Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Entradas etiquetadas como ‘adidas’

Camisetas de fútbol 2018/2019: Real Madrid, Barcelona, Atlético y otras equipaciones

Hola a todos. Como cada año, llega el análisis de las equipaciones que los equipos españoles y europeos lucirán a lo largo de la temporada. Empiezo con las que se sabe y luego iré añadiendo las que se vayan anunciando posteriormente.

Uniforme del FC Barcelona (FCBarcelona).

FC Barcelona. La equipación del Barcelona para este año me parece bastante original. En primer lugar, recupera el pantalón y las medias azul marino, que recuerdan un poco a la primera equipación Nike de la historia del club culé. Luego, unas mangas azules con entidad propia y una cuerpo central que apuesta por las rayas múltiples. Me parece, en general, un uniforme acertado (el Barça suele innovar mucho), si bien sospecho que de lejos las franjas no se van a apreciar bien.

Segunda equipación del Barça (FCB).

La segunda equipación es de color fluorescente, una tonalidad a la que el Barcelona ha recurrido en otras ocasiones. Admito que personalmente, no me gustan nada esos colores, a menos que se pretendan usar como chaleco reflectante.

Kit del Atleti para la temporada 2018/2019 (Atlético de Madrid).

Atlético de Madrid. Ya dije el año pasado que el Atleti iba a lucir la peor equipación de su historia. Visto así, Nike lo tenía fácil para acertar. A ver, el uniforme no es ninguna maravilla, porque no hay cosa que irrite más a un hincha atlético que le trastoquen las franjas colchoneras, pero esa asimetría, que queda disimulada por la publicidad, no queda tan mal desde lejos. El tono de azul del pantalón me gusta bastante. La segunda equipación no es oficial. Nike sigue teniendo mucho margen de mejora con el Atleti.

Camisetas del Real Madrid (ADIDAS).

Real Madrid. El campeón de Europa presenta para esta temporada una de las camisetas más sobrias de los últimos años. La principal novedad es que el color secundario elegido es el negro. Las tres líneas de Adidas sólo son visibles en los hombros, no en las manga. El cuello es redondo y abotonado. En el caso de la segunda equipación, el club madridista elige por el negro. No es mi color favorito para el fútbol, pero no está mal, habida cuenta de horrores pretéritos como aquella camiseta negra con un dragón de la 2014/2015.

Ferran Torres (i), José Luis Gayá (c) y Carlos Soler (d), durante la presentación de la nueva equipación del Valencia (EFE).

Valencia. El Valencia cumple la próxima primavera 100 años y lo celebra con una nueva equipación que, a mi juicio, es bastante buena. Adidas y el club ché han querido ser fieles al primer uniforme histórico del Valencia, con camiseta y pantalón blancos y medias negras. Las franjas de Adidas son blancas, lo cual da un tono de limpieza bastante profundo. Los detalles son en dorado, incluido el escudo, algo que a mí no me termina de convencer. Como curiosidad, os diré que los hinchas se pueden comprar un modelo que lleva el patrocinador en dorado. Según el club, en partidos oficiales está prohibida esa tonalidad, así que en juego la publi será negra.

Segunda equipación del Valencia (ADIDAS).

Del equipo de Marcelino tenemos también la segunda equipación. Es bastante espectacular, con tonos azul eléctrico y detalles en naranja. Además, han tenido la deferencia de mantener los colores originales del escudo (cosa que, por ejemplo, no se ha respetado en la segunda del Madrid). La equipación es bastante chula en general, aunque me temo que desde lejos y en los partidos nocturnos no se apreciarán bien los matices del azul.

Unoformes del Betis para la temporada 2018/2019 (Real Betis).

Betis. Tras varios años de separación, el Real Betis Balompié y la firma italiana Kappa vuelven a unir sus destinos. El sentimiento es agridulce. La camiseta está bastante bien, porque en general me gustan las soluciones de muchas rayas finas que las de pocas franjas gruesas. Por poner un pero, que la franja central sea blanca (es una manía personal). La parte agridulce del uniforme bético es que al parecer, el club sevillano va a llevar pantalón y medias verdes. A mí no me gusta. El pantalón, o blanco, o negro. Así parece el Ferencváros. Pero bueno… La segunda equipación, negra con una franja doble verde y blanca no me dice nada, la verdad.

Las tres equipaciones del Sevilla (SFC).

Sevilla. Este año, el equipo hispalense ha cambiado de marca. Deja New Balance y se va con Nike. En mi opinión, las tres equipaciones del equipo ‘palangana’ me decepcionan bastante. El template parece el del año pasado, y en general, no se ve ningún detalle muy original. Los diseños son correctos, sin más. La tercera equipación es negra, y yo quizá habría innovado algo más en ella.

Camiseta del Celta para la 2018/2019 (RC Celta).

Celta. El equipo gallego presenta una equipación que sigue exactamente el mismo esquema que la del Real Madrid (cuello, rayas en los hombros…) y en este caso, combina dos tipos de azul celeste. El resultado es bastante limpio y sobrio, la verdad.

Uniformes del Athletic Club para la temporada 2018/2019 (Athletic).

Athletic Club. Personalmente, estoy un poco decepcionado por las equipaciones que New Balance ha presentado para el Athletic. Las franjas tan gruesas de la primera equipación al final dejan un efecto chaleco que no me termina de convencer. En la parte positiva, el regreso de las medias negras. En cuanto a la segunda equipación, combina dos paneles de distinto tono de azul. Correcta, sin más. Se podía haber arriesgado más.

Resto de Europa:

De Bruyne, con la equipación del City (Manchester City FC).

Manchester City. El uniforme del City de este año tiene una cosa que me gusta muy poco, que es esas mangas en tono distinto y con las absurdas rayas que ha impuesto Nike a todos sus equipos, y una cosa que me gusta muchísimo: pantalón blanco y medias oscuras, como en los 80. El cuello me gusta regular.

Camisetas del Arsenal para la próxima temporada (PUMA).

Arsenal. Muy decepcionantes las dos equipaciones que presenta Puma para el Arsenal. La primera equipación tiene unas rayas finísimas en las mangas que, de lejos, parecen dos absurdos brazaletes rosas. ADemás, otro año más se renuncia a las medias rojas. La segunda equipación comete un error muy común. Combina dos colores, pero son tan oscuros que de lejos no se van a apreciar. El uniforme visitante del Arsenal debería ser siempre amarillo.

Camiseta del Chelsea (NIKE).

Chelsea. El equipo londinense ya estrenó al final de la pasada temporada su equipación para este año. Me gusta la idea de incorporar el rojo en la camiseta, una tonalidad terciaria del Chelsea que antaño se usaba más. Lo que no me convence es la forma de hacerlo. De lejos no se nota mucho.

Camisetas del Liverpool (LFC).

Liverpool. La camiseta titular del subcampeón de Europa, confeccionada por New Balance, es bastante sencilla, con líneas blancas en la zona del cuello. Es inferior a la de la pasada temporada. La visitante es en tonos morados, aunque no entiendo mucho que se apueste por un color tan cercano al rojo.

Camiseta del Bayern (ADIDAS).

Bayern. Siguiendo la línea de la selección alemana en el Mundial de Rusia, Adidas apuesta por la inspiración en modelos antiguos para el Bayern. Es una camiseta bastante chula, con dibujos geométricos de fondo. Además, la gran novedad es que el pantalón es negro.

Camiseta de la Juventus (ADIDAS).

Juventus. La Vecchia Signora alterna un año con franjas finas y otro con franjas gruesas. Este año toca gruesas, así que diré que me gusta poco. Primero, porque no soy muy fan de que la franja central sea la de color claro, y segundo, porque parece una camisa con chaleco.

Camiseta de la Roma (ASR).

Roma. Dentro de los horrores que ha presentado para este año Nike, quiero destacar la camiseta de la Roma porque tiene una de esas cosas que da un valor añadido a un uniforme. En el cuerpo entral de la camiseta hay unos motivos que quieren homenajear a las cotas de mallas de los gladiadores romanos. Aplauso lento.

Camiseta del AC Milan para la temporada 2018/2019 (PUMA).

AC Milan. Tras 20 años con Adidas, uno de los grandes clubes históricos de Europa, el AC Milan, se va a la otra gran firma alemana, Puma. El equipo lombardo tiene una cosa buena: es muy difícil fallar, porque la combinación de rojo y negro casi siempre queda bien. Para ser la primera camiseta de Puma con el Milan, no obstante, me deja un poco frío. La camiseta en sí no está mal, pero tampoco es espectacular. Lo mejor es el cuello, en mi opinión, y un punto en contra es que la franja central no sea negra.

