BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Las propuestas de las nuevas economías para el cambio climático

El Foro de la Nueva Economía y la Innovación Social (NESI) organiza a partir del 20 de diciembre y hasta junio de 2018 un ciclo de cinco webinars (seminarios web) sobre  las propuestas de las nuevas economías para mitigar y adaptarse al cambio climático.

En este ciclo de webinars se aprenderá cómo afrontar el gran desafío del cambio climático desde las ciudades y qué buenas prácticas se están haciendo para vivir más y mejor.

El ciclo se enmarca dentro del proyecto Las nuevas economías y la innovación social como herramienta de adaptación al cambio climático, que se lleva a cabo con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio ambiente de España (MAPAMA).

Ilustración de NESI.

Su principal objetivo es la disminución de las emisiones de carbono en el medio urbano y rural y adaptación al cambio climático mediante el desarrollo de políticas y estrategias públicas a partir de nuevos modelos económicos basados en la innovación social.

El ciclo parte de la base de que compartimos una época de grandes cambios en la que el gran reto es el cambio climático que amenaza la vida en la Tierra como nunca otra época en la historia de la humanidad. Considera que las nuevas economías emergen con fuerza y se presentan como la solución y alternativa a un sistema que perpetúa el cambio climático y el agotamiento de recursos naturales.

Para ello, NESI quiere movilizar a los actores clave de las nuevas economías y la innovación social para crear herramientas conjuntas que faciliten poner en marcha iniciativas tendentes a mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y la adaptación al cambio climático en las ciudades y entornos rurales.

También, informar e implicar a los responsables del desarrollo de políticas públicas (niveles local, regional y nacional) a los agentes socioeconómicos y a la ciudadanía en la puesta en marcha de las nuevas economías.

Imagen de Efe.

Los cinco webinars son:

1ª ¿Qué herramientas ofrecen las nuevas economías para la mitigación y adaptación al cambio climático?

2ª Las economías que cuidan el planeta: Aportaciones de la economía circular y la economía azul frente al cambio climático.

3ª Economía Colaborativa y Ciudades en transición. La colaboración como herramienta contra el cambio climático

4ª  Economía Social y Solidaria, Economía del Bien Común y finanzas éticas. Su contribución a la mitigación dl cambio climático.

5ª buenas prácticas de aplicación de las Nuevas Economías en el ámbito local como herramienta frente al cambio climático.

Los seminarios parten de la base de que compartimos una época de grandes cambios en la que el gran reto es el cambio climático que amenaza la vida en la Tierra como nunca otra época en la historia de la humanidad. Considera que las nuevas economías emergen con fuerza y se presentan como la solución y alternativa a un sistema que perpetúa el Cambio Climático y el agotamiento de Recursos Naturales.

‘Let it Slow! Market’, un mercado navideño de moda sostenible

El próximo sábado, 16 de diciembre, en pleno Conde Duque, uno de los barrios más activos y con más vida cultural de Madrid, se celebrará Let it Slow! Market, un mercado navideño de marcas de moda sostenible,  en el Espacio Puente Creativa, auspiciado por la plataforma The Circular Project.

Esta será una ocasión única para ver reunidas marcas de moda y diseño sostenible y tener más fácil la elección de las compras navideñas y una oportunidad para conocer de primera mano el trabajo y a la gente que hay detrás.

Serán 12 horas de actividades y venta – de 11 h a 23 h- y se presentarán los mejores proyectos de esta forma de hacer respetuosa con el planeta. Durante toda la jornada, se realizará entre todos los que acudan, vendedores y público, un Árbol de Navidad colaborativo con frases y objetos que tengan que ver con la sostenibilidad, la ecología, el reciclaje, la ética…

También se han organizado tres talleres: uno sobre Sostenibilidad y moda (a as 13.00 h); otro sobre El papel de los diseñadores y patronistas en la moda sostenible (a las 16.00 h); y un tercero sobre Reciclaje con niños (a las 17.30 h).

Además, a partir de las 21.00 h comenzará la presentación del programa de radio Qué hay de Nuevo (QHDN), que quiere dar voz a los proyectos que impulsan el cambio social y se centrará en el mundo de la empresa como motor de la innovación.

Del fin de fiesta de la jornada se encargará SAS.

