Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Entradas etiquetadas como ‘ayudas’

2,6 millones de euros en ayudas al emprendimiento de personas discapacitadas

La Fundación ONCE acaba de abrir su convocatoria de ayudas económicas destinadas a proyectos de emprendimiento de personas discapacitadas que se otorgarán en los próximos cuatro años.

Son 2,6 millones de euros en ayudas para el periodo de ejecución 2018-2022 que se enmarcan en el Programa Operativo del Fondo Social Europeo de Inclusión Social y Economía Social.

Las distintas convocatorias de este programa, que se lanzó por primera vez en 1988, han permitido que la Fundación ONCE haya apoyado ya a 1.678 personas con discapacidad para que pudieran poner en marcha su empresa.

La comisaria europea Marian Thyssen con la emprendedora Saioa Aguirre.

Del total de proyectos, el 65,6 por ciento estaban liderados por hombres, por lo que la actual convocatoria introduce criterios específicos para favorecer el emprendimiento de las mujeres con discapacidad.

Este programa pretende fomentar la creación de empleo y la mejora de la empleabilidad y la inserción sociolaboral de las personas con discapacidad, impulsando sus capacidades, su espíritu emprendedor y las necesidades del tejido empresarial, a través de proyectos viables y sostenibles, que respondan a las demandas reales del mercado laboral actual.

De este modo, los solicitantes que cumplan con los requerimientos recibirán una ayuda económica fija y mínima, a fondo perdido, de 3.000 euros. Adicionalmente, esta cantidad se incrementará en función del perfil del emprendedor.

Además, se tendrá en cuenta la situación sociolaboral del solicitante y podrán recibir hasta 2.000 euros más los colectivos con discapacidad con especial dificultad, entre los que se encuentran personas con parálisis cerebral, enfermedad mental o discapacidad intelectual.

También se podrán otorgar otros 1.000 euros más a las mujeres, los parados de larga duración, los mayores de 45 años y los inmigrantes; y hasta 2.000 euros más a las víctimas de violencia machista, las familias monoparentales y para aquellos hogares con todos los miembros en desempleo e hijos menores a su cargo.

El programa de ayudas de la Fundación primará a las empresas que generen empleo para otras personas con discapacidad; a los proyectos que además fomenten el desarrollo de sectores en crecimiento como la agricultura ecológica; a los que contribuyan al desarrollo rural, y a los que tienen que ver con las tecnologías y sociedad de la información, el turismo especializado, servicios de salud, medio ambiente y a los dirigidos a investigación y desarrollo o a la innovación social.
No obstante, la suma total de la ayuda a conceder no será, en ningún caso, superior a los 18.000 euros.

Podrán solicitar la ayuda personas con discapacidad que no hayan recibido ayuda por parte de Fundación ONCE en los últimos cinco años, demandantes de empleo, ya sea por desempleo o por mejora, que tengan previsto o hayan puesto en marcha su propio proyecto empresarial, generando a su vez su propio empleo (de forma individual o como persona jurídica) y siempre que se cumplan los requisitos de la convocatoria.

Los interesados ya pueden consultar las bases de la convocatoria y descargar los formularios para sus solicitudes aquí:  página web de Fundación ONCE.

Crowdfunding de personas

El crowdfunding de personas funciona igual que cualquier campaña de financiación colectiva. Su peculiaridad es que en lugar de invertir en cosas materiales, lo hace en personas, ya sea para financiar sus estudios, o para ayudarles a conseguir algo que por sí solos no serían capaces de obtener, publica Universo crowdfunding.

Este nuevo ámbito dentro de la financiación colectiva ha calado entre los estudiantes. El auge de las redes sociales, la falta de crédito y el alto precio de las carreras universitarias han sido claves para el desarrollo de este sector que cada día va consiguiendo más adeptos.

audiencia-crowdfunding

Los americanos son los pioneros en el crowdfunding de personas. También es cierto que no es algo que deba sorprendernos, ya que el precio medio que una matrícula universitaria en EE UU es de unos 28.000 dólares (unos 21.000 euros), señala la web especializada en financiación colectiva.

Con este panorama, las vías para costearse los estudios eran dos: o bien ahorrar desde muy temprano o bien solicitar un crédito al banco. La aparición del crowdfunding abre un nuevo camino en este sentido, y permite utilizar el patrocinio para asegurar el futuro de aquellos estudiantes que no pueden hacer frente a los precios de las matrículas universitarias.

