BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

“Carta a la mujer que llamó “loco” a mi hijo con autismo”

Los niños con autismo no van en silla de ruedas, no tienen rasgos físicos que los definan a primera vista, no van con un cartel que ponga “autismo” en la espalda.

Los niños con autismo aparentemente son niños como cualquier otro (y en el fondo, aunque esa es otra historia). Sobre todo en los casos de más alto funcionamiento. Mi hijo, que tiene un grado de afectación importante, a poco que se le observe un buen rato, enseguida se delatará por sus estereotipias, sus vocalizaciones y su comportamiento, pero él también pasa desapercibido con frecuencia.

Esto que os cuento de los niños con autismo también es aplicable a otros tipos de discapacidades invisibles, que no dan la cara, que no se ven desde el primer momento que se les pone el ojo encima.

Por otro lado, hay mucha gente muy dada a criticar el comportamiento ajeno con inusitada velocidad. Sobre todo si ese comportamiento procede de un niño. No se paran a pensar que tal vez haya mucho que se les escape, que tal vez tras ese niño y esos padres haya más de lo que parezca. Miradas de censura, consejos más o menos bien o malintencionados, reproches, conflictos… son el pan nuestro de casi cada día. “Ese niño maleducado”, “esos padres consentidores”, “parece mentira”, “menudo espectáculo”, “esa rabieta a esa edad es porque lo tienen muy mimado”, ” fuera mi hijo lo arreglaba en un momento”…

A mí me resulta ya muy fácil ignorar a la gente en esas circunstancias. No les presupongo maldad, solo un juicio precipitado y falto de información. La mayoría de las familias con niños con autismo que conozco también han aprendido a pasar. No todas.

Distinto es cuando encuentras maldad, cuando te topas con alguien que sí ve la discapacidad y la usa como arma. Desalmados. Ojalá no hirieran, pero logran hacer sangre con frecuencia. Y lo peor no es eso, lo peor es cuando tienen niños a su cargo que corre el riesgo de contagiarse de su falta de empatía, de su crueldad.

Como esa mujer que llamó “loco” al hijo de Elena en el madrileño Paseo de la Castellana. Ojalá este post le llegue y haga recapacitar. Ojalá haga recapacitar a muchos.

Esta es la carta.

Y este es el tuit que la incluye y que os animo a difundir.

11 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser DD

    Pues esa mujer se ha definido solita, y ella SI que tiene discapacidad, pero la peor de todas, que es la ignorancia y mala educación.

    27 Marzo 2017 | 09:25

  2. Dice ser morlaco

    Siempre lo digo, no hay mayor mal que la ignorancia. Esa señora además de ignorante no sabe lo que significa la empatía. Ser padre ya es muy duro de por sí y si en vez de ayudarnos unos a otros ,nos pisoteamos solo por defender a los nuestros sin valorar si es justo o no, aún lo es más.

    27 Marzo 2017 | 09:51

  3. Dice ser Pilar

    A la madre del niño con austismo: Sería bueno que aprendieses a protegerte, a impedir que lo que diga cualquiera te cause dolor y que echen por tierra absolutamente nada, o les estarás entregando el poder sobre tu bienestar. Saludos.

    27 Marzo 2017 | 10:44

  4. Dice ser mari mar

    Segura estoy que no puedo ni imaginar el dolor que esta familia ha debido de sufrir, cuánta falta se sensibilidad y cuánto daño gratuíto.

    27 Marzo 2017 | 11:26

  5. Dice ser maria

    Definitivamente estamos viviendo en un mundo en que cualquier cosa que se dice es ofensivo para cualquier persona. ¿Cuándo sucedió esto? esto que actuamos como niñitos que por cualquier cosa lloramos…Vamos hombre, miles de personas con o sin discapacidades o autismo reciben insultos y no se ponen como esta señora, esto es una exageración y ganas de hacerse famosa…
    No quiere decir que apoyo a lo que dijo la señora, para nada, pero vamos, esto de vivir en una sociedad llena de FLORES DE MAYO es bastante triste y lo que causa que la gente haga tonterias o mate mucha gente porque alguien lo llamo tonto o gordo, etc…

    27 Marzo 2017 | 12:10

  6. Dice ser marian

    Duele y es cierto que la mala educación de la señora es patente, pero los insultos a niños con o sin discapacidad o a adultos, viene siendo cada vez más frecuente: gordo, negro, gili…, y no, no están bien, pero si todo lo que dijeran personas que no nos importan lo más mínimo hicera mella en nuestro ánimo, estaríamos perdidos.
    Hay que relativizar.

    27 Marzo 2017 | 13:51

  7. Dice ser Yo mismo

    Que se pare el mundo!!!! Al niño le ha dicho loco una tarada. La llevas clara si tienes la piel tan fina. A TODOS LOS NIÑOS los insultan, en el colé, en la calle, por gente que no tiene 2 dedos de frente. Que sea autista o no es lo de menos. La que discrimina a tú hijo por ser autista eres tú misma, o los niños que no son autistas no empujan a otros??. Esto es lo d siempre, de cualquier tontería hacen una montaña.

    27 Marzo 2017 | 14:02

  8. Dice ser Paco

    Deberíamos de protegernos y educar a la gente que también hay una discapacidad llamada autismo, mala gente hay en todos los sitios siempre y cuando sea por no ignorancia, he de decirte esa mujer padece de ignorancia debido a que el autismo, por desgracia, no está infundido en la sociedad y mucha gente simplemente los ve como niños mal educados.

    27 Marzo 2017 | 17:38

  9. Dice ser mari mar

    Por lo que leo por aquí, más de un@ podría llamar”loco” a una persona discapacitada…..

    28 Marzo 2017 | 00:16

  10. Dice ser Ren ren

    A todos los que dicen que la mujer es muy sensible por encontrarse con una mujer que llamó “loco” a su hijo. Lo mas seguro es que esté harta de los desprecios. Yo tengo un hijo pequeño con autismo y casi todos los días recibo miradas de desprecio por sus ruiditos en el metro o el autobus y mucha gente que se mete conmigo porque no lo hago callar. Yo no hago ni caso, pero vamos que es pan de cada día así que sí, si que tiene derecho a quejarse

    28 Marzo 2017 | 12:22

  11. Dice ser Maria Isabel Corvinos Riu

    De entrada mi solidaridad con todos los padres que tienen niños con autismo, ojalá pronto haya curación para esta afección. Pero este niño tenía que estar vigilado por la persona responsable y, se supone adulta, que lo acompañaba, así hubiera evitado que la niña, más pequeña que él cayera “del balancín” en el que jugaba.En este caso,al parecer tuvo suerte, porque no le pasó nada a la niña.Sin embargo, se podría haber hecho mucho daño.
    De acuerdo, la abuela no estuvo afortunada llamando “loco” al niño, pero esa sensibilidad que exigimos a los demás también ha de ser aplicable a nosotros mismos.La niña era inocente y estaba jugando, su abuela probablemente se puso nerviosa al ver que su nieta se caía y que se podría haber hecho mucho daño.Siento ejercer un poco ” de abogado del demonio” pero pienso que en este caso es lo justo.

    11 Abril 2017 | 12:57

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.