Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Entradas etiquetadas como ‘energías renovables’

Amigos de la Tierra y Greenpeace piden al Gobierno que regule ya la energía comunitaria y el autoconsumo

. Así lo indica la Directiva Europea de Energías Renovables

Las organizaciones Amigos de la Tierra y Greenpeace han publicado la guía Desatando el Potencial de la Energía Renovable Comunitaria, con el objetivo de difundir cómo la nueva Directiva Europea de Energías Renovables abre las puertas a fomentar la energía comunitaria y el autoconsumo renovable en todos los países de la Unión Europea (UE).

Ambas organizaciones demandan al Gobierno que estos derechos reconocidos por la UE se trasladen a la normativa española y en especial en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, según han publicado en sus plataformas, y piden a las fuerzas políticas una apuesta decidida para favorecer las energías renovables en manos de la ciudadanía en todas sus modalidades.

Imagen: Amigos de la Tierra.

“La transformación energética, con la ciudadanía en el centro, ya no es una opción, sino una obligación tanto estratégica como moral que favorece a los ciudadanos, la administración y la industria”, señalan.

El paquete de Energía Limpia de la Unión Europea, aprobado en diciembre de 2018, plantea un marco legislativo muy favorable al autoconsumo energético individual y colectivo así como proyectos comunitarios de energías renovables.

“Una victoria alcanzada por la sociedad civil -señalan- tras años de campaña en defensa del derecho ciudadano a participar en paridad de condiciones en el sector energético”.

Las organizaciones describen en el documento, los nuevos derechos energéticos con los que cuentan las comunidades, las autoridades locales y la ciudadanía en general para generar y vender su propia energía y sugieren pasos prácticos y recursos para animar a reclamar que estos derechos recientemente reconocidos por la Unión Europea sean trasladados con urgencia a la legislación española.

La guía muestra cómo la legislación europea puede ayudar a eliminar las barreras existentes a la participación ciudadana y comunitaria en la adopción de las energías renovables  y pretende además explicar en palabras sencillas las implicaciones y los derechos recientemente reconocidos por la Unión Europea a colectivos ciudadanos a la hora de instalar, consumir, producir, vender, almacenar e intercambiar energías renovables.

“Los legisladores comunitarios han reconocido los beneficios de los proyectos de energía comunitaria para la creación de empleos verdes, el desarrollo local, el ahorro de energía, la mitigación de la pobreza energética y la promoción de las energías renovables y han puesto en marcha medidas para ayudar a las comunidades a desarrollar su potencial”, precisan.

Ahora que la directiva europea de renovables ya ha sido acordada por las instituciones de la UE, la próxima fase consiste en que los Estados miembros como España, la asuman y revisen sus legislaciones nacionales para asegurar su consonancia. A su vez, deben presentar un Plan Nacional Integrado de Energía y Clima ante la CE con los objetivos para 2030 sobre emisiones, renovables y eficiencia. Greenpeace y Amigos de la Tierra han pedido al Gobierno que incluyan objetivos, políticas y medidas de apoyo al autoconsumo y a las comunidades de energía renovable.

“Los impactos del cambio climático están empeorando, pero el movimiento para detener esta crisis también está ganando fuerza, tal y como demuestran las huelgas juveniles del movimiento #FridaysForFuture. Para evitar los efectos más devastadores del cambio climático es necesario que millones de personas participen en la transición energética”.

Los particulares también pueden invertir en renovables

Fundeen es una startup de Ávila que permite a usuarios particulares invertir en proyectos de energías renovables hasta ahora reservados a las grandes compañías eléctricas y fondos de inversión.

La plataforma acaba de obtener el 100% de la financiación de sus primer  proyecto, una instalación fotovoltaica en Málaga, en menos de 24 horas, con aportaciones de particulares.

