BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Un mapa colaborativo con las iniciativas de economía solidaria de Cataluña

Pam a Pam es un mapa colaborativo que incluye iniciativas de economía solidaria y consumo responsable en Cataluña.

Muestra dónde se puede encontrar ropa confeccionada sin explotación laboral, comida ecológica y de comercio justo o cómo cubrir las necesidades de la vida cotidiana (vivienda, educación, ocio…) fuera del mercado capitalista.

Este mapa es una iniciativa impulsada por Setem Catalunya, una asociación de denuncia de la injusticia global que plantea  alternativas para una economía solidaria, y por Xarxa d’Economia Solidària de Catalunya (XES), que promueve la creación de empresas eficaces, democráticas, equitativas y sostenibles.

Cada vez hay más alternativas que ofrecen productos de proximidad, que permiten invertir nuestro dinero en una banca coherente con nuestros valores, el suministro de energía verde y renovable en el hogar… y Pam a Pam ofrece información sobre todas las que están cerca de casa.

“La elaboración del mapa ha sido una respuesta a la inquietud de muchas personas que se acercaban a Setem a preguntar cómo podían consumir de forma más responsable y vivir de manera más coherente con sus valores”, señalan.

Así es como se dieron cuenta de la necesidad de poder mostrar todas las alternativas que existen y lo hicieron con las organizaciones que forman parte del movimiento de la economía solidaria. En un primer momento, Pam a Pam nació como una iniciativa de Setem Catalunya en la ciudad de Barcelona, en los sectores de alimentación, textil y la banca.

En paralelo, la Xarxa d’Economia Solidària (XES) ha sido el punto de encuentro cada vez más amplio de personas y entidades con ganas de fortalecer este movimiento en toda Cataluña. “Y es así cómo Setem y la XES deciden encontrarse para pensar juntas cómo dar respuesta a ambos aspectos. Por un lado, cómo visibilizar alternativas a la ciudadanía y, por otro, la forma de articular iniciativas de la economía solidaria en el territorio, conocerlas mejor y saber cómo podemos trabajar juntas”.

El mapa colaborativo permite buscar las iniciativas de consumo responsable y de economía solidaria por tres filtros: Criterios, con 15 características que definen un punto Pam a Pam; Sectores, los 12 ámbitos económicos que hallarás en el mapa; y el Territorio, que incluyen las 41 comarcas de Cataluña.

Por Criterios, se pueden localizar, por ejemplo, alternativas de proximidad, horquilla salarial, comercio justo, ecología y sostenibilidad, democracia interna, eficiencia energética…

Los 12 ámbitos económicos que incluye son: vivienda, educación, financiación, comunicación y tecnología, ropa, cuidados, asesoramiento, logística, alimentación, ocio, cultura y espacios y redes.

Y en el filtro Territorio, se encuentran las 41 comarcas de Cataluña.

El mapa está abierto a nuevas incorporaciones de puntos de interés de las que vaya informando la gente.

Buen comienzo del crowdfunding para una película sobre la Jurisdicción universal

The Code, el documental sobre la Jurisdicción Universal, impulsado por la Fundación Baltasar Garzón en la plataforma de crowdfunding Kickstarter,  ha llegado en cuatro días casi a los 6.000 euros y al centenar de patrocinadores.

La Fundación acaba de comenzar esta campaña de microfinanciación, que durará un mes, para poder terminar la película The Code, dirigida por Carles Caparrós, un proyecto en el que se lleva trabajando tres años.

La productora de The Code ha fijado un objetivo de 55.000 euros  y contemplan una serie de “recompensas” para quienes deseen  colaborar, que van, en función de la contribución económica, desde la inclusión del propio nombre en la web de la película, hasta el DVD de la película o una sesión de trabajo con el juez Baltasar Garzón para hablar de los avances en Jurisdicción Universal.

La cantidad recaudada irá destinada a cubrir los costes de postproducción de imagen y sonido, el material de archivo, licencias de músicas, traducciones y también gastos de difusión y promoción. Si se logra la financiación necesaria, Caparrós confía en terminar la película para otoño de 2017.

