BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Archivo de octubre, 2017

Slow Food propone atenuar los efectos de la alimentación sobre el cambio climático

El movimiento Slow Food ha lanzado la acción Menú para el cambio, la primera campaña de comunicación y recogida de fondos internacional que vincula la alimentación y el cambio climático y con la que se pretende atenuar los efectos de la alimentación sobre el medio ambiente.  

Slow food es un movimiento internacional nacido en Italia en 1987 que se opone a la estandarización del gusto en la gastronomía, y promueve la difusión de una filosofía que combina placer y conocimiento. Opera en todos los continentes por la salvaguarda de las tradiciones gastronómicas regionales, con sus productos y métodos de cultivo, el apoyo a productores locales y un desarrollo rural sostenible.

“Todos estamos involucrados: el cambio climático es una crisis presente que requiere el esfuerzo común de la humanidad. Cada una de nuestras decisiones marcará la diferencia, porque la suma de nuestras acciones individuales es el motor del cambio”, señala el presidente de Slow Food, Carlo Petrini, que afirma que el calentamiento global es una realidad, que no compete a un futuro indefinido sino que es una certeza presente: “Para Slow Food es un deber ocuparse del cambio climático: no existe calidad alimentaria, no existe bondad sin respeto por el medio ambiente, los recursos y el trabajo”.

Imagen de Slow Food.

Las emisiones agrícolas de producción vegetal y animal se encuentran entre las principales fuentes de emisión de gas invernadero, entre ellas anhídrido carbónico (CO2), metano (CH4) y óxido nitroso (N2O): la agroindustria es una de las primeras causas del calentamiento del planeta, mientras que las primeras víctimas de esta catástrofe anunciada son la agricultura rural, las economías pastoriles y la pesca artesanal.

Con Menú para el cambio, Slow Food quiere demostrar que a partir de la alimentación cada uno de nosotros puede y debe marcar la diferencia para frenar este fenómeno cuyas soluciones no pueden ser pospuestas. Y lo hace difundiendo sus respuestas: “cómo sostiene y da valor a este sistema de producción alimentaria, practicado en armonía con los recursos de la naturaleza, bajando al terreno para defender la biodiversidad, con la educación alimentaria y medioambiental, sensibilizando a todos los actores de la cadena alimentaria y tratando de influenciar la política a todos los niveles”.

Slow Food.

“La absurda sequía que sofoca nuestro país, las trombas de agua que nos sorprenden en mitad del sueño, las vendimias anticipadas, el colapso de las producciones, la falta de hierba fresca o el regreso anticipado de los pastos de altura, la acidificación y el aumento de nivel de los mares, la presencia de animales antes inexistentes a determinadas latitudes, la desertificación y el progresivo empobrecimiento de los suelos, son el rostro del cambio climático -dicen-. No son casos récord a registrar en los anales, son la normalidad que nos espera. Y las causas hay que buscarlas en la actividad antrópica y sobre todo en las emisiones de gas de origen fósil”.

El sector agrícola es responsable del 21% de las emisiones totales (FAO 2015), frente al 37% del energético, el 14% de los transportes y el 11% de la industria. En el seno del sector agroalimentario la fuente principal de gas invernadero es la fermentación entérica, a causa del metano que se forma en la fase de digestión de los alimentos, que por sí sola totaliza el 40% de todo el sector agrícola. A continuación se halla la distribución de fertilizantes sintéticos: 13% de las emisiones agrícolas (725 Mt CO2 eq.).

“La reducción de emisiones no puede ser ya un asunto que podamos diferir”, señala el responsable de Slow Food, para quien ya es una obligación y todos debemos intervenir.

Pide en este sentido eliminar por completo los residuos, sobre todo alimentarios, favorecer los productos de proximidad, comer poca carne y evitar la que nos llega de producciones intensivas. También propone que nos planteémonos unas preguntas: ¿cómo se han producido los alimentos que comparto con mi familia? ¿De dónde vienen? ¿Cuánta energía y cuánta agua han necesitado? Slow Food trabaja para divulgar este conocimiento y para dar valor y sostener aquellas producciones que optan por prácticas agrícolas y productivas resilientes y ecológicas.

