Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Las compras colectivas llegan a los seguros de salud

El comparador de precios Selectra ha puesto en marcha la I Compra Colectiva de Seguros de Salud, con la que pretende que todos los usuarios ahorren en su póliza médica.  

La iniciativa busca que todos los consumidores disfruten de las mejores coberturas sanitarias a la mejor relación calidad-precio, dada la preocupación actual por la salud. En concreto, en 2018, las primas de estas pólizas en España aumentaron un 5,59% con respecto al año anterior  y alcanzaron los 8.520 millones de euros.

Los interesados en participar pueden apuntarse ya, de manera gratuita y sin compromiso, rellenando un formulario. Una vez que esté constituido el grupo de interesados, Selectra negociará con las aseguradoras y seleccionará aquella que ofrezca mejores condiciones.

La fuerza de este tipo de iniciativas de ahorro radica en la unión, por ello, el objetivo es conseguir el mayor número de inscritos para poder negociar mejores condiciones con las aseguradoras. Tras este plazo de negociaciones, se comunicará a las personas apuntadas el progreso de las negociaciones y se designará al ganador.

Selectra tiene experiencia en la organización de compras colectivas, principalmente en el sector energético. Desde que lanzara en 2016 su primera operación nacional, la empresa ha conseguido unir a más de 75.000 usuarios interesados en reducir sus facturas de luz y gas. El ahorro medio anual obtenido para quienes decidieron contratar las diferentes ofertas ganadoras ronda los 180€. También ha realizado compras colectivas para reducir precios en Internet y móviles.

Con la nueva propuesta, la plataforma pretende fortalecer su compromiso por el ahorro de los hogares y que los usuarios ahorren en las tarifas energéticas y ahora también en los seguros de salud.

Actualmente, Selectra tiene más de 800 empleados repartidos en los nueve países en los que tiene presencia.

Más alternativas ecológicas a la industria textil convencional

Biocracia es una empresa de ropa y tejidos orgánicos, con base en España, creada por Bárbara Rasso, que nació hace dos años como una alternativa a la industria textil convencional y promueve la sostenibilidad y el desarrollo de todas las personas implicadas en el proceso de fabricación.

Sus productos son prendas y productos textiles 100% ecológicos de algodón orgánico y fibras naturales, teñidas exclusivamente con tintes naturales obtenidos de plantas medicinales. También es una empresa de Triple Balance, que es aquella que entiende la actividad económica atendiendo al balance económico, al social y al ecológico y ofrece una solución integral basada en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

Trabajan con proveedores en la India con los que comparten, según afirma Bárbara Rasso, los mismos códigos éticos y deseo de cambio, garantizando unos salarios justos para los trabajadores, la igualdad de género y en condiciones de comercio justo.

“Entendemos que trabajando en equipo somos más fuertes y las relaciones empresariales internacionales pueden ser honestas, plurales y sostenibles. Juntos trabajamos para satisfacer las necesidades de nuestros clientes contribuyendo a mejorar nuestro mundo y de este modo, le damos un nuevo significado a la palabra globalización“, señalan.

Los tejidos de Biocracia son 100% orgánicos, con certificación GOTS/OEKOTEX, se fabrican en la India. Las prendas de ropa se fabrican en España y se apoyan en talleres locales porque quieren así recuperar el tejido industrial español, “tan dañado hoy en día por el traslado masivo de las empresas a países con costes menores laborales y medioambientales, como la India”.

Para contribuir a erradicar las consecuencias de estas prácticas, donan un 10% de los beneficios a ONGs tanto de India como de España, para cumplir su compromiso de ayudar a erradicar de la pobreza y proporcionar una vida digna a través del trabajo.

Llega Biocultura, la feria del consumo responsable

Este próximo jueves, 7 de noviembre, comienza en Madrid BioCultura, la feria de productos ecológicos y consumo responsable más importante del estado español, que espera la participación de 800 expositores y 74.500 visitantes.

