Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Entradas etiquetadas como ‘ahorro’

Mejores precios de luz y gas en la compra colectiva de energía de Anae y Selectra

Unos 20.000 consumidores que se han inscrito en la III Compra colectiva de Energía organizada por Anae y Selectra conseguirán durante un año un ahorro del 10% en sus facturas de luz y gas con respecto a los precios de referencia de los últimos meses.

Las comercializadoras Endesa y Podo han ganado la subasta de esta Compra colectiva puesta en marcha por la Asociación Nacional de Ahorro y Eficiencia Energética (Anae) y Selectra.

La oferta se lanzó en el mes de enero con el objetivo de que los ciudadanos paguen menos en sus recibos de electricidad y gas natural, tras el encarecimiento continuo de los precios en los últimos años. En 2018, el recibo eléctrico alcanzó una media anual de 800,74€ , un 3% más que en 2017.

Dependiendo de las características del suministro que los inscritos hayan registrado, estos tendrán habilitada una u otra oferta y estarán disponibles en cualquier punto de España, incluidas las Islas Baleares y Canarias.

Como ventajas de esta iniciativa de ahorro, todas las tarifas se mantendrán sin cambios ni subidas durante un año y no contarán con permanencia. Además, se trata de una de las tarifa de luz más baratas del mercado y es, además, de origen 100% renovable.

De las más de 20.000 personas que se han inscrito a la compra colectiva, un 58% se interesó por la oferta de electricidad, mientras que un 39% se apuntó a luz y gas y tan solo un 2% sólo a gas.

Todos los inscritos recibirán por correo electrónico su oferta adaptada a las características de su suministro y por este mismo medio podrán acceder a la plataforma habilitada para cerrar su contratación de forma totalmente gratuita.

Además, Anae y Selectra han negociado que durante la próximas semanas la oferta quedará abierta para todos aquellos consumidores que deseen consultarla sin compromiso a través de la página club.selectra.es o llamando al 91 123 12 60, donde deberán indicar en qué suministro quieren ahorrar: luz, gas o ambos.

Las compras colectivas han demostrado ser herramientas eficientes a la hora de conseguir mejores condiciones económicas en las facturas, tanto en España como otros países europeos.

45.000 familias se apuntaron a la primera y segunda compras colectivas llevadas a cabo por Anae y Selectra en años anteriores y el ahorro medio obtenido fue de 180€ al año para aquellos que contrataron tanto luz como gas.

La Asociación Nacional de Ahorro y Eficiencia Energética es una plataforma de ayuda a los consumidores de energía y agua, independientemente de cuál sea su condición o actividad. Es una organización no gubernamental, apolítica y sin ningún vínculo con compañías generadoras, distribuidoras o comercializadoras de energía.

Selectra es un comparador de precios de energía y telecomunicaciones para hogares y pymes que opera en España y Francia.

Tecnología 4.0 para que los pequeños agricultores ahorren agua

Prismab, una startup tecnológica española que diseña, fabrica y comercializa sistemas de medición agronómica accesibles para los pequeños agricultores y de bajo coste, ha desarrollado unos sensores con los que se puede, a través de una aplicación y una plataforma digital, reducir hasta el 30% del consumo de agua al año.

El 90% del consumo de agua que se produce en nuestro país proviene de la agricultura de regadío.

Gracias a estos dispositivos, el profesional va a ajustar las necesidades de agua, puede ahorrar hasta 2.000 euros de media por explotación pequeña y puede, además, controlar parámetros como la humedad, indispensable para combatir las heladas de invierno, la cantidad de agua disponible en el suelo, la salinidad, o la temperatura.

A través de la app móvil, el agricultor coloca alertas que le avisen de la humedad baja, conductividad alta, aviso de precipitación, etc. Además, la plataforma le envía mensualmente un informe detallado sobre los riegos que ha realizado.

Esta tecnología pretende democratizar el acceso de la tecnología básica a los pequeños y medianos agricultores, asegura, Antonio Pastor, CEO de Prismab: “Nuestra misión es incorporar al mundo de las nuevas tecnologías, de la gestión 4.0, a agricultores que hasta ahora no lo han hecho tanto por coste como por dificultad de manejo. Queremos que haya una menor tasa de abandono por parte de los pequeños y medianos productores y que sea más atractivo el relevo generacional dentro del sector”.

Para poder ampliar su sistema, Prismab ha abierto una ronda de inversión participativa a través de la plataforma de impacto social, Bolsa Social, para seguir creciendo, reducir costes de producción y mejorar su estructura comercial.

