Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Entradas etiquetadas como ‘ahorro’

JAK, otra alternativa a la banca convencional

JAK es un proyecto de banca ética y democrática por una soberanía financiera, de origen sueco que también se ha constituido en España. Se trata de una iniciativa de ciudadanos que se asocian para satisfacer mutuamente sus necesidades de financiación por medio de una entidad de propiedad conjunta, controlada de forma democrática y asamblearia y gestionada con transparencia y con una filosofía basada en la solidaridad, la justicia y la ecología.

En Madrid, el proyecto JAK ha llegado a un acuerdo con la Red de Economía Social y Solidaria (REAS Madrid) para ofrecer ayudas reembolsables sin intereses al alumnado del cursoExperto/a en Gestión y Promoción de Empresas de Economía Social y Solidaria, que imparte la Universidad Complutense. El objetivo es facilitar el pago de la matrícula a aquellas personas que lo necesiten.

La iniciativa plantea una alternativa a la banca convencional y reactiva la economía local a través de la autofinanciación. El tipo de servicios financieros que ofrece son ayudas sin intereses vinculados a fondos sin remuneración. Los posibles beneficiarios de estas ayudas son las personas asociadas de JAK, únicamente personas físicas y autónomos.

El proyecto se basa en la experiencia de JAK Medlemsbank, entidad fundada en Suecia en los años 60 y que en la actualidad cuenta con licencia bancaria y unos 40.000 miembros. Además el movimiento de la banca libre de intereses tiene presencia con iniciativas similares en otros países como Finlandia, Italia, Dinamarca o Alemania.

Las siglas JAK son las iniciales de tres palabras en sueco que definen la filosofía del movimiento: Jord (Tierra), identifica los recursos naturale. Arbete (Trabajo), identifica la aportación que hacemos los humanos en creación, conocimiento y transformación de los recursos.Y Kapital (Capital), identifica los productos obtenidos de la Tierra y del trabajo. Se refiere al capital real en oposición al capital financiero.

Los miembros de JAK consideran que una economía justa debe estar basada en el equilibrio de estos tres factores y consideran los intereses como una de las herramientas que contribuyen a desestabilizar este equilibrio, ya que creen que su uso es aprovechar la escasez del dinero para obtener un beneficio; provoca una fuga continua de dinero de la economía real a la economía financiera; y agudiza las desigualdades sociales.

Por el contrario, esta organización entiende que no utilizar intereses es lo justo y ético por los beneficios que genera para la sociedad, pues se retiene la riqueza donde se produce; el dinero está disponible donde es necesario y no donde se ofrecen los intereses más altos;y pasa a estar controlado por la sociedad y no por una minoría.

En cuanto a las ayudas, se conceden a proyectos que respeten los valores de honestidad, transparencia y corresponsabilidad social y medioambiental y da prioridad a aquellos que representen un beneficio social.

El sistema de ayudas va ligado al ahorro, ya que el dinero concedido a unos miembros procede de los ahorros de otros. Cuando un miembro hace uso del sistema tomando una ayuda debe contribuir a la sostenibilidad del sistema, ahorrando. En función de la cuantía y duración de la ayuda, deberá realizar un ahorro obligatorio de una cierta cantidad de dinero.

Para hacer el balance entre los ahorros y las ayudas de cada miembro se utiliza la unidad de medida “puntos de ahorro”: 1 punto de ahorro equivale a ahorrar 1€ durante 1 mes; y 1 punto de ahorro negativo equivale a tener concedido 1€ durante 1 mes.

Nueva campaña para pedir IVA cero a la venta de bienes de segunda mano

Las organizaciones Amigos de la Tierra y Aeress-Red de recuperadores de Economía Solidaria se han unido para reclamar a la Administración una reducción del IVA a las tiendas y comercios de productos reparados y reutilizados.

No es la primera vez que estas asociaciones piden esta medida en campañas anteriores y ahora se unen para fomentar ambas un consumo sostenible y responsable que permita prolongar la vida útil de los productos.