Todas las herramientas para llevar adelante un proyecto con financiación colectiva

Crowdweekend Tour 2017 son encuentros intensivos de fin de semana dirigidos a emprendedores que se están realizando en varias ciudades y que el próximo fin de semana, 4 y 5 de noviembre, se celebrará en Madrid en el espacio The Cube.

Tienen como objetivo ayudar a emprendedores e inventores españoles con proyectos de productos B2C (especialmente a aquellos que trabajan en tecnología, diseño y videojuegos a desarrollar sus proyectos con la ayuda de los mayores expertos en crowdfunding, marketing y comunicación.

Imagen de CrowdWeekend Tour.

Será un encuentro intensivo para aprender en dos días las mejores fórmulas y tecnologías para construir comunidades alrededor de proyectos innovadores, crear campañas de éxito que  permitan validar el modelo de negocio captando usuarios y financiación con crowdfunding.

También, para enseñar a cualquier persona con una buena idea, las habilidades necesarias para hacerla realidad y crear un entorno colaborativo en el que los participantes puedan encontrar palancas de crecimiento para sus proyectos.

Puede asistir cualquier emprendedor con un proyecto que quiera aprender los secretos del crowdfunding y los procesos más eficientes para hacer campañas de éxito.

Los participantes conocerán otros casos de éxito y todos los trucos que consultores de crowdfunding asistentes han utilizado en sus campañas y cómo aplicarlos a su propio proyecto.

En cada uno de los encuentros celebrado, se ha elegido un proyecto ganador, cuyo premio será un servicio profesional premium, valorado en más de 2000€ , para realizar una campaña internacional de crowdfunding de recompensa que multiplique exponencialmente los resultados que habría podido obtener sin este aporte. Materiales, herramientas, procesos y desarrollos del proyecto.

Los encuentros están organizados por Crowdemy, compañía dedicada a favorecer el emprendimiento y especializada en ayudar a personas y organizaciones a crear proyectos innovadores y a convertirlos en soluciones de interés internacional. Su trabajo es la validación de ideas brillantes en su mercado real, aprovechando las capacidades de las nuevas tecnologías. Cuenta con  el apoyo de Ulule, la plataforma de crowdfunding líder en Europa.

Puedes inscribirte a través del siguiente enlace.

Convocados los premios ‘OuiShare Fest Startups’ para proyectos colaborativos

Sólo faltan tres semanas para que el OuiShare Fest Barcelona abra sus puertas. Más de sesenta ponentes impartirán charlas inspiradoras y talleres sobre transformación digital colaborativa los próximos 15, 16 y 17 de noviembre en el Parc Tecnològic de Barcelona Activa.

Dentro del programa, Ouishare la lanzado la tercera convocatoria de los premios para startups de la economía colaborativa: los OuiShare Fest Startups, que en esta edición vienen con más colaboradores, más ganadores y  más premios. Las plataformas interesadas tienen que inscribir su proyecto antes del 6 de noviembre para después mostrarlo en el Ouishare Fest Barcelona.

Ouishare Fest es el acontecimiento de transformación digital colaborativa más importante de España. Reúne a empresas, startups, administración pública y ciudadanía para generar entre todos una conversación que ayude a diseñar un futuro. Desde 2013, congrega a visionarios, innovadores y comunidades para explorar cómo la tecnología, la apertura y una cultura más colaborativa pueden ayudar en los grandes desafíos de nuestro tiempo.

Para facilitar el crecimiento de startups colaborativas que estén generando un impacto positivo en la sociedad, se ha convocado la tercera edición del Ouishare Fest Startups,  enmarcada en ediciones anteriores celebradas en París y en Barcelona, donde ya se promovieron proyectos con un alto potencial como Lendi, TerangaGo, Wongo en Barcelona, o Low Tech Lab, Part-up y Science4Sustainability, en París. Todas ellas siguen generando impacto y construyendo una sociedad más social y respetuosa con el medio ambiente.