Camiseta del Paris Saint-Germain (NIKE).

PSG. Hace mucho tiempo que el Paris Saint-Germain no tiene una camiseta chula y este año no es la excepción. Esas ondas que Nike ha puesto por doquier en sus equipaciones las ha colocado en la franja central en el caso del campeón francés. No me convence nada.

Lo dicho, conforme se conozcan más equipaciones iré actualizando este artículo.

Hasta mañana.

Las camisetas del Mundial de Rusia 2018: de la selección española a la brasileña, la alemana, la argentina…

Hola a todos. En este artículo voy a hacer un breve repaso a las equipaciones que lucirán las selecciones en el Mundial de Rusia 2018, a ver qué os parece. De cada selección os presento sus dos equipaciones y les pongo nota. A ver si coincidimos:

GRUPO A

Primera y segunda equipación de Rusia (ADIDAS).

Rusia. La mayoría de las selecciones de Adidas presentan uniformes inspirados en modelos pretéritos. Es el caso de Rusia, curiosamente presenta en su cita un primer uniforme muy ‘soviético’, inspirado claramente en las camisetas de la URSS en los 80 y principios de los 90. En el caso de la segunda equipación, se han permitido alguna innovación, pero destaca que, en principio, se presenta con pantalón azul y medias rojas, es decir, el primer esquema que usó la selección rusa tras la desintegración de la Unión Soviética. Mi nota: 8/10.

Camisetas de Egipto (ADIDAS).

Egipto. Si en el caso de Rusia Adidas ha hecho un buen trabajo, con la Egipto de Salah no se han calentado en absoluto la cabeza. Diseños planos y muy sencillos que, en un país con la potente iconografía de Egipto, se me quedan muy cortos. Es más, el template de la primera equipación es el de la temporada que acaba. Aún así, son correctos y limpios y hay que destacar que no son monocromos, así que eso sube un puntito. Mi nota: 5,5/10.

Camisetas de Arabia Saudí (NIKE).

Arabia Saudí. Si Adidas, en términos generales, ha hecho un trabajo notable, al menos en cuanto a investigación e innovación, podemos decir todo lo contrario de Nike. Diseños por lo general (hay alguna excepción, como veremos más adelante) muy planos y producidos en serie. En el caso de Arabia Saudí, caen en lo monocromo (¿por qué blanco entero, si siempre han ido con camiseta blanca y pantalón verde?). Puestos a evaluar, mejor la segunda equipación que la primera, pero bastante olvidable en general. Mi nota: 3,5/10.

Camisetas de Uruguay (PUMA).

Uruguay. La relación entre Puma y Uruguay es muy longeva, con resultados excelentes en algunas ocasiones. En este Mundial, la firma alemana presenta unos diseños no tan extraordinarios como en otras veces, pero ese sol de la primera equipación y romper con la monocromía en la segunda (el pantalón es celeste) bien merecen más que un suficiente. Mi nota: 6,5/10.

GRUPO B

Morata (perdón por la crueldad, pero fue el que hizo de modelo) y Koke, con las camisetas de España (ADIDAS).

España. Me llevé cierta decepción con el hecho de que Adidas eligiera el modelo del Mundial de 1994 para inspirarse en el kit que España lleva a Rusia. Creo que los había mejores o más vistosos. Además, no está muy bien conseguida, en mi opinión (más allá del ridículo debate de los colores de la bandera republicana). Se salva porque se mantienen las medias negras y el pantalón azul, tras las absolutamente lamentables equipaciones de Brasil 2014. La segunda equipación es una de esas camisetas que de cerca parece de un color, y de lejos de otro. Adidas la llama ‘azul halo’, pero uno no sabe si es gris, o si es blanco. Floja, en mi opinión. A años luz de la azul marino de 2010 o de la amarilla de 2008. Mi nota: 5/10 (el aprobado es gracias a las medias negras de la primera).

Cristiano y André Gomes, con las equipaciones lusas para Rusia 2018 (NIKE).

Portugal. El kit que Nike ha diseñado para Portugal ejemplifica perfectamente todo lo malo de la firma de Oregón este año: no rompe con la monocromía (¿dónde está esa Portugal de camiseta encarnada y pantalón verde?) y la primera equipación lusa presenta esas mangas con leves rayitas que vamos a ver la próxima temporada en el 99% de los equipos Nike del mundo. Lo mejor de las equipaciones portuguesas son las minicruces verdes de la segunda equipación. Pero no da para aprobar. Mi nota: 3,5/10.

Uniformes de Marruecos (ADIDAS).

Marruecos. Adidas presenta dos caras en el caso de Marruecos. Si atendemos a la segunda equipación, de nuevo vemos que este año la firma alemana sí ha hecho cosas diferentes, no ha repetido el template una y otra vez y han dado una vuelta a los diseños. En la segunda camiseta vemos un concepto que recuerda al uniforme de Inglaterra en el Mundial 82. Por desgracia, parece que el pantalón será también blanco. El problema es que la primera es bastante sosa, pero el pantalón verde me alegra la vista. Para mi sorpresa, la hinchada marroquí se ha quejado precisamente de la segunda. Aprobado. Mi nota: 5,5/10

Uniformes de Irán (ADIDAS / EFE).

Irán. Tras varios años con Uhlsport, la selección persa se pasa a una de las dos gigantes del sector, Adidas. Tengo la impresión de que a la selección asiática le pasa lo mismo que a Egipto. No ha habido ningún diseño complicado para los uniformes iraníes. Bueno, ni complicado ni sencillo. Estamos ante uno de los conjuntos más aburridos del Mundial. Encima monocromos. Suspenso. Mi nota: 3,5/10.

GRUPO C

Camisetas de Francia (NIKE).

Francia. La selección gala ha tenido preciosas equipaciones a lo largo de su historia, tanto en su época de Adidas como en la de Nike. Por desgracia, la de este año no es de esas. Vemos de nuevo las absurdas rayas en las mangas que llevarán cientos de selecciones y equipos (¿es el encefalograma de los jefes de diseño de Nike?). Que se mantengan el pantalón blanco y las medias rojas (no es mucho pedir para una de las selecciones tricolor por antonomasia) es un punto positivo. En la segunda equipación, no me disgustan esas minirayitas que salpican la camiseta blanca. El pantalón azul también es una buena noticia. Por los pelos. Mi nota: 5/10.

Las camisetas danesas (HUMMEL).

Dinamarca. La marca danesa Hummel es una de las favoritas de los expertos en equipaciones. Su trabajo en 1986 para la selección danesa está entre los mejores de la historia de las camisetas de fútbol. Este año han ido por lo seguro. Saben que sus ángulos en las mangas siempre funcionan. Han recuperado, además, su viejo logo, el de la avispa. Variando además un pelín el tono de rojo en las mangas, creo que logran un uniforme bastante decente. Además, aportan una originalidad: en ambas equipaciones hay una especie de aspa en segundo plano. Es un homenaje al uniforme de la Guardia Real danesa. Mi nota: 7/10.

Las camisetas de Australia para Rusia (NIKE).

Australia. ¿Rayitas en las mangas? ¿Dónde he visto yo eso? ¡Ah, sí, en todas las camisetas Nike de este año! Rompamos una lanza a favor de las de Australia: no son los encefalogramas de otros modelos y tienen un punto étnico que me gusta. Lo malo, que el uniforme es monocromo. En la segunda equipación han metido un tono fluorescente, que debería ser erradicado para siempre del diseño futbolístico, pero el tono del verde es bastante elegante y el diseño es original. Para lo que lleva Nike a Rusia, está bastante bien. Mi nota: 6/10.

Camisetas de Perú (UMBRO).

Perú. Que Umbro exista es una bendición. Perú tiene poco margen de maniobra, porque su uniforme es de los más inamovibles del fútbol mundial, pero es en los detalles donde una equipación triunfa. Teniendo en cuenta que no es la mejor camiseta que la firma del diamante ha hecho para la selección andina, los motivos dorados en las mangas dan un toque elegante sin estridencias, muy de la marca de Manchester. Mi nota: 6,5/10.

GRUPO D

Messi, con las camisetas de su selección (ADIDAS).

