Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Entradas etiquetadas como ‘medio ambiente’

Empieza la II Semana de Moda Sostenible de Madrid

El proyecto europeo Mares, a través del Mar de Reciclaje, ha organizado la II Semana de Moda Sostenible, que se celebra del 23 al 28 de abril, en la que participarán más de 15 marcas, entre ellas, el colectivo La Textilería.

Durante las jornadas, habrá píldoras formativas sobre Packaging sostenible. También, la presentación del intercambio de socios entre La textilerie en París y La Textilería en Madrid, un taller de aplicaciones de la fabricación digital al diseño de complementos sostenibles o la mesa redonda Tú te vistes, tú decides, en la que participan la periodista especializada en sostenibilidad  Brenda Chávez y miembros de la Textilería.

La mesa estará centrada en el aprendizaje del tipo de etiquetado y de tejidos, para conocer el impacto que tienen en el planeta las prendas de ropa que compramos, y darán pistas sobre las decisiones de compra sostenibles con el medio ambiente a la hora de adquirir ropa.

La Textilería es un colectivo de moda sostenible cuyo propósito es fomentar la artesanía y técnicas tradicionales desde un enfoque moderno, dando valor al diseño y al uso de nuevas tendencias y tecnologías.

Surge como un espacio de encuentro donde aprender sobre el textil y la sostenibilidad y para generar una red de colaboración entre los consumidores y las marcas que redefina la moda responsable.

Este colectivo busca también facilitar el intercambio de moda sostenible, brindando difusión y visibilidad a las marcas locales y generando puntos de venta para que los consumidores puedan acceder a productos exclusivos. Además, ayudan a diseñadores a realizar sus colecciones y combaten el consumo desmedido.

La semana finalizará con  el Mercado de Moda Sostenible, el fin de semana del 27 y 28 de abril, en el espacio de la Fundación El Puente, en La Casa del Lector de Matadero Madrid, donde quienes acudan  encontrarán productos locales 100% trazables, proyectos sociales o de comercio justo, ecodiseñados o artesanales, realizados con materiales sostenibles y reciclados y ediciones limitadas y hechas con mucho cuidado y cariño.

MARES es un proyecto piloto innovador de transformación urbana a través de iniciativas de economía social y solidaria, de la creación de empleo de cercanía y de calidad y de la promoción de otro modelo de ciudad. Interviene en cuatro distritos de Madrid: Villaverde, Vicálvaro, Puente de Vallecas y Centro.

Llega NESI, el foro de la nueva economía para las personas y el planeta

NESI, el foro de la Nueva Economía e Innovación Social, celebra su reunión bienal de Málaga la próxima semana, del 24 al 26 de abril. Este congreso reúne a agentes socioeconómicos de todo el mundo para compartir los últimos avances en innovación social y nueva economía.

El Foro trabaja para conseguir un modelo económico más sostenible, colaborativo, justo y democrático. Sus valores y misión se recogen en la Carta NESI de Málaga, documento elaborado por las principales redes de nueva economía e innovación social y cuyo fin central se resume en la frase “El objetivo y propósito de la nueva economía será servir a las personas y al planeta”.

En esta próxima edición, los participantes explorarán cómo lograr los objetivos globales comunes (ODS-Objetivos de Desarrollo Sostenible y los compromisos sobre del cambio climático) desde una perspectiva local y a través de la innovación social. Las temáticas versarán sobre la soberanía alimentaria, el futuro del trabajo, urbanismo y hogar, el futuro de la energía, el de las finanzas o la moda sostenible y el consumo responsable.

Los alimentos que tomamos, cómo nos desplazamos, cómo circula el dinero, la forma en que trabajamos, etc.  “Todo esto forma parte del sistema económico en el que vivimos. Todos tenemos un papel que desempeñar en la transformación de la economía para que ofrezca un bienestar compartido en un planeta sano”, señalan sus organizadores.

El foro NESI se considera el “Davos” de la nueva economía, ya que es el evento más importante y reúne a todas las personas y organizaciones involucradas en el desarrollo de la nueva economía que se centran en la ciudadanía y el planeta.

Este fin de semana, IV Maratón de Reciclaje textil creativo

El patio central de la Casa Encendida de Madrid volverá a acoger este fin de semana un gran maratón de reciclaje textil creativo, el cuarto que se celebra, enmarcado dentro de las actividades del movimiento Fashion Revolution.

