Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Entradas etiquetadas como ‘estudio’

Circulecon, un proyecto para fomentar la economía circular en empresas y consumidores

Circulecon, Fiscalidad y Economía Circular es un proyecto de investigación de la Universidad de Castilla La Mancha dirigido a fomentar la economía circular y conseguir un modelo productivo circular para un desarrollo económico sostenible que respete el medio ambiente y optimice el uso de los recursos naturales, principalmente los no renovables.

La investigadora principal del proyecto es la profesora titular de Derecho Financiero y Tributario de la Universidad de Castilla-La Mancha, Gemma Patón, que explica que lo que se pretende con Circulecon es “fomentar el interés por la economía circular e incentivar que se adopten las estrategias de economía circular por todos los sectores productivos” y que las instituciones adopten medidas proclives a esta estrategia.

Como la sociedad aún se encuentra en un momento inicial con respecto a la economía circular, el proyecto llama a despertar el interés de los consumidores y también de los modelos productivos para que la economía circular vaya avanzando y se fomente el cambio de transición ecológica y ambiental.

La estrategia de la política europea ha situado la economía circular en el centro del debate y sugiere la necesidad de impulsar medidas que colaboren en el fomento de la circularidad económica para provocar un cambio de conductas y procesos productivos y facilitar la sostenibilidad y la conservación de bienes y productos en su ciclo de vida.

El objetivo del proyecto de investigación Circulecon, concedido por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, parte del análisis de los instrumentos financieros y tributarios que actualmente se destinan a fines de protección y/o conservación ambiental para avanzar hacia propuestas de reformulación y diseño jurídico de esos mismos fines que permitan conseguir un modelo productivo circular y un desarrollo económico sostenible que respete el medioambiente y optimice el uso de los recursos naturales esencialmente no renovables.

El proyecto tiene tres ejes de actuación: en el primero, los investigadores analizarán y revisarán los mecanismos financieros tradicionales para la protección y conservación ambiental, con especial atención a los sectores de residuos, aguas y suelos. El segundo eje se centrará en el debate actual sobre la reforma fiscal que debe adoptarse de forma progresiva para colaborar en la sostenibilidad ambiental de acuerdo a la estrategia de economía circular; y el tercero, estudiará la operatividad y eficacia de los instrumentos financieros y fiscales como revulsivo de la responsabilidad social ambiental que permita incidir en el comportamiento de empresas y consumidores, que son los agentes protagonistas de la economía circular.

Circulecon tiene, según su responsable, un marcado carácter internacional ya que en el mismo participan académicos y profesionales de Latinoamérica, área geográfica de interés para la aplicación de los resultados que se obtengan. Según Gemma Patón, “en los países latinoamericanos existe una inmensa riqueza natural en reservas de la biosfera y una concentración de recursos naturales y materias primas que tienen relevancia de primer orden en su desarrollo socioeconómico. Esto, junto a las dificultades propias para la obtención de ingresos fiscales, hace que adquiera prioridad nuestro interés para aplicar los resultados del proyecto”.

El Mercado Social de Madrid quiere conseguir una moneda más fuerte y fácil de utilizar

El Mercado Social de Madrid entra en 2017 en una nueva fase de crecimiento para uno de sus pilares, la moneda social, el boniato, y ha abierto un periodo de investigación para conseguir una moneda más fuerte y fácil de usar.

Este proceso, que han llamado el Reboniato, implica que a partir del 1 de enero de 2017 se paran todas las operaciones de moneda y proceden a equilibrar los saldos de moneda de los proveedores.

El Mercado Social es una red de producción, distribución y consumo de bienes y servicios que funciona con criterios éticos, democráticos, ecológicos y solidarios, constituida por empresas y entidades de la economía social y solidaria junto con consumidores individuales y colectivos.

A partir del 1 de enero se congelan todas las cuentas y se recuperarán exactamente como están en la próxima fase de la moneda. Es decir, que nadie perderá nada y cuando se ponga en marcha el Reboniato se establecerá un sistema de transición al nuevo modelo que se aplique.

El estudio se realizará a los largo de 2017 y sus conclusiones se aplicarán en 2018.

Mientras se lanza el reboniato, y con el objetivo de incentivar el consumo durante los meses en los que esté parada la moneda, han propuesto ofrecer descuentos directos a los consumidores y las entidades que así lo decidan deben señalar el % de descuento que quieren aplicar a los socios  del Mercado Social.

El estudio previo elaborado por esta entidad refleja la necesidad de implementar diferentes medidas para que la moneda social siga siendo un instrumento de construcción del mercado. En este sentido, se van a estudiar una moneda experimental en papel, diferentes formas de pago electrónico y adoptar el uso de la tarjeta de débito Fiare en boniatos.