El documental trata de la lucha de un centenar de jueces, fiscales y abogados en todo el mundo por construir un nuevo código de la Jurisdicción Universal que  permita combatir el genocidio y la impunidad con el apoyo de la sociedad civil.  Está producida por Grupo Master Producciones.

Pero además, los juristas intentan que temas tales como especular con alimentos de primera necesidad, emitir bonos basura, despilfarrar dinero público o contaminar a gran escala sean denunciables internacionalmente y  se consideren crímenes contra la Humanidad. Ese es el argumento de The Code.

Cinco grupos de trabajo repartidos por todo el mundo, más de cien prestigiosos juristas de todas las nacionalidades trabajando en un objetivo común: redactar, para su aplicación, un nuevo Código de la Jurisdicción Universal con el que combatir “el lado oscuro de la globalización” con la ley como herramienta y conseguir que  los delitos económicos, financieros y medioambientales puedan ser perseguidos internacionalmente.

Cada cual  desde su ámbito venciendo con esfuerzo todo lo que les separa: lengua y cultura, concepciones de la vida, la justicia y el derecho.

Entre los protagonistas de esta historia figura el juez español Baltasar Garzón;  la fiscal de la Audiencia Nacional Dolores DelgadoReed Brody, abogado estadounidense consejero jurídico y portavoz de Human Rights Watch; Naomi Roht-Arriaza, experta mundial en Impunidad, Justicia Transicional y Derecho Internacional Humanitario; William Bourdon, abogado francés fundador y presidente de Sherpa, organización en defensa de las víctimas de crímenes cometidos por operadores económicos o delitos de cuello blanco; Polly Higgins, abogada británica internacional de origen escocés (1968), experta en la ley del Ecocidio o Luis Moreno Ocampo, abogado argentino (1952). Primer Fiscal Jefe de la Corte Penal Internacional (2003-2012).

Acceso a la campaña.

El alojamiento y el transporte, los dos sectores de la economía colaborativa más fuertes en España

El 55% de los españoles han utilizado servicios de economía colaborativa al menos una vez en el último año; la mayoría de ellos ( 35%-40%), a través de plataformas de compraventa de bienes de segunda mano.

Son datos reflejados en el primer informe sobre las cifras de la economía colaborativa en España, adelantados esta semana durante la celebración de Sharing Madrid, las jornadas sobre innovación con impacto positivo, organizado por la Asociación Española de la Economía Digital (Adigital) y Sharing España, colectivo que agrupa a las empresas y plataformas de economía colaborativa, bajo demanda y de acceso.

El estudio, que nace impulsado por Adigital, Círculo de Empresarios, Fundación de Estudios Financieros y Cotec, sitúa el alojamiento y el transporte entre los otros dos sectores en los que la economía colaborativa ha penetrado con más fuerza. Aglutinan, en concreto, a un 30-35% y un 10-15% de los usuarios, respectivamente.

Aunque los resultados finales de este estudio se publicarán dentro de unas semanas, los primeros datos disponibles han servido para corroborar el impacto de la economía colaborativa en nuestro país. Así como lo han hecho las más de 600 personas y entidades que han pasado por Sharing Madrid y que han ofrecido testimonio de la velocidad a la que estos cambios se están produciendo y consolidando en España.

Durante los días 13 y 14 de junio, Sharing Madrid ha conseguido sentar en la misma mesa por primera vez a interlocutores como Uber, Cabify, la aplicación para taxis Micocar, y representantes de la administración pública, como el Ayuntamiento de Madrid, la Comunidad de Madrid, la Generalitat de Cataluña o la representante de la Comisión Europea, Katerina Fortun.

Además, han sido parte igualmente protagonista de esta cita empresas como Blablacar, Airbnb e Emov; Antonio Maudes, director del Departamento de Promoción de la Competencia de la CNMC; y académicos y expertos como el periodista Fernando Gallardo, Juan Ramón Rallo, doctor en Economía y Director del Instituto Juan de Mariana.

Todos ellos han participado en el debate sobre el futuro de la movilidad en las ciudades, el turismo colaborativo, la gestión de las organizaciones, la economía circular o los modelos energéticos distribuidos, además de otros desafíos como la sostenibilidad, el emprendimiento, la gobernanza de nuestras ciudades y la regulación de los nuevos modelos de negocio disruptivos.

