Entradas etiquetadas como ‘foggia’

Qué fue de… Luigi di Biagio: un mediocentro de la vieja escuela italiana

Di Biagio, amonestado en la final de la Eurocopa de 2000 (Archivo 20minutos).

Italia es tierra de grandes porteros, infranqueables defensas y sobrios centrocampistas. Hoy vamos a hablar de un ejemplo de este último tipo de jugador. El protagonista es Luigi di Biagio.

¿Quién era?: Un centrocampista italiano de finales de los 80 a finales de la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Pues por su dilatada experiencia en el calcio en equipos del calibre de la Roma o el Inter, y por ser un asiduo de su selección.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2007 en las filas del Ascoli. Tras colgar las botas inició una carrera como entrenador. En la actualidad está en paro y hasta junio era seleccionador italiano sub-21.

¿Sabías qué…?: Es uno de los jugadores que ha vestido las camisetas de los dos grandes equipos de la capital de Italia: Lazio y AS Roma.

– Con el equipo celeste sólo jugó un partido en la Serie A.

– Antes de su carrera como técnico fue comentarista de televisión.

– Jugó con Roberto Baggio en el Brescia.

– Estuvo en los Mundiales de 1998 y 2002 y en la Eurocopa de 2000.

– Jugó la final de este último torneo, que Italia perdió ante Francia, y fue amonestado. En el minuto 66 de partido fue sustituido por el milanista Massimo Ambrosini.

– Es caballero de la Orden del Mérito de la República Italiana.

– Es un fanático del pádel.

– Está casado y tiene cuatro hijos.

– Mide 1,75 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Luigi di Biagio nació el 3 de junio de 1971 en Roma, Italia. Debutó como profesional en 1988 en la Lazio. En 1989 se fue al Monza y en 1992 recaló en el Foggia. En 1995 lo fichó la Roma, donde pasó cuatro temporadas. Luego jugó otras cuatro en el Inter, tres en el Brescia y una en el Ascoli, donde se retiró. Con la selección jugó 31 partidos y marcó 2 goles.

Os dejo con un vídeo dedicado a Di Biagio:

Hasta mañana.

Quién fue… Luciano Re Cecconi: la víctima de una supuesta broma mortal

cecconi2Pues vamos con la historia singular de esta semana y esta es una de esas trágica. Pero además de trágica, es rocambolesca, es hasta difícil de creer. Nos vamos a la bella Italia para hablar de la desgraciada historia de Luciano Re Cecconi.

El 1 de diciembre de 1948 nace en Nerviano, Lombardía, Luciano Re Cecconi, hijo de un albañil. Empieza a trabajar de carretero con un primo y a jugar el fútbol como un hobby.

Empezó a jugar en un modesto equipo de su pueblo, el Sant’Ilario Milanese, del que pasó a la AD Aurora. Su salto a un equipo profesional lo hace al Pro Patria, de la localidad de Busto Arsizi, cerca de Varese, también en Lombardía. Con este equipo debuta como centrocampista en 1968 en la Serie C, la tercera división italiana.

Al año siguiente, lo ficha el Foggia, equipo de la Serie B, con el que logra ascender a la Serie A. Fue el mejor del equipo pullés ese año pero no pudo evitar el descenso. De nuevo en Serie B vuelve a ser el mejor y se da la circunstancia de que la Lazio ficha como técnico a Tommasso Maestrelli, uno de los entrenadores de Re Cecconi en el Foggia. El nuevo míster laziale pide a Re Cecconi y el jugador desembarca en el otro gran equipo de la capital. Es 1972.

En su primera temporada, se hace con un puesto en el once titular y la Lazio cuaja una fantástica campaña, acabando tercera y a sólo dos puntos de la Juventus, que fue campeona. Es en esa época en la que le llega la convocatoria para la selección sub-23.cecconi1

Al año siguiente (1973-1974), la Lazio alcanza la gloria y vence el primer Scudetto de los dos que posee en su historia. Luciano Re Cecconi es una pieza fundamental de ese equipo y se gana ir con la selección absoluta al Mundial de Alemania 74. Cecconi no juega ningún partido e Italia no pasa de la primera fase. Pero por suerte para él, regresa a la selección meses después. En total jugó dos partidos con la azzurra.

