Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Entradas etiquetadas como ‘triple balance’

Más alternativas ecológicas a la industria textil convencional

Biocracia es una empresa de ropa y tejidos orgánicos, con base en España, creada por Bárbara Rasso, que nació hace dos años como una alternativa a la industria textil convencional y promueve la sostenibilidad y el desarrollo de todas las personas implicadas en el proceso de fabricación.

Sus productos son prendas y productos textiles 100% ecológicos de algodón orgánico y fibras naturales, teñidas exclusivamente con tintes naturales obtenidos de plantas medicinales. También es una empresa de Triple Balance, que es aquella que entiende la actividad económica atendiendo al balance económico, al social y al ecológico y ofrece una solución integral basada en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

Trabajan con proveedores en la India con los que comparten, según afirma Bárbara Rasso, los mismos códigos éticos y deseo de cambio, garantizando unos salarios justos para los trabajadores, la igualdad de género y en condiciones de comercio justo.

“Entendemos que trabajando en equipo somos más fuertes y las relaciones empresariales internacionales pueden ser honestas, plurales y sostenibles. Juntos trabajamos para satisfacer las necesidades de nuestros clientes contribuyendo a mejorar nuestro mundo y de este modo, le damos un nuevo significado a la palabra globalización“, señalan.

Los tejidos de Biocracia son 100% orgánicos, con certificación GOTS/OEKOTEX, se fabrican en la India. Las prendas de ropa se fabrican en España y se apoyan en talleres locales porque quieren así recuperar el tejido industrial español, “tan dañado hoy en día por el traslado masivo de las empresas a países con costes menores laborales y medioambientales, como la India”.

Para contribuir a erradicar las consecuencias de estas prácticas, donan un 10% de los beneficios a ONGs tanto de India como de España, para cumplir su compromiso de ayudar a erradicar de la pobreza y proporcionar una vida digna a través del trabajo.

Nueva cosecha de empresas de triple balance: social, económico y medioambiental

El domingo 27 de octubre, la asociación empresarial Sannas y el  Another Way Film Festival celebrarán la XV edición de la Cosecha Sannas, una reunión de encuentro y conocimiento de las personas y empresas con ánimo de cambio hacia una economía de triple balance.

Las cosechas Sannas nacieron con el objetivo de dar a conocer a las empresas que optan por una forma alternativa de desarrollo, enfocado en el Triple Balance (social, económico y medioambiental) y bajo los pilares de la cooperación y sostenibilidad. En su temporada de otoño, se realiza en colaboración con Another Way Film Festival (AWFF), el festival de cine documental y progreso sostenible de Madrid.

Son empresas sociales con espíritu de cambio y transformación hacia un modelo de negocio sostenible y altavoces de un consumo diferente.

En la cosecha de este año se presenta una variedad de ejemplos de Triple Balance muy enriquecedora. Las empresas que van a exponer cómo logran un equilibrio económico, ecológico y social y combaten el escepticismo en su sector empresarial son SERYES, de seguros éticos; Calor Renovable, de energía sostenible; MiPoppins, de moda responsable; Debuencafé, de producción consciente; Despierta, buscador de negocios responsables; Pepita&Grano, alimentación ecológica; ConectaMovel, movilidad sostenible;   BIKO, consultoría para el bien común; y Teamlabs, campus de innovación y emprendimiento social.

Sannas es una asociación empresarial que tiene como objetivo extender una nueva forma de entender la actividad económica: aquella que considera que hay un balance económico, otro ecológico y otro social. En su manifiesto,  señalan que su objetivo es unir a todas las empresas que comparten la visión del Triple Balance (económico, ecológico y social) y transformar el modelo empresarial tradicional para construir una sociedad más sostenible, más justa y equitativa.

La XV Cosecha Sannas se celebrará el domingo 27 de octubre a las 17:30h en la Cineteca de Matadero de Madrid.

Empresas que persiguen una sociedad más justa y respetuosa con la naturaleza

Los próximos días 28 y 29 de septiembre, Sannas organiza el Primer Festival del Triple Balance con la finalidad de dar a conocer el modelo empresarial transformador con el que las empresas de esta asociación contribuyen a una sociedad más sostenible, justa y equitativa.

