Entradas etiquetadas como ‘Sumo Pontífice’

La antigua práctica de comprobar si el nuevo papa escogido era hombre palpándole los testículos

La antigua práctica de comprobar si el nuevo papa escogido era hombre palpándole los testículos

Si visitas el Museo Vaticano, entre las muchas salas que hay que recorrer y obras de arte sacro que admirar, encontraras una extraña butaca la cual tiene en el centro del asiento un agujero. Algunos guías del museo intentan pasar de largo y no dar explicación sobre ella, debido al pudor que les causa explicar de qué tipo de asiento se trata e incluso algunos han llegado a inventarse una falsa utilidad del mismo, señalando que se trataba de un evacuatorio papal (donde el pontífice hacía sus necesidades), pero no es una explicación cierta.

La antigua práctica de comprobar si el nuevo papa escogido era hombre palpándole los testículos (sedia stercoraria)

(imagen vía fmpedulla)

En realidad ese peculiar asiento se llama ‘sedia stercoraria’ y era utilizada únicamente tras haberse realizado la elección de un nuevo papa. El recién elegido pontífice debía sentarse en dicha butaca y un joven cardenal (solía ser el de menor edad entre los presentes) debía introducir su mano por debajo y comprobar si el Santo Padre tenía testículos y, por tanto, podía verificar que se trataba de un hombre.

Si así era, el joven cardenal pronunciaba la siguiente frase: ‘Habet duos testiculos et bene pendentes’ (Tiene dos testículos y cuelgan bien) e incluso un simple ‘Testiculos habet’ (Tiene testículos).

Parece ser que dicha práctica comenzó a realizarse a partir de detectar algunos casos de travestismo por parte de mujeres que quisieron acceder al puesto papal. Una de las leyendas más famosas es la de la ‘Papisa Juana’, ocurrida a mediados del siglo IX, y que explica que se descubrió que se trataba de una mujer cuando rompió aguas durante una procesión por las calles de Roma, dando a luz allí mismo a un hijo.

Hay muchas versiones sobre la historia de la Papisa Juana y los historiadores no acaban de ponerse de acuerdo sobre su veracidad. En lo que sí concuerdan es en el uso de la butaca sedia stercoraria durante muchos siglos (no se sabe a ciencia cierta cuándo dejó de ser utilizada).

 

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuentes de las imágenes: Wikimedia commons / fmpedulla

¿Quién fue el ‘papa efímero’?

¿Quién fue el ‘papa efímero’?

Tras el fallecimiento del papa Zacarías, los sacerdotes y diáconos de Roma (que eran los que elegían al sucesor, antes de instaurarse la fórmula del ‘cónclave’) designaron un nuevo pontífice que escogió el nombre de Esteban II. Pero resulta que el hombre no andaba muy bien de salud y tres días después (el 15 de marzo del año 752) falleció repentinamente a causa de un accidente cerebrovascular (apoplejía). Así que pasó a ser conocido como el ‘papa efímero’, convirtiéndose en el papado más corto de la Historia.

Doce siglos después, durante el papado de Juan XXIII éste decidió eliminar de la lista de pontífices a Esteban II bajo el pretexto de que no había sido consagrado en el cargo en el momento de fallecer y por lo tanto no se le podía considerar como papa.

 

Otros posts relacionados que te puede interesar leer:

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López.
Compra el libro online y recíbelo cómodamente a través de Amazón: http://amzn.to/2CbI1Cw

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿De dónde surge llamar ‘pontífice’ al papa de Roma?

¿De dónde surge llamar ‘pontífice’ al papa de Roma? El término ‘pontífice’ era utilizado en la Antigua Roma para referirse al magistrado sacerdotal encargado de presidir los ritos paganos. Éste era denominado pontĭfex maximus [máximo pontífice]. Con la aparición del cristianismo se le adjudicó al ‘papa’ (para ser diferenciados de los sacerdotes paganos) el título de pontĭfex summus [sumo pontífice].

El origen etimológico del término proviene del latín pontĭfex, formado por pontis [puente] y al que se añadió el sufijo ifice [constructor, hacedor], por lo que su significado viene a ser «constructor de puentes» o «el que hace puentes».

