BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Archivo de la categoría ‘Economía circular’

Calzado vegano hecho en España de forma artesanal

Slowwalk Co. es una empresa de calzado sostenible, transparente y responsable con la sociedad que nació hace dos años en Elche con la intención de crear un estilo de vida relajado y pausado.

Slowwalk forma parte de la empresa familiar Caparrós con muchos años de experiencia en la confección de calzado tradicional en Elche, cuya misión se centra en tres puntos: crear valor y marcar la diferencia; hacer del mundo un lugar un poco más verde; y llevar el nombre del calzado de Elche por todo el mundo.

Sus nuevos modelos ecológicos son aptos para los amantes del calzado vegano, con una línea Teemo que ofrece zapatos y zapatillas diseñados únicamente con materias primas renovables de origen vegetal, recicladas y orgánicas.

Se trata de una línea exclusiva y de edición limitada fabricada con retales de lona tintadas de aguas, sin productos químicos, con suelas de goma de latex natural o de caucho procedente de los pisos de otros calzados ya usados. El proceso de fabricación es a mano y artesanal, lo que reduce el consumo energético. De esta manera, se disminuyen las emisiones de CO2. Y además, cuando la vida del zapato llega a su fin, está diseñado de tal forma que se puede separar la suela del corte para que se pueda reciclar.

Las nuevas creaciones de Slowwalk cuentan con el certificado de protección animal Vegan Approved de PETA (Personas por el Trato Ético de los Animales) y Animal Free, que asegura su fabricación completamente libre de cualquier componente animal, por lo que Teemo  es un calzado 100% Animal Friendly, respetuoso con la vida de los animales . El concepto sostenibilidad se estira al máximo con el envoltorio y packaging, puesto que está fabricado con cartón 100% reciclable.

Con tiendas propias en Corea del Sur, España, Taiwan y China, también está presente en países como Italia, Francia, México o Chile.

“Cada día se cuestionan más los métodos de fabricación de ropa y calzado, el mundo evoluciona, y la industria también, y se han presentado en los últimos años creaciones que no utilizan materiales de origen animal. El calzado Veggy, cada día es más común, y Slowwalk, con una línea Teemo, ofrece unos modelos diseñados únicamente con materias primas renovables de origen vegetal, recicladas y orgánicas”, señalan en su web.

Pantalones hechos con redes de pesca recicladas

Ternua es una empresa y una marca de ropa, radicada en el País Vasco, que está desarrollando proyectos basados en la economía circular. El último se denomina Redcycle y consiste  en el reciclado de redes de pesca abandonadas para transformarlas en hilo con el que hacer pantalones.

No es nuevo su propósito de cumplir con la economía circular, dando una segunda vida a los objetos. Así, desde  1994, han  ido dando pasos en el ámbito de la sostenibilidad y han elaborado prendas con botellas de plástico, con moquetas de tren o con otras prendas ya en desuso…

 

El objetivo es no fabricar tejidos nuevos sino reciclar los recursos que ya existen al alcance y darles otra vida y convertirlas en prendas sostenibles y comprometidas con un futuro mejor.

El proyecto, apoyado por el Gobierno Vasco, une a instituciones, cofradías, pescadores vascos y a Ternua para sensibilizar y concienciar a la sociedad y al sector pesquero de proteger el planeta y conseguir entre todos, una Tierra mejor.

Para ello, Ternua se ha asociado con la empresa italiana Aquafil, pionera en un proceso de reciclaje único que permite transformar las redes en desuso, junto con otros materiales de desecho de Nylon mediante el proceso de regeneración Econyl®, en hilo regenerado Econyl®.

Ternua se involucra en la recogida de redes en las diferentes cofradías gipuzkoanas y vizcaínas de Bermeo, Getaria y Hondarribi.  Desde ahí, las redes son enviadas a Eslovenia, donde Aquafil prepara, desmenuza y limpia los residuos para mandarlos a la planta de regeneración de Econyl.

Allí, los residuos acaban convirtiéndose en hilo Econyl, que se envía a los productores de tejido. El hilo final es el resultado de la mezcla del reciclado de redes de pesca con otras materias recicladas (como moquetas). Ese hilo es enviado a Barcelona, donde se desarrollan los tejidos y, una vez en Mondragón, comienza el proceso de diseño y desarrollo de las prendas.

