BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Archivo de octubre, 2017

Un 83% de los ciudadanos dice que intenta evitar el desperdicio de alimentos

Un 91% de los ciudadanos (3% menos que en el año anterior) señala que el desperdicio de alimentos es una preocupación muy presente en su vida diaria  y un 83% (4% menos que en 2016) afirma que está haciendo algo para evitarlo. El 60% cree que la responsabilidad del desperdicio es de todos los eslabones de la cadena agroalimentaria y, especialmente, de los propios consumidores (20%).

Son datos que revela la Encuesta sobre hábitos de consumo 2017, realizada a más de 2.500 familias de toda España por  la Mesa de Participación, grupo de trabajo constituido por las asociaciones de consumidores Cecu, Fuci, Unae y Cauce junto a Mercadona.

“Estamos ante un consumidor crítico y exigente, ahorrador y preocupado por su salud, el desperdicio de alimentos y la sostenibilidad de la cadena agroalimentaria, a tenor de lo que ha respondido la mayoría de encuestados”, señalan.

Preguntados por diferentes términos relacionados con la sostenibilidad de la cadena agroalimentaria, los consumidores conocen qué son los alimentos transgénicos y el comercio justo, alrededor de la mitad de la población conoce el concepto de huella ecológica, sólo un 31% conoce el término de alimentos irradiados, un 35% el concepto de consumo colaborativo y únicamente una quinta parte ha oído hablar de la soberanía alimentaria.

El estudio refleja  también que los consumidores españoles se muestran preocupados y solidarios en relación a la producción mundial de alimentos. La mitad de los encuestados cree que en el mundo se producen alimentos suficientes para satisfacer las necesidades de sus habitantes y su opción preferida para garantizar el acceso a la alimentación a la mayor parte de la población sería una mayor gestión y concienciación sobre el desperdicio de alimentos, sumada a una compra más racional y eficiente de los consumidores.

Foto EFE.

El volumen mundial de despilfarro de alimentos se calcula en 1.600 millones de toneladas en el equivalente de productos primarios. El despilfarro total de los alimentos -la parte comestible de este volumen- equivale a 1.300 millones de toneladas, según los datos de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

La huella de carbono del despilfarro de alimentos se estima en 3.300 millones de toneladas de equivalente de CO2 de gases de efecto invernadero liberados a la atmósfera por año. Y el volumen total de agua que se utiliza cada año para producir los alimentos que se pierden o desperdician (250km3) equivale al caudal anual del río Volga en Rusia o tres veces el volumen del lago de Ginebra.

Del mismo modo, 1.400 millones de hectáreas –el 28% por ciento de la superficie agrícola del mundo- se usan anualmente para producir alimentos que se pierden o desperdician. Y sólo un bajo porcentaje de los alimentos desperdiciados es compostado: una gran parte termina en los vertederos, y representa un porcentaje elevado de los residuos sólidos urbanos. Las emisiones de metano de los vertederos representan una de las mayores fuentes de emisiones de GEI del sector de los residuos.

Campaña para que los ayuntamientos den prioridad al comercio justo

La organización Ideas (Iniciativas de Economía Alternativa y Solidaria), coordinadora del Programa Ciudades por el Comercio Justo en España, ha relanzado una campaña en la que pide apoyo institucional para que el comercio justo se integre en las políticas públicas y de esta manera, cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas en el año 2030.

En 2015, el movimiento internacional de Comercio justo hizo un llamamiento para que esta actividad se incorporara como prioridad en los Objetivos de Desarrollo Sostenible que se acordaron ese mismo año en la Cumbre de Naciones Unidas. Entre los principales logros, se conseguió que el objetivo 17 integrara la meta de “promover un sistema de comercio internacional equitativo” en alusión a la promoción de un comercio justo. Además, este comercio ha sido reconocido como una poderosa herramienta para la reducción de la pobreza y de lucha contra la degradación medioambiental por instituciones como el Parlamento Europeo, en su resolución 2245/2005 (INI).

