerio de Educación llegue a un acuerdo con las editoriales, haga un banco de libros o dé más subvenciones para la adquisición de libros de texto.

Campaña

El promotor de esta iniciativa señala que como cada año en septiembre (aunque ahora muchos lo adelantan a julio) se repite la misma historia: puesta a punto para el inicio del colegio. Esto significa chándal y ropa nueva, o en su defecto uniformes, material escolar, mochila… y por supuesto libros de texto.

“Es absolutamente indignante el precio que tienen los libros, prácticamente ninguno baja de los 25 euros (mínimo) y en casi todas las comunidades autónomas son los padres los que se tienen que hacer cargo de este pago, independientemente de que el colegio o instituto al que vaya tu hijo sea público”.

Las ayudas y subvenciones no son muchas y son sólo accesibles para rentas verdaderamente bajas. “Esto me  parece absolutamente necesario –añade-, pero hay familias que tienen dos hijos o más y con sus rentas tampoco les llega para pagar el dineral que hay que pagar con el comienzo del año escolar”.

En la campaña, también se denuncia el hecho de que los libros cambian casi todos los años, por lo que aunque se tengan dos hijos de edades similares, los libros de un curso a otro no sirven y que en muchas asignaturas, los libros se quedan en casa ya que “enseñan” con fichas, y otros tantos que sólo se usan una vez por semana.

Por eso, piden al Ministerio de Educación que actúe con la creación de bancos de libros, más subvenciones y acuerdos con las editoriales para bajar los precios, pues a medida que los niños van creciendo se hace más cuesta arriba el curso, porque los libros son más caros.

Para firmar la campaña: picha aquí.

Una plataforma online que vende gafas graduadas a precios muy asequibles

Lord Wilmore es una plataforma online española que vende gafas graduadas a un precio muy inferior al del resto de las ópticas convencionales y, por el momento, la única marca española de gafas con distribución por Internet.

Esta plataforma cuenta con un servicio de prueba en casa por el que el cliente escoge tres monturas, se las mandan durante tres días y las recogen sin compromiso de compra, para que el cliente pueda valorar cuál es la montura perfecta para él.

Lo que busca, según sus responsables, es que sus usuarios puedan tener las gafas a un precio asequible. La media que tardan los españoles en cambiarse las gafas es de 6 años, en muchas ocasiones, por el sacrificio económico que supone.

Lordwilmore

“Para nosotros la clave es tener un producto de calidad a un gran precio y una atención al cliente excelente. Para eso no es necesario tener un alquiler a pie de calle y los costes que eso conlleva”, afirma Emilio Capela, fundador de Lord Wilmore.

“Vender sólo online nos permite tener la mejor relación calidad/precio del mercado y ofrecer un proceso de compra más cómodo”.

El precio medio de unas gafas ronda los 60€ y la montura más cara que tienen cuesta 75€, incluyendo las lentes graduadas (con antireflejante y endurecido). La web ofrece varios métodos de pago seguro: con tarjeta de crédito, mediante transferencia bancaria o utilizando PayPal.

Cuando se hace el pedido de prueba en casa, piden a los clientes que manden a opticos@lordwilmore.es una copia de su receta óptica y una foto a tres palmos de distancia (como la del DNI) con la gafa puesta y los ojos bien abiertos mirando de frente (para que se diferencien las pupilas).

Esa foto la pasan a un programa de ordenador y miden la distancia interpupilar, altura de montaje y diámetro al milímetro.

La parte óptica está subcontratada con un laboratorio que cuenta con ópticos titulados y colegiados que se encargan de montar las lentes graduadas a las monturas.

Lord Wilmore nació en 2012 ante la necesidad de su fundador de encontrar unas gafas graduadas que reuniese las cualidades que cualquier consumidor busca: que sean de calidad, que no fallen, que gusten y encajen con uno mismo, cómodas y a un precio asequible.

En Europa, Canadá y Estados Unidos la venta de gafas graduadas por internet ya era una realidad desde hacía más de diez años; centenares de formatos y proveedores que les permitirían ofrecer gafas de calidad igual a la de las mejores tiendas físicas a precios imbatibles.

Además, también han lanzado la iniciativa Abre los ojos que consiste en donar un par de gafas por cada par que venden, a niños y colaboran para ello con las ongs Anidan Kenya y Soñar despierto Barcelona.

Uno de cada cinco de los electrodomésticos examinados por ONG europeas usan más energía de la que anuncian

Se supone que los consumidores compran cada vez mejores televisiones, neveras, microondas y otros aparatos cotidianos que hacen el mismo trabajo por el mismo precio, pero utilizando menos energía. Sin embargo algunos fabricantes y distribuidores no siguen estas normas. MarketWatch es una campaña de ámbito europeo que identifica a esas compañías que se saltan las normas y encarecen nuestra factura energética y contribuyen al calentamiento global.

Uno de cada cinco electrodomésticos examinados por los consumidores y organizaciones ambientales gastan más energía de la que publicitan.Los estudios realizados a lo largo de los últimos tres años en relación con frigoríficos, lavavajillas, lavadoras y otros productos que usan energía, revelan que hay consumos superiores a los declarados en la mayoría de las categorías de producto.

Los test realizados por laboratorios independientes han encontrado una aspiradora que usa un 54% más de energía que la declarada, un frigorífico con un 12% más y una televisión con una clase energética inferior a lo señalado, según MarketWatch.

anuncio-fb

Algunos consumidores se sorprenderán por estos resultados y a otros les resultaran frustrantemente familiares. Un lavavajillas que necesita dos ciclos de lavado para limpiar la vajilla adecuadamente; una bombilla LED que ilumina un 20% menos de lo que promete; una secadora con una señal luminosa en el tablero frontal que no puede ser apagada.

MarketWatch seleccionó productos y sectores de los que ya se sospechaba que no cumplían con estas normas en base a información recopilada previamente por los socios del proyecto, por lo tanto los resultados no se pueden considerar un reflejo del mercado en su conjunto.

Los expertos estiman que más de 10.000 millones de euros en ahorro energético se pierden cada año debido a que los fabricantes y vendedores no cumplen las normas de la Unión Europea. Este hecho se come parte de los 465 euros de ahorro medio prometido en la factura energética a cada hogar europeo por las Directivas de Ecodiseño y Etiquetado Energético de la UE.

Mónica Vidal, responsable de Políticas Europeas de Ecodes, el socio español de proyecto ha manifestado que “los ciudadanos están comprando productos menos eficientes de lo que esperaban, definitivamente las autoridades españolas tienen mucho por hacer, deben asegurarse de que la información que declaran los fabricantes es correcta”.

Dieciséis organizaciones sociales de toda Europa forman MarketWatch, proyecto cofinanciado por el Programa Intelligent Energy de la Unión Europea. Ecodes es el socio español del proyecto. Con su prolongada y completa campaña para analizar aparatos cotidianos distribuidos en tiendas y por Internet, MarketWatch centra la atención en aquellos fabricantes y distribuidores que no sigan las regulaciones de la UE, privando a sus clientes del ahorro energético que creen que ya disfrutan.

465€ de ahorros anuales es la estimación de la Comisión en base a la regulación existente de producto. Este nivel de ahorros se espera a partir de 2020 cuando los productos eficientes estén consolidados en las casas. Para más información, pinchar aquí.