Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Archivo de la categoría ‘Moda sostenible’

Un intercambio colectivo de ropa contra el ‘Black Friday’

Como final de la Semana sin compras, la cooperativa AltrapoLab ha organizado un año más un intercambio colectivo de ropa, para renovar el armario de manera sostenible y concienciar contra el consumismo. Será este domingo 1 de diciembre.

Altrapo Lab es una cooperativa de iniciativa social que trabaja en  reciclaje y reutilización textil y con iniciativas como el intercambiador sus miembros quieren proponer una manera diferente y divertida de renovar el armario de manera sostenible, sin entrar en el círculo vicioso de la moda y siendo conscientes de la importancia de alargar el ciclo de vida de las prendas.

“El intercambio colectivo de ropa es un espacio con más oportunidades de buscar y encontrar ropa que nos guste y nos siente bien. Donde las prendas que una persona no quiera tengan la oportunidad de encontrar un nuevo dueño o dueña”, señalan.

Requisitos:

. Cada participante podrá llevar un máximo de cinco prendas.

. Las prendas se cambiarán por puntos y dependiendo del tipo de prenda recibirán un número de puntos.

. Se podrá llevar todo tipo de prendas a excepción de ropa interior, calzado, ropa de hogar (toallas, sábanas), pijamas, ropa infantil, complementos o accesorios.

. Las prendas han de estar en buen estado, sin manchas, ni agujeros, ni excesivamente desgastadas. Tendrá que estar lavada y bien presentada. No se admitirán prendas en mal estado.

En el momento en el que la ropa entra dentro del circuito del intercambio no se asegura poder recuperarla. Sin embargo, se podrán conservar los puntos para usarlos en un futuro intercambio. Todas las personas que tengan puntos de ediciones pasadas del Intercambiador podrán canjearlos por prendas de esta edición.

La ropa que no sea intercambiada se donará a Recumadrid, cooperativa social, integrante de AEREES, cuya actividad principal es la recogida, recuperación y reciclaje de textil, muebles y aparatos electrónicos.

Se proponen dos formas de recepción:

La recepción previa: que se realiza hasta el 29 de noviembre. Los participantes pueden entregar sus prendas en Altrapo Lab, calle Rosario 17, Local La Quinta del Sordo en horario de 9 a 19:30h.

Allí habrá un contenedor para depositar la ropa dentro de una bolsa cerrada y con un sobre con el nombre, el correo electrónico y el teléfono del participante. Se valorarán las prendas y se enviará un correo electrónico con los puntos correspondientes. Si se lleva la ropa previamente, se obtendrán tres puntos extra.

La recepción directa: Quienes lleven  sus prendas el mismo día del intercambio, el domingo, tendrán que pasar por el punto de recogida, registrarse y esperar a que hagan la valoración y se les dé los puntos para canjear por otras prendas.

El intercambiador de ropa.
Cuándo: Domingo, 1 de diciembre, de 12.00 a 20:00h.
Dónde: Coworking La Quinta del Sordo. Calle Rosario 17, Madrid (metro La Latina / Puerta de Toledo)
Más información: AltrapoLab

 

Más alternativas ecológicas a la industria textil convencional

Biocracia es una empresa de ropa y tejidos orgánicos, con base en España, creada por Bárbara Rasso, que nació hace dos años como una alternativa a la industria textil convencional y promueve la sostenibilidad y el desarrollo de todas las personas implicadas en el proceso de fabricación.

Sus productos son prendas y productos textiles 100% ecológicos de algodón orgánico y fibras naturales, teñidas exclusivamente con tintes naturales obtenidos de plantas medicinales. También es una empresa de Triple Balance, que es aquella que entiende la actividad económica atendiendo al balance económico, al social y al ecológico y ofrece una solución integral basada en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

Trabajan con proveedores en la India con los que comparten, según afirma Bárbara Rasso, los mismos códigos éticos y deseo de cambio, garantizando unos salarios justos para los trabajadores, la igualdad de género y en condiciones de comercio justo.

