BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Archivo de la categoría ‘Energía’

OCU lanza la III Compra Colectiva de Carburante y reanuda su campaña “Quiero pagar menos luz”

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) acaba de lanzar la III Compra colectiva de carburante y ha reanudado la campaña “Quiero pagar menos luz”.

Cualquier persona puede registrarse para beneficiarse de los descuentos que se obtengan en esta tercera edición, a través de www.quieropagarmenosgasolina.org.  Hay que dejar los datos, el combustible que se utiliza y la organización se encarga de encontrar la mejor oferta. En las pasadas I y II ediciones de esta compra colectiva, 300.000 personas se sumaron a la iniciativa para ahorrar en gasolina.

En España a pesar de la liberalización del mercado de la distribución, las diferencias de precio entre estaciones de carburantes no permiten ahorros significativos para los consumidores.

La OCU lo ha denunciado en reiteradas ocasiones así como también las diferentes velocidades a la hora de revisar los precios de los carburantes según suba o baje el precio del petróleo. La traslación al precio es prácticamente inmediata ante las subidas del precio del barril, mientras que los consumidores tienen que esperar para notar las bajadas en el surtidor cuando se abarata el precio del petróleo.

Esta situación contrasta con lo que ocurre en Europa donde sí que hay competencia. Por eso OCU demanda al Gobierno y a los organismos reguladores, medidas estructurales eficaces para conseguir una competencia real en este mercado.

En la actualidad el mercado español se divide entre muy pocos operadores en el territorio nacional y son muy escasos los ejemplos de operadores pequeños. Por la escasa competencia existente, ha comenzado esta III Compra Colectiva para que los consumidores unan sus fuerzas en conseguir descuentos y ventajas competitivas que les ayuden a ahorrar en su presupuesto de carburante.

La página para inscribirse es www.quieropagarmenosgasolina.org. El funcionamiento es el mismo que en las ediciones anteriores, y OCU negociará directamente con las compañías interesadas en nombre de los consumidores inscritos. Se consigue un ahorro seguro de 7 céntimos por litro de carburante.

Por otro lado, la organización también ha reanudado su campaña “Quiero pagar menos luz”, que pretende reivindicar mejoras en la posición de los consumidores en el mercado eléctrico, ya que considera que la falta de claridad y transparencia es una constante.

Durante los últimos tres años, más de 600.000 familias han participado en el movimiento Quieropagarmenosluz, mediante el cual la OCU ha logrado descuentos medios de 150 euros al año en la factura eléctrica.

El mercado de la electricidad, no obstante, es opaco, cerrado e insuficiente para las necesidades de los consumidores, por eso, la organización de consumidores pide un cambio más necesario que nunca y se ha dirigido a los consumidores para que sean ellos quienes señalen sus prioridades.

Los usuarios consultados han destacado 5 prioridades:

– Perseguir prácticas comerciales abusivas (17%)

– Auditoría del sistema eléctrico (15%)

– Promover un mercado más competitivo (13%)

– Establecer una tarifa social y medidas dirigidas a luchar contra la pobreza energética (11%)

– Modificar las normas de autoconsumo (11%)

 La OCU ha realizado en esta ocasión un estudio de los diferentes cargos que se ocultan en la factura de los consumidores y sus conclusiones apuntan a la necesidad de que se lleve a cabo una auditoría del sistema eléctrico.

Viladamat, el primer Ayuntamiento en España en utilizar financiación colectiva para el autoconsumo

Viladamat es un pequeño municipio de la comarca del Alt Empordà, en la provincia de Girona, de 440 habitantes, que está llevando a cabo un proyecto histórico de autoconsumo fotovoltaico, que supone el primer paso de lo que se ha llamado “la nueva era para financiación participativa de las energías renovables”.

Este pueblo ha hecho historia porque se ha convertido en el primero en España que ha puesto en marcha una campaña de crowdlending (préstamo entre particulares y empresas) para financiar una instalación de autoconsumo.

El alcalde de Viladamat, Robert Sabater (de la CUP), se puso en contacto con la cooperativa de ingenieros Suno para que estudiaran las posibilidades de implantación de energías limpias en Viladamat.

La cooperativa identificó una clara oportunidad para instalar energía solar de autoconsumo en el tejado del propio edificio del Ayuntamiento. Concretamente, 12 módulos fotovoltaicos solares que aportasen 3,4 Kw de potencia, una cantidad suficiente para el autoconsumo del edificio pero sin verter energía a la red.

