Entradas etiquetadas como ‘etimologías falsas’

Algunas etimologías falsas que soléis creeros a pies juntillas (III)

A menudo me topo con alguna publicación en la que se da una explicación totalmente errónea o falsa sobre el origen de una expresión o término. Algunas veces el error de debe al desconocimiento por parte de quien lo ha escrito, publicado o compartido y otras como divertimento de alguien con el fin de engañar (tomar el pelo) a los lectores. También son muchos los seguidores de este blog, mis libros y redes sociales que contactan conmigo con el fin de consultarme si una etimología que les ha llegado es cierta o no.

Algunas etimologías falsas que soléis creeros a pies juntillas (III)

Uno de los problemas es que en ocasiones hay medios de comunicación que las dan como ciertas y utilizan esos bulos como información real e incluso hay quien me ha recriminado que un post mío era erróneo porque había leído algo distinto en otra lado (cuando el erróneo era el otro).

En este post, otros próximos y en anteriores (esta es la tercera entrega) os voy a ir trayendo algunos de esos bulos o ‘etimologías fakes’ que la gente suele creerse a pies juntillas y las comparte masivamente como si fueran ciertas.

 

 

  • Testificar

Declarar, explicar y denotar con seguridad y verdad algo, normalmente relacionado con el mundo judicial

Algunas etimologías falsas que soléis creeros a pies juntillas (III)Bulo: La etimología falsa, y ampliamente extendida, del término ‘testificar’ es la que explica que los romanos juraban decir la verdad apretándose los testículos con la mano derecha.

Verdad: El vocablo proviene de ‘testigo’ y ésta a su vez viene del antiguo vocablo íbero ‘testiguar’, derivado del latín ‘testificare’, el cual está compuesto de ‘testis’ (testigo) y ‘facere’ (hacer) y nada tiene que ver etimológicamente con los testículos o el hecho de apretárselos a la hora de jurar, pues, evidentemente, no existe ni una sola prueba histórica de que lo hicieran.

 

  • Más vale maña que fuerza

Tener destreza y habilidad para conseguir algo frente al esfuerzo físico.

Algunas etimologías falsas que soléis creeros a pies juntillas (III)Bulo: El bulo alrededor de esta famosa expresión explica que su origen proviene de la época del Primer Sitio de Zaragoza (1808) en el que las mujeres zaragozanas (con Agustina de Aragón al frente) defendieron la Puerta del Carmen, acabando con la vida de 4312 soldados franceses y que, de ahí, surgió la expresión haciendo referencia a maña como gentilicio coloquial para referirse a las aragonesas.

Verdad: El término ‘maña’ de esta locución no hace referencia a las aragonesas sino a la astucia, habilidad y destreza de una persona (no importa el sexo). Este vocablo proviene del latín vulgar *mania, utilizado antiguamente para referirse a una ‘habilidad manual’ y que no tiene conexión alguna con el gentilicio aragonés, el cual proviene etimológicamente del latín ‘magnus’ usado para designar a aquellas personas magnas, importantes y grandes. Además, existe constancia del uso de la expresión ‘Más vale maña que fuerza’ varios siglos antes de producirse el Sitio de Zaragoza de 1808, encontrándonos (entre otros textos) que el célebre escritor Pedro Calderón de la Barca la utilizó, literalmente, en una de sus obras (‘Cada uno para sí’) publicada en el año 1661.

 

 

 

Te puede interesar leer también estos otros posts: 

Algunas etimologías falsas que soléis creeros a pies juntillas (II)

A menudo me topo con alguna publicación en la que se da una explicación totalmente errónea o falsa sobre el origen de una expresión o término. Algunas veces el error de debe al desconocimiento por parte de quien lo ha escrito, publicado o compartido y otras como divertimento de alguien con el fin de engañar (tomar el pelo) a los lectores. También son muchos los seguidores de este blog, mis libros y redes sociales que contactan conmigo con el fin de consultarme si una etimología que les ha llegado es cierta o no.

Algunas etimologías falsas que soléis creeros a pies juntillas (II)

Uno de los problemas es que en ocasiones hay medios de comunicación que las dan como ciertas y utilizan esos bulos como información real e incluso hay quien me ha recriminado que un post mío era erróneo porque había leído algo distinto en otra lado (cuando el erróneo era el otro).

