Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Entradas etiquetadas como ‘Greenpeace’

Intercambiador de ropa como alternativa al consumismo del ‘Black Friday’

Bajo el lema “Este Black Friday consume menos“, y como alternativa a este día consumista a ultranza, las organizaciones Altrapo Lab y Greenpeace vuelven a organizar un intercambiador de ropa durante este fin de semana 23, 24 y 25 de noviembre en Madrid, dentro de la acción HAZ cambio.

Cada año se fabrican 100 mil millones de nuevas prendas de ropa en todo el mundo con el correspondiente impacto medioambiental que esto supone. Por eso, proponen HACER algo y ofrecen la posibilidad de que llevemos la ropa que ya no nos ponemos y la cambiemos por la ropa que otra persona ya no se pone. Dicen que es un intercambio beneficioso para todo el mundo, porque siempre hay un tesoro escondido.

¿Cómo funciona el intercambiador?

Cada persona participante podrá llevar un máximo de 5 prendas (Las prendas que una persona ya no quiere puede que alguien las lleve buscando mucho tiempo).

Las prendas se cambiarán por puntos. Dependiendo del tipo de prenda recibirán un número de puntos. Ej; camisetas 1 punto, faldas 2 puntos, chaquetas 3 puntos…

Se podrán traer todo tipo de prendas a excepción de: ropa interior, calzado, ropa de hogar (toallas, sábanas), pijamas ni camisones, ropa infantil, complementos o accesorios como collares por ejemplo.

Las prendas han de estar en buen estado, sin manchas, ni agujeros, ni excesivamente desgastadas. La ropa tendrá que estar lavada y bien presentada.

En el momento en el que la ropa entra dentro del circuito del intercambio, no se asegura poder recuperarla. Sin embargo, se podrán conservar los puntos para usarlos en un futuro intercambio.

Toda la ropa que no sea intercambiada será donada a Recumadrid, cooperativa social, integrante de Aeress Recuperadores, cuya actividad principal es la recogida, recuperación y reciclaje de textil, muebles y electrodomésticos.

Todas las personas que tengan puntos de ediciones pasadas del Intercambiador podrán canjear estos por prendas de esta edición.

La iniciativa HAZ promueve alternativas creativas al consumismo y tomar medidas para mejorar el mundo. Es parte de Make Smthng Week, un festival internacional de creación que desafía la cultura consumista. Es una respuesta al Black Friday: en lugar de ir de compras propone pasar tiempo de calidad con los amigos y la familia y conocer gente nueva.

HAZ es un conjunto de iniciativas y talleres en los que se puede aprender nuevas habilidades y formas creativas de aprovechar al máximo los recursos que nos rodean. Cuando compartimos, reparamos, fabricamos y creamos transformamos las cosas antiguas en algo nuevo y extraordinario. Así, se puede abandonar el sobreconsumo y dar un respiro a nuestro  planeta.

Intercambiador de ropa:
Lugar: Sala Ephimera
Calle Sandoval 3. Madrid.
Metro Bilbao o San Berrnardo.

 

‘Enérgicas’, el concierto de mujeres por la revolución energética

Greenpeace ha organizado para el domingo 4 de noviembre en Madrid, en la sala La Riviera, Enérgicas, un concierto de mujeres por la revolución energética, una protesta musical que reúne a mujeres artistas para reivindicar una transición energética justa donde la mujer tenga un papel que no ha tenido hasta ahora.

Durante siete horas, las artistas de distintos ámbitos musicales subirán al escenario para sensibilizar sobre la importancia de la transición energética.

Desde las 17.00 y hasta las 24.00, Rozalén, Carmen Boza, Tulsa, Soledad Vélez, Fario, Las Chillers, Rebeca Jiménez, Las Odio, Melo Moreno, Papaya, Sandra Bernardo, Peinetta, Cintia Lund, Cariño, Kuve, Mow, Bleset, Eme dj y Sufrida Calo, subirán al escenario durante 15 minutos aproximadamente cada una, para sensibilizar sobre la importancia de una transición que acabe con el modelo actual, contaminante y machista.

