BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Farmidable, un mercado directo de productos frescos entre productores y consumidores

Farmidable, una nueva plataforma de distribución de productos locales y de temporada que une a productores locales con consumidores a través de puntos de distribución en colegios, ha comenzado una campaña de crowdfunding a través de la Bolsa Social.

Su objetivo es universalizar el consumo de alimentos frescos y de producción local y natural y crear un comercio más justo, garantizando mayor margen de beneficio para los productores, y proporcionando producto fresco y local de calidad a consumidores éticamente exigentes.

Dirigirse a los colegios, como comunidades naturales de consumo, permite a la empresa acceder a lugares con una alta concentración de usuarios (familias). Además, aporta la ventaja de que estas familias aprovechan la recogida de sus hijos para recoger su compra, que estará lista y preparada a su llegada.

De momento, sólo está presente en algunos colegios de la Comunidad de Madrid.

En su campaña en la web de la Bolsa Social -un mercado financiero para inversores de impacto social y empresas con valores positivos-, Farmidable explica que produce un impacto positivo en tres áreas sociales y medioambientales:

La producción local y sostenible. Se quiere repercutir en el incremento de generación de recursos económicos y mejora de los recursos de producción para los productores locales, creando un sistema de consumo sostenible y equilibrado entre consumidores y productores locales.

La reducción de la huella de carbono con un comercio de cercanía, en el que se reducen las distancias en la logística de distribución del campo a los consumidores. Además, las familias consumidoras aprovechan el viaje realizado para recoger a sus hijos en los colegios, amortizando el viaje en términos de combustible consumido.

El fomento de la inclusión laboral de personas en riesgo de exclusión. Se genera  empleo directo e indirecto, con la contratación, bien laboral, bien a través de convenios, con organizaciones que trabajan con personas desfavorecidas. Se contratará a personas en riesgo de exclusión para la gestión semanal de la elaboración y entrega de los pedidos.

El objetivo de la campaña de financiación es conseguir entre 60.000 € – 90.000 € hasta el próximo 17 de marzo, de los que ya llevan recogidos 30.666.

 

La industria del calzado entra en la economía circular

El consumo del poliéster en el sector del calzado está llevando a un incremento de la generación de residuos, que encuentran dos únicas alternativas de fin de vida: el reciclado mecánico, que da lugar a productos de escaso valor, y el vertedero.

Para paliar este futuro tan poco alentador, nace el proyecto europeo Life- Ecotex, que tiene como objetivo introducir el concepto de economía circular en la industria del calzado, cerrando el ciclo de vida de los residuos textiles de poliéster mediante su reciclado químico, para producir fibras a partir de las cuales se fabrican nuevos productos textiles.

Imagen de www.redgestoraderesiduos.com

El proyecto está financiado en un 60% por la Comisión Europea (Referencia LIFE15 ENV/ES/000658 LIFE-ECOTEX), a través del programa Life Environment: un instrumento dedicado a proteger el medio ambiente y cuyo objetivo general para el período 2014-2020, es el de contribuir a las metas de la Estrategia Europa 2020 sobre sostenibilidad, entre ellas, conseguir la eficiencia en el uso de los recursos, financiando proyectos de demostración que se puedan replicar, transferir y que den soporte a políticas ambientales.

A lo largo de  36 meses, Life-Ecotex llevará a cabo una investigación para comprobar los procesos dirigidos a la transformación de las fibras para finalmente usarlas en la fabricación de nuevos productos textiles.

El proyecto está coordinado por el Centro Tecnológico Gaiker-IK4, referente en tecnologías de reciclado, y cuenta con la participación del Centro Tecnológico del Calzado de la Rioja (CTCR), experto en tecnologías del calzado, y de las empresas Beta, operador energético sostenible; Logrotex, fabricante de productos textiles no tejidos; y Ekorec, fabricante de fibras textiles sintéticas.

La economía circular propone un nuevo modelo de sociedad que utiliza y optimiza los stocks y los flujos de materiales, energía y residuos y su objetivo es la eficiencia del uso de los recursos.

La economía circular es generadora de empleo -el sector de la gestión de los residuos representa en España miles de puestos de trabajo- y en un contexto de escasez y fluctuación de los costes de las materias primas, contribuye a la seguridad del suministro y a la reindustrialización del territorio nacional.

