Entradas etiquetadas como ‘diego pablo simeone’

Thierry Henry calla la boca a los ‘haters’ del Cholo Simeone

Thierry Henry, en la rueda de prensa previa al Atlético-Mónaco (EFE).

El empate del sábado entre Atlético de Madrid y Barcelona abrió de nuevo las compuertas de la legión de ‘cuñaos’ que ven tres o cuatro veces al año al Atleti (contra Madrid, Barça y poco más) y que como les molesta que el equipo colchonero vaya medianamente bien, sacan a relucir el sobado argumento de que el Cholo es un cobarde (futbolísticamente hablando), que si el Atleti no juega a nada y todo el rancio fraseo habitual.

A veces, es necesario que venga alguien de fuera, no contaminado, para decir las verdades del barquero, que diría José María García, y callar las bocas de los haters del técnico argentino. Ese alguien fue este martes Thierry Henry, el entrenador del AS Monaco y leyenda del fútbol, que en la rueda de prensa previa al partido de este miércoles entre el equipo monegasco y el Atleti, dijo esto del equipo de Simeone: “Siempre hablamos del Atleti, dicen que sólo juega a la contra, pero no es verdad. Luchan el uno para el otro. Simeone tiene este club en su piel, es un entrenador extraordinario y es un honor para mí estar al lado de él”.

¿Es un pelota Henry? ¿Sabe menos de fútbol que su iluminado excompañero en el Barça Sergio Busquets? No lo creo. Es solamente un tipo que, pese a haber formado parte del mejor Barcelona de la historia, no está intoxicado con el mantra de la secta de guardianes del buen y único fútbol y de ese tipo de compañero periodista que no sale del “catenaccio de los equipos italianos”, “los ingleses celebran los córners como si fueran gol” o “el viaje a Rusia es complicado por el frío”. La lástima, repito, es que tengan que venir de fuera a explicarlo.

Los cinco motivos de la crisis del Atlético y el peor inicio de Liga del Cholo

 

Sergi Enrich celebra su gol para el Eibar en el Metropolitano (EFE).

El gol de Borja Garcés (cuando los goles importantes los marca un canterano debutante de 19 años saben mejor) no debe maquillar que el Atlético de Madrid está en crisis en este inicio de temporada, que es el peor desde 2009 y el peor, claro está, de la era Cholo Simeone. El tema preocupa porque este año las expectativas estaban disparadas debido a la calidad de la plantilla, para muchos, la mejor de la historia del club rojiblanco. ¿Cuáles son los motivos de esta temprana pájara, que hace que el Atleti sólo haya ganado uno de cuatro partidos?

  1. Poco acierto de cara a gol. Los colchoneros sólo han marcado tres goles en estas cuatro jornadas de Liga. Diego Costa, que tras la Supercopa parecía estar muy en forma, todavía no se ha estrenado en el campeonato nacional, mientras que Antoine Griezmann lleva sólo un tanto. Al francés le está costando coger la forma tras, todo hay que decirlo, un verano muy especial, ya que se ha proclamado campeón del mundo liderando a su selección. En descargo del hispano-brasileño y el francés diré que este sábado, ante el Eibar, el portero Dmitrovic sacó varios goles cantados a ambos.
  2. Fallos en defensa. Por primera vez, vemos en Diego Godín, uno de los líderes de la zaga y auténtico mariscal del equipo, detalles que hacen pensar que el uruguayo está empezando a vivir cierto declive. En este inicio de Liga ha mostrado fallos de marca y de velocidad y muchos reclaman una pareja de centrales formada por Giménez y Lucas (o Savic). Será difícil que Simeone quite del once a uno de sus hombres de confianza.
  3. El estado de Filipe Luis. No ha empezado con buen pie Filipe Luis la temporada. Ese amago de marcha al París Saint-Germain ha revelado que el lateral brasileño no está del todo contento y parece que ese estado de ánimo se ha trasladado al terreno de juego.
  4. Koke no carbura. Otro de los elementos clave de este equipo es Koke Resurrección. El mediocampista vallecano no está teniendo su inicio de temporada más afortunado. De hecho, Luis Enrique lo ha dejado fuera en su primera convocatoria como seleccionador nacional. Ante el Eibar, Koke no tuvo en absoluto una buena actuación, pero a pesar de ello jugó los 90 minutos.
  5. Algunos cambios de Simeone. Lo he dicho muchas veces, pero lo vuelvo a repetir por si acaso: ojalá Simeone fuera siempre el entrenador del Atleti. Le firmaría un contrato vitalicio. Pero eso no quita para que el argentino tome a veces decisiones discutibles. El equipo no mejoró con los cambios ante el Eibar. De hecho, quitar a Rodri provocó que el equipo se hundiera y fue cuando llegó el gol de los vascos. La afición del Metropolitano manifestó su descontento con el cambio, difícil de entender.