En este post, otros próximos y en anteriores (esta es la segunda entrega) os voy a ir trayendo algunos de esos bulos o ‘etimologías fakes’ que la gente suele creerse a pies juntillas y las comparte masivamente como si fueran ciertas.

 

  • Salvado por la campana

Librarse de un peligro en el último instante

Algunas etimologías falsas que soléis creeros a pies juntillas (II)Bulo: La explicación falsa da como origen de esta expresión a un tipo de ataúdes que en la Edad Media llevaban incorporada una campana y que podía ser tocada desde el interior, en caso de que la persona enterrada no estuviera realmente muerta.

En realidad no hay ni una sola constancia de que en la Edad Media existieran ese tipo de ataúdes. Sí que la hay a partir de finales del siglo XVIII, pero por aquel entonces la expresión ‘Salvado por la campana’ (concretamente su versión en inglés ‘Saved by the bell’) ya era pronunciada desde mucho antes y además refiriéndose a otra cosa.

Verdad: El origen de la expresión está ampliamente documentado de que proviene del mundo del pugilismo, concretamente del momento en el que un boxeador (todavía en pie) está cerca de ser derribado y se libra (salva) de perder el combate al sonar la campana que indica el final del round.

 

  • Dabuti

Algo que es excelente, estupendo

Algunas etimologías falsas que soléis creeros a pies juntillas (II)Bulo: La explicación falsa y que surgió de una página dedicada a inventarse, a propósito, el origen de frases y términos, señala que esta expresión proviene de un vino italiano llamado ‘Da Butti’ y que era el preferido de Amadeo de Saboya, quien lo trajo a España, en 1871, tras ser proclamado rey.

Verdad: Se trata del diminutivo del vocablo ‘dabuten’ y éste a su vez proviene de contraer el término ‘de buten’ (escrito también en la forma ‘bute’ o ‘de bute’ y así es recogido por el diccionario de la RAE), utilizado de forma jergal para hacer referencia a la excelencia de una cosa o asunto. Nos llegó a través de la lengua caló, en el que se utiliza la forma ‘de bute’ para indicar que algo vale mucho, es excelente, de gran calidad o valor.

 

  • Senado

Edificio que acoge la Cámara Alta y en la que se reúnen lo representante de las distintas formaciones políticas y territoriales.

Algunas etimologías falsas que soléis creeros a pies juntillas (II)Bulo: La explicación que es compartida en forma de meme indica que ‘Senado’ proviene del término ‘seno’, añadiendo que, de hecho, esa cámara tiene forma de seno (pecho), motivo por el cual a los senadores (y políticos en general) les cuesta tanto dejar el cargo (dejar la teta o dejar de chupar de la teta del Estado).

Verdad: Senador proviene del latín ‘senātor’, término compuesto por ‘senex’, cuyo significado es ‘anciano’, ‘viejo’ y el sufijo –tor (referente a una ocupación o profesión). Por tanto, el Senado era (en la Antigua Roma) el lugar en el que se reunían los hombres ancianos y sabios que habían sido elegidos como miembros de una institución cuya finalidad era aconsejar al Estado (magistrados, emperadores, cónsules…) y que, precisamente, habían sido escogidos para tal cargo debido a su avanzada edad y, por tanto, sabiduría.

 

 

Te puede interesar leer también estos otros posts: 

Algunas etimologías falsas que soléis creeros a pies juntillas (I)

Con frecuencia me topo por las redes con alguna publicación en la que se da una explicación totalmente errónea o falsa sobre el origen de una expresión o término. Algunas veces el error de debe al desconocimiento por parte de quien lo ha escrito, publicado o compartido y otras como divertimento de alguien con el fin de engañar (tomar el pelo) a los lectores. También son muchos los seguidores de este blog, mis libros y redes sociales que contactan conmigo con el fin de consultarme si una etimología que les ha llegado es cierta o no.

Uno de los problemas es que en ocasiones hay medios de comunicación que las dan como ciertas y utilizan esos bulos como información real e incluso hay quien me ha recriminado que un post mío era erróneo porque había leído algo distinto en otra lado (cuando el erróneo era el otro).

En este post (y otros próximos) os voy a ir trayendo algunos de esos bulos o ‘etimologías fakes’ que la gente suele creerse a pies juntillas y las comparte despreocupadamente en sus redes como si fueran ciertas.