Argentina. Los uniformes Adidas de Argentina para Rusia 2018 eran de los más esperados. En mi opinión, cumplen con las expectativas. Inspirada en el modelo de 1993, la camiseta local tiene como novedades más llamativas un leve degradado en las franjas celestes y las tres rayas de Adidas en negro. Además, recupera el pantalón negro y las medias blancas de toda la vida. Sin ser un escándalo, está bien. El uniforme visitante, que vistió la selección argentina ante España en el célebre 6-1 del pasado mes de marzo en el Metropolitano, es negro. Admito que es una manía personal mi rechazo a las equipaciones de este color, pero reconozco que el efecto con las franjas albicelestes no es feo. Aunque se presenta con pantalón blanco, en el amistoso de Madrid Argentina los llevó en negro, lo cual me da una pista de que de nuevo, la FIFA y los árbitros se empeñarán en presentarnos un fútbol de monocromos contra monocromos. Mi nota: 6,5/10.

Modric y Mandzukic lucen las camisetas de Croacia (NIKE).

Croacia. Pues pese a que le estoy atizando sin piedad, se da la paradoja de que una de las camisetas más chulas de este Mundial la ha diseñado Nike. Es la de Croacia, la excepción a la mediocridad reinante en la marca del swoosh este año. Croacia tiene poquísimo margen de maniobra. Sus cuadros (el sahovnica) son los que son. Pero esta vez, creo que Nike ha acertado de pleno con el tamaño y la disposición. Por poner un pero, el dichoso dibujo de encelograma de las mangas y que fijarse en los bordes de los cuadros rojos hacen pensar a uno si no está borracho. En cuanto a la segunda equipación, es para mí sin lugar a dudas una de las mejores de todo el Mundial. Sin usar cuadros rojos y blancos, es inmediatamente identificable como una camiseta de Croacia. En realidad, es el mismo diseño que la primera, pero en azul y negro. Por poner un pero, que es demasiado oscura y quizá en televisión no se aprecie bien el dibujo. Mi nota: 8,5/10.

Camisetas de Islandia para Rusia 2018 (ERREÀ).

Islandia. Quién le iba a decir a Erreà, una pequeña empresa de ropa deportiva de Parma, Italia, que firmar con Islandia iba a ser tan productivo. Las hazañas de los islandeses en la última Eurocopa han convertido en este debutante mundialista en uno de los favoritos (sentimentalmente hablando) de todo el mundo, y tras la cita de Francia 2016, se vendieron camisetas islandesas por todo el planeta. Además, era un diseño muy bonito. Erreà tenía muy alto el listón y, efectivamente, no lo han superado este año. Aún así, ser una marca pequeña te permite ser diferente a los demás y creo que las camisetas que lleva Islandia a Rusia, sin ser una maravilla, hacen bien su papel. El degradado de las mangas me resulta un poco demodée, pero los uniformes en general son correctos. Mi nota: 6/10.

Camisetas de Nigeria (NIKE).

Nigeria. Este caso es muy curioso. En la misma selección, Nike presenta una muy buena camiseta y otra totalmente olvidable. La buena es la primera. Los diseños ‘pajareros’ son muy africanos y creo que casan perfectamente con la filosofía de las selecciones del continente negro. Así, la primera equipación de Nigeria recuerda a la que las águilas verdes llevaron en el Mundial de 1994 (es decir, que con Nigeria, Nike se ha hecho ‘un Adidas’). El resultado es bastante espectacular, en mi opinión. De hecho, está arrasando en ventas. Nigeria tendría una nota buenísima de no ser por la segunda equipación: primero, no tiene sentido porque aunque en otra tonalidad, es verde, como la primera. Segundo, porque es muy plana (aunque se agradece la ausencia del zig zag de las mangas) y tercero, por el uso de tonos fluorescentes. Parece como si se hubieran esforzado tanto con la primera que para la segunda hicieron algo para salir del paso. Una pena. Mi nota: 7/10 (que podría haber sido un 8,5, insisto, si tenemos en cuenta solo la primera).

GRUPO E

Combo de fotos con las camisetas de Brasil (NIKE).

Brasil. Es una de las favoritas y de los santos y seña de Nike, pero a pesar de ello, la firma de Oregón no ha hecho una excepción con la canarinha y ha presentado una camiseta más bien sosita, sujeta también al horrendo zig zag de las mangas. Por suerte, se aprecia menos que en el caso de Francia, por ejemplo. No obstante, el resultado general es sobrio y respetuoso con el espíritu de la selección brasileña. La segunda equipación incluye unas sombras en forma de estrella y un tono de azul que funcionan muy bien. El pantalón es blanco, así que miel sobre hojuelas. Superior esta segunda a la primera. Mi nota: 6,5/10.

Uniformes de Costa Rica (NB).

Costa Rica. Poco a poco, New Balance se ha hecho un hueco en el exclusivo club de las grandes equipaciones de fútbol, sobre todo gracias a su acierto a la hora de vestir a históricos del fútbol mundial como el Liverpool, el Celtic o el Athletic Club. En Rusia estará representada por dos selecciones. Una de ellas es Costa Rica. Los uniformes de los ‘ticos’ son bastante correctos. De nuevo me gusta más el visitante que el local. De este último me gusta el cuello redondo blanco y su imagen pulcra en general. Del segundo me gusta el detalle de que las mangas sean negras por detrás pero no por delante. NB ha arriesgado poco, pero funcionan. Mi nota: 6/10.

Camisetas de Suiza (PUMA).

Suiza. La camiseta local de Suiza tiene una cosa que, en mi opinión, es garantía de éxito: algo que no tengan los demás, que identifique al país y que sea estético. Puma se ha currado una camiseta para Suiza con unos dibujos que representan la topografía montañosa del país. El efecto es fantástico y la temática, un acierto. El problema es que la segunda equipación, como en el caso de Nigeria, es un diseño para salir del paso, completamente plano, olvidable, soso y aburrido. Mi nota: 7,5/10.

Uniformes de Serbia (PUMA).

Serbia. La selección serbia vestía Umbro hasta hace bien poco, cuando se pasó a Puma. El resultado no es muy positivo, en mi opinión. Hago una excepción con la camiseta visitante, la blanca, que incluye una bandera serbia vertical a lo largo del dorso. De nuevo la firma alemana se trabaja algo diferenciador, aunque no sea una idea excesivamente original. La local es terriblemente plana. Parece uno de esos uniformes que te compras por docenas para jugar con los amigos al futbito. Mi nota: 4,5/10.

GRUPO F

Camisetas de Alemania (ADIDAS).

Alemania. Adidas deja el resto cuando se trata de su selección, esto es, Alemania. En 1990, creó la que probablemente sea la camiseta más chula de la historia del fútbol. Con su filosofía de este año de recrear diseños míticos, lo tenían hecho: inspirarse en aquel mítico modelo. Esto tiene dos partes, una buena y una mala. La buena, es que es difícil que salga mal ante un referente así. La mala, que es imposible superarla. Y en efecto, no la supera. A priori, optar por el blanco y negro no es mala idea, pero si la de 1990 triunfaba era por el pegotazo de color que le ponía al siempre soso uniforme alemán. Otro detalle, y entramos de lleno en el mundo de la sastrería, es que la de hace 28 años era de dos piezas y el diseño de la bandera se extendía hasta las mangas. Ahora, las mangas de las camisetas van cosidas aparte, y las franjas se cortan a llegar a éstas. Pero insisto, son detalles de friki. A la segunda equipación, ni un pero: refleja perfectamente el espíritu de la suplente de 1990, con un toque retro pero sin caer en anacronismos. Esta verde es de las mejores de la cita rusa. Mi nota: 9/10.

Camisetas de México (ADIDAS).

México. Para mí, la selección que mejor conjunto home/away presenta en Rusia. El primer uniforme nos recuerda mucho al diseño de Argentina para su segunda equipación. Está muy bien resuelto el toque retro. Quizá hubiera optado por poner algo más de rojo (¿una de las tres franjas, por ejemplo?), pero no desentona. La segunda equipación es, sencillamente, la mejor del Mundial. Y es curioso, porque recuerda al uniforme de una selección con tan poca relación con México como la de Hungría en 1966. Con el pantalón rojo oscuro (por favor, que no lo lleven blanco), la combinación es fantástica. Mi nota: 9,5/10.

Camisetas de Suecia (ADIDAS).

Suecia. Ya es mala suerte que te toque jugar en el mismo grupo con dos de las selecciones que mejores uniformes llevan. Pero así es la vida. De todos modos, Adidas se ha molestado poco en el diseño de esta clásica selección mundialista. De hecho, como en el caso de Egipto, usa el template de esta útima temporada (las rayas, en los laterales del dorso, no en los hombros). Se salva por las finísimas líneas oblicuas que hacen recordar al uniforme de los suecos en Italia 90. La segunda camiseta es más convencional, con unos dibujos geométricos random que no me terminan de convencer. Eso sí, si se atreven a presentarla en Rusia con pantalón amarillo, se llevarán mi aplauso. Otra cosa es que la FIFA y los árbitros les dejen. Raspado. Mi nota: 5/10.