Para los organizadpores de Ouishare Fest, las startups (empresas emergentes que tienen una fuerte relación laboral con la tecnología) son parte fundamental del ecosistema de la transformación digital colaborativa. Por este motivo, en el encuentro de Barcelona pretenden volver a reunir a las mejores startups colaborativas para que se den a conocer, conecten entre ellas, también con empresas de interés, oportunidades de inversión, aceleradoras y con el resto del ecosistema.

Para poder presentarse a los premios, tienen que ser una startup o proyecto de la economía colaborativa; generar impacto social y/o medioambiental positivo; proyectos con 0€ de inversión (bootstraping) hasta 100.000€ de inversión (excepto crowdfunding); y facturación máxima en 2016 de 150 mil €.

Pueden presentarse también startups y proyectos procedentes de cualquier país, aunque las presentaciones tendrán que ser en castellano.

Un jurado compuesto por expertos de OuiShare y patrocinadores del programa seleccionarán un total de 12 proyectos. Estas 12 startups tendrán dos entradas gratuitas para asistir al Ouishare Fest y participar en los premios el 15 de noviembre, donde tendrán 5 minutos para presentar su proyecto ante el público y un jurado de expertos.  

De las 12 startups que realicen la presentación, se premiará a cinco de ellas. Entre otros premios, estas cinco startups con mayor puntuación tendrán la oportunidad de financiar su proyecto a través de una campaña de crowdfunding en Ulule con asesor dedicado y una inversión de 100€ para dar difusión a su campaña.

Para inscribirse: https://ouisharefest.typeform.com/to/iJZB4h

Cómo encontrar las mejores ofertas para viajar barato

Gopili, el buscador de viajes que ofrece todas las opciones de transporte y permite buscar en su web o app móvil  las mejores ofertas de avión, tren, autobús o coche compartido en tiempo real, propone nueve consejos  para encontrar billetes a buen precio y viajar barato sin hacer daño al bolsillo.

Estas son sus propuestas para los viajeros:

Trata de ser flexible: Si estás abierto a viajar cualquier día, encontrarás mejores ofertas que si buscas ir y volver en fechas concretas. Del mismo modo, puedes ir en un medio de transporte y volver en otro: esto te permitirá aprovechar las mejores ofertas de cada uno. Gopili ha comprobado que así te ahorrarás hasta un 38%. Puedes encontrar las combinaciones que menos cuestan a través de su app y página web.

Paga en servicio y no en dinero: Existen varias aplicaciones y webs que te permiten intercambiar el precio de un billete por unas horas de trabajo. Por ejemplo, Kidygo, una iniciativa francesa que te permite viajar gratis a cambio de acompañar a un menor a su destino. Con Workaway, cambias tu viaje por unas horas de trabajo o voluntariado.

Consigue aslojamiento gratis: Varios portales te ofrecen la posibilidad de alojarte gratis allá donde vayas con tal de ofrecer algo a cambio. Con TalkTalkBnB, alguien que quiera aprender tu idioma te hospedará en su casa a cambio de algunas clases de conversación. También puedes hacer couchsurfing, house sitting, intercambiar tu habitación en Room4Exchange… y muchos más. Si pagas alojamiento es porque quieres, dicen en Gopili.

Opta por el coche compartido: Viajar en coche compartido está adquiriendo popularidad gracias a su comodidad y bajos precios, plataformas como BlaBlaCar y Amovens lo ponen muy fácil. Desplazarte a tu destino en el coche de otro a cambio de compartir los gastos reduce los costes de viaje de cada pasajero.

Alquila un coche: Puedes alquilar tú mismo un coche y poner las plazas libres a disposición de otros  pasajeros. Con plataformas de reciente implantación en España como Driiveme puedes alquilar un coche por el precio de 1€ al día, si le haces el favor a una empresa de alquiler de coches de devolverlo a su sitio. Así, casi el único coste de tu viaje será el precio de la gasolina. También,  Amovens te permite combinar esas dos ideas ya que dispone de más de 6.000 coches en alquiler por toda España y alrededor de 200.000 viajes compartidos al mes.

Viajar de noche para ahorrar una noche de alojamiento: Con los viajes nocturnos te llevas dos en uno. Elige un asiento cómodo y disfruta de tu noche. Siempre costará menos que una habitación de hotel.