Fashion Revolution recoge la protesta contra los abusos sociales y ambientales en la cadena global de suministro de confecciones y cada año conmemora la tragedia ocurrida en el complejo industrial Rana Plaza en Bangladesh que dejó 1.133 muertos y miles de heridos, víctimas del desplome del edificio en el año 2013.

Como en las ediciones anteriores del maratón, una gran montaña de ropa presidirá el patio central y alrededor de ella se descubrirán diferentes iniciativas y actividades relacionadas con el reciclaje, la reutilización y las posibles alternativas al diseño y consumo convencional de moda.

“La industria de la confección es la segunda más contaminante del planeta. Sus consecuencias ambientales y sociales han llegado a ser tan nocivas que la corriente de moda sostenible se ha posicionado como una de las alternativas de mayor impacto positivo. Por ello, la moda puede convertirse en un gran elemento de transformación social“, señalan los responsables de Altrapo Lab, organizador de esta actividad.

Bajo el lema La prenda más verde es la que ya existe (Yvon Chouinard), el maratón trata de impulsar el reciclaje y la reutilización textil a través de la participación de ocho creadores que estarán diseñando y confeccionando en directo una prenda de reciclaje textil creativo (upcycling) a partir de prendas de la montaña de ropa. Un reto creativo que visibiliza otra forma de hacer moda. Las creaciones serán presentadas el domingo, a las 18:30h y se conocerá a los participantes y cómo ha sido su proceso de diseño y confección.

Entre las actividades programadas durante los dos días, se proyectará el documentalMade in Bangladesh, de la Fundación IDEAS, y se presentará el libroLa revolución de las agujas, de la periodista Emilia Laura Arias.

También habrá un punto de difusión donde se podrá conocer las acciones de sensibilización y la movilización que lleva a cabo Fashion Revolution; la campaña Ropa Limpia, descubre quién hizo tu ropa, un espacio con información sobre los impactos sociales de la industria de la moda; la Asociación de moda sostenible de Madrid: quiénes son, qué marcas y proyectos están diseñando y produciendo bajo criterios de sostenibilidad y economía circular; y las campañas de Greenpeace sobre los impactos medioambientales de la industria de la moda.

Programa.

Zapatillas que ayudan a plantar árboles

Wado, una empresa española de zapatillas sostenibles, ha celebrado su primer año de existencia en el que ha facturado un millón y medio de euros con la venta de más de 15.000 pares en 67 países de todo el mundo.

Desde que hace un año convocaron a un grupo de amigos y familiares para lanzar una campaña de crowdfunding en la plataforma Kickstarter y, posteriormente, en Indiegogo, la firma no ha dejado de sumar clientes. En Bélgica ha vendido 3.500 pares y en Alemania, otros 3.300. “Son países donde la sensibilidad y el compromiso por la sostenibilidad son muy fuertes”, asegura Marta Llaquet, una de sus fundadores.

La empresa ha eliminado el cromo en la producción de sus zapatillas, un producto muy peligroso para los artesanos del calzado que pueden contraer, entre otras enfermedades, tuberculosis y, además, provoca que la piel de las zapatillas no sea degradable. También, han amoldado su producción a la demanda para no crear excedentes innecesarios.

La producción se hace en un taller de calzado que se ha creado en los alrededores de Oporto y los responsables de la empresa supervisan tanto la fabricación como que se cumpla con la igualdad de sexos y que los salarios sean justos. Quieren diferenciarse así -explican- de la mayoría de las marcas de calzado que fabrican en Asia, donde los trabajadores cobran muy poco y las condiciones laborales no son éticas.

Tras el éxito alcanzado en su primer año de actividad, la firma planea para 2019 lanzar su propia plataforma de comercio electrónico y una nueva línea de zapatillas con materiales orgánicos y reciclados.

Además, Wado trabaja con la ong We Forest para reforestar bosques y por cada par de zapatillas vendidas, se plantan dos árboles. Hasta el momento, se han plantado 30.800 árboles en la India y en Zambia.