A este último tema se ha referido José Luis Zimmermann, director general de Adigital, quien aseguró que Europa y España, en particular, necesitan una regulación inteligente que garantice la protección y competitividad de la economía digital y colaborativa.

Smart regulation significa crear un entorno simple, transparente, claro y predecible para los negocios y la ciudadanía, que se mantenga en el tiempo mientras aparecen soluciones a los desafíos que van surgiendo”, señaló.

Tras esta primera edición, Sharing Madrid pretende convertirse en el punto de partida de un debate abierto en el que participen todos los agentes implicados en el rediseño y reinvención de las ciudades. Un espacio de diálogo que permita avanzar en la búsqueda de soluciones a las fricciones asociadas a los modelos de negocio disruptivos e impulse la innovación con impacto positivo para el desarrollo económico y social.

. Adigital es la Asociación Española de la Economía Digital, formada por más de 500 asociados. Tiene como objetivo promover y apoyar la economía digital en España en sus diferentes aspectos como son el desarrollo de los servicios de la sociedad de la información, el comercio electrónico, marketing y comunicación digital, las aplicaciones móviles, los contenidos digitales, la publicidad digital y otras actividades conexas como son los servicios de contact center, agencias y redes de publicidad, logística o medios de pago.

. Sharing España es un colectivo que nace dentro de la Adigital y que agrupa a diferentes empresas de la economía colaborativa, bajo demanda y de acceso, con el objetivo de analizar y divulgar el impacto que estas nuevas economías y los modelos basados en plataformas tienen en el desarrollo socioeconómico y en la sostenibilidad del país.

NightSwapping incopora el ‘cashback’ a su plataforma de viajes

Son muchas las empresas que gracias a sus programas de fidelización permiten a sus usuarios ganar puntos o reducciones para que la siguiente compra salga más barata.

Es lo que ha hecho ahora NightSwapping. La comunidad de trueque de noches entre particulares acaba de implantar el NightWallet: un sistema de cashback (devolución de dinero por nuestras compras online) que permite al viajero recuperar parte del dinero que ha gastado en su viaje.

El cashback debe su éxito a la necesidad de los clientes de ahorrar en sus compras y a la expansión del comercio en Internet (e-commerce).

Inspirándose en las plataformas que permiten al usuario ganar dinero comprando productos por Internet, NightSwapping es el primer actor turístico que importa y permite este sistema en su plataforma.

Con cada viaje, el usuario acumula noches por el valor del 5% del precio del alojamiento en su NightWallet (monedero electrónico). Pasados dos viajes, el usuario puede convertir las noches acumuladas en dinero real y recuperar así, parte del dinero del viaje.

Por ejemplo, si un viajero abona 100€ por el alojamiento, su NightWallet tendrá un crédito de noches por valor de 5€. Pasados dos viajes, el viajero podrá recuperar ese dinero.

NightSwapping es una de las principales plataformas de alojamiento entre particulares gracias a su concepto de trueque de noches. Quien hospeda a viajeros en casa, acumula noches que después podrá utilizar para hospedarse gratuitamente y sin gastos de reserva, en casa de otro usuario.

NightSwapping tiene además un seguro de Allianz para asegurar el 100% el alojamiento entre particulares. Por cada NightSwap, tanto viajeros como anfitriones quedan cubiertos con un seguro sin ningún gasto a mayores.

El ‘coworking’ de los idiomas ya funciona en Madrid

El mundo de la enseñanza de idiomas se ha buscado un hueco, y no pequeño, en el sector del consumo colaborativo, la startup española Milingual y la empresa International House (IH) han puesto en marcha la iniciativa, Be your Boss, dirigido a profesores de idiomas freelance que pasan su jornada entre domicilios, empresas y cafeterías y gestionan sus sesiones entre whatsApps, cancelaciones y  llamadas.

A ellos, siempre que reúnan los requisitos de profesionalidad exigidos por International House, se les ofrece la posibilidad de desarrollar sus clases de idiomas de manera libre e independiente, sin control académico, con sus propios alumnos, en las aulas de los siete centros de que dispone la escuela en la capital madrileña.