La previsión de Prismab para 2019 es instalar más de 1.000 sensores, lo que les convertiría en líderes en velocidad de integración de esta tecnología en la agricultura.

En la actualidad la Unesco cifra en 4.600 KM3/año el volumen de agua destinada a consumo humano, y prevé que para el año 2050 esa demanda suba un 30% hasta los 6.000 KM3/año. De todo ese volumen de agua, el 80% se destina para regadío.

En España se cultivan más de 15 millones de Ha de las cuales tres millones de Ha son de regadío. La implantación de sistemas de gestión 4.0 en la agricultura es actualmente del 3,5%, con un volumen de mercado potencial de +1.740M€.

La Bolsa Social es una plataforma de financiación participativa autorizada por la CNMV, que pone en contacto a inversores de impacto y empresas con impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente. La inversión se realiza mediante equity crowdfunding (en vez de donaciones, son inversiones de participantes que obtienen beneficios al colaborar). Si se alcanza el objetivo de financiación, la Bolsa Social formaliza la ampliación de capital en nombre de todos los inversores. Si no se logra, se devuelven las aportaciones sin coste para los inversores.

Vuelve la feria de las ideas para una vida sostenible

Este fin de semana, 9 y 10 de febrero se celebra en la Casa Encendida de Madrid la II Feria Sosteniblemente, una feria gratuita para todos los públicos en la que a través de expositores, talleres y charlas se darán a conocer productos e ideas sencillas para llevar una vida más ecológica y sostenible.

El encuentro está organizado por Transitando, una asociación que impulsa el tránsito hacia ciudades más sotenibles, y en el mismo participarán casi una y treintena de expositores de todos los sectores.

Las distintas entidades participantes ofrecerán productos y servicios que podremos conocer e incorporar a nuestra vida cotidiana, vinculados con temas tan diversos como alimentación saludable y ecológica, cuidado personal, huerta en casa, biodiversidad, movilidad, agua, energía, ropa sostenible, finanzas éticas…

Durante los dos días que dura el certamen también se programarán talleres dirigidos a todos los públicos, que acercarán de una forma práctica y original algunos de estos temas: cosmética natural, alimentación, reciclaje textil, ahorro energético en el hogar, bicicletas y movilidad o factura eléctrica.

Además, habrá espacio para conocer iniciativas o experiencias concretas en formato de microcharlas y se podrán adquirir y consumir en la propia feria algunos productos de alimentación ecológica. La feria pretende ser una buena oportunidad para conocer, compartir y actuar en clave de sostenibilidad.

La plataforma Transitando entiende la ciudad como un entramado de procesos ecológicos y sociales y, por eso, se vale de la ecología, la educación y las ciencias sociales para abordar la intervención en los entornos urbanos. Consideran la ciudad “como un socio-ecosistema, que como tal, se relaciona con el resto de socio-ecosistemas, de los que demanda servicios. Cuanto menor sea la demanda externa, y mayor la provisión directa por el propio ecosistema urbano, mayor será la sostenibilidad y resiliencia de las ciudades”.

Sosteniblemente: 9 y 10 de febrero de 2019.
Horario: Sábado de 11:00 a 20:00 y Domingo de 11:00 a 18:00.
Dónde: Patio y salas de trabajo de La Casa Encendida de Madrid.

 

Anae y Selectra lanzan su III compra colectiva de energía

La Asociación Nacional de Ahorro y Eficiencia Energética (ANAE) y Club Selectra, el portal de ahorro de Selectra, comparador de tarifas de energía, han abierto las inscripciones para su III Compra Colectiva de energía , una acción para ahorrar en las facturas de luz y gas que se realiza por tercer año consecutivo.

La iniciativa busca que los ciudadanos paguen menos en sus recibos de electricidad y gas natural, especialmente tras el encarecimiento continuo de los precios en los últimos años. En 2018, el recibo eléctrico alcanzó una media anual de 800,74€ , un 3% más que en 2017.

En cuanto al gas natural, la factura anual media para quienes tienen contratada la tarifa TUR 3.1, es decir, aquellos que están en el mercado regulado con un consumo hasta los 5.000 kWh al año, ha sido en 2018 de 533,38€, un 4,28% más que el año anterior. Mientras que las personas que tienen contratada la tarifa TUR 3.2, consumidores que están en el mercado regulado con un consumo entre 5.000 y 50.000 kWh al año, han pagado este 2018 un recibo total de 868€.

