BLOGS
La energía como derecho La energía como derecho

Las claves de un tema que nos afecta a todos

De refrescos azucarados y combustibles fósiles. Distinto daño, misma manipulación

Por Domingo Jiménez Beltrán – Presidente de la Fundación Renovables

Vasco con cola cola

Parece que coinciden en el tiempo y en la urgencia la necesidad de una dieta hipocarbónica para la economía, con el abandono de los combustibles fósiles, y la de una dieta hipoazucarada para los ciudadanos, con menor consumo de bebidas azucaradas y en muchos casos también carbónicas.

Y lo curioso es que mientras alguna de las medidas más eficaces para la reducción del consumo de los combustibles fósiles, como sería el poner un “precio al carbono” o una tasa o impuesto a las emisiones de CO2, no logra abrirse camino por la enorme resistencia de bastantes países – entre ellos los petroleros – y de los oligopolios energéticos y eléctricos, sí que está empezando a tomar enorme fuerza la propuesta de la Organización Mundial de la Salud de un impuesto nada menos que del 20% para frenar el consumo de las bebidas azucaradas, generalmente carbónicas, cuyo sector lidera Coca Cola, para combatir la epidemia global de obesidad.

Epidemia sobre la que el leído autor de “Sapiens” y ahora de “Homo Deus” se atreve a decir:” For the average American or European Coca-Cola poses a far deadlier threat than al-Qaeda”. Es Yuval Noah Harari el que lo dice, yo no me atrevo ni a traducirla, no vaya a ser que alerte a los abogados de CC.

Y hay más similitudes en cuanto a los procesos de generación formal y sobre todo en las dificultades para que se impongan soluciones o respuestas ambiciosas, urgentes y posiblemente drásticas, entre estas dos epidemias, o mejor dicho pandemias, de origen claramente humano.

Decía Gandi que “algunos tienen o tenemos que cambiar para que todos vivamos mejor” y en ambos casos podemos decir que hay sectores económicos y empresas especificas con situaciones dominantes en el mercado global, como serían las empresas de las bebidas carbónicas edulcoradas por un lado y los oligopolios energéticos por otro, que se resisten al cambio y además de formas a veces nada ortodoxas.

Estos días la prensa, se hace eco de un estudio publicado por el “American Journal of Preventive Medecine” que confirma lo que ya se intuía y es que Coca Cola, y Pepsi “pagaron millones a organizaciones de salud para mejorar su imagen” con objeto, según el informe ”probablemente” de debilitar el apoyo de esas organizaciones a regulaciones restrictivas con el consumo de refrescos azucarados y mejorar su imagen.

Una imagen que se ha visto sin duda afectada por el contenido en azúcar de su producto estrella y que ha hecho que ahora maticen lo que era una afirmación de su entonces Presidente de Coca Cola para España, Marcos de Quinto, en 2008 cuando en un encuentro digital de El Mundo respondía a la pregunta sobre la imagen de Coca Cola como asociada con otros refrescos a la mala alimentación, con un tajante “Coca-Cola es un producto muy sano” y que ha pasado a lanzar en mayo de este año, desde su nuevo puesto de VicePresidente y gurú de marketing de Coca Cola en Atlanta, una “estrategia global enfatizando el consumo responsable de azúcar” , reforzando sus líneas lighty así poder mantener su posición dominante también en la ineludible dieta hipoazucarada.

¿No les suena esto a algo similar en materia de Cambio Climatico? Con empresas energéticas y eléctricas pagando primero informes y campañas (sin entrar en la del “primo de Rajoy”) para desautorizar o minorizar el Cambio Climatico y pidiendo ahora tiempo para poder integrarse en una dieta energética y económica hipocarbónica. E intentando igualmente trasvasar su posición dominante, como la Coca Cola, a la nueva situación, reforzando primero nuevos productos más “light” carbónicamente (gas, gasificación y captura del carbono, nucleares…) y luego forzando las tecnologías renovables no accesibles al público y frenando las accesibles como la fotovoltaica en régimen de autoconsumo.

Pues bien aquí viene ahora la prueba del algodón .En esta situación, con estas resistencias al cambio de algunas empresas y la necesidad de una respuesta social en una economía de mercado y para hacer frente a estas pandemias de la obesidad y el cambio climático: ¿Se alinearán las empresa con la propuesta de la OMS de introducir un impuesto para reducir el consumo de bebidas azucaradas y la obesidad, y  con algo similar, un impuesto al CO2, para reducir el consumo de combustibles fósiles y con ello la contaminación atmosférica y mitigar el Cambio Climatico? Simple internalización de costes

Desde aquí hago una llamada que debería ser un clamo popular para que:

El sector de bebidas azucaradas con Coca Cola y Pepsi a la cabeza se pronuncien a favor de un impuesto para las bebidas azucaradas (cuando lo intento la Generalitat hace poco no tardo en retirar su propuesta curiosamente después de la visita del Embajador de EEUU), que podría destinarse a financiar programas sanitarios y de promoción de dietas saludables, y si no que sepamos que les preocupa mucho mas su negocio que nuestra salud.