Paralelamente a la exposición, se celebrarán más de 400 actividades: catas, degustaciones, concursos, presentaciones… Pero no todo es alimentación ecológica. También hay ecocosmética, textil sostenible, consumo consciente… Y conciertos, actividades para familias, huerto, talleres…

La Feria se celebrará en los pabellones 8 y 10 de la Feria de Madrid (Ifema), del 7 al 10 de noviembre. El primero de los pabellones incluye moda sostenible; ecomateriales, muebles y decoración para la vivienda; energías renovables; bienestar y salud; ahorro y reciclaje; ecología; medio ambiente; turismo rural y casas de reposo; juguetes; artesanías; música; libros y revistas. Y el pabellón 10 estará dedicado a las más de 18.000 referencias de productos de alimentación ecológica, acompañado de otros sectores como son productos para la higiene y la cosmética con ingredientes certificados.

BioCultura es la feria de productos ecológicos por excelencia en España. Es una feria de referencia en Barcelona (26 ediciones), Sevilla (3 ediciones), Valencia (7 ediciones) y Bilbao (6 ediciones); y esta será  la 35ª edición en Madrid.

Para Ángeles Parra, directora de la feria, “está claro que somos lo que compramos, lo que comemos, lo que hacemos, lo que sentimos. Cada uno de nosotros, con sus hábitos de consumo, puede decantar el mundo hacia una sociedad más justa y respetuosa con la Naturaleza o, por el contrario, puede contribuir a la degradación de nuestra tierra. Nosotros decimos: quizás no seamos capaces de salvar el planeta, pero, desde luego, no vamos a contribuir a su destrucción”.

La Asociación Vida Sana es la organizadora de BioCultura. Los organizadores no son una empresa, sino un grupo de ecoactivistas que ha traído e impulsado en España el movimiento de la cultura biológica. Llevan cerca de 40 años denunciando y anunciando, con antelación, escándalos que se han ido sucediendo y, al mismo tiempo, construyendo formas de producción viables y rentables para agricultores, ganaderos e industriales; y sanas para la salud y el medio ambiente.

Vida Sana lleva a cabo también una importante labor docente, organiza cursos, desarrolla materiales pedagógicos para escuelas, edita la revista The Ecologist y la newsletter El Ecomensajero Digital. Su autofinanciación es la base de la independencia que caracteriza a Vida Sana y, por tanto, también a BioCultura.

BioCultura Feria de Productos Ecológicos y Consumo Responsable.
Feria de Madrid – IFEMA (Pabellónes 8 y 10)
7, 8, 9 y 10 de Noviembre de 2019
35ª Edición.

 

Ropa deportiva fabricada con plástico reciclado

Minimalism Brand es una marca de ropa básica deportiva que  persigue el consumo responsable, la fabricación sostenible y la durabilidad de los productos y elabora sus piezas, fundamentalmente sudaderas, camisetas, cortavientos y complementos, con plástico reciclado.

La empresa fue creada en 2017 por Pepe Martín y Víctor Rodado, quienes afirman que una vida minimalista y responsable es la única capaz de provocar cambios.

“Un usuario alejado del hiperconsumismo, de la moda rápida y estacional, a quien le gusta la moda centrada en la calidad y durabilidad de básicos fabricados de forma sostenible, ese es el público objetivo de Minimalism Brand: Cómprate 10 camisetas al año, muy buenas, no 4 cada 2 meses”, afirma Víctor Rodado.

Cada cortaviento está fabricado al 100% con poliéster reciclado, compuesto por ocho botellas de plástico reciclado, la sudadera está compuesta en un 85% de algodón orgánico y un 15% de poliéster reciclado y la camiseta es 100% algodón reciclado.

“No queremos que la gente compre cosas que no necesita, queremos que nos compren cuando necesiten uno de nuestros productos y que sean conscientes de qué están comprando. Creemos en la compra responsable, por eso ajustamos nuestros precios en los lotes para ser más competitivos”.

La compañía comparte sus números desde sus comienzos y en su web se puede acceder de manera gratuita a todas las métricas de negocio, tráfico, visitas, conversiones, ventas, pedidos, facturación, etc., y sus responsables aseguran que la transparencia es una de las claves de su éxito: “Todo funciona cuando eres transparente con el cliente, tenemos esa responsabilidad con ellos. En Minimalism Brand contamos dónde fabricamos, por qué, dónde invertimos, contamos lo que nos sale bien y lo que nos sale mal”.

Pepe Martín y Víctor Rodado, con las mochilas que fabrican.