Aquellos consumidores que deseen sumarse a esta compra colectiva, pueden apuntarse de manera gratuita y sin compromiso en la página club.selectra.es, donde indicarán en qué suministro quieren ahorrar: luz, gas o ambos. En las próximas semanas, cuando esté constituido el grupo de compra, las entidades organizadoras negociarán con las compañías para seleccionar aquellas ofertas de electricidad y gas que ofrezcan mejores condiciones.

A través del correo electrónico, se informará a todos los inscritos del avance del proceso.

Las compras colectivas han demostrado ser herramientas eficientes a la hora de conseguir mejores condiciones económicas en las facturas, tanto en España como otros países europeos.

En las anteriores compras colectivas de ANAE y Selectra, más de 45.000 personas se
inscribieron y el ahorro obtenido fue de hasta 180€ al año aunque, según exponen los promotores, en algunos casos “el ahorro puede ser incluso mayor ya que hay tarifas muy por encima del precio de mercado” .

La Asociación Nacional de Ahorro y Eficiencia Energética (ANAE) es una plataforma independiente de ayuda a ususarios de luz y gas, enfocada al ahorro de energía de los consumidores tanto domésticos como pymes.

Selectra es un comparador de tarifas de luz y gas que opera España y Francia y su objetivo es simplificar la información derivada de las facturas de luz y gas para hogares y pymes.

JAK, otra alternativa a la banca convencional

JAK es un proyecto de banca ética y democrática por una soberanía financiera, de origen sueco que también se ha constituido en España. Se trata de una iniciativa de ciudadanos que se asocian para satisfacer mutuamente sus necesidades de financiación por medio de una entidad de propiedad conjunta, controlada de forma democrática y asamblearia y gestionada con transparencia y con una filosofía basada en la solidaridad, la justicia y la ecología.

En Madrid, el proyecto JAK ha llegado a un acuerdo con la Red de Economía Social y Solidaria (REAS Madrid) para ofrecer ayudas reembolsables sin intereses al alumnado del cursoExperto/a en Gestión y Promoción de Empresas de Economía Social y Solidaria, que imparte la Universidad Complutense. El objetivo es facilitar el pago de la matrícula a aquellas personas que lo necesiten.

La iniciativa plantea una alternativa a la banca convencional y reactiva la economía local a través de la autofinanciación. El tipo de servicios financieros que ofrece son ayudas sin intereses vinculados a fondos sin remuneración. Los posibles beneficiarios de estas ayudas son las personas asociadas de JAK, únicamente personas físicas y autónomos.

El proyecto se basa en la experiencia de JAK Medlemsbank, entidad fundada en Suecia en los años 60 y que en la actualidad cuenta con licencia bancaria y unos 40.000 miembros. Además el movimiento de la banca libre de intereses tiene presencia con iniciativas similares en otros países como Finlandia, Italia, Dinamarca o Alemania.

Las siglas JAK son las iniciales de tres palabras en sueco que definen la filosofía del movimiento: Jord (Tierra), identifica los recursos naturale. Arbete (Trabajo), identifica la aportación que hacemos los humanos en creación, conocimiento y transformación de los recursos.Y Kapital (Capital), identifica los productos obtenidos de la Tierra y del trabajo. Se refiere al capital real en oposición al capital financiero.

Los miembros de JAK consideran que una economía justa debe estar basada en el equilibrio de estos tres factores y consideran los intereses como una de las herramientas que contribuyen a desestabilizar este equilibrio, ya que creen que su uso es aprovechar la escasez del dinero para obtener un beneficio; provoca una fuga continua de dinero de la economía real a la economía financiera; y agudiza las desigualdades sociales.

Por el contrario, esta organización entiende que no utilizar intereses es lo justo y ético por los beneficios que genera para la sociedad, pues se retiene la riqueza donde se produce; el dinero está disponible donde es necesario y no donde se ofrecen los intereses más altos;y pasa a estar controlado por la sociedad y no por una minoría.

En cuanto a las ayudas, se conceden a proyectos que respeten los valores de honestidad, transparencia y corresponsabilidad social y medioambiental y da prioridad a aquellos que representen un beneficio social.

El sistema de ayudas va ligado al ahorro, ya que el dinero concedido a unos miembros procede de los ahorros de otros. Cuando un miembro hace uso del sistema tomando una ayuda debe contribuir a la sostenibilidad del sistema, ahorrando. En función de la cuantía y duración de la ayuda, deberá realizar un ahorro obligatorio de una cierta cantidad de dinero.