A la iniciativa también se ha sumado Oxfam Intermón, Ong que contribuye a reducir los residuos textiles y a concienciar sobre la importancia de la reutilización a través de sus tiendas de Segunda Oportunidad. Juntos pretenden alcanzar un modelo de Economía Circular que abandone el modelo lineal de usar y tirar a favor de un consumo más responsable, consciente y sostenible, basado en la reducción del uso de recursos naturales y la igualdad de oportunidades.

La red de tiendas de segunda mano de Aeress vende productos que han sido gestionados para evitar que se conviertan en residuos, a la vez que hacen un acompañamiento a la inserción sociolaboral y dan trabajo a personas en riesgo de exclusión, y los comercios de segunda mano, reparación y alquiler agrupados en el directorio de Amigos de la Tierra, Alargascencia, contribuyen a un mismo objetivo, alargar la vida útil de los productos, luchar contra la obsolescencia y reducir la cantidad de residuos, protegiendo el medio ambiente.

La petición conjunta para solicitar a las administraciones públicas una reducción fiscal conlleva dos medidas; por un lado, IVA cero a la venta de bienes de segunda mano que provienen de la preparación para la reutilización llevado a cabo por entidades sociales; y por otro, una reducción del IVA del 21% al 10% para el resto de comercios locales con servicios de reparación, compra-venta de segunda mano y alquiler.

Cada vez más países se están sumando a las reducciones fiscales para este tipo de productos y servicios. Es el caso de Bélgica, Suecia, Francia, Países Bajos, Irlanda y Reino Unido, “que se han dado cuenta de sus ventajas sociales y ambientales, así como del nicho de empleo que representa”, afirman estas organizaciones que estiman que por cada 1.000 toneladas de residuos gestionados se pueden llegar a crear hasta 296 empleos locales, promoviendo al mismo tiempo el empleo de inserción”, afirman.

Amigos de la Tierra y Aeress han solicitado una reunión con los ministerios de Hacienda y de Transición Ecológica para trasladar la petición, que se enmarca dentro de las políticas de Economía Circular y la aplicación de la correcta gestión de residuos establecida por la Unión Europea, “promocionando la prevención, la reutilización y por último el reciclaje, una máxima que debe guiar a las administraciones de los Estados miembros a la hora de legislar, y establecer las políticas fiscales alineadas con estos principios”.

La campaña incluye también una llamada a otras entidades para que se sumen a la iniciativa en el siguiente enlace. Por el momento ya se han suscrito a la petición Economistas Sin Fronteras, Ecologistas en Acción, ReZero y Surfrider

Amigos de la Tierra y Aeress advierten de que no somos conscientes del ahorro que supone darle una segunda, tercera oportunidad a un objeto: el ahorro en la extracción de materias primas, en la energía y agua que se necesita para su fabricación, en las emisiones de CO2 resultantes de todo el proceso, en el transporte para su distribución, los materiales para su embalaje, o en la gestión de residuos. Y ponen un ejemplo: “tan solo para fabricar una camiseta de algodón se necesitan de media 3.900 litros de agua”, señala Alodia Pérez, responsable del área de Recursos Naturales y Residuos de Amigos de la Tierra.

Laura Rubio, directora de Aeress, señala que “una fiscalidad ambiental que incentive los mejores hábitos de consumo y que favorezca la reutilización puede ser tremendamente eficaz para avanzar hacia una verdadera economía circular y socialmente justa”.

Un ahorro de 215 euros al año en la compra colectiva de telefonía e internet de OCU

La compañía MásMóvil ha sido la ganadora de la III Compra Colectiva de Telecomunicaciones organizada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), tras  haber ofrecido las mejores condiciones de todas empresas telefónicas que han participado en esta iniciativa, a la que se han apuntado ya más de 18.300 personas.