Los sectores Energético y Eléctrico, con Iberdrola, Endesa, Gas Natural, Repsol… a la cabeza se pronuncien a favor de un impuesto al CO2 (realmente eficiente frente al torticero sistema de comercio de emisiones, y lo saben) que además ayudaría a financiar la transición energética tan oportuna como necesaria en España, y si no que sepamos que su negocio y rentabilización especuladora de sus inversiones fósiles les importa más que nuestra salud y el Cambio Climatico.

Y que si las empresas no actúan responsablemente nuestro furor como consumidores caiga sobre ellas donde más duele, en el consumo, con doble dividendo para nosotros.

  • Imagen: Flickr/Álex Pascual Guardia

8 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Ivi

    El problema lo tiene la gente, la empresa hace su negocio. NO bebas y no ingerirás tanto azúcar.
    Así de simple.

    21 octubre 2016 | 11:13

  2. Dice ser Ana

    Problema: puedes no consumir bebidas azucaradas (de hecho, me parece una medida básica) pero ¿puedes no consumir energía? Si no tienes más remedio porque no puedes pagarlo, eso es otra cosa y el Gobierno tendrá que dar una solución, aunque no les veo muy proclives a ello. Pero tu, como consumidor ¿puedes no poner la calefacción en pleno invierno? Creo que no…Y con los Gobiernos vendidos a las eléctricas, que según salen ya tienen un puesto en la de turno, pues los ciudadanos lo llevamos crudo. Y como seguimos votando a los mismos, pues nada, ajo y agua.

    21 octubre 2016 | 11:25

  3. Dice ser ¿de veras que somos especie racional?

    El Cambio Climático no tra el Cambio de Mentalidad necesario para cambiar el mundo humano.
    El ser humano es demasiado (…) En tres puntos suspensivos no cabe toda la viciosa terquedad del cerebro del bipedo que no razona ni con cerebro que se le ponga. De creernos el centro del universo a ser (…). Al humano hay que obligarlo a cambiar. Si ve luz en una gruta y le dicen que es luz los mismos que els ponen sombras en su destino, verá luz, y si tropieza contra los muros encima se echará la culpa de no ver bien. Y si le dicen que es porqeu lleva gafas de sol, aunqeu no las lleve, creerá que es porque lleva gafas de sol y punto.
    Si somo suna especie racional, entonces ¿por qué sigue casi igual de mal el humano mundo, tantos sombríos, tanta sombra, tanta gruta y contentitos con los chichones de tropezón?

    21 octubre 2016 | 12:25

  4. Dice ser alan Kardec

    Vaya chorrada de artículo. El problema es..¿el azúcar, el edulcorante, la coca, la pepsi, el co2? Vaya cruzada contra el azúcar.

    21 octubre 2016 | 12:45

  5. Dice ser dexaparecido

    no entiendo como los gobiernos no regulan la cantidad de azúcar que ponen en los alimentos que es veneno

    21 octubre 2016 | 14:57

  6. Dice ser David Díaz de Quijano

    El cambio a través de las propias elecciones en nuestro consumo es fundamental, y yo lo incluiría en primer lugar (luego, y sobretodo para quien no ejerce ni promociona un consumo responsable y consciente, intentaría presionar y exigir ese tipo de impuestos).
    Respecto a lo que comenta “Dice ser Ana” sobre la energía, hoy en día es difícil optar por no consumir ninguna, pero sí que en muchos casos ya podemos optar por compañías eléctricas sin ánimo de lucro y que fomentan las renovables, como por ejemplo la cooperativa “Som Energia”, pero muchas otras que han ido apareciendo estos últimos años en España.
    Y a nivel de bebidas azucaradas, una opción es decidir no consumirlas. Aunque también las hay con menos azúcar o nos las podemos hacer en casa bajas en azúcar o con edulcorantes naturales (estevia). Pero cuidado con las bebidas light, o incluso muchas supuestamente “normales” pero que llevan un montón de edulcorantes, que se han probado ser cancerígenos. A ver si nos van a cambiar la pandemia de la obesidad por una del cáncer generalizado!!

