BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Archivo de la categoría ‘Eurocopa’

Quién fue… Milan Galić: el autor del primer gol en una Eurocopa

Galic, con el uniforme del Partizan (WIKIPEDIA).

Galic, con el uniforme del Partizan (WIKIPEDIA).

Para los artículos que cierran la semana me gusta traer a deportistas que hayan pasado a la historia por ser los primeros en conseguir algo. El de hoy es un ejemplo. Es Milan Galić.

El 8 de marzo de 1938 nació en Tremerin, Reino de Yugoslavia, hoy provincia serbia de Vojvodina, Milan Galić. Con 14 años entró en las categorías inferiores del Proleter Zrenjanin. Con 20 años se fue al Partizan de Belgrado, donde debutó como profesional en 1958.

Al año siguiente, en mayo de 1959, debutó con la selección de Yugoslavia. Fue ante Bulgaria, en casa, y los balcánicos ganaron 2-0. Galić marcó el primer gol del partido.

Sus capacidades goleadoras le llevaron, en 1960, a formar parte de la convocatoria de la selección yugoslava que participó en la primera fase final de una Eurocopa de la historia, en Francia.

En aquella época, la Eurocopa era muy diferente a la actual. En la primera edición sólo participaron cuatro equipos: Francia, Yugoslavia, Checoslovaquia y Unión Soviética. Curioso que tres de ellas ya no existan.

Por lo tanto, el partido inaugural fue la primera semifinal entre Francia y Yugoslavia, en un partido disputado en París. En el minuto 11 del encuentro, Milan Galić abrió el marcador y, de esta manera, marcaba el primer tanto de la historia de la Eurocopa. El segundo, por cierto, llegó un minuto después, y fue obra del francés Jean Vincent. El partido fue una locura, y acabó con victoria 4-5 para los yugoslavos. En la segunda semi, la URSS derrotó por 3-0 a Checoslovaquia, y en la final los soviéticos se impusieron 2-1 en la prórroga. El gol yugoslavo lo marcó Galić, que acabó en el once ideal del torneo.

Ese mismo año, Galić también volvió a concentrarse con la selección, pero en esta ocasión para disputar los Juegos Olímpicos, en Roma. Yugoslavia se llevó el oro y Galić, con siete goles -uno de ellos en la final-, fue el máximo goleador y la estrella absoluta.

Los éxitos se sucedieron con el Partizan, equipo con el que ganó cuatro ligas yugoslavas y en 1966, fue subcampeón de Europa (cayeron ante el Real Madrid). Tras esa final, Galić fichó por el Standard de Lieja belga, una vez los jugadores yugoslavos pudieron salir a jugar al extranjero. En este equipo pasó cuatro temporadas, ganando dos ligas y una copa. Luego, entre 1970 y 1973, jugó en el Stade de Reims francés, donde colgó las botas.

Tras retirarse, acabó sus estudios de Derecho y entró en la Federación Yugoslava como asesor jurídico. El 13 de septiembre de 2014, en Belgrado, Milan Galić fallecía. Tenía 76 años.

Os dejo con un vídeo homenaje a Galić, obra de la Federación Serbia:

Nos vemos el miércoles.

La selección española y sus camisetas a lo largo de la historia

Queda poco más de una semana para que empiece la Eurocopa de Francia y vamos a aprovechar hoy para recordar algunas de las camisetas que ha llevado la selección española a lo largo de su historia. Todo un repaso a la moda de La Roja.

Selección española en 1920 (WIKIPEDIA).

Selección española en 1920 (WIKIPEDIA).

La primera. España viste de rojo desde sus orígenes, que hay que encontrar en los Juegos Olímpicos de Amberes de 1920. En aquella ocasión, la selección iba ataviada con una camiseta roja con cordones, pantalón blanco y medias oscuras. El escudo era un león dorado. En este enlace podéis ver una réplica. Este león dorado fue el emblema de la selección hasta 1924.

Pre-guerra. Entre 1924 y 1933, el escudo pasó a ser el de la FEF, y el diseño era muy simple. Entra el pantalón azul. En 1924, España acude a los Juegos Olímpicos con una camiseta roja con una gran V amarilla. Sólo se usó un partido. Este uniforme se homenajeó en la temporada 2012/2013.