Para hacer el balance entre los ahorros y las ayudas de cada miembro se utiliza la unidad de medida “puntos de ahorro”: 1 punto de ahorro equivale a ahorrar 1€ durante 1 mes; y 1 punto de ahorro negativo equivale a tener concedido 1€ durante 1 mes.

Nueva campaña para pedir IVA cero a la venta de bienes de segunda mano

Las organizaciones Amigos de la Tierra y Aeress-Red de recuperadores de Economía Solidaria se han unido para reclamar a la Administración una reducción del IVA a las tiendas y comercios de productos reparados y reutilizados.

No es la primera vez que estas asociaciones piden esta medida en campañas anteriores y ahora se unen para fomentar ambas un consumo sostenible y responsable que permita prolongar la vida útil de los productos.

A la iniciativa también se ha sumado Oxfam Intermón, Ong que contribuye a reducir los residuos textiles y a concienciar sobre la importancia de la reutilización a través de sus tiendas de Segunda Oportunidad. Juntos pretenden alcanzar un modelo de Economía Circular que abandone el modelo lineal de usar y tirar a favor de un consumo más responsable, consciente y sostenible, basado en la reducción del uso de recursos naturales y la igualdad de oportunidades.

La red de tiendas de segunda mano de Aeress vende productos que han sido gestionados para evitar que se conviertan en residuos, a la vez que hacen un acompañamiento a la inserción sociolaboral y dan trabajo a personas en riesgo de exclusión, y los comercios de segunda mano, reparación y alquiler agrupados en el directorio de Amigos de la Tierra, Alargascencia, contribuyen a un mismo objetivo, alargar la vida útil de los productos, luchar contra la obsolescencia y reducir la cantidad de residuos, protegiendo el medio ambiente.

La petición conjunta para solicitar a las administraciones públicas una reducción fiscal conlleva dos medidas; por un lado, IVA cero a la venta de bienes de segunda mano que provienen de la preparación para la reutilización llevado a cabo por entidades sociales; y por otro, una reducción del IVA del 21% al 10% para el resto de comercios locales con servicios de reparación, compra-venta de segunda mano y alquiler.

Cada vez más países se están sumando a las reducciones fiscales para este tipo de productos y servicios. Es el caso de Bélgica, Suecia, Francia, Países Bajos, Irlanda y Reino Unido, “que se han dado cuenta de sus ventajas sociales y ambientales, así como del nicho de empleo que representa”, afirman estas organizaciones que estiman que por cada 1.000 toneladas de residuos gestionados se pueden llegar a crear hasta 296 empleos locales, promoviendo al mismo tiempo el empleo de inserción”, afirman.

Amigos de la Tierra y Aeress han solicitado una reunión con los ministerios de Hacienda y de Transición Ecológica para trasladar la petición, que se enmarca dentro de las políticas de Economía Circular y la aplicación de la correcta gestión de residuos establecida por la Unión Europea, “promocionando la prevención, la reutilización y por último el reciclaje, una máxima que debe guiar a las administraciones de los Estados miembros a la hora de legislar, y establecer las políticas fiscales alineadas con estos principios”.

La campaña incluye también una llamada a otras entidades para que se sumen a la iniciativa en el siguiente enlace. Por el momento ya se han suscrito a la petición Economistas Sin Fronteras, Ecologistas en Acción, ReZero y Surfrider

Amigos de la Tierra y Aeress advierten de que no somos conscientes del ahorro que supone darle una segunda, tercera oportunidad a un objeto: el ahorro en la extracción de materias primas, en la energía y agua que se necesita para su fabricación, en las emisiones de CO2 resultantes de todo el proceso, en el transporte para su distribución, los materiales para su embalaje, o en la gestión de residuos. Y ponen un ejemplo: “tan solo para fabricar una camiseta de algodón se necesitan de media 3.900 litros de agua”, señala Alodia Pérez, responsable del área de Recursos Naturales y Residuos de Amigos de la Tierra.

Laura Rubio, directora de Aeress, señala que “una fiscalidad ambiental que incentive los mejores hábitos de consumo y que favorezca la reutilización puede ser tremendamente eficaz para avanzar hacia una verdadera economía circular y socialmente justa”.

