Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Archivo de octubre, 2018

Nueva campaña para pedir IVA cero a la venta de bienes de segunda mano

Las organizaciones Amigos de la Tierra y Aeress-Red de recuperadores de Economía Solidaria se han unido para reclamar a la Administración una reducción del IVA a las tiendas y comercios de productos reparados y reutilizados.

No es la primera vez que estas asociaciones piden esta medida en campañas anteriores y ahora se unen para fomentar ambas un consumo sostenible y responsable que permita prolongar la vida útil de los productos.

A la iniciativa también se ha sumado Oxfam Intermón, Ong que contribuye a reducir los residuos textiles y a concienciar sobre la importancia de la reutilización a través de sus tiendas de Segunda Oportunidad. Juntos pretenden alcanzar un modelo de Economía Circular que abandone el modelo lineal de usar y tirar a favor de un consumo más responsable, consciente y sostenible, basado en la reducción del uso de recursos naturales y la igualdad de oportunidades.

La red de tiendas de segunda mano de Aeress vende productos que han sido gestionados para evitar que se conviertan en residuos, a la vez que hacen un acompañamiento a la inserción sociolaboral y dan trabajo a personas en riesgo de exclusión, y los comercios de segunda mano, reparación y alquiler agrupados en el directorio de Amigos de la Tierra, Alargascencia, contribuyen a un mismo objetivo, alargar la vida útil de los productos, luchar contra la obsolescencia y reducir la cantidad de residuos, protegiendo el medio ambiente.

La petición conjunta para solicitar a las administraciones públicas una reducción fiscal conlleva dos medidas; por un lado, IVA cero a la venta de bienes de segunda mano que provienen de la preparación para la reutilización llevado a cabo por entidades sociales; y por otro, una reducción del IVA del 21% al 10% para el resto de comercios locales con servicios de reparación, compra-venta de segunda mano y alquiler.

Cada vez más países se están sumando a las reducciones fiscales para este tipo de productos y servicios. Es el caso de Bélgica, Suecia, Francia, Países Bajos, Irlanda y Reino Unido, “que se han dado cuenta de sus ventajas sociales y ambientales, así como del nicho de empleo que representa”, afirman estas organizaciones que estiman que por cada 1.000 toneladas de residuos gestionados se pueden llegar a crear hasta 296 empleos locales, promoviendo al mismo tiempo el empleo de inserción”, afirman.

Amigos de la Tierra y Aeress han solicitado una reunión con los ministerios de Hacienda y de Transición Ecológica para trasladar la petición, que se enmarca dentro de las políticas de Economía Circular y la aplicación de la correcta gestión de residuos establecida por la Unión Europea, “promocionando la prevención, la reutilización y por último el reciclaje, una máxima que debe guiar a las administraciones de los Estados miembros a la hora de legislar, y establecer las políticas fiscales alineadas con estos principios”.

La campaña incluye también una llamada a otras entidades para que se sumen a la iniciativa en el siguiente enlace. Por el momento ya se han suscrito a la petición Economistas Sin Fronteras, Ecologistas en Acción, ReZero y Surfrider

Amigos de la Tierra y Aeress advierten de que no somos conscientes del ahorro que supone darle una segunda, tercera oportunidad a un objeto: el ahorro en la extracción de materias primas, en la energía y agua que se necesita para su fabricación, en las emisiones de CO2 resultantes de todo el proceso, en el transporte para su distribución, los materiales para su embalaje, o en la gestión de residuos. Y ponen un ejemplo: “tan solo para fabricar una camiseta de algodón se necesitan de media 3.900 litros de agua”, señala Alodia Pérez, responsable del área de Recursos Naturales y Residuos de Amigos de la Tierra.

Laura Rubio, directora de Aeress, señala que “una fiscalidad ambiental que incentive los mejores hábitos de consumo y que favorezca la reutilización puede ser tremendamente eficaz para avanzar hacia una verdadera economía circular y socialmente justa”.

Comienza Biocultura, con un protagonismo especial de la moda sostenible

Biocultura, la feria de productos ecológicos y consumo responsable más importante del estado español se celebra este fin de semana -de jueves 1 a domingo 4 de noviembre- en los pabellones 8 y 10 de la Feria de Madrid, IFEMA, y espera la participación de más de 800 expositores y la visita de casi 75.000 personas.