Guerra Civil y hasta 1947. El rojo desaparece. Durante la Guerra, la selección sólo jugó algunos partidos en la zona nacional, y lo hizo con camiseta blanca y pantalón azul. Llegó a llevar el yugo y las flechas de la Falange como emblema. Al acabar la Guerra y hasta 1947, la selección jugó de azul. Fue en esta época en la que se introdujo el propio escudo del país, esto es, con el águila.

España, en 1978 (RTVE).

España, en 1978 (RTVE).

34 años sin novedad. En 1947 se recupera el rojo. El uniforme de la selección no sufre cambios importantes hasta 1981, cuando se incorpora Adidas como proveedora. En estos años, se afianza la imagen clásica de la selección camiseta roja, pantalón azul y medias negras con la vuelta rojigualda. Esta es la época del Mundial de 1950, de la Eurocopa de 1962 o de la presencia en el Mundial de 1978. Estas camisetas están descatalogadas, pero réplicas de este modelo de la década de los 70 las podéis encontrar en la tienda de camisetas retro de fútbol Retrofootball.

El mítico Carlos Santillana (RTVE).

El mítico Carlos Santillana (RTVE).

Llega Adidas. En 1981 llega por primera vez el logo de una marca deportiva a la camiseta de la selección. Es Adidas. Con él, llegan las tres rayas de la firma alemana, en amarillo, en las mangas. Es el inolvidable modelo del Mundial de 1982 o de partidos históricos como el 12-1 a Malta en Sevilla. Además, se renueva el escudo. Se deja atrás el del águila imperial y pasamos al actual escudo nacional de España.

Butragueño, en 1986 (Archivo 20minutos).

Butragueño, en 1986 (Archivo 20minutos).

Le Coq Sportif. En 1983, la RFEF firma con la casa francesa de Le Coq Sportif, que vistió a España hasta 1991. De esta época son los modelos de la Eurocopa de 1984 (toda roja), la del inolvidable Mundial de 1986 (con dos finas líneas amarillas en las mangas y cuya réplica también está en Retrofootball) y la del Mundial de Italia 90, cuyos detalles amarillos se centraron en el cuello.

Guardiola y Hierro, con las camisetas de los períodos 1992-1993 y 1993-1995. No hagáis caso a la cita de los cromos. Las fotos son anteriores a ambas (PANINI).

Guardiola y Hierro, con las camisetas de los períodos 1992-1993 y 1993-1995. No hagáis caso a la cita de los cromos. Las fotos son anteriores a ambas (PANINI).

Vuelve Adidas. En 1991 regresa la firma bávara (y ya para no irse) con un modelo muy parecido al de 1981, aunque las tres rayas se ciñen a los hombros, no a la manga entera. En 1992, Adidas saca su línea Adidas Equipment, que revoluciona para siempre el mundo de las camisetas de fútbol. El logo de las tres hojas desaparece y nace el actual, tres barras crecientes y paralelas. La equipación de España está inspirada en el nuevo logo, con tres gruesas franjas amarillas en cada hombro. Es la camiseta que se usó en la fase de clasificación para el Mundial de Estados Unidos, la del gol de Hierro ante Dinamarca. En ese Mundial se usa una nueva equipación. La camiseta es roja y se incluyen unos motivos con rombos en azul y amarillo. Por primera vez, pantalón y medias son del mismo color azul, más oscuro del habitual. Han comenzado los períodos de dos años, coincidentes con los grandes eventos.

Eurocopa 96. Un uniforme muy sobrio, con un cuelo redondo abotonado y un tercio azul a la izquierda del uniforme, atravesado por tres tiras finas con los colores de España.

Mundial 98. Cuello de pico, adornos en las sobaqueras… Este uniforme trae malos recuerdos por el pésimo papel de la selección en aquella cita mundialista.

Eurocopa 2000. Vuelven las rayas amarillas a los hombros y con él los cuellos. Se mantiene la línea de años anteriores.

