BLOGS
La energía como derecho La energía como derecho

Las claves de un tema que nos afecta a todos

El Paquete de Energía Limpia: una década perdida para la energía y el clima

Por Concha Cánovas – Experta en Energías Renovables

Bandera con estrellas amarillas

“El Paquete de Energía Limpia propuesto por la Comisión Europea y actualmente en fase de discusión supone, más allá de una transición energética suave, un retraso para el cumplimiento del Acuerdo de Paris”, así lo manifestaba el eurodiputado Claude Turmes, uno de los principales impulsores de las renovables en Europa, en la presentación que realizó durante la pasada Asamblea General de Climate Action Network Europe (CAN Europe).

En su intervención abogó por establecer al 2030 unos objetivos más ambiciosos que los propuestos por la Comisión y vinculantes a nivel nacional. Una transición continua para poder alcanzar en 2050 una economía basada en energías renovables y completamente eficiente debería implicar al 2030 una reducción de nuestras emisiones contaminantes en al menos un 50% respecto a los niveles de 1990, frente al 40% actualmente propuesto, y unos objetivos de renovables del 45% y del 40% en eficiencia energética, muy superiores al 27% y 30% propuestos por la Comisión Europea.
Como se puede observar en el gráfico adjunto, trasladar a la siguiente década acciones que se deberían adoptar en el periodo 2020-30, supone de facto generar un volumen de emisiones superior al que correspondería a esa década a partir del “presupuesto de carbono” de la Unión Europea- cantidad de CO2 que se puede emitir al 2050 con el fin de permanecer por debajo de los 2 ºC respecto a los niveles pre-industriales establecido en el Acuerdo de París. Lo que obligaría a la siguiente década implantar actuaciones adicionales mucho más ambiciosas y acortar el horizonte temporal de reducción a poco más del 2040.

En estos momentos en que en España se acaba de cerrar el periodo de consultas para la elaboración de la tan necesaria y urgente Ley de Cambio Climático y Transición Energética en la que se establecerá la senda de descarbonización a medio y largo plazo para garantizar una transición ordenada de nuestra economía hacia una economía baja en carbono, no dejan de sorprender las continuas declaraciones que se vienen realizando, precisamente desde el Departamento de Energía, orientadas a preservar el statu quo del modelo actual y proteger instalaciones obsoletas.

Declaraciones que van desde justificar la adopción de una transición energética aún más suave de lo que ya ha propuesto la Comisión Europea, a abogar por mantener abiertas las centrales de carbón bajo el riesgo de que se incremente en un 15% el precio de la electricidad en momentos de repunte. Aunque se desconoce cómo se computa en esta valoración las subvenciones que se destinan a cubrir las pérdidas de nuestra no competitiva industria del carbón, o los extremadamente altos costes difusos de no actuar sobre el cambio climático, entre cuyos fenómenos dañinos clave, según la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA), están las inundaciones, las olas de calor, los incendios forestales, el granizo,.. efectos que desgraciadamente ya viene siendo habitual que los suframos en nuestro país dado que, según la AEMA, somos el quinto país europeo con mayores pérdidas económicas por estos efectos. Por otra parte, no es la primera vez que este Departamento amenaza con cuantiosos perjuicios económicos ante actuaciones que no tiene voluntad de desarrollar como ya sucedió en 2016 ante una Proposición de Ley sobre medidas urgentes de fomento del autoconsumo cuyo impacto fiscal se valoró en respuesta parlamentaria en 235M€, cifra posteriormente contestada por el sector fotovoltaico en un detallado informe que cuantificó su impacto en 1,2M€

Por eso, apostar ahora por una transición energética más suave que la que propone la Comisión Europea, parece ignorar que hemos perdido mucho tiempo negando el cambio climático en el que estamos inmersos y la dimensión que han tomado los problemas de salud relacionados con la polución (hasta el 95% de la población urbana de la UE respira aire que supera los mínimos recomendables establecidos por la OMS según AEMA), y también parece querer olvidar que afortunadamente para poder hacer frente a esta situación contamos con la revolución tecnológica que han alcanzado las renovables en estos años. Tal y como reconocía hace unos días el CEO de Enel y expresidente de Eurelectric , “las renovables son las grandes vencedoras en esta batalla por el clima al alcanzar un menor coste por kWh, lo que posibilita adoptar cambios trascendentales en el sector energético, con un progreso en renovables más rápido y profundo de lo esperado”. Por eso, internalizar esta realidad implica asumir en la década 2020-30 los compromisos que por responsabilidad y coherencia nos corresponden afrontar.