El pabellón 10 concentrará unas 18.000 referencias de productos de alimentación ecológica y de higiene y cosmética con ingredientes certificados. Y en el pabellón 8 expondrán firmas de textil orgánico, de ecomateriales, muebles y decoración para la vivienda, energías renovables; salud; ahorro y reciclaje; ecología; medio ambiente; turismo rural; juguetes; artesanías; y música; libros y revistas.

En esta edición, habrá 71 expositores, entre artesanos y empresas, de moda sostenible. Un sector que en cinco años ha alcanzado un crecimiento del 344%, lo que indica que hay un interés real del público por los artículos de vestir que son respetuosos con el medio ambiente, más allá de los ya consolidados como la alimentación ecológica y la cosmética eco-natural, señalan los responsable de Biocultura.

Se podrá ver las elaboraciones artesanales de diversos zapateros que realizan sus productos con piel en curtición vegetal y tintes naturales, como son los casos de Martín Natur, Zapatari o Pinrel, o bien utilizando productos para un acabado cien por cien vegano, como Ecoalkesan, Bioworld Vegan, etc…

También, los colores primarios y tintes naturales en algodón orgánico, la lana y sus aplicaciones proveniente de ganadería ecológica o restos de madejas y joyas artesanales elaboradas con plata, oro y piedras semi-preciosas, además de las confeccionadas con tejidos, en madera o realizadas con la hierba dorada de Brasil.

Un año más se llevarán a cabo los Showrooms de Planeta Moda – proyecto de la Asociación Vida Sana– que a través de diversos expositores o acciones propias propone temas como Moda bio y orgánica en grandes almacenes o la importancia que tiene la ropa interior en orgánico.

Por otro lado, los interesados podrán conocer las pautas para crear una marca e imagen con principios de sostenibilidad, o cómo reutilizar aquellas prendas que no sabemos qué hacer con ellas y darles una segunda vida.

Imagen de Biocultura.

Las firmas de moda sostenible quieren descubrirnos cómo poco a poco podemos ir adquiriendo prendas de algodón orgánico, lana o lino y conseguir un cambio sustancial, ya no solo por los tejidos o el diseño imperecederos de las prendas que podemos usar sin que pasen de moda –al contrario de lo que “obligan” las grandes marcas del Fast Fashion que tanto han contribuido a que la moda sea el segundo sector más contaminante del mundo-, sino que sabremos quién ha realizado la prenda, quien ha cultivado el algodón, pasando la autoría de su diseño, hasta conocer quién ha rematado su confección en un taller social.

BioCultura Madrid. Feria de Productos Ecológicos y Consumo Responsable.

Feria de Madrid – IFEMA (Pabellónes 8 y 10)
1, 2, 3 y 4 de noviembre de 2018
34ª Edición.

 

‘Enérgicas’, el concierto de mujeres por la revolución energética

Greenpeace ha organizado para el domingo 4 de noviembre en Madrid, en la sala La Riviera, Enérgicas, un concierto de mujeres por la revolución energética, una protesta musical que reúne a mujeres artistas para reivindicar una transición energética justa donde la mujer tenga un papel que no ha tenido hasta ahora.

Durante siete horas, las artistas de distintos ámbitos musicales subirán al escenario para sensibilizar sobre la importancia de la transición energética.

Desde las 17.00 y hasta las 24.00, Rozalén, Carmen Boza, Tulsa, Soledad Vélez, Fario, Las Chillers, Rebeca Jiménez, Las Odio, Melo Moreno, Papaya, Sandra Bernardo, Peinetta, Cintia Lund, Cariño, Kuve, Mow, Bleset, Eme dj y Sufrida Calo, subirán al escenario durante 15 minutos aproximadamente cada una, para sensibilizar sobre la importancia de una transición que acabe con el modelo actual, contaminante y machista.

“El último informe de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (IPCC) –señala la organización- reveló la urgente tarea de limitar el calentamiento de la Tierra y proporcionar un plan claro para lograrlo. Si continúan los ritmos actuales de emisiones de CO2, el calentamiento superaría los 1,5 ºC entre 2030 y 2052″.

