BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Archivo de la categoría ‘Campañas de ahorro’

Calzado vegano hecho en España de forma artesanal

Slowwalk Co. es una empresa de calzado sostenible, transparente y responsable con la sociedad que nació hace dos años en Elche con la intención de crear un estilo de vida relajado y pausado.

Slowwalk forma parte de la empresa familiar Caparrós con muchos años de experiencia en la confección de calzado tradicional en Elche, cuya misión se centra en tres puntos: crear valor y marcar la diferencia; hacer del mundo un lugar un poco más verde; y llevar el nombre del calzado de Elche por todo el mundo.

Sus nuevos modelos ecológicos son aptos para los amantes del calzado vegano, con una línea Teemo que ofrece zapatos y zapatillas diseñados únicamente con materias primas renovables de origen vegetal, recicladas y orgánicas.

Se trata de una línea exclusiva y de edición limitada fabricada con retales de lona tintadas de aguas, sin productos químicos, con suelas de goma de latex natural o de caucho procedente de los pisos de otros calzados ya usados. El proceso de fabricación es a mano y artesanal, lo que reduce el consumo energético. De esta manera, se disminuyen las emisiones de CO2. Y además, cuando la vida del zapato llega a su fin, está diseñado de tal forma que se puede separar la suela del corte para que se pueda reciclar.

Las nuevas creaciones de Slowwalk cuentan con el certificado de protección animal Vegan Approved de PETA (Personas por el Trato Ético de los Animales) y Animal Free, que asegura su fabricación completamente libre de cualquier componente animal, por lo que Teemo  es un calzado 100% Animal Friendly, respetuoso con la vida de los animales . El concepto sostenibilidad se estira al máximo con el envoltorio y packaging, puesto que está fabricado con cartón 100% reciclable.

Con tiendas propias en Corea del Sur, España, Taiwan y China, también está presente en países como Italia, Francia, México o Chile.

“Cada día se cuestionan más los métodos de fabricación de ropa y calzado, el mundo evoluciona, y la industria también, y se han presentado en los últimos años creaciones que no utilizan materiales de origen animal. El calzado Veggy, cada día es más común, y Slowwalk, con una línea Teemo, ofrece unos modelos diseñados únicamente con materias primas renovables de origen vegetal, recicladas y orgánicas”, señalan en su web.

OCU lanza la III Compra Colectiva de Carburante y reanuda su campaña “Quiero pagar menos luz”

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) acaba de lanzar la III Compra colectiva de carburante y ha reanudado la campaña “Quiero pagar menos luz”.

Cualquier persona puede registrarse para beneficiarse de los descuentos que se obtengan en esta tercera edición, a través de www.quieropagarmenosgasolina.org.  Hay que dejar los datos, el combustible que se utiliza y la organización se encarga de encontrar la mejor oferta. En las pasadas I y II ediciones de esta compra colectiva, 300.000 personas se sumaron a la iniciativa para ahorrar en gasolina.

En España a pesar de la liberalización del mercado de la distribución, las diferencias de precio entre estaciones de carburantes no permiten ahorros significativos para los consumidores.

La OCU lo ha denunciado en reiteradas ocasiones así como también las diferentes velocidades a la hora de revisar los precios de los carburantes según suba o baje el precio del petróleo. La traslación al precio es prácticamente inmediata ante las subidas del precio del barril, mientras que los consumidores tienen que esperar para notar las bajadas en el surtidor cuando se abarata el precio del petróleo.

Esta situación contrasta con lo que ocurre en Europa donde sí que hay competencia. Por eso OCU demanda al Gobierno y a los organismos reguladores, medidas estructurales eficaces para conseguir una competencia real en este mercado.

En la actualidad el mercado español se divide entre muy pocos operadores en el territorio nacional y son muy escasos los ejemplos de operadores pequeños. Por la escasa competencia existente, ha comenzado esta III Compra Colectiva para que los consumidores unan sus fuerzas en conseguir descuentos y ventajas competitivas que les ayuden a ahorrar en su presupuesto de carburante.

La página para inscribirse es www.quieropagarmenosgasolina.org. El funcionamiento es el mismo que en las ediciones anteriores, y OCU negociará directamente con las compañías interesadas en nombre de los consumidores inscritos. Se consigue un ahorro seguro de 7 céntimos por litro de carburante.

Por otro lado, la organización también ha reanudado su campaña “Quiero pagar menos luz”, que pretende reivindicar mejoras en la posición de los consumidores en el mercado eléctrico, ya que considera que la falta de claridad y transparencia es una constante.