El resultado es un nuevo tejido que pasa a transformarse en una prenda reciclada.

Los beneficios medioambientales declarados por cada kilo de redes de pesca recogidas forman parte de un proyecto de eco-innovación llamado Proyecto EUfir.

Las cifras del proyecto Redcycle:
La cantidad de redes en desuso recogidas por Ternua en 2016 asciende a 13 toneladas.

Según datos de la Agencia Europea del Medio Ambiente,  640.000 Toneladas de redes descansan hoy en los fondos marinos.

Con este proyecto, la disminución de dióxido de carbono equivale a 39.500 kilos de co2, la disminución del uso de recursos naturales equivale a 18.612 kilos de petróleo y la de residuos que acaban en vertederos o que son incinerados o que acaban en el fondo del mar equivale a 10.000 kilos.

La concienciación, clave para que no se tiren residuos recuperables

El 99% de los españoles opina que el abandono de deshechos en lugares públicos (littering) es fruto del mal comportamiento ciudadano, según una encuesta encargada por PlasticsEurope.

La medida más eficaz para luchar contra este comportamiento son las campañas educativas y de concienciación, según el 69% de los encuestados. Siete de cada 10 españoles no creen que prohibir el consumo de productos sea una medida eficaz para reducir los deshechos.

PlasticsEurope es una asociación europea de fabricantes de materias primas plásticas, que ha elaborado el estudio en colaboración con la consultora ENET Consulting.

Los resultados destacan que, si bien el mal comportamiento ciudadano es lo que más afecta a tirar basura en lugares públicos, la falta de infraestructuras y la insuficiente frecuencia de recogida también influyen negativamente según un 79% de los consultados.

Para un 75% de las personas preguntadas, la falta de información sobre las posibles consecuencias del abandono de basura también influye de manera importante.

Evitar que se tiren los residuos es posible y existen diferentes medidas que se pueden llevar a cabo. Pero no todas son percibidas de la misma manera por los ciudadanos.

Así, el 94% de los entrevistados opina que pedir más responsabilidades a los propios ciudadanos, mediante campañas de concienciación que sensibilicen y eviten comportamientos indebidos sería una medida buena o muy buena para combatir el problema. Y el 86% valora positivamente las medidas encaminadas a sancionar los actos incívicos.

En cuanto a prohibir el uso de productos que terminan de manera frecuente tirados por ahí, parece que no es la solución para la gran mayoría de los ciudadanos. De hecho, el 70% de los entrevistados considera esta medida poco efectiva. Por el contrario, prefieren aumentar la cantidad de papeleras, contenedores y su frecuencia de recogida, medida apoyada por el 91% de los encuestados.

De hecho, cuando se les pregunta que indiquen la medida más eficaz para combatir el problema, los resultados dicen que un 69% cree que la medida más eficaz es incrementar la concienciación ciudadana; un 27% opina que lo más eficaz es incrementar el número de papeleras, contenedores y la frecuencia de recogida; y tan sólo un 4% opta por prohibir el consumo de ciertos productos.

El estudio, realizado con el objetivo de conocer la percepción de los ciudadanos sobre el problema del abandono de desechos en espacios públicos, se ha elaborado mediante una encuesta online a una muestra de 1.000 personas, entre los meses de enero y febrero de este año.

La encuesta pone de manifiesto la necesidad de incrementar la concienciación ciudadana también sobre el valor que tienen los residuos. Inculcar a la sociedad  que los residuos son recursos valiosos que pueden ser aprovechados, sin duda fomentará que todos seamos más responsables y cívicos a la hora de gestionar la basura que generamos tanto en casa, como en la calle, en el campo o en la playa, según PlasticsEurope.

Dar a conocer el valor de los residuos es una parte importante de la iniciativa Cero Plásticos en Vertedero de esta asociación. Es clave que tanto los ciudadanos como las instituciones públicas reconozcamos el valor que tienen los residuos y no se permita que aquellos que sean reciclables o valorizables, como por ejemplo los residuos plásticos, acaben abandonados o en los vertederos. Sólo así, seremos capaces de gestionarlos mejor y aprovecharlos al máximo ya sea a través del reciclado o de las diferentes opciones de recuperación energética”, señala Ignacio Marco, director general de la asociación en España.