“Pero no es suficiente con sustituir una fuente de energía por otra más limpia porque el cambio climático, la desigualdad extrema y la corrupción, son tres elementos totalmente entrelazados entre sí de un mismo modelo social y económico que no funciona y amenaza el planeta y a las futuras generaciones y nos deja inviernos con situaciones de pobreza energética que sufren principalmente las mujeres“.

Para Greenpeace, la respuesta a esta crisis está en reemplazar el actual sistema energético corporativo, basado en los combustibles fósiles y la nuclear, por uno que ponga a las personas y a la justicia económica a la vanguardia de la transición a un sistema energético 100% renovable, eficiente e inteligente. Las mujeres, víctimas olvidadas del cambio climático y la pobreza energética, pueden ser las verdaderas protagonistas de la construcción de un nuevo paradigma en el que la energía deja de ser una mera mercancía y recupera su verdadero valor: el de un bien básico para el cuidado de las personas.

Lo organización se ha adherido recientemente al manifiesto #EnEnergíaNoSinMujeres en coherencia con su apoyo a la democratización de la energía como vertebradora de un modelo energético respetuoso con las personas y el planeta. Se compromete así a participar solo en aquellos actos de más de dos ponentes, en los que se haya contado con la presencia de, al menos, una mujer en calidad de experta así como a proponer carteles paritarios en los actos en cuya organización participen activamente.

En la web se pueden consultar ya los horarios de las diferentes actuaciones. La entrada es gratuita y no es necesario registrarse. Solo acudir y aportar mucha energía, pide Greenpeace.

Micromecenazgo para un libro infantil sobre grandes pintoras olvidadas

Faltan tres días para que finalice la campaña de micromecenazgo que ha puesto en marcha en la plataforma Verkami la periodista y escritora Angeles Caso, para poder editar un libro infantil ilustrado con 25 autorretratos de grandes pintoras de todos los tiempos, titulado Pintoras, y que ha sido ilustrado por Laura López Balza, basándose en los autorretratos de grandes artistas.

El proyecto, que se había propuesto recaudar 25.000 euros, ya ha rebasado esa cantidad y va por los 26.682 euros que han aportado más de 700 mecenas.

Esta publicación es fundamental en la educación de niños y niñas, ya que menos del 10% de los nombres citados en los libros de texto son de mujeres.

En el mundo del arte en particular, la situación es aún peor: parece como si nunca hubiese habido mujeres artistas, salvo Frida Kahlo. En esta misma plataforma, numerosas personas e instituciones apoyaron con anterioridad dos proyectos de Ángeles Caso, Ellas mismas. Autorretratos de pintoras y Grandes maestras, que han contribuido a visibilizar los nombres de las artistas olvidadas. Pintoras continúa este esfuerzo pensando ahora en las niñas y niños.

“Es fundamental que se eduquen en igualdad. Seguro que estamos todos de acuerdo, pero mientras sigamos enseñándoles una historia en la que las mujeres apenas existen, seguirá perpetuándose la idea patriarcal de que nosotras nunca hemos tenido relevancia social”, señala la autora de esta iniciativa, para quien este libro les ayudará a entender que, aunque las leyes y las costumbres hayan sido siempre tan duras con nosotras, hubo muchas mujeres que no se resignaron a un papel pasivo y que brillaron como artistas, por derecho propio, al lado de los grandes pintores que todos conocemos, aunque la historia las haya silenciado y arrinconado.

“Por eso hemos hecho un libro lleno de energía y color, pensado para crías y críos a partir de 7 años, que huye de la victimización y pone de relieve el talento, la valentía y la fuerza de tantas protagonistas del arte”.

Con la campaña de micromecenazgo se pretende que Pintoras esté en las estanterías de las niñas y niños, pero también en las bibliotecas de sus escuelas y colegios, donde podrá servir como material de estudio y de trabajo sobre las artistas y sobre muchos aspectos históricos que están reflejados en los textos de Ángeles Caso, desde los ritos mágicos de la Prehistoria hasta la Segunda Guerra Mundial, desde el esfuerzo de las lavanderas hasta la fabricación de los primeros automóviles.