Camisetas de Corea (NIKE).

Corea del Sur. Después de ver el uniforme local de Corea del Sur para Rusia 2018, el famoso dicho de Chiquito de la Calzada cambia y se convierte en “trabajas menos que el sastre de Corea”. A lo mejor el truco es no diseñar nada. En fin, si el diseñador de este uniforme ha cobrado por su trabajo es que están engañando a alguien en la sede de Nike. En la segunda equipación se lo han currado un poco más e incluyen unas líneas que esbozan el um yang o círculo rojo y azul del centro de la bandera de Corea del Sur. No está mal, pero no da en absoluto para el aprobado. Mi nota: 3,5/10.

GRUPO G

Rashford y Walker posan con los uniformes ingleses para Rusia (NIKE).

Inglaterra. Muchas miradas había puestas en Nike desde Inglaterra. Lo que perpetraron para los ‘tres leones’ en la Eurocopa 2016 provocó en las islas más indignación que si les cambiaran el sistema métrico: mangas grises, pantalón blanco, medias rojas. No lo tenía difícil la firma estadounidense para mejorar tal horror, pero por otro lado, tenían que esmerarse, toda vez que Umbro ha resucitado (aunque no puedan competir con el dineral que pone Nike a la FA). El caso es que desde que Nike viste a Inglaterra, la de Rusia es la mejor camiseta que han diseñado, pero para mí sigue siendo poca cosa. Es un uniforme correcto, sin más. Sus puntos fuertes son el regreso del pantalón azul marino y del dorsal en rojo. Lo tenían bien fácil: si se inspiran en el uniforme inglés de España 82 y lo petan. En cuanto al uniforme reserva, comprobamos que Nike ha ‘colado’ el zig zag de las mangas, pero suben nota al esbozar una cruz de san Jorge. Aun así, no es para poner el examen en la nevera. Mi nota: 5,5/10.

Camisetas de Bélgica (ADIDAS).

Bélgica. El de Bélgica es un caso muy parecido al de Alemania. Adidas creó en 1984 un uniforme soberbio para los ‘diablos rojos’ y este año no tenían más que fijarse en él. Como en el caso de Alemania, creo que no resiste la comparación, pero la idea en general ya es un acierto. Ese escudo centrado en mitad de la franja argyle te garantiza nota. Cuando todo el mundo esperaba expectante la primera equipación, resulta que la segunda es casi mejor. Acertadísima elección del amarillo y mejor aún que las rayas de Adidas de los hombros sean de dos colores, no sólo de uno. Otra de mis favoritas de este Mundial: 8,5/10.

Combo de camisetas de Panamá (NB).

Panamá. La otra selección a la que New Balance viste en Rusia es también de la CONCACAF. En este caso, se trata de Panamá. Con esta selección, la firma de Boston ha arriesgado bastante más que con Costa Rica. Curiosamente, ambas selecciones comparten colores. Me quedo con las de Panamá. Sus dos camisetas incluyen el esbozo de un chevron que simboliza el skyline de Panamá City y el ave nacional, el águila harpía (aunque admito que yo no veo ninguna de las dos cosas). En cambio, el punto en contra es que ambos uniformes son monocromos. Mi nota: 6/10.

Camisetas de Túnez (UHLSPORT).

Túnez. La más minoritaria de las marcas con representación en Rusia es la alemana Uhlsport, tradicionalmente asociada a los guantes de portero. Quizá eso explique que los uniformes de esta firma para Túnez sean bastante flojos. Son monocromos, son iguales (invirtiendo colores), no aportan nada, tiene unas formas geométricas random en los laterales… Si yo fuera una marca así, con sólo un equipo en el Mundial, intentaría hacer un uniforme más memorable, la verdad. Mi nota: 3,5/10.

GRUPO H

Camisetas de Colombia (ADIDAS).

Colombia. Otra de las apuestas fuertes de Adidas para Rusia es Colombia. De nuevo la firma alemana acierta. Regresa al concepto tricolor y sigue la misma línea que Argentina y México. La primera equipación es muy buena, pero aún es mejor la segunda. Primero, porque me encanta la combinación de azul y naranja. Segundo, por el detalle de la parte izquierda de la camiseta, con unas formas geométricas inspiradas en la ‘mulera’, la alforja que llevan los cafeteros colombianos colgando en ese hombro. Aplausos. Mi nota: 9/10.

Camisetas de Japón para Rusia (ADIDAS).

Japón. Si fuera por camisetas solo (sin contar el resto del uniforme), la local de Japón igualaría a la visitante de México como la mejor de la cita. El problema es que la selección nipona llega a Rusia con uniformes monocromos. Aún así, nos encontramos con otro ejemplo del buen criterio de Adidas este año. La camiseta local de Japón está inspirada en las armaduras de los samuráis: ¿Se puede molar más? La segunda equipación es bastante más floja y me dice bastante poco, pese al guiño de aquellos diseños de la línea ‘Equipment’ de Adidas a principios y mediados de los 90. Insisto, la camiseta sola de la primera equipación tendría un 9,5 de nota, pero tengo que evaluar todo. Mi nota: 8,5/10.

Camisetas de Senegal (PUMA).

Senegal. Con casos como el de Senegal o el ya referido del de Suiza, se entiende menos lo que ha hecho (o no) Puma con Serbia. Los diseños son bastante sencillitos, pero incluyen un dibujo en la parte frontal de lo que parece la cabeza de un león con motivos africanos. ¿Veis? Con eso da para aprobar. Senegal cruza la pasarela. Mi nota: 6/10.

Camisetas de Polonia (NIKE).

Polonia. La selección polaca es una de esas que, pase lo que pase, suele llevar un uniforme aburrido a las grandes citas. En este caso, además, como sus uniformes los hace Nike, encontramos más de lo mismo. Las infernales rayitas de encefalograma en las mangas (¡cómo las odio!), uniforme monocromo… la novedad es que ambos uniformes incuyen una línea diagonal que divide en dos la camiseta. Una parte es más oscura que la otra. No le encuentro mucho sentido, la verdad. Suspenso. Mi nota: 3,5/10.

Espero que os haya gustado. Hasta el miércoles.

Zapatillas legendarias. Las Adidas para Ewing: la respuesta a las Nike Jordan

Un ejemplar de las Attitude (ADIDAS).

Seguimos hablando de zapatillas y volvemos a la NBA y a su época dorada para hablar de otro modelo personalizado para una de sus estrellas.

Hemos hablado del impacto que tuvo en su día el acuerdo de Nike con Michael Jordan.También lo hicimos hace poco del de Converse con Larry Bird o Magic Johnson. Pensad entonces que el otro gran gigante del sector, Adidas, tenía que reaccionar. Y aunque no alcanzó las cotas de fama de sus rivales, lo hizo.

La marca del norte de Baviera era la dominadora absoluta del mercado europeo, pero necesitaba posicionarse mejor en el estadounidense tras las agresivas estrategias de sus competidores. Y no sólo eso: cometieron el error garrafal, que ya os conté en el artículo sobre las Air Jordan, de rechazar al gran jugador de Brooklyn, así que tenían que redimirse sí o sí. El ‘elegido’ fue la estrella absoluta de uno de los clubes más populares del país y de fuera de él: los New York Knicks. El jugador, Patrick Ewing.

La marca alemana diseñó tres modelos de zapatillas para el jugador nacido en Jamaica: las Adidas Conductor, las Adidas Rivalry y las Adidas Attitude. Los tres modelos estaban personalizados para Ewing, con los colores de los Knicks: azul y naranja. El problema para Adidas, pese a tener buenos datos de ventas con estos modelos, es que tanto deportivamente como en materia comercial, Nike y Jordan habían despegado y eran inalcanzables.

Tal es así, que el propio Ewing dejó Adidas y con el tiempo creó su propia marca con su nombre, que llegó a vestir al Real Madrid de baloncesto. Por cierto, ironías de la vida, en su recta final como jugador, Pat Ewing calzó Nike.

Espero que os haya gustado el artículo. Hasta mañana.

Zapatillas legendarias. Las Adidas Gazelle

Un ejemplar de Adidas Gazelle (ADIDAS).

Seguimos con la serie dedicada a zapatillas famosas y vamos a hablar en esta ocasión de unas de las más representativas del otro gran gigante del sector, Adidas. Conozcamos más de cerca su modelo Gazelle.