Mundial 2002. Regresa el cuello redondo, de color amarillo. También se usa este detalle en las mangas. Se combina con tres rayas en los hombros de color azul.

Eurocopa 2004. Un retorno a los orígenes. La camiseta es toda roja, con sólo las líneas amarillas en los hombros. No se irán hasta 12 años después.

Mundial 2006. El primer gran cambio es el tono de azul de medias y pantalón, que pasa a ser mucho más claro. El rojo también es más brillante. La parte central de la camiseta cuenta con finísimas rayas amarillas.

Eurocopa 2008. Empiezan los éxitos. La principal novedad es que los detalles de la camiseta pasan del amarillo al dorado. Además, pantalón y medias son de un azul más oscuro que en 2006. Por otro lado, nace el escudo propio de la selección. Es muy parecido al del país, pero ahora va enmarcado en una figura azul con la fecha de 1913, las siglas de la RFEF y un balón clásico.

Confederaciones 2009. Muy parecido al anterior, sólo que incluye una franja azul marino que va del cuello a la zona de la sobaquera derecha. Es un homenaje a los dos oceános que bañan Sudáfrica, el Atlántico y el Índico.

Mundial 2010. El azul del pantalón se aclara y las medias pasan a ser, por primera vez en la historia, de color rojo. Se añaden unos detalles azules en el cuello.

Período 2010-2011. En esta etapa sin torneos, España adopta un uniforme con más azul en la camiseta. Se concentra en los hombros, justo debajo de las franjas, y en la sobaquera.

Eurocopa 2012. Muy parecido al del Mundial de 2010. El azul del pantalón es levemente más oscuro.

Confederaciones 2013. Este uniforme homenajea al de los Juegos de 1924, con una gran V amarilla en el pecho.

Mundial 2014. Llega el discutido todo rojo. En mi opinión, el peor uniforme de España en su historia. El rojo es mucho más oscuro y el amarillo pasa a ser dorado.

Eurocopa 2016. Es un uniforme inspirado en el de los 70 y 80. Vuelven, 23 años después, el pantalón azul combinado con las medias negras. La camiseta es de un rojo más brillante y las tres rayas de Adidas pasan de los hombros a la parte interior. Además, el escudo se presenta monocromo: en amarillo, en este caso.

Espero que os haya gustado. Hasta mañana.

Trofeos, copas y medallas. La Copa Henri Delaunay: un trofeo muy nuestro

Iker Casillas y Xavi Hernández, sosteniendo el trofeo tras la última final de la Eurocopa, en Kiev (Archivo 20minutos).

Iker Casillas y Xavi Hernández, sosteniendo el trofeo tras la última final de la Eurocopa, en Kiev (Archivo 20minutos).

El año que viene tenemos un evento especial en verano: hay Eurocopa. Ya conocemos los nombres de todos los participantes. Hoy vamos a conocer más de cerca el trofeo.

Días antes del comienzo de la primera Eurocopa, Henri Delaunay, secretario general de la UEFA, falleció. En su honor se le dio al trofeo su nombre.

La copa original fue creada por la casa de orfebrería Chobillon de París y llegó a la UEFA a través de la joyería Arthus Bertrand de la capital. Era de plata. Medía 42 centímetros y pesaba seis kilos. Tenía una peana de mármol, donde en una placa se inscribían los nombres de los ganadores. Podéis ver una imagen de cómo era, si no lo recordáis, en esta imagen.

El trofeo fue renovado y sustituido. Se estrenó en 2008. Entre las principales novedades, es dos kilos más pesado y 18 centímetros más alto que el anterior. Desapareció la peana de mármol y ahora tiene un pie de plata. Los nombres de los ganadores están grabados en el propio trofeo.

Sólo se ha puesto en juego dos veces, obviamente. Y las dos, como bien sabéis, han sido levantadas por Iker Casillas en calidad de capitán de la selección española.

Habrá que ver si el próximo 10 de julio, en el estadio de Saint Denis, el trofeo sigue siendo nuestro.

Os dejo con un breve reportaje sobre la Copa:

Hasta mañana.