“El último informe de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (IPCC) –señala la organización- reveló la urgente tarea de limitar el calentamiento de la Tierra y proporcionar un plan claro para lograrlo. Si continúan los ritmos actuales de emisiones de CO2, el calentamiento superaría los 1,5 ºC entre 2030 y 2052″.

“Pero no es suficiente con sustituir una fuente de energía por otra más limpia porque el cambio climático, la desigualdad extrema y la corrupción, son tres elementos totalmente entrelazados entre sí de un mismo modelo social y económico que no funciona y amenaza el planeta y a las futuras generaciones y nos deja inviernos con situaciones de pobreza energética que sufren principalmente las mujeres“.

Para Greenpeace, la respuesta a esta crisis está en reemplazar el actual sistema energético corporativo, basado en los combustibles fósiles y la nuclear, por uno que ponga a las personas y a la justicia económica a la vanguardia de la transición a un sistema energético 100% renovable, eficiente e inteligente. Las mujeres, víctimas olvidadas del cambio climático y la pobreza energética, pueden ser las verdaderas protagonistas de la construcción de un nuevo paradigma en el que la energía deja de ser una mera mercancía y recupera su verdadero valor: el de un bien básico para el cuidado de las personas.

Lo organización se ha adherido recientemente al manifiesto #EnEnergíaNoSinMujeres en coherencia con su apoyo a la democratización de la energía como vertebradora de un modelo energético respetuoso con las personas y el planeta. Se compromete así a participar solo en aquellos actos de más de dos ponentes, en los que se haya contado con la presencia de, al menos, una mujer en calidad de experta así como a proponer carteles paritarios en los actos en cuya organización participen activamente.

En la web se pueden consultar ya los horarios de las diferentes actuaciones. La entrada es gratuita y no es necesario registrarse. Solo acudir y aportar mucha energía, pide Greenpeace.

No más plásticos con nuestros alimentos

A pesar del grave problema medioambiental que supone la sobreproducción y consumo de plásticos de un solo uso, los supermercados siguen poniendo capas y capas de plásticos en los alimentos que nos venden, agravando este problema de contaminación.

Es lo que denuncia Greenpeace que hace unos días ha puesto en marcha una nueva campaña de firmas para pedir a los supermercados que eliminen los envases de plástico de un solo uso de sus productos.

Estos envases suponen un gran problema medioambiental, señala Greenpeace, para quien el problema sólo puede solucionarse de forma efectiva si se ataca  la raíz del problema: la producción y el elevado consumo de plásticos.

“Los supermercados tienen un papel crucial en esta situación, ya que la gran mayoría de sus productos están envasados y ofrecen escasas alternativas a las personas consumidoras. Sin embargo, los supermercados pueden cambiar la situación, ser líderes en esta batalla ambiental si comienzan a ofrecer productos a granel y otras alternativas a los plásticos”.

Efe verde

La organización ecologista señala que la producción y el consumo de plásticos sigue aumentando cada año a un ritmo alarmante, por lo que el flujo de estos materiales al medio ambiente continúa en aumento. Se estima que hasta 12 millones de toneladas llegan a los océanos cada año, y que el equivalente a un camión de basura acaba en el mar cada minuto.

“Los plásticos de un solo uso generan graves problemas en los océanos impactando en la fauna marina e indirectamente en el ser humano. Más de 550 especies de animales del mar ingieren objetos de plástico y/o se enredan con ellos, lo que obstaculiza su desarrollo vital y en algunos casos causa su muerte”.

Aunque el reciclaje se ha planteado hasta ahora como la mejor solución, se sabe que aproximadamente el 90% de los plásticos que se consumen no se reciclan. Más del 60% de todo el plástico que se ha producido hasta el momento continúa acumulándose en vertederos, o en el medio ambiente. La solución pasa por reducir la producción y el consumo de plásticos de un solo uso, pide Greenpeace.

En esto como en muchas cosas, España va a la cola de los países europeos. Los países que menos vertidos de plástico producen y echan al mar son los nórdicos, que fueron también los primeros que empezaron a cobrar por las bolsas de plástico.

