BLOGS
La energía como derecho La energía como derecho

Las claves de un tema que nos afecta a todos

La energía de la razón

Por Mariano Sidrach de Cardona – Catedrático de la Universidad de Málaga

energías renovables

Hace ya más de un año que desde la Fundación Renovables pusimos en marcha este blog de ‘La Energía como Derecho’, con el objetivo de visualizar los problemas energéticos actuales y proponer y debatir sobre las posibles soluciones al llamado problema energético. Todo bajo el convencimiento de que la situación actual de las energías renovables permiten ofrecen soluciones tecnológicas viables y económicamente rentables a la situación energética actual.

Durante este tiempo, y en la medida de mis posibilidades, he intentado colaborar exponiendo de forma clara, lo más amena y didácticamente posible, mis ideas sobre los temas que considero que es importante debatir y actuar de forma urgente, para que podamos evitar la catástrofe medioambiental que nos amenaza en forma, sobre todo, de cambio climático y contaminación atmosférica.

Sin duda, durante este tiempo, las energías renovables han seguido desarrollándose a buen ritmo a nivel mundial y sin embargo tengo la sensación de que en España estamos exactamente en el mismo punto, sin que nada haya cambiado. Por medio, hemos tenido una cumbre sobre cambio climático y un cambio de gobierno, con la pérdida de la mayoría absoluta del Partido Popular y la llegada al parlamento de nuevos partidos políticos. Sin embargo las políticas energéticas en España siguen siendo exactamente las mismas.

No debe ser sólo una sensación mía, ya que el Observatorio de Sostenibilidad en su informe del 2016 afirma que “el sistema energético español continua en una senda de la insostenibilidad, sin mejorar su eficiencia energética con un aumento de las emisiones de CO2 y otros contaminantes, así como de la dependencia exterior”.

Hasta lo que parecía más evidente e inmediato, como era la derogación de la ley que regula el autoconsumo en cuanto el PP perdiera la mayoría absoluta, debido al acuerdo de todos los demás partidos, se ha parado en seco debido a la abstención de Ciudadanos. Sus razones no han convencido, veremos cómo sigue este tema, aunque no veo al gobierno precisamente nervioso con esta cuestión.

Para acabar de alimentar mi frustración, recibo una carta que la Presidencia del Gobierno supongo ha enviado a todos los que hemos firmado alguna petición en contra de su política energética, en la que en un buen ejercicio de confusión política se mezclan medias verdades, cuando no falsedades, sobre la política energética actual. Me dicen que el gobierno comparte mis inquietudes y que hacen todo lo posible para mitigar el cambio climático. ¡Me preocupa y mucho que me digan que están de acuerdo con mis ideas y mis inquietudes!

No me resisto a copiar algunas de las perlas de este escrito,

“este Gobierno también está apostando firmemente por el despliegue de las energías renovables, de tal manera que nuestro país está por encima de los objetivos de cumplimiento del compromiso europeo en esta materia para 2020”

“hemos llevado a cabo, por primera vez en España, la regulación específica del autoabastecimiento eléctrico

“este Gobierno está firmemente convencido de que la transición hacia un modelo de desarrollo bajo en carbono no tiene marcha atrás, por lo que seguirá trabajando para que España cumpla con sus compromisos y lleve a buen término la transformación ordenada de nuestra economía”.

Sin tan convencidos están, ¿por qué no hacen nada?

¿Se están refiriendo al mismo país en el que yo vivo, o me están hablando de otro?, ya que no me identifico en nada con esta afirmaciones. ¿Es el mismo país que cuenta con la regulación al autoconsumo mas restrictiva del mundo?, ¿el mismo gobierno que ha recortado las primas a las renovables, y que no ha instalado ni un solo MW en los últimos años?, ¿que ha permitido que se cierren empresas y que se pierdan miles de puestos de trabajo en un sector como el fotovoltaico, en el que éramos punteros en el mundo?

Seamos serios. No basta con decir las cosas, gobernar es además trazar una hoja de ruta creíble para poder alcanzar los objetivos propuestos. No basta con firmar acuerdos, decretos y leyes. Hay que desarrollar además una estrategia para llevarlos a cabo y con la dotación económica adecuada. Y este gobierno no hace ninguna de las dos cosas.

Seguimos parados en una estrategia que ha convertido a la energía en rehén de unos intereses económicos que nada tienen que ver con los intereses de los ciudadanos. Seguramente, porque ellos mismos son rehenes de los mismos intereses económicos.

Hora es ya de que exijamos a nuestros gobernantes un cambio de rumbo en las políticas energéticas, un apoyo real a las energías renovables, un plan de reducción de nuestra dependencia de los combustibles fósiles, un plan para la mejora del aire de nuestras ciudades, un plan para mitigar los efectos del cambio climático y, por favor, no me envíen más cartas mientras siguen haciendo lo mismo de siempre.

Quiero creer, aunque el gobierno nos tome por idiotas y nos envíe cartas con las que intenta vender su inmovilismo en política energética, que lo que muchos hacemos, escribimos y denunciamos en este Blog sirve para algo, que la razón se impondrá a la barbarie que significa mantener el modelo actual de consumo energético y que este país va a ser capaz de revertir esta situación y resolver la tremenda encrucijada en la que nos encontramos, volviendo a la cabeza del desarrollo e implementación de las energías renovables. Lo tenemos que hacer con urgencia y entre todos, no hay mucho más tiempo.

 

 

 

 

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.