Durante los últimos tres años, más de 600.000 familias han participado en el movimiento Quieropagarmenosluz, mediante el cual la OCU ha logrado descuentos medios de 150 euros al año en la factura eléctrica.

El mercado de la electricidad, no obstante, es opaco, cerrado e insuficiente para las necesidades de los consumidores, por eso, la organización de consumidores pide un cambio más necesario que nunca y se ha dirigido a los consumidores para que sean ellos quienes señalen sus prioridades.

Los usuarios consultados han destacado 5 prioridades:

– Perseguir prácticas comerciales abusivas (17%)

– Auditoría del sistema eléctrico (15%)

– Promover un mercado más competitivo (13%)

– Establecer una tarifa social y medidas dirigidas a luchar contra la pobreza energética (11%)

– Modificar las normas de autoconsumo (11%)

 La OCU ha realizado en esta ocasión un estudio de los diferentes cargos que se ocultan en la factura de los consumidores y sus conclusiones apuntan a la necesidad de que se lleve a cabo una auditoría del sistema eléctrico.

Campaña para pedir a Educación que baje el precio de los libros de texto

La plataforma GuiaONGs ha puesto en marcha una campaña de firmas, promovida por José Ortega, dirigida al Ministerio de Educación para que los libros de texto sean más baratos.

Los libros de texto no pueden ser tan caros, por eso pide a los ciudadanos que apoyen con su firma esta acción para que el Ministerio de Educación llegue a un acuerdo con las editoriales, haga un banco de libros o dé más subvenciones para la adquisición de libros de texto.

Campaña

El promotor de esta iniciativa señala que como cada año en septiembre (aunque ahora muchos lo adelantan a julio) se repite la misma historia: puesta a punto para el inicio del colegio. Esto significa chándal y ropa nueva, o en su defecto uniformes, material escolar, mochila… y por supuesto libros de texto.

“Es absolutamente indignante el precio que tienen los libros, prácticamente ninguno baja de los 25 euros (mínimo) y en casi todas las comunidades autónomas son los padres los que se tienen que hacer cargo de este pago, independientemente de que el colegio o instituto al que vaya tu hijo sea público”.

Las ayudas y subvenciones no son muchas y son sólo accesibles para rentas verdaderamente bajas. “Esto me  parece absolutamente necesario –añade-, pero hay familias que tienen dos hijos o más y con sus rentas tampoco les llega para pagar el dineral que hay que pagar con el comienzo del año escolar”.

En la campaña, también se denuncia el hecho de que los libros cambian casi todos los años, por lo que aunque se tengan dos hijos de edades similares, los libros de un curso a otro no sirven y que en muchas asignaturas, los libros se quedan en casa ya que “enseñan” con fichas, y otros tantos que sólo se usan una vez por semana.

Por eso, piden al Ministerio de Educación que actúe con la creación de bancos de libros, más subvenciones y acuerdos con las editoriales para bajar los precios, pues a medida que los niños van creciendo se hace más cuesta arriba el curso, porque los libros son más caros.

Para firmar la campaña: picha aquí.

Una plataforma online que vende gafas graduadas a precios muy asequibles

Lord Wilmore es una plataforma online española que vende gafas graduadas a un precio muy inferior al del resto de las ópticas convencionales y, por el momento, la única marca española de gafas con distribución por Internet.

Esta plataforma cuenta con un servicio de prueba en casa por el que el cliente escoge tres monturas, se las mandan durante tres días y las recogen sin compromiso de compra, para que el cliente pueda valorar cuál es la montura perfecta para él.

Lo que busca, según sus responsables, es que sus usuarios puedan tener las gafas a un precio asequible. La media que tardan los españoles en cambiarse las gafas es de 6 años, en muchas ocasiones, por el sacrificio económico que supone.

Lordwilmore

“Para nosotros la clave es tener un producto de calidad a un gran precio y una atención al cliente excelente. Para eso no es necesario tener un alquiler a pie de calle y los costes que eso conlleva”, afirma Emilio Capela, fundador de Lord Wilmore.

“Vender sólo online nos permite tener la mejor relación calidad/precio del mercado y ofrecer un proceso de compra más cómodo”.

El precio medio de unas gafas ronda los 60€ y la montura más cara que tienen cuesta 75€, incluyendo las lentes graduadas (con antireflejante y endurecido). La web ofrece varios métodos de pago seguro: con tarjeta de crédito, mediante transferencia bancaria o utilizando PayPal.

Cuando se hace el pedido de prueba en casa, piden a los clientes que manden a opticos@lordwilmore.es una copia de su receta óptica y una foto a tres palmos de distancia (como la del DNI) con la gafa puesta y los ojos bien abiertos mirando de frente (para que se diferencien las pupilas).