Sannas es la primera unión empresarial, multisectorial que tiene como objetivo conectar a las empresas que comparten la visión del Triple Balance (económico, ecológico y social) y con este encuentro quiere celebrar que ya son más de 100 firmas en 12 comunidades autónomas.

Durante un día y medio se realizarán talleres, charlas sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenibles, aprobados por Naciones Unidas, y sobre el valor que estos aportan a la actividad empresarial. Se presentarán proyectos innovadores de empresas socias de Sannas, se hablará del papel de la medición en la mejora de los proyectos, se conocerán empresas sostenibles que actúan en los espacios reservados y también se podrá comer productos de la zona.

El festival se celebrará en la Posada del Agua, un hotel sostenible en su triple balance: el medioambiental, por su arquitectura bioclimática, sus instalaciones eficientes y el uso de energías renovables, el económico y el sociocultural, por contribuir al desarrollo de la comarca y ser un activo miembro en sus actividades.

La Posada de Agua, situada en la provincia de Ávila, a orillas del embalse de El Burguillo y frente a la reserva natural del Valle de Iruelas, es socio de Sannas, pertenece a la Carta Europea de Turismo Sostenible y es punto de información de la Reserva Natural del Valle de Iruelas.

Sannas es una asociación empresarial que tiene como objetivo extender una nueva forma de entender la actividad económica: aquella que considera que hay un balance económico, otro ecológico y otro social.

En lo económico, la asociación quiere construir empresas prósperas en las que se generen proyectos y negocios rentables que impacten positivamente en las personas y en el medio ambiente. En lo medioambiental, persiguen regenerar sustituyendo la visión lineal de la economía –crecimiento continuo y desenfrenado– por otra circular y consciente del cambio climático y de los límites del planeta. Y en lo social, su objetivo es ir más allá de cumplir con la legislación laboral y afirman que aspiran a contribuir al desarrollo personal y profesional de todas las personas que trabajan en sus empresas y al de los clientes y proveedores.

Se buscan empresas sostenibles promovidas por mujeres

Con motivo del  8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer, y además aniversario de su constitución, la asociación empresarial Sannas, celebrará el jueves 7 de marzo la XIV Cosecha Sannas, una actividad con la que se pretende visibilizar empresas y proyectos promovidos por Mujeres.

Sannas es una asociación empresarial que tiene como objetivo extender una nueva forma de entender la actividad económica: aquella que considera que hay un balance económico, otro ecológico y otro social y sus llamadas cosechas son  espacios para comunicar el trabajo de Sannas como una asociación que defiende la Igualdad de sexos, el 5º Objetivo de Desarrollo Sostenible, presente en todas sus decisiones, afirman sus responsables.

Cosechas Sannas 2018.

Para esta cosecha, se buscan empresas y proyectos de triple balance desarrollados por mujeres y tienen abierto hasta este martes 26 de febrero la  recepción de propuestas de empresas que cumplan con los requisitos de sostenibilidad en lo social, ecológico y económico.

Las Cosechas Sannas nacieron con el objetivo de dar a conocer a empresas que optan por una forma alternativa de desarrollo, enfocado en ese triple balance y bajo los pilares de la cooperación y la sostenibilidad.

Esta XIV Cosecha Sannas se celebrará en Internacional Lab de Madrid,  un centro de referencia del Ayuntamiento de Madrid en innovación e internacionalización, situado en la calle Bailén de la capital y donde el gobierno local trabaja con diversos representantes del sector privado, aunando iniciativas de apoyo al sector empresarial.

Madrid International Lab ofrece a las startups  la posibilidad de disponer de manera gratuita alojamiento y servicio de asesoramiento personalizado y se centra especialmente en proyectos con carácter internacional e innovador.

Empresas que velan por la sostenibilidad

La asociación empresarial Sannas tiene como objetivo divulgar una nueva forma de entender la actividad económica, aquella que considera que hay un balance económico, otro ecológico y otro social y reúne a empresas que llevan a cabo ese triple balance en su gestión.

Imagen: Sannas.

El triple balance contiene la idea de que el funcionamiento general de empresa debería evaluarse teniendo en cuenta su contribución combinada a la prosperidad económica, la calidad del medio ambiente y el capital social y muchas empresas han empezado a ser conscientes de su responsabilidad en estos tres vectores de la gestión.

