La energía como derecho La energía como derecho

Las claves de un tema que nos afecta a todos

Los vehículos con gas: ni eficientes ni ecológicos

Inauguramos el año con la noticia de que el proyecto de Real Decreto del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, que regula las ayudas para la adquisición de vehículos de “energías alternativas” (PLAN MOVEA) -actualmente en proceso de consulta pública- incluye los vehículos que utilizan gas en las distintas formas en las que se comercializa.

Desde estas mismas páginas hemos analizado los problemas inherentes al uso de estos combustibles fósiles y las razones por las que no tienen cabida en la transición energética. Además de las obvias razones medioambientales, de que no somos un país productor de gas y de que más del 40% de las reservas mundiales están en países de Oriente Medio con fuerte inestabilidad política, hay una razón poderosa para no apostar por el gas: los motores de combustión son muy poco eficientes y la utilización de estos combustibles no mejora su eficiencia.

En condiciones ideales un motor de combustión interna tiene una eficiencia del 30%, mientras que en condiciones reales su eficiencia baja, dependiendo de las condiciones de uso, y su valor está entre un 10 y un 20%, mientras que un coche eléctrico tiene eficiencias reales del 90%.

¿En que se traducen estos datos en términos de eficiencia energética?

Pues en que por cada 10 kWh de energía que usemos un motor de combustión aprovecha 2 kWh mientras que un motor eléctrico aprovecha 9 kWh.

Esta brutal diferencia en eficiencia se puede visualizar mejor si comparamos los consumos energéticos de los vehículos en recorridos similares.

Hemos considerado el consumo medio estimado de combustible de diversos autos en estudios comparativos realizados en condiciones reales  de funcionamiento por el sector del automóvil. Estos estudios revelan que los consumos medios de combustible para recorrer 100 km son:

  • Gasolina 5,5 litros/100 km
  • Diésel 5,5 litros/100 km
  • Gas Natural Comprimido 3,7 kg/100 km + 0,17 litros gasolina/100 km
  • Gas Natural Licuado                 9,1 kg/100 km

Si tenemos en cuenta los poderes caloríficos de los distintos combustibles y las equivalencias de unidades y expresamos los consumos en kWh, nos encontramos que para recorrer 100 km la energía consumida por cada uno de los vehículos ha sido la siguiente:

  • Gasolina 51  kWh
  • Diésel 56  kWh
  • Gas Natural Comprimido 66 kWh
  • Gas Natural Licuado 138 kWh

Si comparamos estos consumos con que un coche eléctrico consume de media 15 kWh/100 km nos encontramos que, en términos energéticos, un vehículo eléctrico es 8 veces más eficiente que un vehículo con Gas Natural Licuado y 4,4 veces más eficiente que los que funcionen con Gas Natural Comprimido. Esto significa que con la misma energía, mientras que un vehículo eléctrico es capaz de recorrer 100 km, un vehículo de Gas Natural Comprimido recorre 23 km y uno de Gas Natural Licuado 12 km.

Un vehículo eléctrico es 8 veces más eficiente que un vehículo con Gas Natural Licuado y 4,4 veces más eficiente que los que funcionen con Gas Natural Comprimido. Esto significa que con la misma energía, mientras que un vehículo eléctrico es capaz de recorrer 100 km, un vehículo de Gas Natural Comprimido recorre 23 km y uno de Gas Natural Licuado 12 km.

En cuanto a costes, los precios actuales de los combustibles hacen que estas diferencias se compensen un poco. Así, el coste en euros para recorrer 100 km es el siguiente:

  • Gasolina 7,2 €
  • Diésel 7,2 €
  • Gas Natural Comprimido 3,2 €
  • Gas Natural Licuado 6 €
  • Eléctrico 2 €

El vehículo eléctrico es actualmente la opción energética más barata.

Comprobamos como la eficiencia de los motores de combustión es muy baja y esta razón, por sí misma, debería ser suficiente para abandonar los motores de combustión y apostar de forma decidida por el vehículo eléctrico.

La apuesta de los fabricantes por los motores de gas es un último intento de alargar la vida de una tecnología obsoleta, aprovechando la disminución de emisiones de estos vehículos para presentarlos como alternativa a los combustibles tradicionales.

Es bastante desolador observar cómo, además de las ayudas estatales a la compra de vehículos de gas, las Comunidades Autónomas también incentivan su compra mediante ayudas, incluso para la reconversión de motores de gasolina o diésel a motores de gas. La Dirección General de Tráfico concede, además, a estos vehículos el distintivo ECO, lo que les permite estar exentos de las restricciones de tráfico en episodios de alta contaminación en las ciudades o acceder a bonificaciones de aparcamiento, entre otras. Exactamente igual que los coches eléctricos.