También va dirigido a todas aquellas personas que buscan fórmulas de aprendizaje de idiomas sociales, flexibles y al mismo tiempo profesionales, donde la relación profesor-alumno se produce de forma espontánea.

La plataforma Milingual permite tanto a alumnos como a profesores inscribirse en la sesión preferida por medio de un calendario con flexibilidad.

Además, el alumno dispone de la posibilidad de valorar su experiencia en la plataforma y, al mismo tiempo, recibe un seguimiento online de su progreso y su evolución en los niveles de conversación.

Otra de sus características es el pago por consumo, así el alumno podrá abonar el coste de la sesión que vaya a disfrutar a un precio competitivo y establecido por el profesor.

En esta nueva fórmula Be your boss se aprovecha por un lado la experiencia de IH en reclutar profesores y por otro el espacio de clase más idóneo y deja a cada profesor total libertad a la hora de fijar, preparar e impartir el contenido de sus clases.

En 2017, Milingual han comenzado su desembarco en Reino Unido en ciudades como Londres, Manchester y Liverpool, pero también en Barcelona. Y en 2018 llegará el desembarco en nuevos países y otras ciudades españolas, donde hay margen de maniobra para abrir nuevas vías de negocio, según explica el CEO, Gabriel Pazos.

Milingual ha revolucionado el mundo de los idiomas, ofreciendo clases a precios reducidos con profesores nativos, una organización cuidada y entornos agradables. Fundada por los jóvenes hermanos Gabriel y Andrés Pazos, se inspira en modelos de éxito como Couchsurfing o Airbnb, ejemplos de economía colaborativa.

A través de la plataforma web, los profesores pueden organizar grupos de trabajo y los alumnos, adecuarse a los horarios más cómodos con total flexibilidad.

El objetivo final es aproximar los idiomas –ya sea inglés, francés, alemán, portugués o chino– a quien lo necesite y para ello, eliminan la barrera entre profesor y alumno, cambiando aulas por cafeterías y bares de moda.

Al fomentar la interacción también entre alumnos, se ha convertido en una buena oportunidad para conocer gente con intereses lingüísticos comunes. Porque, según afirma Pazos, “los idiomas ya no se estudian ¡se viven!”.

Barcelona celebra la fiesta de los bancos de tiempo

Por segundo año consecutivo, este sábado 17 de junio, se celebrará la Fiesta del Tiempo, organizada por los bancos de Tiempo de Barcelona y Catalunya. Una oportunidad para valorar el tiempo y las habilidades de todas las personas, ayudar y aprender los unos de los otros.

La presente edición potenciará la red global de Bancos de Tiempo a través de uno de sus valores clave: la interculturalidad,  aprovechando que el día 20 de junio es el Día del Refugiado, y dará protagonismo a los intercambios interculturales con gentes procedentes de cualquier rincón del mundo y como son fuente de riqueza para todos.

La celebración de la 2ª Fiesta del Tiempo también se enmarca dentro de las actividades por la reforma horaria que durante este mes de junio realiza la 4ª Semana de los Horarios.

La reforma horaria es una iniciativa ciudadana que lucha por conseguir cambios en los horarios que permitan poder gestionar mejor nuestro tiempo.

La 2ª Fiesta del Tiempo se celebrará en el Parc de la Barceloneta (Barcelona). En esta edición el Banc de Temps de la Barceloneta será el anfitrión de la fiesta, coincidiendo con el 10º aniversario de su creación.

La jornada arrancará a las 10h de la mañana con diferentes talleres y actividades. Por la tarde habrá espectáculos en vivo: danza, teatro, música, etc. También habrá servicio de bar, wi-fi gratuito, actividades infantiles e información sobre los bancos de tiempo.

Los bancos de tiempo son una herramienta con la que un grupo de personas puede crear una alternativa económica social. En un banco de tiempo se intercambian habilidades entre sus miembros sin utilizar dinero, únicamente se contabilizan las horas de servicio prestado y recibido. Actualmente, en Catalunya existe una red de más de 80 bancos de Tiempo.