La oferta  de MásMóvil permite añadir un 8% de descuento a cualquiera de sus tarifas y supondrá un ahorro de hasta 215 € al año para los usuarios que ya se han inscrito en esta iniciativa y para aquellos que lo hagan hasta el próximo 30 de agosto, de forma gratuita y sin compromiso.

Con esta nueva compra colectiva, OCU pretende ofrecer a los usuarios la posibilidad de acceder a tarifas más ventajosas en sus servicios de telefonía e internet, teniendo en cuenta que los precios en este sector se han incrementado fuertemente en los últimos cuatro años y que muchos consumidores están sufriendo elevadas tarifas con servicios que ni siquiera necesitan.

Como ventaja añadida, las condiciones contractuales de las tarifas ofrecidas a través de esta compra colectiva están revisadas por el departamento jurídico de OCU, con el fin de que evitar que se incluyan cláusulas abusivas desfavorables para el consumidor.

Como novedad en esta compra colectiva, la Organización de Consumidores ha preguntado a los usuarios sobre lo que no quieren ver reflejado en su tarifa de telefonía o internet. Según los resultados de la encuesta, los consumidores critican algunas prácticas continuas de las compañías que van más allá del precio como las subidas de precio unilaterales, los costes ocultos en el precio y el aumento de servicios a pesar de no hacerlo solicitado expresamente.

La oferta elegida por la compra colectiva de OCU no incluye ninguna de estas prácticas, ya que MásMóvil ha garantizado que no habrá costes ocultos y se ha comprometido a mantener estas tarifas de forma indefinida y sin variaciones en la cuota mensual.

El objetivo de las compras colectivas es facilitar el ahorro a todos los consumidores inscritos. Hasta la fecha, han participado más de 1,1 millón de consumidores españoles en el movimiento de las compras colectivas de OCU, en gastos tan habituales y básicos como la energía, la telefonía o los carburantes.

 

 

La OCU lanza la III compra colectiva de telecomunicaciones

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), ha lanzado la tercera edición de compra colectiva de telecomunicaciones, www.quieropagarmenos.org, a la que ha invitado a participar a todas las compañías telefónicas que ofrecen servicios fijos y móviles para que presenten la mejor tarifa posible para los inscritos.

 

OCU calcula que los consumidores podrán conseguir con esta compra colectiva un ahorro medio de hasta 171 euros al año en internet, fijo, móvil y televisión, según datos de anteriores ediciones.

Los interesados pueden inscribirse hasta el próximo 30 de agosto, de forma gratuita y sin compromiso. Cuantos más consumidores se inscriban, más posibilidades de negociación y mayores serán las posibilidades de ahorro para los usuarios, afirma la organización.

OCU comunicará qué tarifas han resultado ganadoras a partir del mes de junio a todos los inscritos con una valoración del ahorro que obtendrán si las aceptan. Si el usuario lo desea, podrá también elegir entre cualquiera de las otras tarifas disponibles o conservar su tarifa actual, todo sin ningún coste para el consumidor.

Además del ahorro económico, la compra colectiva de telecomunicaciones supone también un ahorro de tiempo y esfuerzo para el usuario en la contratación.

Las condiciones contractuales de las tarifas ofrecidas a través de esta compra colectiva están revisadas por el departamento jurídico de OCU, con el fin de que evitar que se incluyan cláusulas abusivas para el consumidor.

El objetivo de las compras colectivas es facilitar el ahorro a todos los consumidores inscritos. Hasta la fecha, han participado más de 1,1 millón de consumidores españoles en el movimiento de las compras colectivas, en gastos tan habituales y básicos como la energía, la telefonía o los carburantes.

Materiales sostenibles también en la construcción

Aislanat es una empresa navarra líder en el aislamiento ecológico, que está contribuyendo a la normalización de una construcción sostenible, con productos de calidad. Es el nombre también de un aislante de celulosa fabricado en Navarra y realizado a partir de papel de periódico reciclado totalmente ecológico.