Un último dato: en España existen 600 estaciones para repostar Gas Natural Licuado y sólo 55 para Gas Natural Comprimido, mientras que tenemos alrededor de 3000 puntos de recarga de vehículo eléctrico. Puestos a invertir para extender la cobertura de estas redes, la apuesta debería ser por ampliar significativamente los puntos de recarga para vehículos eléctricos.

La transición energética exige tanto el abandono de los combustibles fósiles como la apuesta decidida por las tecnologías más eficientes. Apostar por el gas sólo va a retrasar la transición energética y no será nunca una opción energética de futuro para España. No parece razonable, ni es coherente que queramos avanzar en la transición energética y que, al mismo tiempo, desde las administraciones públicas, se sigan subvencionando estas tecnologías fósiles.

Mariano Sidrach de Cardona – Catedrático de la Universidad de Málaga

11 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Munch

    Mucho bla bla bla, pero nada sobre cuanto contaminan, si contaminan mas o no que el electrico (que gasolina o diesel ya lo sabemos) y si ademas el proceso de obtencion de gas contamina menos que el de electricidad.

    En cuanto a las estaciones de carga, quejese usted a las grandes compañias energeticas, si el gobierno se pone a montar puntos de carga ya saldrias unos cuantos a llorar por intrusismo del gobinerno y bla bla bla.

    14 enero 2019 | 15:05

  2. Dice ser Alberto

    Aunque estoy de acuerdo con las conclusiones cabe comentar algunos temas:Al artículo le falta tener en cuenta generación y transporte de las fuentes primarias esto probablemente mejore la posición de la combustión frente a la utilización de electricidad aunque no lo suficiente para compensar la diferencia.
    Por otro lado el nivel de diversificación de las importaciones y la capacidad ociosa de las infraestructuras de gas en España hace que la afirmación de los riesgos de abastecimiento sea errónea , sin embargo , este mismo ccedente de capacidad en las instalaciones es probablemente el mayor incentivo para que el gobierno apuesta por extender la vida del Gas Natural …

    14 enero 2019 | 17:14

  3. Dice ser Tirant

    Yo conduzco un autogas, así que puedo decir por experiencia un par de cosas.
    Primero, no es más económico en absoluto, pues aunque el litro es más barato, el consumo es mayor (entre 10 y 12 cada 100km/h), a lo cual hay que sumarle el mantenimiento “extra” del motor de gas, por lo que no solo no se ahorra en combustible, si no que hay que pagar más en mantenimiento y averias.
    En cuanto a lo ecológico, no soy ningún experto, así que me tengo que creer lo que me dicen, pero soy perfectamente libre de pensar que hay algún interés económico detrás, por lo que mientras convenga nos lo venderán como la panacea, pero en cuanto salga otra cosa que interese venderla más, entonces el gas pasará a ser lo peor.
    Ahora, otro punto: el autor menciona los puntos de recarga que hay en España. Es mi deber recordarle que un autogas se recarga en un minuto, mientras que un eléctrico tarda mas de cuarenta, por lo que casi siempre se los encontrará ocupados (lo veo todos los días).
    Otro punto que no menciona es la autonomia. Los autogas, en su mayoria, tienen cerca de 200km en ciudad. Un nissan leaf, cerca de cien km “reales”. O eso, o te gastas 70000€ en un Tesla. Los híbridos (tipo prius), de 20000 no bajan.
    Dicho esto, que cada cual saque sus conclusiones.

    14 enero 2019 | 17:21

  4. Dice ser JJ

    Que empiece el Presidente del Gobierno dando ejemplo.

    Que cambie su pesado Audi A8 blindado por un Audi A8 blindado eléctrico.

    Que cambie todos los coches oficiales de Vicepresidencia del Gobierno, Ministros, Secretarios de Estado, Casa Real, … por eléctricos.

    Que cambie el Falcon por un avión eléctrico (si no hay tecnología, que no viaje en Falcon al igual que el que no tiene dinero para un coche eléctrico ni ECO, no puede entrar a la almendra central madrileña).

    Que use helicópteros eléctricos o, si no, que no use helicóptero…

    Para empezar a decirle a los demás qué deben hacer con su vida, qué deben comprar, en qué deben invertir y en qué se deben endeudar, hay que empezar por los de arriba: ricos, políticos, poderosos, etc.