Qué fue de… Rainer Bonhof

Alemania tuvo varias épocas doradas. Quizá la mejor fue la que estuvo entre los 70 y principios de los 80. Ya sabéis: Beckenbauer, Müller, Breitner, Maier… y el protagonista de hoy (entre otros). Además, estuvo en nuestra Liga. Es Rainer Bonhof.

¿Quién era?: Un centrocampista alemán de los 70 y principios de los 80.

¿Por qué se le recuerda?: Por estar en la Alemania que ganó dos Eurocopas (1972 y 1980) y un Mundial (1974) y por jugar en el Valencia.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 1983 en el Hertha de Berlín. Ha sido entrenador y en la actualidad es el vicepresidente del Borussia Mönchengladbach.

¿Sabías qué…?: Nació en la ciudad de Emmerich en 1952. En aquel entonces, pertenecía a Holanda y ahora a Alemania. De hecho, está literalmente en la frontera de ambos países.

– Era el miembro más joven del equipo alemán en el Mundial del 74.

– Fue él quien asistió a Gerd Müller para que el Torpedo marcara el gol de la victoria en la final de esa Copa del Mundo.

– En la Eurocopa del 72 no llegó a jugar ni un minuto.

– El Valencia pagó por él 60 millones de pesetas en 1978, para que compartiera con Kempes el estatus de estrella del equipo.

– Con él, el equipo ché ganó una Copa del Rey, una Recopa y una Supercopa de Europa.

– Era un excelente lanzador de faltas.

– Ha entrenado al Borussia, a la selección escocesa sub 21 y fue asistente de Beckenbauer al frente de la Mannschaft.

– También trabajó para el Chelsea como ojeador en Austria y Alemania.

– Es toda una leyenda para el Borussia Mönchengladbach, ya que vivió la mejor época de la historia de este club, con compañeros como Berti Vogts, Uli Stielike o Allan Simonsen.

– Antes de que él y Stielike no se vinieron a España, Alemania no convocaba a jugadores en el extranjero. Dada la importancia de ambos, cambiaron esa norma.

Biografía, palmarés, estadísticas: Rainer Bonhof nació en Emmerich, Holanda, el 29 de marzo de 1952. Debutó como profesional en 1970 en el Borussia Mönchengladbach, equipo que dejó en el 78 para venirse al Valencia. Dos años después regresó a su país para jugar en el Colonia tres temporadas, para finalizar con una breve experiencia en el Hertha de Berlín. En su impresionante palmarés tiene cuatro Bundesligas, una DFB Pokal (Copa alemana), dos UEFAS, una Copa del Rey, una Recopa y una Supercopa de Europa. Con Alemania, con la que disputó 53 partidos y metió 9 goles, ganó un Mundial y dos Eurocopas. Casi nada.

Mañana, héroe olímpico. Sed buenos.

Qué fue de… Poborsky

La semana pasada repasamos el Mundial de Italia 90 y hoy vamos a recordar, al menos por hoy, la Eurocopa de 1996, mucho más reciente, y que dio un buen puñado de futbolistas para nuestro imaginario. Uno de ellos es el protagonista de hoy. Su equipo, o mejor dicho, su selección, fue la gran revelación de esa cita europea, como ya lo fuera justo 20 años antes, merced a Antonin Panenka y su legendario penalty. El caso es que esa competición le sirvió al protagonista de hoy para hacerse famoso y saltar a ligas más grandes, como la inglesa. Sí, algunos me diréis que puestos a elegir checos de la Euro 96 había alguno mejor, pero reconoced que éste se ajusta al frikismo que de vez en cuando asoma a esta vuestra bitácora. Os presento a Karel Poborsky.

¿Quién era?: Un futbolista checo de los 90 y esta década.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser una de las estrellas de la República Checa que fue subcampeona de Europa en Inglaterra 96 y por jugar en el Manchester United, si bien eclipsado por las estrellas del momento de los red devils.

¿Qué fue de él?: Se retiró en el Dynamo Ceske Budejovice de su país natal hace dos años. En la actualidad es el secretario técnico de la selección checa y es además el presidente del Dynamo Ceske Budejovice, su último equipo.