Las Gazelle son, junto a las Stan Smith, las zapatillas de Adidas más famosas (también las Superstar, híper-de-moda). Su origen está en las Adidas ROM, unas zapatillas de atletismo que estaban en auge en los años 60. En 1966, el modelo evolucionó hasta las Gazelle, con un rasgo principal: el uso del ante (suede en inglés) como material. Además, ofrecía variaciones en color (azul y rojo), lo que favoreció su éxito.

Los deportes a los que estaban dirigidos eran el atletismo y el balonmano, aunque curiosamente fue un nadador, Mark Spitz, el que dio un fuerte espaldarazo al modelo cuando las lució en las recogidas de medallas de los Juegos de 1972.

Pero las Gazelle son ya más un zapato urbano que uno deportivo. Todo empezó con los Rolling Stones luciéndolas, así como también los célebres Jackson 5. la cultura pop y urbana de la Gran Bretaña de los 80 hizo el resto en Europa, y la del hip hop hizo lo propio en Estados Unidos. El ‘boom’ llegó a principios de los 90, con los nuevos procesos productivos, las políticas de marketing y su presencia en los pies de grupos como los Beastie Boys u Oasis y supermodelos como Kate Moss.

Las Gazelle se convirtieron en icono de moda y proliferaron los colores, llegando a ser lo que son ahora: uno de los modelos de zapatilla más famosos del mundo.

La selección española y sus camisetas a lo largo de la historia

Queda poco más de una semana para que empiece la Eurocopa de Francia y vamos a aprovechar hoy para recordar algunas de las camisetas que ha llevado la selección española a lo largo de su historia. Todo un repaso a la moda de La Roja.

Selección española en 1920 (WIKIPEDIA).

Selección española en 1920 (WIKIPEDIA).

La primera. España viste de rojo desde sus orígenes, que hay que encontrar en los Juegos Olímpicos de Amberes de 1920. En aquella ocasión, la selección iba ataviada con una camiseta roja con cordones, pantalón blanco y medias oscuras. El escudo era un león dorado. En este enlace podéis ver una réplica. Este león dorado fue el emblema de la selección hasta 1924.

Pre-guerra. Entre 1924 y 1933, el escudo pasó a ser el de la FEF, y el diseño era muy simple. Entra el pantalón azul. En 1924, España acude a los Juegos Olímpicos con una camiseta roja con una gran V amarilla. Sólo se usó un partido. Este uniforme se homenajeó en la temporada 2012/2013.

Guerra Civil y hasta 1947. El rojo desaparece. Durante la Guerra, la selección sólo jugó algunos partidos en la zona nacional, y lo hizo con camiseta blanca y pantalón azul. Llegó a llevar el yugo y las flechas de la Falange como emblema. Al acabar la Guerra y hasta 1947, la selección jugó de azul. Fue en esta época en la que se introdujo el propio escudo del país, esto es, con el águila.

España, en 1978 (RTVE).

España, en 1978 (RTVE).

34 años sin novedad. En 1947 se recupera el rojo. El uniforme de la selección no sufre cambios importantes hasta 1981, cuando se incorpora Adidas como proveedora. En estos años, se afianza la imagen clásica de la selección camiseta roja, pantalón azul y medias negras con la vuelta rojigualda. Esta es la época del Mundial de 1950, de la Eurocopa de 1962 o de la presencia en el Mundial de 1978. Estas camisetas están descatalogadas, pero réplicas de este modelo de la década de los 70 las podéis encontrar en la tienda de camisetas retro de fútbol Retrofootball.

El mítico Carlos Santillana (RTVE).

El mítico Carlos Santillana (RTVE).

Llega Adidas. En 1981 llega por primera vez el logo de una marca deportiva a la camiseta de la selección. Es Adidas. Con él, llegan las tres rayas de la firma alemana, en amarillo, en las mangas. Es el inolvidable modelo del Mundial de 1982 o de partidos históricos como el 12-1 a Malta en Sevilla. Además, se renueva el escudo. Se deja atrás el del águila imperial y pasamos al actual escudo nacional de España.

Butragueño, en 1986 (Archivo 20minutos).

Butragueño, en 1986 (Archivo 20minutos).

Le Coq Sportif. En 1983, la RFEF firma con la casa francesa de Le Coq Sportif, que vistió a España hasta 1991. De esta época son los modelos de la Eurocopa de 1984 (toda roja), la del inolvidable Mundial de 1986 (con dos finas líneas amarillas en las mangas y cuya réplica también está en Retrofootball) y la del Mundial de Italia 90, cuyos detalles amarillos se centraron en el cuello.

Guardiola y Hierro, con las camisetas de los períodos 1992-1993 y 1993-1995. No hagáis caso a la cita de los cromos. Las fotos son anteriores a ambas (PANINI).

Guardiola y Hierro, con las camisetas de los períodos 1992-1993 y 1993-1995. No hagáis caso a la cita de los cromos. Las fotos son anteriores a ambas (PANINI).

Vuelve Adidas. En 1991 regresa la firma bávara (y ya para no irse) con un modelo muy parecido al de 1981, aunque las tres rayas se ciñen a los hombros, no a la manga entera. En 1992, Adidas saca su línea Adidas Equipment, que revoluciona para siempre el mundo de las camisetas de fútbol. El logo de las tres hojas desaparece y nace el actual, tres barras crecientes y paralelas. La equipación de España está inspirada en el nuevo logo, con tres gruesas franjas amarillas en cada hombro. Es la camiseta que se usó en la fase de clasificación para el Mundial de Estados Unidos, la del gol de Hierro ante Dinamarca. En ese Mundial se usa una nueva equipación. La camiseta es roja y se incluyen unos motivos con rombos en azul y amarillo. Por primera vez, pantalón y medias son del mismo color azul, más oscuro del habitual. Han comenzado los períodos de dos años, coincidentes con los grandes eventos.

Eurocopa 96. Un uniforme muy sobrio, con un cuelo redondo abotonado y un tercio azul a la izquierda del uniforme, atravesado por tres tiras finas con los colores de España.

Mundial 98. Cuello de pico, adornos en las sobaqueras… Este uniforme trae malos recuerdos por el pésimo papel de la selección en aquella cita mundialista.

Eurocopa 2000. Vuelven las rayas amarillas a los hombros y con él los cuellos. Se mantiene la línea de años anteriores.

Mundial 2002. Regresa el cuello redondo, de color amarillo. También se usa este detalle en las mangas. Se combina con tres rayas en los hombros de color azul.

Eurocopa 2004. Un retorno a los orígenes. La camiseta es toda roja, con sólo las líneas amarillas en los hombros. No se irán hasta 12 años después.

Mundial 2006. El primer gran cambio es el tono de azul de medias y pantalón, que pasa a ser mucho más claro. El rojo también es más brillante. La parte central de la camiseta cuenta con finísimas rayas amarillas.

Eurocopa 2008. Empiezan los éxitos. La principal novedad es que los detalles de la camiseta pasan del amarillo al dorado. Además, pantalón y medias son de un azul más oscuro que en 2006. Por otro lado, nace el escudo propio de la selección. Es muy parecido al del país, pero ahora va enmarcado en una figura azul con la fecha de 1913, las siglas de la RFEF y un balón clásico.

Confederaciones 2009. Muy parecido al anterior, sólo que incluye una franja azul marino que va del cuello a la zona de la sobaquera derecha. Es un homenaje a los dos oceános que bañan Sudáfrica, el Atlántico y el Índico.

Mundial 2010. El azul del pantalón se aclara y las medias pasan a ser, por primera vez en la historia, de color rojo. Se añaden unos detalles azules en el cuello.

Período 2010-2011. En esta etapa sin torneos, España adopta un uniforme con más azul en la camiseta. Se concentra en los hombros, justo debajo de las franjas, y en la sobaquera.

Eurocopa 2012. Muy parecido al del Mundial de 2010. El azul del pantalón es levemente más oscuro.

Confederaciones 2013. Este uniforme homenajea al de los Juegos de 1924, con una gran V amarilla en el pecho.

Mundial 2014. Llega el discutido todo rojo. En mi opinión, el peor uniforme de España en su historia. El rojo es mucho más oscuro y el amarillo pasa a ser dorado.

Eurocopa 2016. Es un uniforme inspirado en el de los 70 y 80. Vuelven, 23 años después, el pantalón azul combinado con las medias negras. La camiseta es de un rojo más brillante y las tres rayas de Adidas pasan de los hombros a la parte interior. Además, el escudo se presenta monocromo: en amarillo, en este caso.

Espero que os haya gustado. Hasta mañana.

Camisetas para la historia. Hellas Verona 1985: el último milagro en la liga italiana

El danés Preben Elkjær Larsen, en un partido de la mítica temporada 84/85 (WIKIPEDIA).