“Entendemos que trabajando en equipo somos más fuertes y las relaciones empresariales internacionales pueden ser honestas, plurales y sostenibles. Juntos trabajamos para satisfacer las necesidades de nuestros clientes contribuyendo a mejorar nuestro mundo y de este modo, le damos un nuevo significado a la palabra globalización“, señalan.

Los tejidos de Biocracia son 100% orgánicos, con certificación GOTS/OEKOTEX, se fabrican en la India. Las prendas de ropa se fabrican en España y se apoyan en talleres locales porque quieren así recuperar el tejido industrial español, “tan dañado hoy en día por el traslado masivo de las empresas a países con costes menores laborales y medioambientales, como la India”.

Para contribuir a erradicar las consecuencias de estas prácticas, donan un 10% de los beneficios a ONGs tanto de India como de España, para cumplir su compromiso de ayudar a erradicar de la pobreza y proporcionar una vida digna a través del trabajo.

Ropa deportiva fabricada con plástico reciclado

Minimalism Brand es una marca de ropa básica deportiva que  persigue el consumo responsable, la fabricación sostenible y la durabilidad de los productos y elabora sus piezas, fundamentalmente sudaderas, camisetas, cortavientos y complementos, con plástico reciclado.

La empresa fue creada en 2017 por Pepe Martín y Víctor Rodado, quienes afirman que una vida minimalista y responsable es la única capaz de provocar cambios.

“Un usuario alejado del hiperconsumismo, de la moda rápida y estacional, a quien le gusta la moda centrada en la calidad y durabilidad de básicos fabricados de forma sostenible, ese es el público objetivo de Minimalism Brand: Cómprate 10 camisetas al año, muy buenas, no 4 cada 2 meses”, afirma Víctor Rodado.

Cada cortaviento está fabricado al 100% con poliéster reciclado, compuesto por ocho botellas de plástico reciclado, la sudadera está compuesta en un 85% de algodón orgánico y un 15% de poliéster reciclado y la camiseta es 100% algodón reciclado.

“No queremos que la gente compre cosas que no necesita, queremos que nos compren cuando necesiten uno de nuestros productos y que sean conscientes de qué están comprando. Creemos en la compra responsable, por eso ajustamos nuestros precios en los lotes para ser más competitivos”.

La compañía comparte sus números desde sus comienzos y en su web se puede acceder de manera gratuita a todas las métricas de negocio, tráfico, visitas, conversiones, ventas, pedidos, facturación, etc., y sus responsables aseguran que la transparencia es una de las claves de su éxito: “Todo funciona cuando eres transparente con el cliente, tenemos esa responsabilidad con ellos. En Minimalism Brand contamos dónde fabricamos, por qué, dónde invertimos, contamos lo que nos sale bien y lo que nos sale mal”.

Pepe Martín y Víctor Rodado, con las mochilas que fabrican.

El proyecto comenzó como un juego entre amigos que tenían 2.000 euros y se pusieron a vender carteras para poder ir al festival Burning Man, en Nevada, Estados Unidos. Como en un fin de semana vendieron 1.400 unidades, se decidieron a crear una empresa con un único producto. Esto les sirvió para hacerse un hueco en el mercado, vender 40.000 unidades y cerrar el 2018 con 150.000 euros de facturación.

“El mercado, los inversores y los gobiernos están empezando a apostar por estos modelos sostenibles, duraderos e inclusivos. Estamos creciendo un 70% más que el año pasado, y llegamos ya a los 350.000 euros de facturación”.

Más que contentos con el desarrollo del producto, ahora han ampliado el catálogo, añadiendo carteras minimalistas y mochilas a las camisetas, sudaderas y cortavientos.

Nace la primera app para comprar moda ética en toda Europa

Ethical Time es una plataforma de moda sostenible que acaba de nacer y que opera en toda Europa y facilita que las personas podamos encontrar y saber dónde comprar ropa y calzado ético.