Los residuos de unos se convierten en recursos para otros. El producto debe ser diseñado para ser deconstruido. La economía circular consigue convertir nuestros residuos en materias primas, paradigma de un sistema de futuro.

Fuente: http://www.ctcr.es/es/proyectos/2442-ecotex

Llega NESI Madrid para trabajar por la economía social en la capital

El Foro Global de la Nueva Economía, que tendrá lugar del 19 al 22 de abril en Málaga, nació como un impulso para la creación de ciudades pensadas para las personas y con el objetivo de tender puentes entre todas las iniciativas que desde hace años trabajan creando alternativas reales y sólidas al statu quo económico y social en el que durante el siglo XX nos hemos desenvuelto, donde una sociedad polarizada y enfrentada no buscaba puntos de conexión sino que acentuaba las diferencias.

En Madrid, el pasado octubre en MediaLab Prado, hubo un anticipo local de lo que será Málaga a gran escala esta primavera, cuando se reunirán expertos de todo el mundo a sentar las bases de una nueva organización donde la innovación social y la nueva economía construyan el camino hacia una sociedad más luminosa.

A raíz de esta reunión en MediaLab, se ha consolidado un grupo de trabajo, NESI Madrid, que se ha puesto manos a la obra para materializar experiencias pilotos que conduzcan a un cambio sistémico en la gestión municipal y empresarial que vayan de lo personal a lo social en una transición feliz y gratificante. Ya no se trata de buenas intenciones y de idealistas pensando un mundo utópico, sino de grandes profesionales expertos en sus materias que ponen al servicio de una nueva sociedad sus conocimientos con el fin de hacerla avanzar.

Una Ciudad NESI es aquella donde la innovación social y una nueva economía toman el testigo para construir nuevos espacios y nuevas organizaciones que ayuden a humanizar y avanzar hacia la sociedad del futuro.

“Desde hace tiempo -señala este grupo- venimos oyendo hablar de iniciativas de Economía Colaborativa, Circular, Azul, o de forma más cercana de espacios de coworking, grupos de consumo, e incluso rizando el rizo de una Banca con Valores ¿es esto posible? ¿banca y valores en una misma frase? También oímos hablar de Economía del Bien Común o las empresas BCorp, experiencias que avanzan con fuerza en una sociedad cada vez más necesitada de aire fresco y alternativas que reconstituyan una sociedad por y para la gente. Proyectos todos nacidos de la sabiduría y ganas de transformación de especialistas reconocidos”.

NESI Madrid quiere comenzar esta transición hacia una nueva ciudad trabajando codo con codo con todos ellos y para ello han comenzado a elaborar un Libro Blanco que muestre el camino y garantice la colaboración innovadora que organice hacia un desarrollo urbano que tenga como eje los objetivos de Desarrollo Sostenible que se sustentan en combatir la desigualdad, la injusticia, la pobreza extrema y el cambio climático.

Una herramienta para facilitar al ciudadano el consumo consciente

La asociación Transitándonos está preparando una nueva herramienta para facilitar al ciudadano la toma de decisiones de consumo conscientes

Transitándonos, una asociación sin ánimo de lucro que trabaja para poner a las personas en el centro del desarrollo, promueve está iniciativa, que se llama ConSuma Consciencia y que se está construyendo de acuerdo con los valores que fomenta: es una plataforma online, colaborativa, sin ánimo de lucro, de acceso gratuito, del procomún, independiente, y sin vinculación política ni confesional.

Leire Iriarte, coordinadora de esta herramienta, explica en la revista Triodos que ConSuma Consciencia compara el desempeño de entidades que ofrecen productos o servicios en ámbitos cotidianos como la energía, la banca, las telecomunicaciones o la moda y que permitirá comparar, bajo el prisma de la responsabilidad compartida pero diferenciada, a pequeñas cooperativas con grandes transnacionales.

El objetivo es que el usuario final tenga un recurso que le facilite tomar decisiones sobre su consumo, más razonadas y razonables.

Para ello, se proponen una serie de indicadores comunes, aplicables a todo tipo de entidades, y otros más específicos, que abordan los problemas concretos de cada sector. Los criterios comunes considerarán indicadores acerca de la política de las entidades hacia el cliente, la gobernanza interna, la gestión económica, la comunidad o el medioambiente.

“Como ilustración de indicadores específicos, tenemos la comercialización de energías renovables para el sector de la electricidad. Los indicadores con los que trabajamos están inspirados en las propuestas de las corrientes económicas alternativas y la responsabilidad social empresarial“, dice Iriarte.

