Pobreza energética, ¿Cómo podemos ponerle fin?

En la semana europea de lucha contra la pobreza energética ponemos el foco en los cuellos de botella que impiden avanzar hacia su total erradicación.

El concepto de pobreza energética aparece por primera vez a raíz de la crisis del petróleo de 1973 como un problema ligado a la pobreza. Se ha venido a definir como –la incapacidad, por motivos económicos, para mantener una temperatura adecuada en las viviendas, que permita unas condiciones de vida digna y saludable, debido a la ineficiencia energética del hogar, bien porque no pueden hacerse cargo del pago de las facturas por insuficientes ingresos económicos o porque, teniéndolos, la proporción que se destina a éste concepto es excesiva.

Y si bien conocemos –y no nos cansamos de decirlo– cuáles son los tres vectores fundamentales que la producen:

  1. Elevados precios de la energía.
  2. Bajos ingresos de los hogares.
  3. Baja eficiencia energética en las viviendas.

Vemos que las soluciones se centran en una única herramienta: el bono social.

  • ¿Es suficiente el bono social con respecto a los criterios que abarca? ¿Dos tipos de descuentos y bajos baremos de renta cubren realmente a todas las personas que lo necesitan? ¿Cuáles son sus carencias?
  • ¿Qué otras alternativas hay para erradicar la lacra de la pobreza energética?
  • ¿Qué impide que no se aplique de manera automática, cruzando datos de la Agencia Tributaria, de la Seguridad Social y de los Servicios Sociales? ¿Tener que solicitarlo traslada el problema al propio afectado?
  • ¿Los criterios de aplicación del bono social tratan a todas las personas con sentido de igualdad y de equidad?

Con estas preguntas, y otras más, desde la Plataforma por un nuevo modelo energético hemos arrancado la semana europea de lucha contra la pobreza energética con un debate en el que hemos contado con la participación de Paca Blanco, en representación de Ecologistas en Acción y de la Coordinadora de Vivienda de Madrid; Odelín Calatrava, técnico de la Unidad de Protección al Consumidor y Cambio de Comercializador de la Dirección de Energía de la CNMC; Ismael Morales, responsable del Departamento de Comunicación de la Fundación Renovables y Ángel Hernández, coordinador de la Red Madrileña de lucha contra la pobreza y la exclusión social (EAPN-Madrid).

 

Paca Blanco nos abre los ojos sobre la realidad del día a día. La información no llega a las personas que verdaderamente lo necesitan y, si les llega, no saben cómo gestionarla; las dificultades que se encuentran en los Servicios Sociales, que no tienen autorización para identificar a los consumidores vulnerables o en riesgo de exclusión social y la falta de documentación que acredite los niveles de renta.

Odelín Calatrava nos habla sobre el informe que elaboraron, a instancias del Defensor del Pueblo, recomendando al Ministerio que aclare y/o modifique la aplicación a la que acceden las comercializadoras de referencia para la comprobación de los datos de renta del solicitante del bono social, con el fin de que no se rechacen solicitudes porque la información no esté actualizada en la aplicación en el momento de la solicitud o porque no exista dicha información debido a que el solicitante carece de rentas y, por tanto, no puede documentarlas. Textualmente la CNMC dice:

“dicha desactualización o ausencia de información coloca al consumidor en situación de indefensión, puesto que se le impide documentar su condición de vulnerabilidad por otros medios igualmente legítimos.”

También preguntamos a la representante de la CNMC sobre la pérdida de beneficiarios del bono social. Desde 2017, cuando se aplica la nueva normativa, hasta agosto de 2020 se produce una pérdida de 1.031.166 beneficiarios y el número sigue decreciendo, puesto que en septiembre de 2020, una vez finalizada la orden de prórroga automática dictada por el Gobierno como una de las medidas del llamado “escudo social” con motivo de la pandemia, se han vuelto a ver reducidas estas cifras en 146.477 beneficiarios menos.