Un ahorro de 215 euros al año en la compra colectiva de telefonía e internet de OCU

La compañía MásMóvil ha sido la ganadora de la III Compra Colectiva de Telecomunicaciones organizada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), tras  haber ofrecido las mejores condiciones de todas empresas telefónicas que han participado en esta iniciativa, a la que se han apuntado ya más de 18.300 personas.

La oferta  de MásMóvil permite añadir un 8% de descuento a cualquiera de sus tarifas y supondrá un ahorro de hasta 215 € al año para los usuarios que ya se han inscrito en esta iniciativa y para aquellos que lo hagan hasta el próximo 30 de agosto, de forma gratuita y sin compromiso.

Con esta nueva compra colectiva, OCU pretende ofrecer a los usuarios la posibilidad de acceder a tarifas más ventajosas en sus servicios de telefonía e internet, teniendo en cuenta que los precios en este sector se han incrementado fuertemente en los últimos cuatro años y que muchos consumidores están sufriendo elevadas tarifas con servicios que ni siquiera necesitan.

Como ventaja añadida, las condiciones contractuales de las tarifas ofrecidas a través de esta compra colectiva están revisadas por el departamento jurídico de OCU, con el fin de que evitar que se incluyan cláusulas abusivas desfavorables para el consumidor.

Como novedad en esta compra colectiva, la Organización de Consumidores ha preguntado a los usuarios sobre lo que no quieren ver reflejado en su tarifa de telefonía o internet. Según los resultados de la encuesta, los consumidores critican algunas prácticas continuas de las compañías que van más allá del precio como las subidas de precio unilaterales, los costes ocultos en el precio y el aumento de servicios a pesar de no hacerlo solicitado expresamente.

La oferta elegida por la compra colectiva de OCU no incluye ninguna de estas prácticas, ya que MásMóvil ha garantizado que no habrá costes ocultos y se ha comprometido a mantener estas tarifas de forma indefinida y sin variaciones en la cuota mensual.

El objetivo de las compras colectivas es facilitar el ahorro a todos los consumidores inscritos. Hasta la fecha, han participado más de 1,1 millón de consumidores españoles en el movimiento de las compras colectivas de OCU, en gastos tan habituales y básicos como la energía, la telefonía o los carburantes.

 

 

La OCU lanza la III compra colectiva de telecomunicaciones

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), ha lanzado la tercera edición de compra colectiva de telecomunicaciones, www.quieropagarmenos.org, a la que ha invitado a participar a todas las compañías telefónicas que ofrecen servicios fijos y móviles para que presenten la mejor tarifa posible para los inscritos.

 

OCU calcula que los consumidores podrán conseguir con esta compra colectiva un ahorro medio de hasta 171 euros al año en internet, fijo, móvil y televisión, según datos de anteriores ediciones.

Los interesados pueden inscribirse hasta el próximo 30 de agosto, de forma gratuita y sin compromiso. Cuantos más consumidores se inscriban, más posibilidades de negociación y mayores serán las posibilidades de ahorro para los usuarios, afirma la organización.

OCU comunicará qué tarifas han resultado ganadoras a partir del mes de junio a todos los inscritos con una valoración del ahorro que obtendrán si las aceptan. Si el usuario lo desea, podrá también elegir entre cualquiera de las otras tarifas disponibles o conservar su tarifa actual, todo sin ningún coste para el consumidor.

Además del ahorro económico, la compra colectiva de telecomunicaciones supone también un ahorro de tiempo y esfuerzo para el usuario en la contratación.

Las condiciones contractuales de las tarifas ofrecidas a través de esta compra colectiva están revisadas por el departamento jurídico de OCU, con el fin de que evitar que se incluyan cláusulas abusivas para el consumidor.

El objetivo de las compras colectivas es facilitar el ahorro a todos los consumidores inscritos. Hasta la fecha, han participado más de 1,1 millón de consumidores españoles en el movimiento de las compras colectivas, en gastos tan habituales y básicos como la energía, la telefonía o los carburantes.

Materiales sostenibles también en la construcción

Aislanat es una empresa navarra líder en el aislamiento ecológico, que está contribuyendo a la normalización de una construcción sostenible, con productos de calidad. Es el nombre también de un aislante de celulosa fabricado en Navarra y realizado a partir de papel de periódico reciclado totalmente ecológico.

La empresa fue fundada en 2011 por los hermanos Iñigo y Julen Puncel, que acumulaban una experiencia de más de 10 años en el sector de los materiales ecológicos para construcción, en especial de los aislamientos. Precisamente, la búsqueda de un material aislante innovador que fuera ecológico, fácil de aplicar y limpio, les llevó hasta la celulosa, muy extendida en Estados Unidos y Europa pero que todavía no se fabricaba en España.