Esa foto la pasan a un programa de ordenador y miden la distancia interpupilar, altura de montaje y diámetro al milímetro.

La parte óptica está subcontratada con un laboratorio que cuenta con ópticos titulados y colegiados que se encargan de montar las lentes graduadas a las monturas.

Lord Wilmore nació en 2012 ante la necesidad de su fundador de encontrar unas gafas graduadas que reuniese las cualidades que cualquier consumidor busca: que sean de calidad, que no fallen, que gusten y encajen con uno mismo, cómodas y a un precio asequible.

En Europa, Canadá y Estados Unidos la venta de gafas graduadas por internet ya era una realidad desde hacía más de diez años; centenares de formatos y proveedores que les permitirían ofrecer gafas de calidad igual a la de las mejores tiendas físicas a precios imbatibles.

Además, también han lanzado la iniciativa Abre los ojos que consiste en donar un par de gafas por cada par que venden, a niños y colaboran para ello con las ongs Anidan Kenya y Soñar despierto Barcelona.

Uno de cada cinco de los electrodomésticos examinados por ONG europeas usan más energía de la que anuncian

Se supone que los consumidores compran cada vez mejores televisiones, neveras, microondas y otros aparatos cotidianos que hacen el mismo trabajo por el mismo precio, pero utilizando menos energía. Sin embargo algunos fabricantes y distribuidores no siguen estas normas. MarketWatch es una campaña de ámbito europeo que identifica a esas compañías que se saltan las normas y encarecen nuestra factura energética y contribuyen al calentamiento global.

Uno de cada cinco electrodomésticos examinados por los consumidores y organizaciones ambientales gastan más energía de la que publicitan.Los estudios realizados a lo largo de los últimos tres años en relación con frigoríficos, lavavajillas, lavadoras y otros productos que usan energía, revelan que hay consumos superiores a los declarados en la mayoría de las categorías de producto.

Los test realizados por laboratorios independientes han encontrado una aspiradora que usa un 54% más de energía que la declarada, un frigorífico con un 12% más y una televisión con una clase energética inferior a lo señalado, según MarketWatch.

anuncio-fb

Algunos consumidores se sorprenderán por estos resultados y a otros les resultaran frustrantemente familiares. Un lavavajillas que necesita dos ciclos de lavado para limpiar la vajilla adecuadamente; una bombilla LED que ilumina un 20% menos de lo que promete; una secadora con una señal luminosa en el tablero frontal que no puede ser apagada.

MarketWatch seleccionó productos y sectores de los que ya se sospechaba que no cumplían con estas normas en base a información recopilada previamente por los socios del proyecto, por lo tanto los resultados no se pueden considerar un reflejo del mercado en su conjunto.

Los expertos estiman que más de 10.000 millones de euros en ahorro energético se pierden cada año debido a que los fabricantes y vendedores no cumplen las normas de la Unión Europea. Este hecho se come parte de los 465 euros de ahorro medio prometido en la factura energética a cada hogar europeo por las Directivas de Ecodiseño y Etiquetado Energético de la UE.

Mónica Vidal, responsable de Políticas Europeas de Ecodes, el socio español de proyecto ha manifestado que “los ciudadanos están comprando productos menos eficientes de lo que esperaban, definitivamente las autoridades españolas tienen mucho por hacer, deben asegurarse de que la información que declaran los fabricantes es correcta”.

Dieciséis organizaciones sociales de toda Europa forman MarketWatch, proyecto cofinanciado por el Programa Intelligent Energy de la Unión Europea. Ecodes es el socio español del proyecto. Con su prolongada y completa campaña para analizar aparatos cotidianos distribuidos en tiendas y por Internet, MarketWatch centra la atención en aquellos fabricantes y distribuidores que no sigan las regulaciones de la UE, privando a sus clientes del ahorro energético que creen que ya disfrutan.

465€ de ahorros anuales es la estimación de la Comisión en base a la regulación existente de producto. Este nivel de ahorros se espera a partir de 2020 cuando los productos eficientes estén consolidados en las casas. Para más información, pinchar aquí.

La OCU pone en marcha la II compra colectiva de carburante

España sigue estando entre los países con los precios de carburante antes de impuestos más altos de Europa, somos el tercer país europeo con la gasolina 95 más cara y el quinto con el precio diésel más elevado. Los hogares españoles gastan de media unos 1.300€ anuales en combustible.