Como  ejemplo, un indicador específico para el sector de la electricidad será la comercialización de energías renovables. Los indicadores se inspiran en las propuestas de las corrientes económicas alternativas (como la Economía del Bien Común o la Economía Social y Solidaria) y la Responsabilidad Social Empresarial.

Esta forma de entender y comparar las entidades se aplicará primero a las más representativas del sector de la electricidad (para usos domésticos) y posteriormente a la banca, las telecomunicaciones y la moda. La información se recopilará mediante informes y estudios ya disponibles y se presentará de forma rigurosa, transparente y trazable, facilitando todas las fuentes de información.

“ConSuma Consciencia quiere ser una herramienta útil para todas las personas, tanto para quienes aspiran explícitamente a un cambio porque experimentan esta necesidad como un murmullo latente, como para quienes a día de hoy todavía no reflexionan sobre su poder a través del consumo”, señala Leire Iriarte.

La alternativa a las rebajas, una fiesta de intercambio de ropa

Miropavintage ha organizado para el próximo sábado 14 de enero una fiesta de intercambio de ropa, en Jerez de la Frontera, donde están ubicados.

Se trata de un sitio web muy interesante de ropa y objetos vintage, donde se pueden encontrar auténtica prendas antiguas nuevas con etiqueta, que dormían en almacenes y fábricas olvidadas.

Dicen los organizadores de esta peculiar fiesta, y no les falta razón en la mayoría de los casos, que las rebajas están pensadas para que gastes dinero en cosas que realmente no necesitas, y que son una trampa en la que no deberíamos caer. Por eso, plantean otra forma de renovar el armario sin que cueste dinero y pasar un rato agradable con la III Swap Party, la fiesta del intercambio.

Para poder participar hay una serie de reglas que deben cumplirse:

Una cantidad máxima de 7 prendas para intercambiar: El intercambio está pensado en 7 piezas de ropa y/o accesorios de cualquier temporada y precio. Cada pieza tiene asignado un valor -en puntos- lo que permitirá intercambiar por prendas y/o accesorios del mismo número de puntos. Todas las prendas serán revisadas antes.

La ropa debe de estar en buen estado y limpia. “No lleves algo que no te gustaría llevarte” es el lema. La idea es intercambiar prendas que ya no se usan porque quedan pequeñas o grandes, o porque se han usado poco pero ya no las usamos.
Esto no significa que la ropa tenga que ser nueva, pero sí en buen estado.

La ropa se entregará antes del intercambio, se hará una valoración previa y se etiquetará en puntos para poder exponerla.

Se pueden llevar también complementos: collares, pulseras, gorros, bolsos, cinturones, gafas, zapatos, etc., siempre que estén en buen estado.

La fiesta se ha pensado para todas las edades y sexos. La ropa que se da para intercambiar, se  cambia por puntos y con esos puntos se puede escoger la ropa que quieras.

La swap party comenzará a las 11.30 horas, pero hay que estar en el local una hora antes para distribuir la ropa y ponerle los puntos.

La web Miropavintage ofrece todo tipo de prendas, desde los cincuenta hasta los ochenta, especialmente seleccionada.

Los complementos están hechos a mano, para  ayudar a la conservación del medio ambiente, ya que están realizados con materiales totalmente reciclados, tales como, papel de periódico o cómics, discos de vinilo, telas antiguas rescatadas, libros usados o corbatas antiguas. También venden lámparas estilo retro hechas a mano con objetos antiguos, como teteras o cazuelas, y otros objetos como discos de vinilo, muñecas antiguas, teléfonos analógicos, cámaras de fotos y muchas curiosidades.

La fiesta se celebrará el sábado 14 de enero. De 11,30 a 14 h

Lugar: C/ Santa Rosa, 10. 11403 Jerez de la Frontera

El Mercado Social de Madrid quiere conseguir una moneda más fuerte y fácil de utilizar

El Mercado Social de Madrid entra en 2017 en una nueva fase de crecimiento para uno de sus pilares, la moneda social, el boniato, y ha abierto un periodo de investigación para conseguir una moneda más fuerte y fácil de usar.

Este proceso, que han llamado el Reboniato, implica que a partir del 1 de enero de 2017 se paran todas las operaciones de moneda y proceden a equilibrar los saldos de moneda de los proveedores.