Es una aplicación para buscar y comprar ropa ética que agrupa más de trescientas marcas y tiendas que ofrece una alternativa a las grandes firmas de moda actuales y creada por Ignasi Eiriz, un estudiante de Publicidad y relaciones públicas de la Universitat Pompeu Fabra. La iniciativa se ha financiado gracias a una campaña de micromecenazgo en la que se recaudaron más de 20.000 euros.

El portal permitirá, además, consultar un mapa con la localización de las tiendas físicas que ofrecen este tipo de productos y hacer búsquedas selectivas según criterios de fabricación, materiales u otros requerimientos. La plataforma web, gratuita para usuarios y marcas, estará en periodo de pruebas —aunque con todas sus funcionalidades disponibles— durante los primeros meses de actividad.

El sector textil es uno de las más contaminantes del mundo y contiene unas cadenas de producción y suministro muy poco respetuosas con los derechos humanos y laborales. “Existe una alternativa y está en nuestras compras. Son muchas las personas concienciadas, pero pocas las que actúan en consecuencia porque no saben dónde encontrar ropa sostenible”, dice Ignasi Eiriz, fundador y CEO de Ethical Time, para quien el objetivo “es hacer posible compras más respetuosas y justas con las personas, el medioambiente y los animales”. 

Si una marca de moda quiere formar parte de  Ethical Time tiene que cumplir dos requisitos: que pueda asegurar el trabajo digno de las personas en toda la cadena de suministro, producción y confección y que trabajen con materiales sostenibles o de proximidad. Eiriz y el equipo de la startup de moda estudian el trato de cada marca con los trabajadores y su impacto medioambiental y, en función de los mismos, tienen previsto crear un distintivo para identificar aquellas que obtienen mejor valoración.

Ignasi Eiriz tuvo la idea de crear Ethical Time a partir de una experiencia personal. Con 17 años, y tras leer el libro Guía para vestir sin trabajo esclavo, de Albert Sales, dejó de comprar en las grandes marcas e investigó qué tiendas y qué marcas llevaban a cabo prácticas sociales, laborales y medioambientales responsables. Viajó a Bangladesh para conocer la situación en primera persona, visitar fábricas y hablar con líderes locales del sector de la moda y se convirtió por así decirlo en una fuente de información privilegiada para amigos y conocidos, siempre respondiendo a la pregunta: ¿dónde puedo encontrar ropa que me guste y que sea ética y sostenible?

Ethical Time cuenta con el apoyo Intermón Oxfam, la campaña Ropa Limpia y de las asociaciones de moda sostenible de España y tiene previsto agrupar a las más de 5.000 marcas de moda ética y sostenible que existen en Europa en un plazo de dos años.

La plataforma también podrá utilizarse en el móvil en versión PWA, una alternativa a la app nativa, igualmente accesible desde todos los dispositivos IOS y Android, que se descarga desde la misma página web de la startup.

 

La moda también quiere ponerle freno a la crisis climática

Un planeta, una solución (One planet, one solution) es el nombre de una serie de acciones organizadas por empresas y asociaciones de moda sostenible que quieren presentar en Madrid lo que se está haciendo en el sector para contribuir a ponerle freno a la crisis climática, convencidas de que si se transforma la industria textil, se transforma la sociedad.

La primera de esas acciones es una exposición de marcas sostenibles nacionales e internacionales que se mostrará del 1 al 14 de julio en la capital. Será presentada el día 5 acompañada de una serie de conferencias sobre la situación del textil y las innovaciones que se están introduciendo.

La empresa The Circular Project como nexo de unión de otras cinco compañías ha organizado Un planeta, una solución, como un compromiso y alianza de las ciudades contra el cambio climático utilizando una poderosa herramienta: la moda respetuosa con el medio ambiente.