La temporada 74-75 no es muy buena: la Lazio no puede jugar la Copa de Europa por estar sancionada (debido a unos incidentes producidos en Roma en una eliminatoria contra el entonces potente Ipswich Town) y el equipo no puede defender el título en el campeonato liguero.

A estas alturas, Luciano Re Cecconi es uno de los futbolistas más famosos de la Lazio. Su cabellera rubia no pasaba desapercibida y le llamaban l’Angelo Biondo (el ángel rubio). Re Cecconi se afianza como uno de los mejores centrocampistas de Italia.

Y llega 1977. En concreto, la fría y lluviosa tarde del 18 de enero de ese año. Luciano Re Cecconi está con dos amigos, su compañero de equipo Pietro Ghedin y un amigo de ambos, un perfumista Giorgio Fraticcioli. Este último les pide que le acompañen a la joyería de un amigo, llamado Bruno Tabocchini, adonde tenía que acudir para hacer unas compras. La joyería estaba situada en un tranquilo barrio romano de Collina Fleming y nada hacia presagiar el terrible desenlace.

Según la versión oficial, cuandos los tres amigos entraron en la joyería, Re Cecconi decidió gastar una broma, se subió las solapas del abrigo, introdujo una mano extendida en uno de los bolsillos y exclamó: “Datemi tutto, questo è una rapina!” (“¡Dámelo todo, esto es un atraco!”). Según, insisto, la versión oficial, Bruno Tabocchini, que estaba de espaldas a la puerta cuando entraron los tres amigos, se giró al mismo tiempo que desenfundaba una pistola Walther del calibre 7.65 y disparó sobre Luciano, que recibió un balazo en el pecho. Media hora después, Re Cecconi fallecía. Tenía 28 años y dejaba una mujer embarazada de una niña y un hijo de dos años. Sus últimas palabras fueron “… era una broma…”cecconi3

Bruno Tabocchini fue detenido por homicidio simple con exceso culposo en legítima defensa. Tabocchini explicó que muy poco antes de ese día, había sufrido un atraco real y por eso se había hecho con una pistola. 18 días después fue procesado pero fue absuelto por el juez.

El funeral, multitudinario, se celebró en la Basílica de San Pedro, tras lo que el cuerpo de Re Cecconi fue trasladado a su pueblo, a Nerviano, donde está enterrado.

Antes de seguir, hay que tener en cuenta que la Roma de finales de los 70 no tiene nada que ver con la actual. Era una ciudad con mucha delincuencia, que vivía bajo la amenaza de las Brigadas Rojas y en la que los secuestros y los tiroteos estaban a la órden del día. Es más, para que os hagáis una idea de cómo era la época, os diré que todos los jugadores de la Lazio tenían licencia de armas e iban armados por la calle. Bueno, no todos. Casualmente, sólo uno nunca iba armado: Luciano Re Cecconi.

No mucho tiempo después de este suceso, empezaron a escucharse voces que no se conformaban con la versión oficial. Por lo pronto, Pietro Ghedin (que es actualmente seleccionador de Malta) nunca habló públicamente de lo que pasó en aquella joyería. Sigue sin hacerlo. Se limitó a darle credibilidad a la teoría oficial durante el juicio. Los que conocían bien a Re Cecconi lo consideran una persona muy reservada y tímida y consideran muy raro que hiciera una broma así.cecconi4

Hay dos personas que se resisten a creer la versión oficial y que exigen que se sepa la verdad. Son un periodista llamado Maurizio Martucci, autor del libro No bromeo. Re Cecconi, 1977, la realidad pisoteada, en el cual admite que la muerte del futbolista fue un desgraciado error, pero en el que defiende que Re Cecconi no hizo el más mínimo intento de broma, por lo que la responsabilidad penal del joyero Bruno Tabocchini es mayor de la que entonces se le asignó. Martucci dice que la teoría de la broma con final trágico sale de la defensa del joyero y que éste estaba presa de la ansiedad debido al clima de inseguridad de la Roma de aquellos años y de un atraco anterior. Martucci, además, cree saber los motivos por los que no se investigó el caso más a fondo. Al parecer, en esa época la Lazio estaba muy marcada políticamente (a la derecha; todavía hoy lo está a nivel de fans) y los jugadores no eran ajenos a este circo. Además, Martucci considera que el gremio de los joyeros italianos era muy poderoso en esa época, ya que sufrían constantes atracos por todo el país (sobre todo por grupos terroristas que usaban las joyas para autofinanciarse) y tenían muy presionado al Gobierno. El periodista, además, hace hincapié en un hecho: en 1983 se realizó un documental sobre la muerte de Luciano Re Cecconi y el joyero Tabocchini logró que un juez secuestrara la cinta, que nunca se emitió.