Creada por los hermanos Nacho y Adrián Bautista, y con autorización de la CNMV, Fundeen ofrece a usuarios particulares poder invertir en proyectos de energías renovables, desde 500 euros. Un sector rentable que además favorece la transición energética a un modelo más sostenible. 

La startup nació en 2017, tras recibir sus creadores el galardón del programa de emprendimiento Santander Yuzz de la Universidad Alfonso X, que les dio la oportunidad de viajar a Silicon Valley. “Nuestra generación -señala Nacho Bautista- tiene la responsabilidad de generar su propio impacto positivo en el medio ambiente, algo que se puede conseguir apoyando el desarrollo de tecnologías limpias. Por eso, Fundeen pretende democratizar la inversión en proyectos de energía renovable y hacerlo accesible a todos y cada uno de nosotros”.

Fundeen busca que los particulares puedan, si quieren, participar en el sector de las energías renovables, ya que en España, tradicionalmente, estas inversiones las realizaban los fondos de inversión y las compañías eléctricas, al tratarse de proyectos muy grandes que precisan una inversión potente. “A día de hoy, con la tecnología, es factible crear sociedades que tengan muchos participantes que pueden hacer pequeñas aportaciones“, explica Bautista.

A través de la plataforma se puede invertir cantidades desde 500 euros de dos maneras: o haciendo un préstamo promotor o adquiriendo participaciones de una sociedad. El objetivo de los promotores es doble: “Por un lado, aportar a los inversores una rentabilidad anual de en torno al 7%; y por otro, que lo hagan apostando por un activo que genera un impacto muy positivo en la sociedad, al ayudar a hacer una transición energética hacia un modelo mucho más sostenible”.

Su primer proyecto ha sido Calanova Solar, una instalación fotovoltaica que se construirá en la provincia de Málaga y que ha alcanzado el total de la financiación necesaria en menos de 24 horas, el 70% de la misma en las primeras cinco horas tras el lanzamiento del proyecto.

La planta permitirá cubrir el 20% de la demanda energética del club Calanova, y convierte a sus 38 inversores en socios de la sociedad propietaria de la instalación y obtienen así participaciones y una rentabilidad anual estimada del 7,47%. Además, la startup acaba de cerrar una ronda de financiación de 150.000 euros para realizar inversiones en sectores como I+D.

Entre sus próximos proyectos se encuentra La Línea Solar, una instalación fotovoltaica de autoconsumo que produciría energía para cubrir el 20% de la demanda energética de la fábrica que el consumidor tiene en Cádiz; y Cadí-Moizeró, el primer proyecto de biomasa de Fundeen, instalado en un hotel en Cataluña.

Manifiesto por una transformación del sistema energético

Soberanía Energética Ya es el manifiesto elaborado por la organización Amigos de la Tierra Internacional para conseguir una transformación justa de nuestro sistema energético, basada en 10 demandas. Señalan que es la culminación de varios años de diálogo, investigación y construcción del movimiento en todos los continentes, con los grupos miembros y sus aliados.

Imagen: Amigos de la Tierra.

El manifiesto, que en su primer punto aboga por un cambio de sistema y por un nuevo modelo de justicia ambiental, social y económica basado en el poder de los pueblos, representa el compromiso de la organización ecologista con la construcción del sistema que el planeta necesita.

Afirman que la gente en todas partes ya está construyendo ese mundo: “los pueblos indígenas y comunidades en resistencia hace tiempo que ponen estos valores en práctica y ahora necesitamos construir poder popular para hacer realidad la justicia climática y la soberanía energética”.

Cada una de esas demandas plantea una medida positiva que acelerará la transición hacia un mundo más justo. Por ejemplo, consideran la energía como bien común y así, el manifiesto dice que nuestro sistema energético no debe gestionarse para enriquecer a unos pocos, debe existir para satisfacer las necesidades de la gente y los pueblos.

También aboga por la suficiencia energética, que implica el acceso universal a la energía suficiente para tener una vida digna y terminar con el derroche energético mediante eficiencia energética y ahorro de energía y con el consumo excesivo de las empresas y las élites.