Contiene los autorretratos y las vidas de 25 grandes artistas femeninas de todos los tiempos, desde las manos de las pintoras prehistóricas de El Castillo (Cantabria) hasta Ángeles Santos, pasando por Sofonisba Anguissola, Artemisia Gentileschi, Elisabeth Vigée-Lebrun, Mary Cassatt, Frida Kahlo y tantas otras.

Ángeles Caso ha escrito las vidas de esas artistas como si fueran cuentos y la pintora Laura López Balza ha hecho las ilustraciones, basándose en los autorretratos verdaderos e interpretándolos como si ella misma fuera una niña.
El libro incluye también unas fichas (que los niños podrán recortar) con los autorretratos originales de las pintoras.

Normas más duras para los plásticos de un solo uso

Entre este lunes y mañana martes, el pleno del Parlamento Europeo debatirá y en su caso aprobará normas más duras que vienen de la Comisión de Medio Ambiente para prohibir los plásticos de usar y tirar.

La comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo (ENVI) propone prohibir los plásticos de usar y tirar cuando existan otras alternativas. Se trata de nueve productos: cubiertos (tenedores, cuchillos, cucharas, palillos) y platos, bastoncillos de algodón, pajitas, agitadores de bebidas y palitos destinados a sujetar globos.

Foto: Efe.

Además de la gama de artículos desechables enumerados en el texto original, la Comisión de Medio Ambiente ha aprobado añadir a la prohibición las bolsas de plástico ultra ligeras, los plásticos oxo degradables y los recipientes de alimentos hechos de poliestireno expandido.

La propuesta de la eurodiputada liberal belga Frédérique Ries, aprobada por 51 votos a favor, 10 en contra y tres abstenciones, también incluye disminuir el consumo de envases de alimentos y recipientes para bebidas, así como obligar a las empresas de embalajes a cubrir los costes de la recogida y la limpieza de la contaminación.

Otras medidas se refieren a garantizar que el 90% de las botellas para bebidas se recojan separadamente de aquí a 2025; etiquetar las compresas y tampones higiénicos, las toallitas húmedas y los globos de plástico, y concienciar sobre la importancia del reciclaje.

Las artes de pesca tienen un gran potencial de reutilización y, sin embargo, suponen el 27% de la basura marina. El informe recoge que los productores asuman los costes de la gestión de estos residuos que deben ser devueltos a los puertos.

La responsabilidad por los costes de limpieza es uno de los temas más controvertidos en el debate sobre los plásticos desechables. Si bien la Comisión Europea respalda el principio de quien contamina paga, los eurodiputados quieren que las autoridades públicas y los contaminadores compartan la responsabilidad.

Las nuevas normas deberán aprobarse mañana y el pleno del Parlamento y el Consejo de la UE tendrán que decidir si por plásticos de un solo uso se debe entender a aquellos usados solo una vez, según lo propuesto, o en un periodo de tiempo corto.

Fuente: Fundación para la Economía Circular.

Ciudades de 40 países debaten en Madrid sobre el comercio justo y el consumo sostenible

Desde hoy y hasta el domingo, más de 250 representantes del movimiento en cuarenta países, participan en la Conferencia Internacional de Ciudades por el Comercio Justo que se celebra este año en Madrid, bajo el lema “Consumo Sostenible para el cuidado de la vida”.

Representantes del comercio justo, administraciones locales y expertos en desarrollo económico y social, ONGDs y centros educativos se reúnen para impulsar este modelo alternativo de relaciones económicas que pone en el centro a las personas y al medio ambiente.

Entre los objetivos del encuentro está fortalecer el trabajo de los municipios en el programa de Ciudades por el Comercio Justo, impulsando la campaña y el compromiso de las autoridades locales en seguir apoyando el comercio justo como herramienta de cooperación y de desarrollo sostenible.

La Conferencia se organiza en plenarios en los que intervendrán expertos y expertas en los diferentes temas propuestos y también habrá talleres más reducidos para profundizar en los diferentes asuntos programados con debate y reflexión conjunta.

Entre los temas que se van a estudiar figura la Compra pública ética y el necesario compromiso del sector público para impulsar el comercio justo; los criterios de equidad de género en los grupos productores; Comercio justo y Banca ética o migraciones y solidaridad en estas ciudades para con las personas refugiadas.