Pero también hay cosas positivas. Saúl está pletórico de confianza. El gol del canterano Garcés ilusiona de cara a su futuro. Y ahora empieza la Champions…

El Cholo Simeone manda un mensaje muy claro a Griezmann

Antoine Griezmann se lamenta en el partido del Atlético en Riazor (EFE).

Campeaba el 0-0 en el marcador. Era el minuto 80. Todo apuntaba a un empate más, el que iba a ser el séptimo en ocho partidos, incluidos los dos ante el Qarabag en Champions y el de Copa ante el Elche. Las alarmas disparadas. Hacía falta un gol de manera desesperada y quedaban 10 minutos para lograrlo. ¿Qué hizo el Cholo Simeone? Ante la sorpresa de muchos, quitar al atacante más incisivo, al delantero con más gol, al jugador franquicia, al crack del equipo. A Antoine Griezmann (y para meter a un central).

Este artículo tendría un tono más trágico si Thomas Partey no hubiera marcado un gol en el minuto 91 que le hubiera dado al equipo los ansiados tres puntos. Pero el tanto del ghanés no borra lo que pasó en Riazor: que Diego Simeone ha mandado un mensaje muy claro al francés.

Y mi teoría no solo se sustenta en el cambio. El día antes, el bonaerense dejó un jugoso titular en la rueda de prensa previa al partido: “No tenemos un jugador que nos gane un partido”. Bien es cierto que inmediatamente después explicó que “cuando ganamos fue cuando el global respondió en consecuencia”, pero si tienes un jugador que se codea con los ‘balones de oro’, la frase de marras chirría. Y minutos después del partido de Riazor, ante los micrófonos de beIN, el Cholo explicaba que en el equipo “hay gente que quiere”. El partido se ganó sin Griezmann. A buen entendedor… Y ya en rueda de prensa, otra reflexión del técnico: “Si tenemos 23 puntos y Griezmann ha marcado solo dos goles, es buena señal”.

En mi opinión, lo de este sábado ha sido un mensaje claro y diáfano al jugador francés. Se le podría defender diciendo que, en general, todo el equipo está mal, pero él es el as del equipo. No en vano es el que más cobra. Y no olvidemos su verano, un poco tontorrón (“no descarto nada”, “seis sobre diez posibilidades de irse al United, etcétera”). El de Mâcon se retiró del césped coruñés mesándose sus cabellos teñidos y se sentó en el banquillo con cara muy seria. Mensaje recibido.

Ahora viene un parón de selecciones. Y después, derbi madrileño. No debe haber ninguna duda de que Antoine Griezmann tiene que ser titular. Pero, por si acaso, este sábado el Cholo le ha hecho ver que no le va a temblar el pulso nunca.

Giovanni Simeone alimenta el peor miedo de los atléticos

Simeone, este sábado en el Calderón (EFE).

Simeone, este sábado en el Calderón (EFE).

Lo dijo Giovanni Simeone este sábado. El hijo mayor del Cholo habló en los micrófonos de Onda Cero y dijo algo que hace sentir escalofríos: “El fichaje de mi padre por el Inter se dará en algún momento”.

Es cierto que ese vínculo del entrenador bonaerense con el equipo neroazzurro se viene comentando desde que llegó al Atleti y las cosas empezaron a ir bien. El propio Cholo no ha ocultado nunca su ilusión por dirigir a un club en el que cuajó algunos de sus mejores años como futbolista.

Pero el momento de las palabras del ‘Cholito’ hacen aumentar el miedo de una afición que ve que ese momento innombrable puede llegar: el día en el que el Cholo diga adiós al Atleti.

Giovanni Simeone se está haciendo un nombre como futbolista en Italia. Hace una semana metió dos goles a la Juventus con su equipo, el Genoa. Es otro de los síntomas de que la etapa del Cholo en el Atleti, la inolvidable, intensa, maravillosa, dura y reconfortante etapa del Cholo en el Atleti, se acabará más pronto que tarde.