Y de ese compromiso forma parte otra de las acciones previstas para el mes de septiembre: la unión de dos ciudades, Madrid y Nueva York, que se hermanarán para realizar un desfile de moda sostenible, que se presenta en esta ocasión “como un potente motor del cambio hacia unas ciudades inteligentes: mejor vestidas y mejor habitadas”, en palabras de Paloma García, el alma mater de The Circular Project.

“La industria textil abarca un amplio número de sectores de actividad desde que se planta la semilla que dará vida al tejido hasta que llega al consumidor que usa y desecha una prenda. Si cambiamos este ciclo de vida de nuestra ropa, si lo hacemos responsable, ética y ecológicamente, transformaremos el mundo”, señala.

Madrid – New York será el comienzo de una serie de actuaciones con las que se quiere remarcar la importancia de actuar coordinadamente en la lucha contra el cambio climático, poniendo el acento en la industria textil, “porque el problema es el mismo para todos independientemente de la ciudad que habitemos pero la respuesta es sencilla, un industria textil cada vez más responsable”. Para ello, se escenificará con un desfile que sucederá en paralelo y se podrá ver en streaming en ambas ciudades.

Exposición: 1 al 14 de julio
Lugar: centro Moda Shopping
Av. General Perón, 40. Madrid.

Economía circular: Ropa de segunda mano como nueva

Micolet es una startup de compraventa de ropa de segunda mano, que nació en Bilbao en 2015 y que ahora está presente en seis países europeos donde lidera la venta de ropa de mujer de segunda mano.

Lo que comenzó como un pequeño proyecto, en 2018 se ha convertido en un gran negocio de compraventa online que opera en España, Francia, Portugal, Reino Unido, Italia y Alemania y que ha conseguido un crecimiento medio del 150% en estos mercados. Este año, entrará en Polonia y Holanda, sumando así un total de ocho países en el continente.

Micolet nació casi por casualidad. “La pareja de mi socio tenía un problema: su casa estaba llena de ropa y complementos que ya no utilizaba pero que estaban en muy buen estado y podían tener una segunda vida en el armario de otras chicas. Sin embargo, no encontraba la manera de poner a la venta todos esos artículos sin necesidad de ocuparse de todas las gestiones que ello conlleva, una tarea que al final requiere de mucho tiempo”, explica Aritza Loroño, uno de los fundadores de la empresa.

¿Y qué ocurre en la mayoría de los casos con toda la ropa que no tiene cabida en el armario? Se desecha. En el mundo, una cantidad de ropa equivalente a un camión de basura es incinerado o enterrado cada segundo.

La empresa apuesta por la economía circular y por la sostenibilidad como pilares de su modelo, con el que evita mensualmente más de 1.700 kg de CO 2 y uno de sus objetivos es conseguir que la reventa de moda sea tan simple, segura y en tendencia como la venta al por menor como paso hacia la sostenibilidad.

Mediante la compraventa de ropa de segunda mano se reduce la cantidad de deshechos y el uso de recursos. Micolet vende 30.000 prendas mensualmente y todas ellas serían desperdiciadas de no darles una segunda vida en el armario de otra persona. La producción de las nuevas prendas que esas personas hubieran comprado tendría un impacto de más de 1.700 kg de CO 2 , que equivale a más de 85.000 árboles absorbiendo CO 2 durante un día entero.

La industria textil es la segunda más contaminante del planeta, y a pesar de ello, cada año se venden 80.000 millones de prendas nuevas. Ante este evidente problema, esta startup apuesta por su estrategia de economía circular, que consiste en hacer que el ciclo de vida de los productos vuelva a empezar de cero, en vez de simplemente terminar tras su uso.

” Teniendo en cuenta que en España se crean aproximadamente 360.000 toneladas de residuos textiles al año, se trata de una estrategia totalmente necesaria para el país”, dicen sus responsables. Se estima que anualmente, cada español tira unos 7 kilos de ropa a la basura y el 75% de estas prendas no reciben ningún tratamiento específico para eliminar el residuo.