La organización de este encuentro corre a cargo de Ideas, como coordinadora de la campaña estatal, junto al Ayuntamiento de Madrid y con la colaboración del Comité Internacional de la Campaña de Ciudades por el Comercio Justo.

La campaña Ciudades por el Comercio Justo es un movimiento internacional que implica a municipios de todo el mundo con un mismo objetivo: impulsar esta actividad y contribuir a un desarrollo más sostenible. Para ello la campaña otorga el título de Ciudad por el Comercio Justo a las localidades que demuestran su compromiso con este modelo. Una Ciudad por el Comercio Justo es una localidad que acerca los productos de Comercio Justo a la ciudadanía a través de las administraciones, comercios, empresas y el tejido asociativo.

Actualmente existen 2.074 Ciudades por el Comercio Justo en todo el mundo, entre ellas Londres, Bruselas, Roma, San Francisco, Copenahgue, Taipei, Melburne. En nuestro país, Córdoba, Madrid, Málaga, Zaragoza o Burgos, entre otras, cuentan también con esta distinción.

El mayor apoyo económico de las finanzas éticas se centra en el sector medioambiental

El Observatorio de las Finanzas Éticas acaba de presentar los datos del crecimiento de las finanzas éticas durante el año 2017, un barómetro que muestra la evolución del sector en España durante el último año y que concluye que su evolución continúa siendo muy positiva.

El informe dice que los préstamos concedidos por las entidades de finanzas éticas en España han pasado de los 1.022 millones de euros a los 1.267 millones el año 2017, con un incremento del 24%, dato que contrasta con las cifras de evolución de los préstamos concedidos por las entidades convencionales.

Según los datos del barómetro, la tasa de morosidad de las entidades de finanzas éticas fue del 2,20% el 2017, en contraposición al de la banca tradicional que se situó en el 7,79 %.

El número de personas usuarias se ha reducido un 1,83% después de duplicarse en los últimos 5 años. Paralelamente, el capital social de las finanzas éticas continúa creciendo y se sitúa cerca de los 180 millones de euros, con un aumento del 5,25% respecto al año anterior.

Las entidades de finanzas éticas que operan en España han financiado proyectos de ámbito estatal e internacional. El sector más financiado con un 40,50% es el medioambiental, seguido por el sector social (24,72%) y el cultural (15,36%). Sólo un 11,78% de la financiación es a particulares. En el ámbito internacional, el 77,70% de la financiación se hace a través de microcréditos.

Territorialmente, la Comunidad de Madrid (31,79%) lidera las concesiones de préstamo seguida de Cataluña (13,83%) y Andalucía (12,95%). Las 3 comunidades agrupan prácticamente el 60% de los préstamos otorgados. El otro 40% queda repartido equitativamente entre el resto del estado.

El informe ha sido elaborado por FETS-Finançament Ètic i Solidari a través de su Observatorio de las Finanzas Éticas y Solidarias, en colaboración con el Consorcio Somos Comercio Justo y Banca Ética y el apoyo de la ACCD y el Ayuntamiento de Barcelona.

FETS-Financiación Ética y Solidaria es una asociación de segundo grado, que agrupa entidades catalanas del tercer sector y de la Economía Social y Solidaria que quieren promover la financiación ética y solidaria en nuestro país.

Siete días de compromiso para luchar contra el cambio climático a través de la comida

Con motivo de la Semana Mundial de la Alimentación que se está celebrando del 15 al 22 de octubre, la organización internacional Slow Food está promoviendo una semana de compromiso durante la cual su red de activistas de todo el mundo tomará acciones concretas para reducir las emisiones de CO2.

“La producción y la distribución de alimentos son los causantes de una quinta parte de la fiebre del planeta”, señala la organización, que atendiendo a este dato está alentando a todo el mundo (y especialmente a las personas que viven en países con altos niveles de desarrollo) a cambiar sus hábitos alimentarios.

“A menudo la gente se siente impotente ante la gravedad y la escala mundial de la tragedia del cambio climático. Sin embargo, cada uno de nosotros puede ayudar a frenar este fenómeno a través de la comida”. Para demostrarlo, Slow Food ha lanzado la Semana del Cambio como parte de su campaña Comida para el cambio (Food for Change), que empezó el 24 de septiembre y que continuará hasta finales de este año.

