BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Entradas etiquetadas como ‘empresas’

Cómo llenar las ciudades de ciclistas formados y responsables

Los días 10 al 13 de este mes de julio se va a realizar un curso de formación de la metodología de Una Bici Más, un plan que ahora llega a la ciudad de Madrid y que se ha llevado a cabo en otras ciudades españolas, fruto de la colaboración de dos coordinadoras estatales ConBici y Factoría de Ciclistas, que trabajan en la formación en ciclismo urbano.

Se trata de un curso teórico-práctico para transmitir los aspectos más relevantes que ha de manejar una persona que trabaje o quiera trabajar profesionalmente como instructor/a en ciclismo urbano bajo la citada metodología.

Lo organiza Mares Madrid y para ello ha convocado esta semana a los agentes, colectivos y entidades que estén realizando rutas en bici, acompañamiento para rutas seguras al colegio en bici, rutas en bici al trabajo, etc., a una reunión explicativa del plan de formación Una Bici Más.

Imagen de Una Bici Mas.

El motivo es construir en Madrid una red suficiente de entidades vinculadas a la metodología Una Bici Más, adaptación para las ciudades españolas de la británica Bikeabili. Se trata de una metodología descrita, concreta y repetible, que trabaja las diferentes maniobras y situaciones que todo ciclista se puede encontrar durante cualquier desplazamiento en bici, y lo hace de manera práctica, en un entorno real con tráfico, bajo la supervisión de instructores cualificados.

Con un método estandarizado, la formación que se imparte se adapta a las características y necesidades de los diferentes usuarios potenciales (centros educativos, centros laborales, familias, colectivos en riesgo de exclusión, etc).

Conbici coordina a 60 asociaciones y colectivos de ciclistas en defensa de la bici en todo el país y Factoría de Ciclistas es la coordinadora de empresas formadoras en ciclismo urbano que trabaja en la promoción del uso de la bici y en asegurar que se ofrezca una formación seria, segura y de calidad contrastada.

Factoría de Ciclistas promueve además la investigación y la educación en materia de ciclismo urbano y está integrada por cinco empresas que, juntas, suman más de 50 años de experiencia en la promoción y educación en el uso de la bici: Biciclot en Catalunya, Bizieskola y Txita en Euskadi, La Ciclería en Aragón y Aula de la Bici en Valencia.

Ambas tienen alcance en todo el territorio nacional y trabajan para la expansión de unos cursos de circulación urbana de calidad, impartidos por instructores profesionales que contribuyan a llenar nuestras ciudades de ciclistas formados y responsables.

Vacaciones con consciencia

La plataforma ConSuma Consciencia celebrará del 15 al 20 de julio su III Encuentro. Una cita de personas comprometidas con el desarrollo de una sociedad más consciente, que quieren aportar sus conocimientos, capacidades y tiempo para continuar con la construcción de la web www.consumaconsciencia.org.

Esta web es una herramienta que facilita información para que los ciudadanos que quieran consumir con valores puedan tomar decisiones más informados. La casa rural El Torreón de la Bruna proporcionará el alojamiento y la comida a los participantes a cambio de unas siete horas diarias de trabajo.

“Los objetivos de la plataforma son muy ambiciosos, ya que se necesita procesar una cantidad ingente de información. Esta información es para personas y lo suyo es que sea generada por personas. Creemos que hay muchas personas con grandes capacidades y conocimiento que pueden ponerlo al servicio de la plataforma si somos capaces de ofrecer las condiciones necesarias. Y este encuentro pretende fomentar el trabajo y el aprendizaje, enriquecedor para todas las partes”, señalan sus organizadores.

Las personas interesadas en participar recibirán información técnica  específica y detallada sobre las tareas que se van a desarrollar durante el encuentro. Habrá personas que se dediquen a la búsqueda de información sobre las empresas y otras que realicen otras actividades, como las relacionadas con la difusión. La organización se responsabilizará de guiar el trabajo de todas las personas voluntarias, para lo que se facilitará la información relevante o se indicará cómo y dónde obtenerla.

El trabajo se realizará preferentemente en horario de mañana, para poder dedicar las tardes a actividades de ocio. El alojamiento y la comida los proporcionará El Torreón de la Bruna, que abrió sus puertas en septiembre de 2014 y se encuentra en el pintoresco y tranquilo pueblo de Grez, Urraúl Bajo, en el prepirineo navarro. Se trata de una casa rural con capacidad para 18 personas y amplias zonas comunes (jardín, huerta, barbacoa…).