El proyecto comenzó como un juego entre amigos que tenían 2.000 euros y se pusieron a vender carteras para poder ir al festival Burning Man, en Nevada, Estados Unidos. Como en un fin de semana vendieron 1.400 unidades, se decidieron a crear una empresa con un único producto. Esto les sirvió para hacerse un hueco en el mercado, vender 40.000 unidades y cerrar el 2018 con 150.000 euros de facturación.

“El mercado, los inversores y los gobiernos están empezando a apostar por estos modelos sostenibles, duraderos e inclusivos. Estamos creciendo un 70% más que el año pasado, y llegamos ya a los 350.000 euros de facturación”.

Más que contentos con el desarrollo del producto, ahora han ampliado el catálogo, añadiendo carteras minimalistas y mochilas a las camisetas, sudaderas y cortavientos.

2.500 millones de euros para limpiar los océanos y proteger las costas

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) acaba de lanzar su Estrategia Oceánica Sostenible (Blue SOS), cuyo objetivo es hacer que los océanos sean más saludables, construir costas más fuertes y resilientes y mejorar la sostenibilidad de las actividades relacionadas con los océanos.

Para ello, el banco de la Unión Europea se ha comprometido a duplicar sus préstamos a proyectos sobre océanos sostenibles con una cuantía total de 2.500 millones de euros en los próximos cinco años (2019-2023). Se prevé que esta financiación mueva al menos 5.000 millones de euros en inversiones para la llamada economía azul sostenible, según informa la Fundación para la Economía Circular.

Foto: Efe

La estrategia se basa en el nuevo programa de océanos limpios y sostenibles del BEI, que prevé un aumento de los préstamos, asistencia técnica y servicios de asesoramiento a proyectos de limpieza y saneamiento para lograr océanos sostenibles. Es lo que se ha anunciado en la Conferencia Our Ocean celebrada en Oslo la semana pasada.

El último informe especial del Grupo intergubernamental de expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) señala que se necesitan medidas urgentes para abordar las amenazas sin precedentes que afrontan los océanos y sus recursos y que la crisis climática está causando el aumento del nivel del mar y el calentamiento y la acidificación de los océanos, mientras que la contaminación y la sobrepesca están alterando aún más los ecosistemas oceánicos.

En este sentido, el objetivo de la Estrategia para Océanos Sostenibles del BEI es movilizar inversiones para apoyar a la economía azul y al mismo tiempo preservar la salud de los mares y su biodiversidad. “Esta nueva iniciativa tendrá impactos positivos tangibles en el clima y es un elemento importante de la ambición del BEI en fortalecer su rol como Banco Europeo del Clima”, según afirma Emma Navarro, vicepresidenta del BEI para la Acción Climática y el Medioambiente.

El banco trabajará con empresas, ciudades, gobiernos y otros socios para apoyar sectores clave como la protección costera, la investigación, el desarrollo y la innovación para biotecnologías azules, cadenas de suministro de productos pesqueros y transporte ecológico.

Para promover una economía azul sostenible, el BEI ha adoptado medidas, junto con la Comisión Europea, WWF y el World Resources Institute, tendentes a dirigir a los inversores hacia el uso sostenible de los recursos oceánicos. Estos principios han sido aprobados por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Mares, el programa europeo que ha transformado la economía social de Madrid

Después de casi tres años de ejecución, el proyecto europeo Mares de Madrid llega este mes  a su fin. En estos  más de 1.000 días, se han llevado a cabo medidas y se han puesto en marcha iniciativas para transformar la ciudad de Madrid, haciendo crecer un tejido productivo social y ambientalmente responsable en cinco sectores estratégicos: movilidad, alimentación, reciclaje, energía y cuidados.

Mares Madrid ha sido un programa de transformación urbana a través de la economía social y solidaria, con el que se ha buscado fomentar iniciativas productivas y cambiar la ciudad de Madrid incidiendo en los cinco sectores citados. Ha sido financiado en su mayor parte por la iniciativa Urban Innovative Actions de la Comisión Europea, que apoya proyectos que desarrollan soluciones innovadoras para afrontar retos urbanos y se ha llevado a cabo entre el 1 de noviembre de 2016 y el 31 de octubre de 2019.

