Entradas etiquetadas como ‘hombre’

‘Señor’, ‘senior’, ‘monseñor’ y ‘senador’, cuatro términos que comparten una misma raíz etimológica

‘Señor’, ‘senior’, ‘monseñor’ y ‘senador’, cuatro términos que comparten una misma raíz etimológica

Los términos ‘señor’ o ‘señora’ son de los más utilizados en nuestro vocabulario para referirnos a infinidad de cosas, entre ellas a modo de tratamiento hacia una persona, otorgar distinción a alguien, hacer referencia a quien manda, gobierna o es propietario de algún lugar, al que ya tiene cierta edad e incluso para referirnos a Dios o Jesucristo (masculino) y a la Virgen (femenino); entre los muchísimos usos que tiene (en el diccionario de la RAE se le da cerca de una veintena de acepciones).

Por su parte, ‘senior’ se utiliza únicamente en su forma masculina y se hace con el fin de señalar a alguien de más edad o categoría superior (por ejemplo en el deporte) e incluso para diferenciar entre un padre e hijo que se llaman del mismo modo.

‘Monseñor’ es un título honorario que es concedido por el papa de Roma a ciertos eclesiásticos de cierta relevancia. Al castellano llego desde el italiano ‘monsignore’ (mi señor) y este mismo vocablo también viajó hasta el francés donde dicho término (en la forma ‘monseigneur’) era utilizado para hacer referencia al príncipe heredero de la corona (el ‘Delfín de Francia’) y por extensión a los miembros de la aristocracia y nobleza.

El de ‘senador’ es un antiquísimo cargo público por el cual se nombraba a un hombre sabio y de mayor edad de la comunidad, ciudad o Estado, que tenía como cometido el aconsejar a los miembros del gobierno (magistrados, emperadores, cónsules…) y que hoy en día hace referencia al representante político de la Cámara Alta.

Estos cuatro términos, utilizados para referirse a cosas o personas de rango o estamentos muy diferentes, provienen de una misma raíz etimológica y que hacía referencia al miembro de mayor edad de un lugar.

Todos esos vocablos provienen del latín ‘senex’ cuyo significado literal era ‘viejo’, ‘anciano’ y que con el paso del tiempo fue derivando en diferentes términos.

Por ejemplo, ‘señor’ y ‘senior’, en su origen, se utilizaba para hacer referencia a lo mismo y fue a partir de la aparición de la eñe cuando se diferenció sus significados.

Curiosamente, durante largo tiempo se utilizó para referirse al dueño de alguna cosa, quien tenía dominio y propiedad sobre la misma, la forma ‘sor’ (que nada tiene que ver con una monja de una comunidad religiosa) y que era la síncopa de ‘seor’ y éste a su vez de ‘señor’.

 

 

Te puede interesar también leer:

 

 

Fuente de la imagen: wordart

¿Cuál es el origen etimológico del término ‘sexo’?

El origen etimológico del término ‘sexo’ lo encontramos en el latín ‘sexus’, la palabra utilizada en la antigüedad para designar la diferencia entre géneros, debido a que normalmente iba acompañada junto a los términos ‘virilis’ (hombre) y ‘mulieris’ (mujer). Al menos así aparece reflejado en los escritos anteriores al siglo XVII, donde era frecuente encontrarlo en la forma ‘sexus mulieris’ o ‘sexus virilis’ cuando se quería hacer una referencia al género al que pertenecía la persona de la que se estaba hablando.

¿Cuál es el origen etimológico del término ‘sexo’?

Etimológicamente, el vocablo latino sexus proviene de ‘sectus’ (corte) y éste de ‘secare’ (cortar) y es más que probable que se refiriera originalmente a la división de la población que existía, la cual se tenía el convencimiento de que la mitad exacta eran varones y la otra hembras. Aunque algunas fuentes indican que bien podría haberse originado de la idea de que, según se explica en los Evangelios, la primera mujer (Eva) fue creada a partir de cortar y sacar una costilla a Adán.