¿Sabías qué…?: Fue incluido en el equipo ideal de la Eurocopa del 96, junto a sus compatriotas Latal y Kuka.

– Es el jugador que más veces ha vestido la camiseta de su selección (118).

– En la Euro 96 sólo metió un gol, pero fue de los importantes. Se lo hizo a Portugal en cuartos de final (el resultado final fue 1-0). Además, fue elegido el mejor gol del torneo. Fue una vaselina sobre el meta luso Vitor Baia.

– Fue su primer tanto como internacional.

– Años después, cuando Poborsky era jugador del Benfica de Lisboa, le hizo un gol muy parecido otra vez a Baia, siendo éste portero del Oporto.

– Centrocampista lateral derecho, llegó al Manchester United avalado por su gran Eurocopa, pero en esos años, la banda derecha de Old Trafford empezaba a tener dueño: David Beckham, lo que provocó que Poborsky no llegara a triunfar del todo.

– En la Eurocopa del 96 volvió a marcar, si bien fue en una tanda de penalties, la de semifinales ante Francia, que ganaron los checos.

– Un gol de oro de Oliver Bierhoff privó a Poborsky y a sus compañeros de proclamarse campeones de Europa.

– Debutó como internacional en el primer partido que la República Checa jugó tras separarse de Eslovaquia.

– Ha jugado en los dos grandes equipos de su país, el Sparta y el Slavia de Praga.

– Jugó en la Lazio junto a su compatriota Pavel Nedved.

Biografía, palmarés, estadísticas: Karel Poborsky nació el 30 de marzo de 1972 en Trebon, Checoslovaquia. Debutó como profesional en 1991 en el Ceske Budejovice. En 1994 jugó en el Victoria Zizkov de su país y en 1995 dio el salto al Slavia de Praga. Al año siguiente, tras la Eurocopa, firmó por el Manchester United, pero un año y medio después se fue al Benfica lisboeta. En 2001 firmó por la Lazio y en 2002 regresó a su país, donde jugó en el Sparta de Praga y de nuevo en el Ceske Budejovice, donde llegó en 2005 y donde se retiró en 2007. En su palmarés tiene tres ligas checas y una Premier. Con la selección jugó 118 partidos y metió 8 goles.

Aquí os dejo el gol de Poborsky a Portugal en la Euro 96:

¿Sabes algo más de Poborsky? ¿Tienes alguna anécdota? Escríbeme en los comentarios.

Qué fue de… Andreas Köpke

Ya sabéis que tengo especial predilección por los porteros (no por nada, sino porque son todos unos personajes dignos de atención en su mayoría). También sabéis de mi admiración por algunos de las ideas básicas del fútbol alemán, es decir, tesón, físico inalterable, fuerza, efectividad, profesionalidad… Hoy se unen ambos conceptos en el protagonista de hoy: Andreas Köpke.

¿Quién era?: Un portero alemán de los 80 y los 90.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser el portero titular de la selección alemana que consiguió la Eurocopa de 1996, convirtiéndose en el mejor meta del torneo y en uno de los más prestigiosos a nivel europeo.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2001 en el Nuremberg de su país. En la actualidad, y como jugadores de su época como Sammer o Bierhoff, trabaja para la Federación Alemana de Fútbol. En concreto es el entrenador de porteros de la selección absoluta o como dicen en mi pueblo, la Mannschaft.

¿Sabías qué…?: Köpke fue durante años el eterno suplente de Bodo Illgner en la selección alemana. Su explosión como meta llegó, como os decía, en la Euro 96, cuando ya contaba con 34 años.

– Quizá esa tardanza a la hora de despuntar fue la que le mantuvo en Alemania hasta esa misma edad. Tras la Eurocopa fichó por el Olympique de Marsella.

– Köpke es conocido en España porque precisamente durante y justo después de la Euro 96, se le vinculó al Barcelona. Bueno, más que eso, ya que llegó incluso a viajar a la ciudad condal, pasar un reconocimiento médico y buscar un colegio alemán para sus hijos, tal y como recuerda el blog Renaldinhos y Pavones. Pero un precontrato que tenía firmado con el Stuttgart (que luego resultó papel mojado le evitó venir a España). El Barcelona acabó fichando a Vitor Baia.