“Si todo el mundo supiera que para producir unos pantalones vaqueros se necesitan 10.000 litros de agua (el equivalente a lo que una persona bebe durante 15 años), quizás se plantearían dos veces el comprarlos nuevos”, comenta Loroño, que afirma que estamos ante un auténtico problema de derroche de recursos. “Cuando vender sea tan fácil como lo es comprar, seremos conscientes del valor que tenemos escondido en nuestros armarios, y nuestro concepto de la reutilización se transformará. Es cuestión de tiempo que descubramos que cada producto tiene decenas de vidas en lugar de una”, señala.

Las prendas que no son aptas para la venta son donadas a las distintas ONGs con las que Micolet colabora, asegurando así que su ciclo de vida no termina.

Toda la información de cómo se puede vender y comprar en micolet.com.

Empieza la II Semana de Moda Sostenible de Madrid

El proyecto europeo Mares, a través del Mar de Reciclaje, ha organizado la II Semana de Moda Sostenible, que se celebra del 23 al 28 de abril, en la que participarán más de 15 marcas, entre ellas, el colectivo La Textilería.

Durante las jornadas, habrá píldoras formativas sobre Packaging sostenible. También, la presentación del intercambio de socios entre La textilerie en París y La Textilería en Madrid, un taller de aplicaciones de la fabricación digital al diseño de complementos sostenibles o la mesa redonda Tú te vistes, tú decides, en la que participan la periodista especializada en sostenibilidad  Brenda Chávez y miembros de la Textilería.

La mesa estará centrada en el aprendizaje del tipo de etiquetado y de tejidos, para conocer el impacto que tienen en el planeta las prendas de ropa que compramos, y darán pistas sobre las decisiones de compra sostenibles con el medio ambiente a la hora de adquirir ropa.

La Textilería es un colectivo de moda sostenible cuyo propósito es fomentar la artesanía y técnicas tradicionales desde un enfoque moderno, dando valor al diseño y al uso de nuevas tendencias y tecnologías.

Surge como un espacio de encuentro donde aprender sobre el textil y la sostenibilidad y para generar una red de colaboración entre los consumidores y las marcas que redefina la moda responsable.

Este colectivo busca también facilitar el intercambio de moda sostenible, brindando difusión y visibilidad a las marcas locales y generando puntos de venta para que los consumidores puedan acceder a productos exclusivos. Además, ayudan a diseñadores a realizar sus colecciones y combaten el consumo desmedido.

La semana finalizará con  el Mercado de Moda Sostenible, el fin de semana del 27 y 28 de abril, en el espacio de la Fundación El Puente, en La Casa del Lector de Matadero Madrid, donde quienes acudan  encontrarán productos locales 100% trazables, proyectos sociales o de comercio justo, ecodiseñados o artesanales, realizados con materiales sostenibles y reciclados y ediciones limitadas y hechas con mucho cuidado y cariño.

MARES es un proyecto piloto innovador de transformación urbana a través de iniciativas de economía social y solidaria, de la creación de empleo de cercanía y de calidad y de la promoción de otro modelo de ciudad. Interviene en cuatro distritos de Madrid: Villaverde, Vicálvaro, Puente de Vallecas y Centro.

Este fin de semana, IV Maratón de Reciclaje textil creativo

El patio central de la Casa Encendida de Madrid volverá a acoger este fin de semana un gran maratón de reciclaje textil creativo, el cuarto que se celebra, enmarcado dentro de las actividades del movimiento Fashion Revolution.

Fashion Revolution recoge la protesta contra los abusos sociales y ambientales en la cadena global de suministro de confecciones y cada año conmemora la tragedia ocurrida en el complejo industrial Rana Plaza en Bangladesh que dejó 1.133 muertos y miles de heridos, víctimas del desplome del edificio en el año 2013.

