Entradas etiquetadas como ‘Pusilánime’

El curioso origen etimológico del término ‘cobarde’

Se utiliza e término ‘cobarde’ para señalar a una persona sin valor o sin ánimo para enfrentarse a una dificultad.

El curioso origen etimológico del término ‘cobarde’Su etimología es la mar de curiosa debido a que esta palabra llegó al castellano a través del francés ‘couard’ (de igual significado) y este vocablo era una transformación del francés medieval ‘coart’ usado para referirse a la cola de un animal (este término  procedía del latín vulgar ‘coda’ y a su vez de latín clásico ‘cauda’).

Y es que en la antigüedad se dieron cuenta que cuando un animal (como el perro o el lobo) tenía miedo y se asustaba una de las cosas más características que hacía era esconder la cola (rabo) entre las patas. De ahí que cuando alguien era un pusilánime y estaba falto de valor se le decía que hacía lo mismo que los cánidos (en relación a la cola) y de ahí que empezase a utilizarse este término.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Fuente de la imagen: pixabay

¿De dónde surge llamar ‘pusilánime’ al falto de ánimo y valor?

¿De dónde surge llamar ‘pusilánime’ al falto de ánimo y valor?

Pusilánime es uno de esos términos que parecen estar destinados a desaparecer de nuestro vocabulario y que cada vez es menos utilizado.

Su significado literal, según el Diccionario de la RAE, es ‘falta de ánimo y valor para tomar decisiones o afrontar situaciones comprometidas’ y se consideran sinónimos vocablos como ‘achantado’, ‘medroso’, ‘apocado’, ‘cobarde’, ‘miedoso’, ‘timorato’ o ‘vergonzoso’.

El término lo recibimos directamente del latín ‘pusillanĭmis’ que era la contracción de la expresión ‘pusillus animus’ y que venía a significar ‘de alma o espíritu pequeño’ (pusillus: pequeño – animus: alma/espíritu) y se aplicaba a aquel que era apocado, cobarde y sin valor. Por poner un ejemplo, un personaje ‘pusilánime’ podría considerarse a ‘Zeke’, el león cobarde de ‘El mago de Oz’.

Por el contrario, los romanos crearon el término ‘magnanĭmus’ (magnánimo) para referirse a todo lo contrario, a aquel que tenía ‘gran alma/espíritu y valor’ (magna: grande – animus: alma/espíritu).

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: fdctsevilla (Flickr)