El Gobierno español presentó septiembre pasado un proyecto de Real Decreto con el que se quiere prohibir la distribución gratuita de bolsas de plástico convencionales en tiendas y supermercados para 2020, fecha desde laque solo se podrán distribuir reutilizables y compostables. La norma impone cobrar por las bolsas de plástico entre 5 y 15 céntimos de euro, excepto las muy ligeras, que son las que se utilizan en pescaderías y fruterías de supermercados, hasta su prohibición definitiva en 2020. Sin embargo, el 1 de marzo no ha entrado en vigor este Real Decreto y ha sido aplazado hasta no se sabe cuándo.

Campaña de firmas.

‘Haz algo’, una iniciativa mundial para cambiar la forma de consumir

Haz algo es la iniciativa global que Greenpeace, Fashion Revolution y Shareable proponen para declarar la guerra al consumo entre el 2 y el 10 de diciembre próximos.

La práctica común de consumir sin sentido, por ejemplo, en las fiestas navideñas, es ya definitivamente insostenible para el planeta, explica Greepeace, que denuncia que en la actualidad se extraen y se emplean alrededor de un 50% más de recursos naturales que hace tan sólo 30 años. Y la cifra sigue aumentando.

Por eso, esta organización quiere lanzar el mensaje “HAZ” en lugar de “COMPRA” y ha organizado, simultáneamente en más de 75 puntos del planeta como Tokio, Berlín, Moscú, Madrid o Nairobi, las primeras jornadas de reacción en busca de vías urgentes de consumo alternativo.

En Madrid, las jornadas HAZ (Make Something Week es su nombre en todo el mundo) se desarrollarán el 2 y 3 de diciembre, entre el Viernes negro (Black Friday) y las Navidades, por ser uno de los periodos de máximo consumo en todo el mundo. 

En estas jornadas, habrá espacios de trueque, menús navideños ecológicos, estilistas para rehacer tu armario con las prendas que ya tienes, juegos en lugar de juguetes, personas expertas en creatividad, talleres, conciertos, proyecciones… y todo un programa de acciones para que nos replanteemos, de una forma novedosa, con la familia o los amigos, el enorme impacto de nuestro consumo, que se refleja en datos como estos:

  • Cada persona compra un 60% más de ropa que hace 15 años y la conserva la mitad de tiempo.
  • Para producir 1kg de carne de vacuno son necesarios hasta 15.000 litros de agua y la ganadería es responsable del 14,5% de las emisiones de gases de efecto invernadero.
  • El 73% de las poblaciones de peces en el mundo se encuentran totalmente explotadas, sobreexplotadas o agotadas, y en el Mediterráneo hasta el 90%.
  • La producción global de plásticos aumentó un 50% entre 2002 y 2013; sobre todo, plásticos de un solo uso que utilizamos minutos.
  • La movilidad urbana y metropolitana genera en España más de 30.000 muertes prematuras anuales.

Una de las imágenes de la campaña.

“Que el PIB, es decirel dinero, sea el indicador con el que medimos el bienestar de una sociedad desplaza a las personas y a la naturaleza del foco. Y eso está teniendo ya consecuencias sin precedentes como el cambio climático o la pérdida de biodiversidad. Ya no podemos hablar de una huella planetaria, sino de una patada al planeta en toda regla y las personas pueden cambiar verdaderamente esa realidad mediante pequeñas decisiones diarias”, explica Celia Ojeda, responsable de la campaña de consumo en Greenpeace España.

Las jornadas, que se desarrollarán en el Palacio de Santa Bárbara (c/ Hortaleza 87, Madrid) los días 2 y 3 de diciembre, contarán con la presencia de expertos en durabilidad y consumo alternativo. Además, más de 20 ciudades de España desarrollarán sus propios programas de actividades paralelos.

Hasta la celebración del encuentro, Greenpeace calentará motores difundiendo este mes, bajo el paraguas de las Jornadas HAZ, información sobre consumo (ropa, alimentación, transporte…etc) con el fin de que la sociedad pueda conocer mejor el impacto de sus hábitos y sobre todo, alternativas concretas para pararnos a reflexionar antes de comprar. “Es el primer paso necesario”, dice Celia Ojeda.