La otra persona en busca de la verdad no es otra que Stefano Cecconi, el hijo de Luciano. Es el autor del libro Él era mi padre y en él pretende honrar la memoria de su padre, intentando rechazar la idea de que su progenitor fue un bromista irresponsable.

Os dejo con un documental (en italiano) sobre el tema:

Que paséis un buen fin de semana.

Qué fue de… Signori

Los lectores Rafa y JM ya me pidieron hace unos días al protagonista de hoy, con el que retornamos a ese fútbol al que le tengo tanto respeto y admiración como es el italiano (por su profesionalidad y competitividad). Fue en su época uno de los grandes goleadores del fútbol europeo, un jugador de gran efectividad ante el marco rival, un hombre que logró grandes registros en su época. Os estoy hablando de Giuseppe Signori.

¿Quién era?: Un delantero italiano de los 80, los 90 y principios de este siglo.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser uno de los mejores goleadores de la historia de Italia, que se proclamó tres veces capocannoniere (pichichi) de la Serie A y auténtico estrella de la Lazio de los 90.

¿Qué fue de él?: Se retiró en el Sopron húngaro en 2006. Tras su retirada fue comentarista de RadioUno (la radio pública italiana) y de la propia RAI. Hasta hace unas semanas era directivo de la Ternana, de la Segunda B italiana.

¿Sabías qué…?: Solía llevar botas menores que su talla real, porque según él, así mejoraba su toque.

– Era un excelente lanzador de penalties, que lanzaba con una peculiar técnica. Se colocaba junto al balón, y sin coger carrerilla, lanzaba. Según él, así no dejaba a los porteros tiempo para adivinar la dirección de su disparo.

– En Italia era conocido por el sobrenombre de Beppe.

– Comenzó su carrera como extremo izquierda.

– Sólo mide 1,71. El Inter de Milán lo rechazó precisamente por su escasa estatura.

– Sus primeros éxitos los logró en ese equipo de evocador nombre, el Foggia. En él el entrenador era el legendario checo Zdenek Zeman y jugaban el argentino Chamot o el ruso Shalimov.

– Zeman y Chamot se fueron con él a la Lazio.

– Es el séptimo máximo goleador de la historia de la Liga italiana.

– Consiguió que los hinchas de la Lazio salieran a la calle a manifestarse cuando en 1995 se rumoreó que lo iban a traspasar al entonces millonario AC Parma.

– Jugó un Mundial, el de Estados Unidos 94, en el que Italia quedó subcampeona. En ese campeonato llevó el dorsal 20. Lo curioso de este asunto es que los dorsales de la selección italiana en ese Mundial se repartieron por orden de demarcación (excepto los porteros). Es decir, que del 2 al 9 eran los defensas, del 10 al 17 (menos el 12 del segundo portero, Luca Marchegiani) eran los centrocampistas y del 18 al 21 los delanteros (el 22 lo llevaba Luca Bucci, tercer portero).

Biografía, palmarés, estadísticas: Giuseppe Signori nació un 17 de febrero de 1968 en Alto Bolzano, Italia. Su primer equipo como profesional fue el AlbinoLeffe, donde debutó en 1984. En 1986 fichó por el Piacenza. Lo dejó en 1989 para irse al Foggia (estuvo antes un año cedido en el Trento, entre 1986 y 1987). En el Foggia estuvo hasta 192, cuando fichó por la Lazio. En el equipo romano estuvo hasta 1997. Tras un breve paso por la Sampdoria, en 1998 se fue al Bologna, donde vivió una segunda juventud. En 2004 probó fortuna en el Iraklis griego y en 2005 en el Sopron húngaro. Con la selección jugó 28 partidos y metió 7 goles.

Aquí os dejo un vídeo con goles de Signori en la Lazio:

¿Sabes algo más de Signori? ¿Tienes alguna anécdota? Escríbeme en los comentarios.