El danés Preben Elkjær Larsen, en un partido de la mítica temporada 84/85 (WIKIPEDIA).

Hoy vamos a hablar de una camiseta que me sirve para hablar de un equipo y de un año. En realidad, es la historia de una hazaña de esas que ya cada vez es más difícil ver: la que protagonizó el Verona en la liga italiana de la temporada 84/85.

Empezaremos diciendo que los colores del Hellas Verona se corresponden a los de la ciudad de Verona, cuyo emblema es muy parecido a la bandera sueca: cruz amarilla sobre fondo azul. Las equipaciones del Hellas Verona siempre han sido franjas azules y amarillas en diferentes modalidades. En la temporada 84/85, el diseño, obra de Adidas era azul, con unas finísimas rayas amarillas y una mítica publicidad de Canon.

El Verona llegó a la Serie A en 1982 tras unos años entre esta categoría y la Serie B. Dirigido por Osvaldo Banogli, en 1983 acabaron cuartos y finalistas de Coppa, mientas que en 1984 fueron sextos y de nuevo jugaron la final de Copa. Con estas dos buenas temporadas, la directiva del equipo decidió dar un paso adelante y contrató a dos jugadores europeos para aumentar la calidad del equipo: el danés Preben Elkjær Larsen y el alemán Hans Peter Briegel se unieron a un grupo de italianos sin grandes alardes, pero que juntos formaban una sólida escuadra. A pesar de todo, estaban lejos de los grandes del calcio, como la Juve, la Roma, el Inter o el Nápoles, que acababa de incorporar a Maradona.

El equipo mostró una solidez enorme y sólo perdió dos partidos en toda la Liga. Acabaron con cuatro puntos por delante del Torino, segundo clasificado.

Este triunfo está considerado como el último inesperado en la Serie A italiana. Desde entonces (y si hacemos excepciones como el Nápoles de Maradona en 1987 y 1990 o la Samp de Mantovani en 1991), sólo los romanos, los milaneses y la Juve han ganado el ‘Scudetto’. Es por ello por lo que el triunfo del Verona en 1985 es parte de la historia del fútbol europeo, y la camiseta de aquel equipo, una pieza de coleccionista.

Una réplica de esta camiseta, y otros modelos vintage, la podéis encontrar en la tienda de los amigos de Retrofootball, dedicada a camisetas retro de fútbol.

Os dejo con otra joyita de Fiebre Maldini sobre aquel Verona:

Ci vediamo domani.

Así son las camisetas de la temporada 2015/2016: poniendo al límite al aficionado

Al igual que el año pasado, este año vamos a hacer un breve repaso de las novedades de nuestra Liga (y de otras) que veremos en la temporada futbolística 2015/2016 en lo que a camisetas se refiere. Este año hay muchas e interesantes camisetas, algunas con polémica incorporada, como casi siempre ocurre. Veamos:

Segunda equipación del Madrid 2015/2016 (Real Madrid).

Segunda equipación del Madrid 2015/2016 (Real Madrid).

Real Madrid: la camiseta gris del Cola Cao

El Real Madrid lleva unas cuantas temporadas con innovaciones arriesgadas en lo que a los colores de su segunda equipación se refiere. El año pasado presentaron el fucsia (y el negro con dragón), el anterior el naranja, etcétera. Este año la segunda equipación es gris con detalles en verde. El gris es un color poco afortunado en el fútbol (que le pregunten a los hinchas del Atleti el año pasado), pero según Adidas, se trata de gris plata, en honor a los trofeos que el Madrid ha ganado a lo largo de su historia. El problema es que ya se han alzado voces críticas, comparando el gris jaspeado de la elástica con el gris de aquellas camisetas de Cola Cao de los 80 (la del Mundobasket 86 o la de los Juegos de Seúl). Será un éxito de ventas seguro, pero habrá que ver cómo se ve de lejos en días soleados junto a uniformes blancos. Sobre el uniforme local, pocas novedades: las rayas de Adidas pasan a ser blancas, con lo que la imagen general del uniforme es más limpia.

Camiseta del Barça para la temporada 2015/2016 (FC Barcelona).

Camiseta del Barça para la temporada 2015/2016 (FC Barcelona).

FC Barcelona: las rayas horizontales por primera vez en 116 años, como el Llagostera

Por primera vez en toda su historia, el FC Barcelona lucirá rayas horizontales. El Barça se ha atrevido con novedades como reducir sus franjas azulgranas a dos, pero nunca había cambiado la dirección de sus rayas. Según Nike, se trata de reproducir el efecto que producen las banderas del Barça cuando ondean en el Camp Nou. A muchos les parece un sacrilegio injustificado, y no falta el que ha establecido una comparativa con la UE Llagostera. En cuanto a la camiseta segunda, vuelve la senyera, aunque las cuatro barras sólo se verán en la espalda (a ver cómo se lo toma la UEFA, porque está prohibido que el dorsal vaya sobre rayas).

Parte trasera de la camiseta del Atleti (Atlético de Madrid).

Parte trasera de la camiseta del Atleti (Atlético de Madrid).

Atlético de Madrid:por detrás, como el Numancia

El hincha del Atlético de Madrid suele ser bastante exigente en cuanto al respeto a sus rayas rojiblancas del uniforme. Por este motivo, no es raro que casi todos los años haya voces contrarias a los diseños que la firma Nike presenta a orillas del Manzanares. Si el año pasado la polémica era el gris claro de la segunda equipación, este año lo que disgusta al hincha colchonero es que la primera camiseta no es rojiblanca del todo: en la espalda, es solo roja. Como os decía antes, la UEFA es muy estricta en cuanto a que los dorsales vayan sobre fondo plano. El año pasado, un gran recuadro blanco rompía las franjas. Este año no se han complicado las cosas y toda la espalda será roja. Vistos por detrás, los atléticos podrían parecer el Numancia. Por lo demás, la camiseta es un homenaje a la del Doblete de la temporada 95/96 (con motivo del 20º Aniversario). La segunda es azul marino entera.

Supuesta camiseta rojiblanca del Sevilla (FootyHeadLines).

Supuesta camiseta rojiblanca del Sevilla (FootyHeadLines).

Sevilla FC: rayas rojas y blancas.

El club andaluz no lo ha hecho oficial, pero al parecer, el Sevilla FC tendrá una equipación a franjas rojas y blancas. Sobre el papel, no es nada extraño, pues son los colores del club, pero no se habían dispuesto antes en franjas verticales. La con la típica guasa habitual, los hinchas del Betis acusan al eterno rival de copiar la camiseta de Atlético de Madrid y Athletic Club. Este año, por cierto, el Sevilla estrena proveedor: New Balance. La firma estadounidense, famosa por sus zapatillas, ha entrado de lleno en el negocio de las camisetas de fútbol. Este año vestirá a equipos del calibre del propio Sevilla, el Liverpool, el Celtic o el Oporto.

Segunda camiseta del Valencia para la 2015/2016 (Valencia CF).

Segunda camiseta del Valencia para la 2015/2016 (Valencia CF).

Valencia CF: si no es naranja, es la ‘senyera’

El Valencia CF cumple su segundo año con Adidas y la principal novedad ya la reveló en mayo. Se trata de su segundo uniforme, que estrenó en su partido de Liga en el Bernabéu en la pasada Liga, con buen resultado (2-2). En realidad, el diseño es un clásico de la historia del Valencia. Es el que está inspirado en la ‘senyera’, la bandera de la Comunidad Valenciana. El club ché, en los últimos años, ha ido alternando el naranja con los colores de su bandera. Esta temporada no será la primera en la que el club levantino lleve este diseño. El estreno fue en la temporada 56/57. 20 años después, en 1977, en la época de Kempes, el Valencia lució de nuevo este diseño. Dos años después, el Valencia le ganó la Copa del Rey al Madrid en el Calderón con este uniforme y doblete del ‘Matador’. Muchos años después, en la 2004/2005, Nike la recuperó por primera vez. Y en la 2011/2012, la firma toledana Joma también hizo una versión de ella, aunque sólo se usó en el Trofeo Naranja y luego para los aficionados.

Las franjas del Athletic, más anchas este año (ATHLETIC).

Las franjas del Athletic, más anchas este año (ATHLETIC).