El calificativo se le adjudicó al máximo jerarca de la Iglesia Católica como clara referencia al puente que construye entre Dios y los creyentes.

 

 

Quizás te interese leer estos posts:

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/vuelve-el-listo-que-todo-lo-sabe

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Cuál es el origen de la ‘fumata’ que anuncia la elección de nuevo papa?

¿Cuál es el origen de la ‘fumata’ que anuncia la elección de nuevo papa?Varios son los rituales que se llevan a cabo cada vez que se pone en marcha la elección de un nuevo papa que será el máximo representante de la Iglesia Católica. Uno de ellos es la peculiar forma de anunciar al mundo que, tras consiguientes deliberaciones y votación, ya hay un nuevo Sumo Pontífice y es a través de la fumata que sale por una chimenea instalada en el tejado de la Capilla Sixtina, lugar en el que se celebra el cónclave papal.

Como bien es sabido, el color de ese humo es de color blanco y, por el contrario, para anunciar que todavía no se ha llegado a un consenso es de color negro.

Hay un tercer color, que es el amarillo, y éste se utiliza previamente al cónclave y sólo para probar la estufa en la que deberá quemarse los votos.

Para hacer que el humo de la fumata sea de un color u otro, actualmente se utilizan diferentes compuestos químicos que garanticen que los presentes en la Plaza de San Pedro  podrán distinguir perfectamente el mensaje que desde el interior se les quiere transmitir.

Cabe destacar que, cuando ya se ha escogido nuevo papa y la fumata es blanca,  desde el 2005 se incorporó un repique de campanas que lo hacen más evidente aún si cabe.

La utilización de la fumata como modo de comunicar al exterior que, tras realizarse el escrutinio de los votos, ya hay un cardenal que ha sido votado mayoritariamente es tan antigua como el propio cónclave y debemos de viajar nueve siglos atrás para encontrar su origen.

Fue Gregorio X quien en el Concilio de Lyon, celebrado en el año 1274, promulgó un documento llamado “Ubi periculum” y en el cual se establecía toda la metodología a seguir para celebrar el cónclave de elección papal, tal y como lo conocemos hoy en día.

¿Cuál es el origen de la ‘fumata’ que anuncia la elección de nuevo papa?Hasta aquella fecha muchos eran los tejemanejes que se habían estado utilizando para escoger un papa, siendo un cargo que en más de una ocasión se conseguía a base de pagar una buena suma por él o por pactos y alianzas entre naciones. También se han dado casos tan extraños como el de elegir a un imberbe adolescente. Muchos han sido los reyes y poderosos que han señalado quién debía dirigir la iglesia, haciendo y deshaciendo a su antojo y voluntad.

Cuando en el siglo XIII, Gregorio X puso las bases de cómo debía ser un cónclave (él mismo fue elegido papa tras 34 meses de discusiones y desavenencias entre los propios cardenales) se determinó que se celebraría aislados del mundo y sin comunicación alguna con el exterior. Desde entonces se ha mantenido toda esa liturgia de aislamiento y posterior forma de anuncio, algo que le confiere mucho mayor atractivo a todo ese ritual

Para conseguir que el humo de la chimenea saliese de un color u otro se quemaba junto a las papeletas de los votos un poco de paja: seca para la fumata blanca y húmeda para que fuese una fumata negra. Actualmente se utilizan dos estufas: una desde donde se queman los votos y la otra que se encarga de dar color al humo.

Esto se ha hecho para que no haya ningún tipo de confusión, ya que son varias las ocasiones en las que el color quedaba bastante confuso (sin ir más lejos, en el anuncio tras la elección papal de Juan Pablo I en 1978 hubo una fumata gris).

 

Fuentes de las imágenes: Wikimedia commons / forocatolico

 

También te puede interesar:

¿Por qué la Guardia Suiza es la encargada de la seguridad del Vaticano?