 

  • Emperifollarse

Ir maquillado, peinado o adornado en exceso.

Algunas etimologías ‘fakes’ que soléis creeros a pies juntillas (I)

Bulo: Corre por las redes una explicación sobre la procedencia del término emperifollado/emperifollarse, escrito en la forma ‘emperifoyado/emperifoyarse’, que atribuye dicho origen al apellido del diplomático estadounidense John Peurifoy quien solía ir elegantemente vestido (aunque en esos bulos virales aparece el apellido como ‘Perifoy’)

Verdad: Proviene del ‘perifollo’ una planta herbácea similar al perejil y muy utilizada en cocina gracias a ser muy aromática (desprende un aroma mezcla de perejil y anís). Algunos cocineros abusaban del uso de esta hierba, sobrecargando el adorno de algunos platos, que pasaron a ser conocidos como ‘emperifollados’, trasladándose el término para hacer referencia a las personas que van recargadamente vestidas y maquilladas o abusan de los complementos y adornos.

 

  • Tirar la toalla

Rendirse, abandonar un propósito.

Algunas etimologías ‘fakes’ que soléis creeros a pies juntillas (I)

Bulo: La explicación falsa y que surgió de una página dedicada a inventarse, a propósito, el origen de frases y términos, señala que esta expresión proviene de tiempos de la Antigua Roma, en el que se realizaban insinuaciones homosexuales en las termas y el dejar caer la toalla al suelo era señal de que se admitía dicha proposición.

Verdad: Tiene su origen en el mundo pugilístico. Cuando el entrenador o preparador de un boxeador ve que éste está al límite de su resistencia y no se encuentra en condiciones físicas de continuar tiene la opción de arrojar una toalla al aire (que debe caer dentro del cuadrilátero) como símbolo de rendición y finalización del combate para evitar daños mayores o irreparables.

 

  • Pusilánime

Falto de ánimo y valor para tomar decisiones o afrontar situaciones comprometidas

Algunas etimologías ‘fakes’ que soléis creeros a pies juntillas (I)

Bulo: En la explicación falsa también se le da la acepción de ‘estar enchochado’, argumentando que el término provine de la unión del vocablo inglés ‘pussy’ (usado para referirse a la vagina, chocho, coño) y ‘lamine’ de la que no se da ninguna explicación ni significado. Evidentemente, se nota a leguas que quien creó esta ‘etimología fake’ lo hacía como divertimento, aunque sin pensar en que quien lo leyera podría creérselo.

Verdad: El término lo recibimos directamente del latín ‘pusillanĭmis’ que era la contracción de la expresión ‘pusillus animus’ y que venía a significar ‘de alma o espíritu pequeño’ (pusillus: pequeño – animus: alma/espíritu) y se aplicaba a aquel que era apocado, cobarde y sin valor.

 

Te puede interesar leer también: 

La importancia de comprobar las fuentes para que no te cuelen un fake (bulo)

La importancia de comprobar las fuentes para que no te cuelen un fake (bulo)Ya son más de diez años (desde enero de 2006) los que llevo día a día investigando, escribiendo y publicando en el blog ‘Ya está el listo que todo lo sabe’ y las diferentes colaboraciones que realizo para varios medios y páginas.

Siempre trato de ser sumamente meticuloso a la hora de buscar las respuestas a aquellas dudas que quiero resolver, buscando en infinidad de fuentes y contrastándolas al máximo con el fin de no publicar ningún post que contenga errores.

Evidentemente en mis inicios cometí algún que otro error, que con el tiempo supe reparar y que me sirvió para que no me fiase a la primera de cambio de cualquier cosa que viese publicada por ahí, por muy enlazada, retuiteada y extendida que estuviera.

Esto me lleva a tener un estricto celo a la hora de leer según qué contenidos y comprobar sistemáticamente todo aquello que me crea alguna duda y numerosos son los posts que he publicado destripando leyendas urbanas, falsas cadenas y bulos que muchos daban como ciertos.

Lamentablemente no ocurre lo mismo con un grandísimo número de internautas, quienes se creen a pies juntillas todo lo que leen o les pasa algún conocido a través de las redes sociales; compartiéndolo con sus amigos y seguidores haciendo así mucho más grande un posible bulo.