El Mercado Social es una red de producción, distribución y consumo de bienes y servicios que funciona con criterios éticos, democráticos, ecológicos y solidarios, constituida por empresas y entidades de la economía social y solidaria junto con consumidores individuales y colectivos.

A partir del 1 de enero se congelan todas las cuentas y se recuperarán exactamente como están en la próxima fase de la moneda. Es decir, que nadie perderá nada y cuando se ponga en marcha el Reboniato se establecerá un sistema de transición al nuevo modelo que se aplique.

El estudio se realizará a los largo de 2017 y sus conclusiones se aplicarán en 2018.

Mientras se lanza el reboniato, y con el objetivo de incentivar el consumo durante los meses en los que esté parada la moneda, han propuesto ofrecer descuentos directos a los consumidores y las entidades que así lo decidan deben señalar el % de descuento que quieren aplicar a los socios  del Mercado Social.

El estudio previo elaborado por esta entidad refleja la necesidad de implementar diferentes medidas para que la moneda social siga siendo un instrumento de construcción del mercado. En este sentido, se van a estudiar una moneda experimental en papel, diferentes formas de pago electrónico y adoptar el uso de la tarjeta de débito Fiare en boniatos.

Juegos colaborativos para fomentar la cooperación

Los juegos cooperativos son propuestas que buscan disminuir las manifestaciones de agresividad en los juegos promoviendo actitudes y comportamientos de sensibilización, cooperación, comunicación, respeto y solidaridad. Lo cuenta el Salmón contracorriente, que publica un serie de juegos colaborativos para que los pequeños y los grandes tengamos esos comportamientos.

La huerta y el cuervo (Gigante)

Un juego que lleva más de 20 años en el mercado, enseñando a los niños los beneficios de la cooperación y de comer fruta todos los días. Pueden participar hasta ocho niños de 3 a 6 años. Los niños tienen que apresurarse en recoger las manzanas, peras, cerezas y ciruelas antes de que el malvado cuervo gigante se las coma y los jugadores se queden sin su postre favorito: el pastel de frutas. Para ello necesitarán llenar la cesta del grupo con dos piezas de cada fruta y hacer que el cuervo se pegue el festín en otro lugar.

Huerto urbano

Diseñado para que desde las primeras edades aprendan que vivir en entornos urbanos no implica necesariamente alejarse de lo rural y los productos naturales. Es un rompecabezas de 80 piezas elaborado con papel reciclado y presentado en una maceta para animar a los niños entre 6 y 8 años a convertir su balcón o terraza en un bonito huerto.

Sal a la plaza

En el Día de la Tierra los niños (entre 5 y 10 años) tendrán que organizar una obra de teatro en la plaza a la que tendrán que acudir cuanta más gente, mejor. Para que esto ocurra habrá que trabajar en equipo y convocar a todos los vecinos de los barrios aledaños antes de que la función comience a las 8 de la tarde. Una manera de promover la comunicación entre los más pequeños y enseñarles que lo que importa y afecta a la comunidad tiene su origen en las plazas de los pueblos.

La cosecha

Los niños (5-12 años) formarán parte de cuatro familias campesinas que han formado una cooperativa para cultivar sus campos y evitar que los beneficios del trabajo vayan a parar a las manos que no se ensucian con la tierra. El trabajo en equipo les conducirá a recoger toda la cosecha y llenar el granero de la cooperativa antes de que llegue el invierno y destroce todo el trabajo del año, a la vez que aprenden que los alimentos no se producen en los supermercados por generación espontánea.

El chocolate mágico

El poderoso Rey Sanguijuélez VI, Señor del Comercio, ha conquistado la isla de los indios Chocolalt donde sus habitantes son obligados a producir masivamente cacao en condiciones de esclavitud. Para evitarlo, el trabajo en equipo podrá liberar sus tierras y elaborar chocolate mágico cuyo ingrediente principal sea el cacao cultivado en libertad que solo se encuentra en algunas pequeñas tiendas repartidas por la ciudad. Para niños entre 6 y 14 años.

Asamblea Intergaláctica

En este juego, diseñado para niños entre 6 y 12 años, habrá que colaborar para acabar con la desigualdad en la galaxia. Para ello, tendrán que reunirse y negociar en La sala intergaláctica del buen reparto y conseguir que los habitantes de todos los planetas recuperen sus derechos universales (sanidad, vivienda, educación, alimentación…) antes de que el General Kimandoyo y el Ávaro Topamí irrumpan en la Asamblea con su nave de guerra y elimine los derechos de toda la galaxia.