Durante la Semana del Cambio, los participantes se comprometerán durante 7 días a tres acciones concretas: cocinar solo con ingredientes locales, no comer carne y reducir a cero los desperdicios alimenticios. Se puede escoger un compromiso o todo ellos.

Lo importante es poder transmitir aotras personas que su compromiso es útil calculando concretamente el resultado de sus acciones. “Basándonos en el número de personas que forman parte de este reto y en colaboración con Indaco2 (INDicadores Ambientales y CO2, una spin-off de la Universidad de Siena, Italia), podremos estimar el equivalente de CO2 que se habrá ahorrado gracias a nuestro compromiso colectivo durante la Semana del Cambio”, explican los organizadores.

“Si al final de la semana hay unos 5.000 compromisos sobre las acciones concretas, el ahorro de CO2 será de 63 tC02eq, el equivalente a los gases de efecto invernadero que emite un coche en un viaje de 175.000 kilómetros”.

Razones para emprender las tres acciones

Cocinar solo con ingredientes locales. Un sistema de producción alimentaria local tiene la ventaja de integrar alimentos nutritivos y sanos con la responsabilidad social, dando prioridad a los sistemas ecológicos, eliminando o reduciendo productos químicos y salvaguardando las técnicas y los conocimientos tradicionales. La comida local es más fresca, protege las variedades y las especies locales (además de los métodos de producción tradicionales), recorre menos kilómetros y necesita menos embalaje. Permite que tanto los productores como los consumidores tengan más información y control sobre la producción y los sistemas de distribución alimentarios.

No comer carne. El consumo de carne se ha cuadruplicado durante los últimos 50 años. Cada ciudadano de la UE consume un promedio de 80,6 kg de carne al año. Según la Organización Mundial de la Salud, una reducción de 25 kg por persona sería suficiente, y reducir esta cantidad a la mitad sería una gran victoria para la salud de nuestro planeta (“World Livestock 2011: Livestock in Food Security”, FAO, 2011). Más del 95 % de la carne que comemos proviene de las granjas industriales, que son responsables colectivamente del 14,5% de las emisiones de gases de efecto. Producir un solo kilogramo de carne supone la emisión de 36,4 kg de CO2, el equivalente a la cantidad de CO2 que emite un automóvil durante un viaje de 250 km; y no menos de 15.000 litros de agua.

Reducir a cero los desperdicios alimenticios. Cada año en la Unión Europea se desperdician unos 90 millones de toneladas de comida (179 kg por persona). De este desperdicio, el 42% procede de las casas y el 39% del sector de la manufacturación. Los desperdicios alimenticios también implican el desperdicio de recursos como la tierra, el agua, la energía u otros elementos necesarios para la producción, como los embalajes, el transporte y el almacenaje. Producir alimentos que no se consumirán genera emisiones de CO2 innecesarias, además de la pérdida del valor económico de los alimentos producidos.

 

Nueve años de los Repair Café, la segunda vida de las cosas rotas

Durante toda esta semana, del 13 al 21 de octubre, se celebra el Repair Café Internacional a la vez en muchas sedes de todo el mundo, y aquí en Madrid será el sábado 20 en la sede de MediaLab Prado.

Un Repair Café es un espacio donde hay herramientas y materiales disponibles y un grupo de voluntarios con conocimientos y habilidades para reparar los objetos que tú lleves o para ayudarte a que tú mismo los repares, siempre acompañado de un café y en un entorno agradable. Los objetos pueden ser ropa, muebles, aparatos eléctricos, bicicletas, juguetes, etc.

El Repair Café de Madrid comenzará a las 18:00 horas del sábado 20 en Medialab-Prado y sus organizadores llaman a todos los que quieran llevar para arreglar sus cosas rotas. En esta ocasión, los reparadores están específicamente orientados a realizar arreglos de juguetes y pequeños electrodomésticos.

Además, en esta Semana Internacional  se celebra que el Repair Café cumple nueve años. El 18 de octubre de 2009, Martine Postma organizó en Ámsterdam la primera reunión de reparaciones bajo el nombre de Repair Café. Desde entonces, ya hay más de 1.600 Repair Cafés repartidos por 33 países.

