Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Entradas etiquetadas como ‘productos’

El carro de la compra es una forma de carro de combate

España está en el Top 10 mundial en volumen de mercado interior y crecimiento interanual de productos ecológicos, propiciado por un importante aumento del número de consumidores  y el consumo per cápita nacional  se sitúa en este momento en 46’5 euros/Hab/año.  Un importante crecimiento del gasto interior en productos ecológicos (10,1%), que supera  por primera vez la barrera del 2% del gasto alimentario total.

Son datos facilitados por la Asociación Vida Sana, organizadora de BioCultura, el gran escaparate del comercio ecológico que se celebra estos días en Madrid.

Cerca del 30% de los consumidores de productos bio tienen menos de 35 años. Los llamados  millennials son los principales compradores de productos ecológicos en España y la tendencia es similar en otros países. Su mayor concienciación hacia hábitos de compra y consumo más saludables, el hecho de ser los nuevos padres de núcleos familiares y su previsible mayor renta disponible influye positivamente en estos datos de consumo nacional, según el Ministerio de Agricultura y Alimentación.

El 8,7 % de la superficie agraria útil en España se dedica ya a la producción en biológico y ya hay 44.282 productores, elaboradores y comercializadores de estos productos. También han aumentado un 9,1%  los puntos de venta disponibles para los consumidores de productos ecológico y en un 20,6% los comercializadores.

Con estas cifras, el sector encara el futuro con perspectivas muy positivas con el objetivo de consolidar el crecimiento actual y superar los 2.500 millones de volumen de mercado actual.

BioCultura sigue siendo, después de 35 años, una buena oportunidad para observar y promover un poder de transformación social, que ahora ya es imparable, lo señala Ángeles Parra directora del certamen y de la asociación Vida Sana, promotora de BioCultura.

“El carro de la compra ya es una forma de carro de combate, como dicen algunos, que sirve para plantarle cara a un sistema que está destrozando el planeta y las sociedades humanas. La rebelión hacia un mundo más sostenible y justo empieza en nuestro consumo diario. Se trata de consumir ecológico no sólo por una cuestión de salud personal, es un kit completo. Como consumidores conscientes, queremos proteger la biodiversidad, repoblar los entornos rurales, cuidar la salud propia y la ajena, proteger al campesinado, conservar las tradiciones y las economías locales, las tiendas eco, el KM0 …”.

En la feria BioCultura, que se celebrará hasta el domingo 10 de noviembre, participan 800 expositores y se espera la visita de 74.500 personas. Paralelamente a la exposición, se celebrarán más de 400 actividades para el público.

BioCultura Feria de Productos Ecológicos y Consumo Responsable.
Feria de Madrid – IFEMA (Pabellónes 8 y 10)
7, 8, 9 y 10 de Noviembre de 2019
35ª Edición.

Llega Biocultura, la feria del consumo responsable

Este próximo jueves, 7 de noviembre, comienza en Madrid BioCultura, la feria de productos ecológicos y consumo responsable más importante del estado español, que espera la participación de 800 expositores y 74.500 visitantes.

Paralelamente a la exposición, se celebrarán más de 400 actividades: catas, degustaciones, concursos, presentaciones… Pero no todo es alimentación ecológica. También hay ecocosmética, textil sostenible, consumo consciente… Y conciertos, actividades para familias, huerto, talleres…

La Feria se celebrará en los pabellones 8 y 10 de la Feria de Madrid (Ifema), del 7 al 10 de noviembre. El primero de los pabellones incluye moda sostenible; ecomateriales, muebles y decoración para la vivienda; energías renovables; bienestar y salud; ahorro y reciclaje; ecología; medio ambiente; turismo rural y casas de reposo; juguetes; artesanías; música; libros y revistas. Y el pabellón 10 estará dedicado a las más de 18.000 referencias de productos de alimentación ecológica, acompañado de otros sectores como son productos para la higiene y la cosmética con ingredientes certificados.