Coopoly

Para mayores, está este juego de las cooperativas, donde los participantes colaboran para crear y gestionar eficazmente una empresa de forma participativa.Los jugadores tendrán que tomar decisiones difíciles ante desafíos que se les presentan durante la partida, que pondrán a prueba sus habilidades para trabajar y pensar en equipo.

Santa Claus no lleva regalos ni comida a los niños del café

Fernando Morales de la Cruz, fundador de Cafe for change, ha escrito una mensaje de Navidad a los CEOs de las multinacionales del cacao, café y té, a los directores generales de las mal llamadas “certificadoras” “justas” o “éticas” y funcionarios y políticos clave de los gobiernos de los principales países importadores, para llamar su atención sobre la triste realidad de los niños en las comunidades que producen el café, el té y el cacao.

“La mayoría de estos niños –señala- no recibirán ni regalos ni comida de Santa Claus, porque la verdad es que Papá Noel no fue creado para ellos, y porque los consumidores, que jugamos a Santa Claus, somos indiferentes a su triste realidad”.

“Hay más de 100 millones de niños en esas comunidades rurales, en su mayoría viviendo en la pobreza, decenas de millones en pobreza extrema, debido en parte a nuestra indiferencia, pero principalmente, como consecuencia del cruel y neocolonial modelo de negocio de las empresas multinacionales que controlan esas industrias mismas que apoyamos diariamente con nuestro poder de compra y como clientes leales”.

De los inmensos beneficios económicos que obtienen con el café, el té y el cacao que bebemos todos los días, estas empresas comparten menos de un céntimo por taza con los productores, e incluso menos con los trabajadores agrícolas. Por eso, los hijos de estos agricultores y trabajadores agrícolas viven en extrema pobreza; no tienen tarea escolar que hacer, porque no hay escuelas en sus comunidades, y ellos, como sus padres, comen apenas lo suficiente y están desnutridos.

Morales denuncia que “muchas de estas empresas presumen de ser justas, sostenibles y éticas, con la complicidad de ONG, de gobiernos y políticos de naciones desarrolladas, de organizaciones multilaterales, incluyendo la ONU, las mal llamadas ‘certificaciones éticas’, e incluso las iglesias que se benefician de este modelo de negocios. La verdad, sin embargo, es que lo que todos estos se atreven a llamar ‘ético’ o ‘comercio justo’ en el café, el té y el chocolate perpetúa la pobreza; proporciona un beneficio adicional insignificante de menos de 4 céntimos de dólar por día, por persona, a los pobres de estas comunidades rurales”.

Cafe for change es una startup con una misión social y una comunidad global detrás, formada por amantes del café que no quieren permanecer indiferentes ante la persistencia de la pobreza en la producción de café.

Para ayudar a erradicar la pobreza, esta plataforma puso en marcha  la iniciativa 10CtvsPorTaza y vende café de calidad envasado ​​en cápsulas biodegradables y compostables, que son compatibles con las cafeteras más populares, también, café molido y habas enteras para casas y oficinas. Todos estos productos son de alta calidad e incluyen una compensación de 10 céntimos por taza para las regiones de cultivo de café.

“Cuando compartamos 10CtvsPorTaza de café, chai y cacao, o por barra de chocolate, podremos decir a nuestros hijos que nadie necesita ser un superhéroe, o el líder más influyente en Davos, para luchar contra la injusticia social y mejorar el estado del Mundo. Millones de nosotros juntos, compartiendo unos pocos centavos por taza, podríamos invertir miles de millones de dólares anualmente para eliminar el trabajo infantil y crear una clase media rural donde actualmente reina la pobreza y el hambre”.

Familiados, una plataforma de cuidadores de mayores, enfermos y personas con alguna discapacidad

familiados.com es una plataforma navarra, que comenzó a funcionar plenamente en marzo de 2016 para proporcionar cuidadores de personas mayores, enfermos y personas con alguna discapacidad. Es una comunidad de profesionales de los cuidados, de cuidadores de calidad, a los que poder recurrir cuando las circunstancias apremian, sabiendo que estás en buenas manos.

El objetivo del equipo fundador de la plataforma es mejorar la experiencia que se vive cuando una persona o familia necesitan encontrar ayuda de un cuidador de manera más o menos inmediata. Es decir, cuando hay una urgencia o un problema familiar y se necesita encontrar ayuda ya sin renunciar a la calidad y a la confianza.