    No pretender que el currito de sueldo birrioso, frito a impuestos para mantener a los anteriormente citados, endeudado hasta las cejas, … se vaya a endeudar más con la compra de un huevo eléctrico de 30.000€ y 1500 kg de peso (mayormente de esas pesadas baterías), instalación eléctrica, contador,… y que a las primeras de cambio se quede sin batería circulando o, añadirle un elemento de estrés adicional como es el famoso (que ya tenemos con los smartphones): “me quedo sin batería” en un momento de extrema necesidad.

    Además, ni todos vivimos en ciudades grandes, muchísima gente vive en pueblos, capitales pequeñas, ciudades de 50-60 mil habitantes con malas o deficientes comunicaciones por transporte público, donde no hay SuperChargers ni cuentos.

    Como digo, que empiecen los acaudalados, los legisladores, y luego el populacho, ya irá siguiendo el ejemplo conforme vean que los de arriba hacen lo que dicen que hay que hacer.

    Mientras que los de arriba sigan contaminando a troche y moche por “razones de seguridad” o porque ellos lo valen, no se puede pedir al que no llega a final de mes, que se meta en mayores gastos financieros a corto plazo (incluso en el supuesto de que pueda amortizar a medio y largo plazo el coche eléctrico por su menor coste de mantenimiento y de combustible): primero hay que comer y pagar la luz, el agua, el gas, hipoteca/alquiler y las facturas básicas, y luego el coche si es posible y, si no, pues habrá que tirar con el trasto de 15-20 años de combustible fósil mientras se pueda.

    Saludos

    14 enero 2019 | 18:33

  5. Dice ser M

    ¿Rendimiento del 90% del coche electrico? Ya lo dudo, eso seria el rendimiento teorico del motor.

    A eso sumale el peso de las baterias que se mantiene constante al contrario que los coches de explosion o que la mayoria de las plataformas de coches electricos son meras adaptaciones de sus hermanos con motor de explosion. Por poner un par de ejemplos.

    La electricidad necesaria para el coche electrico tambien viene de combustibles fosiles por lo que si emiten emisiones (pensar en energia 100% renovable para el coche electrico es casi idilico al alcance de muy pocos early adopters con los bolsillos llenos de dinero). Y a eso sumale las perdidas de la red para llevar la energia de la central a tu garaje.

    Ya como recordatorio, las pegatinas ambientales no estan para proteger el medio ambiente, si no para supuestamente proteger la salud de las personas. El medio ambiente, incluso en europa, importa un carajo.

    14 enero 2019 | 18:58

  6. Dice ser M

    Me han borrado el comentario??

    14 enero 2019 | 19:03

  7. Dice ser M

    Increible, lo han borrado solo por desmontarle.el.articulo.

    14 enero 2019 | 19:03

  8. Dice ser m

    lo dudo mucho

    14 enero 2019 | 20:07

  9. Dice ser Juan

    “mientras que un coche eléctrico tiene eficiencias reales del 90%.”

    Y usted se lo cree y todo.

    Sólo el proceso de carga y descarga de una batería de Litio ya da entre un 80 y un 90% de rendimiento nada más. O sea, sólo con el proceso de carga y descarga de la batería ya está usted por debajo de lo que afirma. Unamos a eso el propio rendimiento del motor eléctrico, que dista de ser del 100%. Es alto, sí, pero siempre es a restar de ese 80-90%. Con un rendimiento rondando eel 90% (que ya es), entre batería y motor le queda a usted entre un 72% y un 81%.

    Pero hay más: necesita usted un inversor, que convierta la corriente continua de la batería en alterna trifásica. Ponga usted un 96-97% de eficiencia. Nos vamos a entre un 70% y un 79%. Vaya, ya no es un 90% de eficiencia real.

    Si usamos NiMH en lugar de Litio resulta que el proceso de carga y descarga ya está por debajo del 60% de eficiencia. Así, de partida. Una a eso lo de antes: motor, inversor, etc.

    Y más. El aire acondicionado aumenta el consumo en los coches de combustión. En el eléctrico también. Pero sin embargo la calefacción en el coche de combustión sale gratis (no aumenta para nada el consumo, ya que aprovecha precisamente el calor que el motor evacúa), mientras que en el eléctrico no. El eléctrico tiene que gastar energía en calentar el habitáculo. Así que salvo en verano donde se igualan, el resto del año tiene usted otra fuente de ineficiencia en la calefacción.

    A cambio tiene usted en el caso del eléctrico un posible aumento del rendimiento en la frenada regenerativa. Fortísimamente dependiente tanto de la forma de conducción como del tipo de trayecto (en un trayecto interurbano por ejemplo, es prácticamente nula su contribución), con lo cual es difícil cuantificar en general su aportación.