 

Las compras navideñas y el respeto de los derechos humanos

Ante las próximas fiestas navideñas, el momento de mayor consumo del año, las organizaciones de Comercio justo recuerdan a los consumidores la importancia de garantizar que las compras respeten los Derechos Humanos y la protección del medio ambiente y de conocer quiénes elaboran los artículos que se compran y, sobre todo, en qué condiciones. Detrás de muchos productos cotidianos se esconden situaciones de trabajo forzoso, esclavitud o explotación laboral infantil.

Un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), presentado este año, señala que hay 25 millones de personas son sometidas a trabajo forzoso en fábricas clandestinas, explotaciones agrícolas y otros sectores, de las cuales, el 18 % son menores.

Por otro lado, la OIT calcula que 830 millones de personas son trabajadores pobres, es decir, su salario no les permite cubrir necesidades básicas y que 152 millones de niños y niñas son explotados laboralmente. La mitad tienen entre 5 y 11 años y el 70% trabaja en la agricultura.

Ante situaciones como estas, las organizaciones de Comercio justo destacan la importancia de conocer el origen de los productos y recuerdan que hay alternativas económicas que garantizan la protección de los Derechos Humanos y del medio ambiente.

El Comercio justo se basa en criterios como asegurar unas condiciones de trabajo dignas y seguras, el pago de un salario adecuado, el mismo para ellos y para ellas ante las mismas tareas, la no explotación laboral infantil y la producción a través de procedimientos respetuosos con el entorno natural.

Este comercio forma una red presente en 75 países, en la que participan más de 2.000 organizaciones productoras de América Latina, África y Asia, que agrupan a más de dos millones de personas. De ellas, el 75% se dedican a la producción de alimentación o materias primas como el algodón. El resto, unas 250 entidades, se dedican al textil y a la artesanía.

En España, el consumo de Comercio justo alcanzó en 2016 los 40 millones de euros, un 15% más que el año anterior. Pese al aumento, España, con una media de gasto en Comercio justo de 80 céntimos por persona en el último año, sigue a la cola en relación a otros países europeos, donde el consumo medio es de 13’7 euros.

En nuestro país existen 75 tiendas de Comercio justo gestionadas por las organizaciones de la Coordinadora Estatal de Comercio Justo (CECJ). Su gama de artículos va desde la alimentación hasta los juguetes, complementos, cosmética natural, decoración o papelería. Los productos que se distribuyen aquí proceden de 242 organizaciones de más de 40 países y el 80% de estas organizaciones productoras son cooperativas, fundaciones o asociaciones.

 

Invertir en energía limpia para ayudar a los desplazados por motivos energéticos

Ecooo Revolución Solar y CEAR (Comisión Española de Ayuda al Refugiado) están llevando a cabo la campaña Enciende Refugio,  centrada en invertir en energías renovables, para ayudar a todas aquellas personas que se desplazan forzosamente por motivos energéticos.

La campaña, que se puso en marcha el 22 de noviembre pasado, pone el foco en cómo nuestro modelo energético provoca desplazamientos forzosos de personas y propone un modelo energético sostenible, descentralizado y en manos de los ciudadanos.

La energía es una de las causas principales de los desplazamientos forzosos de millones de personas en el planeta. Por eso, con este proyecto, estas organizaciones quieren invitar a la ciudadanía a encender el interruptor ético para apostar por un modelo energético sostenible, basado en acabar con el enorme despilfarro de energía de nuestra sociedad hiperconsumista, con un modelo que utilice fuentes energéticas autóctonas y limpias, fuentes renovables.

Al participar en la campaña, inviertes tus ahorros (desde 100€) en una planta solar fotovoltaica, socializada por Ecooo y situada en Loeches (Madrid), que genera energía renovable, promoviendo la participación ciudadana y una economía más respetuosa con el medioambiente. Además, un 9% de los ingresos irán destinados a financiar la labor de refugio, acogida, actuación y denuncia de CEAR mientras que el inversor obtiene una rentabilidad anual del 4,5% (después de impuestos).

Desde 2008, cada año 21,5 millones de personas se desplazan de sus lugares de origen a la fuerza por peligros relacionados con el clima -inundaciones, tormentas, incendios forestales o temperaturas extremas- y por el cambio climático -las sequías o la erosión costera vinculada al aumento del nivel del mar, según los datos de Acnur.

Existen además otras causas derivadas del modelo energético que obligan a las personas a salir forzosamente de sus hogares: conflictos bélicos derivados de la pugna por materias primas energéticas, construcción de grandes infraestructuras energéticas que desplazan a poblaciones indígenas, o la contaminación ambiental generada en las fases de extracción de recurso energético, en el  transporte, en la fase de explotación o en el tratamiento de los residuos.