El entorno es un lugar privilegiado para hacer excursiones a rincones naturales (por ejemplo, la foz de Lumbier y de Arbayun) y enclaves culturales (Castillo de Javier, Monasterio de Leire, etc.

Las inscripciones se pueden realizar hasta el 30 de junio.

ConSuma Consciencia es una plataforma dedicada a  proporcionar información transparente, rigurosa, trazable y comparable sobre cómo son las empresas que ofrecen productos o servicios en ámbitos cotidianos de la vida con el fin de que las personas usuarias puedan realizar un consumo más razonado y razonable, alineado con sus valores.

Encuentro de ciudadanos que aportan sus conocimientos en una plataforma de consumo consciente

ConSuma Consciencia celebrará del 23 al 27  de marzo su III Encuentro, en el que reunirá a personas comprometidas con el desarrollo de una sociedad más consciente y que quieran aportar sus conocimientos, capacidades y tiempo para seguir ampliando los contenidos de  la plataforma www.consumaconsciencia.org.

Esta web es una herramienta que facilita información para que las personas que deseen consumir con valores puedan tomar sus decisiones teniendo de antemano toda la información disponible. La casa rural El Torreón de la Bruna (en Grez, Navarra) proporcionará el alojamiento y la comida para los participantes a cambio de unas 7 horas diarias de trabajo. Correrá por cuenta de los asistentes el traslado hasta el alojamiento.

Los organizadores de Consuma Consciencia promueven en estos encuentros la colaboración y la inteligencia colectiva y sus objetivos son muy ambiciosos, ya que se necesita procesar una gran cantidad de información, que será destinada a personas y lo suyo –dicen- es que sea generada por personas.

La plataforma proporciona información transparente, rigurosa, trazable y comparable sobre cómo son las empresas que ofrecen productos o servicios en ámbitos cotidianos de la vida con el fin de que las personas usuarias puedan realizar un consumo más razonado y razonable, alineado con sus valores.

Es una plataforma online, colaborativa, sin ánimo de lucro, de acceso gratuito, del procomún, independiente, y sin vinculación política ni confesional, señalan sus promotoras y compara la actividad de empresas y entidades que ofrecen productos o servicios en ámbitos cotidianos como la energía, la banca, las telecomunicaciones o la moda y que permitirá comparar, bajo el prisma de la responsabilidad compartida pero diferenciada, a pequeñas cooperativas con grandes transnacionales.

Empresas españolas obtienen el certificado que les abre el camino a la economía sostenible

El movimiento B Corp en España está en plena expansión y, según su primera Memoria Anual, casi 50 empresas españolas de doce sectores han obtenido el certificado, entre ellas, Veritas, Danone España, Triodos Bank, Change.org, Holaluz o Corresponsables.

B Corporation es un movimiento global de personas que utilizan la fuerza de las empresas para resolver los problemas sociales y ambientales del siglo XXI. A diferencia de las empresas que sólo persiguen fines económicos, las empresas con la certificación B Corp cumplen con niveles elevados y verificados de desempeño social y ambiental, transparencia pública, responsabilidad legal y compromiso de impacto positivo.

El 75% de la población actual desconfía de las empresas, según datos de Ipsos Mori. En el contexto de inestabilidad política, injusticia social y cambio climático actual, cada vez son más los consumidores descontentos que piden al mundo empresarial un rol más inclusivo y sostenible que les permita ponerse al servicio de la sociedad y dar respuesta a estos desafíos, según afirman los responsables de B Corp.

Certificadas con el sello B Corporation, empresas como Danone, Veritas, Holaluz y La Casa de Carlota son algunas de las compañías españolas que han tomado conciencia de esta situación y han manifestado su intención de posicionarse como actores capaces de mejorar la vida de los ciudadanos a través de los servicios y productos que ofrecen.

Con más de 2.400 empresas certificadas en 60 países y 130 sectores, el movimiento empresarial B Corp no solo responde a estas demandas crecientes de la población, sino que a través del sello B Corporation garantiza que las empresas que ha certificado generan un cambio positivo en la sociedad y en el planeta a través de su actividad.