Pasar la noche en el aeropuerto: Los viajes a horas poco habituales, como por la noche o de madrugada, suelen resultar más baratos. Los aeropuertos, salvo en películas de catástrofes varias, son sitios muy seguros para pasar la noche.

Sé el primero en aprovechar las ofertas: A menudo las compañías de transporte ofrecen grandes descuentos a los suscriptores de sus newsletters. Mantente también al tanto de las últimas promociones y aprovéchalas al máximo. Por ejemplo, si sabes que habrá una promoción o descuento en un día concreto de la semana, conéctate poco después de las 12 de la noche para ser el primero en aprovecharlo. Seguro que así encuentras viajes por precios muchos más bajos de lo que te esperabas.

Prepárate muy bien: Si llevas dinero en efectivo en la divisa del país de tu destino, si has investigado qué hostales ofrecen Wifi gratis, si sabes qué abono de transporte público comprar y te has bajado todos los mapas de la ciudad para poder verlos offline, tu esfuerzo merecerá la pena. Te ahorrarás tiempo, dinero y quebraderos de cabeza.

Más información: www.gopili.es

Una plataforma de movilidad compartida para particulares y propietarios de flotas

Omoove, filial de Octo Telematics, ha abierto su plataforma Sharemine al público y a los administradores de comunidades para permitir que las personas particulares  y las empresas se conviertan fácilmente en administradores de comunidades on-line de coches y viajes compartidos. De esta forma, ofrece una triple opción: vehículos en alquiler, coches compartidos o viajes compartidos.

Los promotores de Omoove, el principal proveedor europeo de tecnología de movilidad compartida, señalan que al proporcionar a los administradores de comunidades acceso a los vehículos cuando no se están utilizando, los propietarios pueden obtener el máximo valor de sus coches y consideran que el auge de plataformas como Uber y Airbnb hace presagiar un rápido crecimiento de los ingresos en los principales sectores de la economía compartida.

Esta  herramienta proporciona a particulares y empresas la capacidad de crear y monitorear comunidades para compartir coche y viajes. Con ella se pretende facilitar la tarea a los padres que quieran compartir rutas escolares con otros padres para llevar a los niños al colegio, coordinar planes de viaje a eventos deportivos, sociales, etc. También va dirigida a propietarios y operadores de flotas de vehículos, en especial de pequeñas y medianas empresas.

La comunidad se puede configurar y el panel de control permite el seguimiento del número de usuarios y vehículos en activo y de conductores, pilotos, reservas y viajes en curso. También permite que los ingresos por alquiler o viaje sean rastreados según la tarifa fijada por el administrador de la comunidad.

Omoove espera que la herramienta esté disponible en España este mismo mes, aunque depende de las regulaciones pertinentes. De igual forma, espera llegar a Italia y al Reino Unido y se lanzará lanzará en Estados Unidos en el primer trimestre del próximo año.

La compañía ha previsto que los ingresos generados por carsharing y ridesharing crezcan un 19.5% y un 24,5%, respectivamente en tasa de crecimiento anual compuesto. Para 2025, se estima que los ingresos alcanzarán los nueve mil millones de dólares, frente a los 1.5 mil millones de dólares en 2015.

En Europa, más de 3,9 millones de personas eligen compartir vehículo haciendo uso de una flota de 59.452 vehículos en 26 países.

Un 83% de los ciudadanos dice que intenta evitar el desperdicio de alimentos

Un 91% de los ciudadanos (3% menos que en el año anterior) señala que el desperdicio de alimentos es una preocupación muy presente en su vida diaria  y un 83% (4% menos que en 2016) afirma que está haciendo algo para evitarlo. El 60% cree que la responsabilidad del desperdicio es de todos los eslabones de la cadena agroalimentaria y, especialmente, de los propios consumidores (20%).

Son datos que revela la Encuesta sobre hábitos de consumo 2017, realizada a más de 2.500 familias de toda España por  la Mesa de Participación, grupo de trabajo constituido por las asociaciones de consumidores Cecu, Fuci, Unae y Cauce junto a Mercadona.

“Estamos ante un consumidor crítico y exigente, ahorrador y preocupado por su salud, el desperdicio de alimentos y la sostenibilidad de la cadena agroalimentaria, a tenor de lo que ha respondido la mayoría de encuestados”, señalan.

