Entradas etiquetadas como ‘pasmado’

Stupeo, el verbo latino del que surgieron términos tan diversos como: estúpido, estupor, estupefaciente, estupefacto o estupendo

Stupeo, el verbo latino del que surgieron términos tan diversos como: estúpido, estupor, estupefaciente, estupefacto o estupendo

Numerosísimos son los términos provenientes del latín que se han incorporado a nuestro idioma y de los que han surgido muchísimas palabras de las que hoy  en día utilizamos de modo coloquial, pero lo curioso son aquellos vocablos que de un solo tronco han ramificado proporcionando varios términos que, aparentemente, no tienen relación alguna entre ellos pero que realmente tienen mucho que ver.

Este es el caso de ‘stupeo’, un verbo que los antiguos romanos utilizaban para referirse al estado de quedarse parado o aturdido.

De stupeo podemos encontrar que surgieron los términos:

Estúpido: Necio, falto de inteligencia (debido a que se  señalaba como estúpido a un individuo bobo que se quedaba ‘parado’ al contemplar/escuchar algo que no comprendía)

Estupor: Asombro (estado de inmovilidad que se quedaba alguien al asombrarse)

Estupefaciente: Droga que produce alucinaciones o tranquiliza (por el poder paralizante de ese tipo de sustancias)

Estupefacto: Atónito, pasmado o incapaz de reaccionar (quedarse paralizado a causa de algo que nos ha dejado maravillado o desconcertado)

Estupendo: Algo admirable o asombroso (lo cual dejaba pasmado/parado ante una sorpresa)

 

 

Te puede interesar leer:

 

 

Fuente de la imagen: nubedepalabras

¿Es correcto el uso del término ‘ojiplático’?

¿Es correcto el uso del término ‘ojiplático’?Es frecuente encontrarse expresiones del tipo ‘me he quedado ojiplatico’ (u ojiplática) en el que alguien quiere referirse al acto de estar asombrado por algún motivo, haciendo una referencia metafórica a ‘tener los ojos como platos o muy abiertos a causa de una sorpresa o asombro’ y como sinónimo de atónito, sorprendido, asombrado, pasmado, boquiabierto, patidifuso o alucinado (entre otras palabras).

De hecho, el término está compuesto a partir de juntar las palabras ‘ojos como platos’. A ciencia cierta no existe una evidencia concreta de cuál es el origen de ojiplático y cuándo comenzó a utilizarse, apuntando la mayoría de expertos en que se trata de un vocablo que no debe tener demasiada antigüedad y que se ha popularizado su uso, sobre todo, gracias a las nuevas tecnologías y vías de comunicación.

El término ojiplático no aparece recogido en el Diccionario de la RAE, pero, tal y como apuntan desde Fundeu: por el hecho de que el término no esté recogido no debe hacer pensar que se trata de una palabra incorrecta.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Fuente de la imagen: blogumentary (Flickr)