Cuentan con una red de expertos en cada uno de los sectores en los que trabajan que aportan una visión estratégica  y están en constante búsqueda de alternativas ecológicas, económicas, eficientes y de calidad.

La celulosa es un aislante natural térmico y acústico para construcción realizado a partir de papel de periódico reciclado que posee propiedades ignífugas y antifúngicas. Como producto aislante contribuye a reducir estos costes elevados de energía de los hogares españoles a través de un método sencillo, económico y no perjudicial para el entorno.

La materia prima utilizada es en un 85% procedente de material reciclado y su proceso de fabricación es el que presenta un menor consumo energético. Se obtiene a nivel local y tiene distancias de envío a fábrica muy cortas, con la consiguiente reducción de consumo de combustible (kilómetro cero).

Su producción está ligada a la gestión forestal responsable y los escasos desechos generados durante su producción y aplicación también son reciclados y reciclables. Además, contribuye a reducir las emisiones de CO₂ ya que la celulosa es básicamente una molécula orgánica.

 

 

OCU lanza la III Compra Colectiva de Carburante y reanuda su campaña “Quiero pagar menos luz”

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) acaba de lanzar la III Compra colectiva de carburante y ha reanudado la campaña “Quiero pagar menos luz”.

Cualquier persona puede registrarse para beneficiarse de los descuentos que se obtengan en esta tercera edición, a través de www.quieropagarmenosgasolina.org.  Hay que dejar los datos, el combustible que se utiliza y la organización se encarga de encontrar la mejor oferta. En las pasadas I y II ediciones de esta compra colectiva, 300.000 personas se sumaron a la iniciativa para ahorrar en gasolina.

En España a pesar de la liberalización del mercado de la distribución, las diferencias de precio entre estaciones de carburantes no permiten ahorros significativos para los consumidores.

La OCU lo ha denunciado en reiteradas ocasiones así como también las diferentes velocidades a la hora de revisar los precios de los carburantes según suba o baje el precio del petróleo. La traslación al precio es prácticamente inmediata ante las subidas del precio del barril, mientras que los consumidores tienen que esperar para notar las bajadas en el surtidor cuando se abarata el precio del petróleo.

Esta situación contrasta con lo que ocurre en Europa donde sí que hay competencia. Por eso OCU demanda al Gobierno y a los organismos reguladores, medidas estructurales eficaces para conseguir una competencia real en este mercado.

En la actualidad el mercado español se divide entre muy pocos operadores en el territorio nacional y son muy escasos los ejemplos de operadores pequeños. Por la escasa competencia existente, ha comenzado esta III Compra Colectiva para que los consumidores unan sus fuerzas en conseguir descuentos y ventajas competitivas que les ayuden a ahorrar en su presupuesto de carburante.

La página para inscribirse es www.quieropagarmenosgasolina.org. El funcionamiento es el mismo que en las ediciones anteriores, y OCU negociará directamente con las compañías interesadas en nombre de los consumidores inscritos. Se consigue un ahorro seguro de 7 céntimos por litro de carburante.

Por otro lado, la organización también ha reanudado su campaña “Quiero pagar menos luz”, que pretende reivindicar mejoras en la posición de los consumidores en el mercado eléctrico, ya que considera que la falta de claridad y transparencia es una constante.

Durante los últimos tres años, más de 600.000 familias han participado en el movimiento Quieropagarmenosluz, mediante el cual la OCU ha logrado descuentos medios de 150 euros al año en la factura eléctrica.

El mercado de la electricidad, no obstante, es opaco, cerrado e insuficiente para las necesidades de los consumidores, por eso, la organización de consumidores pide un cambio más necesario que nunca y se ha dirigido a los consumidores para que sean ellos quienes señalen sus prioridades.

Los usuarios consultados han destacado 5 prioridades:

– Perseguir prácticas comerciales abusivas (17%)

– Auditoría del sistema eléctrico (15%)

– Promover un mercado más competitivo (13%)

– Establecer una tarifa social y medidas dirigidas a luchar contra la pobreza energética (11%)

– Modificar las normas de autoconsumo (11%)

 La OCU ha realizado en esta ocasión un estudio de los diferentes cargos que se ocultan en la factura de los consumidores y sus conclusiones apuntan a la necesidad de que se lleve a cabo una auditoría del sistema eléctrico.