La empresa fue fundada en 2011 por los hermanos Iñigo y Julen Puncel, que acumulaban una experiencia de más de 10 años en el sector de los materiales ecológicos para construcción, en especial de los aislamientos. Precisamente, la búsqueda de un material aislante innovador que fuera ecológico, fácil de aplicar y limpio, les llevó hasta la celulosa, muy extendida en Estados Unidos y Europa pero que todavía no se fabricaba en España.

Cuentan con una red de expertos en cada uno de los sectores en los que trabajan que aportan una visión estratégica  y están en constante búsqueda de alternativas ecológicas, económicas, eficientes y de calidad.

La celulosa es un aislante natural térmico y acústico para construcción realizado a partir de papel de periódico reciclado que posee propiedades ignífugas y antifúngicas. Como producto aislante contribuye a reducir estos costes elevados de energía de los hogares españoles a través de un método sencillo, económico y no perjudicial para el entorno.

La materia prima utilizada es en un 85% procedente de material reciclado y su proceso de fabricación es el que presenta un menor consumo energético. Se obtiene a nivel local y tiene distancias de envío a fábrica muy cortas, con la consiguiente reducción de consumo de combustible (kilómetro cero).

Su producción está ligada a la gestión forestal responsable y los escasos desechos generados durante su producción y aplicación también son reciclados y reciclables. Además, contribuye a reducir las emisiones de CO₂ ya que la celulosa es básicamente una molécula orgánica.

 

 

OCU lanza la III Compra Colectiva de Carburante y reanuda su campaña “Quiero pagar menos luz”

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) acaba de lanzar la III Compra colectiva de carburante y ha reanudado la campaña “Quiero pagar menos luz”.

Cualquier persona puede registrarse para beneficiarse de los descuentos que se obtengan en esta tercera edición, a través de www.quieropagarmenosgasolina.org.  Hay que dejar los datos, el combustible que se utiliza y la organización se encarga de encontrar la mejor oferta. En las pasadas I y II ediciones de esta compra colectiva, 300.000 personas se sumaron a la iniciativa para ahorrar en gasolina.

En España a pesar de la liberalización del mercado de la distribución, las diferencias de precio entre estaciones de carburantes no permiten ahorros significativos para los consumidores.

La OCU lo ha denunciado en reiteradas ocasiones así como también las diferentes velocidades a la hora de revisar los precios de los carburantes según suba o baje el precio del petróleo. La traslación al precio es prácticamente inmediata ante las subidas del precio del barril, mientras que los consumidores tienen que esperar para notar las bajadas en el surtidor cuando se abarata el precio del petróleo.

Esta situación contrasta con lo que ocurre en Europa donde sí que hay competencia. Por eso OCU demanda al Gobierno y a los organismos reguladores, medidas estructurales eficaces para conseguir una competencia real en este mercado.

En la actualidad el mercado español se divide entre muy pocos operadores en el territorio nacional y son muy escasos los ejemplos de operadores pequeños. Por la escasa competencia existente, ha comenzado esta III Compra Colectiva para que los consumidores unan sus fuerzas en conseguir descuentos y ventajas competitivas que les ayuden a ahorrar en su presupuesto de carburante.

La página para inscribirse es www.quieropagarmenosgasolina.org. El funcionamiento es el mismo que en las ediciones anteriores, y OCU negociará directamente con las compañías interesadas en nombre de los consumidores inscritos. Se consigue un ahorro seguro de 7 céntimos por litro de carburante.

Por otro lado, la organización también ha reanudado su campaña “Quiero pagar menos luz”, que pretende reivindicar mejoras en la posición de los consumidores en el mercado eléctrico, ya que considera que la falta de claridad y transparencia es una constante.

Durante los últimos tres años, más de 600.000 familias han participado en el movimiento Quieropagarmenosluz, mediante el cual la OCU ha logrado descuentos medios de 150 euros al año en la factura eléctrica.