Las empresas con el sello B Corp están obligadas a cumplir con rigurosos requisitos sociales y ambientales y a modificar sus estatutos legales para que los empleados, las comunidades y el planeta sean tan importantes como los accionistas en la toma de sus decisiones.

El movimento B Corp en España está en expansión, en tan solo 4 años, la comunidad ha experimentado un crecimiento anual del 20%.  B Corp no solo aporta a las empresas reconocimiento entre los clientes y consumidores, sino que es un espacio colectivo que permite sumar esfuerzos para emprender el camino hacia una nueva economía, más humana, sostenible e inclusiva.

A día de hoy, más de 65 mil empresas se han sometido a la Evaluación de Impacto B (BIA) para obtener el certificado B Corp, pero solo un 4% lo ha logrado. Entre ellas, hay firmas de gran renombre internacional como Hootsuite, Etsy, Kickstarter, Patagonia y Ben & Jerry’s.

Una empresa de juegos infantiles, Premio Triodos Empresas con valores

Jugar i Jugar, una pequeña empresa familiar que se dedica a los juegos infantiles, ha sido este año la ganadora del Premio Triodos Empresas, con el que la banca ética reconoce la labor de empresas con valores culturales, sociales y medioambientales.

Las seis empresas que han sido finalistas en el 4º Encuentro Empresas con Valores, que se celebró el 25 de enero, son entidades que aúnan en su actividad diaria los valores que garantizan la promoción del cambio y provocar impactos positivos en su comunidad.

Jugar i Jugar es una empresa que pusieron en marcha dos madres, Carmen y Claudia, en 2012, centrada en difundir y facilitar a los niños un juego libre, imaginativo y personal. A través de su tienda online y de los talleres que organiza, ofrece a padres y tutores las herramientas necesarias para que los más pequeños puedan descubrir, cuestionar y recrear el mundo que les rodea.

Su objetivo es obtener una visión especialmente rica de los materiales y los procesos educativos del juego y del aprendizaje para ofrecerla como valor añadido a todas las familias que confían en su propuesta. “El juego es una de esas cosas en peligro de extinción. Y se trata de una necesidad vital, como comer o dormir, no solo en la infancia”, afirmó una de sus fundadoras, Carmen Granados, en el encuentro de empresas.

Además de la ganadora del premio de 10.000 euros, los finalistas este año han sido:

100 x 100 Madera: una empresa que promueve viviendas de madera con criterios de bioconstrucción y bioclimáticas, eficientemente energéticas, ecológicas y sanas.

Asprodes: asociación sin ánimo de lucro de Salamanca que trabaja en la igualdad de oportunidades y mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual.

 Aupex: asociación sin ánimo de lucro que representa a las universidades populares de Extremadura. Está integrada por cerca de 220 municipios y más de 3.000 profesionales, que hacen que la “educación para todos” llegue a unos 140.000 extremeños al año.

Biosabor: empresa de Almería especializada en el cultivo ecológico de una amplia gama de tomates.

WhatsCine: una aplicación que  permite que todas las personas con discapacidad auditiva o visual puedan disfrutar del cine y de la televisión, con total independencia e igualdad. Es un proyecto conjunto de WhatsCine y de la Universidad Carlos III de Madrid.

El Premio Triodos Empresas es una convocatoria anual que tiene por objeto reconocer a las personas y organizaciones que están demostrando día a día que es posible desarrollar la iniciativa social y económica con una visión de futuro y el compromiso con la sociedad. En el premio participan seis proyectos que han contado con financiación de Triodos Bank.

La selección de los finalistas se realiza de forma participativa por todos los empleados de Triodos, atendiendo al compromiso individual de los emprendedores, la transformación social del proyecto y la respuesta a las necesidades reales de las personas y el medio ambiente. El ganador del premio, que tiene una dotación de 10.000 €, es elegido mediante votación abierta a través de la web.

‘Crowdfunding’ para un programa de radio que dará voz a las empresas innovadoras del cambio

¿Qué hay de nuevo? Es el nombre de un nuevo programa de radio, que comenzará a emitirse en el mes de enero, con el objetivo de romper la inercia informativa alrededor siempre de los mismos y dar a conocer a personas, proyectos y empresas que son la vanguardia del cambio que se está produciendo en la sociedad gracias a la tecnología y en ámbitos tan distintos como la economía, la cultura, la educación, el medio ambiente, la responsabilidad social o la ciencia.