BioCultura es la feria de productos ecológicos por excelencia en España. Es una feria de referencia en Barcelona (26 ediciones), Sevilla (3 ediciones), Valencia (7 ediciones) y Bilbao (6 ediciones); y esta será  la 35ª edición en Madrid.

Para Ángeles Parra, directora de la feria, “está claro que somos lo que compramos, lo que comemos, lo que hacemos, lo que sentimos. Cada uno de nosotros, con sus hábitos de consumo, puede decantar el mundo hacia una sociedad más justa y respetuosa con la Naturaleza o, por el contrario, puede contribuir a la degradación de nuestra tierra. Nosotros decimos: quizás no seamos capaces de salvar el planeta, pero, desde luego, no vamos a contribuir a su destrucción”.

La Asociación Vida Sana es la organizadora de BioCultura. Los organizadores no son una empresa, sino un grupo de ecoactivistas que ha traído e impulsado en España el movimiento de la cultura biológica. Llevan cerca de 40 años denunciando y anunciando, con antelación, escándalos que se han ido sucediendo y, al mismo tiempo, construyendo formas de producción viables y rentables para agricultores, ganaderos e industriales; y sanas para la salud y el medio ambiente.

Vida Sana lleva a cabo también una importante labor docente, organiza cursos, desarrolla materiales pedagógicos para escuelas, edita la revista The Ecologist y la newsletter El Ecomensajero Digital. Su autofinanciación es la base de la independencia que caracteriza a Vida Sana y, por tanto, también a BioCultura.

BioCultura Feria de Productos Ecológicos y Consumo Responsable.
Feria de Madrid – IFEMA (Pabellónes 8 y 10)
7, 8, 9 y 10 de Noviembre de 2019
35ª Edición.

 

Ideas, productos y servicios para mejorar la vida de las mujeres

Femme Fleur es una cooperativa de trabajo asociado creada en el año 2011 por cuatro socias, que se dedican a promover proyectos relacionados con la mujer y la mejora del entorno, a través de la innovación técnica y social.

Su objetivo es mejorar el día a día de las mujeres y para ello trabajan en inventos, venta de productos, formación y servicios de higiene íntima femenina, con dos requisitos claros en todos los proyectos: llegar a todos los bolsillos, por eso se trata de servicios y productos económicos; y contribuir a crear un mundo más consciente: más ecológico, más atento, más amable.

En 2011, crearon la primera tienda online de copas menstruales en España para darlas a conocer y normalizar su uso. Hoy en día son un referente en este producto, aunque siguen trabajando en otros productos, conscicentes de la necesidad de ampliar el abanico de posibilidades que disponen las mujeres para hacer frente a la menstruación.

En diciembre del 2016 lanzaron un nuevo producto de ropa íntima vinculada a la absorción y la higiene íntima, las braguitas menstruales Cocoro, de las que vendieron más de 6.000 unidades en 40 días a través de una campaña de crowdfunding por su alta innovación técnica y social. Es una prenda de tela, reutilizable, cómoda, antibacteriana, transpirable y absorbente.

La fabricación se hace íntegramente de manera local y cuidan por lo tanto el proceso desde cerca. Además también se han ocupado de que el acabado sea de calidad y con distintos diseños para tener presente las diferentes sensibilidades.

Su principal objetivo es mejorar la calidad de vida de las mujeres, a través de productos más sostenibles y ecológicos que los tradicionales.  A este proceso lo llamaron la “revolución” porque aunque la menstruación afecta a la mitad de la población durante una media de 40 años, no ha habido una mejora significativa en este campo a nivel de innovación tecnológica.

En este momento, y ante el aumento de la demanda, quieren ampliar su negocio disponiendo de un stock permanente y otras líneas de trabajo.

Femme Fleur tiene una línea de crédito con Fiare Banca Etica y es un proyecto adherido al aval del Fondo para hacer crecer la economía social y solidaria del Ayuntamiento de Barcelona.

Fuente: Fiare Banca Ética.