 

1m2 por la Naturaleza, la primera gran recogida colaborativa de basura en España

El próximo sábado 17 de junio se celebrará en varias ciudades la acción 1m2 por la Naturaleza, el primer encuentro ciudadano nacional que promueve Libera para limpiar de basura los espacios naturales de nuestro país.

El objetivo es que todos los ciudadanos que se hayan apuntado a la iniciativa salgan al campo, al monte, a la playa, al bosque o río más cercano o a cualquier zona verde que queramos conservar  y liberarlos de la basura que un día se tiró y que sigue ahí, abandonada. Estos residuos no solo afean el paisaje sino que generan un impacto negativo en la naturaleza.

Libera es un movimiento y un grito a la acción para que entre todos liberemos la naturaleza de basura y  favorecer mucha más vida a favor de la biodiversidad.

“El 17 de junio recogeremos basura. Pero, sobre todo, queremos conciencia. Porque la mejor basura es la que no existe. No podemos seguir ensuciando la naturaleza”, señalan desde este movimiento ciudadano.

¿Por qué 1m2 por la Naturaleza?

Los promotores de Libera, SEO/BirdLife y Ecoembes, afirman que si todos los españoles saliéramos el día 17 de junio a limpiar 1m2 de nuestros espacios naturales más cercanos, se conseguiría liberar de basura más de lo que miden algunos de los parques nacionales del país.

1m2 por la Naturaleza –señalan- no es solo un día para salir con nuestra familia y amigos a colaborar y ayudar a conseguir una naturaleza sin basura. También es una oportunidad para concienciar, reeducar y mostrar al mundo que es necesario hacer las cosas de otra manera, que tenemos que empezar a querer a la naturaleza y a cuidarla”.

Libera plantea un abordaje integral del problema de la basura en el medio ambiente, dividido en tres ejes de acción: conocimiento, prevención y participación.

La naturaleza está sucia. Cada día, los voluntarios de SEO/BirdLife que realizan el seguimiento de aves y tareas de conservación constatan la gran cantidad de desechos que se amontonan en los espacios naturales. Basura que no se limpia y que tiene un impacto sobre el medio que no se ha analizado lo suficiente.

Tanto SEO/BirdLife como Ecoembes, organización que trabaja en el reciclaje y cambio de comportamientos, pretenden sumar a este proyecto a todos aquellos ciudadanos que quieren una naturaleza sin basura. Para ello, colaboran con ONGs y universidades en el desarrollo de metodologías y herramientas innovadoras que favorezcan el conocimiento de los diferentes ecosistemas terrestres, marinos y fluviales.

“Este es el eje con el que buscamos cambiar hábitos, informar y educar en el cuidado y el respeto de los espacios naturales“, dicen.

“A través de materiales educativos y formativos trasladamos a los colegios la necesidad de trabajar juntos para frenar la basura. A su vez, el desarrollo de campañas de sensibilización y concienciación nos ayudará a mostrar los efectos que el abandono de residuos tiene en el medio ambiente y el papel que cada uno de nosotros tenemos para poder evitarlo”.

Manifiesto.

Cómo participar.

Acciones para reducir el desperdicio de alimentos en los hogares

yonodesperdicio.org es una iniciativa colaborativa para reducir el desperdicio de alimentos principalmente en los hogares, promovida por Prosalus, una organización no gubernamental de cooperación al desarrollo, cuya misión es promover el respeto, la protección y la garantía de los derechos humanos en la alimentación, la salud, el agua y el saneamiento.

Desde su creación, en noviembre de 2015, pretende ser una red ciudadana comprometida con la reducción del desperdicio que ofrece recursos para ello y pone en contacto a personas que quieren entregar alimentos con las que los necesitan.

yonodesperdicio cuenta con una aplicación web-móvil de consumo colaborativo en la que se comparten únicamente alimentos y tiene más de 800 personas registradas  en todas las comunidades autónomas, aunque es Madrid la que más tiene, casi 300.

En este tiempo, la plataforma ha rescatado más de 65 kilos de la basura, según el contador, visible en la web. Según sus responsables, “va poco a poco porque las cantidades que se ofrece son de poco peso y aún falta mucha más difusión para animar a que se participe en esta forma de consumo”.