Preguntados por diferentes términos relacionados con la sostenibilidad de la cadena agroalimentaria, los consumidores conocen qué son los alimentos transgénicos y el comercio justo, alrededor de la mitad de la población conoce el concepto de huella ecológica, sólo un 31% conoce el término de alimentos irradiados, un 35% el concepto de consumo colaborativo y únicamente una quinta parte ha oído hablar de la soberanía alimentaria.

El estudio refleja  también que los consumidores españoles se muestran preocupados y solidarios en relación a la producción mundial de alimentos. La mitad de los encuestados cree que en el mundo se producen alimentos suficientes para satisfacer las necesidades de sus habitantes y su opción preferida para garantizar el acceso a la alimentación a la mayor parte de la población sería una mayor gestión y concienciación sobre el desperdicio de alimentos, sumada a una compra más racional y eficiente de los consumidores.

Foto EFE.

El volumen mundial de despilfarro de alimentos se calcula en 1.600 millones de toneladas en el equivalente de productos primarios. El despilfarro total de los alimentos -la parte comestible de este volumen- equivale a 1.300 millones de toneladas, según los datos de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

La huella de carbono del despilfarro de alimentos se estima en 3.300 millones de toneladas de equivalente de CO2 de gases de efecto invernadero liberados a la atmósfera por año. Y el volumen total de agua que se utiliza cada año para producir los alimentos que se pierden o desperdician (250km3) equivale al caudal anual del río Volga en Rusia o tres veces el volumen del lago de Ginebra.

Del mismo modo, 1.400 millones de hectáreas –el 28% por ciento de la superficie agrícola del mundo- se usan anualmente para producir alimentos que se pierden o desperdician. Y sólo un bajo porcentaje de los alimentos desperdiciados es compostado: una gran parte termina en los vertederos, y representa un porcentaje elevado de los residuos sólidos urbanos. Las emisiones de metano de los vertederos representan una de las mayores fuentes de emisiones de GEI del sector de los residuos.

Campaña para que los ayuntamientos den prioridad al comercio justo

La organización Ideas (Iniciativas de Economía Alternativa y Solidaria), coordinadora del Programa Ciudades por el Comercio Justo en España, ha relanzado una campaña en la que pide apoyo institucional para que el comercio justo se integre en las políticas públicas y de esta manera, cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas en el año 2030.

En 2015, el movimiento internacional de Comercio justo hizo un llamamiento para que esta actividad se incorporara como prioridad en los Objetivos de Desarrollo Sostenible que se acordaron ese mismo año en la Cumbre de Naciones Unidas. Entre los principales logros, se conseguió que el objetivo 17 integrara la meta de “promover un sistema de comercio internacional equitativo” en alusión a la promoción de un comercio justo. Además, este comercio ha sido reconocido como una poderosa herramienta para la reducción de la pobreza y de lucha contra la degradación medioambiental por instituciones como el Parlamento Europeo, en su resolución 2245/2005 (INI).

Ideas, a través de la campaña de Ciudades por el Comercio justo, en la que participan más de cuarenta localidades españolas, entre las que están Burgos, León, Málaga, Sagunto, Valladolid o Palma de Mallorca, entre otras, va a instar a sus ayuntamientos a que otorguen prioridad al comercio justo, la agricultura ecológica y local y el comercio de cercanía entre sus políticas para contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible y asegurar su eficacia.

En este sentido, Ideas va a aprovechar  la celebración del IV Encuentro de Ciudades por el Comercio Justo, previsto el 26 de octubre en Madrid, para hacer un llamamiento a todas las ciudades participantes en la campaña para que aprueben la moción institucional y se posicionen a favor de un comercio justo.

Para ello, solicitará a los municipios que firmen la Declaración de Bristol que ya han rubricado los ayuntamientos de Bilbao, Córdoba y Madrid. La Declaración de Bristol muestra la necesidad de que el comercio internacional sea más equitativo y proteja los intereses y los derechos de los sectores más vulnerables, como pueden ser las pequeñas entidades productoras o los trabajadores de los países empobrecidos.