Principales plataformas

Go Fund Me: Creada en mayo de 2010, se ha consolidado como una de las plataformas más importante20 en EE UU. Permite a las personas recaudar dinero para acontecimientos diversos: desde fiestas y graduaciones a situaciones difíciles, como accidentes o enfermedades.

Su modelo de trabajo es sencillo. Los usuarios tienen la posibilidad de crear su propio sitio web para describir la razón por la que están recaudando dinero, señalan la cantidad de dinero que esperan conseguir, e incluso pueden subir fotos y vídeos para describir su propósito. Una vez que se crea el sitio web, Go Fund Me les permite compartir el proyecto con la gente a través de las redes sociales.

La plataforma cuenta con una sección especial para aquellos que están tratando de recaudar dinero para cubrir sus gastos de matrícula.

Pave: Cualquier usuario puede publicar su perfil: quién es, cuáles son sus metas, el dinero que necesita para estudiar, etcétera… Esta información llega a una serie de “mecenas” que pueden invertir en la persona en concreto hasta 500 dólares. Estas personas no sólo aportan capital, sino que ayudan al usuario en su futura carrera, estableciendo “equipos” con el estudiante. De este modo, los interesados ayudan a pagar los gastos de la carrera y cualquier otro tipo de costos para ese fin. A cambio, reciben un porcentaje de su futuro sueldo, que va del 5% al 8%, durante diez años.

Give College y GradSave: Ambas plataformas poseen el mismo objetivo, que no es otro que permitir a las familias registrar a su hijo o hija nada más nacer para que cualquier interesado o amigo contribuya a pagar sus futuros estudios.

Campus Slice: A través de esta plataforma, los estudiantes o sus padres crean un llamado Fondo de Educación. Calculan su objetivo de financiación e invitan a amigos y familiares para contribuir con pequeñas cantidades mensuales, hasta el momento en el que se gradúan. Las pequeñas donaciones de entre 5 o 10 dólares suponen una ayuda bastante notable para poder costearse los libros de la carrera o cualquiera material adicional que les haga falta.

Lumni: Esta plataforma se ha consolidado como el portal de crowdfunding de personas más importante de Latinoamérica. La compañía diseña y gestiona los fondos sociales que deciden invertir en la educación de los estudiantes. A cambio, cada estudiante se compromete a pagar un porcentaje fijo de los ingresos durante 120 meses después de su graduación. La obligación del estudiante se completa al final de ese periodo, independientemente de la cantidad pagada hasta la fecha.

Lumni opera en la actualidad en Chile, Colombia, México y Estados Unidos, y ha obtenido compromisos de unos 15 millones de dólares pertenecientes a unos 100 inversores.

 

Crowdfunding y solidaridad

El crowdfunding no ha pasado desapercibido en un sector, el de las ONGs, donde la solidaridad es el punto de partida de cualquier proyecto. Cada vez son más los proyectos solidarios que recurren a esta vía, así como las plataformas que surgen para cubrir estas propuestas. Universo Crowdfunding publica una relación de estas plataformas solidarias:

Sport2help: combina la solidaridad y el deporte con el crowdfunding. Son las distintas ONGs las que plantean los proyectos, y los llamados Sporters quienes eligen con que proyecto quieren colaborar, y se marcan retos por él, como correr un ironman. Esta unión entre el proyecto y el deportista se denomina Challenges. Por último, es el Helper quien escoge un proyecto y lo financia. Se puede participar con una cantidad simbólica de 2 euros. El 97% de la recaudación va destinado al proyecto, el otro 3% lo reservan para gastos operativos y comisiones bancarias.

Smilemundo: se basa en el principio de que todos juntos tenemos el poder y la fuerza para producir un cambio y para que este sea sustancial. Siempre con un fin solidario, juegan con su nombre para dividir la plataforma en tres tipos de proyectos. Smile representa a los proyectos centrados en la gente y en la comunidad; Mun, a los proyectos dirigidos a proteger el medio ambiente; y Do, a los proyectos destinados a la protección de los animales. Los donantes deberán elegir uno de los tres para hacer su donación (mínimo dos euros). Dentro de la categoría que hayan elegido, tendrán tantos votos como euros hayan aportado para los distintos proyectos. Cuando la categoría llegue a los 1.000€, el proyecto que más votos haya obtenido se lo lleva todo. Cobran una comisión del 5% en concepto de mantenimiento del servicio.