 Mares fue uno de los 18 proyectos seleccionados entre los 378 que se presentaron a la primera edición del programa europeo.

Durante este tiempo, más de 300 iniciativas económicas han formado parte del ecosistema Mares. Se han constituido 45 entidades, bajo los criterios de la economía social y solidaria y se han recuperado tres espacios de distritos que estaban en desuso para la ciudad.

También se ha colaborado con más de 140 agentes económicos, sociales y educativos en los cuatro distritos donde ha tenido más presencia y más de 13.000 personas han participado en las actividades que se han puesto en marcha con las iniciativas, incluyendo cerca de 1.000 actos sectoriales que han contribuido a dinamizar la ciudad.

Los trabajos  han sido coordinados por el Ayuntamiento de Madrid y ocho  entidades de la economía social y solidaria: Dinamia, Grupo Cooperativo Tangente, Estudio SIC, Vivero de Iniciativas Ciudadanas, Ecooo, Todo por la Praxis, Agencia para el Empleo y Acción contra el hambre, que  han atendido de forma prioritaria a la movilidad, alimentación, reciclaje, energía y cuidados, con un Mar ubicado en un distrito: movilidad en Vallecas, alimentación en Villaverde, reciclaje en Vicálvaro y energía en Centro. Los cuidados han sido un sector transversal y presente en los cuatro mares.

Ahora llega el momento de compartir las herramientas innovadoras diseñadas por Mares, según sus promotores, que quieren poner en común los aprendizajes y reflexionar sobre los resultados. Para ello, se ha elaborado una memoria final, que sintetiza los principales procesos desarrollados y los resultados alcanzados durante la vida de este proyecto piloto de innovación urbana.

Empresas que apuestan por el planeta

Sustaibable Brands® Madrid 2019, encuentro internacional de referencia en desarrollo sostenible, ha reunido en la capital a más de 400 asistentes para buscar soluciones desde lo individual y lo local y dar respuesta a la emergencia climática, la descarbonización de la economía, la lucha contra la desigualdad, la protección de los océanos y de los ecosistemas y el impulso de la economía circular.

La apuesta por la economía circular, la reducción del plástico y de la generación de residuos, el impulso a la alimentación sostenible y la necesidad de cambios exponenciales realmente transformadores han sido las propuestas de los representantes de organizaciones nacionales e internacionales que han participado en la reunión.

“Es el individuo el que finalmente toma las decisiones, quien tiene el poder, como ser humano, de cambiar las cosas. Y nos estamos quedando sin tiempo para actuar, por eso necesitamos  cambios exponenciales capaces de transformar nuestra realidad en beneficio del futuro del Planeta”, señala Sandra Pina, directora de Sustainable Brands® Madrid 2019, organizado por la consultora Quiero, que trabaja en la ecuación de negocio, sostenibilidad y marca.

El lema de esta quinta edición ha sido Moonshots para la humanidad: Creando un cambio de mentalidad para afrontar el cambio. El  pensamiento Moonshot se basa en la innovación disruptiva, en ideas radicales capaces de revolucionar la manera de abordar los retos para alcanzar lo que parecía impensable (como la llegada del hombre a la Luna) y ha sido el común denominador de todas las intervenciones, en las que los ponentes han hablado tanto de su moonshots personales como los de las organizaciones a las que representan: empresas que han convertido la sostenibilidad en su estrategia de negocio y se preocupan cada día por reducir el impacto ambiental generado por su propia actividad.

Durante la reunión, celebrada la semana pasada, se han presentado ejemplos de actuación de empresas como Chep, referente en economía circular, que se ha propuesto construir una cadena de suministro regenerativa. Su vicepresidente, Enrique Montañés, explica que lo que les ha hecho posicionarse como referencia en economía circular no les va a servir para serlo en el futuro: “Nuestro objetivo no es ser una compañía residuo cero, sino impulsar una cadena de suministro que reduzca su huella de carbono y disminuya sus residuos. Queremos generar impacto positivo, no neutro. No sólo reducir, sino regenerar “.

También el de Red Eléctrica compañía que tiene como reto contribuir a la transición energética hacia una economía descarbonizada en 2050 y que sólo se puede alxanzar, según su directora de Innovación, Silvia Bruno, “a través de un cambio de mentalidad, fomentando la innovación abierta y colaborativa”.