Ideas, a través de la campaña de Ciudades por el Comercio justo, en la que participan más de cuarenta localidades españolas, entre las que están Burgos, León, Málaga, Sagunto, Valladolid o Palma de Mallorca, entre otras, va a instar a sus ayuntamientos a que otorguen prioridad al comercio justo, la agricultura ecológica y local y el comercio de cercanía entre sus políticas para contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible y asegurar su eficacia.

En este sentido, Ideas va a aprovechar  la celebración del IV Encuentro de Ciudades por el Comercio Justo, previsto el 26 de octubre en Madrid, para hacer un llamamiento a todas las ciudades participantes en la campaña para que aprueben la moción institucional y se posicionen a favor de un comercio justo.

Para ello, solicitará a los municipios que firmen la Declaración de Bristol que ya han rubricado los ayuntamientos de Bilbao, Córdoba y Madrid. La Declaración de Bristol muestra la necesidad de que el comercio internacional sea más equitativo y proteja los intereses y los derechos de los sectores más vulnerables, como pueden ser las pequeñas entidades productoras o los trabajadores de los países empobrecidos.

Además, expresa la preocupación por los efectos del cambio climático, especialmente para quienes trabajan en el campo. En definitiva, solicita que los principios del comercio justo sean aplicados al comercio internacional, como modelo de relación equitativa y respetuosa con los Derechos Humanos y el medio ambiente.

Ideas es una cooperativa de comercio justo cuya misión es transformar el entorno económico y social para construir un mundo más justo y sostenible, desarrollando iniciativas de comercio justo, economía solidaria y consumo responsable, tanto en el ámbito local como internacional.

Fuente: Ideas.

 

 

Crowdfunding para un juego que promueve el respeto a las familias diversas

Tutty es un juego didáctico que promueve el respeto a la diversidad afectiva, sexual y familiar. Contribuye a la superación de los prejuicios y estereotipos de sexo, ofreciendo modelos alternativos de convivencia. Sobre todo, pretende que niños y niñas aprendan que las relaciones familiares se fundan en el cariño, el cuidado y el respeto; y si eso se cumple, están de suerte con su familia.

Sus  creadores, La Naturadora, del Takataka, el educador Juan Lillo Simón y la ilustradora Amelia Celaya han acudido a la plataforma de financiación colectiva Verkami, para poder sacar adelante el proyecto.

A Tutty se puede jugar en grupos de dos o de cuatro personas, y se recomienda a partir de los 8 años de edad. El objetivo del juego es completar una familia y para ello se dispone de 28 personajes diversos. Una familia se forma con un mínimo de 6 personajes, con lo que existe una infinidad de combinaciones posibles.

La baraja cuenta también con 12 cartas de acción, que representan las cosas que les ocurren a las familias, como por ejemplo una mudanza, un divorcio o una enfermedad, y que aportan al juego estrategia y lo hacen más interesante.

El juego de cartas tiene una dinámica sencilla pero la estrategia es importante, porque invita a la reflexión sea cual sea la edad, a abrir la mente a todo tipo de familias. Es también un proyecto didáctico para trabajar en centros escolares y está dirigido a quinto y sexto de primaria.

Para llevar el proyecto a las aulas, sus creadores proponen un paquete formado por ocho barajas de cartas, un audiovisual con un tutorial del juego y una guía didáctica en formato digital. Todo el material impreso se realizará en papel reciclado, y se editará en castellano y catalán.

De momento, han creado y testado el juego y lo tienen todo a punto para fabricarlo. Sólo les queda la producción en imprenta, así como el diseño y la producción del tutorial en formato audiovisual y la guía didáctica para centros escolares.

La idea es poder tener el Tutty listo en el próximo mes de enero. Después lo pondrán a la venta y se distribuirá desde la web Tutty.eu

De los 9.000 eros que necesitan, ya han conseguido 4.743 de 154 mecenas.

Ecofashiontruck, Una iniciativa para acercar el diseño sostenible al consumidor

A través de The Slowear Project, una plataforma de comunicación que fomenta la moda sostenible, he conocido Ecofashiontruck, una iniciativa de venta de textil y moda ecológica, dirigida a grupos de consumo, que quiere solucionar las dificultades que tienen los productores de moda sostenible para que su ropa  llegue al público y dar respuesta a los consumidores conscientes que la demandan.

