BLOGS
La energía como derecho La energía como derecho

Las claves de un tema que nos afecta a todos

¿Quién defiende lo público, también en energía?

Por Domingo Jiménez – Presidente de la Fundación Renovables

 

El “síndrome de Estocolmo” energético del Gobierno Rajoy

power-lines-1527716_1920

Hace unos días y dentro de una batalla que estamos afrontando desde ONGs y asociaciones de la sociedad civil para apoyar el plan de la Generalitat Valenciana de establecer un depósito por los envases de bebidas a la hora de adquirirlas (que era lo normal en España  -el casco de “La Casera”- hasta que llegaron los hipermercados), las empresas de envasado, distribución y venta, las grandes mayormente, firmaron un manifiesto que entregaron en mano al Presidente de la Generalitat para pedirle que retire dicho plan.

Lo llamativo de esta noticia es que este plan, una decisión política regional trascendental, inexorable para avanzar en el objetivo comunitario de residuos cero y de clara defensa del medio ambiente y los recursos naturales como bienes públicos, haya puesto en pie de guerra a los sectores económicos.

Y lo más llamativo es que una vez más estos sectores económicos se abrogan en su manifiesto la defensa de los intereses generales, de los consumidores e incluso del medio ambiente alegando que este sistema costaría más a la sociedad y no significaría una mejora ambiental sobre los sistemas existentes , los llamados SIGs de recogida voluntaria en contenedores, en este caso el amarillo, gestionado por ECOEMBES.

Los sectores económicos se erigen torticeramente en defensores de lo público y así intentan hacérnoslo creer la publicidad invasiva, abusiva y de publirreportajes de ECOEMBES que gasta en publicidad lo que debería gastar en mejorar su muy mejorable sistema de reciclado de envases de baja eficacia y eficiencia y que no permite en absoluto su reutilización.

Los sectores económicos pretenderían incluso desautorizar a quien debe, y en este caso lo hace, defender lo público como es el Gobierno y la Administracion valenciana, así como a las ONGs que le apoyan en su plan.

Una situación parecida se viviría en el caso del agua en el Levante español, del carbón en Asturias, Aragón y León, del automóvil a nivel estatal…

En el caso de la energía y en particular de la electricidad el asunto es aún más flagrante. Era normal hace unas décadas disponer de empresas de generación locales, a veces municipales y posteriormente, hasta hace unos años, de grandes empresas eléctricas públicas y emblemáticas, como ENDESA a tenor del carácter de la electricidad como servicio básico.

La privatización total del sector publico de generación y a precios de saldo ha conseguido que, junto con lo que esto significa de “secuestro de lo público” por parte de un oligopolio, se produzca lo que podríamos denominar como “síndrome de Estocolmo energético”.

En este caso el sector eléctrico no solo se ha apropiado en régimen de situación dominante de lo público, incluido los embalses y saltos hidroeléctricos, redes de distribución… en cauces y suelo público, sino que como en el caso anterior se abroga la defensa de los intereses públicos no estando lo público y los ciudadanos  totalmente en sus manos. Nada asusta más a un Gobierno, y a los ciudadanos que un apagón, con el cual llegan a amenazar cada vez que el Gobierno hace señales de desmandarse.

Y finalmente el secuestrado Gobierno y Administracion estatal, en un caso de libro de  “síndrome de Estocolmo” ha asumido los intereses del sector eléctrico como de interés general como bien mostraron las declaraciones en sede parlamentaria del en su día Ministro de Industria, el señor Soria, cuando sentenció que la regulación del autoconsumo se haría “sin afectar los intereses del sistema” y así lo hizo introduciendo el inmoral , inconstitucional, insensato… impuesto al sol, que paraliza algo tan inexorable como el autoconsumo que ahora reconocen hasta el propio PP y las eléctricas. Y su estela la ha seguido continuamente el Secretario de Estado para la Energía Señor Nadal que sigue afirmando, aún ahora en funciones, que no ha llegado el tiempo para las renovables, cuando ya representan en generación más inversiones anuales a nivel global que los combustibles fósiles, aunque cero en España el último ejercicio gracias a este desgraciado síndrome que padece este gobierno

Una vez diagnosticado el síndrome que padece el Gobierno esperemos que una nueva legislatura en la que se legisle desde un Congreso no sea secuestrable por las eléctricas al no haber mayorías absolutas, u oligopolios políticos, que es lo que les va. Que sea pronto por favor, ¡no tenemos tiempo que perder!

 

 

3 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser vicente

    Ecoembes se mal acostumbrado a obtener gratis la materia prima y como no hay rivales pues hace lo que le de la gana hasta que le corten el rollo, a partir de ahora hay que suministrar maquinas de reciclado y a cambio que de dinero por el material a reciclar, sean botellas o latas de aluminio o hierro galvanizado. y es más hay que hacerlo rápido por que cada botellón deja por ahí mucho dinero que la gente en vez de tirar reciclarán, y no hace falta tanta gente para servicio de limpieza mas que un par de obreros. Si por el gobierno fuera se quedaría paralizado porque una gran empresa le sabotea con publicidad engañosa incluso en la tele pareciendo ellos los bonitos cuando son unos millonarios que todo le importa un carajo.

    16 septiembre 2016 | 11:36

  2. Dice ser Sociólogo Astral

    ¿El PP? VENDIDOS A LAS ELÉCTRICAS. esto es la mierda que vota la gente en España.

    16 septiembre 2016 | 19:19

  3. Dice ser Romy

    Lo de establecer un depósito por los envases devueltos no veo que vaya a mejorar la tasa de reciclado. Ya que si unos envases llevan depósito y otro no se está haciendo que los que no llevan depósito no se vayan a reciclar. Espero que no se llegue a implantar porque no va a mejorar nada el reciclaje!

    19 septiembre 2016 | 11:23

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.