Además, expresa la preocupación por los efectos del cambio climático, especialmente para quienes trabajan en el campo. En definitiva, solicita que los principios del comercio justo sean aplicados al comercio internacional, como modelo de relación equitativa y respetuosa con los Derechos Humanos y el medio ambiente.

Ideas es una cooperativa de comercio justo cuya misión es transformar el entorno económico y social para construir un mundo más justo y sostenible, desarrollando iniciativas de comercio justo, economía solidaria y consumo responsable, tanto en el ámbito local como internacional.

Fuente: Ideas.

 

 

Crowdfunding para un juego que promueve el respeto a las familias diversas

Tutty es un juego didáctico que promueve el respeto a la diversidad afectiva, sexual y familiar. Contribuye a la superación de los prejuicios y estereotipos de sexo, ofreciendo modelos alternativos de convivencia. Sobre todo, pretende que niños y niñas aprendan que las relaciones familiares se fundan en el cariño, el cuidado y el respeto; y si eso se cumple, están de suerte con su familia.

Sus  creadores, La Naturadora, del Takataka, el educador Juan Lillo Simón y la ilustradora Amelia Celaya han acudido a la plataforma de financiación colectiva Verkami, para poder sacar adelante el proyecto.

A Tutty se puede jugar en grupos de dos o de cuatro personas, y se recomienda a partir de los 8 años de edad. El objetivo del juego es completar una familia y para ello se dispone de 28 personajes diversos. Una familia se forma con un mínimo de 6 personajes, con lo que existe una infinidad de combinaciones posibles.

La baraja cuenta también con 12 cartas de acción, que representan las cosas que les ocurren a las familias, como por ejemplo una mudanza, un divorcio o una enfermedad, y que aportan al juego estrategia y lo hacen más interesante.

El juego de cartas tiene una dinámica sencilla pero la estrategia es importante, porque invita a la reflexión sea cual sea la edad, a abrir la mente a todo tipo de familias. Es también un proyecto didáctico para trabajar en centros escolares y está dirigido a quinto y sexto de primaria.

Para llevar el proyecto a las aulas, sus creadores proponen un paquete formado por ocho barajas de cartas, un audiovisual con un tutorial del juego y una guía didáctica en formato digital. Todo el material impreso se realizará en papel reciclado, y se editará en castellano y catalán.

De momento, han creado y testado el juego y lo tienen todo a punto para fabricarlo. Sólo les queda la producción en imprenta, así como el diseño y la producción del tutorial en formato audiovisual y la guía didáctica para centros escolares.

La idea es poder tener el Tutty listo en el próximo mes de enero. Después lo pondrán a la venta y se distribuirá desde la web Tutty.eu

De los 9.000 eros que necesitan, ya han conseguido 4.743 de 154 mecenas.

Ecofashiontruck, Una iniciativa para acercar el diseño sostenible al consumidor

A través de The Slowear Project, una plataforma de comunicación que fomenta la moda sostenible, he conocido Ecofashiontruck, una iniciativa de venta de textil y moda ecológica, dirigida a grupos de consumo, que quiere solucionar las dificultades que tienen los productores de moda sostenible para que su ropa  llegue al público y dar respuesta a los consumidores conscientes que la demandan.

En este proyecto se han unido algunos de estos diseñadores para ofrecer sus productos de una forma colaborativa, creativa y focalizada al cliente consciente y responsable y con ello, conseguir sus objetivos, que son los de ser una alternativa para comprar textil y moda ecológica, establecer una industria local y  ecológica, equilibrar valor y hacerlo más accesible en precio, producir solo lo necesario para evitar sobreproducción, producto de mínimo impacto ambiental y ofrecer un servicio técnico de  reparaciones.

Además, ofrecen descuentos del 15 al 30% con relación al precio de venta en tiendas, porque se reducen los intermediarios y las retribuciones son más equitativas para todos los implicados en la producción y venta.