En el estado de Meghalaya, al noreste de la India, “el lugar más húmedo de la tierra”, en el distrito de East Khasi Hills, WeForest, trabaja mano a mano con una federación de diez gobiernos indígenas y 62 aldeas Khasi para reforestar zonas boscosas empleando técnicas como la regeneración natural asistida y la plantación de enriquecimiento.

Las comunidades locales  se encargan directamente de cuidar su capital natural y reforestar los bosques dañados y de administrar los viveros que proporcionan los árboles para la plantación  de enriquecimiento.

El proyecto también aborda directamente las causas de la deforestación, incluidas la producción de carbón, pastos para el ganado y los incendios forestales. A través de grupos de autoayuda y asociaciones de agricultores, los aldeanos están implicados en el desarrollo económico de la comunidad. Para evitar una mayor deforestación, el proyecto incluye la instalación de fogones y ollas arroceras de bajo consumo  en 3.500 hogares. Así, es posible controlar la contaminación y el consumo de leña.

“En Wado creemos que todo el mundo puede contribuir a crear un mundo mejor con pequeñas acciones. Alguien que, de manera más o menos consciente, quiere empezar la transición hacia un estilo de vida más sostenible. Nuestra misión es inspirar a consumidores y otras marcas a unirse a esta revolución”, asegura Marta Llaquet.

Transporte 0 emisiones para el reparto de alimentos de proximidad

Revoolt, una plataforma sostenible, especializada en soluciones cero emisiones para el transporte en la ciudad, ha ampliado sus servicios con el reparto de alimentos de proximidad.

La startup utiliza vehículos eléctricos para luchar en dos frentes clave: un modelo de movilidad sostenible y un importante ahorro de costes en cada entrega.

 

Tras consolidar sus servicios con las cadenas Alcampo y Simply en Madrid y Zaragoza, entra ahora en el sector de los alimentos ‘kilómetro 0’ de la mano de Cuerda Larga (carnes de Miraflores) para hacerse cargo de sus entregas a domicilio, tanto de su tienda online como de los seis establcimientos que tiene en la Comunidad de Madrid.

Frente a los productos alimentarios que viajan miles de kilómetros desde su lugar de producción hasta el supermercado, y de ahí a nuestra despensa, están los alimentos ‘kilómetro 0’ (o de proximidad), los que se producen y consumen en un radio no superior a los 100 kilómetros, que no añaden productos químicos en su proceso de producción y su transporte se realiza prestando el máximo cuidado y protección al medioambiente.

“Revoolt quiere potenciar el consumo de productos ‘km 0’ para reducir el fuerte impacto ecológico que conlleva el transporte de materias primas a miles de kilómetros de distancia. Asimismo, defiende un estilo de alimentación más saludable y natural, con un uso nulo o muy limitado de productos artificiales para la conservación de los alimentos. En definitiva, queremos impulsar los productos locales, de temporada y el reparto sostenible es el medio por excelencia de acercar estos productos a los clientes”, indica Diego Salazar, director de operaciones de esta empresa.

En esta plataforma creen de que hay otros modos de afrontar  la movilidad y trabajan en nuevas ideas “que permitan mejorar la forma en que nos movemos por las ciudades y con la ayuda de la tecnología concebir soluciones que ayuden a dar un salto adelante en este sentido”, añaden sus reponsables.

El reto es una plataforma sostenible todo-en-uno para todos aquellos actores que requieren u ofrecen servicios de entrega en la última milla.

10 millones de euros de la banca ética a proyectos con impacto social

Fiare Banca Etica firmó 73 nuevos créditos durante el año 2018 que suman 10 millones de euros, que se ha inyectado en empresas, cooperativas y asociaciones que trabajan para construir una sociedad mejor, con proyectos en ámbitos como la inserción social y laboral, la protección medioambiental, la agricultura de proximidad, la vivienda social y colaborativa, la educación y la cultura.

El ámbito donde más dinero se ha invertido es el de la inserción social y laboral, con más de cuatro millones de euros, el 43,3% de la financiación total. “Una apuesta para conseguir la inserción socio-laboral de personas en situación de vulnerabilidad que permite la integración y el intercambio de conocimientos y experiencias”, afirman los responsables del banco.

Le siguen los sectores de la vivienda, la cultura y la educación en los que se ha invertido 1,5 millones de euros por cada ámbito, que juntos suman casi un 30% de la financiación total. Superando la barrera del millón de euros también está la sostenibilidad medioambiental y la energía, con proyectos que muestran un compromiso por el futuro del planeta y la vida que lo habita.

