Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Entradas etiquetadas como ‘trabajo’

Economía circular para la basura electrónica

Un informe de la Plataforma para Acelerar la Economía Circular (PACE) y la Coalición anti Residuos Electrónicos de las Naciones Unidas, lanzado en la última reunión del Foro de Davos, el pasado 24 de enero, alerta de que la producción mundial de residuos electrónicos alcanzará los 120 millones de toneladas por año en 2050 si no se ponen remedios.

Imagen: Efe.

El informe revela que el valor anual de los residuos electrónicos mundiales asciende a más de 62.5 mil millones de dólares, más que el PIB de la mayoría de los países, y que más de 44 millones de toneladas de residuos electrónicos y eléctricos se produjeron en el mundo en 2017. Una cantidad equivalente a más de seis kilogramos por cada persona en el planeta y al peso de todos los aviones comerciales construidos hasta la fecha.

Menos de 20% de los residuos electrónicos se recicla formalmente y 80% termina en vertederos o se recicla de manera informal, gran parte de ellos en los países en desarrollo, lo que expone a los trabajadores a sustancias cancerígenas y peligrosas como el mercurio, el plomo y el cadmio. Los residuos electrónicos en vertederos contaminan el suelo y las aguas subterráneas y ponen en riesgo los sistemas de suministro de alimentos y las fuentes de agua.

Además de los impactos en la salud y la contaminación, el informe incide en que el manejo inadecuado de estos residuos está generando una pérdida significativa de materias primas escasas y valiosas como el oro, el platino y el cobalto. Hasta un 7% del oro mundial puede estar contenido actualmente en residuos electrónicos, con 100 veces más oro en una tonelada de residuos electrónicos que en una tonelada de mineral de oro.

En el informe, los miembros de PACE y la Coalición sobre Residuos Electrónicos de las Naciones Unidas, incluyendo a ONU Medio Ambiente, el Fondo para el Medio Ambiente Mundial, el Foro Económico Mundial y el Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible, piden una revisión del sistema electrónico actual y remarcan la necesidad de una economía circular en la que los recursos no se extraen, utilizan y descartan, sino que se valoran y se reutilizan de manera que se minimizan los impactos ambientales y se crean empleos decentes y sostenibles.

Las soluciones incluyen el diseño de productos duraderos, sistemas de recompra y devolución de productos electrónicos usados, la ‘minería urbana’ para extraer metales y minerales de residuos electrónicos y la ‘desmaterialización’ de productos electrónicos mediante el reemplazo de la propiedad absoluta del dispositivo con modelos de alquiler y arrendamiento con el fin de maximizar las oportunidades de reutilización y reciclaje de productos.

Para ayudar a afrontar el desafío de los desechos electrónicos y aprovechar la oportunidad de la economía circular, el Gobierno de Nigeria, el Fondo para el Medio Ambiente Mundial y ONU Medio Ambiente anunciaron en Davos una inversión de dos millones de dólares para poner en marcha la industria formal de reciclaje de desechos electrónicos en Nigeria. Se espera que esta inversión se complemente con financiación privada para poder llegar a los 13 millones de dólares.

Según la Organización Internacional del Trabajo, hasta 100.000 personas trabajan en el sector de desechos electrónicos en Nigeria, de manera no reglada. La inversión prevista ayudará a crear empleos seguros y decentes, al tiempo que captura el valor latente en las 500.000 toneladas de desechos electrónicos que se eliminan en Nigeria anualmente.

PACE es un mecanismo de colaboración público-privado y un acelerador de proyectos dedicado a lograr la economía circular en velocidad y escala. Reúne a una coalición de más de 50 líderes de organizaciones empresariales, gubernamentales e internacionales y está copresidida por los directores de ONU Medio Ambiente, el Fondo para el Medio Ambiente Mundial y Royal Philips. Es alojado por el Foro Económico Mundial.

La Coalición de Residuos Electrónicos de las Naciones Unidas es un grupo de siete agencias de la ONU que se han unido para fortalecer la colaboración, crear asociaciones y brindar un apoyo más eficiente a los Estados miembros para abordar el desafío de los residuos electrónicos.