Como en las ediciones anteriores del maratón, una gran montaña de ropa presidirá el patio central y alrededor de ella se descubrirán diferentes iniciativas y actividades relacionadas con el reciclaje, la reutilización y las posibles alternativas al diseño y consumo convencional de moda.

“La industria de la confección es la segunda más contaminante del planeta. Sus consecuencias ambientales y sociales han llegado a ser tan nocivas que la corriente de moda sostenible se ha posicionado como una de las alternativas de mayor impacto positivo. Por ello, la moda puede convertirse en un gran elemento de transformación social“, señalan los responsables de Altrapo Lab, organizador de esta actividad.

Bajo el lema La prenda más verde es la que ya existe (Yvon Chouinard), el maratón trata de impulsar el reciclaje y la reutilización textil a través de la participación de ocho creadores que estarán diseñando y confeccionando en directo una prenda de reciclaje textil creativo (upcycling) a partir de prendas de la montaña de ropa. Un reto creativo que visibiliza otra forma de hacer moda. Las creaciones serán presentadas el domingo, a las 18:30h y se conocerá a los participantes y cómo ha sido su proceso de diseño y confección.

Entre las actividades programadas durante los dos días, se proyectará el documentalMade in Bangladesh, de la Fundación IDEAS, y se presentará el libroLa revolución de las agujas, de la periodista Emilia Laura Arias.

También habrá un punto de difusión donde se podrá conocer las acciones de sensibilización y la movilización que lleva a cabo Fashion Revolution; la campaña Ropa Limpia, descubre quién hizo tu ropa, un espacio con información sobre los impactos sociales de la industria de la moda; la Asociación de moda sostenible de Madrid: quiénes son, qué marcas y proyectos están diseñando y produciendo bajo criterios de sostenibilidad y economía circular; y las campañas de Greenpeace sobre los impactos medioambientales de la industria de la moda.

Programa.

Zapatillas que ayudan a plantar árboles

Wado, una empresa española de zapatillas sostenibles, ha celebrado su primer año de existencia en el que ha facturado un millón y medio de euros con la venta de más de 15.000 pares en 67 países de todo el mundo.

Desde que hace un año convocaron a un grupo de amigos y familiares para lanzar una campaña de crowdfunding en la plataforma Kickstarter y, posteriormente, en Indiegogo, la firma no ha dejado de sumar clientes. En Bélgica ha vendido 3.500 pares y en Alemania, otros 3.300. “Son países donde la sensibilidad y el compromiso por la sostenibilidad son muy fuertes”, asegura Marta Llaquet, una de sus fundadores.

La empresa ha eliminado el cromo en la producción de sus zapatillas, un producto muy peligroso para los artesanos del calzado que pueden contraer, entre otras enfermedades, tuberculosis y, además, provoca que la piel de las zapatillas no sea degradable. También, han amoldado su producción a la demanda para no crear excedentes innecesarios.

La producción se hace en un taller de calzado que se ha creado en los alrededores de Oporto y los responsables de la empresa supervisan tanto la fabricación como que se cumpla con la igualdad de sexos y que los salarios sean justos. Quieren diferenciarse así -explican- de la mayoría de las marcas de calzado que fabrican en Asia, donde los trabajadores cobran muy poco y las condiciones laborales no son éticas.

Tras el éxito alcanzado en su primer año de actividad, la firma planea para 2019 lanzar su propia plataforma de comercio electrónico y una nueva línea de zapatillas con materiales orgánicos y reciclados.

Además, Wado trabaja con la ong We Forest para reforestar bosques y por cada par de zapatillas vendidas, se plantan dos árboles. Hasta el momento, se han plantado 30.800 árboles en la India y en Zambia.

En el estado de Meghalaya, al noreste de la India, “el lugar más húmedo de la tierra”, en el distrito de East Khasi Hills, WeForest, trabaja mano a mano con una federación de diez gobiernos indígenas y 62 aldeas Khasi para reforestar zonas boscosas empleando técnicas como la regeneración natural asistida y la plantación de enriquecimiento.