    21 octubre 2016 | 16:35

  7. Dice ser Pepe

    ¡no te compres un coche y solucionado!

    Estarás más sano tu y el planeta, y si necesitas desplazarte usa Blablacar o los medios públicos de transporte.

    Puesto que no conduces no padecerás el nocivo estrés de la conducción diaria, también disfrutaras de TODO en un tren o autobús, pues puedes adelantar trabajo con tu teléfono, relajarte escuchando música o leer un libro

    Tu economía mejorará notablemente pues no tendrás que pagar coche+intereses bancarios+impuestos, plaza de garaje y gasolina+impuestos

    ………………………▄▄
    ……………………█░░█
    ……………………█░░█
    ………………….█░░░█
    ………………..█░░░░█
    ..██████▄▄█░░░░░██████▄
    ▓▓▓▓▓▓█░░░░░░░░░░░░░░█
    ▓▓▓▓▓▓█░░░░░░░░░░░░░░█
    ▓▓▓▓▓▓█░░░░░░░░░░░░░░█
    ▓▓▓▓▓▓█░░░░░░░░░░░░░░█
    ▓▓▓▓▓▓█░░░░░░░░░░░░░░█
    ▓▓▓▓▓▓█████░░░░░░░░░█
    ██████▀………▀▀██████

    21 octubre 2016 | 17:08

  8. Vera usted, tengo 68 anos y jamas en mi vida tuve nocion de que a Cuba la azotara un huracan como el Matthew, en Maisi, Baracoa, Guantanamo, dejo la region devastada al ras luego de seis horas de azote, segun pude constatar en comunicacion telefonica con residentes del area afectada, la hierba quemada a ras del suelo, los bosques desaparecieron junto con la fauna y alli miles de pobladores estan viviendo en un paisaje lunar lo cual me evidencia que existe un cambio climatico del cual no somos concientes ya que la prensa internacional ha censurado este problema, el paisaje lunar lo puede usted ver en una foto de mi blog http://lamedicinadecuba.blogspot.com/2016/10/matthew-dejo-un-paisaje-lunar-en-maisi.html

    23 octubre 2016 | 04:37

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Normas para enviar su comentario e información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal

    Antes de enviar su comentario lea atentamente las normas para comentar en 20minutos.es. La opinión de los autores y de los usuarios que realizan comentarios no es responsabilidad de 20 Minutos Editora, SL. No está permitido realizar comentarios contrarios a la normativa española y europea ni injuriante. 20 Minutos Editora, SL se reserva el derecho a administrar y eliminar los comentarios que consideremos puedan atentar contra las normas, resultar injuriosos, resulten spam o sencillamente no estar relacionados con la temática a comentar.

    Le informamos que, de conformidad con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente en materia de protección de datos personales y de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, al enviarnos el presente formulario Ud. está dando expresamente su consentimiento a 20 MINUTOS EDITORA, SL para que trate los datos recogidos en este formulario con la finalidad de gestionar el servicio de recepción de su comentario, así como para enviarle comunicaciones electrónicas informativas o comerciales o dirigirle publicidad electrónica de productos y servicios propios o de terceros. No está permitido el registro de menores de 13 años.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies

    Para la finalidad anteriormente indicada 20 Minutos Editora, SL puede ceder estos datos a otras empresas de Grupo Henneo o a terceros proveedores de servicios para la gestión de comunicaciones electrónicas y otros servicios de gestión comercial o publicitaria, incluso aunque se hallen fuera del territorio de la Unión Europea en aquellos casos que legalmente garanticen un nivel adecuado de protección que exige la normativa europea.

    Los datos personales solicitados deben ser exactos para que puedan tratarse con las finalidades indicadas. En el caso de dichos datos dejen de ser exactos, necesarios o pertinentes para las finalidades para las que han sido autorizados (por ejemplo, en caso de comunicaciones electrónicas devueltas por error o cancelación de dirección electrónica), 20 Minutos Editora, SL procederá a su bloqueo, conservándose los datos únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales durante el plazo de 4 años, transcurridos los cuales 20 Minutos Editora, SL procederá a su supresión. Sus datos se conservarán por 20 Minutos Editora, SL mientras sean exactos y Ud. no retire el consentimiento que explícitamente emite con el envío de este formulario o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.

    En cualquier momento Ud. puede retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de sus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a 20 Minutos Editora, SL enviando un correo electrónico a dpo@20minutos.es o mediante comunicación escrita al domicilio en Pº Independencia, 29. 50001 Zaragoza, indicando en cualquiera de ambos casos la Ref. Datos personales y el derecho que ejercita así como adjuntando copia de su DNI o documento identificativo sustitutorio.