 

 

El Parlamento Europeo pide a los fabricantes más piezas de recambio de sus productos

El Parlamento Europeo ha instado a la Comisión Europea a que proponga medidas para exigir a los fabricantes que garanticen la disponibilidad de piezas de recambio de sus productos. El objetivo es luchar contra la obsolescencia programada: La programación del fin de la vida útil de un producto, de forma que tras un periodo de tiempo calculado por el fabricante este se torne obsoleto, no funcional e inútil.

El llamamiento de los eurodiputados es una recomendación sobre el alargamiento de la vida útil de los productos, aprobada por unanimidad por la comisión de Medio Ambiente de esta institución. En ella se recoge, además, la necesidad de adoptar disposiciones legales para garantizar que los consumidores conozcan el periodo de disponibilidad de las piezas de recambio esenciales para la utilización del producto.

La iniciativa complementa las acciones  que está llevando a cabo la UE para transitar hacia una economía circular, donde nada se desperdicie, y aunque no es una iniciativa  legislativa, pretende que la Comisión proponga medidas al respecto.

Los eurodiputados también votaron a favor de incluir un llamamiento dirigido tanto al ejecutivo de la UE como a los Estados miembros, para que tomen medidas contra la obsolescencia programada.

En concreto, se pide a la Comisión a que examine los informes sobre el diseño deliberado de los teléfonos inteligentes para tener una duración de vida muy limitada y que proponga medidas al respecto. También,  que proponga que los fabricantes asuman los costes del reciclado en caso de que sus bienes tengan una vida útil prevista inferior a cinco años; y en este sentido, pide a los Estados miembros que impongan sanciones a la puesta en el mercado de productos de corta duración por mala calidad, o no “reparabilidad” y al uso de prácticas de obsolescencia programada.

Otras medidas aprobadas se refieren a la obligación para los fabricantes de diseñar productos de forma que sea posible la sustitución de las pilas, a hacer un mejor uso de la etiqueta ecológica de la UE para prolongar la vida útil de los productos y a que la vida útil prevista del producto debe indicarse en la etiqueta ecológica de la Unión Europea.

Las medidas de las instituciones en favor de una economía circular se suman a la multitud de iniciativas que están surgiendo en las ciudades y que ponen en marcha organizaciones sociales. Una de esas acciones es la de Amigos de la Tierra: La elaboración de un mapa con los establecimientos que arreglan las cosas.

Relendo mejora su app de alquiler de cosas entre vecinos

Relendo, la plataforma dedicada al alquiler de todo tipo de productos entre personas que se encuentran en una misma zona, ha mejorado su aplicación.

Lanzaron la primera versión de la app en Android el año pasado, y desde entonces la acogida ha sido muy buena, según afirman sus creadores. Pero después de meses de mejoras y de atender las recomendaciones de los usuarios, la aplicación ofrece una mejor experiencia de uso.

relendo

Con la app de Relendo se puede ahorrar dinero alquilando lo que se necesita sin tener que comprarlo, o ganar dinero poniendo en alquiler nuestras cosas cuando no las usamos: una cámara de fotos, un cortacésped, una bicicleta, herrramientas…

Relendo2

Se puede publicar un anuncio del producto desde la app en el momento. Se hace una foto del producto, se elige una categoría, un título y el precio. Un chat interno hace que la comunicación entre los miembros de la comunidad sea muy fácil y directa para preguntar todo lo que hay saber sobre cualquier producto y sus condiciones de alquiler.

Relendo promueve el consumo de cercanía y la app permite filtrar los productos por proximidad (utilizando el GPS).

En cuanto al sistema de valoraciones, como la reputación lo es todo en la economía colaborativa, la app tiene un sistema de valoraciones entre usuarios para generar la confianza necesaria. Además todos los productos que se ofrecen en Relendo están protegidos con un seguro de hasta 3.000€, cobertura que ampliarán en los próximos meses.

El funcionamiento de la aplicación es muy sencillo e intuitivo. Si se quiere alquilar un producto, se busca entre las ofertas que hay, se hace una reserva y se alquila; y si se ofrece un producto, se publica un anuncio, se cierra la reserva con quien la firma y una vez completado el alquiler, Relendo ingresa el dinero en la cuenta del propietario.