Alerta ante la vorágine consumista de las navidades

La Coordinadora Estatal de Comercio Justo lanzará en estas fiestas navideñas la campaña Un regalo, una historia (#UnRegaloUnaHistoria), una iniciativa con la que quiere dar a conocer a las organizaciones campesinas y artesanas de comercio justo.

El Comercio Justo reivindica  unas condiciones de trabajo dignas y seguras, el pago de un salario adecuado, el mismo para ellos y para ellas ante las mismas tareas, la no explotación laboral infantil y la producción a través de procedimientos respetuosos con el entorno natural.

Por eso, esta plataforma, que agrupa a 27 organizaciones, recomienda optar por alternativas que garanticen los derechos humanos y la protección del medio ambiente. Una de ellas es el comercio justo, que garantiza que los artículos que compramos han sido producidos en condiciones de igualdad o sin dañar nuestro entorno natural.

“Con estas pequeñas acciones al alcance de todos –señalan sus responsables-, dignificamos el trabajo y las vidas en las comunidades del Sur y contribuimos a grandes objetivos como erradicar la pobreza y contribuir a un mundo más justo. Evitamos, por ejemplo, las condiciones de explotación laboral, especialmente en la infancia”.

El consumo responsable es además uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, que incide en la necesidad del consumo y la producción sostenibles y en fomentar el uso eficiente de los recursos y la energía y la creación de empleos ecológicos, justamente remunerados y con buenas condiciones laborales. Además, la ONU advierte que, con nuestro nivel de vida actual, en 2050 necesitaríamos los recursos naturales tres planetas para abastecernos.

El anuncio de la Comisión Europea de poner fin a la emisión de gases de efecto invernadero a mediados de siglo abunda en lo evidente de esta urgencia que también justifican los datos: El sector de la alimentación, por ejemplo, representa alrededor del 30% del consumo total de energía en el mundo y genera el 22% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Por otro lado, la alta demanda de consumo incide aún más en la explotación laboral que sufren millones de personas, unas condiciones que en determinados sectores son cercanas a la esclavitud. La Organización Internacional del Trabajo calcula que cerca de 25 millones de personas padecen condiciones de trabajo forzoso y una gran parte de ellas en la agricultura.  En este sector es donde además se concentra el 70% de la explotación laboral infantil que afecta a 152 millones de menores. A esto hay que añadir la precarización del trabajo en todo el mundo. Actualmente, casi un tercio de la clase trabajadora (780 millones de personas) vive en la pobreza.

En España existen 150 tiendas y puntos de venta y 11 tiendas on-line especializadas y gestionadas por las organizaciones de la Coordinadora.

Sociedades sostenibles gracias a la cooperación

Este sábado 7 de julio, se celebra el Día Internacional de las Cooperativas, que este año lleva como lema “Sociedades sostenibles gracias a la cooperación” con el que se quiere destacar la contribución de las cooperativas a la sostenibilidad y al fortalecimiento de las comunidades.

De las 242 organizaciones que elaboran artículos de comercio justo vendidos en España, el 80% adoptan fórmulas jurídicas propias de la economía solidaria y el 46% son cooperativas, según datos de la Coordinadora Estatal de Comercio Justo. Esa forma jurídica comparte muchos de los valores y principios con el sistema comercial alternativo y su contribución a la reducción de la desigualdad y la pobreza ha sido reconocida por Naciones Unidas.

El movimiento del Comercio justo y en concreto las cooperativas productoras contribuyen también a la lucha contra la pobreza y la desigualdad, el empoderamiento de la mujer y la igualdad entre mujeres y hombres, la producción y el consumo responsables, a frenar el cambio climático y a la promoción de sociedades justas, democráticas e inclusivas. Todos ellos forman parte de la Declaración de Objetivos de Desarrollo Sostenible, establecida por Naciones Unidas para su cumplimiento antes de 2030, como destacan los responsables de la Coordinadora Estatal.

El modelo de organización cooperativo se basa en un planteamiento equitativo y centrado en las personas en el que la propiedad y los beneficios son comunitarios. Tiene una importante vocación social y de preocupación por la comunidad.