¿Por qué la Guardia Suiza es la encargada de la seguridad del Vaticano?Los pontífices y el Vaticano han estado a lo largo de la historia muy mezclados con guerras de poder y ambición. En el siglo XV el Papa Sixto IV tenía grandes enemigos, debido a su nepotismo lo que lo llevó a alcanzar un acuerdo con la Confederación Suiza para contratar mercenarios a sueldo que trabajarían como miembros de su seguridad.

Fue bajo el pontificado del Papa Julio II el 21 de enero de 1506 cuando se instauró oficialmente a la Guardia Suiza como cuerpo militar encargado de la seguridad de la Ciudad del Vaticano. Para el diseño de su característico uniforme se contó con uno de los artistas más universales, Miguel Ángel Buonarroti.

Para ser miembro de la Guardia Suiza hay que cumplir unos requisitos específicos, como estar soltero, tener nacionalidad suiza, profesar la religión católica y medir un mínimo de 174 centímetros.

 

Portada 6ª edición Ya está el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Ya está el listo que todo lo sabe” (Una curiosidad para cada día del año) de Alfred López
Compra el libro a través de los siguientes enlaces: https://www.amazon.es/dp/841558914X (para España) | https://www.amazon.com/dp/841558914X/ o https://www.createspace.com/7085947 (desde fuera de España)

 

 
Fuente de la imagen: illustir vía photopin cc

¿Sabías que el papa ‘renuncia’ pero no ‘dimite’?

¿Sabías que el papa ‘renuncia’ pero no ‘dimite’?Mucho se ha hablado en las últimas horas desde que la Santa Sede anunciase a través de la agencia italiana de noticias (ANSA) la renuncia del papa Benedicto XVI, achacándolo a su avanzada edad y sus problemas de salud.

Un gran número de medios haciéndose eco de la noticia titulaban sus artículos indicando que el papa había dimitido o abdicado del cargo, algo totalmente incorrecto ya que un papa no dimite ni abdica, sino que renuncia a su ministerio.

Renuncia/renunciar son los términos correctos que se deben utilizar para indicar la finalización del oficio eclesiástico (en este caso el papado).

¿Sabías que el papa ‘renuncia’ pero no ‘dimite’? - Código de Derecho CanónicoAsí lo recoge el Código de Derecho Canónico vigente, promulgado por Juan Pablo II el 25 de enero de 1983 y en cuyo Libro I de las normas generales (Cann. 1 – 6) podemos encontrar en el Título IX de los oficios eclesiásticos (Cann. 145 – 196) el Capítulo II de la pérdida del oficio eclesiástico que nos informa en el Art. 1 de la renuncia sobre todas las formas posibles de renuncia a dicho oficio. En ninguna de ellas se contempla la dimisión y/o abdicación, por lo que, a pesar de ser las tres palabras sinónimas entre sí (tal y como podemos encontrar en el Diccionario de la RAE 123) no se deben utilizar estos términos para referirse a la finalización voluntaria por parte del papa de su cese como Sumo Pontífice.

 

 

Fuentes de consulta: Fundeu / RAE / Vatican / Fernando Garcia-Quismondo
Fuente de la imagen: Wikimedia commons / popularlibros

Relacionado:

 

¿Puede el papa de Roma ser despedido?

En el Código de Derecho Canónico no existe disposición alguna que permita el despido o destitución forzosa del Sumo Pontífice.

Conforme a la ley de la iglesia, el papa ostenta la más alta autoridad, lo que le concede plenos poderes en la Iglesia Católica Romana.

Eso sí, el papa (si así lo desease) podría renunciar voluntaria y libremente de su cargo. La última vez que esto ocurrió fue el 4 de julio de 1415, durante el conocido como Cisma de Occidente, en el que el papa Gregorio XII renunció obligado por las circunstancias que se dieron en dicho cisma.

Las leyes locales del Vaticano también protegen la figura del papa, siendo éste inmune a enjuiciamientos penales en virtud a la ley secular.

Y por último,  como jefe de un Estado (Ciudad del Vaticano) y jefe de la Iglesia Católica, está exento de responsabilidad penal en virtud del Derecho Internacional Consuetudinario.

 

 

Fuente de consulta: vatican