Sus promotores, Daniel Jiménez Lorente, periodista, activista y emprendedor social, que dirigirá el programa, y Paloma G. López, también periodista y una luchadora por la introducción de la moda sostenible y responsable desde su plataforma The Circular Project, han puesto en marcha una campaña de crowdfunding para lanzar el programa de radio.

La campaña se acaba de abrir en la plataforma Phant y estará abierta hasta el 18 de diciembre para intentar conseguir  6.000 euros.

¿Qué hay de nuevo? quiere hacerse eco del talento y de ideas innovadoras, que además se propagan rápidamente por todos los rincones del planeta, debido a un momento de expansión del conocimiento nunca visto antes gracias a las modernas tecnologías de la información y la comunicación.

“Por eso, es tan importante contar todo esto, comunicar el trabajo bien hecho, saber qué hay de nuevo. Este es nuestro objetivo. Para mí, este es un programa de radio dedicado a la innovación. Innovación con un sentido transformador: queremos conocer a quienes están creando un mundo nuevo y mejor que el que tenemos ahora mismo. Nuestro enfoque siempre es positivo y constructivo. Se trata de apoyar a quienes ya están en camino hacia ese mundo mejor que debemos hacer posible”, afirma Daniel Jiménez, director del programa.

“Queremos dar respuesta  a tus inquietudes y tenemos el afán de que no salgas de tu asombro al descubrir día tras día que hay otra sociedad de la que no te cuentan nada”, dice Paloma G. López, coproductora del programa, quien añade que “la nueva sociedad necesita nuevos medios de comunicación, una nueva radio que dé voz a los que están haciendo posible un cambio de paradigma, poco a poco, apenas sin ruido pero imparable. Una radio que hable de personas pero también de empresas y de las personas que hay detrás de esas empresas, primando una sociedad más equitativa”.

¿Qué hay de nuevo? cuenta con el apoyo de empresas que tienen muy en cuenta la sostenibilidad y otra forma de hacer, pensando en las personas, como Triple Balance SANNAS, Quiero y The Circular Project.

El Atlas de la Comida denuncia el peligroso monopolio de la alimentación

Amigos de la Tierra Europa junto a la Fundación Heinrich Boll y la Fundación Rosa Luxemburgo ha publicado el Atlas de la Comida, una investigación en la que se muestra cómo la producción de alimentos en el mundo está monopolizada por cada vez menos empresas y cada vez más grandes, a lo largo de toda la cadena alimentaria.

Esta tendencia amenaza la capacidad de elección de los consumidores, el empleo y las condiciones laborales en la industria agroalimentaria, así como a la producción de alimentos en el futuro, señala el informe.

En los años 2015 y 2016, de las 12 mayores fusiones entre empresas con cotización oficial, cinco tuvieron lugar en el sector agroalimentario, con un valor total de casi 500.000 millones de dólares americanos.

Imagen del Atlas de la Comida.

La publicación del informe coincide con la decisión a la que se enfrenta la Comisión Europea sobre la autorización de la megafusión entre Bayer y Monsanto, y después de que el comisario de , Phil Hogan, anunciase su intención de frenar el poder excesivo de los supermercados.

Las conclusiones del informe son motivo de preocupación para las organizaciones sociales, ya que la concentración de poder por parte de unas pocas empresas en la cadena alimentaria está causando:

  • Menor oferta para los consumidores: casi la mitad de la comida que se vende en la Unión Europea viene de solo 10 cadenas de supermercados. Apenas 50 industrias se llevan la mitad de las ventas de comida en el mundo. Y tan solo 4 empresas producen el 60% de la comida de bebé en el mundo.
  • La alimentación del futuro en riesgo: las fusiones entre los gigantes de la agroindustria provocan la intensificación de la producción a lo largo de toda la cadena, actualmente el 20% de las tierras agrícolas del mundo están ya degradadas.
  • Pérdida de empleos y bajada de salarios: la actual ola de fusiones en las industrias procesadoras, por ejemplo, entre Heinz y Kraft, se ha debido a la necesidad de ahorrar costes para seguir compitiendo en el mercado global, lo que ha provocado la pérdida de miles de puestos de trabajos.
  • Presión por los bajos precios, el cártel de la distribución: las empresas de distribución (principalmente supermercados) y la industria procesadora de alimentos presionan a sus proveedores, expulsando a los pequeños productores y normalizando las pésimas condiciones laborales y bajos salarios en toda la cadena. Por ejemplo, aproximadamente el 80% del mercado mundial del té está controlado por tres empresas.
  • Persistencia del hambre entre la población más empobrecida, pese a la sobreproducción de alimentos en el mundo: la cosecha global de cultivos alimenticios equivale a 4.600 kcal. por persona y día – pero más de la mitad se pierde en el almacenamiento, distribución, desperdicio y alimentación del ganado.