El Parlamento Europeo pide a los fabricantes más piezas de recambio de sus productos

El Parlamento Europeo ha instado a la Comisión Europea a que proponga medidas para exigir a los fabricantes que garanticen la disponibilidad de piezas de recambio de sus productos. El objetivo es luchar contra la obsolescencia programada: La programación del fin de la vida útil de un producto, de forma que tras un periodo de tiempo calculado por el fabricante este se torne obsoleto, no funcional e inútil.

El llamamiento de los eurodiputados es una recomendación sobre el alargamiento de la vida útil de los productos, aprobada por unanimidad por la comisión de Medio Ambiente de esta institución. En ella se recoge, además, la necesidad de adoptar disposiciones legales para garantizar que los consumidores conozcan el periodo de disponibilidad de las piezas de recambio esenciales para la utilización del producto.

La iniciativa complementa las acciones  que está llevando a cabo la UE para transitar hacia una economía circular, donde nada se desperdicie, y aunque no es una iniciativa  legislativa, pretende que la Comisión proponga medidas al respecto.

Los eurodiputados también votaron a favor de incluir un llamamiento dirigido tanto al ejecutivo de la UE como a los Estados miembros, para que tomen medidas contra la obsolescencia programada.

En concreto, se pide a la Comisión a que examine los informes sobre el diseño deliberado de los teléfonos inteligentes para tener una duración de vida muy limitada y que proponga medidas al respecto. También,  que proponga que los fabricantes asuman los costes del reciclado en caso de que sus bienes tengan una vida útil prevista inferior a cinco años; y en este sentido, pide a los Estados miembros que impongan sanciones a la puesta en el mercado de productos de corta duración por mala calidad, o no “reparabilidad” y al uso de prácticas de obsolescencia programada.

Otras medidas aprobadas se refieren a la obligación para los fabricantes de diseñar productos de forma que sea posible la sustitución de las pilas, a hacer un mejor uso de la etiqueta ecológica de la UE para prolongar la vida útil de los productos y a que la vida útil prevista del producto debe indicarse en la etiqueta ecológica de la Unión Europea.

Las medidas de las instituciones en favor de una economía circular se suman a la multitud de iniciativas que están surgiendo en las ciudades y que ponen en marcha organizaciones sociales. Una de esas acciones es la de Amigos de la Tierra: La elaboración de un mapa con los establecimientos que arreglan las cosas.

La moda sostenible y ética llega al Parlamento Europeo

Hoy comienza la semana Fashion Revolution  y promete ser especial para toda la industria textil y  para todos los que llevan tiempo reivindicando un cambio profundo en su desarrollo.

También para The Circular Project, el primer espacio de Madrid especializado en la comercialización y difusión de la moda sostenible y ética, que con su nombre alude a la Economía Circular y fomenta una moda cuyos materiales al final de su vida puedan integrarse de nuevo en la Naturaleza, para que se reutilicen, reciclen y optimicen.

The Circular Project y su impulsora, Paloma García, apoyarán in situ la presentación y votación posterior del informe textil abanderado por la eurodiputada Lola Sánchez Caldentey, del Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica, en el Parlamento Europeo. También estarán en esta sesión Cristina Sánchez activa colaboradora de la campaña internacional Fashion Revolution Spain, José A. Martínez impulsor de Stars for workers y Javier Gallego Crudo que será el altavoz con su  programa de radio independiente Carne Cruda, emitiendo en directo la presentación del informe desde el Parlamento Europeo, este miércoles 26 de abril.

La industria textil dista mucho de ser responsable, ética, sostenible y es la segunda industria más contaminante del planeta y en la que más abusos laborales se producen, señala Paloma García. Por eso, esta semana promete ser muy especial para toda la industria y para los que llevan tiempo reivindicando un cambio profundo, como ella.

El informe textil de Lola Sánchez Caldentey, elegida en dos años consecutivos la eurodiputada más justa por la Fundación Max Van der Stoel, se votará este jueves 27 de abril en el Parlamento Europeo.