En este proyecto se han unido algunos de estos diseñadores para ofrecer sus productos de una forma colaborativa, creativa y focalizada al cliente consciente y responsable y con ello, conseguir sus objetivos, que son los de ser una alternativa para comprar textil y moda ecológica, establecer una industria local y  ecológica, equilibrar valor y hacerlo más accesible en precio, producir solo lo necesario para evitar sobreproducción, producto de mínimo impacto ambiental y ofrecer un servicio técnico de  reparaciones.

Además, ofrecen descuentos del 15 al 30% con relación al precio de venta en tiendas, porque se reducen los intermediarios y las retribuciones son más equitativas para todos los implicados en la producción y venta.

Estas son las marcas que forman Ecofhashiontruck:

Ecofashiontruck está enfocado a los grupos de consumo, para tratar de facilitar el  acceso a la moda sostenible, de la misma forma que se hace con la alimentación. Sus responsables se encargan de presentar, en persona, a cada grupo de consumo este modelo de venta con el que quieren empezar a crear un consumo del textil y moda, mucho más consciente y responsable y recuperar el valor no solo de lo que comemos, sino también de lo que llevamos puesto. Como segundo paso, organizan una visita al grupo con el muestrario completo, en la que se puede encargar la ropa.

A partir de esta visita, se podrá realizar el encargo de las prendas, se pondrá en marcha la producción conjunta y se fijará la entrega posterior que variará según la marca.

Para formar parte de Ecofashiontruck como marca, se deben cumplir dos requisitos: que esté confeccionado en España y que producto esté elaborado con material ecológico de fibra vegetal o animal (similares a los requisitos de la certificación GOTS). Un producto textil con etiqueta GOTS grado “orgánico” debe contener como mínimo un 95% de fibras orgánicas certificadas mientras que aquellos con la etiqueta “hecho con material orgánico” deben contener no menos de 70% de fibras orgánicas certificadas,  según publica The Slowear Project.

No se permitirán marcas que utilicen en sus tejidos más del 30% de fibras no orgánicas(vegetales o animales).

Los grupos de consumo se pueden inscribir en el formulario disponible en la web.

Cosmética natural, artesana, local y de comercio justo

¡Nunca pongas en tu piel algo que no puedas comer! Esta frase forma parte de la filosofía de Ecoeko, una empresa de cosmética consciente, artesanal, local, ecológica y de comercio justo, radicada en Madrid.

Con la premisa de que la piel es el mayor órgano de tu cuerpo y hay que cuidarlo, Ecoeko elabora de manera artesanal y personalizada cosmética natural y ecológica, productos “vivos” que incluso podrías comer, elaborados con ingredientes naturales libres de sustancias químicas artificiales.

“Alimentar nuestra piel con moléculas inertes procedentes de la síntesis química supone considerar la piel como un simple envoltorio inerte que cubre nuestro cuerpo”, señalan quienes están detrás de esta firma, que son conscientes de que la piel es un órgano vivo y complejo, que no todas las pieles son iguales y que una misma piel no tiene las mismas necesidades a lo largo de su vida, ni tan siquiera a lo largo del año.

Vicky Hermida comenzó en la cocina de su casa a fabricar los productos de lo que hoy es Ecoeko y lo que empezó como una necesidad de encontrar cosméticos limpios de tóxicos, pasó a ser, poco a poco, una forma de contribuir al bienestar de su entorno más cercano. Con el tiempo, esa necesidad personal inicial se fue transformando en lo que hoy es su pasión y su proyecto de vida, del que participa un equipo más grande.

Los conocimientos botánicos y la experiencia en grupos de consumo y ecología le  abrieron la puerta al mundo de los aceites vegetales y esenciales, a la aromaterapia y al Ayurveda.Y partiendo de un concepto de belleza asociado a la salud y a la búsqueda del equilibrio cuerpo-mente-espíritu, muy alejado del concepto de belleza artificial que nos hace esclavos de la imagen exterior, comenzó con el estudio de la antigua ciencia de la perfumería y el uso tradicional de las plantas medicinales.