El mercado de la electricidad, no obstante, es opaco, cerrado e insuficiente para las necesidades de los consumidores, por eso, la organización de consumidores pide un cambio más necesario que nunca y se ha dirigido a los consumidores para que sean ellos quienes señalen sus prioridades.

Los usuarios consultados han destacado 5 prioridades:

– Perseguir prácticas comerciales abusivas (17%)

– Auditoría del sistema eléctrico (15%)

– Promover un mercado más competitivo (13%)

– Establecer una tarifa social y medidas dirigidas a luchar contra la pobreza energética (11%)

– Modificar las normas de autoconsumo (11%)

 La OCU ha realizado en esta ocasión un estudio de los diferentes cargos que se ocultan en la factura de los consumidores y sus conclusiones apuntan a la necesidad de que se lleve a cabo una auditoría del sistema eléctrico.

Seis pasos para ser más sostenible y ahorrar

Llevar un modo de vida más sostenible y, por lo tanto, más respetuoso con el medio ambiente no es difícil. A pesar del consumismo exagerado que estamos acostumbrados a ver a nuestro alrededor, cada vez hay más alternativas que te llevan por el camino de la sostenibilidad.

El hervidero de ideas propone seis sencillos pasos para conseguirlo. Estos son:

Comprar a granel
Existen miles de razones de por qué consumir a granel: ahorro de envases, apoyo del comercio local, ayuda a comprar sólo lo que necesitamos, reducción de residuos, elección del producto, etc. Hay muchas cosas que se pueden comprar a granel: café, té, legumbres, fruta, verdura, carne, pescado, embutido, queso… entonces, ¿por qué comprar todo envasado? Lo mejor para poner en práctica esta idea es recorrer el barrio o zona e ir descubriendo pequeños comercios que ofrecen productos sin envasado.

Elimina el plástico de tu vida
El plástico es el cáncer de la sostenibilidad, la cantidad de residuos que producimos es tan grande que ya no tenemos capacidad de gestionarlos y reciclarlos, por lo que una de las primeras cosas que debemos hacer si queremos ser más sostenibles es eliminar en la medida de lo posible el plástico. Es necesario eliminar las bolsas de plástico y acostumbrarnos a decir que no queremos bolsa cuando compremos. La solución es llevar una bolsa de tela para evitar el uso de las de plástico. Además muchas de las cosas que son de plástico y usamos en nuestro día a día, pueden ser sustituidas por alternativas más sostenibles.

Reduce tus residuos
Si empiezas a llevar a cabo los dos pasos anteriores, conseguirás reducir la cantidad de residuos que produces. Minimizando lo que consumimos y reutilizando antes de comprar lograremos producir menos basura y contaminar menos. Muchos desperdicios se pueden reutilizar utilizando la creatividad y el ingenio.

Cosume con coco
A la hora de comprar, hay que platearse si se necesita, si es necesario que sea nuevo, si se puede comprar de segunda mano o alquilarlo o si existe un alternativa sostenible.
Nuestra compra es la manera de apoyar un tipo de empresa, negocio, consumo, de trabajo e incluso de sociedad, comprando productos eco de marcas sostenibles estamos fomentando el desarrollo sostenible, la mejora y conservación del Medio Ambiente y la inserción de personas en riesgo de exclusión social; apoyando un conglomerado de empresas más variado  y ayudando a preservar oficios de toda la vida.

Busca una cooperativa de alimentación en tu barrio
Las cooperativas de alimentación son una buena opción para fruta y verdura fresca y de temporada cultivada de forma sostenible. No tenemos más que buscar qué cooperativas hay por nuestra zona y hacer la compra allí, para empezar a ser más eco.

Ahorra agua y energía
Tienes muchas vías para convertir tu casa en un hogar sostenible, todo es ir paso a paso. Los puntos básicos que hay que tener en cuenta son estos: calefacción,, asilamiento, electrodomésticos, iluminación, aire acondicionado, agua caliente y ordenadores.