Beneficiarios del bono social en 2017 Beneficiarios del bono social en agosto de 2020 Beneficiarios del bono social en septiembre de 2020
2.336.185 1.305.019 1.031.166

Ismael Morales, de Fundación Renovables, destaca el precio de la energía como una causa más de la pobreza energética, pero sobre la cual, con voluntad política y social, se podría actuar. La realidad es que el precio de la electricidad en España es el quinto más caro de la Unión Europea y en este el 61% corresponde a costes regulados, vía BOE, y el 39% restante al coste de la energía real. Desde la Fundación Renovables se propone que la tarifa eléctrica actual se estructure bajo el concepto de “pago por uso” de la electricidad que realmente consumimos, en lugar de ser una herramienta de recaudación para conseguir la rentabilidad de las inversiones realizadas en infraestructuras de transporte y distribución, que suponen un 38% del total de los costes regulados.

La energía debe ser entendida como un derecho innato y el Estado tendría que garantizarnos un acceso universal, por lo que hay que poner encima de la mesa el debate sobre si puede ser tratada como un servicio público, que, sin embargo, tributa con un IVA general del 21%. La Fundación Renovables considera que debería revisarse para impulsar su reducción, al menos para los consumidores domésticos, como sujetos pasivos de IVA.

La tarifa eléctrica puede “limpiarse” con cierta facilidad normativa, siendo factible eliminar y redistribuir todas las partidas de los costes regulados para reducir la factura de todos los consumidores. Además, debería crearse una tarifa social para  proveer de un suministro básico de electricidad a costes asumibles para las rentas más bajas. Se trataría de un contrato exento de pago hasta los 2,3 kW de potencia, sin coste para los primeros 1.500 kWh consumidos y con un IVA superreducido del 4%. Con estos parámetros, el gasto para cubrir a 2.500.000 familias no superaría los 364 M€ de gasto adicional al que ya supone el bono social (para dimensionar la cantidad económica, esto supondría el 0,03 % del PIB o casi la mitad de lo que se ha pagado en concepto de interrumpibilidad a la industria electrointensiva).

 

Para Ángel Hernández, coordinador de la Red Madrileña de lucha contra la pobreza y la exclusión social (EAPN-Madrid), como representante del tercer sector, la lucha contra la pobreza energética debe ser integral y estar ligada a todas las situaciones de pobreza y exclusión.

La estrategia debe incluir políticas y medidas de garantía de ingresos, de acceso al empleo y de mejora de la calidad de este, mejoras de acceso a la formación, planes de vivienda pública y social y calidad de esas viviendas.

El bono social no es suficiente y desde el tercer sector hemos trasladado a la administración que se contemple la tarifa social, y no solo para la electricidad, sino para el agua y el gas. Es importante remarcar que la definición de consumidor vulnerable hace que puedas obtener un beneficio como puede ser el bono social o el salario mínimo vital o no. La documentación requerida es compleja y, sin duda, debería flexibilizarse la burocracia y sería necesaria su automatización.

En cuanto al papel de los mediadores sociales por parte de las entidades del tercer sector, en colaboración con los servicios sociales municipales, para identificar consumidores vulnerables, si bien es cierto que, a priori, se ponen en marcha medidas, luego no se articulan. Por ejemplo, los criterios para ser entidad colaboradora de la administración y poder identificar consumidores vulnerables tienen que ser de ámbito estatal cuando la mayoría de las entidades sociales intervienen en el ámbito de las Comunidades Autónomas.

¿Qué impide que el bono social se aplique de manera automática? ¿Es una solución eficaz para los consumidores vulnerables? Paca nos cuenta cómo el bono social no le solucionó el problema y que encontró más apoyo contratando en una cooperativa, en la que le optimizaron los conceptos de su factura para que no pagara más de lo necesario, consiguiendo una rebaja superior al 25% que obtenía como beneficiaria del bono social.

La formación del consumidor es fundamental, sin conocimiento ningún usuario tiene verdadera libertad para elegir más allá de lo que la oferta comercial y el marketing le sugieran, así que los debates sobre energía son una buena forma de ponerla en el foco de la actualidad y en la semana europea de lucha contra la pobreza energética no podía faltar. Todavía queda mucha semana, sigamos con ello.

Enlace al debate: https://youtu.be/SqcthEGjeBM

Por Soledad Montero – Área de energía de Ecologistas en Acción y miembro de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético Soledad Montero

 

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.