    Rendimientos aparte luego entramos en que ahora mismo gran parte de la energía de nuestro país se genera con combustibles fósiles, con lo cual estamos en el mismo caso que los de combustión.

    En serio, no cuesta tanto ser un poco rigurosos en las cifras y no vendernos cuentos de hadas. Que no hace falta. El futuro será eléctrico, sin duda, pero no es la panacea que nos quieren vender tampoco ni está exento de importantes problemas prácticos.

    14 enero 2019 | 21:12

  10. Dice ser Otromás

    Si, y las pérdidas por transporte y transformación de la energía eléctrica no las contemplas. Sin contar los costes de las instalaciones auxiliares de carga, desorbitados si tienen que estar en sitios en medio de ninguna parte, ni los tiempos de espera (el tiempo es dinero, siempre se ha dicho). Ni la energía consumida en la fabricación de almacenamientos y propulsores para los vehículos eléctricos, mucho más complejos y tecnológicamente “avanzados” que los de combustión. Ni la energía desperdiciada en cumplir los plazos de recambio de componentes, mucho más frecuentes y caros que los de los propulsores de combustión. (Subvenciones aparte). La propulsión eléctrica en automoción es más antigua que la de combustión interna o la de explosión, supongo que sabrás la diferencia y su historia, si no te la estudias; si se abandonó será por algo.

    14 enero 2019 | 22:22

  11. Dice ser José

    Cuanto interés veo en este artículo. No se pasa del negro al blanco, hay grises. Se llama transición. Hoy por hoy una flota eléctrica hoy por hoy no es viable por muchos motivos. Red electrica preparada? Precio de repostaje en una electrolinera? Cambio de peajes para electrolineras? Obtención de la fuente primaria? Etc etc etc. UNA ENERGÍA SUBVENCIONADA NO ES EFICIENTE.

    15 enero 2019 | 10:11

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Normas para enviar su comentario e información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal

    Antes de enviar su comentario lea atentamente las normas para comentar en 20minutos.es. La opinión de los autores y de los usuarios que realizan comentarios no es responsabilidad de 20 Minutos Editora, SL. No está permitido realizar comentarios contrarios a la normativa española y europea ni injuriante. 20 Minutos Editora, SL se reserva el derecho a administrar y eliminar los comentarios que consideremos puedan atentar contra las normas, resultar injuriosos, resulten spam o sencillamente no estar relacionados con la temática a comentar.

    Le informamos que, de conformidad con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente en materia de protección de datos personales y de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, al enviarnos el presente formulario Ud. está dando expresamente su consentimiento a 20 MINUTOS EDITORA, SL para que trate los datos recogidos en este formulario con la finalidad de gestionar el servicio de recepción de su comentario, así como para enviarle comunicaciones electrónicas informativas o comerciales o dirigirle publicidad electrónica de productos y servicios propios o de terceros. No está permitido el registro de menores de 13 años.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies

    Para la finalidad anteriormente indicada 20 Minutos Editora, SL puede ceder estos datos a otras empresas de Grupo Henneo o a terceros proveedores de servicios para la gestión de comunicaciones electrónicas y otros servicios de gestión comercial o publicitaria, incluso aunque se hallen fuera del territorio de la Unión Europea en aquellos casos que legalmente garanticen un nivel adecuado de protección que exige la normativa europea.

    Los datos personales solicitados deben ser exactos para que puedan tratarse con las finalidades indicadas. En el caso de dichos datos dejen de ser exactos, necesarios o pertinentes para las finalidades para las que han sido autorizados (por ejemplo, en caso de comunicaciones electrónicas devueltas por error o cancelación de dirección electrónica), 20 Minutos Editora, SL procederá a su bloqueo, conservándose los datos únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales durante el plazo de 4 años, transcurridos los cuales 20 Minutos Editora, SL procederá a su supresión. Sus datos se conservarán por 20 Minutos Editora, SL mientras sean exactos y Ud. no retire el consentimiento que explícitamente emite con el envío de este formulario o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.

    En cualquier momento Ud. puede retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de sus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a 20 Minutos Editora, SL enviando un correo electrónico a dpo@20minutos.es o mediante comunicación escrita al domicilio en Pº Independencia, 29. 50001 Zaragoza, indicando en cualquiera de ambos casos la Ref. Datos personales y el derecho que ejercita así como adjuntando copia de su DNI o documento identificativo sustitutorio.