Blanca Ruibal, responsable de Agricultura y Alimentación en Amigos de la Tierra ha señalado que “las grandes empresas transnacionales de agricultura y alimentación tienen cada vez más poder; está en juego la calidad de nuestra comida, y la capacidad de alimentar a las generaciones futuras. La UE debe tomar medidas para evitar esta concentración y fomentar las alternativas. Existen muchos ejemplos de cómo producir alimentos sanos a la vez que se crea empleo digno y se protege el entorno”.

El Atlas der la Comida. Una visión global de la cadena agroalimentaria mundial.

Fuente: Amigos de la Tierra

Vacaciones ‘Consuma’ consciencia

La asociación sin ánimo de lucro Transitándonos, promotora de ConSuma Consciencia, ha organizado unas vacaciones colaborativas, con alojamiento y manutención gratuitas, para las personas interesadas en participar en el desarrollo de la plataforma y sus contenidos.

Serán estancias de cinco días en la casa rural El Torreón de la Bruna, un alojamiento situado en la localidad navarra de Grez. Allí, los asistentes combinarán el trabajo voluntario de búsqueda intensiva de datos sobre el desempeño de empresas del ámbito de la electricidad y la banca, así como tareas de comunicación y posicionamiento web, con excursiones en el pre-pirineo navarro, yoga y meditación.

Las fechas de los encuentros y los sectores que se abordarán  son:

–          Julio / Electricidad: del domingo 9 al viernes 14 y del domingo 16 al viernes 21

–          Septiembre / Banca: del domingo 3 al viernes 8 y del domingo 10 al viernes 15

ConSuma Consciencia es una plataforma online que compara el desempeño de entidades que ofrecen productos o servicios en ámbitos cotidianos de la vida como energía, banca, telecomunicaciones o moda. Esta herramienta permitirá comparar, bajo el prisma de responsabilidad compartida, a todo tipo de empresas, desde pequeñas cooperativas a grandes transnacionales.

El acceso a la información será gratuito. El objetivo es que el usuario final tenga un recurso que le facilite tomar decisiones sobre su consumo más conscientes, razonadas y razonables. “En pocas palabras -dicen-, la iniciativa es una mezcla entre el rastreator y la wikipedia del modus operandi de las empresas”.

Para lograr este objetivo, el equipo promotor de ConSuma Consciencia ha desarrollado una metodología propia, basada en indicadores que permite visibilizar cómo operan las empresas.

Devtopía, socio tecnológico para el desarrollo de ConSuma Consciencia, está desarrollando el programa informático que permite el volcado, análisis y visibilización de la información. Con estos medios, la plataforma está preparada para realizar una búsqueda rigurosa y sistematizada de la información.

“Los encuentros organizados son una oportunidad única para conocer a otras personas  interesadas en el cambio social y contribuir a crear una sociedad más consciente en un ambiente mágico”, señalan.

Todos los detalles en: http://consumaconsciencia.org/vacaciones-csc/.

¿Quieres ser un consumidor consciente?

Del movimiento Knowcost se viene hablando hace unos años para señalar que no podemos seguir por la deriva del consumismo exacerbado y para informar a los ciudadanos de qué es el consumo consciente.

Opuesto radicalmente al Lowcost, el movimiento Knowcost es una filosofía de consumo que propone “consumir como piensas”, conociendo no sólo los costes visibles del producto (el precio venta al público) sino también los costes indirectos, que no se ven y que, a la vez, pagamos todos: coste estado de bienestar y coste planeta. Es el que es consciente del coste real que tienen los productos y servicios que se consumen.