Sánchez Caldentey hizo una llamada de atención hace unos meses en la Eurocámara y puso de nuevo sobre la mesa las promesas incumplidas después de los terribles acontecimientos de Daca (Bangladesh) el 24 de abril del 2013, cuando se derrumbó el Rana Plaza y murieron 113 trabajadores del textil. Solicitó reabrir el asunto y comenzar a trabajar de forma eficaz para facilitar unos mecanismos que faciliten la trazabilidad y la transparencia en toda la cadena de suministro en un sector que hasta ahora resulta muy opaco.

De este modo se redactó el Informe 2016/2140 (INI) que pretende ser vinculante para todos los actores implicados y que pide a la Comisión Europea una propuesta legislativa sobre obligaciones de diligencia debida.

En este informe se pone de manifiesto entre otras cosas que:

  • La cadena de suministro del sector de la confección se encuentra entre las que más riesgo tienen de que se produzcan violaciones de los derechos humanos y de la dignidad de las personas.
  • El desarrollo económico no puede avanzar si no es de la mano de la justicia social. Esto exige una gestión responsable de todas las cadenas de valor mundiales.
  • La dispersión geográfica de las diferentes etapas de los procesos de producción, los bajos precios, los cortos periodos de entrega, la subcontratación y las relaciones de corta duración entre comprador y proveedor hacen que se reduzca la visibilidad y la transparencia y aumente el riesgo de la violación de derechos humanos y labores, así como los daños medioambientales.

“El consumidor tiene derecho a saber y por ello la transparencia se considera el eje motor y un requisito indispensable e irrenunciable por el que trabajar y legislar. Mientras tanto –señala Paloma García- seguiré diciendo: producción local, consumo local para un cambio global”.

Málaga se convierte en la capital de la nueva economía

Málaga será la próxima semana, del 19 al 22 de abril, la capital mundial de la nueva economía. El Foro Global sobre Nueva Economía e Innovación Social (NESI) reúne por primera vez en la historia a los principales representantes internacionales de los llamados Nuevos Movimientos Económicos (NEMs).

Estos movimientos ya están demostrando la viabilidad de otros modelos alternativos como la Economía Social y Solidaria, la economía del Bien Común, la Economía Colaborativa (basada en valores), la Economía Circular, el Comercio Justo, las Empresas Sociales, las Ciudades en transición o el Decrecimiento y sus representantes más significativos estarán en la ciudad andaluza.

El objetivo principal de NESI Global Forum, es fortalecer la colaboración entre todos los movimientos, organizaciones y personas que trabajan para avanzar en la transición hacia una economía más democrática y orientada a las personas.

Expertos como Christian Felber, fundador de la Economía del Bien Común, centrada en la contribución social de las empresas; Gunter Pauli, fundador y presidente de la Fundación ZERI (Zero Emissions Research and Initiatives) y creador de la Economía Azul, que busca la simbiosis entre la naturaleza y la economía para reducir el impacto ambiental; o Peter Holbrook, miembro de la organización Social Enterprise World Forum y líder de la división en Reino Unido, que aglutina a más de 20.000 empresarios británicos centrados en el emprendimiento con fines sociales, participarán como ponentes en el Foro para promover un nuevo discurso económico que posibilite fomentar el bienestar de todas las personas.

También estarán Tessa Wernink, cofundadora de Fairphone de esta empresa social que irrumpe en el mercado de la telefonía móvil centrándose en la transparencia y en los valores sociales; Eliza Anyangwe, directora de medios de TheRules.org, nacida en Camerún con sede en Londres, un colectivo que conecta los movimientos sociales, expone las causas profundas de la pobreza, la desigualdad y el cambio climático y da visibilidad a las alternativas al sistema actual; o Joan Antoni Melé, fundador de la empresa Taller de Conciencia, miembro del Consejo Asesor de Triodos Bank y promotor de la banca ética en España.

A Málaga acudirán más de 400 expertos en la nueva economía y representantes de hasta 15 movimientos económicos presentarán la Carta de Málaga, creada con la colaboración de 600 expertos de todo el mundo, y que posiciona a esta ciudad como referente mundial en innovación social y nueva economía.