Athletic: un grosor que no contenta

El Athletic Club ha sido uno de los últimos en presentar su nuevo uniforme, manufacturado por Nike, como en los dos años anteriores. Pero al contrario que en ocasiones anteriores, el modelo de esta temporada no convence a los hinchas del equipo vizcaíno. El motivo es que la nueva camiseta tiene menos franjas que antes, y las que tiene son más anchas, en un tipo de raya rojiblanca parecido a la que ya lució el club vasco en 1999 o 2009. En estos tres enlaces (1, 2 y 3) podéis leer algunas de las opiniones de los hinchas del Athletic acerca de los diseños. “Fea” y “con pocas rayas” son argumentos habituales. El Athletic, además, estrena patrocinador. Pasa de la petrolera Petronor a la entidad bancaria Kutxabank. Al contrario que con el diseño, los aficionados han aplaudido que el logo del espónsor sea negro en lugar de azul.

Las camisetas para la temporada 2015/2016 del Rayo (RVM).

Las camisetas para la temporada 2015/2016 del Rayo (RVM).

Rayo Vallecano: el golpe de efecto

Hace menos de 24 horas, el Rayo Vallecano sorprendía a todos con la presentación de su nueva segunda equipación, kit que inmediatamente dio que hablar y que lo seguirá haciendo mucho tiempo. Confeccionada por la firma ilicitana Kelme, la segunda equipación es negra, y por supuesto, lleva la tradicional franja del Rayo, pero no de uno, sino de siete colores. En efecto, el Rayo lucirá la bandera arcoiris en apoyo al colectivo homosexual en su camiseta durante todo el año. Pero eso no es todo. En la parte trasera, lucirá siete lazos, cada uno de un color, y cada uno dedicado a “los héroes anónimos de la sociedad”. Así, uno apoya a la lucha contra el cáncer, otro a la integración de las personas con discapacidad, otro a “los que nunca pierden la esperanza”, otro a los que luchan por proteger el medio ambiente, otro por los que luchan contra el maltrato infantil, otro por los que luchan contra la violencia de género y otro por la lucha contra la discriminación por la orientación sexual. Y además, de cada camiseta que se venda, siete euros irán destinados a asociaciones comprometidas con estas causas. Además, la tercera equipación también es solidaria: es gris, y la franja vallecana es rosa. Está creada para apoyar la lucha contra el cáncer y de cada camiseta que se venda, cinco euros irán destinados a la lucha contra este enfermedad.

El Elche, muy patriota

Mientras el Elche pelea por mantenerse en Primera en los despachos, el equipo de la ciudad de las palmeras está dando que hablar a causa de la supuesta segunda equipación que va a estrenar la segunda temporada. La Cadena SER en Elche reveló hace unos días que el equipo ilicitano lucirá la bandera de España en un diseño que está siendo aplaudido y vilipendiado a partes iguales. La firma deportiva Kelme (también de Elche, por cierto), ha elegido una camiseta roja con una franja amarilla. Según la SER, es la manera que tiene el club de agradecer el apoyo que han recibido en toda España.

Resto del mundo

A nivel europeo, pocas novedades. Destacar, por ejemplo, la sorprendente propuesta del Oporto en su segunda equipación, con un color que han venido a llamar ‘cacao’ pero que es marrón, tonalidad muy poco vista en el mundo del fútbol. De Italia nos quedamos con la nueva camiseta del Milan, que ha recurrido a otro color poco futbolero como el gris para las líneas de Adidas en los hombros, o el cuello de la nueva camiseta Nike de la AS Roma, que según la firma de Oregón está inspirado en el del uniforme de los centuriones romanos. En Inglaterra, destacar que el Chelsea estrena patrocinador tras muchos años y el Manchester United cambia de un gigante (Nike) a otro (Adidas) por un buen puñado de libras. Ambos modelos aún no se han presentado. Permitidme también que mencione la nueva camiseta del West Ham United londinense. El equipo del este de Londres ha pasado de Adidas a Umbro este año y ha sacado un uniforme, inspirado en el que llevó el club en 1904, año en el que inauguraron su estadio, Boleyn Ground (este año abandonan el recinto). Me incluyo en el grupo de los que creen que es una maravilla.

Mañana, más deporte.

Atuendos para la historia. Adidas Stan Smith: de la pista de tenis a la calle

Un modelo de Stan Smith de Adidas (WIKIPEDIA).

Un modelo de Stan Smith de Adidas (WIKIPEDIA).

Empezamos la semana con un atuendo para la historia, con unas zapatillas, como hemos hecho otras veces. Son unas súper-clásicas, que todavía se ven muchísimo y, en mi opinión, nunca pasan de moda. Son las Stan Smith de Adidas.

En 1963, Horst Dassler, el hijo de Adi Dassler, fundador de Adidas, idea y produce la primera zapatilla de tenis de la marca alemana. La crea de piel, con la suela de goma. Como novedad, en lugar de las tradicionales tres franjas, la zapatilla llevaba tres líneas de agujeritos para mejorar la transpiración del pie. Dos años después, para mejorar sus ventas, deciden rebautizar las zapatillas con el nombre Adidas Robert Haillet, por un jugador francés de mucha fama en aquella época. Pero cuando éste Haillet se retiró, había que buscar otro deportista.

Stan Smith, en 2001 (WIKIPEDIA).

Stan Smith, en 2001 (WIKIPEDIA).

Donald Dell, un manager de tenis estadounidense, se puso en contacto con la marca para sugerirles un nombre: Stan Smith. Era un tenista estadounidense que era entonces número uno del mundo. Para Adidas era una fantástica manera de introducirse en el mercado americano, además. Así, en 1971, las zapatillas se rebautizaron como Adidas Stan Smith… hasta ahora. Curiosamente, hasta 1978 las zapatillas llevaron en la lengüeta el dibujo del rostro de Smith, pero el nombre de Haillet. Una cosa bastante extraña. Por cierto, con el contrato de Smith se le hizo una mejora al zapato: se le añadió un refuerzo de gomaespuma en la zona trasera para proteger el tendón de Aquiles.

La zapatilla fue un éxito inmediato de ventas por su diseño sencillo y elegante, apto no sólo para la práctica del tenis sino también para la calle. A día de hoy, su uso deportivo se ha reducido a cero y pertenecen al segmento de mercado del calzado deportivo ‘casual’, es decir, que han pasado de la pista de tenis al asfalto de la calle. En 1988, se habían vendido ya 22 millones de pares, lo que hizo entrar en el Guinness de los récords. Se cree que esa cifra supera ya ampliamente los 40 millones de pares.

En 2000, se hizo un rediseño y en 2008, se sacó una réplica de las primeras. Desde entonces, se han realizado varias versiones. Cabe destacar que Adidas decidió dejar de fabricarlas en 2012, si bien el año pasado anunció el regreso del modelo, esta vez con la posibilidad de adquirlas en colores personalizados por el comprador, un guiño a la costumbre de muchos amantes de la marca de ‘customizar’ las Stan Smith (su blancura se presta) y colorearlas.

Os dejo con un vídeo para que conozcáis más de cerca las Stan Smith:

Hasta mañana.

Camisetas para la historia: cuando el Bayern vistió de amarillo en 1983 para ganar un partido

El Buyern, de amarillo en 1983 (Bundesarchiv / WIKIPEDIA).

El Bayern, de amarillo en 1983 (Bundesarchiv / WIKIPEDIA).

De vez en cuando hemos visto en esta sección camisetas de tonos inusuales en relación al equipo que las luce. El artículo de hoy es un caso de estos. Si pensamos en el Bayern de Múnich, sin lugar a dudas uno de los equipos más poderosos de la historia del fútbol, lo imaginamos en tonalidades rojiblancas, dentro de las muchas variables que introducen cada año. Por eso sorprende recordar que el club más poderoso de Alemania vistió como la selección brasileña.

Ocurrió en 1983. El Bayern dominaba con mano de hierro Alemania y tenía la posición preponderante en Europa que tiene ahora. Pero tenía una espina clavada con uno de los clubes del campeonato doméstico: el Kaiserslautern. Cada visita al Fritz-Walter-Stadion de los ‘diablos rojos’ alemanes se saldaba con empate (las menos) o con derrota. Así había ocurrido en los últimos ocho años. No era normal. Tras la última derrota, en 1982, Paul Breitner admitió, medio en broma, medio en serio, que lo mejor era no ir a jugar y “enviarles los puntos por correo”.

Así, las cosas, de cara a la temporada 1983, el Bayern habló con Adidas, su eterno proveedor (no en vano, la firma es en parte propietaria del club) para proponerles alguna solución original de cara a la visita a Kaiserslautern de ese año. La idea original fue crear un uniforme inspirado en la selección brasileña, que siempre impone. Adidas se puso manos a la obra y con gran misterio, confeccionó un uniforme exclusivo para la visita de ese año al Fritz-Walter-Stadion.

El Bayern, con la segunda versión de su uniforme amarillo, en una foto de 1994 (EFE).