En estos momentos, gracias a un proyecto aprobado por el Ayuntamiento de Madrid, yonodesperdicio está desarrollando diferentes actividades y elaborando materiales de sensibilización y difusión que animen a la participación. Por ejemplo, ha editado un recetario con las ideas compartidas en la plataforma y ha organizado un concurso de fotografía para visibilizar el desperdicio a lo largo de toda la cadena alimentaria.

Foto: Noticias del Parlamento Europeo

A finales de este mes van a presentar los resultados de una encuesta- investigación sobre el desperdicio de alimentos en los hogares madrileños y, por otro lado, ya tienen en marcha el desarrollo de la app para dispositivos IOS.

Trabajan con alimentos que podrían acabar en la basura si no se consumen a tiempo y que se entregan tanto a organizaciones encargadas de distribuirlas entre familias sin recursos o directamente a particulares que lo necesitan.

La ONG advierte de que antes de tirar la comida, hay que pensar que nuestros excedentes pueden utilizarse en otras casas y que son necesarios para otras personas y anima a formar parte de esta red, compartiendo aquello que no se va a consumir.

Tanto para donar como para recibir alimentos hay que regístrate en la web; después, ofrecer la comida excedente que quieres compartir, revisar los mensajes de las personas que están interesadas y acordar un punto de entrega.

Esta iniciativa cuenta con financiación de Territorios Solidarios de BBVA, el Ayuntamiento de Madrid y con la colaboración del Centro de Innovación en Tecnología para el Desarrollo Humano (itdUPM).

El 32% de los europeos ya participa en intercambios de bienes y servicios entre particulares

El Observatorio Cetelem de Consumo en Europa 2017, que acaba de publicarse, señala que cada vez más personas se unen a la llamada economía colaborativa que está revolucionando negocios tradicionales y refleja el aumento de la confianza en los intercambios de bienes y servicios entre particulares.

En este sentido, el 32% de los europeos ya participa en intercambios de bienes y servicios entre particulares. La cifra es especialmente alta en Austria (44% participa), Dinamarca (41%), Hungría (40%) y Polonia (39%). En España es el 32%.

En cuanto a los sectores con mayor influencia entre los consumidores, figuran la compraventa entre particulares, utilizada por el 44% de los europeos y con picos del 50% en Alemania y del 49% en Austria, Italia y Francia. En España, el 45% lo utiliza; en este país han nacido algunas compañías durante los últimos años (Wallapop, Chicfy o Vibbo) especializadas en economía colaborativa de compraventa entre particulares.

Sin embargo, a la hora de participar en intercambios o uso compartido de vehículos y casas, la tendencia todavía es baja, según el Observatorio. De este modo, el 16% participa en iniciativas de alquiler entre particulares (como podría ser Airbnb) y el 14% en coche compartido (BlaBlaCar).

En el caso de las viviendas, en Dinamarca utilizan el intercambio o el alojamiento en casas de particulares un 44% de usuarios; en Polonia (41%), Francia (40%) e Italia (39%). España se queda en el 24%. Si se trata de vehículos, el líder es Polonia (21%), seguido del empate entre Francia e Italia (19%) y Dinamarca (17%, explicable por la alta tasa de uso de transporte público y de bicicletas). En España es el 19%.

Confianza en las plataformas

El observatorio también habla de la confianza en las plataformas colaborativas y señala que los europeos se fían de ellas. De hecho, el 59% confía en las que permiten la compraventa de productos y servicios entre particulares, con el 67% en Reino Unido y Francia, el 66% en Dinamarca y el 63% en Rumanía o España.

Si se habla de intercambio de bienes, el 55% de los europeos confía en el sistema, y son los búlgaros, los daneses y los polacos (63, 62 y 60%, respectivamente) los más confiados. España se queda en un 59%.

En el caso de vehículos, el 34% confía en sistemas de coche compartido. Aquí son los franceses quienes destacan (45%), tal vez por ser pionero en esta fórmula gracias a BlaBlaCar. Le siguen Bélgica (45%), Dinamarca (43%), Polonia (42%) e Italia (41%). España está por detrás con el 38%.