Su funcionamiento y la toma de decisiones son democráticos y transparentes. Estos valores son algunos de los que definen, también, al Comercio justo. De ahí que cerca de la mitad de las organizaciones productoras que elaboran artículos Justos vendidos en España, adopten la forma de cooperativa.

La Coordinadora Estatal de Comercio Justo (CECJ) es la plataforma española que agrupa a 27 organizaciones vinculadas al Comercio justo. Su trabajo se centra en potenciar este sistema comercial alternativo y solidario y en dar servicio a las entidades miembros. Forma parte de la Organización Mundial del Comercio Justo (WFTO) y su objetivo se dirige a transfornar de las reglas del comercio internacional a través de la incidencia en las políticas públicas, la sensibilización y movilización de la sociedad y el fortalecimiento del sector de comercio justo.

 

 

 

 

El futuro del trabajo: redes y estructuras colaborativas

Con el título “El futuro del trabajo: redes y colaboración”, OuiShare ha diseñado  una jornada de formación participativa, que se celebrará el 23 de mayo en Barcelona y el 25 de mayo en Madrid.

Se trata de la tercera edición del Rethink & Remix Business Experience , una jornada de formación centrada en los nuevos modelos de gobernanza empresarial y organización.

En estos tiempos en los que está cambiando el trabajo tal y como lo hemos conocido hasta ahora, la eficiencia, la productividad, la creatividad y la innovación empresarial cada vez tienen más que ver con el trabajo en red y las estructuras colaborativas de gestión.

Dos charlas situarán el nuevo contexto de trabajo hacia el que vamos y en las mismas se explicará por qué las organizaciones en red cuentan con las características necesarias para adaptarse a la realidad del mundo “líquido” en el que vivimos, qué le puede aportar a la empresa implementar el trabajo en red y colaborativo o cómo va a impactar en la innovación y la atracción de talento.

Y dos organizaciones tradicionales y dos redes de participación abierta explicarán cómo aplican el liderazgo distribuido, la autogestión de equipos y el aprendizaje de organización. Además, los asistentes podrán elegir entre varias sesiones de trabajo en las que experimentarán con diferentes metodologías y herramientas de organización en red.

Compañías como la editorial SM, Enspiral, GuestToGuest,  UPC y Ner contarán sus casos de éxito.

Las jornadas están dirigidas a quienes forman parte de una empresa que quiere innovar y buscan herramientas para reorganizar los flujos de trabajo de la compañía, a quienes han fundado una startup y quieren aplicar nuevas formas de trabajo o para cualquiera que quiera explorar cómo será el futuro del trabajo y qué es el trabajo en red y colaborativo.

OuiShare es un think tank internacional que tiene como misión crear y promover una sociedad colaborativa justa, abierta y de confianza conectando personas, organizaciones e ideas.

Rethink & Remix Business Experience son las actuaciones de formación dirigidos al mundo empresarial organizadas por OuiShare.

 

Alojamiento por todo el mundo a cambio de trabajo voluntario

Workaway es una plataforma creada para promover un intercambio justo entre viajeros y estudiantes de idiomas y familias, individuos u organizaciones que están buscando ayuda en una gran variedad de actividades interesantes.

Supone aportar algunas horas de ayuda cada día a cambio de comida y alojamiento y la oportunidad de aprender sobre la vida local y la comunidad con anfitriones locales de diferentes entornos. Normalmente, los voluntarios trabajan unas cinco horas diarias.

workaway

Sus objetivos son favorecer el entendimiento cultural entre los distintas personas de todo el mundo, posibilitar que los voluntarios con un presupuesto limitado puedan tener experiencias en un entorno extranjero, promover el intercambio entre personas de diferentes nacionalidades, y que  contribuyan a una causa y ayudar a  los estudiantes de idiomas a integrarse en diferentes países en los que están aprendiendo.

Y sus ventajas son muchas: aprender un idioma, viajar alrededor de la zona en la que te encuentres, conocer bien los lugares a los que vayas…

Como funciona:

Workaway tiene una base de datos de familias, personas individuales y organizaciones en  distintos países que buscan voluntarios para que les ayuden en una gran variedad de tareas, desde trabajar en una granja, mantener una casa al cuidado de niños, diseño web…

El precio por registrarse es de 23 euros por persona y 30  euros si te escribes con algún amigo o  con tu pareja al año.