Ecooo promueve y desarrolla proyectos a favor de un nuevo modelo energético sostenible y en manos de las personas.

El éxito de los negocios digitales que ponen en el centro a la persona

En los dos próximos años, se va a producir el boom de los negocios digitales en España y en 2018 ya habrá varias empresas de negocios digitales (infoproductos) que facturarán más de un millón de euros.

Este crecimiento está generando un gran interés en los profesionales del sector, a la vez que atrae a otros nuevos hacia esta realidad, según afirma Miquel Baixas, creador de la Escuela de Nuevos Negocios, en agosto de 2016, y que ya factura cifras cercanas al millón de euros. Baixas es un pionero en España respecto de las consecuencias que la revolución digital va a tener en la sociedad. Un referente que no cree en las predicciones, pero sí en los datos y tendencias que confirman -señala- un fenómeno que resulta imparable.

Miquel Baixas, cuyo propósito es divulgar la manera de cambiar el modo de hacer negocios,  afirma que hace apenas una década, los negocios digitales, eran prácticamente desconocidos, y solo unos cuantos eran capaces de entender su potencialidad. Sin embargo, en los últimos cinco años ha surgido una nueva generación de profesionales que ha decidido apostar por los nuevos negocios y que van a conseguir que la realidad económica se transforme completamente.

Surgen nuevas profesiones y, más importante, negocios que funcionan de modo diferente. Negocios que ponen a la persona en el centro, y no al capital. Diseñados para la persona, y no solo para ganar dinero.

“Antes –señala Baixas- se trabajaba en un lugar, para recaudar dinero y tiempo, y disfrutarlo en otro espacio. Este concepto ya resulta antiguo. Hoy, la persona aborda un negocio para desarrollarse laboralmente y aportar algo al mundo, y esto es posible gracias a la revolución digital. El negocio ahora se adapta a la persona, se integra en su propio proyecto de vida, y le ayuda a ofrecer algo a la sociedad, además lógicamente de dar soporte económico, pero la persona figura como el núcleo de todo”.

Con la revolución digital, los negocios van a ser cada vez más híbridos –una mezcla entre off y online- para digitalizarse progresivamente, según el tipo de negocio.

Entre los sectores de futuro, una apuesta segura para este divulgador es la educación online, que es más ágil y tiene menos costes que la tradicional y vaticina que en 2020 entre las cinco empresas que más facturen en el mundo, una de ellas, si no más, se dedicará a la educación online.

El coche compartido, el transporte más utilizado por los universitarios para volver a casa en Navidad

El 41% del millón y medio de universitarios españoles estudian fuera de su comunidad autónoma, según datos del Ministerio de Educación, lo que significa que 615.000 estudiantes harán el viaje a casa en Navidad.

Con los datos de más de un millón de búsquedas realizadas en su web y su app, el comparador de viajes integral Gopili.es ha calculado cuánto le cuesta a un universitario hacer el viaje a su ciudad con motivo de las vacaciones navideñas, en los medios de transporte incluidos en el buscador: tren, autobús, avión y coche compartido. Y según este cálculo, el gasto medio de los estudiantes en su viaje de ida y vuelta a casa asciende a 147€ (5€ menos que el año pasado).

Los estudiantes que se desplazan a Castilla La Mancha son los que menos pagan por su billete (35,33€ de media). Entre 35€ y 55€ pagarán los estudiantes con destino a La Rioja, Navarra y Baleares. Algo más costarán los billetes a quienes viajen al País Vasco, Cataluña, Comunidad Valenciana, Andalucía, Murcia y Extremadura (entre 58€ y 81€).  De 82,80€ a 98,08€ costarán los viajes con destino Castilla León, Galicia, Asturias y Aragón, mientras que los estudiantes que vuelan a Canarias serán un año más a los que más caro le saldrá reunirse con familiares y amigos: pagarán una media de 144€ por su viaje a casa.

El modo de transporte más barato elegido por los estudiantes para el trayecto de vuelta a casa es el coche compartido, por el que pagan una media de 37,44€;  seguido del autobús (42,14€), tren (58,26€) y por último avión (159,07€).

Sin embargo, el medio preferido es el bus, ya que un 37% de estudiantes lo utilizan para viajar a sus localidades para las fiestas. Siguen en popularidad el coche compartido, utilizado por el 26% de los estudiantes viajeros. El 25% prefiere moverse en tren, mientras que el avión solo lo elige un 12% de los estudiantes.