Pero no solo los usuarios corrientes son los que se tragan todas esas mentidas que circulan por la red sin comprobarlas, sino que por desgracia también hay medios y profesionales que se dedican a publicar y dar altavoz a aquello que corretea por la red, solo porque ha sido compartido por tropecientas personas.

Hace unos meses descubrí un blog que se dedicaba a inventarse explicaciones etimológicas sobre expresiones muy populares y a difundirlas, todo a modo de divertimiento y sin advertir en ningún momento de que lo que en ella se explicaba se trataba de una burda mentira. La página en cuestión se llama Emitologías y aunque en su título hace un juego de palabras con los términos etimología  y mito en ningún lado del blog advierten que todo el contenido que allí publican se lo han inventado y nada tiene que ver con la realidad.

Me puse en contacto con el autor de dicha página, quien se esconde en todo momento tras el anonimato y le comenté de lo peligroso que resulta difundir bulos sin advertir que lo son. Pero de poco o nada sirvió, ya que a ese anónimo bloguero le importó un bledo y vino a contestarme que él y una amiga lo pasaban la mar de bien escribiendo esos contenidos y que no era culpa de ellos el que la gente fuese tan crédula; haciendo caso omiso a mi petición de que pusieran en el blog o en los posts algún aviso en el dijese que se trataba de un contenido de coña/falso/inventado.

Pues bien, esto ha llevado a que muchos internautas comenzasen a conocer la página, pero no como un sitio que publica etimologías inventadas, sino creyendo que lo que allí publican es verdadero, por lo que un gran número de sus posts han sido compartidos por muchísimos internautas en sus redes sociales.

Esto ha pasado con una de esas falsas etimologías publicadas por Emitologías, concretamente con la titulada “TE PONGO MIRANDO PA’ CUENCA”, la cual llegó a ser llevada por un usuario a Menéame y obtuvo 51 ‘meneos’ (afortunadamente 7 usuarios la votaron como negativa y no subió a la portada).

Tras pasar por Menéame y ser compartido por un buen número de internautas, algún que otro bloguero pilló esa falsa información y sin comprobarlo la fueron publicando en sus respectivos blogs (y lo mismo ha pasado con otros contenidos de esa página).

Pero esto no ha sido lo peor…

Recientemente el apartado de ‘redes’ de la web de Abc.es (a través de su acuerdo con Bitácoras.com) ha publicado un artículo titulado “La aplicación que enseña el origen de la expresión «mirar para Cuenca»” el cual lo han sacado de la página windowsphoneapps(*) que había publicado previamente esa falsa etimología. Han referenciando al blog Emitologías como la fuente fiable de la información, sin haber caído en ningún momento en que se trataba de un bulo. Esa entrada del diario digital ha sido ampliamente difundida en las redes sociales provocando que cada vez se haya ido haciendo más grande esta cadena de despropósitos y mentiras en la que miles de personas se han creído la falsa historia que cuentan sobre el origen de la expresión ‘poner mirando pa’ Cuenca’.

Creo sinceramente que el problema radica en que nadie de Bitacoras.com ni de Abc.es (que se deduce que tienen sobrada experiencia y solvencia a la hora de publicar y contrastar cualquier información) se haya molestado en comprobar, antes de publicarlo, si ese contenido era cierto y si la fuente a la que enlazaban era de fiar o no (que no lo es, como ya he explicado).

Para finalizar este post os añado la conversación que mantuve con el autor del blog Emitologías a través de los mensajes de su página en Facebook, ya que no me quiso facilitar un email de contacto:

 