3 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser la natura mutante

    En el Mediterráneo se están viendo peces tropicalles.
    Los peces topicales no hacen turismo, van allí donde las condiciones de temperatura les son propicias para vivir. Pero no sólo eso. Tienen que alimentarse, como todo bichito viviente, y su alimento puede ser también parte del paquete de fauna que llega. Y entre ellos puede haber bichitos que no sean tan agradables para el desarrollo económico humano… aparte del desequilibrio en el habitat que se puede provocar.

    02 noviembre 2017 | 15:33

  2. Dice ser Bastian.Sevilla

    Madrid tiene dos grandes fuentes de contaminación atmosférica:1ª.- EL TRAFICO.2ª.-LAS CALEFACCIONES DEL SIGLO XIX (carbón,GASOIL..).La soluciones que al problema de la contaminación atmosférica se esta dando en las ciudades europeas:1.-Las ciudades europeas están apostando por la energía fotovoltaica, para edificios autosuficientes energéticamente.Madrid, debería de fomentar las energías fotovoltaica para sustituir las viejas calderas de carbón, y de otras energías tradicionales.Es absurdo que todas las ciudades europeas estén fomentando esta energía y las grandes ciudades españolas están al margen de una energía barata y de la que es abundante en España. Ademas actualmente es la mas barata.2.-Dotarse de un transporte publico eficiente y suficiente, ademas de priorizar su utilización.3.- El coche eléctrico debe ser una apuesta máxima de Europa,ya que carecemos de otras energías de las que somos dependientes.4.-Las ciudades deben de restringir el trafico movido por energías tradicionales,ya que la contaminación ademas del cambio climático,provoca enfermedades bronco-pulmonares,muertes…

    FOTOVOLTAICAS: Barcelona pondra en mas de 1000 edificios publicos instalaciones de paneles solares para que sean autosuficientes energeticamente. Esta practica es la normal en todas las ciudades Alemanas, y europeas en general.No entendemos porque esta practica no se generaliza en todas las ciudades españolas de poner paneles solares para la autosuficiencia de los edificios publicos. Y que decir de los edificios privados, no supondria esta instalacion de paneles solares un ahorro para las maltrechas economias de las familias en las ciudades. Ademas supondria un ahorro para la nacion. Una disminucion de la contaminacion atmosferica. EN FIN NECESITAMOS IMPLANTAR EN LAS CIUDADES DE ESPAÑA LA PRACTICA HABITUAL DE LOS PANELES SOLARES EXISTENTES EN LA CIUDADES EUROPEAS.El cambio climatico se manifestara segun los expertos con aumento de las temperaturas (causara millones de muerte las olas de calor), sequias severas, lluvias torrenciales, deshielo, aumento del nivel de mar, desaparicion de islas, costas,la madre tierra perdera muchos de sus hijos tanto de las especies animal, como vegetal…

    EL ECONOMISTA-28-12-2016

    Contaminación: madrid conserva 800 calderas de carbón y 5.000 de gasóleo

    El presidente de la Asociación de Empresas del Sector de las Instalaciones y la Energía (Agremia), José María de la Fuente, denunció hoy que en la ciudad de Madrid todavía funcionan 800 calderas de carbón la mayoría en la almendra central y unas 5.000 de gasóleo, por lo que sostuvo que sería una medida efectiva para luchar contra la contaminación que se prohibieran o que las administraciones públicas incentivaran activamente su sustitución.

    De la Fuente, en declaraciones a Servimedia, se refirió a esta cuestión al valorar que el Ayuntamiento de Madrid, para hacer frente a la alta contaminación en la capital, vaya a prohibir este jueves circular a los coches con matrícula par.

    Según el presidente de Agremia, es evidente que sería preferible sustituir las calderas de carbón y gasóleo en la capital a cortar el tráfico “generando trastornos enormes al conjunto de la ciudadanía y de la economía

    En esta línea, De la Fuente denunció que estas medidas relativas al tráfico, aunque llaman mucho la atención, en realidad no consiguen prácticamente nada.

    En cuanto al carbón, afirmó que no tiene ningún sentido que se siga utilizando, ya que se trata de una energía totalmente descatalogada y fuera de lugar en el siglo XXI en una ciudad moderna.

    Más allá de la contaminación generada por estas 800 calderas, advirtió sobre la polución adicional que se genera en su reparto, que se realiza con camiones enormes, y sobre las condiciones de trabajo de quienes cargan el carbón en las calderas, así como de quienes lo reparten. …..

    08 noviembre 2017 | 18:38

  3. Dice ser Rosa

    Mientras siga mandando los alemanes en la luz española lo tenemos crudo. En españa hay mucho sol y eso a los Alemanes no les gusta, perderían mucho dinero con Endesa. Hoy en día sale muy rentable unas fotovoltaicas con baterías para guardar durante el día y utilizar por la noche. Con electrodomésticos A3+ no consumen nada. En mi caso pago más por potencia contratada 3,7 que por consumo en 2 meses.

    13 noviembre 2017 | 12:45

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.