En cuanto a fechas elegidas para volver a casa, según Gopili, comienzan el 20 de diciembre, coincidiendo con el periodo universitario de vacaciones. El 49.1% de los estudiantes viajará entre los días 20 y 25 de diciembre para pasar la Navidad con los suyos; un 4.7% viaja el mismo día 25 y el 46.1% atrasa el viaje hasta la última semana del año para celebrar con su familia la Nochevieja.

La mayoría de los universitarios (58%) espera a la semana antes del viaje para reservar. Un 29% hace su reserva entre una y cuatro semanas antes de la fecha de ida y el 13% con más de un mes de antelación.

El intercambiador de ropa, para consumir menos y crear más

Greenpeace, Fashion Revolution y Shareable han propuesto que la próxima semana, entre el 2 y el 10 de diciembre,  declaremos la guerra al consumo, como ya he contado aquí, con una iniciativa denominada “Haz algo”.

Siguiendo el consejo, Altrapo Lab, el laboratorio de reciclaje textil que propone  consumir menos y crear más, se ha sumado a las jornadas que se celebran en el Palacio de Santa Bárbara, en Madrid, el sábado y el domingo 2 y 3 de diciembre.

Es un acto gratuito organizado por Greenpeace con talleres creativos pensados para toda la familia, intervenciones sobre otras formas de consumo, actuaciones musicales, documentales, juegos y muchas sorpresas y diversión.

Entre todas estas actividades previstas, Altrapo Lab ha organizado un intercambiador de ropa al que acudir con las prendas y complementos que ya no te pongas y cambiarlas por otras que te gusten más. “Esto es una nueva forma de concebir el consumo de una manera más sostenible y todos te lo agradeceríamos desde el fondo de nuestros armarios”, dicen sus organizadores.

¿Cómo funciona? Cada participante podrá llevar  un máximo de cinco prendas de las que se quiera desprender. Para el intercambio posterior,  las prendas se cambiarán por puntos. Dependiendo del tipo de prenda se recibirá  un número de puntos.

Serán dos las formas de intercambio:
Recepción previa: Los participantes traen sus prendas dos horas antes del intercambio (de 11 a 13 h) y se llevan un número de puntos dependiendo del tipo de prendas que aporten. De esta manera, se valoran y se etiquetan, para después exponerlas cuando se inaugure el evento. Trayendo la ropa con antelación, se llevarán una bonificación en puntos.

Recepción en directo: Los participantes traen tus prendas el mismo día del intercambio, de manera que tendrán que pasar por el punto de recogida y esperar unos minutos a que hagan la valoración de sus prendas y les den sus puntos correspondientes para canjear por otras.

En el momento en el que las personas dejan su ropa para que entre dentro del circuito del intercambio, no se asegura poder recuperarla, incluso si no se llevan ninguna otra prenda. Sin embargo, podrán conservar los puntos que no hayan canjeado y tener la oportunidad de volver a usarlos en un posible futuro intercambio de ropa.

Toda la ropa que no sea intercambiada será donadaRecumadrid, cooperativa social, integrante de Aeress Recuperadores, cuya actividad principal es la recogida, recuperación y reciclaje de textil, muebles y electrodomésticos.

Al intercambiador se puede llevar todo tipo de prendas a excepción de: ropa interior, calzado, pijamas, ropa de hogar (toallas, sábanas), camisones, ropa infantil, complementos o accesorios como collares por ejemplo. Y todas las prendas tienen que estar en buen estado, sin manchas, ni agujeros, ni excesivamente desgastadas, lavadas y bien presentadas.

Durante todo el fin de semana,  también habrá talleres para hacer muebles, otro de instrumentos reciclados, de juguetes o de costura de guerrilla, entre otras muchas actividades.

Todo el programa, pincha aquí.

‘Cuento contigo’ en la nueva recogida de alimentos este fin de semana

La Federación de Bancos de Alimentos y las 56 entidades que lo integran realizarán el próximo fin de semana la 5ª Gran Recogida de Alimentos, bajo el lema Cuento contigo, dirigida a paliar la penosa situación de precariedad alimentaria en la que viven miles de familias españolas.

La campaña se llevará a cabo los días 1 y 2 de diciembre en todo el país y en Madrid se ampliará al día 3.