– No sé si tendría alguna relación, pero durante la Eurocopa del 96, Köpke vistió una camiseta azul celeste, tal y como llevó el legendario Sepp Maier en el Mundial del 74.

– A pesar de no ser titular con Alemania hasta su última época, Köpke no se perdió ninguna competición grande (Eurocopas y Mundiales) entre 1990 y 1998. En Italia 90 era el tercer portero, tras Illgner y el bávaro Raimond Aumann (que me gustaba mucho a mí de pequeño).

– En las semifinales de la Euro 96, paró el penalty decisivo de la tanda al inglés Gareth Southgate (momento que recoge la foto de arriba).

– Su último partido con la selección fue un humillante 3-0 que encajaron los teutones ante Croacia en el Mundial del 98.

– En Alemania se le conoce como Andy.

– Fue el gran Oliver Kahn quien le sustituyó en la meta alemana.

Biografía, palmarés, estadísticas: Andreas Köpke nació el 12 de marzo de 1962 en Kiel, Alemania. Debutó como profesional en 1979 en las filas del Holstein Kiel. En 1983 se fue al Charlottenburg y un año después firmaba por el Hertha de Berlín. Dos temporadas después llegó al Nuremberg, de donde no se movió hasta 1994, cuando fue fichado por el Eintracht de Frankfurt. En 1996 vivió una aventura en Marsella que duró hasta 1998, cuando regresó al Nuremberg y se retiró en 2001. Con la selección jugó 59 partidos y ganó un Mundial (1990) y la ya requetecitada Eurocopa del 96.

Aquí os dejo un amplio resumen del Alemania-Inglaterra de la Euro 96:

¿Sabes algo más de Köpke? ¿Tienes alguna anécdota? Escríbeme en los comentarios.

CAMPEOOONEEEEEES, CAMPEOOOONEEEEEEEES…

No tengo palabras para describir esto. ¡¡¡Qué grande!!!

Vosotros, si las tenéis, podéis compartirlas en los comentarios.

Besos a todos. Y podéis decirlo bien alto: España es campeona de Europa. SOMOS los campeones de Europa.

Qué fue de… Effenberg

Desde que España pasara a la final… bueno, mejor dicho, desde que Alemania pasara a la final de la Eurocopa (estaba seguro de que nosotros pasaríamos), vengo pensando posibles nombres de jugadores alemanes que puedan asomar al blog. He pensado en grandes estrellas de la Mannschaft, en cracks teutones que hubieran marcado una época. Los hay buenos, como Brehme, Klinsmann o Matthaus. Pero al final me he decidido por uno que creo que encarna perfectamente lo que pensamos estos días todos los fans españoles del fútbol alemán. Se trata de un buen jugador, pero a la vez de un tipo duro, pendenciero, antipático si me apuras, desafiante, polémico… Un jugador que muchos aficionados españoles recordarán y que encima ya ha hablado hace poco de España, y no tirándole flores precisamente. Sí, es el señor este de la foto con cara de loco. Es Stefan Effenberg.

¿Quién era?: Un centrocampista alemán de los 90 y principios de este siglo.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser el capitán del Bayern de Munich durante algunos años en los que equipos españoles lo sufrieron y por ser uno de los jugadores alemanes más polémicos de los últimos tiempos.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2004 en el Al Arabi de Qatar. Ahora comenta los partidos de la Champions League para la cadena alemana Premiere.

¿Sabías qué…?: Forma parte del mejor 11 titular de la historia del Bayern de Munich, elegido por los aficionados del equipo bávaro. Comparte este honor con leyendas como Beckenbauer, Rummenigge o el Torpedo Müller.

– Conocido por los aficionados como Effe o El Tigre.

– Effenberg llenó cientos de titulares en Alemania después de saberse que tenía un lío con la atractiva esposa de su compañero del Bayern, Thomas Strunz, llamada Claudia. Effenberg, que también estaba casado, se divorció de su mujer. Claudia Strunz y el Tigre se casaron en 2005.