12/05/2014 19:08  Alfred López

Hola, Disculpa por mi insistencia para conseguir un modo donde enviarte un correo, pero el tema que me trae a contactar contigo es serio e importante. Evidentemente tiene mucho que ver con tu blog y los textos que en él publicas, ya que todo lo expuesto está inventado pero la gente que accede al contenido en ningún momento es advertida de que lo que va a leer es completamente producto de la imaginación del autor, sin tener nada que ver con el verdadero origen etimológico. Y sí, sé que te defenderás argumentando que en el título ya lo pone: emitologías, y la verdad es que es un argumento no valido, porque la gente no tiene que reparar en si la m y la t están cambiadas de sitio y por lo tanto habla de mitos pero no de etimos. Te comento todo esto porque los que nos dedicamos profesionalmente a la labor de encontrar los orígenes etimológicos de las expresiones y palabras le echamos muchísimas horas de investigación para que aparezca de la nada un blog que se inventa historias, que no lo advierte y que hace que mucha gente quede desinformada por culpa de ello. Pero lo peor de todo es que hay personas que se creen según qué a pies juntillas y a mi me ha ocurrido el discutirme una persona una etimología y cuyos argumentos erróneos los había sacado de este blog y he de decirte que lo defendía como si le fuese la vida en ello… sólo porque lo había leído en un enlace de Facebook de tu blog. Fue a través del enlace que esta persona me facilitó cuando descubrí tu página y me di cuenta del daño que puedes llegar a causar desinformando. Es por ello que te pido que añadas una leyenda bajo el título del blog donde ponga que todo lo que van a leer está inventado y lo mismo haría al pie de cada post. Ruego no te tomes a mal mi mensaje, pero creo que es necesario. Los que nos dedicamos a divulgar te lo agradeceríamos. Un cordial saludo Alfred López

 

12/05/2014 19:27  Emitologías

Hola Alfred, En primer lugar quiero decirte que no me tomo a mal tu mensaje, es más, me alegro de que me escribas y perdona por haberte “obligado” a escribirme aquí: conozco ya los problemas que acarrea dejar la dirección de mail por internet sin control. En segundo lugar te cuento la historia de este blog y mi punto de vista, que es de alguna manera diferente al tuyo. Todo empezó como un juego con una amiga que habla español aunque este no sea su lengua madre. Le interesan mucho las expresiones extrañas y la idea de inventarse un origen para cada una nos resultó muy divertida a los dos. Cuando empecé a escribirlas y a publicarlas jamás pensé que hubiera nadie capaz de creerse la cantidad de cosas que se me han ocurrido, sobre todo porque hay algunas historias que de verdad no hay por donde cogerlas desde el punto de vista histórico. Sin embargo, y tu mensaje así me lo confirma, queda claro que una parte de la gente que sigue el blog (por desgracia no toda) ha desarrollado un interés por las etimologías que antes no tenía, y creo que esto es una buena noticia. Evidentemente basta buscar en Google el nombre de muchos de los personajes que cito para ver que no son verdad y, obviamente, en ningún otro sitio encontrarán una confirmación de lo que digo. Imaginemos además por un momento que cuando digo que “Heródoto lo cuenta” haya alguien que abra el libro de Heródoto buscando la historia. No la encontrará, pero habrá una persona que habrá buscado quién era Heródoto y habrá incluso echado un vistazo a su obra.
En cualquier caso el motivo que hay detrás de este blog sigue siendo puro entretenimiento, no sólo para mí sino para todas esas personas que lo siguen aun sabiendo que todo lo que cuento no es verdad. Decir cada vez que lo que escribo no es verdad le quitaría todo el interés al blog. La esperanza es en parte que cuando alguien lea una historia tan extraña piense “esto no puede ser verdad” y busque cuál puede ser el verdadero origen de la expresión. Por otro lado, quien se crea todo lo que lee en Facebook merece seguir haciéndolo. Lo mismo para quien no entienda la parte de la información donde digo “explicaciones mitológicas”.
Gracias por el interés y espero que entiendas (incluso si no lo respetas) mi punto de vista.
Un saludo.

 

(*)ACTUALIZACIÓN:

Tras la publicación de este post la web windowsphoneapps  han rectificado y añadido una nota indicando del error de su info, cosa que es de agradecer y les honra.

Por su parte, hasta el momento ABC.es ha hecho oídos sordos al aviso de que ese contenido que han publicado es un bulo, cerrando los comentarios a la moderación.

Otro medio que ha caído en el engaño de Emitologías ha sido la web de noticias Cádiz Directo: http://www.cadizdirecto.com/origen-de-la-expresion-te-pongo-mirando-pa-cuenca.html Les he avisado error, pero también ha hecho oídos sordos (prefieren seguir manteniendo un buen flujo de visitas que corregir un error). al igual que ABC. es tiene los comentarios cerrados con moderación.

 

 

Lee y descubre más historias como esta en el apartado ‘Destripando Mitos, Leyendas Urbanas y Supersticiones’ de este blog