Todas estas son razones que han llevado a la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) a poner en marcha la II Compra colectiva de carburante para que, unidos como en otras compras colectivas que permitieron conseguir interesantes ahorros, se puedan lograr mejores precios al llenar el depósito y reclamar un mercado más justo y transparente.

ocu

Como en la compra colectiva anterior, se pueden conseguir precios más asequibles y un sustancial ahorro en cada repostaje. Miles de consumidores que participaron en la I Compra colectiva de carburante han conseguido un ahorro medio de 75€* al año en combustible.

Quienes se apunten a esta acción,  estarán apoyando el movimiento por una mayor transparencia de los ajustes de los precios y un mercado más competitivo, recibirán consejos para optimizar el consumo mediante un buen mantenimiento y técnicas de conducción eficiente y podrán  acceder a los comparadores de OCU para encontrar la gasolinera más barata de la zona y ahorrar en otros gastos relacionados con el vehículo.

La campaña está abierta hasta el 19 de junio.

Un banco de energía para promover el ahorro energético

Enseñar a gestionar de forma eficiente la energía del hogar a cambio de dar un porcentaje del ahorro a familias que, debido a problemas económicos, no tienen capacidad para cubrir sus necesidades básicas de electricidad, agua o gas es la meta del recientemente creado Banco de Energía.

El banco, una iniciativa de la cooperativa Tarpuna, proporciona formación para hacer un uso más responsable de la energía a aquellos hogares, empresas o instituciones adheridos, y posteriormente destina una parte del ahorro conseguido por éstas a mejorar las condiciones energéticas de los hogares pobres, a la vez que también les da consejos y recursos para que gestionen correctamente los recursos, informa Efe.

banco-energia

El punto de referencia del consumo es el gasto del año anterior a la adhesión, a partir del cual se aplican medidas de ahorro con la conciencia de que los beneficios no son solo propios, sino que conllevan un impacto social, lo que contribuye a mantener el compromiso diario

Los recursos económicos recaudados por el Banco de Energía se destinan a la misma ciudad de donde provienen, con un retorno social de proximidad, mientras que las familias que se benefician de las donaciones son escogidas por los servicios sociales locales, quienes dan prioridad a los hogares más vulnerables.

Por el momento, el proyecto se ha implantado en Premià de Dalt y en Sabadell, donde en 2015 se inició la prueba piloto; y otros municipios como Sant Boi de Llobregat (Barcelona), el Prat de Llobregat (Barcelona) y Vidreres (Girona), así como el Área Metropolitana de Barcelona, han mostrado interés por conocer la iniciativa y evaluar su viabilidad.

Nuevas formas de ahorro energético

El abuso de las compañías eléctricas está siendo combatido por pequeñas empresas que se crean para hacer las cosas de otra manera y apostar por las energías limpias y renovables. 

Una de estas compañías es Lucera, una comercializadora eléctrica que ayuda a los consumidores a reducir la factura de la luz y a que tomen el control de su consumo.

Se definen como la primera compañía eléctrica que gana lo mismo con todos sus clientes domésticos: 3,9 €/mes, consuman lo que consuman. Un margen fijo y transparente que les permite compartir el mismo objetivo: ahorrar y cuidar del medio ambiente. Por la energía, se paga lo que le cuesta comprarla a Lucera, y por el servicio una cuota fija de 3,9€. Así, centran todo nuestro esfuerzo en reducir la factura de la luz.lucera

Suministran energía 100% limpia y apuestan por las renovables sin que por ello aumente el precio, porque entre sus objetivos están los de reducir nuestro impacto sobre el medio ambiente, proteger el entorno y contribuir a un futuro mejor.

Para ayudar a calcular el consumo y el ahorro que se pretende, la empresa cuenta, entre sus herramientas, con una calculadora de derroche, para que el consumidor descubra que tiene vecinos más eficientes. Gente que con hogares similares al suyo, ahorra 142 €/año. La calculadora indica, por ejemplo, que ahorraría 61 €/año ajustando la potencia y otros 93 €/año cambiando a una tarifa con discriminación horaria, entre otras cosas. Y si se aprovecha el cambio para para ajustar la potencia y cambiar a una discriminación horaria, se consigue ahorrar 154 € cada año.

De momento, operan en toda la península y pronto esperan hacerlo también en las islas y en Ceuta y Melilla.

 

Oxfam Intermón edita una guía para un consumo responsable del agua

Necesitamos agua para vivir. Aun así, muchas veces no la valoramos como se merece. Oxfam Intermon ha editado una guía, Consumo responsable del agua, para recordar su importancia, y aporta consejos prácticos para consumirla de forma responsable.

