Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Entradas etiquetadas como ‘coche eléctrico compartido’

De la energía eléctrica renovable a la movilidad compartida

EnergÈtica, la primera cooperativa de consumidores de energía eléctrica renovable, que se constituyo hace cinco años en Castilla y León, prepara otra iniciativa similar para la movilidad eléctrica compartida, debido a la masiva respuesta que tienen este tipo de propuestas en otros países.

“Somos conscientes del inmenso impacto negativo que nuestros desplazamientos están generando en el medio ambiente y en nuestra salud y  nadie puede negar el escaso avance en el desarrollo de otros modelos de movilidad. Por eso, con esta iniciativa queremos ser parte del cambio”, afirman sus promotores.

Imagen de Som Mobilitat.

De momento, EnergÉtica ha organizado dos reuniones para presentar y debatir sobre el modelo de movilidad escogido para arrancar la actividad. La primera cita se celebró este lunes y la siguiente será el 28 de octubre para cerrar el proceso de constitución de la nueva cooperativa de consumidores en Castilla y León.

Los cooperativistas se agruparán mediante una aplicación, en la que se pueden reservar y utilizar los vehículos por horas o días, comprobar el estado de carga, las horas disponibles del vehículo y una multiplicidad de fórmulas de uso y facturación.

La iniciativa se basa en modelos que ya funcionan de cooperativas como Som Mobilitat o Alternacoop que trabajan en red con otras cooperativas de Europa y que se muestran como la forma más segura de comenzar la aventura.

Este modelo de cooperativa podrá asociarse y trabajar de manera conjunta con ayuntamientos y empresas que necesiten una flota de vehículos. “De esta manera –señalan-  todos podremos ganar y hacer un uso razonable del vehículo, contribuir a disminuir las emisiones de gases contaminantes en la ciudad, fomentar un modelo de economía social y solidaria y reducir el consumo de materiales y energía en la construcción de vehículos que irían para un modelo de propiedad individual cada vez más caduco, todo ello, a un menor coste para los consumidoras”.