El sistema es sencillo: se busca dónde y para cuándo entre los profesionales disponibles; se selecciona al profesional que se necesite: un profesional con titulación o simplemente un acompañante; y se contrata el servicio.

Los servicios que se ofrecen son cuidados especiales, higiene, compañía, comida, tareas ligeras o transporte.

Cuando se contrata a un cuidador de esta plataforma, el dinero del usuario casi íntegramente al cuidador, salvo la pequeña tarifa de mantenimiento de familiados y lo que cobra la pasarela de pagos Stripe a través de la cual se paga al cuidador (es una comisión de banca online). Por ejemplo, si se hace una contratación de 50€ a través de familiados, 2€ van para familiados, 0.95€ van a Stripe, y 47.05€ le llegan al cuidador.

La plataformas verifica los datos de los cuidadores, y trabaja para asegurarse de que lo que publican en sus perfiles es cierto. No obstante, la mejor forma de asegurarse de que los cuidadores son de confianza son las valoraciones del resto de usuarios, señalan en  familiados, que revisa su base de cuidadores continuamente dando de baja a aquellos que de forma recurrente tienen valoraciones neutras o negativas.

Cada cuidador elige su tarifa horaria en función de sus características y experiencia. La plataforma no influye en las tarifas, excepto para asegurarse de que ninguna es inferior a los 8€/hora, que es el mínimo con el que un profesional puede cumplir con las obligaciones fiscales de manera adecuada.

“Buenos profesionales, pago seguro, transparencia y usuarios que evalúan el servicio recibido, van construyendo una base de cuidadores selecta”, afirman sus responsables.

Más adhesiones a la campaña para evitar el despilfarro de alimentos en los comedores escolares

Cristina Romero, una madre catalana que en enero de 2016 puso en marcha, en Change.org, una campaña para pedir al Ministerio de Sanidad medidas contra el despilfarro de comida en los comedores escolares, continúa con su lucha, obteniendo cada vez más adhesiones a su iniciativa.

Cada vez hay más escuelas, partidos políticos, asociaciones… interesadas y muy concienciadas contra el despilfarro en comedores escolares, afirma Cristina, que en el mes de noviembre se reunió con diputados del PSC en el Parlament de Cataluña, que tres meses antes habían presentado la propuesta de Ley sobre el Aprovechamiento del Excedente Alimenticio y que sigue adelante ya que ningún partido se opuso.

El próximo mes de enero, Cristina asistirá como compareciente para explicar el motivo de la campaña y para dar mi opinión sobre las posibles soluciones. Soluciones como la que ha puesto en marcha la compañía americana Kentucky Fried Chicken a través de su proyecto Harvest. Este proyecto existente hace años en EE UU permite aprovechar sus productos y repartirlos entre los más necesitados.

Esta empresa junto con la Fundación Altius ayudan a que 60 familias reciban diariamente menús compuestos por primero, segundo, postre y pan (menús confeccionados por amas de casa, en su mayoría, voluntarias, y que recuerdan muchísimo a las comidas de abuelas y madres).

Este mismo mes de diciembre, la promotora de esta iniciativa ha viajado a Madrid para visitar las instalaciones de KFC en San Sebastián de los Reyes y la sede de Fundación Altius. También se ha reunido con representantes de Fundación Banco de Alimentos de Madrid y Barcelona, que ven totalmente viable el aprovechamiento procedente de la comida de los restaurantes KFC ya que la proteína es unos de los pilares básicos de la alimentación.

La política del Ministerio de Sanidad favorece que cada se tiren a la basura toneladas de alimentos, mientras que hay familias que no pueden llevarse nada a la boca.

La Ley 17/2011 de Seguridad Alimentaria y Nutrición y los reales decretos que establecen la normas de higiene para la elaboración, distribución y comercio de comidas preparadas y la manipulación de alimentos señalan que “por razones higiénicas y sanitarias la comida sobrante no puede ser manipulada“.

El pasado 19 de octubre Cristina entregó en el Congreso de los Diputados, junto con la gran chef Ada Perellada y un experto en seguridad alimentaria, las más de 244.000 firmas que ha conseguido para hacer posible que el excedente de comida procedente de comedores escolares sean aprovechados, ayudando así a miles de personas que lo necesitan.