Aunque a veces no seamos del todo conscientes, no siempre hacemos un consumo responsable del agua, señala esta organización. Entre la comodidad de nuestros hogares, donde disponemos de acceso al agua a través de un sencillo gesto, las tiendas donde podemos adquirir agua embotellada para nuestro consumo o los parques con fuentes públicas, a veces cometemos el error de consumir un exceso de agua y no la valoramos como se merece.

En la guía, se explica la situación actual sobre el agua: Aún hay 700 millones de personas en nuestro planeta que sufren escasez de agua; y se aportan consejos prácticos para gastar menos, aplicando sencillos métodos sobre hábitos cotidianos para reducir el gasto.

gasto-agua-726x501

Ideas en la cocina:

  • Al limpiar las verduras o las frutas, puedes colocar un recipiente para que se vaya llenando con esa agua. Utilízala para regar las plantas y te lo agradecerán .
  • No descongelar la carne o el pescado que se va a consumir bajo el grifo. Mejor descongelar de forma natural fuera del congelador, evitando así malgastar litros de agua.
  • Para poder beber agua fresca en las comidas, tener siempre a mano una jarra en el frigorífico para no tener que abrir el grifo y dejar que corra el agua hasta que salga fría.
  • Procura llenar la lavadora y el lavavajillas hasta el total de su capacidad de carga, así evitas poner más ciclos de los que son estrictamente necesarios. Te recomendamos también mirar el consumo de agua de cada aparato antes de comprarlo ya que puede haber grandes diferencias.
  • Coloca atomizadores en los grifos (los encontrarás en la mayoría de ferrerías). Cuestan entre 6 y y 20 euros y puedes ahorrar  hasta un 50% de agua.

En el baño:

  • Con las calderas condensadas actuales se puede regular sin problema el nivel de calor del agua caliente. De este modo no tendremos que dejar el grifo de la ducha abierto y desperdiciar agua hasta que ésta salga a la temperatura deseada.
  • Si mientras te enjabonas o te lavas los dientes cierras el grifo, también estarás ayudando a reducir el consumo de agua.
  • Dúchate en vez de bañarte. Se ahorran unos 120 litros de media cada vez.
  • Cada vez que tiramos de la cadena del váter gastamos entre 6 y 12 litros de agua. Con una cisterna de doble carga(las que permiten vaciar la mitad o la totalidad de la capacidad de la cisterna), estarás ahorrando hasta un 50% de la cantidad de agua utilizada.

La guía se puede descargar pinchando aquí

El día sin compras

Mañana,  viernes 27 de noviembre se celebra el Día sin compras, una jornada mundial de protestas en la que se invita a la población a no consumir con la finalidad de denunciar el actual modelo de producción y consumo y promover formas de consumo alternativo.

“Comprar o no comprar, esa es la cuestión”. Con este lema, cada año, se celebra esta jornada que coincide precisamente con uno de los días más consumistas en Estados Unidos y exportada a muchos otros países, entre ellos, el nuestro,  el llamado Black Friday (Sí, así Black friday, porque ya que importamos, lo traemos todo, ¿para qué traducirlo?)El temible viernes del consumo por el consumo, cuando la mayoría de las tiendas hacen atractivos descuentos que abren la temporada de compras navideñas.

el día sin compras

Por fortuna, hay otras organizaciones: ecologistas, contra la pobreza, ongs…, que han aprovechado la misma fecha para concienciar del exceso consumista con el Día sin compras. Así denuncian el modelo económico y el consumo de tantos productos que se fabrican en lugares lejanos y por personas que no podrán disfrutar de ellos.

Fundado, en 1992, por el artista Ted Dave para protestar contra los excesos consumistas, el Día sin  compras fue promovido después por la revista canadiense Adbusters, el colectivo de autores de la conocida como “revista de la ecología mental”

España ha duplicado su huella ecológica global en los últimos 40 años (WWF, 2014).

870 millones de personas en el planeta pasan hambre, mientras 500 millones tienen problemas de obesidad (FAO, 2013).

Un tercio de los alimentos producidos se tira a la basura en buen estado (FAO, 2013).

Al año se sacan al mercado de la UE casi 100.000 millones de bolsas de plástico, lo que quiere decir que a cada europeo le corresponde una media de 198 bolsas al año. Un danés o un finlandés utilizan cuatro bolsas de plástico ligeras al año, en España la media se sitúa en 238 bolsas (Comisión Europea, 2013).

Hay más de 6.000 millones de líneas de telefonía móvil en el mundo (según la Unión Internacional de las Telecomunicaciones), solo en España en julio de 2013 había 55,19 millones de líneas que supone 1,2 líneas por habitante (CMT, 2013).