Como dijo hace poco José Moisés Martín en este periódico, “Ha llegado la hora de que la ciudadanía sea consciente de que nada es gratis y de que los servicios de calidad requieren de recursos de calidad”.

Ser un knowcoster es tener el conocimiento de los verdaderos costes que tiene para la sociedad y para su bolsillo los productos que consume, según afirma Miguel Conde, impulsor de este movimiento y de la Fundación Knowcosters.

 

Cuando los consumidores optamos por un producto, le estamos mostrando nuestro apoyo y por tanto, también estamos apoyando a la fábrica o empresa que lo produce y al entorno económico y social en que es producido, configurando de forma directa el mundo en el que vivimos. Con nuestro consumo apoyamos la sociedad a la que aspiramos.

Un consumidor Knowcoster dirige, vota y orienta su consumo. Algo que a veces requiere cambiar el producto que habíamos elegido, a veces consumir menos, a veces no consumir, pero siempre sabiendo que estamos provocando una reacción en cadena que puede estar cerca o lejos de lo querríamos que sucediese.

La Fundación Knowcosters está trabajando con las marcas para que sean ellas, de primera mano, las que aporten la información a sus consumidores, a través del triple marcaje que aporte información sobre su coste real en tres vertientes:

Coste Estado del Bienestar: aporta información sobre el respeto a las condiciones sociales y económicas de las personas implicadas en todo su ciclo de vida.

Coste Planeta: aporta información sobre el cuidado y protección del medio ambiente y su entorno que intervienen en todo su ciclo de vida.

PVP: valor monetario.

El triple macaje sería la culminación de un proceso de enriquecimiento del discurso de los productos y de la traslación de la información relevante al consumidor para que se convierta en un consumidor Knowcost.

Esta es una de las propuestas de la Fundación, pero no la única. También está la Huella fiscal, un distintivo que informa del país donde pagan sus impuestos (IVA e Impuesto de Sociedades) las diferentes tiendas online.

Para el consumidor, la huella fiscal supone saber de dónde vienen los productos y hacia dónde nos llevan. Y con esa información decide qué hacer, libremente y con conocimiento de causa.

Para las empresas, supone transparencia y compromiso. Con la Huella fiscal, las tiendas online informan a sus clientes o usuarios (reales y potenciales) del lugar donde pagan el IVA y el Impuesto de Sociedades, a la vez que muestran su compromiso con el sistema fiscal del país donde operan.

La Fundación Knowcosters pone la Huella fiscal a disposición de cualquier empresa cuya actividad implique transacciones económicas en España vía Internet.

La Fundación Knowcosters es una entidad sin ánimo de lucro que trabaja para conseguir mejoras sociales y el mantenimiento del Estado de Bienestar, ofreciéndole al ciudadano herramientas informativas que le permitan consumir de forma más parecida a su manera de pensar.

Ante el evidente deterioro de las condiciones occidentales del Estado de Bienestar, desde la Fundación Knowcosters proponen una serie de medidas correctoras para esta degradación, a través de una forma de consumo diferente.

Un proyecto de generación de riqueza, basado en el bien común

La fábrica de sueños es un proyecto de creación de riqueza, basado en los principios del Bien común y puesto en marcha en Segovia por la asociación Escalera de colaboración, que pretende hacer una ciudad mejor, construyendo un espacio de trabajo, talento y creatividad en todas sus formas.

Sus líneas de actuación se basan en la economía colaborativa: compartir en vez de poseer, intercambiar en vez de desaprovechar, emprender en lugar de competir, crear y utilizar en lugar de acumular.

escalera de colaboración

Nacida hace un año, Escalera de colaboración se considera un espacio compartido de experimentación, creación y trabajo: autónomos, empresas, desempleados con espíritu emprendedor, particulares con conocimientos que quieran transmitir, estudiantes con ideas creativas y ganas de poner en práctica sus aprendizajes, cualquiera que desee colaborar para poner en marcha proyectos y generar trabajo y riqueza en Segovia.

Tienen el compromiso de generar riqueza a todos los niveles—social, cultural y económico—, de una forma diferente, “en comunidad”.

La primera fase del proyecto Fábrica de sueños, que durará seis meses, consistirá en captar ideas entre emprendedores. Después se evaluará la viabilidad de los proyectos y tras hacer una selección, se diseñará un plan de negocio, se buscará inversión y se pondrá en marcha la empresa.