Empresas de alimentación, cosmética, productos del mar han presentado también sus propuestas y sus formas de trabajar de manera sostenible.

Sustainable Brands es un  movimiento nacido en 2006 con el propósito de inspirar, involucrar y equipar a las marcas y a las empresas innovadoras para garantizar su rentabilidad y también un futuro mejor. Está formado por profesionales y compañías que están innovando en el rol de los negocios y las marcas y en la definición de un futuro justo y sostenible.

 

Nueva cosecha de empresas de triple balance: social, económico y medioambiental

El domingo 27 de octubre, la asociación empresarial Sannas y el  Another Way Film Festival celebrarán la XV edición de la Cosecha Sannas, una reunión de encuentro y conocimiento de las personas y empresas con ánimo de cambio hacia una economía de triple balance.

Las cosechas Sannas nacieron con el objetivo de dar a conocer a las empresas que optan por una forma alternativa de desarrollo, enfocado en el Triple Balance (social, económico y medioambiental) y bajo los pilares de la cooperación y sostenibilidad. En su temporada de otoño, se realiza en colaboración con Another Way Film Festival (AWFF), el festival de cine documental y progreso sostenible de Madrid.

Son empresas sociales con espíritu de cambio y transformación hacia un modelo de negocio sostenible y altavoces de un consumo diferente.

En la cosecha de este año se presenta una variedad de ejemplos de Triple Balance muy enriquecedora. Las empresas que van a exponer cómo logran un equilibrio económico, ecológico y social y combaten el escepticismo en su sector empresarial son SERYES, de seguros éticos; Calor Renovable, de energía sostenible; MiPoppins, de moda responsable; Debuencafé, de producción consciente; Despierta, buscador de negocios responsables; Pepita&Grano, alimentación ecológica; ConectaMovel, movilidad sostenible;   BIKO, consultoría para el bien común; y Teamlabs, campus de innovación y emprendimiento social.

Sannas es una asociación empresarial que tiene como objetivo extender una nueva forma de entender la actividad económica: aquella que considera que hay un balance económico, otro ecológico y otro social. En su manifiesto,  señalan que su objetivo es unir a todas las empresas que comparten la visión del Triple Balance (económico, ecológico y social) y transformar el modelo empresarial tradicional para construir una sociedad más sostenible, más justa y equitativa.

La XV Cosecha Sannas se celebrará el domingo 27 de octubre a las 17:30h en la Cineteca de Matadero de Madrid.

El sector medioambiental, el más financiado por la banca ética en 2018

La evolución de las finanzas éticas en España continúa siendo positiva  y destaca sobre todo los préstamos concedidos por los bancos éticos en 2018 por un importe de 1.474 millones en 2018, un 16,31% más que el año anterior. El ector más beneficiado ha sido el medioambiental.

Esta es una de las afirmaciones del Barómetro de las Finanzas Éticas y Solidarias 2018, realizado por el Observatorio  de las Finanzas Éticas, que se ha presentado esta mañana en Madrid y que muestra la evolución del sector durante el último año.

Este incremento del volumen de préstamos de las entidades éticas a la economía real contrasta con las cifras de la evolución de los préstamos concedidos por las entidades convencionales, según afirma el coordinador del Observatorio, Sergi Salavert.

La banca ética ha financiado sobre todo proyectos medioambientales.

El Observatorio ha reforzado la importancia de las finanzas éticas que hacen “una apuesta clara y única por la promoción de proyectos con un claro impacto social y ambiental positivo y que, al mismo tiempo, están integradas en las diferentes redes locales, estatales o internacionales de las finanzas éticas”.

En este sentido, el barómetro señala que la banca ética “está muy lejos de las actividades especulativas, la financiación de la industria de la guerra o la apertura de filiales en paraísos fiscales para eludir impuestos”.

Además, el ahorro ético ha sido de más de 2.200 millones de euros, un 2,11 % más que  el año anterior y hoy hay más de 226.000 personas usuarias de finanzas éticas en España.

El número de personas usuarias se ha reducido un 2,58% pero a pesar de esta disminución, el capital social de las finanzas éticas ha seguido creciendo y se ha situado por encima de los 191 millones de euros, lo que supone un aumento del 6,45% con respecto al año anterior.