Estas son las marcas que forman Ecofhashiontruck:

Ecofashiontruck está enfocado a los grupos de consumo, para tratar de facilitar el  acceso a la moda sostenible, de la misma forma que se hace con la alimentación. Sus responsables se encargan de presentar, en persona, a cada grupo de consumo este modelo de venta con el que quieren empezar a crear un consumo del textil y moda, mucho más consciente y responsable y recuperar el valor no solo de lo que comemos, sino también de lo que llevamos puesto. Como segundo paso, organizan una visita al grupo con el muestrario completo, en la que se puede encargar la ropa.

A partir de esta visita, se podrá realizar el encargo de las prendas, se pondrá en marcha la producción conjunta y se fijará la entrega posterior que variará según la marca.

Para formar parte de Ecofashiontruck como marca, se deben cumplir dos requisitos: que esté confeccionado en España y que producto esté elaborado con material ecológico de fibra vegetal o animal (similares a los requisitos de la certificación GOTS). Un producto textil con etiqueta GOTS grado “orgánico” debe contener como mínimo un 95% de fibras orgánicas certificadas mientras que aquellos con la etiqueta “hecho con material orgánico” deben contener no menos de 70% de fibras orgánicas certificadas,  según publica The Slowear Project.

No se permitirán marcas que utilicen en sus tejidos más del 30% de fibras no orgánicas(vegetales o animales).

Los grupos de consumo se pueden inscribir en el formulario disponible en la web.

Cosmética natural, artesana, local y de comercio justo

¡Nunca pongas en tu piel algo que no puedas comer! Esta frase forma parte de la filosofía de Ecoeko, una empresa de cosmética consciente, artesanal, local, ecológica y de comercio justo, radicada en Madrid.

Con la premisa de que la piel es el mayor órgano de tu cuerpo y hay que cuidarlo, Ecoeko elabora de manera artesanal y personalizada cosmética natural y ecológica, productos “vivos” que incluso podrías comer, elaborados con ingredientes naturales libres de sustancias químicas artificiales.

“Alimentar nuestra piel con moléculas inertes procedentes de la síntesis química supone considerar la piel como un simple envoltorio inerte que cubre nuestro cuerpo”, señalan quienes están detrás de esta firma, que son conscientes de que la piel es un órgano vivo y complejo, que no todas las pieles son iguales y que una misma piel no tiene las mismas necesidades a lo largo de su vida, ni tan siquiera a lo largo del año.

Vicky Hermida comenzó en la cocina de su casa a fabricar los productos de lo que hoy es Ecoeko y lo que empezó como una necesidad de encontrar cosméticos limpios de tóxicos, pasó a ser, poco a poco, una forma de contribuir al bienestar de su entorno más cercano. Con el tiempo, esa necesidad personal inicial se fue transformando en lo que hoy es su pasión y su proyecto de vida, del que participa un equipo más grande.

Los conocimientos botánicos y la experiencia en grupos de consumo y ecología le  abrieron la puerta al mundo de los aceites vegetales y esenciales, a la aromaterapia y al Ayurveda.Y partiendo de un concepto de belleza asociado a la salud y a la búsqueda del equilibrio cuerpo-mente-espíritu, muy alejado del concepto de belleza artificial que nos hace esclavos de la imagen exterior, comenzó con el estudio de la antigua ciencia de la perfumería y el uso tradicional de las plantas medicinales.

Ecoeko pertenece al Mercado Social, una red de producción, distribución y consumo de bienes y servicios que funciona con criterios éticos, democráticos, ecológicos y solidarios, constituida por empresas y entidades de la economía social y solidaria junto con colectivos y ciudadanos.

También colabora con Ecologistas en Acción, porque creen que apoyar a asociaciones independientes, no a empresas privadas con intereses económicos propios, es la mejor certificación ecológica que se puede tener.

Cuentan con la certificación Bio de Acene, la una asociación española sin ánimo de lucro que garantiza al consumidor que los productos cosméticos que llevan este sello han pasado las verificaciones por parte de un organismo auditor independiente. Aunque señalan que su mejor certificación en la transparencia con la que trabajan, ya que todo el que quiera puede visitar su laboratorio y ver como elaboran los productos.

Además, han obtenido la huella fiscal que proporciona la fundación Knowcosters, para que el consumidor responsable sepa dónde tributan las empresas en las que compra sus productos. Una herramienta básica frente a la evasión fiscal.