Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Entradas etiquetadas como ‘triple balance’

Se buscan empresas sostenibles promovidas por mujeres

Con motivo del  8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer, y además aniversario de su constitución, la asociación empresarial Sannas, celebrará el jueves 7 de marzo la XIV Cosecha Sannas, una actividad con la que se pretende visibilizar empresas y proyectos promovidos por Mujeres.

Sannas es una asociación empresarial que tiene como objetivo extender una nueva forma de entender la actividad económica: aquella que considera que hay un balance económico, otro ecológico y otro social y sus llamadas cosechas son  espacios para comunicar el trabajo de Sannas como una asociación que defiende la Igualdad de sexos, el 5º Objetivo de Desarrollo Sostenible, presente en todas sus decisiones, afirman sus responsables.

Cosechas Sannas 2018.

Para esta cosecha, se buscan empresas y proyectos de triple balance desarrollados por mujeres y tienen abierto hasta este martes 26 de febrero la  recepción de propuestas de empresas que cumplan con los requisitos de sostenibilidad en lo social, ecológico y económico.

Las Cosechas Sannas nacieron con el objetivo de dar a conocer a empresas que optan por una forma alternativa de desarrollo, enfocado en ese triple balance y bajo los pilares de la cooperación y la sostenibilidad.

Esta XIV Cosecha Sannas se celebrará en Internacional Lab de Madrid,  un centro de referencia del Ayuntamiento de Madrid en innovación e internacionalización, situado en la calle Bailén de la capital y donde el gobierno local trabaja con diversos representantes del sector privado, aunando iniciativas de apoyo al sector empresarial.

Madrid International Lab ofrece a las startups  la posibilidad de disponer de manera gratuita alojamiento y servicio de asesoramiento personalizado y se centra especialmente en proyectos con carácter internacional e innovador.

Empresas que velan por la sostenibilidad

La asociación empresarial Sannas tiene como objetivo divulgar una nueva forma de entender la actividad económica, aquella que considera que hay un balance económico, otro ecológico y otro social y reúne a empresas que llevan a cabo ese triple balance en su gestión.

Imagen: Sannas.

El triple balance contiene la idea de que el funcionamiento general de empresa debería evaluarse teniendo en cuenta su contribución combinada a la prosperidad económica, la calidad del medio ambiente y el capital social y muchas empresas han empezado a ser conscientes de su responsabilidad en estos tres vectores de la gestión.

En Sannas, son ya un centenar de firmas de muy diversos sectores (diseño, moda, energético, urbanismo, cultura, servicios, turismo…) que coinciden en esta visión: les importa ser rentables, pero también impactar positivamente en el entorno social (las personas) y en el medioambiental y con esta premisa pretenden seguir creciendo y  poder tener capacidad de interlocución con la administración y con diferentes instituciones para presionar por un tejido empresarial de triple balance.

En estos dos próximos años, la organización englobará a más de 200 empresas de toda España y estrechará alianzas con redes de Europa y Latinoamérica.

La  organización es multisectorial y agrupa a empresas y profesionales autónomos, creen que las asociaciones empresariales existentes no les representan porque su visión está centrada en la maximización del beneficio económico por encima de todo. Las empresas de Sannas -señalan- quieren ser prósperas y rentables, pero también quieren impactar positivamente en el entorno social y en el medio ambiente; ser el lobby de las empresas que velan por la sostenibilidad.

Funciona de forma democrática y transparente, su estructura es horizontal y aunque promueve la implicación del socio, no se exige más participación que la que cada uno quiera tener. Creen que solo las organizaciones empresariales diseñadas y gestionadas con los principios básicos de una moral universalmente aceptada sobrevivirán a largo plazo en el mercado, “”ese lugar que necesariamente volverá a ser de concurrencia antes que de competencia y donde los negocios serán validados -o juzgados- por un cliente cada vez más consciente de los retos planteados por una visión holística”.

“Nuestra era, la del conocimiento compartido y de una sociedad colaborativa, se prefigura como el tiempo de una empresa cuyo capital no es solo financiero, sino además humano, natural, tecnológico, cultural, relacional, simbólico, etc. Y esta es su fuerza como factor productivo pero también como ente eminentemente social”, afirman.

Las empresas de la nueva economía que priman a las personas

Sannas, la asociación empresarial que tiene como objetivo extender una nueva forma de ejercer la actividad económica: la que considera que hay un balance económico, otro ecológico y otro social, se ha consolidado durante 2017 como un referente de las nuevas economías y de cara al 2018 pretende seguir creciendo y fortaleciéndose con sus compañías asociadas y continuar siendo la plataforma de divulgación de estudios, herramientas, casos… que en su labor vaya generando y un lugar de encuentro profesional vivo y libre.

La organización cuenta ya con 65 empresas asociadas de diferentes dimensiones, sectores, ámbitos y orígenes y tiene como fin fundamental dar voz a organizaciones empresariales conformadas dentro del marco de una economía basada en los pilares del Triple Balance (Económico-Ecológico-Social). Busca así constituirse como una escuela de pensamiento empresarial, apoyándose en el conocimiento acumulado por sus asociados pero también enriqueciéndose del acervo de otros colaboradores y agentes, señalan sus responsables.

En Sannas piensan que solo las organizaciones empresariales diseñadas y gestionadas con los principios básicos de una moral universalmente aceptada sobrevivirán a largo plazo en el mercado, “ese lugar que necesariamente volverá a ser de concurrencia antes que de competencia y donde los negocios serán validados –o juzgados- por un cliente cada vez más consciente de los retos planteados por una visión holística·.

“Nuestra era, la del conocimiento compartido y de una sociedad colaborativa –añaden-, se prefigura como el tiempo de una empresa cuyo capital no es solo financiero, sino además humano, natural, tecnológico, cultural, relacional, simbólico, etc. Y esta es su fuerza como factor productivo pero también como ente eminentemente social”.

La asociación huye de la consideración de la empresa como una unidad de organización dedicada a actividades industriales, mercantiles o de prestación de servicios lucrativos y considera que hoy es imposible pensar que la empresa es solo una forma de producir y que la maximización del beneficio es su leitmotiv.

Para sus asociados, es principal tener en cuenta que la empresa es un grupo de personas que se relacionan diariamente y que tienen sueños, problemas, circunstancias, necesidades: “No somos capital humano, ni un recurso más: damos el sentido a las empresas. Además, no solo importan las personas que creamos, dirigimos o trabajamos en las empresas, también las que se relacionan con ellas: clientes, proveedores, colaboradores…”.

Y para estas empresas es fundamental también tener en cuenta el entorno y los recursos naturales que no son infinitos. De ahí que además del Balance Económico, Sannas haya introducido en su forma de hacer los balances Social y Ecológico huyendo de la antigua consideración de la empresa sólo como un ente productivo.