En Sannas, son ya un centenar de firmas de muy diversos sectores (diseño, moda, energético, urbanismo, cultura, servicios, turismo…) que coinciden en esta visión: les importa ser rentables, pero también impactar positivamente en el entorno social (las personas) y en el medioambiental y con esta premisa pretenden seguir creciendo y  poder tener capacidad de interlocución con la administración y con diferentes instituciones para presionar por un tejido empresarial de triple balance.

En estos dos próximos años, la organización englobará a más de 200 empresas de toda España y estrechará alianzas con redes de Europa y Latinoamérica.

La  organización es multisectorial y agrupa a empresas y profesionales autónomos, creen que las asociaciones empresariales existentes no les representan porque su visión está centrada en la maximización del beneficio económico por encima de todo. Las empresas de Sannas -señalan- quieren ser prósperas y rentables, pero también quieren impactar positivamente en el entorno social y en el medio ambiente; ser el lobby de las empresas que velan por la sostenibilidad.

Funciona de forma democrática y transparente, su estructura es horizontal y aunque promueve la implicación del socio, no se exige más participación que la que cada uno quiera tener. Creen que solo las organizaciones empresariales diseñadas y gestionadas con los principios básicos de una moral universalmente aceptada sobrevivirán a largo plazo en el mercado, “”ese lugar que necesariamente volverá a ser de concurrencia antes que de competencia y donde los negocios serán validados -o juzgados- por un cliente cada vez más consciente de los retos planteados por una visión holística”.

“Nuestra era, la del conocimiento compartido y de una sociedad colaborativa, se prefigura como el tiempo de una empresa cuyo capital no es solo financiero, sino además humano, natural, tecnológico, cultural, relacional, simbólico, etc. Y esta es su fuerza como factor productivo pero también como ente eminentemente social”, afirman.

Las empresas de la nueva economía que priman a las personas

Sannas, la asociación empresarial que tiene como objetivo extender una nueva forma de ejercer la actividad económica: la que considera que hay un balance económico, otro ecológico y otro social, se ha consolidado durante 2017 como un referente de las nuevas economías y de cara al 2018 pretende seguir creciendo y fortaleciéndose con sus compañías asociadas y continuar siendo la plataforma de divulgación de estudios, herramientas, casos… que en su labor vaya generando y un lugar de encuentro profesional vivo y libre.

La organización cuenta ya con 65 empresas asociadas de diferentes dimensiones, sectores, ámbitos y orígenes y tiene como fin fundamental dar voz a organizaciones empresariales conformadas dentro del marco de una economía basada en los pilares del Triple Balance (Económico-Ecológico-Social). Busca así constituirse como una escuela de pensamiento empresarial, apoyándose en el conocimiento acumulado por sus asociados pero también enriqueciéndose del acervo de otros colaboradores y agentes, señalan sus responsables.

En Sannas piensan que solo las organizaciones empresariales diseñadas y gestionadas con los principios básicos de una moral universalmente aceptada sobrevivirán a largo plazo en el mercado, “ese lugar que necesariamente volverá a ser de concurrencia antes que de competencia y donde los negocios serán validados –o juzgados- por un cliente cada vez más consciente de los retos planteados por una visión holística·.

“Nuestra era, la del conocimiento compartido y de una sociedad colaborativa –añaden-, se prefigura como el tiempo de una empresa cuyo capital no es solo financiero, sino además humano, natural, tecnológico, cultural, relacional, simbólico, etc. Y esta es su fuerza como factor productivo pero también como ente eminentemente social”.

La asociación huye de la consideración de la empresa como una unidad de organización dedicada a actividades industriales, mercantiles o de prestación de servicios lucrativos y considera que hoy es imposible pensar que la empresa es solo una forma de producir y que la maximización del beneficio es su leitmotiv.

Para sus asociados, es principal tener en cuenta que la empresa es un grupo de personas que se relacionan diariamente y que tienen sueños, problemas, circunstancias, necesidades: “No somos capital humano, ni un recurso más: damos el sentido a las empresas. Además, no solo importan las personas que creamos, dirigimos o trabajamos en las empresas, también las que se relacionan con ellas: clientes, proveedores, colaboradores…”.

Y para estas empresas es fundamental también tener en cuenta el entorno y los recursos naturales que no son infinitos. De ahí que además del Balance Económico, Sannas haya introducido en su forma de hacer los balances Social y Ecológico huyendo de la antigua consideración de la empresa sólo como un ente productivo.