Por otra parte encontramos que en numerosos escritos de la Antigua Grecia también se hacía referencia al origen de los hombres y mujeres como un único y mismo ente, señalando que los humanos éramos seres andróginos (poseíamos los dos sexos en un mismo cuerpo). En la obra ‘El banquete’ de Platón (escrita alrededor del año 380 a.C.) el famoso filósofo griego explica que se debió a un castigo divino del Dios Zeus el que los seres andróginos quedasen divididos en dos (hombre y mujer).

En el Diccionario de Autoridades de 1739 (primer libro oficial en lengua española que recogía las palabras y sus definiciones) aparece la entrada ‘sexo’ dándole la siguiente acepción literal: ‘Distintivo en la naturaleza del macho, ù hembra en el animal’.

Cabe destacar que fue a finales del siglo XIX cuando aparecieron coletillas a la palabra sexo en los diccionarios para diferenciar la condición entre géneros: por ejemplo ‘Bello sexo’ con la acepción de ‘Conjunto de todas la mujeres’. En 1925 se le añadía al diccionario los términos ‘Sexo débil’ que daba como respuesta ‘las mujeres’ y ‘Sexo feo o fuerte’ que se refería a ‘los hombres’.

En una próximo post os explicaré la evolución que hizo el término sexo que pasó de ser un vocablo para referirse al género de las personas a designar las relaciones carnales (cópula).

 

 

Lee en este blog otros posts que te pueden interesar:

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

 

Fuente de la imagen:  pexels

‘Bud sex’, hombres heterosexuales a los que les gusta tener sexo ocasional con otros hombres

Se conoce como ‘Bud sex’ (sexo entre colegas) y se trata de una práctica que se ha puesto muy de moda en los últimos años: hombres heterosexuales (muchos de ellos casados y con hijos) a quienes les gusta, de vez en cuando, tener algún encuentro ocasional con otro hombre para tener sexo.

‘Bud sex’, hombres heterosexuales a los que les gusta tener sexo ocasional con otros hombres

Admiten que jamás podrían enamorarse de sus compañeros de juego sexual pero les divierte y excita el realizar esos esporádicos encuentros. Es todo por puro placer.

Un gran número de hombres han descubierto, a través de la curiosidad que les ha llevado el ver que es una práctica cada vez más extendida, que el sexo con otras personas de su género puede proporcionarles grandes momentos de placer.

Existen múltiples aplicaciones con las que se puede encontrar una pareja ocasional para tener sexo esporádico (las llamadas ‘Bud Sex meetings‘), no se consideran bisexuales y, por tanto, suelen evitar encuentros con una persona homosexual, con el fin de evitar cualquier tipo de vínculo emocional por parte de ésta.

Entre los autodefinidos como ‘Bud Sex’ (también conocidos como ‘heteroflexibles‘) saben que el uno del otro no querrá nada más allá que ese tipo de coito furtivo y una vez terminado cada uno se marchará a su casa para seguir con su vida y rutina diaria.

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

¿Sabías que el cáncer de mama también puede afectar a los hombres?

¿Sabías que el cáncer de mama también puede afectar a los hombres?

Estamos acostumbrados a relacionar el cáncer de mama con las mujeres, pero (y cada vez más) también afecta a los hombres. El índice de afectados es mínimo, ya que tan sólo lo parece 1 varón por cada 100 casos de cáncer de mama femenino que se diagnostica.

Puede afectar a un hombre de cualquier edad, pero generalmente y con un mayor porcentaje de posibilidades, estos casos se dan en varones con edad comprendida entre los 60 y 70 años.

Los síntomas más comunes de este tumor maligno en el hombre incluyen una masa inflamada en la región pectoral o una anormalidad en el pezón que el afectado no suele asociar con un proceso maligno. Esto hace que en muchos casos el diagnóstico se realice cuando el tumor está muy avanzado, lo que empeora el pronóstico de la enfermedad.

 

Para saber más sobre el cáncer de mama os recomiendo visitar la web de la AECC (Asociación Española Contra el Cáncer)

 

Otros posts que te puede interesar leer:

 

Fuentes de consulta e imagen: Asociación Española Contra el CáncerMuy interesante / doctorbg