Ecoeko pertenece al Mercado Social, una red de producción, distribución y consumo de bienes y servicios que funciona con criterios éticos, democráticos, ecológicos y solidarios, constituida por empresas y entidades de la economía social y solidaria junto con colectivos y ciudadanos.

También colabora con Ecologistas en Acción, porque creen que apoyar a asociaciones independientes, no a empresas privadas con intereses económicos propios, es la mejor certificación ecológica que se puede tener.

Cuentan con la certificación Bio de Acene, la una asociación española sin ánimo de lucro que garantiza al consumidor que los productos cosméticos que llevan este sello han pasado las verificaciones por parte de un organismo auditor independiente. Aunque señalan que su mejor certificación en la transparencia con la que trabajan, ya que todo el que quiera puede visitar su laboratorio y ver como elaboran los productos.

Además, han obtenido la huella fiscal que proporciona la fundación Knowcosters, para que el consumidor responsable sepa dónde tributan las empresas en las que compra sus productos. Una herramienta básica frente a la evasión fiscal.

Más empleos verdes en el reciclaje de papel y cartón

El sector de reciclaje de papel y cartón prevé crear en 2018 un 4% más de empleos verdes. Este porcentaje supone un millar de puestos de trabajo directos y no deslocalizables en las plantas de tratamiento repartidas por todo el territorio español.

Son datos incluidos en un estudio elaborado por la Asociación Española de Recicladores Recuperadores de Papel y Cartón (Repacar), según el cual, la creación de empleo está directamente relacionada con el avance del Plan de Formación Sectorial Continuo que desarrolla esta organización.

“Un programa que promueve la formación permanente e integral como un elemento clave para garantizar una gestión eficiente, eficaz y de calidad en las empresas del sector”, señala Manuel Domínguez, director general de la asociación.

El crecimiento del 3,1% en las tasas de recogida experimentado por los recuperadores el año pasado ha situado a la industria del reciclaje de papel y cartón en niveles en los que estaba antes de la crisis económica, y, según el estudio, servirá de impulso para generar nuevos puestos de trabajo directos ligados al nuevo modelo económico circular.

Como organización representante de las empresas del sector, Repacar trabaja para lograr el cambio del actual modelo lineal a la economía circular que ha impulsado la Comisión Europea y es la encargada de hacer reales los objetivos del Pacto por la Economía Circular (2018-2020), impulsado por el Ministerio de Agricultura como punto de partida para el desarrollo de la Estrategia Española de Economía Circular.

El pacto por la transición hacia el nuevo modelo económico, firmado el pasado 18 de septiembre por los principales agentes económicos y sociales, establece que solo se alcanzará a través de la colaboración, participación e implicación de toda la sociedad, no solo de las administraciones públicas sino también de “todos los sectores económicos (fabricación, producción, distribución y gestión de residuos), los agentes sociales y muy especialmente los ciudadanos, cuyas decisiones de compras de productos, así como su comportamiento en la separación de residuos, son fundamentales”.

Con ese pacto, Repacar se ha comprometido a colaborar con las administraciones para desarrollar la Estrategia Española de Economía Circular, que deberá adecuarse al Paquete de Acción presentado por la Unión Europea 2015, a través de 54 medidas que se van a aplicar en los próximos cinco años.

Para impulsar la creación de empleos verdes, las empresas, con independencia de su tamaño y sector, que tengan asalariados en su plantilla que coticen por formación profesional, disponen de un crédito exclusivamente destinado a la formación tanto transversal como la específica de sus trabajadores y que podrán hacer efectivo mediante la aplicación de bonificaciones a la Seguridad Social.

Una campaña pide a las marcas de calzado trabajo decente y que dejen los productos tóxicos

Este sábado 7 de octubre organizaciones de todo el mundo se movilizan para exigir salarios dignos y condiciones de trabajo seguras para los trabajadores del sector del calzado.