En la agricultura de proximidad y/o ecológica y en las finanzas éticas se han inyectado más de 600.000 euros en cada sector. Por último, la tecnología o la cooperación al desarrollo también han estado financiados por Fiare con más de 100 mil euros.

La última campaña de recogida de capital social de Fiare Banca Etica ha sido un éxito, en palabras de sus responssables. Más de 200 nuevas personas socias han adquirido capital social junto con otras 150 que han ampliado el capital que tenían. Estas cifras se traducen en un aumento de más de 750.000 euros de capital social y dejan los números totales en 3.000 personas socias y un capital social que sobrepasa los tres millones de euros. Asimismo, el total de préstamos concedidos suman 45 millones de euros y el ahorro total del banco cooperativo asciende a más de 133 millones de euros.

Se buscan emprendedores para una cooperativa de reparto sostenible de mercancías

Este jueves 4 de abril, la cooperativa de reparto de mercancías Tuk Tuk Cargo va a realizar una sesión informativa dirigida a buscar nuevos socios que ayuden a desarrollar el modelo de negocio sostenible y comenzar la actividad.

Tuk Tuk Cargo es un proyecto impulsado por la Unión de Cooperativas Madrileñas de Transporte (Transcoop Madrid) para dar respuesta a las nuevas necesidades de reparto de última milla en Madrid. Realiza transporte local eco-sostenible de mercancías mediante la utilización de vehículos eficientes propulsados por energías alternativas y respetuosas con el medio ambiente.

Son  motociclos de tres ruedas cero emisiones, destinados al transporte de mercancías (distribución urbana de última milla), mediante la configuración de un vehículo motor al que se le acopla el habitáculo o caja necesario para el transporte, tanto de carga general como de temperatura controlada, y cuya capacidad alcanza los 2´5 m3, similar a la capacidad actual de los vehículos de distribución urbana de mercancías de propulsión gasolina/diesel.

El habitáculo para las mercancías se separa fácilmente del vehículo motor, lo que permite al socio cooperativista depositar el habitáculo para pasajeros, una vez finalizada su actividad diaria en las instalaciones de aparcamiento facilitadas por la cooperativa y poder utilizar el vehículo motor para su desplazamiento personal.

El vehículo se ha creado en colaboración con la empresa Nuuk Europe SL, con una amplia experiencia en el sector de la movilidad eléctrica,  que ofrece vehículos de alta calidad, con todas las prestaciones necesarias para una conducción segura y comprometida con el medio ambiente.

La cooperativa se enmarcan en Mares Madrid, un proyecto de transformación y promoción de otro modelo de ciudad, incluido, a su vez, en Urban Innovative Actions de la Comisión Europea, dirigida a financiar soluciones urbanas innovadoras.

Tuk Tuk Cargo, impulsada la Unión de Cooperativas de Transporte de la Comunidad de Madrid (Trans Coop Madrid), es una propuesta que aspira a convertirse en alternativa a cualquier vehículo de combustión que tenga como función principal el desplazamiento urbano.

MARES Madrid es un proyecto de transformación urbana a través de la economía social y solidaria, que busca fomentar iniciativas productivas y cambiar la ciudad de Madrid incidiendo en cinco sectores: movilidad, alimentación, reciclaje, energía y cuidados.

Sesión informativa: Jueves 4 de abril.
Hora: 18.00 -20.00 h
Lugar: Sede Transcoop, C/ de Watteau, s/n, Madrid 28045.

 

Talleres y desfiles para aprender a reutilizar y transformar ropa

Este sábado 30 de marzo se celebra en Madrid Tejiendo Descosíos, un acto sobre moda sostenible que cuenta con talleres de transformación de ropa, un desfile de diseñadores consagrados, una pasarela con creadores emergentes y un desfile final de Lapili, artista conocida por su música y baile y creadora de moda sostenible.

Esta actividad, que reivindica la importancia de la moda sostenible y la reutilización para luchar contra el consumo exacerbado de moda, ha sido promovida por la Fundación Humana, una organización que desde 1987 promueve la protección del medio ambiente a través de la reutilización textil y lleva a cabo programas de cooperación al desarrollo en África, América Latina y Asia así como de apoyo local en España.