El objetivo de esta gran colecta, que en ediciones anteriores mostró ser la más solidaria de Europa al superar con creces las cifras de las recogidas anuales de países como Italia, Francia o Portugal, es llegar a recoger los 22 millones de kilos de alimentos no perecederos obtenidos el año pasado. Por eso, los responsables de los bancos de alimentos apelan una vez más al esfuerzo y la solidaridad de los ciudadanos.

Para esta 5ª Gran Recogida necesitan contar con el trabajo de unos 130.000 voluntarios, que cubran los cerca de 11.000 puntos de donación que durante los días de campaña se van a habilitar en hipermercados, supermercados y tiendas de alimentación en todo el territorio nacional.

Dicen sus organizadores que la campaña se fundamenta en dos pilares básicos: la necesidad y la solidaridad.

En la necesidad, “porque aún hay muchas familias que están pasando penuria alimenticia en nuestro país, una triste realidad a la que no debemos dar la espalda a pesar de que muchos hayan salido ya de la difícil crisis en la que hemos estado sumidos”, señalan. En este aspecto, la Federación alcanza a ayudar a más de 1.500.000 personas desfavorecidas, con un reparto anual de alimentos de más de 153 millones de kilos, aunque recuerda que en nuestro país existe una bolsa de pobreza que alcanza los 5 millones de españoles.

Y en la solidaridad, “esencialmente en la del ciudadano, sin cuya generosidad para aportar su tiempo como voluntario y como donante de alimentos sería imposible llevar a cabo esta iniciativa. También en la solidaridad de empresas e instituciones (universidades, colegios, ayuntamientos… ) que hacen donaciones en especie y en la de las cadenas de distribución que realizan aportaciones específicas de alimentos no perecederos y que facilitan a los bancos todo tipo de materiales y apoyo en la organización de la complicada logística de la recogida.

 

¿Sabes dónde y cómo se hicieron tus zapatos?

Las demandas de transparencia de la campaña Cambia Tu Zapatos (Change Your Shoes), que propone mejorar las condiciones de las trabajadoras y los trabajadores de la industria global de la confección, entraron hace unos días en el Parlamento Europeo, en un debate en el que participaron eurodiputados, miembros de la Comisión Europea, de la OIT, del sindicato global IndustriAll Europe y representantes sindicales y de ONG, promovido por los parlamentarios Lola Sánchez Caldentey, del Grupo de la Izquierda Unitaria Europea; Heidi Hautala, de Greens-EFA; y el eurodiputado Arne Lietz, de S&D.

En 2017, las tres instituciones europeas han expresado su preocupación por las violaciones de los derechos humanos en el sector de la confección y el calzado y han pedido más acciones en contra de la explotación.

Así, la Comisión Europea declara en su documento de trabajo que está comprometida con la promoción e integración efectiva de la sostenibilidad en el sector de la confección. También, el Parlamento Europeo, con su resolución sobre este sector, pide a la Comisión que vaya más allá de la presentación de un documento de trabajo y presente una propuesta legislativa con obligaciones vinculantes para las cadenas de suministro en el sector de la confección; y el Consejo Europeo ha animado a la Comisión a respaldar las iniciativas para aumentar la transparencia y la trazabilidad en las cadenas de suministro de prendas de vestir, en sus conclusiones sobre cadenas de valor sostenibles de ropa.

Las organizaciones que denuncian las malas prácticas en este sector han acogido con esperanza esas buenas intenciones de trabajar en mejoras en el sector, pero quieren ver medidas concretas de las instituciones de la UE, según afirma José Luis Mariñelarena, coordinador español de Cambia tus Zapatos.

En este debate organizado en el Parlamento, varios representantes de Ong y sindicatos han puesto de manifiesto las dificultades y condiciones de vida de los trabajadores en distintas partes del mundo a donde acuden a producir su ropa y sus zapatos las grandes marcas europeas.

Por ejemplo, Rokeya Rafique de la Ong Karomjibi Nari, que trabaja con mujeres empleadas en el sector del calzado en Dhaka (Bangladesh), explicó que especialmente para las mujeres, la exposición al pegamento y otras sustancias nocivas está causando problemas graves de salud. En la misma línea, Ahmed Kutubuddin, del sindicato BGTLWF, insistió en que para garantizar el cumplimiento de los derechos humanos y laborales de las personas trabajadoras en las curtidurías de cuero y las fábricas de calzado es necesario el apoyo internacional de la ciudadanía y de los consumidores, así como de los cargos políticos europeos y de los responsables de las marcas”.