El Ayuntamiento podría ahorrarse hasta 1.000 € al año en la factura de la luz y a su vez reducir sus emisiones de CO2 en 2,5 toneladas anualmente. Y, lo más importante, era la mejor manera de fomentar el desarrollo de las energías renovables mediante participación popular y a la vez abrir un nuevo camino para otros ayuntamientos.

La instalación de autoconsumo propuesta tenía un presupuesto cercano a los 15.000€, de los cuales 6.000€ ya serían sufragados por una subvención de la Diputació de Girona. Se requería pues, una fórmula legal para hacer posible la financiación de los casi 9.000€ restantes mediante un préstamo colectivo de los vecinos que voluntariamente quisieran participar.

De esta manera, entraron en contacto con la plataforma Ecrowd!, especializada en la financiación colectiva de proyectos con impacto positivo y firmaron el acuerdo para comenzar la campaña.

Según este compromiso, durante los primeros 10 días, la inversión estaría reservada a los propios vecinos de Viladamat. Y, si pasado ese plazo, el proyecto no hubiera llegado al 100%, entonces se abriría a todos los inversores registrados en ECrowd! Pero no hizo falta esta segunda fase.

El modelo de crowdlending permite involucrar directamente a los habitantes de una población, dándoles la posibilidad de prestar su dinero para financiar el proyecto local. Así nació la primera campaña de crowdlending de kilómetro cero en nuestro país: un proyecto 100% financiado por personas del mismo municipio.

Además, se limitó el importe máximo por inversor. Aparte de la cantidad mínima habitual de 50 € para las inversiones en ECrowd!, que hace que invertir sea muy accesible, se introdujo en este caso un límite máximo de 500 € por inversor para que el importe a recaudar estuviera lo más repartido posible.

El viernes 10 de marzo, la cantidad requerida de 8.800 € ya había sido recogida, gracias a 22 vecinos de Viladamat que habían prestado entre 100 € y 500 € cada uno al proyecto. De esta inversión, recibirán mensualmente cuotas al 3,50% anual durante un plazo de 3 años. “Y lo más importante –señalan los responsables de Ecrowd!-, son conscientes de que están contribuyendo a la transición energética hacia un modelo energético de bajas emisiones de carbono en su pueblo”.

Los ingenieros ya están trabajando en la instalación de autoconsumo y muy será una realidad.

Viladamat ha conseguido mucho más que la instalación de paneles solares en el tejado del Ayuntamiento. “Ahora es el primer municipio de nuestro país en financiar al 100% una inversión en energías renovables a través del crowdlending de kilómetro cero, y todo eso de forma transparente, inclusiva y democrática”, señalan.

Fuente: Ecrowd!

Derivados de la madera para reducir el consumo de energía en calefacción

Maderea, la plataforma para el fomento de la industria nacional de la madera, sostienen que un mayor uso de derivados de la madera permitiría reducir el consumo de energía.

El consumo de energía derivado de preparar nuestros hogares para afrontar la bajada de las temperaturas, propia de los meses de invierno, es una de las principales preocupaciones de los españoles, no sólo por el gasto económico que supone sino porque cada vez están más concienciados de la importancia de emplear energías renovables y sostenibles para calentarse.

madera

Por eso, “fomentar la industria de la madera es fundamental para seguir desarrollando energías renovables que permitan calentarnos de manera sostenible, explica Isabel María Llorente, ingeniera forestal y co-fundadora de Maderea.

“Es necesario que las administraciones apoyen más al sector de la madera, ya que gracias al aprovechamiento de los recursos forestales se han podido desarrollar, por ejemplo, energías renovables como la biomasa para el uso en calefacciones, añade”.

Maderea sostiene que desarrollar políticas orientadas a fomentar el uso de energías renovables y sostenibles a partir de derivados de la madera tiene una serie de beneficios como la reducción de la contaminación y emisiones de CO2, y para los hogares españoles, una mayor eficiencia energética.

Los datos sobre el consumo de energía que recoge el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), dependiente del Ministerio de Industria, señalan que los hogares españoles tuvieron un gasto medio de energía de 990 euros, siendo la calefacción lo que más consumo supone, un 47%.

La electricidad es la energía más utilizada para calentar los hogares, lo hacen un 35%, seguido del gas natural que lo emplean el 25%. En tercer lugar, un 16,3% de los hogares genera calor con leña o ramas.

“La madera es un recurso natural que permite calentarnos y además por sus propiedades, usada para fabricar elementos de construcción se consiguen viviendas energéticamente más eficientes ya que es un elemento aislante de primera”, asegura Llorente.