En otro de sus puntos, el manifiesto pide que los países tienen que contribuir la lucha contra el cambio climático con la cuota parte justa que les corresponde y de conformidad con los principios de equidad y de pago de la deuda climática.

La petición de una energía 100% renovable se contempla en este texto y señala que es urgente y que tiene que acompasarse con la eliminación progresiva de los combustibles fósiles y proyectos extractivos y una prohibición total de los proyectos nuevos de energía sucia.

Amigos de la Tierra utilizará el manifiesto como herramienta de movilización y será presentado en reuniones locales, nacionales y en las movilizaciones mundiales. “Nos ayudará -dicen- a dar un paso al frente en cualquier espacio donde se reclamen soluciones, de manera tal que podamos garantizar que el micrófono esté en manos de las comunidades en resistencia y desplazará y acallará las llamadas a soluciones falsas y peligrosas distracciones”.

Karin Nansen, presidenta de Amigos de la Tierra Internacional dice que “Hay gente en todo el mundo que ya está implementando iniciativas que materializan la justicia y cuestionan la lógica capitalista. Es hora de extenderlas y multiplicarlas. La dimensión de las crisis que afrontamos exige cambiar de sistema y ese cambio de sistema llevará a la creación de sociedades sustentables y nuevas relaciones entre los seres humanos, y entre estos y la naturaleza, fundadas en la igualdad y la reciprocidad”.

‘Gas no es la solución’, una red estatal por las energías renovables

La red Gas no es Solución, una amplia coalición de colectivos y organizaciones españolas, se ha creado para mostrar el rechazo al desarrollo de este combustible fósil.

Colectivos ciudadanos que luchan contra el desarrollo de infraestructuras de gas en el terreno, organizaciones ecologistas y formaciones políticas han firmado el documento constituyente de la red Gas no es Solución, una alianza informal de actores que se oponen al desarrollo del gas en el modelo energético desde distintos aspectos que incluyen la lucha contra el cambio climático, la promoción de las energías renovables, el transporte sostenible, la democratización de la energía o la defensa del territorio.

Los colectivos implicados en esta campaña consideran que el gas es un combustible fósil y como tal debe abandonarse para poder cumplir con los objetivos de París. “Es parte del problema y no de la solución”, dicen y añaden que “la combustión de hidrocarburos es la principal causa del cambio climático global, por lo que es preciso que estos recursos contaminantes permanezcan bajo tierra”.

Una de las organizaciones que forman esta red, es Greenpeace que subraya que “la huella climática del gas es muy importante, especialmente si se consideran las fugas de metano que se producen a lo largo de toda la cadena de suministro”.

“Las infraestructuras que se proyectan -señalan- tienen una vida media de varias décadas, lo que convierte la apuesta por este combustible en algo incompatible con los objetivos climáticos europeos, que exigen unos tiempos de reacción mucho más inmediatos. Cuestionamos también la idea de que estos desarrollos gasistas estén al servicio del bien común”.

Gas no es Solución pretende actuar como un paraguas de lucha contra el gas y está abierta a nuevas adhesiones. La red “estará vigilante” frente al papel que tanto el nuevo gobierno de Pedro Sánchez como el resto de administraciones otorguen al gas en sus planes presentes y futuros, y denunciará cualquier intento de colocar este combustible fósil como una pieza clave de la transición energética.

La red apuesta por una transición energética renovable, transparente, democrática y ecofeminista. Entre sus socios figuran organizaciones como Amigos de la Tierra, Greenpeace, WWF España, Seo/BirdLife, la Fundación Renovables, Ecologistas en Acción o la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético.

El nacimiento de la plataforma ha coincidido en el tiempo con la presentación del estudio Market Report Gas 2018, elaborado por la Agencia Internacional de la Energía (IEA), en el que se anuncia un crecimiento global de la industria del gas en los próximos cinco años.