Campaña para encontrar 1.000 establecimientos que alargan la vida útil de las cosas

Como ya conté aquí hace unas semanas, Amigos de la Tierra ha puesto en marcha Alargascencia. org, un directorio de establecimientos que se rebelan contra el modelo de consumo de “comprar, usar y tirar” y que alargan la vida útil de los productos: arreglando, compartiendo, reparando, alquilando, intercambiando o utilizando productos de segunda mano.

Después de lanzar esta idea, Amigos de la Tierra ha comenzado otra campaña dirigida a conseguir que el directorio crezca y que los ciudadanos interesados en cambiar su modelo de consumo envíen los contactos de establecimientos que se dedican a reparar las cosas contra el vicio del consumo disparatado. El objetivo ahora es llegar a los 1.000 locales.

Para ello, quienes envíen los datos de estas tiendas de reparación, compra de segunda mano, alquiler o trueque para que la organización ecologista lo incorpore a Alargascencia, entrará en el sorteo de cuatro regalos, donados por los propios establecimientos.

“Con tu sugerencia –señalan- ayudas a que más personas puedan beneficiarse de la iniciativa, apoyas a estos pequeños establecimientos y pones tu grano de arena contra la obsolescencia y el consumo desmesurado de recursos”.

Los premios son: una silla de paseo para bebé de segunda mano de Mi Mami es Lista, un perchero fabricado con palets reciclados de EcoDeco, un delantal hecho a partir de material reciclado de Al Trapo Lab y un bolso reciclado de Boa vida Trapera.

Seis pasos para ser más sostenible y ahorrar

Llevar un modo de vida más sostenible y, por lo tanto, más respetuoso con el medio ambiente no es difícil. A pesar del consumismo exagerado que estamos acostumbrados a ver a nuestro alrededor, cada vez hay más alternativas que te llevan por el camino de la sostenibilidad.

El hervidero de ideas propone seis sencillos pasos para conseguirlo. Estos son:

Comprar a granel
Existen miles de razones de por qué consumir a granel: ahorro de envases, apoyo del comercio local, ayuda a comprar sólo lo que necesitamos, reducción de residuos, elección del producto, etc. Hay muchas cosas que se pueden comprar a granel: café, té, legumbres, fruta, verdura, carne, pescado, embutido, queso… entonces, ¿por qué comprar todo envasado? Lo mejor para poner en práctica esta idea es recorrer el barrio o zona e ir descubriendo pequeños comercios que ofrecen productos sin envasado.

Elimina el plástico de tu vida
El plástico es el cáncer de la sostenibilidad, la cantidad de residuos que producimos es tan grande que ya no tenemos capacidad de gestionarlos y reciclarlos, por lo que una de las primeras cosas que debemos hacer si queremos ser más sostenibles es eliminar en la medida de lo posible el plástico. Es necesario eliminar las bolsas de plástico y acostumbrarnos a decir que no queremos bolsa cuando compremos. La solución es llevar una bolsa de tela para evitar el uso de las de plástico. Además muchas de las cosas que son de plástico y usamos en nuestro día a día, pueden ser sustituidas por alternativas más sostenibles.

Reduce tus residuos
Si empiezas a llevar a cabo los dos pasos anteriores, conseguirás reducir la cantidad de residuos que produces. Minimizando lo que consumimos y reutilizando antes de comprar lograremos producir menos basura y contaminar menos. Muchos desperdicios se pueden reutilizar utilizando la creatividad y el ingenio.

Cosume con coco
A la hora de comprar, hay que platearse si se necesita, si es necesario que sea nuevo, si se puede comprar de segunda mano o alquilarlo o si existe un alternativa sostenible.
Nuestra compra es la manera de apoyar un tipo de empresa, negocio, consumo, de trabajo e incluso de sociedad, comprando productos eco de marcas sostenibles estamos fomentando el desarrollo sostenible, la mejora y conservación del Medio Ambiente y la inserción de personas en riesgo de exclusión social; apoyando un conglomerado de empresas más variado  y ayudando a preservar oficios de toda la vida.

Busca una cooperativa de alimentación en tu barrio
Las cooperativas de alimentación son una buena opción para fruta y verdura fresca y de temporada cultivada de forma sostenible. No tenemos más que buscar qué cooperativas hay por nuestra zona y hacer la compra allí, para empezar a ser más eco.