– Effenberg estuvo muy cerquita de fichar por el Atlético de Madrid en 2002, gracias a la gran amistad que une al alemán con la familia Gil (de hecho, Effenberg y su familia pasaron unos días en la famosa finca de Valdeolivas). El problema, fue, como siempre, el dinero.

– El posible fichaje de Effenberg por el Glorioso Invencible tuvo algunas consecuencias desastrosas para el Atlético. El legendario Paulo Futre era director deportivo del club, pero los Gil comenzaron a negociar el fichaje del teutón a espaldas de Futre. Cuando el portugués se enteró por la prensa, decidió dejar el cargo, por sentirse ninguneado por la familia.

– Su paso por la selección también estuvo marcado por la polémica. En el Mundial de Estados Unidos, al Tigre Effenberg no se le ocurrió otra cosa mejor que sacarle el dedo anular a la afición alemana que le silbaba por su bajo rendimiento. Esto le costó la expulsión del equipo y se pasó cuatro años sin jugar en la Mannschaft.

– Por si fuera poco polémico, Effenberg publicó en 2003 sus memorias, en las que pone a caer de un burro a algunos de sus compañeros. Del mítico Matthäus, por ejemplo, dice que es un “cagón”.

– En esta Eurocopa, preguntado por el Italia-España de cuartos, este gran vidente dijo: “No tengo duda que los italianos ganarán al equipo español”. Y preguntado por la dupla Torres-Villa, afirmó que “Hay jugadores mucho mejores como Ruud Van Nistelrooy”.

Biografía, palmarés, estadísticas: Stefan Effenberg nació el 2 de agosto de 1968 en Hamburgo, Alemania. Comenzó a jugar en el Victoria de su ciudad natal como juvenil. Su paso a la profesionalidad lo dio con el Borussia Mönchengladbach, donde pasó tres años. Tras ello, fichó en 1990 por el Bayern de Munich. Dos años después se fue a Italia para convertirse en uno de los ídolos de la Fiorentina. En 1994 volvió a Mönchengladbach y cuatro años después, realizó de nuevo el camino hacia el todopoderoso Bayern. En 2002 se marchó al Wolfsburgo y acabó su carrera en 2004 en el Al Arabi qatarí. En su haber cuenta con tres Bundesligas y dos Copas alemanas, más dos Copas de la Liga. En 2001 ganó la Liga de Campeones (con al Bayern y ante el Valencia), la Supercopa de Europa y la Intercontinental. Con la selección alemana jugó 35 partidos y metió 5 goles.

Os dejo un vídeo del gol de Effenberg (de penalty) en la final de la Liga de Campeones de 2001 que le ganó el Bayern al Valencia:

Otros futbolistas alemanes:

Oliver Bierhoff.

Gerd Müller.

Karl-Heinz Rummenigge.

Bodo Illgner.

¿Sabes algo más de Effenberg? ¿Qué resultado pronosticas para la final? Yo digo que… ganamos 3-1. Y el Niño marca fijo.

Qué fue de… Mostovoi

De nuevo nos la jugamos contra Rusia. Por eso, os traigo a un futbolista de aquel país que muchos habéis solicitado ya. No en vano fue uno de los más talentosos jugadores de nuestra liga, y todo un ídolo de masas para la afición del Celta de Vigo. También fue el líder de su selección, a la que espero que podamos vencer de nuevo (y eso que los rusos me caen bien) para poder llegar a la final de la Eurocopa. Con todos vosotros, el zar de Balaídos, Alexander Mostovoi.

¿Quién era?: Un futbolista ruso de los 90.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser el mejor jugador del Celta de Vigo en su época (y sin duda, uno de los mejores del equipo gallego en su historia).

¿Qué fue de él?: Retirado de la competición en 2005, en las filas del Alavés, Mostovoi vive ahora a caballo entre Marbella, Moscú y Vigo. Participa en campus de fútbol enseñando su saber a los más jóvenes. Más recientemente, con motivo de la final de la Liga de Campeones, que tuvo lugar en su ciudad natal, disputó un partido de veteranos con la selección de su país.

