Entradas etiquetadas como ‘Papa Benedicto XVI’

¿Sabías que el papa ‘renuncia’ pero no ‘dimite’?

¿Sabías que el papa ‘renuncia’ pero no ‘dimite’?Mucho se ha hablado en las últimas horas desde que la Santa Sede anunciase a través de la agencia italiana de noticias (ANSA) la renuncia del papa Benedicto XVI, achacándolo a su avanzada edad y sus problemas de salud.

Un gran número de medios haciéndose eco de la noticia titulaban sus artículos indicando que el papa había dimitido o abdicado del cargo, algo totalmente incorrecto ya que un papa no dimite ni abdica, sino que renuncia a su ministerio.

Renuncia/renunciar son los términos correctos que se deben utilizar para indicar la finalización del oficio eclesiástico (en este caso el papado).

¿Sabías que el papa ‘renuncia’ pero no ‘dimite’? - Código de Derecho CanónicoAsí lo recoge el Código de Derecho Canónico vigente, promulgado por Juan Pablo II el 25 de enero de 1983 y en cuyo Libro I de las normas generales (Cann. 1 – 6) podemos encontrar en el Título IX de los oficios eclesiásticos (Cann. 145 – 196) el Capítulo II de la pérdida del oficio eclesiástico que nos informa en el Art. 1 de la renuncia sobre todas las formas posibles de renuncia a dicho oficio. En ninguna de ellas se contempla la dimisión y/o abdicación, por lo que, a pesar de ser las tres palabras sinónimas entre sí (tal y como podemos encontrar en el Diccionario de la RAE 123) no se deben utilizar estos términos para referirse a la finalización voluntaria por parte del papa de su cese como Sumo Pontífice.

 

 

Fuentes de consulta: Fundeu / RAE / Vatican / Fernando Garcia-Quismondo
Fuente de la imagen: Wikimedia commons / popularlibros

Relacionado:

 

¿Cuál es el origen de la expresión ‘no estar muy católico’?

Coincidiendo con el anuncio del debut del Papa Benedicto XVI en Twitter, la red social se revolucionó durante unos días haciendo florecer el ingenio y chispa de miles de tuiteros que se lo pasaron en grande especulando sobre cuál sería el #PrimerTuitDelPapa. Entre los miles de tweets que han circulado ha habido uno que ha triunfado, siendo utilizado por muchísimos usuarios: Hoy no estoy muy católico

En realidad esta no es una expresión que haya surgido recientemente y su significado nada tiene que ver con pérdida de fe alguna, sino que ya se utilizaba hace más de 5 siglos y se originó en tiempos en que la Santa Inquisición torturó a todo aquel que no profesara la religión católica.

A través de esos castigos físicos se buscaba la conversión al catolicismo del torturado, al que se le iba evaluando para ver si ya se había ‘convertido’, dándose múltiples ocasiones en las que el reo aún no estaba del todo convencido y eran utilizadas por parte del verdugo expresiones como: “este está poco católico” o “este aún no está muy católico”. Evidentemente, muchos de éstos acababan con una maltrecha salud, debido a los múltiples palos que habían recibido.

Rápidamente se asoció dicha expresión al estado de salud de alguien (que no de fe), siendo utilizada cuando alguna persona no se encontraba bien de salud o su bienestar físico estaba resentido. Todo aquello relacionado con lo católico era automáticamente sinónimo de algo bueno, correcto, adecuado, utilizándose como baremo de la idoneidad y perfección. Por tanto, por el contrario, el no estar católico era sinónimo de no estar en buen estado, ya sea físico o de ánimo o de no cumplir las funciones esperadas si hablamos de un electrodoméstico, por ejemplo.

Otras variantes a esta expresión son ‘no sentirse o encontrarse muy católico’.

 

 

Fuentes de consulta: Tesoro de la lengua castellana o española (1611) de Sebastián de Covarrubias Orozco / definicienciapopular / ifc.dpz (pdf) / senovilla-pensamientos

Fuente de la imagen: Wikimedia Commons