En el caso de las viviendas, el 35% de los europeos confía en intercambiarlas con otras personas en forma de alquiler, el 44% en Dinamarca o Francia. En este apartado, sin embargo, destaca el porcentaje que arroja España: 46%, más de diez puntos por encima de la media.

Este estudio se ha elaborado a partir de las encuestas a 12.200 consumidores de 15 países europeos (800 encuestas a españoles) sobre el modo en que entienden la situación actual y futura de sus respectivos países, su intención de ahorrar o consumir o la forma en que se relacionan con las marcas que compran.

Cetelem realiza desde 1997 El Observatorio Cetelem, estudio cuyo objetivo es analizar los comportamientos y hábitos de compra de los españoles y europeos.

 

Un nuevo traductor para superar la barrera del idioma y animar a recorrer el mundo

Una encuesta realizada por Hostelworld señala que las barreras idiomáticas impide que una de cada diez personas españolas viaje por el mundo y que no hablar una lengua extranjera es lo que impide a cinco millones salir de viaje fuera de España.

Hostelworld, la plataforma de reservas de albergues y hostels, ha utilizado Google Surveys para preguntar a más de 8.000 personas de seis países sobre cómo las habilidades lingüísticas influyen en los planes de viaje.

Para ayudar a los viajeros a superar las barreras idiomáticas, Hostelworld ha desarrollado una característica nueva en su aplicación Speak the World, que utiliza la tecnología de Google Cloud para traducir instantáneamente hasta 43 idiomas, “habla” por el usuario y traduce la respuesta de su interlocutor.

Esta función gratuita de la aplicación ayudará a la gente a viajar sin el temor de los problemas de comunicación, lo que les permitirá adentrarse aún más en los lugares menos turísticos, señalan los responsables de la plataforma.

Japón es el país al que más les gustaría viajar a los residentes españoles si el idioma no fuera un problema (8%), seguido de China (7%), Alemania e Italia (ambos 4%). Japón es también el destino principal que los residentes del Reino Unido, Francia e Italia visitarían, mientras que los americanos irían a Italia, y los brasileños a EEUU.

“La capacidad de hablar otros idiomas no es esencial para viajar y nadie debe desanimarse – pero hacerlo puede marcar una gran diferencia, ayudándote a sumergirte completamente en la cultura en una forma que de otra manera no podrías, todo esto reforzado por la cantidad de gente que serás capaz de conocer a lo largo del camino”, explica Otto Rosenberger, director de Marketing de Hostelworld.

Mientras un 71% de los adultos españoles (71%) son capaces de hablar un segundo idioma, uno de cada ocho (82%) desearía hablar mejor otra lengua y las razones principales son poder conocer en profundidad la cultura de una ciudad o un país (24%), viajar fuera de los circuitos habituales (20%), ir a un país donde se habla otra lengua (19%) y conocer a gente (17%).

Otros quieren mejorar sus habilidades lingüísticas para evitar percances en la traducción. En viajes al extranjero, una quinta parte de los encuestados (22%) dicen que se perdieron mientras viajaban porque no sabían hablar el idioma, un número similar se encontraron en la situación de no poder pedir la comida que querían (13%) y uno de cada diez (11%) se metió en el tren, avión u otra forma de transporte equivocada.

“Viajar por el mundo es una de las experiencias más gratificantes de la vida, sin embargo, muchos todavía se preocupan de que sus habilidades lingüísticas les defrauden en el extranjero. Por eso, hemos añadido la tecnología de traducción de Google Cloud a nuestra aplicación, para que la gente no solo pueda encontrar alojamiento asequible con solo pulsar un botón, sino también poder conversar en 43 idiomas de una manera divertida, ayudar a abrir el mundo y permitir a los viajeros salirse de los circuitos habituales”, añade Rosenberger.

Para usar la nueva función de traducción de Speak the World en la aplicación de Hostelworld, los usuarios simplemente han de seleccionar el idioma deseado y hablar al micrófono de su dispositivo, e instantáneamente la app dice las palabras por ellos. Además, el dispositivo escuchará la respuesta del interlocutor y la traducirá de nuevo, permitiendo tener una conversación. Incluso se puede configurar para mostrar una serie de labios que se muevan al ritmo de las palabras.

La app de Hostelworld está disponible en Apple AppStore y Google Play.