En la recta final de la campaña de transparencia, la iniciativa Cambia tus zapatos llama a todas las personas concienciadas por el consumo crítico y la justicia global a que sumen su firma a una petición online dirigida a 26 marcas internacionales de calzado, incluyendo a Camper, Prada y Birkenstock.

La campaña europea Cambia tus zapatos reivindica una cadena de suministro del calzado ética, sostenible y transparente, y moviliza a la ciudadanía para que exija la mejora de las condiciones laborales en el sector del calzado de cuero.

Más de 10.000 personas han apoyado ya esta petición y durante estos días, SETEM, la federación de  ONGs de solidaridad internacional,  ha preparado actos públicos para conseguir los últimos apoyos, como una presentación en el Parlamento de Navarra el pasado 4 de octubre o la inauguración en Valencia, Madrid, San Sebastián, Pamplona, Cangas (Pontevedra), Granada y Logroño de una exposición sobre el sector del cuero y el calzado en Bangladesh.

Cambia tus zapatos está pidiendo a las marcas de calzado que muestren que están dispuestas a ser responsables de las condiciones de trabajo en sus cadenas de suministro, publicando detalles de todos sus proveedores y asegurando medidas de respeto a los derechos humanos de todas las personas que hacen sus zapatos.

Además, la petición traslada a las principales marcas de zapatos la necesidad de reducir el uso de productos químicos tóxicos en la producción de zapatos. El 85% de todo el cuero vendido en Europa está curtido al cromo. El cromo VI, que  se puede desarrollar a partir del uso de cromo III en el proceso de curtido, puede causar asma, eccema, cáncer y otras enfermedades graves. Cuando se transfiere a las aguas residuales la contaminación es nefasta para el medio ambiente y para las comunidades que viven y trabajan cerca.

La petición se puede firmar hasta el 18 de octubre y será entregada a las marcas a finales de este mes, para mostrarles que hay apoyo público para el cambio.

Como resultado de la presión de grupos de defensa de los derechos laborales, muchas grandes marcas de moda han publicado información sobre sus proveedores (como Nike, Adidas y Levi’s).

“Respecto a las de ropa, las marcas de calzado están rezagadas,  aunque es alentador ver que se están dando algunos primeros pasos, por ejemplo con los recientes compromisos de la británica Clarks así como de Camper, de publicar información sobre sus proveedores”, señalan los responsables de la campaña, que confían en poder iniciar un diálogo con Camper para que cumpla con el total de las demandas de la petición.

“No es fácil que las marcas de calzado quieran dialogar con nosotros sobre las condiciones de trabajo en sus cadenas de suministro, ya que hasta ahora la opacidad les ha permitido desmarcarse de las vulneraciones de derechos en los eslabones más débiles de sus cadenas, como las trabajadoras a domicilio y las curtidurías de cuero. Gracias al incremento de presión pública esto está cambiando”, afirma José Luis Mariñelarena, coordinador de Cambia Tus Zapatos en el Estado español.

Un llamamiento a 72 empresas con productos de marca propia de ropa y calzado también incluía demandas de mayor transparencia, a través del Compromiso de Transparencia, impulsado por una coalición internacional en la que participa la Campaña Ropa Limpia. Esta coalición ha cerrado recientemente la petición #GoTransparent con más de 70.000 firmas dirigidas a Primark, Armani, Urban Outfitters, Walmart y Forever 21, como empresas líderes en sus sectores de mercado, y prepara ahora la entrega de firmas.

Bruselas lanza el proyecto BRIC para formar a jóvenes en reutilizar materiales de construcción

El centro de formación EFP, en Bruselas-capital, ha presentado  un módulo de formación sostenible, evolutivo y desmontable, en el marco del proyecto BRIC (Build Reversible In Conception).

BRIC es un proyecto piloto del programa BAMB (European Buildings as Banks), cuyo objetivo es diseñar edificios optimizando los materiales desde una perspectiva de economía circular, señala la Fundación para la Econmía Circular.