Las comunidades locales  se encargan directamente de cuidar su capital natural y reforestar los bosques dañados y de administrar los viveros que proporcionan los árboles para la plantación  de enriquecimiento.

El proyecto también aborda directamente las causas de la deforestación, incluidas la producción de carbón, pastos para el ganado y los incendios forestales. A través de grupos de autoayuda y asociaciones de agricultores, los aldeanos están implicados en el desarrollo económico de la comunidad. Para evitar una mayor deforestación, el proyecto incluye la instalación de fogones y ollas arroceras de bajo consumo  en 3.500 hogares. Así, es posible controlar la contaminación y el consumo de leña.

“En Wado creemos que todo el mundo puede contribuir a crear un mundo mejor con pequeñas acciones. Alguien que, de manera más o menos consciente, quiere empezar la transición hacia un estilo de vida más sostenible. Nuestra misión es inspirar a consumidores y otras marcas a unirse a esta revolución”, asegura Marta Llaquet.

Talleres y desfiles para aprender a reutilizar y transformar ropa

Este sábado 30 de marzo se celebra en Madrid Tejiendo Descosíos, un acto sobre moda sostenible que cuenta con talleres de transformación de ropa, un desfile de diseñadores consagrados, una pasarela con creadores emergentes y un desfile final de Lapili, artista conocida por su música y baile y creadora de moda sostenible.

Esta actividad, que reivindica la importancia de la moda sostenible y la reutilización para luchar contra el consumo exacerbado de moda, ha sido promovida por la Fundación Humana, una organización que desde 1987 promueve la protección del medio ambiente a través de la reutilización textil y lleva a cabo programas de cooperación al desarrollo en África, América Latina y Asia así como de apoyo local en España.

Con Tejiendo Descosíos. Patrones de moda sostenible, Humana apuesta por la moda sostenible y de segunda mano, con especial foco en las técnicas de transformación de residuos en objetos de valor (Upcycling). “Será un encuentro para disfrutar de una moda creativa, sostenible, artesana y profesional. Los participantes podrán demostrar que son posibles otras formas de consumo y de emplear la moda como vehículo de expresión cultural”, señalan los organizadores.

Desde las 16h se realizarán talleres de transformación de prendas a cargo de Altrapo Lab, también habrá un desfile con la ropa de creadores de la Asociación de Moda Sostenible de Madrid y de la diseñadora catalana Sylvia Calvo y una pasarela con cinco diseñadores emergentes seleccionados gracias a un concurso convocado en redes sociales. Los creadores (procedentes de Jerez de la Frontera, Granada, Madrid, Guadalajara y Barcelona) presentarán sus colecciones siguiendo criterios de sostenibilidad, durabilidad, con materiales orgánicos o reciclados, y aportando una visión nueva a las técnicas de transformación.

Humana aportará el material textil necesario y un jurado formado por expertos en moda y sostenibilidad elegirá al ganador de la pasarela.

También se ha organizado el desfile Mercaíllo, alta costura de Pilar Robles, más conocida como Lapili, artista multidisciplinar, creadora de moda sostenible y transformación de materiales, que al final del evento presentará su nuevo tema musical, cuyo vídeo ha sido grabado en la planta de preparación para la reutilización de Humana en Madrid.

La industria de la moda es una las más contaminantes del Planeta. Es responsable del 8% de las emisiones totales mundiales. Cada año se fabrican 80.000 millones de prendas nuevas, según datos de la Ellen MacCarthur Foundation. Y parece que el futuro a corto plazo es igual o más preocupante: del modelo fast fashion se está pasando ya al ultra fast fashion.

La cita tendrá lugar este sábado 30 de marzo en el Espacio Ecooo (C/ Escuadra, 11. Madrid). Cuenta además con la colaboración de Altrapo Lab y la Asociación de Moda Sostenible de Madrid.