¿Sabías qué…?: Su último partido con la selección rusa fue, casualmente, en la última Eurocopa y contra España. Ganamos 1-0 y Mostovoi criticó tras el partido los métodos del seleccionador, Yartsev. Éste le expulsó de la concentración. Aún así, ya había avisado de que dejaba la selección tras el campeonato.

– No sólo era un futbolista muy talentoso, sino que además destacaba por su fuerte carácter dentro del terreno de juego, lo que le valió más de una expulsión. A pesar de ello, dijo: “De cada diez tarjetas que me sacan, nueve son injustas”.

– En 1992 jugó en el Benfica portugués. Gracias a su matrimonio con una lusa, obtuvo el pasaporte del país vecino.

– Jugó también con la Unión Soviética y con el equipo de la Comunidad de Estados Independientes (CEI).

– Compartió equipo dos veces con otro ruso ilustre, el mediático Valery Karpin. Coincidieron en el Spartak de Moscú y en el Celta.

– Buscando vídeos, he encontrado uno curiosísimo: Son Karpin y Mostovoi, en las filas del Spartak, montando una tangana en Balaídos contra jugadores del Celta, en pleno torneo Ciudad de Vigo de 1990 (quién les diría que años más tarde jugarían en el equipo celeste). El vídeo de la tangana es éste (Jorge Otero comenta la anécdota).

– El primer equipo español que se interesó en contratarle, cuando aún jugaba en Francia, fue el Burgos.

Biografía, palmarés, estadísticas: Alexander Vladimirovich Mostovoi nació el 22 de agosto de 1968 en Moscú. Debutó com profesional en 1987 en el Spartak, donde permaneció hasta que en 1992, fichó por el Benfica de Lisboa. Tras un año en la tierra de los fados, fichó en 1993 por el Caen francés. Luego pasó dos años en el Estrasburgo y por fin en 1996 firmó por el Celta de Vigo. Tras ocho gloriosos años en Balaídos, acabó en 2005 su carrera en el Alavés. Consiguió dos ligas soviéticas, una liga portuguesa y una copa del país vecino. En España lideró al mejor Celta de la historia, consiguiendo entrar en Liga de Campeones. A nivel de selección, jugó 15 partidos con la URSS (metió tres goles), 2 con el equipo de la CEI y 50 con Rusia, con 10 goles convertidos.

El vídeo de hoy es una recopilación de grandes jugadas de Mostovoi, con el himno soviético de fondo (la música es la misma que la del ruso, pero la letra es la antigua). Ojito al gol del minuto 0:34, cuando Mostovoi jugaba aún en el Spartak:

¿Sabes algo más de Mostovoi? ¿Tienes alguna anécdota? ¿Qué resultado pronosticas para hoy? Yo digo que ganamos 2-0. Escríbeme en los comentarios.

Qué fue de… nuestra mala suerte

Se acabó la maldición de cuartos. Muchos españoles no teníamos conciencia de qué era eso de pasar de cuartos (la última vez me pilló a mí muy pequeñito). Los recuerdos de Míchel agachado en una barrera en Italia 90, de Julio Salinas fallando un gol cantado y de Luis Enrique ensangrentado clamando ante Sándor Puhl en el 94, de David Seaman parando penalties en Wembley en la Euro del 96, de Zubi comiéndose goles de Nigeria en Francia 98, de Raúl lanzando a las nubes un penalty ante Francia en la Eurocopa del 2000, de Joaquín fallando su pena máxima ante Corea en el Mundial del 2002, de la impotencia de un equipazo cayendo ante Portugal en el Europeo de 2004 y de Zizou y sus amigos mandándonos a casa en el último Campeonato del Mundo… sólo serán eso, recuerdos, malos recuerdos.

A partir de ahora podré decir que he visto a España pasar de cuartos. Y ahora, como decía Buzz Lightyear, hasta el infinito y más allá.

Ahora, desahógate y deja un mensajito contando qué sentiste cuando Cesc Fabregas marcó su penalty…