El proyecto también proporciona un lugar para formar en las prácticas de los oficios y entender diversas cuestiones, por ejemplo, cómo los trabajadores de la construcción pueden manejar los residuos de la construcción, cómo manejar un sistema de calefacción, ventilación e iluminación de baja energía y cómo hacer muebles usando materiales reciclados; un lugar, en Bruselas capital, destinado a establecer, en la formación de aprendices y emprendedores, acciones para integrar el concepto de economía circular en el sector de la construcción con el fin de desarrollar estas profesiones.

Este programa es una herramienta pedagógica destinada a sensibilizar a los aprendices y futuros empresarios en la economía circular. El centro de formación EFP ha movilizado para su construcción a unos 250 jóvenes, principalmente en los sectores de la construcción pero, también, en otros sectores relacionados como, por ejemplo, la venta de bienes raíces y seguros.

El patrocinador del proyecto BRIC, Jean-Pascal van Ypersele, doctor en ciencias físicas, climatólogo y profesor ordinario de la Universidad Católica de Lovaina (UCL), destaca la importancia de reducir las emisiones de CO2 utilizando las energías renovables y considera que el “reciclado de las profesiones”, a través de este tipo de formación, es una importante apuesta para el avance medioambiental.

 

Máster para emprender en sectores de la Economía Social

La Universidad Complutense comenzará el 23 de octubre la segunda edición del máster en Gestión y Promoción de Empresas de Economía Social y Solidaria. Un postgrado que comenzó a impartirse el curso pasado para formar a personas interesadas en emprender en los sectores de la otra economía.

El máster, de un curso académico de duración, va dirigido a graduados universitarios y, de manera especial,  a quienes están interesados en emprender en el sector de la Economía social y solidaria; a personas vinculadas a entidades de  esta economía que quieran adquirir competencias de gestión y planificación empresarial; a personal técnico de las administraciones públicas; y a personas con experiencia en otros ámbitos empresariales, que quieran dar el paso hacia la Economía social.

Su objetivo es proporcionar al alumnado una amplia base de conocimiento (tanto teórico como práctico) sobre la Economía Social y Solidaria. Conocer sus diferentes vertientes y sectores, sus principios, su historia y su realidad actual, tanto local, como nacional e internacional y dotarle de las capacidades para analizar y mejorar la gestión de las empresas y otras entidades de Economía Social y Solidaria en todos sus ámbitos: filosófico-politico, estratégico, organizativo, de gestión, financiero, fiscal, legal, contable y estatutario.

Los responsables del máster consideran que en el contexto actual, la Economía Social se presenta como una alternativa consolidada y en crecimiento, que valora proyectos sostenibles y socialmente responsables, demostrando que es posible otra forma de entender la economía.

La Economía Social está integrada por cooperativas y empresas de los más variados sectores, que apuestan por una economía centrada en las personas, guiada por principios y valores éticos, solidarios, democráticos y ecológicos y que están demostrando, además, una gran fortaleza económica que se basa sobre todo en su capacidad de reinventarse y aprender de sus propios procesos, los cuales se convierten en fuente de conocimiento para resistir de manera creativa los envites de la crisis.

Esa fortaleza está basada también en la toma de decisiones conscientes y guiadas por valores cooperativos, lo que resulta esencial para resistir frente a las incertidumbres de los mercados; y en un apoyo institucional, que en España se recoge en la Ley 5/2011 de 29 de marzo de Economía Social, que apuesta por el desarrollo, la visibilidad y el reconocimiento de este modelo económico.

El curso, impartido por la Complutense, con la colaboración de REAS, Mercado Social y el Ayuntamiento de Madrid, se presentará el 10 de octubre en el Espacio La Traviesa, en la calle Duque de Fernán Núñez 2,  de Madrid. El plazo de inscripción finalizará en noviembre.

Más información: Centro Superior de Estudios de Gestión.

 

Propuestas colaborativas para acabar con el desperdicio de alimentos

Setem, una ong de ayuda al desarrollo, reunirá este viernes, 6 de octubre, en su sede de Madrid a los responsables de plataformas colaborativas que luchan contra el desperdicio de alimentos.