En un Repair Café le dan una segunda vida a las más apreciadas pertenencias que estén rotas o deterioradas. De esta manera, los visitantes pueden ver que realizar reparaciones es posible y que a menudo no es tan difícil como hubiesen pensado de antemano, pero sobre todo, podrán experimentar cómo hacer estas reparaciones puede ser muy entretenido.

Son lugares de libre acceso donde todo gira en torno a reparar cosas (juntos). La idea es que la gente lleve sus objetos rotos y los repare con la ayuda de los expertos. Así todos los días hay algo nuevo que aprender. Y quien no tenga nada que reparar, puede ir a tomar una taza de té o café o a ayudar a otros con su reparación. Incluso pueden ir a inspirarse con nuevas ideas extraídas de los libros de reparación que encontrará en la mesa de lectura.

Medialab-Prado: Calle de la Alameda, 15, 28014 Madrid
Contacto: timelabmadrid@adbdt.org

2,6 millones de euros en ayudas al emprendimiento de personas discapacitadas

La Fundación ONCE acaba de abrir su convocatoria de ayudas económicas destinadas a proyectos de emprendimiento de personas discapacitadas que se otorgarán en los próximos cuatro años.

Son 2,6 millones de euros en ayudas para el periodo de ejecución 2018-2022 que se enmarcan en el Programa Operativo del Fondo Social Europeo de Inclusión Social y Economía Social.

Las distintas convocatorias de este programa, que se lanzó por primera vez en 1988, han permitido que la Fundación ONCE haya apoyado ya a 1.678 personas con discapacidad para que pudieran poner en marcha su empresa.

La comisaria europea Marian Thyssen con la emprendedora Saioa Aguirre.

Del total de proyectos, el 65,6 por ciento estaban liderados por hombres, por lo que la actual convocatoria introduce criterios específicos para favorecer el emprendimiento de las mujeres con discapacidad.

Este programa pretende fomentar la creación de empleo y la mejora de la empleabilidad y la inserción sociolaboral de las personas con discapacidad, impulsando sus capacidades, su espíritu emprendedor y las necesidades del tejido empresarial, a través de proyectos viables y sostenibles, que respondan a las demandas reales del mercado laboral actual.

De este modo, los solicitantes que cumplan con los requerimientos recibirán una ayuda económica fija y mínima, a fondo perdido, de 3.000 euros. Adicionalmente, esta cantidad se incrementará en función del perfil del emprendedor.

Además, se tendrá en cuenta la situación sociolaboral del solicitante y podrán recibir hasta 2.000 euros más los colectivos con discapacidad con especial dificultad, entre los que se encuentran personas con parálisis cerebral, enfermedad mental o discapacidad intelectual.

También se podrán otorgar otros 1.000 euros más a las mujeres, los parados de larga duración, los mayores de 45 años y los inmigrantes; y hasta 2.000 euros más a las víctimas de violencia machista, las familias monoparentales y para aquellos hogares con todos los miembros en desempleo e hijos menores a su cargo.

El programa de ayudas de la Fundación primará a las empresas que generen empleo para otras personas con discapacidad; a los proyectos que además fomenten el desarrollo de sectores en crecimiento como la agricultura ecológica; a los que contribuyan al desarrollo rural, y a los que tienen que ver con las tecnologías y sociedad de la información, el turismo especializado, servicios de salud, medio ambiente y a los dirigidos a investigación y desarrollo o a la innovación social.
No obstante, la suma total de la ayuda a conceder no será, en ningún caso, superior a los 18.000 euros.

Podrán solicitar la ayuda personas con discapacidad que no hayan recibido ayuda por parte de Fundación ONCE en los últimos cinco años, demandantes de empleo, ya sea por desempleo o por mejora, que tengan previsto o hayan puesto en marcha su propio proyecto empresarial, generando a su vez su propio empleo (de forma individual o como persona jurídica) y siempre que se cumplan los requisitos de la convocatoria.

Los interesados ya pueden consultar las bases de la convocatoria y descargar los formularios para sus solicitudes aquí:  página web de Fundación ONCE.