El informe señala también que la tasa de morosidad de las entidades de finanzas éticas fue del 1,68% en 2018, en contraposición con la de la banca tradicional, que se situó en el 5,81%.

Las entidades de finanzas éticas que operan en España han financiado proyectos de ámbito estatal e internacional. El sector más financiado, con un 40,64%, es el medioambiental, seguido por el sector social (22,84%) y el cultural (14,41%). El 22,11% restante corresponde a particulares y administraciones públicas. En cuanto a los proyectos  internacionales, el 76,16% de la financiación se ha hecho a través de microcréditos.

El mundo asegurador también forma parte del sector financiero y es, de hecho, un actor inversor clave, según los autores del Barómetro. Para incorporarlo al estudio se han utilizado como referencia aquellas entidades registradas con el Sello Europeo EthSI de seguros éticos. En este apartado, se muestra cómo los seguros éticos gestionan un volumen de primas de 637.753.230 euros y tienen inversiones realizadas que superan los 1.630 millones de euros.

En relación al volumen de pólizas, las entidades aseguradoras y mutualidades registradas por el Sello EthSI han gestionado más de 1,4 millones de pólizas durante el año 2018.

El Barómetro de las Finanzas Éticas y Solidarias es una radiografía anual de la evolución de las finanzas éticas y solidarias en España. Desde su primera edición, el año 2007, se incluyen como entidades de referencia exclusivamente aquellas entidades que hacen una apuesta clara y única por la promoción de proyectos con un claro impacto social y ambiental positivo, el respeto y el cumplimiento de todos o la mayoría de los principios que definen las finanzas éticas y que, al mismo tiempo, están integradas en las diferentes redes locales, estatales o internacionales de este tipo de finanzas.

El Barómetro de las Finanzas Èticas 2018 ha tenido el apoyo de la Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo y el Ayuntamiento de Barcelona.

El observatorio de las finanzas éticas es  un espacio de encuentro entre los diferentes actores del sistema financiero ético, promovido y coordinado por FETS-Finançament Ètic i Solidari, dedicado a la observación, el anàlisis y la elaboración de estudios de las finanzas éticas y de su impacto en la realidad socioeconómica catalana y del resto de España.

De la energía eléctrica renovable a la movilidad compartida

EnergÈtica, la primera cooperativa de consumidores de energía eléctrica renovable, que se constituyo hace cinco años en Castilla y León, prepara otra iniciativa similar para la movilidad eléctrica compartida, debido a la masiva respuesta que tienen este tipo de propuestas en otros países.

“Somos conscientes del inmenso impacto negativo que nuestros desplazamientos están generando en el medio ambiente y en nuestra salud y  nadie puede negar el escaso avance en el desarrollo de otros modelos de movilidad. Por eso, con esta iniciativa queremos ser parte del cambio”, afirman sus promotores.

Imagen de Som Mobilitat.

De momento, EnergÉtica ha organizado dos reuniones para presentar y debatir sobre el modelo de movilidad escogido para arrancar la actividad. La primera cita se celebró este lunes y la siguiente será el 28 de octubre para cerrar el proceso de constitución de la nueva cooperativa de consumidores en Castilla y León.

Los cooperativistas se agruparán mediante una aplicación, en la que se pueden reservar y utilizar los vehículos por horas o días, comprobar el estado de carga, las horas disponibles del vehículo y una multiplicidad de fórmulas de uso y facturación.

La iniciativa se basa en modelos que ya funcionan de cooperativas como Som Mobilitat o Alternacoop que trabajan en red con otras cooperativas de Europa y que se muestran como la forma más segura de comenzar la aventura.

Este modelo de cooperativa podrá asociarse y trabajar de manera conjunta con ayuntamientos y empresas que necesiten una flota de vehículos. “De esta manera –señalan-  todos podremos ganar y hacer un uso razonable del vehículo, contribuir a disminuir las emisiones de gases contaminantes en la ciudad, fomentar un modelo de economía social y solidaria y reducir el consumo de materiales y energía en la construcción de vehículos que irían para un modelo de propiedad individual cada vez más caduco, todo ello, a un menor coste para los consumidoras”.