Entre mayo y octubre de este año, la campaña Cambia Tus Zapatos promovió una petición online dirigida a marcas internacionales de calzado para favorecer la transparencia en las cadenas de suministro. Como resultado, 13.606 ciudadanos han exigido transparencia y medidas concretas para garantizar los derechos de los trabajadores y las trabajadoras de las cadenas mundiales de suministro de calzado y cuero. La coalición Cambia Tus Zapatos prepara además la entrega de firmas a las marcas para los próximos días.

 La Campaña Ropa Limpia es una red internacional de Ong, sindicatos y organizaciones de consumidores, que trabaja para mejorar las condiciones laborales en la industria global de la confección.

Cambia Tus Zapatos es un consorcio de 15 organizaciones europeas y tres asiáticas que defienden que los trabajadores de la industria del calzado tienen derecho a un salario digno y a la protección de la salud y la seguridad en el trabajo. También promueven el derecho de los consumidores a adquirir productos seguros y a la transparencia en el proceso de producción de los zapatos.

Una pequeña empresa de lanas que recupera la tradición textil

dLana es una pequeña empresa, que se abrió en 2014 y que busca fomentar el empleo verde y la recuperación de tradiciones sostenibles, como la utilización de la lana autóctona del país, procedente de ovejas merinas.

Radicada en San Lorenzo de El Escorial (Madrid), ha sido la primera en recuperar el alto valor de la lana como materia prima promocionando el entramado textil que todavía queda en el territorio español. Cuenta con el sello Lana 100% Autóctona, del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, que asegura que la procedencia de esta materia prima es de ovejas merinas puras y de ganadería extensiva y trashumante.

El germen de su proyecto fue “la búsqueda en nuestro país de materias primas textiles responsables y éticas con las personas, el medio ambiente y los animales. Cuando dimos con la lana, tanto sus magníficas propiedades y usos, toda su fascinante historia y legado; así como los problemas de gestión y procesamiento actuales tanto en España como en Europa, decidimos comenzar la travesía, caminar contra corriente y devolver, desde nuestra humilde posición, el valor a esta materia prima natural”, dicen Esther y Javi, los alma mater de dLana.

Sus productos, tanto las lanas como las prendas tejidas, “ofrecen la posibilidad de crear un vínculo entre el campo y la ciudad a través de la unión de diseño y artesanía, creando artículos de alto valor añadido, únicos y duraderos en el tiempo”, afirman.

En dLana, seleccionan la lana procedente de ganadería trashumante y extensiva porque genera biodiversidad, mantiene los pastos y disminuye los riesgos de incendios, entre otros muchos beneficios y porque es la forma más ética de manejo del ganado. Los animales disfrutan de una vida al aire libre, respetando su crecimiento y condiciones de vida. Y consideran que la trashumancia hoy, lejos de ser una reliquia histórica, constituye un patrimonio activo de gran potencia para el conjunto de la ciudadanía.

También, han adoptado el compromiso de la búsqueda diaria de procesos y proveedores que sean capaces de asumir sus ideales y ofrezcan en sus empresas y servicios la posibilidad de mejorar el cuidado del planeta y de las personas. “Por ello, visitamos las ganaderías personalmente y conocemos a las personas y familias que trabajan en ellas, sus dificultades, retos y necesidades, apoyando cada día su actividad y esfuerzo”.

dLana trabaja con  empresas textiles que tienen su mismo compromiso con el medio ambiente. Así lavan la lana en Béjar (Salamanca) en uno de los pocos lavaderos industriales que aún se mantienen activos en la península. Y para el cardado y el hilado, la lana viaja a diferentes lugares, a los reductos textiles laneros que aún quedan en Béjar, Sabadell, Terrassa, el interior levantino y también otros ejemplos más artesanales en Val de San Lorenzo o Ezcaray.

Comparten la definición de artesanía tradicional de la Unesco como: “la manifestación más tangible del patrimonio cultural inmaterial”; por eso, desarrollan todos los procesos de transformación dentro del territorio, apoyando a la industria textil española y defendiendo la fabricación artesanal como garantía de calidad.

Además de sus lanas y sus prendas, ofrecen muchas posibilidades de adaptación, transformación y creación de hilos 100% lana merina y prendas ya confeccionadas con la misma materia, a empresas, diseñadores, tejedoras, organizaciones, tiendas y mercerías,

dLana forma parte de la Asociación de Moda Sostenible de Madrid.

Información: dLana.es