Ni Las Migas, yonodesperdicio y Espigoladors explicarán cómo trabajan para aprovechar los alimentos y que no terminen en la basura.

El desperdicio de alimentos es el resultado de un sistema alimentario insostenible e irresponsable, señalan. Vivimos la gran paradoja de que, mientras casi ochocientos millones de personas sufren hambre crónica, enormes cantidades de alimentos se desperdician y se tiran a la basura en todo el mundo. “Aunque es difícil saber exactamente la cantidad de alimentos que se desperdicia en el mundo, indica Setem, se estima que supone unos 1.300 millones de toneladas -un tercio de la producción mundial- según datos de La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO)”.

El desperdicio de alimentos supone una amenaza para la seguridad alimentaria global y tiene, además, impactos medioambientales negativos. En este sentido Yonodesperdicio y Ni Las Migas ofrecerán algunas ideas para comprometernos con este reto. Ambas son herramientas de consumo responsable que ya están funcionando en Madrid.

Además, habrá degustación de mermeladas y patés vegetales elaborados por Es-Imperfect , de Espigoladors a partir de frutas y verduras que se desechan por “feas” o “imperfectas”, y que esta empresa social transforma en productos de calidad.

Ni Las Migas es un proyecto  que tiene un año de existencia, cuyo objetivo de reducir el impacto del desperdicio alimentario. Su actividad se desarrolla a través de una aplicación móvil que, basada en la geolocalización, pone en contacto a clientes con establecimientos que tienen comida en perfecto estado que no ha encontrado consumidor final. Mediante el móvil, los usuarios, también conocidos como migueros, reservan los productos a un precio menor que después recogen en los locales a la hora indicada, ahorrando y ayudando a reducir el excedente.

La comunidad Ni Las Migas, a través de la colaboración con diversas iniciativas y proyectos, pretende concienciar y sensibilizar sobre el desperdicio alimentario y busca ser un agente de cambio para promover una sociedad implicada en la sostenibilidad de nuestras ciudades.

Espigoladors es una organización sin ánimo de lucro que lucha también contra el despilfarro alimentario a la vez que empodera a personas en riesgo de exclusión social de una manera transformadora, participativa, inclusiva y sostenible. Opera en Cataluña para combatir el desaprovechamiento de frutas y verduras que se descartan, ya sea por un descenso en las ventas o por cuestiones estéticas.

Canalizan las frutas y verduras descartadas a entidades sociales o las transformamos en los productos es im-perfect. Las comunidades de espigadores estimulan no sólo maneras de pensar y actuar de forma colectiva, sino que también generan un sentimiento de identidad, pertenencia y utilidad.

De frutas y verduras imperfectas nacen segundas oportunidades que dan acceso a una alimentación saludable y equilibrada a personas que viven en una situación vulnerable. Creen que es esencial sensibilizar a la sociedad, por eso trabajan para crear conciencia de la importancia de disfrutar de una alimentación saludable y para formentar un cambio hacia nuevos hábitos de consumo.

Yonodesperdicio.org es una iniciativa de Prosalus para reducir el desperdicio de alimentos, principalmente en los hogares. Yonodesperdicio.org quiere ser una red ciudadana comprometida con la reducción del desperdicio de alimentos; ofrece recursos contra el desperdicio y pone en contacto con otras personas que quieren entregar alimentos (o necesitan alimentos). A través de la aplicación, se comparten  únicamente alimentos. También se puede compartir recetas o trucos para reducir el desperdicio de alimentos.

Se trata de alimentos que podrían acabar en la basura si no los consumimos a tiempo. La iniciativa quiere poner en marcha una red que facilite la entrega de alimentos a otras personas o asociaciones y la reducción del desperdicio de los mismos.

Prosalus, una organización no gubernamental de cooperación al desarrollo (Ongd) cuya misión es promover el respeto, protección y garantía de los derechos humanos y el acceso a la alimentación, a la salud y al agua y saneamiento.

Charla: viernes, 6 de octubre, a las 19.30 h,
Sede de Setem, c/ Gaztambide, 50, Madrid