El Bayern, con la segunda versión de su uniforme amarillo, en una foto de 1994 (EFE).

La idea se llevó con sigilo y este cambio de uniforme no trascendió a los medios. Es más, los jugadores no se lo pusieron ni siquiera para calentar. Así pues, cuando saltaron al campo, todo el mundo se quedó francamente sorprendido al ver al Bayer con camiseta amarilla y detalles verdes, pantalón azul y medias blancas.

Y como no podía ser de otra forma, el Bayern rompió su maldición y ganó, con gol de Klaus Augenthaler. No sólo eso, sino que además, el portero belga del equipo bávaro, Jean-Marie Pfaff, detuvo un penalti.

Tras esta experiencia, el Bayern volvió a usar este extraño uniforme, o mejor dicho, uno inspirado en él, en la década de los 90. Lo hizo de manera esporádica entre 1993 y 1996, aunque ya no era tanto una copia del uniforme de Brasil como uno que, en mi opinión, se parece más al de Australia.

¿Volveremos a ver al Bayern de amarillo? Todo es posible en el mundo del marketing deportivo.

Os dejo con un resumen del partido de 1983 entre el Kaiserslautern y el Bayern:

Hasta mañana.

Atuendos para la historia. Las botas de fútbol: de Enrique VIII a los colorines de 135 gramos

Enrique VIII, en un retrato de Hans Holbein el Joven (1537) ( WIKIPEDIA).

Enrique VIII, en un retrato de Hans Holbein el Joven (1537) ( WIKIPEDIA).

Pues de nuevo damos un giro a la sección que empezó siendo de camisetas y que cada vez más frecuentemente se centra en otros elementos del atuendo deportivo. En un principio, pensaba hacer el artículo de hoy de una manera mucho menos amplia, fijándome en algún modelo concreto, pero creo que es más interesante si lo enfoco desde un punto de vista más global. Y es que hoy voy a hablaros de las botas de fútbol y su historia.

Supongo que os preguntaréis qué pinta Enrique VIII, rey de Inglaterra, tanto en el titular como en la foto principal del artículo. Pues tiene su explicación. Y es que hace unos diez años, la doctora Maria Hayward, del Centro de Conservación Textil de la Escuela de Arte de Winchester, Inglaterra, descubrió en una investigación la lista que conformaba el Gran Guardarropa del rey Tudor, fechado en 1526. Entre cientos de artículos, se encontraban unas ¡botas de fútbol!

Se sabe que eran de cuero y que las confeccionó un artesano llamado Cornelius Johnson en 1525. Al rey le costaron cuatro chelines, algo más de 100 libras esterlinas actuales. No se tiene constancia de cómo eran. Se sabe que cubrían el tobillo y que eran muy pesadas, pero poco más.

La doctora Hayward cree que pese a ser un deporte muy violento e incluso mal visto por las clases sociales altas, el rey practicaba el fútbol (una versión arcaica, desde luego) con jóvenes de su corte.

Réplica de unas botas de los años 20, en el Museo del Schalke 04 (WIKIPEDIA)

Réplica de unas botas de los años 20, en el Museo del Schalke 04 (WIKIPEDIA)

Esta es la primera referencia conocida a unas botas de fútbol. Después, hay que dar un salto de más de tres siglos y plantarse en el XIX, también en Inglaterra.

Estamos en los albores del fútbol actual. El deporte empieza a ser muy popular entre el gran público y se empuje va aparejado con el ‘boom’ de la industria. Por eso, los primeros partidos de fútbol se jugaban con botas de trabajo. Las botas cubrían los tobillos y los trabajadores les añadían pequeños clavos en las suelas para mejorar el agarre. En algunos casos, esas botas tenían refuerzo de acero en la punta (como lo siguen llevando las botas de trabajo), así que imaginad una tarascada con ellas…

A finales del XIX, cuando el fútbol se institucionaliza, nacen las primeras botas específicas de fútbol. Siguen cubriendo los tobillos y están hechas de recio cuero. Llevan tacos, que se redondean, y su peso ronda los 500 gramos cada una. Si se mojaban, el peso podía doblarse, por lo que el jugador llevaba un kilo ‘amarrado’ a cada pie.

Botas de Ricardo Zamora, de los años 30 (WIKIPEDIA).

Botas de Ricardo Zamora, de los años 30 (WIKIPEDIA).

La primera marca, o una de las primeras, que se dedicó a las botas de fútbol fue la inglesa Gola, que aún existe (y que ahora destaca como fabricante de zapatillas sport), fundada en Leicester en 1905. Otras marcas se le fueron uniendo, como Valsport o como la danesa Hummel, ambas en los años 20. Fue precisamente en esta década cuando en la ciudad bávara de Herzogenarauch, los hermanos Rudolf y Adolf Dassler fundan la Gebruder Dassler Schuhfabrik (Fábrica de Zapatos Dassler). En 1925 lanzan sus botas de fútbol, que cuentan con seis tacos intercambiables.

Tras la Segunda Guerra Mundial, llega la primera gran revolución. Procede de Sudamérica, donde empiezan a fabricarse unas botas más ligeras, no tan centradas en proteger como en perfeccionar el juego. En 1948, además, se produce la separación de los hermanos Dassler, que andaban a la gresca. Rudolf (Rudi) funda Puma y Adolf (Adi) Adidas. Este hecho es fundamental para la historia de las botas de fútbol. Ambos crean los tacos de plástico o goma e introducen materiales sintéticos junto al cuero para hacerlas más ligeras.

Adidas toma la delantera cuando consigue proveer de botas a la selección alemana que iba a disputar el Mundial de Suiza de 1954. Estas botas son más ligeras y flexibles, ya no cubren el tobillo y llevan las características tres bandas de la marca.

Botas Adidas de la época del Mundial de 1954 (WEB ADIDAS).

Botas Adidas de la época del Mundial de 1954 (WEB ADIDAS).

La respuesta de Puma llegó unos años más tarde y nada menos que logrando que Pelé lleve unas botas de esta marca en el Mundial de 1962. El corte es mucho más bajo y el peso es muy inferior. Pero el efecto Pelé no sirve para evitar que Adidas se convierta en pocos años en la número uno del mercado. De hecho, en el Mundial de 1966, el 75% de los futbolistas llevan botas de la firma alemana. Es en los 60, además, cuando otras marcas se lanzan a este mercado: Asics, Mitre o la toledana Joma.

En los 70, el principal cambio llega con el material. Destaca el uso de la piel de canguro, que es más elástica y resistente. Es la época de las Adidas Copa Mundial, modelo que porta la Alemania campeona de 1974. Puma sigue con su guerra, proveyendo de botas de nuevo a Pelé y a la estrella de la década, Johan Cruyff. Y en esta década, con poco ruido, llega de Estados Unidos una marca que está empezando y que años después le disputaría el liderazgo a Adidas: Nike.

Bale, con sus botas de 135 gramos (EFE).

Bale, con sus botas de 135 gramos (EFE).

Los 80 contemplan la llegada masiva de nuevos fabricantes: la italiana Lotto, la inglesa Umbro o la ilicitana Kelme irrumpen en el negocio. Pero la verdadera revolución llega en los 90. El primer bombazo llega de la mano de Adidas con el modelo Predator, que como recordaréis, presentaba unas protuberancias en el empeine que mejoraban el disparo y el control de balón, así como una suela de una sola pieza, sin tacos movibles. Es a finales de esta época en la que aparece el gran horror (en mi opinión): Joma (recordaréis las botas blancas de Alfonso Pérez) o Puma son algunas de las marcas que empiezan a innovar, por ahora con colores planos.

En los 2000, cualquier parecido con lo anterior es pura coincidencia. Adidas y Nike copan el mercado, repartiéndose entre ellos los servicios de los mejores jugadores del mundo (con permiso de Puma, tercera en discordia). En cuanto al aspecto, qué deciros: ya no hay apenas colores planos. Tonos fluorescentes, manchas, rayas, dibujos geométricos cordones inexistentes o ladeados… y sobre las prestaciones, qué deciros.

Ahora se utilizan materiales sintéticos, tecnología láser y cada vez menos peso. Por ejemplo, Gareth Bale acaba de estrenar unas botas que pesan 135 gramos. Muy lejos de aquellas de las que hablábamos al principio.

¿Y qué nos espera en el futuro? Pues ya lo sabemos: llegan las botas tejidas y las botas con calcetín incorporado (o ambas a la vez). Ambos inventos son de Adidas y los veremos, seguro, en el Mundial de Brasil. Igualicas que las de Enrique VIII.

Hasta mañana, majos.