Cambiando pequeños aspectos dentro de cada campo, la vivienda podrá ser cada vez más sostenible y tener un consumo más eficiente: cambiar las bombillas normales por bombillas LED, no dejar ningún aparatos en standby, instalar doble ventana, regular la temperatura de la calefacción y el aire acondicionado, cocinar grandes cantidades y congelar para ahorrar energía…

El Hervidero de Ideas es una empresa creativa que pone en marcha proyectos e iniciativas innovadoras para la mejora social y medioambiental impulsando empresas que quieran ser más sostenibles y promoviendo el consumo y hábitos responsables. También se dedica a crear programas formativos y educativos, así como espacios e iniciativas que fomenten la sostenibilidad. Acerca la sostenibilidad a consumidores y empresas a través de la creatividad, señalan sus responsables, María Nagro Barroso y Beatriz González Dopico.

Una app para realizar compras colectivas en mejores condiciones

La aplicación móvil Unnea es una plataforma gratuita que permite a los usuarios unirse en grupos de compras colectivas de productos o servicios con el objetivo de crear una comunidad de personas interesadas en un producto o servicio.

De esta manera, pueden conseguir atraer a posibles proveedores de esos productos o servicios que les puedan ofrecer un mejor servicio, un mejor precio o unas condiciones más ventajosas de compra.

Esta app apuesta por la economía colaborativa aplicada a los sectores que más afectan en el consumo de las familias, esos que se llevan la mayor parte de nuestros ingresos, y pretende ofrecer a los consumidores una herramienta para mejorar su economía.

El usuario que se registra en la app puede unirse a una o a varias compras colectivas de servicios o productos tales como carburantes, gas, energía, productos de supermercado…

También, a través de Unnea, se pueden conseguir de forma colectiva  préstamos personales, seguros de vivienda, de coches, buscar un banco sin tantas comisiones, viajes, móviles, compra de automóviles km 0, hipotecas….  Todos los productos o servicios que ofrezcan las mejores condiciones de ahorro y calidad  a los consumidores.

El funcionamiento es fácil:  El usuario se une junto a más personas a las  compras colectivas que le interesen. Las empresas, cuando son muchos los compradores, hacen descuentos y mejores precios a los miembros del grupo, que pueden acceder a descuentos y ofertas exclusivas por el hecho de comprar en grupo.

Unnea es un foro de debate y una comunidad de ahorradores, según afirman sus promotores, ya que se puede recomendar y opinar sobre productos o servicios que les pueda interesar a los miembros de un grupo.

Derivados de la madera para reducir el consumo de energía en calefacción

Maderea, la plataforma para el fomento de la industria nacional de la madera, sostienen que un mayor uso de derivados de la madera permitiría reducir el consumo de energía.

El consumo de energía derivado de preparar nuestros hogares para afrontar la bajada de las temperaturas, propia de los meses de invierno, es una de las principales preocupaciones de los españoles, no sólo por el gasto económico que supone sino porque cada vez están más concienciados de la importancia de emplear energías renovables y sostenibles para calentarse.

madera

Por eso, “fomentar la industria de la madera es fundamental para seguir desarrollando energías renovables que permitan calentarnos de manera sostenible, explica Isabel María Llorente, ingeniera forestal y co-fundadora de Maderea.

“Es necesario que las administraciones apoyen más al sector de la madera, ya que gracias al aprovechamiento de los recursos forestales se han podido desarrollar, por ejemplo, energías renovables como la biomasa para el uso en calefacciones, añade”.

Maderea sostiene que desarrollar políticas orientadas a fomentar el uso de energías renovables y sostenibles a partir de derivados de la madera tiene una serie de beneficios como la reducción de la contaminación y emisiones de CO2, y para los hogares españoles, una mayor eficiencia energética.