Ahorra agua y energía
Tienes muchas vías para convertir tu casa en un hogar sostenible, todo es ir paso a paso. Los puntos básicos que hay que tener en cuenta son estos: calefacción,, asilamiento, electrodomésticos, iluminación, aire acondicionado, agua caliente y ordenadores.

Cambiando pequeños aspectos dentro de cada campo, la vivienda podrá ser cada vez más sostenible y tener un consumo más eficiente: cambiar las bombillas normales por bombillas LED, no dejar ningún aparatos en standby, instalar doble ventana, regular la temperatura de la calefacción y el aire acondicionado, cocinar grandes cantidades y congelar para ahorrar energía…

El Hervidero de Ideas es una empresa creativa que pone en marcha proyectos e iniciativas innovadoras para la mejora social y medioambiental impulsando empresas que quieran ser más sostenibles y promoviendo el consumo y hábitos responsables. También se dedica a crear programas formativos y educativos, así como espacios e iniciativas que fomenten la sostenibilidad. Acerca la sostenibilidad a consumidores y empresas a través de la creatividad, señalan sus responsables, María Nagro Barroso y Beatriz González Dopico.

La Red Zero Waste Europe anima a Madrid a reciclar sus residuos

El 60% de los residuos que generamos se destinan directamente a vertederos o incineradoras y sólo el 40% se recoge por separado para ser reciclado y compostado.

Los impactos negativos de estas prácticas son evidentes y dramáticos. Los desechos plásticos constituyen entre el 60% y el 80% de los residuos marinos y es uno de los problemas de contaminación más extendidos del mundo. Aunque el aumento de la recogida selectiva y el reciclaje  tiene un papel que desempeñar y representan una vía esencial para responder a este problema, según afirma la Red Zero Waste Europe (Residuo Cero Europa), que engloba a municipios, comunidades y entidades sociales europeos.

Esta red considera que Europa se encuentra en una encrucijada en cuanto a su modelo de producción y consumo y que el sistema actual no es sostenible no sólo por razones ecológicas sino también por razones sociales y económicas.

Red Zero Waste Europe  junto con  la Plataforma Aire Limpio-Residuo Cero Madrid, celebrará en Madrid el próximo 31 de marzo la conferencia La solución: Residuo Cero.

La red ha elegido Madrid como sede de su conferencia porque considera que la gestión de residuos es un tema de actualidad en la capital y porque  los movimientos ciudadanos están comprometidos con introducir mejoras en el sistema.

En este sentido, señala a la Plataforma Aire Limpio – Residuo Cero Madrid (miembro de la red Residuo Cero Europa), que ha publicado la propuesta alternativa para la Gestión de Residuos Municipales en la Comunidad de Madrid en base a los principios de Residuo Cero, y a los cada vez más numerosos proyectos, grupos, y municipios interesados en desarrollar e implementar experiencias de Residuo Cero.

A la vez, el movimiento considera que las instituciones están reaccionando, ya que el Gobierno de la Comunidad de Madrid está elaborando la Estrategia de Gestión Sostenible de los Residuos de la Comunidad de Madrid (2017 – 2024); y en el plano local, el Ayuntamiento de Madrid está haciendo su propio Plan de Residuos.

En ambos casos, la Plataforma Aire Limpio – Residuo Cero Madrid ha defendido el desarrollo de políticas de residuos basadas en los principios y las experiencias de Residuo Cero y ha puesto énfasis en la necesidad de excluir la incineración de residuos y otras malas prácticas en gestión de residuos.

Vertedero de Loeches. Imagen de la Plataforma Aire Limpio – Residuo Cero Madrid

La red espera que este impulso hacia Residuo Cero en Madrid sea una semilla que brote también en el resto del Estado y ayude a mejorar la gestión de residuos en otros lugares.

La conferencia Solución: Residuo Cero presentará la visión de las estrategias de Residuo Cero, a partir de las experiencias más novedosas europeas. Así, durante la jornada, se profundizará en la importancia de la recogida selectiva de la materia orgánica como una herramienta imprescindible para alcanzar Residuo Cero. También, en las ventajas de la reparación y reutilización, más allá del reciclaje, y en la necesidad de que los fabricantes de productos asuman su responsabilidad en la prevención, la gestión y la utilidad de implantar sistemas de depósito para devolver los envases.