Primero, llegó en septiembre la renovación a la baja del entrenador, pasando de 2020 a 2018 como fecha del fin de su contrato. Antes, en mayo, tras la tremenda decepción de perder la final de la Champions en Milán (caprichos del destino), Simeone ya sembró la duda al decir que tenía que “pensar”. Miguel Ángel Gil Marín tuvo que viajar en verano a Buenos Aires para convencer al Cholo de que siguiera. Son varias las voces que dicen que el argentino tenía decidido tirar la toalla, tras la terrible decepción de San Siro.

Lo oficial es que Simeone será el técnico del Atleti en el primer año de La Peineta (o como diablos se vaya a llamar). Pero este año las cosas no están yendo tan bien en Liga. Se percibe que las cosas no son como antes de Milán. Ya no. Leía este sábado un tuit (el autor es Jesús Barbero), que decía que “el Cholo ha querido ser grande con una directiva pequeña y la realidad es cabezona“. Muy acertado. Y muy revelador.

¿Y después del Cholo? Es pronto para pensarlo, pero el pos-cholismo es un abismo inmenso que tendrá que afrontar la afición y sobre todo, el propio club, con firmeza. Jugadores clave que sin disimulo vinculan su permanencia en el club a la de Simeone, una filosofía grabada a fuego en jugadores y afición, una forma de entender el fútbol… el legado del Cholo es grande y habrá que ver cómo sobrevive el Atleti a él.

Hay muchos ejemplos de equipos que siguen manteniendo el nivel e incluso lo mejoran tras la marcha de un símbolo del calibre de Simeone (me viene a la mente el triplete de Luis Enrique), pero pensar la posibilidad de un Atleti sin el Cholo, o escuchar las palabras de Giovanni sobre su padre y el Inter sigue dando pánico.

Por Edu Casado @EduCasado, cholista.

¿Es el Cholo Simeone el mejor entrenador del mundo? Yo digo sí

Simeone, en un partido de la presente temporada (GTRES).

Simeone, en un partido de la presente temporada (GTRES).

El Atleti acaba de conseguir en Rusia una nueva victoria en esta temporada de Champions. Aunque no soy muy de vender la piel del oso (son muchos años), el Atleti está virtualmente en octavos de final de la máxima competición europea. Otra vez. Sería la cuarta consecutiva. Que se dice pronto.

Recordemos una vez más qué se encontró el Cholo cuando llegó al Atleti, en las Navidades de 2011/2011: un equipo deprimido, eliminado en Copa por el Albacete, sin idea de juego, con jugadores dando un rendimiento mediocre… El argentino llegó y poco a poco, con trabajo, ha conseguido que el club colchonero campe por la Champions con la comodidad de un Bayern, de un Chelsea, de un PSG y discutiéndole cosas a Madrid y Barça.

El buen entrenador no es el que se empeña en imponer su estilo esté en el equipo que esté. El buen entrenador es que saca lo mejor de lo que tiene. Aunque es cierto que con el Cholo la plantilla ha mejorado cada año hasta tener la actual, quizá la mejor en la historia del club colchonero, en este Atleti son fundamentales un tal Koke que antes de la llegada del argentino estaba a punto de irse cedido al Málaga, un Gabi que recordaba al de la primera etapa, un Godín que no se parecía al Villarreal e incluso llegó a ser discutido…

Esta transformación hace que el Cholo sea el mejor entrenador del mundo. Lo es porque ha llevado a competir con los mejores a un grupo que estaba lejísimos de esos escalones. Para muchos, Guardiola es el número 1, pero estaría encantado de ver al de Santpedor dirigiendo a un club deprimido y, manteniendo el esquema, llegar a lo más alto. No olvidemos que Pep ha dirigido en su carrera al Barça, al Bayern y al City. Algo parecido pasa con Mourinho. Si bien el de Setúbal hizo campeón a un equipo del segundo escalón como el Oporto, Mou ha tenido, como Guardiola, presupuesto casi ilimitado y equipos de ensueño a su disposición. En mi opinión (y habría que ver si logra algo en Inglaterra), sólo Klopp podría estar cerca del Cholo.

PD: Me van a permitir unas palabras para Yannick Carrasco. Va para estrella Mundial. Es que es acordarme de Arda y entrarme la risa.

Por Edu Casado @EduCasado, cholista.