Los datos sobre el consumo de energía que recoge el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), dependiente del Ministerio de Industria, señalan que los hogares españoles tuvieron un gasto medio de energía de 990 euros, siendo la calefacción lo que más consumo supone, un 47%.

La electricidad es la energía más utilizada para calentar los hogares, lo hacen un 35%, seguido del gas natural que lo emplean el 25%. En tercer lugar, un 16,3% de los hogares genera calor con leña o ramas.

“La madera es un recurso natural que permite calentarnos y además por sus propiedades, usada para fabricar elementos de construcción se consiguen viviendas energéticamente más eficientes ya que es un elemento aislante de primera”, asegura Llorente.

Intercambio de libros para la vuelta al colegio

A punto de empezar el curso escolar, las familias ultiman la adquisición de material y equipamiento escolar para sus hijos. El desembolso anual en libros está en torno a los 215-230 € por alumno, así que el trueque, el intercambio o la compra de segunda mano de libros de texto se ha revelado en estos ocho o nueve años que llevamos sumidos en la crisis como una alternativa económica para hacer frente a esta necesidad.

Son ya numerosas las plataformas online, ayuntamientos y asociaciones de madres y padres que ofrecen libros de texto de segunda mano e intercambio de material y ropa escolar. Detallamos algunas de ellas:

Uniformesylibros.com  es un portal de ahorro escolar totalmente gratuito y sin publicidad. Una web que acaba de poner en marcha Julia Fernández Valdespino, una asturiana madre de dos niños de 5 y 8 años, harta de pagar  la factura de los libros de texto que ascendía, solo los libros, a 510 euros. Incluye un apartado para uniformes escolares y material deportivo, y otro para material escolar como diccionarios, libros de lectura, material escolar propiamente dicho e instrumentos musicales (“para poder vender por ejemplo el violín que le has comprado a tu hijo, el cual ha decidido que no va a ir más a música y que prefiere dedicarse en cuerpo y alma al futbol”). También contempla  un apartado de servicios que incluye clases particulares, cuidado de niños, logopedas y psicólogos infantiles y campamentos.

Imagen de librosdetexto.com

Imagen de librosdetexto.com

Bolsa de libros es una plataforma virtual de intercambio de libros. Este servicio, abierto a cualquier usuario, posibilita a aquellos propietarios que desean vender sus manuales o libros de texto relacionados con la formación reglada, un escaparate de oferta, y para aquellos estudiantes o padres que necesiten algún libro de texto o material educativo, la posibilidad de encontrarlo a un precio reducido.

Bookint.eu es una aplicación para la gestión del intercambio de libros de texto en los centros de enseñanza: escuelas, universidades, etc. Se creó teniendo en cuenta las necesidades de las familias con hijos en edad escolar, estudiantes universitarios y en colaboración con asociaciones de madres y padres de alumnos y asociaciones de estudiantes.

Donaz es una web donde se pueden intercambiar libros escolares, de FP, universitarios, de idiomas y de lectura. Es necesario darse de alta, rellenar un formulario con los libros que se quiere donar y otro con los que se desea recibir. El receptor corre con los gastos de envío, que se realiza a domicilio.

Truequebook. Aquí se puede intercambiar, además de libros,  uniformes,  patines y equipamiento deportivo, todo lo que se ha utilizado durante el curso escolar. Es necesario registrarse, luego se debe buscar el colegio o instituto (si no está, se debe solicitar el alta) y buscar el material necesario, además de ofrecer el que ya no se necesita.

Eslaeko.net es el servicio de intercambio de libros de texto de la Universidad Popular de Carabanchel.

También, algunos ayuntamientos (Torrejón de Ardoz, Langreo, Gijón …), a través de sus concejalías de Educación,  fomentan el intercambio de libros de texto y median en el trueque para ayudar a las familias y  concienciar a los alumnos de la importancia del cuidado y el buen uso de los libros y material escolar utilizado durante su escolarización.