Por último, se hablará del trabajo de los municipios europeos Residuo Cero, del Plan de Residuos del Ayuntamiento de Madrid o de iniciativas como el agro-compostaje y la red de huertos urbanos.

Posteriormente, durante los días 1, 2 y 3 de abril se celebrará también en Madrid el Encuentro General Anual de la Red Zero Waste Europe.

En Europa, diseñadores pioneros están trabajando en proyectos que hacen frente a la obsolescencia programada y al despilfarro de envases. Estos planes tienen como objetivo afrontar la generación de residuos desde el origen, eliminando el “mal diseño” desde su entrada en la cadena de suministro y proponen soluciones alternativas de residuo cero. Todas estas iniciativas están capitalizando las oportunidades de cambio hacia una economía circular.

El movimiento Zero Waste Europe fue creado para animar a las comunidades a repensar sus relaciones con los recursos. Un número cada vez más creciente de regiones, municipios, grupos locales, empresas y entidades ciudadanas están tomando conciencia y dando pasos hacia la eliminación de residuos en la sociedad.

La red  enlaza y comunica a estos grupos y les apoya ofreciéndo conocimiento independiente y proporcionando herramientas  sencillas para impulsar el cambio de manera más eficiente.

Es a la vez una  red de conocimiento y un grupo  de defensa que representa a comunidades activas en muchos países de la Unión Europea y pretende conseguir que todo el residuo superfluo e innecesario se elimine y todo lo que se produzca y sea puesto en el mercado pueda ser reutilizado, reparado, compostado o reciclado de nuevo en el sistema.  Cualquier cosa que no pueda ser reparada, compostada o reciclada debería ser rediseñada, reemplazada o prohibida su comercialización.

Conferencia La Solución Residuo Cero
Viernes 31 de marzo de 2017
De 10h a 18h en Medialab Prado. C/ de la Alameda, 15. Madrid.

Directorio de locales que alargan la vida de las cosas

Alargascencia. org es una iniciativa de Amigos de la Tierra, un directorio de establecimientos que se rebelan contra el modelo de consumo de “comprar y tirar” y que alargan la vida útil de los productos: arreglando, compartiendo, reparando, alquilando, intercambiando o utilizando productos de segunda mano.

Una alternativa que la organización propone al consumo lineal que han impuesto los mercados y las grandes empresas y a la obsolescencia programada y percibida. La largascencia cierra círculos y acaba con el sistema actual de extraer recursos naturales, usarlos (pocas veces) y tirarlos.

“Somos conscientes –dicen- de que cada vez los productos son menos duraderos y más difíciles de reparar y reutilizarse. También sabemos que el sistema actual promueve esta realidad y consideramos que la ciudadanía es la más perjudicada. Queremos dar la vuelta a esta situación, conocida como obsolescencia programada, poniendo en marcha esta herramienta colaborativa”.

La ingente producción de residuos y el despilfarro de recursos en vertederos e incineradoras tienen una solución que es reducir, reutilizar y reciclar. El reciclaje es una opción cuando un producto ha perdido su utilidad y no se puede aplicar ninguna de las opciones previas: la reducción o la preparación para la reutilización.

Como el reciclaje no es suficiente para reducir el uso de recursos naturales, si la demanda de consumo sigue la actual espiral de crecimiento, proponen empezar por el principio, la reducción, y apuestan por el uso de bienes duraderos, reparables, compartidos y comunales.

Es otra forma de consumo que alarga la vida de las cosas, por eso, siguen  recopilando, en un directorio, tiendas, talleres y, en general, lugares donde se  proporcionan servicios que arreglan cosas. El directorio está abierto para que cualquiera que entre a consultar y conozca  más iniciativas similares, lo comunique para que sean incorporadas a este mapa.

Entre los productos incluidos figuran textiles y complementos, muebles, aparatos eléctricos, juguetes, ocio y deporte y herramientas; y también servicios de alquiler, segunda mano, préstamo, recogida, recuperación, reparación, trueque o venta de segunda mano.