Con Tejiendo Descosíos. Patrones de moda sostenible, Humana apuesta por la moda sostenible y de segunda mano, con especial foco en las técnicas de transformación de residuos en objetos de valor (Upcycling). “Será un encuentro para disfrutar de una moda creativa, sostenible, artesana y profesional. Los participantes podrán demostrar que son posibles otras formas de consumo y de emplear la moda como vehículo de expresión cultural”, señalan los organizadores.

Desde las 16h se realizarán talleres de transformación de prendas a cargo de Altrapo Lab, también habrá un desfile con la ropa de creadores de la Asociación de Moda Sostenible de Madrid y de la diseñadora catalana Sylvia Calvo y una pasarela con cinco diseñadores emergentes seleccionados gracias a un concurso convocado en redes sociales. Los creadores (procedentes de Jerez de la Frontera, Granada, Madrid, Guadalajara y Barcelona) presentarán sus colecciones siguiendo criterios de sostenibilidad, durabilidad, con materiales orgánicos o reciclados, y aportando una visión nueva a las técnicas de transformación.

Humana aportará el material textil necesario y un jurado formado por expertos en moda y sostenibilidad elegirá al ganador de la pasarela.

También se ha organizado el desfile Mercaíllo, alta costura de Pilar Robles, más conocida como Lapili, artista multidisciplinar, creadora de moda sostenible y transformación de materiales, que al final del evento presentará su nuevo tema musical, cuyo vídeo ha sido grabado en la planta de preparación para la reutilización de Humana en Madrid.

La industria de la moda es una las más contaminantes del Planeta. Es responsable del 8% de las emisiones totales mundiales. Cada año se fabrican 80.000 millones de prendas nuevas, según datos de la Ellen MacCarthur Foundation. Y parece que el futuro a corto plazo es igual o más preocupante: del modelo fast fashion se está pasando ya al ultra fast fashion.

La cita tendrá lugar este sábado 30 de marzo en el Espacio Ecooo (C/ Escuadra, 11. Madrid). Cuenta además con la colaboración de Altrapo Lab y la Asociación de Moda Sostenible de Madrid.

Seis de cada diez españoles compran ropa cada mes

El estudio Los españoles y su armario, realizado por Sondea.com para la firma de electrodomésticos AEG, pone al descubierto los hábitos de consumo de los españoles en el sector textil y el conocimiento que tenemos de nuestro propio guardarropa. Los resultados son alarmantes para una industria que es la segunda más contaminante del planeta y responsable del 20% de los tóxicos que se vierten en el agua.

La primera parte de esta encuesta señala que seis de cada 10 españoles compran ropa cada mes y que se gastan 90,50 euros por persona. También dice que ocho de cada 10 desconocen cuánto vale el contenido de su armario, aunque si tuvieran que hacer un cálculo, la media estaría en 2.480,70 euros; y que casi un 59% de los encuestados tiene más de 35 prendas.

En general desconocen de qué material está hecha la ropa que adquieren, excepto la interior y las camisetas que afirman que las compran de algodón.

Paloma García, responsable de The Circular Project.

El estudio señala, por otra parte, que el 47,15% de los encuestados reconoce tener alguna prenda en su armario de más de 10 años de antigüedad, que ese porcentaje en las mujeres llega al 50,59% y que siete de cada 10 españoles se ponen su prenda favorita cada semana.

“Nadie escapa al hecho de ir vestido de la mañana a la noche, le guste o no la moda, y además es un sector que mueve un porcentaje enorme de la economía al abarcar muchos sectores de actividad. Si conseguimos que todo el proceso de fabricación, desde que el agricultor planta la semilla hasta el punto de distribución de la prenda, se haga de modo responsable, sostenible, ético y ecológico, estaremos transformando la sociedad”, explica Paloma García, presidenta de la Asociación de Moda Sostenible de Madrid y CEO fundadora de The Circular Project.

“La implantación del ecodiseño debería venir impuesta por ley y esto significa que se debe tener en cuenta hasta el menor detalle del impacto ambiental y social de cada paso que damos en la cadena productiva”, añade.