Residencia artística gratuita a cambio de conversación

Pablo Berástegui, el exdirector del espacio cultural Matadero de Madrid, ha tenido una iniciativa curiosa después de tener que dejar su puesto en la capital. Se ha marchado a Portugal y junto con Pedro Elizo Curto ha puesto en marcha el proyecto Residencias artísticas Pausa #1.

Me lo contó este fin de semana una amiga común con la idea de que lo escribiera en uno de los posts que dedico a la gente que se busca la vida de otra manera.

Residencias-artísticas

Pausa es un programa itinerante de residencias -pausas- para artistas, pensadores, artesanos, científicos, poetas o cualquier otra persona que necesite un entorno tranquilo y natural así como el tiempo suficiente para idear, descubrir, reflexionar, entender, proyectar, imaginar, leer,  estudiar… y que esté interesada en compartir su experiencia con otros, dicen los autores del proyecto en su sitio web.

Pausa

Ponen a disposición de todos aquellos interesados en una pausa un lugar para tomar distancia y tiempo para adquirir la perspectiva adecuada: ya sea respecto a las urgencias laborales, los compromisos sociales o los retos personales de cada uno de los participantes. Vamos que dejan de forma gratuita un lugar donde  residir durante un mes más o menos para poder llevar a cabo ideas y proyectos laborales.

Pausa #1 comienza en enero de 2014 y está en una típica quinta portuguesa, junto al río Ceixe, entre el Alentejo y el Algarve, emplazada a escasa distancia de Odeceixe, una pequeña freguesía lusa del concejo de Aljezur, y situada en la falda de un monte pero a pocos kilómetros de la playa, en pleno corazón del Parque Natural del Suroeste Alentejano y Costa Vicentina.

Los interesados en disfrutar de una pausa envían una solicitud y optan así a una estancia de entre cuatro y seis semanas, prorrogables otras dos, en función de la disponibilidad. Los seleccionados disponen de un apartamento independiente, con todo lo necesario para vivir (cocina, baño, habitación y cuarto de estar propios) y trabajar (escritorio, acceso a internet), en una casa ubicada en las faldas de la montaña, con varias terrazas con vistas al río Ceixe, y aneja a la casa de los anfitriones. También, con una bicicleta para desplazarse por la zona.

Los desayunos, comidas y cenas son ofrecidos por los anfitriones del programa, gratuitamente, a cambio de buenos momentos de conversación y de que se respeten unas mínimas normas de convivencia.

Los beneficios de hacer punto

Ayer, buscando un patrón para tejer un jersey, me encontré en una web que frecuento mucho, we are knitters, una relación de beneficios que al parecer aporta hacer punto.

Sí que es verdad que relaja mucho y que a mí me sirvió para dejar de fumar hace ya un montón de años. En esa época hacer punto y ganchillo fue mi salvación para no engancharme a la nevera.

Tejer, lana, beneficios

Imagen de una manta tejida con lana de Weareknitter.es

Tejer está de moda, ahora lo hacen hombres y mujeres jóvenes que se reúnen en cafeterías con sus labores. Según recoge esta página,  “el chasquido suave de las agujas y el flujo de la lana ha sido descrito como un proceso alternativo de meditación. Tejer se ha dotado de una cualidad casi Zen que permite al que lo hace retirarse de un estilo de vida agitado y centrarse en un simple proceso”.

No sé yo si será tanto como el yoga del siglo XXI, que es como lo califican, pero sí que da satisfacción ver acabada una prenda hecha con tus propias manos en una época en que las maquinas lo hacen todo y mucho más rápido.

Dice We are knitters que también se producen cambios fisiológicos mientras uno hace punto: “una disminución de la frecuencia cardiaca, respiración más lenta y el aumento de la destreza manual. Efectos positivos de tejer, que se considera una forma de tratamiento para quienes  sufren  depresión o una enfermedad crónica.

Vete a saber. Comparto que es una actividad de ocio muy gratificante, que se puede hacer mientras ves la tele, escuchas la radio, oyes música o mantienes una conversación, pero lo mejor es la satisfacción de hacer un trabajo manual que luego puedes regalar.