bannerhome

Teaming: creada en 1998, cuando Jil Van Eyle recurre a las microdonaciones en grupo ante la enfermedad de su hija. Desde entonces han seguido recaudando donaciones de más de 1.000 empresas obteniendo grandes sumas mensuales. Pero desde el año 2012 han decidido ampliar sus horizontes para llegar también a los particulares que con un euro al mes pueden colaborar con el proyecto que elijan. Funciona por grupos. Puedes crear uno o unirte a otro existente. Cada grupo elegirá un proyecto social específico cada mes al que destinar su aportación. Esta iniciativa es totalmente solidaria por lo que el 100% de los donativos van para la causa.

Miaportación: nace para satisfacer las necesidades básicas y concretas de las personas. En esta plataforma, las ONGs pueden publicar las necesidades específicas de los colectivos desfavorecidos para que cualquier persona pueda hacer su contribución. Puedes financiar desde una herramienta para que alguien pueda desempeñar su oficio hasta un colchón que un padre no se pueda permitir pagar. No tienen ánimo de lucro, por lo que el dinero va íntegro a quien lo necesita.

Hazloposible: web destinada a la solidaridad, el voluntariado y los proyectos de cooperación. En ella están la mayoría de las ONGs así como sus proyectos. En su sección Yo lo hago posible ofrecen ayuda a tanto a particulares como empresas y ONGs que tengan fines solidarios. Además, en alianza con la plataforma Lanzanos han empezado a utilizar el crowdfunding mediante el portal microdonaciones.net para las iniciativas que precisen fondos. El total del importe recaudado va para el proyecto ya que los costes de la plataforma los cubre actualmente la fundación Hazloposible junto con la fundación Juan Entrecanales de Azacárate.

Migranodearena: para recaudar fondos,se puede aprovechar cualquier tipo de evento, como un cumpleaños o una simple reunión social y pedir a los asistentes que hagan su aportación en la web al proyecto solidario que hayas seleccionado. Se trata de un crowdfunding de donaciones, ya que la recompensa de quienes participen será la satisfacción de haber ayudado.

Suma: Bbvasumala primera plataforma promovida por un banco. Se centra en la financiación de proyectos solidarios, colaborando con entidades como Intermon Oxfam, Acnur, MSF o Ayuda en Acción. Dividen la plataforma en dos secciones diferenciadas. Respuesta humanitaria, donde se tratan crisis humanitarias más puntuales, y Causas solidarias, enfocada a proyectos mas a largo plazo, sin tanta urgencia. El donante solo tiene que elegir una causa y seleccionar a la ong que la promueve, para posteriormente hacer su aportación con la cantidad que prefiera. Todos los proyectos son promovidos por clientes del BBVA y la plataforma no cobra ningún porcentaje.

FlipOver: se define como un espacio orientado a impulsar la participación ciudadana en los retos solidarios. El participante aporta una cantidad ya indicada u otra que desee. Además, los proyectos no tienen que financiarse al 100% para poder acceder a la ayuda que se les ha prestado, opción Todo vale. También se puede optar por el crowdsourcing paraproyectos que no solo necesitan dinero, sino conocimientos, tiempo, materiales o cualquier otra cosa. La comisión para FlipOver es del 6%.

Doafund: iniciativa para ayudar a familias, en riesgo de ser desahuciadas utilizando el crowdfunding para conseguir los fondos necesarios y hacer frente a las hipotecas. Se consideran una empresa social y su funcionamiento es sencillo. Las familias que busquen ayuda tienen que subir su proyecto a la web, explicar su situación, su estructura familiar, los ingresos mensuales que tienen y la mensualidad que deben al banco. De esta forma, cualquier ciudadano puede colaborar ofreciendo una donación por el importe que quiera. Pretenden financiarse cobrando una pequeña comisión de las aportaciones que hagan empresas y bancos únicamente.

Deportistas solidarios en red: es uno de los pocos portales de ámbito nacional en los que los deportistas pueden recaudar fondos para la causa benéfica que ellos elijan, utilizando los retos deportivos en los que participen como medio para conseguir dinero. El portal se divide en cuatro categorías conectadas entre sí; Causas, retos, eventos y entidades y en él, deportistas y posibles donantes aunan esfuerzos y recursos para contribuir a las causas de manera solidaria. Recibe un 5% por gastos de gestión y administración de las donaciones.