El diseñador Juan Duyos  afirma que la industria está en un lado de la cadena de sostenibilidad, pero que en el otro lado está el consumidor, al que anima a tener prendas duraderas. “Un buen vestido puede durar muchos años y pasar incluso de madres a hijas. Y, además, muchas veces podemos reconvertir un vestido de noche en otro de cóctel o cambiarle ciertos detalles y transformarlo en uno nuevo”.

“El Slow Fashion ya no debería ser una opción para nosotros como consumidores”, dice.

La encuesta se ha realizado también en otros cuatro países: Suecia, Italia, Francia y Polonia, que arrojan resultados semejantes.

A excepción de Suecia, los encuestados de los otros tres países compran ropa también cada mes y es Polonia, con un 72,70% de los consultados, el país que lo hace en mayor medida. Italia con un 58,24% y Francia con un 45,61% tienen un comportamiento similar a España. Por el contrario, un 55,40% de los suecos afirma comprar solo anualmente y solo el 36% lo hace cada mes.

Sobre el número de prendas que guardan en el armario, los que afirman que tienen más de 35 son los suecos, en un 66,1%; los polacos, en un 60,84; los franceses, en un 53,3%; y los italianos, en un 50,6%. También la mayoría de los encuestados reconoce tener prendas de más de 10 años en su armario.

En cuanto a la prenda más común en el armario de los españoles, la camiseta (28,49%) es la ganadora, tanto en hombres como mujeres, aunque este porcentaje baja a medida que aumenta la edad. Para las mujeres, la segunda prenda son los vaqueros (15,35% de las consultadas), mientras que la camisa lo es para el 18,82% de los hombres.

Marta Lucas, responsable de Comunicación de AEG dice que con nuestra forma de comprar, “los ciudadanos somos responsables del cuidado del medio ambiente. Compramos mucha ropa con una periodicidad mensual pero luego no sabemos realmente qué coste tiene nuestro armario ni del material del que están compuestas las prenda”.

Se crea en Madrid el primer centro de reparto urbano sostenible

Los altos niveles de contaminación en el centro de las ciudades, en este caso en Madrid, ha llevado a la startup  Mensos a crear el primer centro de distribución urbana sostenible en la capital, para evitar la entrada de vehículos de combustión y conseguir una mayor eficacia en el reparto.

Se trata de un espacio al que van a llegar los paquetes procedentes del comercio por internet  y en el que se van a almacenar y preparar para su posterior reparto en bicicletas. Es un almacén sostenible que cuenta con la última tecnología en software de gestión y trazabilidad.

Mensos, empresa de mensajería urgente en bicicletas, ha sido creada por el triatleta y profesional de la logística Alejandro Corroto, que se declara comprometido con el medio ambiente, la sostenibilidad y la eficiencia.

“Las ciudades necesitan la reducción de vehículos de combustión y vehículos de gran tonelaje en sus centros, además de una mayor eficacia en el reparto. Por ello, hemos creado un centro de distribución urbana sostenible mediante reparto en vehículos respetuosos con el medio ambiente: bicicletas, triciclos, motos eléctricas…”.

Las bicicletas de Mensos permiten hacer el reparto más eficaz, gracias a su gran movilidad y capacidad (hasta 100 kilos de carga), y cuentan con la tecnología de geolocalización y trazabilidad de las mercancías transportadas.  Además, la empresa también garantiza el control de cadena de frío en un proyecto cooperativo con otras compañías.

La diferencia de esta startup con otras empresas de reparto es que más de la mitad de sus repartidores son trabajadores contratados en plantilla, según su responsable que señala que el resto de los empleados trabajan como autónomos ya que compaginan este trabajo con otras ocupaciones, porque así lo quieren ellos.

Para poder llevar cabo el desarrollo tecnológico del centro de distribución urbana sostenible y seguir desarrollando este modelo de negocio y llevarlo a otras ciudades, Mensos ha abierto una ronda de inversión participativa a través de la plataforma de impacto social, la Bolsa Social, donde espera recaudar entre 100.000 y 125.000 euros.

Desde su nacimiento en 2014, Mensos ha crecido exponencialmente en la ciudad de Madrid y busca expandirse a otras ciudades de España a lo largo del año 2019 con el objetivo de cambiar el paradigma tradicional de la logística urbana y de promover ciudades más sostenibles y habitables.