BLOGS
La energía como derecho La energía como derecho

Las claves de un tema que nos afecta a todos

Nos morimos principalmente de cambio climático

Hugo Moran – Ex diputado

Ganar tiempo al tiempo

Somos pasivos en la lucha climática porque hemos de combatir contra nosotros mismos, contra nuestra forma de vida, contra un patrón económico que se ha blindado frente a la amenaza de cualquier cambio, registrando a su nombre la patente del crecimiento como única receta válida para la creación de empleo y la generación de prosperidad.

El paradigma capitalista ha jugado históricamente con una ventaja que hasta la fecha ningún otro modelo ha sido capaz de cuestionar con éxito: las personas, intuitivamente, tendemos a equiparar mayor capacidad de consumo con mejor nivel de desarrollo, de tal manera que una tendencia creciente del primero conlleva una curva ascendente en el ranking del segundo.

Ahora bien, el indicador que determina con mayor precisión la escala de desarrollo social es el que establece los índices de calidad de vida y, dentro de éstos, la salud ocupa el lugar preeminente entre los vectores convencionalmente aceptados para establecer la distinción entre países desarrollados, en vías de desarrollo y subdesarrollados.

A cualquier gobierno, de cualquier país, se le presupone una trayectoria que habrá de aportar a los ciudadanos crecientes cotas de longevidad, acompañadas de mejores condiciones de salud. Y así había venido siendo hasta nuestros días: la mortalidad infantil decrece década a década, las epidemias son atacadas con logros cada vez más tempranos merced a los avances médicos, el ser humano va ganando tiempo al tiempo…

El éxito acompañaba al hombre incluso en su lucha contra las grandes catástrofes naturales. Así había sido hasta que el ser humano comenzó a superar la capacidad destructiva de la propia naturaleza; de tal suerte que hoy podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que la humanidad se ha convertido en el mayor riesgo para el Planeta.

En el crecimiento llevamos la penitencia. Sigilosa, pero inexorablemente, nuestro modus vivendi va convirtiéndose cada día más en la causa de nuestro propio deterioro. Nos morimos ya principalmente de cambio climático y éste se manifiesta tanto de la mano de la naturaleza, multiplicando su capacidad destructiva en forma de fenómenos extremos (sequías interminables, incendios abrasadores, agotamiento de recursos hídricos, episodios de lluvias torrenciales…), como degradando las condiciones naturales para la vida, de forma cada vez más evidente en las grandes aglomeraciones urbanas.

El Tribunal Internacional de La Haya, haciéndose eco de una iniciativa ciudadana, condenó al Gobierno holandés a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero un 25% para el año 2020 respecto a 1990. En Gran Bretaña los tribunales incorporan ya a su actividad ordinaria las denuncias relativas a la calidad del aire, casi como un nuevo tipo de criminalidad organizada. Y un nuevo movimiento social, que alcanza ya la implicación de 1.500 personas en un crowfunding, pone de nuevo en la picota al Ejecutivo holandés por atentar contra la salud de la gente al desatender sus obligaciones de velar por la calidad del aire.

Los gobernantes, de la mano de los parlamentos en su caso, se convierten por omisión en el mayor riesgo para los gobernados, al no controlar y regular la acción de los poderes económicos. Y mientras que hasta ahora los ciudadanos habían confiado su suerte a Kioto, a Copenhague, a París…, parece que el tiempo de encomendar a terceros la búsqueda de soluciones toca a su fin; básicamente porque a todos nos va la vida en ello.

 

 

4 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Jaime D.

    Es posible que antes de que se destruya la capa de ozono por completo acabemos asfixiados por insuficiencia de oxígeno en la atmósfera. Pero bueno, así funciona la lógica del capitalismo que busca anteponer los beneficios propios ante los del resto.
    Eso si es que la escasez de recursos no provoca revueltas, revoluciones y anarquismo en los distintos países hasta llegar al punto de empezar una tercera guerra mundial.
    Tanto Ucrania, como Grecia han sido claros ejemplos de lo que ha provocado el descontento de la población en estos países.

    08 Agosto 2016 | 13:33

  2. Dice ser King

    Joder ¿cómo puedes decir tanta chorrada progre-mediambiental-ecológica-sostenible por línea? ¿tenéis el manual de chorradas? es milagroso a la par que sonrojante.

    08 Agosto 2016 | 13:39

  3. Dice ser Serge

    El cancer de gaia es el hombre. Y desapareceremos. La muner tambien

    09 Agosto 2016 | 07:48

  4. Dice ser Daniel L.

    no nos morimos, nos matan.
    ese cambio climático es totalmente intencionado.
    nos fumigan a diario, nos ponen antenas de telefonía, usan antenas haarp y cualquier cosa que se les ocurra.
    para cuándo el ministerio contra el cambio climático?
    me imagino que los del lobby se estarán forrando desde hace tiempo con nuestros impuestos.
    luego un poquito de Leonardo DiCaprio y algún otro famosete contándonos su cuento pagado, un par de películas y nos creemos todo.

    09 Agosto 2016 | 08:37

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.